Arizona y los libros de texto

Veo en MSNBC como el Distrito Escolar Unificado de Vail, en Arizona, ha designado un instituto, Empire High School, para que sus trescientos cincuenta estudiantes empiecen, este curso que viene, a sustituir completamente los libros de texto por materiales online, en un entorno de conectividad inalámbrica completa y mediante un ordenador portátil asignado por alumno. La decisión supone pasar de un coste de entre $500 o $600 por alumno, a unos $850. Andrew Orlowsky (The Register) critica y ridiculiza en su habitual línea dura el movimiento, califica al instituto como “the Sims school”, y cita investigaciones presuntamente realizadas en treinta países que demostraron que el uso de ordenadores como herramientas intensivas en la educación reducía las habilidades numéricas y la adquisición de cultura, producía desórdenes graves en la capacidad de resolución de problemas, y pérdida de capacidad analítica. Sólo le ha faltado decir que además, los ordenadores producían ceguera y crecimiento de pelo en las palmas de las manos.

El estudio citado por Orlowsky fue publicado en su momento por la Royal Economic Society, está disponible aquí, y viene a decir que tras controlar por entorno familiar y escolar, el uso de ordenadores no muestra un resultado significativo en el colegio, y puede mostrar un resultado negativo en el hogar, aunque prevenía contra la interpretación causal de los resultados. Me llama la atención que repitamos los errores que previamente se han cometido en la literatura académica tantas veces: este estudio, de impecable metodología, viene a replicar la llamada “paradoja de la productividad“, de la que he hablado en numerosas ocasiones: como ocurre en las empresas, no se trata simplemente de “poner ordenadores a diestro y siniestro”, que de hecho (y me parece una conclusión muy razonable) pueden actuar como una poderosísima herramienta de distracción, sino de desarrollar metodologías adecuadas a su uso en entornos educativos. Sólo mediante el desarrollo de metodologías adecuadas, algo que no se hace de la noche a la mañana y que requiere experimentación y control, seremos capaces de derivar metodologías que, por puro sentido común, acabaran siendo infinitamente superiores a la enseñanza tradicional. Estoy completamente seguro, hasta el punto de poner la mano en el fuego, de que las generaciones de estudiantes venideras no utilizarán libros de texto en el soporte tradicional que conocemos ahora, sino otro tipo de herramientas, y que esas herramientas tendrán soporte online.

Por lo pronto, si viviese en Arizona estaría como loco por meter a mi niña en Empire High…

11 comentarios

  • #001
    alidhaey - 12 julio 2005 - 12:23

    Como bien dices al final, no sólo se trata de poner un ordenador encima de la mesa, sino de adecuar toda la metodologia de enseñanza (antigua) para ser utilizada con un ordenador (una nueva herramienta diferente a una pizarra).

  • #002
    Ferran - 12 julio 2005 - 13:38

    Los ordenadores están muy bien + lo que apuntas de una metodología (real) para ellos. En el futuro se usarán muchísimo, seguro, a medida que se desarrollen esas metodologías… video, animaciones, interacciones, … es genial. Instantáneo.

    Pero el libro, el lápiz, el boli… no quiere decir que un ordenador sea sustituto del material tradicional de enseñanza. Sería como decir que con un ordenador ya no hace falta un profesor porque podemos verle en videoconferencia (por ejemplo).

    Todo es confuso. Pero probablemente todo acabe complementándose… algún día ¿no?

    :)

  • #003
    Pableras - 12 julio 2005 - 15:36

    Una amiga de mis padres es profesora de arte de un instituto de Madrid. Da clases a chavales de 13 a 15 años. Todos los años le pregunto por los muchachos y cada año me dice que son peores que los anteriores. Este año (con la misma contestación) he intentado indagar un poco mas.

    Resulta que esta profesora no puede ni ver un proyector (no digamos un ordenador o internet). Todo porque un día lo fue a poner, no le funcionó y la clase fue un caos. De forma que sigue explicando Velazquez dictando la clase y los alumnos pueden ver lo maravilloso que son sus cuadros por dos fotografías del libro de texto.

    Esta profesora no ve a sus alumnos como clientes. Como clientes a las que tiene “vender” el arte del siglo XVII a la PS2, a Internet o al iPod. Comienza cada clase con un “abrir vuestro libro por la página 137…”. ¿por qué no comienzas – le dije, una clase con un proyector de cine bombardeando a tus alumnos con diapositivas de arte tamaño gigante? Podría empezar con arte del tipo Pop-art o Graffitis, o lo que ha ellos mas les pueda interesar. Pues no… “Así no se ha enseñado nunca y no hay porqué empezar hoy”.

    El próximo año comenzará su clase con un ” abrir el libro en la página 1, donde el arte prehistórico”. Y ya habrá perdido a sus alumnos-clientes de la generación de internet para todo el año. ¿la culpa? de los niños por supuesto, no de la profesora que da las clases igual que hace treinta años.

  • #004
    Alberto - 12 julio 2005 - 17:54

    Creo que sería muy positivo que las venideras generaciones españolas comenzasen como en el Empire High a habituarse a emprender lo más pronto posible en un entorno cada vez más tecnológico. Eso sí, para ello será necesario como decían un poco más arriba que los profesores y responsables de los centros educativos pues tengan la capacidad suficiente para reconocer las muchas ventajas que puede tener el utilizar este tipo de enseñanza y que a medio plazo permitirá a los hoy niños poder competir en los mercados laborales cada vez más abiertos. Cultura como siempre en la implementación de una filosofía, proyecto, …..
    No hay que ser tampoco un ultra y decir que todo debe de ir a través de un ordenador y que el profesor no es necesario. De ningún modo. Es como si las presentaciones que utilizan buenísimos profesores en sus clases pudiesen tener el mismo efecto en los alumnos sin que el profesor no estuviese allí y que no la explicase.

    También para ahorrar y utilizando licencias tipo Creative Commons y teniendo en cuenta el principio de replicación podríamos utilizar importantes recursos a invertir en otras cosas ya sea en materia de educación u otra materia que pudiera ser necesaria hacer algún tipo de inversión.

  • #005
    Chemape - 12 julio 2005 - 23:15

    Es claro que cada proceso demanda unos ciertos métodos e instrumentos, y creo que en el aprendizaje influyen la empatía del docente y la participación del alumno. Las TIC facilitan mucho ésta, y permiten que los buenos profesores lleguen a más gente, y de manera persistente.

    En lo que no creo es en que el niño sea el cliente real del centro educativo. Y me parece que Enrique tampoco lo cree porque, al final de su entrada, parece asumir ese rol. Considero que el alumno es un ingrediente vital del proceso (sujeto), siendo la sociedad (familia, empresa) quien demanda el servicio.

  • #006
    Pasajero de la red - 13 julio 2005 - 05:04

    ¿Está este tipo de programa/proyecto trasmitiendole a una mente joven que “los libros son cosa del pasado, no los toques, usa la pantalla”? Si es así, ¿es eso algo recomendable? Y si lo es ¿por qué?

  • #007
    davicius - 13 julio 2005 - 08:45

    Este Orlowsky seguro que es de esos que por aquellos lares se niegan a que se explique el evolucionismo…..

    La educación y la sociedad son siempre reflejos una de la otra (en ambos sentidos), por lo que es lógico que la tecnología termine por llegar (de la manera que sea) a la escuela…… Lo que no es normal es aquel cuento que utlizaba un pedagogo para explicar que la educación no puede anquilosarse: un grupo de cirujanos y docentes de comienzos del S. XIX viajan en el tiempo hasta nuestros días. Los cirujanos comprueban los increibles avances tecnológicos y por supuesto son incapaces de ni siquiera entedner buena parte de las prácticas que se hacen hoy en día en un quirófano, mientras que los profesores comprueban cómo en cien años, su actividad no ha cambiado en casi nada, y son perfectamente capaces de ponerse delante de los alumnos a dar la clase de matemáticas de toda la vida…… Eso explica (entre otras cosas) el alto índice de fracaso escolar de nuestro tiempo: la incapacidad de los centros de enseñanza de adaptarse a la realidad de sus alumnos…..

  • #008
    Ferran - 13 julio 2005 - 08:54

    ¿Y si empezaran por algo más accesible, como poner ordenadores en las universidades para los alumnos?

    Me comentaba un rector, que Internet había tardado tanto (casi 3/4 años de promedio) en implantarse en las universidades ‘por los profesores’.

    Da miedo el sistema educativo que tenemos, no ya el escolar: el universitario.

  • #009
    Antonio - 13 julio 2005 - 16:25

    Y si se montan una serie de sesiones (por ejemplo, de historia del arte que se menciona más arriba) y se ponen de acuerdo unos cuantos profesores. Las pasan a los alumnos, y se les hace votarlas cuando acaban. Tendríamos unos datos muuuuuy interesantes de si esto funciona o no, cuáles son mejores que otras (y se repetirían el año que viene, que los cuadros no cambian demasiado de un año a otro), si los alumnos entienden y aprenden más así que antes (tests post-clase unos días más tarde), etc. Sólo habría que juntar a unos cuantos profesores con ganas, y seguro que hay muchos.

    De hecho, según escribo, me cuesta creer que no haya ya algún proyecto o iniciativaparecida a lo que digo. ¿A alguien le suena?

  • #010
    Chemape - 14 julio 2005 - 18:46

    Respecto de la reflexión sobre el pasado del libro, creo que, en el aprendizaje, está sobrepasado debido a su falta de interactividad y ampliabilidad inmediata. Lo más que permite es subrayarlo o pintarrajearlo para personalizarlo, o ir a la biblioteca a buscar la referencia citada. :)

  • #011
    Ernesto - 14 julio 2005 - 20:56

    Como herramienta de aprendizaje las computadoras son muy utiles, pero lamentablemente debemos tener en cuenta que en ciertas etapas o en ciertos cursos se hace necesario que el alumno no utilice el equipo informatico o que en todo caso lo tenga deshabilitado para ciertas funciones.
    Cuando? para la enseñanza de las matematicas, sobre todo para la enseñanza de conceptos que requieren que el alumno haga los deberes por su cuenta y que no dependa de la calculadora o del Excel.
    Puesta esa salvedad el modelo planteado no deja de ser interesante y muy prometedor.
    Saludos profesor y nos vemos en la graduacion del MDSI

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados