Una sesión multimedia en la práctica

Eso de la multimedia se lo cree uno realmente cuando lo practica… Tres de la tarde en Miami, nueve de la noche en Madrid. Veo a mi hija online, así que le abro una ventanita en el messenger como todas las noches. Se pone los cascos, abre el canal de sonido, y me pone la cámara en su lado (en este lado no me la he traído, y la Canon no he conseguido que funcione como webcam… además, yo soy mucho más feo que mi hija, con lo cual tampoco aporta gran cosa :-) Al cabo de un rato estábamos hablando de nuestros respectivos días, que tal en el cole, que tal mis clases, que tal Miami y mis compras… El caso es que ella quiere unos peluchitos en concreto, los Beanie Babies, que estaban muy de moda cuando nosotros vivíamos en Los Angeles, aunque ahora en USA ya no son tan fáciles de encontrar. Pues bien, se puso a navegar el sitio del fabricante, Ty, indicándome qué vínculos seguía, para que yo a este lado pudiese encontrar las tiendas que me quedaban cerca del hotel. Mientras, se dio cuenta de que podía copiar las fotos de los beanie babies que le gustaban más, y pegarlas en el recuadrito del messenger, y que yo las recibía muy rápido porque eran pequeñitas. Por el canal de sonido se dio cuenta de que oía la señal acústica que indica la descarga completa de cada fichero en mi ordenador, con lo cual me iba enviando unos, y me comentaba sobre ellos cuando oía que me habían llegado. Acabó enviandome una presentación en PowerPoint con los que le gustaban más, convenientemente ordenados, y hasta el texto que venía en la web acerca de cada uno de ellos, convenientemente traducido por Google…

En fin, todo un derroche de multimedia, con herramientas sencillas y convencionales, en un momentito. Vale que mi hija con sus diez añitos es toda una crack que lleva con las manos en un teclado desde los dos años (y que yo soy un padre que babea con cada pequeña cosita que hace), pero la sensación que me ha quedado es que la multimedia ya está aquí, habita entre nosotros, y está al alcance de todos.

La verdad es que esta especie de “jam session tecnológica” fue todo un punto divertido. Y encima, mi hija se ganó que me recorriese medio Coral Gables buscando los susodichos Beanie Babies. Y lo de haberlos visto en foto, a la hora de buscar uno en concreto en todo un cubo lleno de Beanie Babies tiene su valor práctico, francamente… mucho mejor que un papelito con los nombres y punto.

7 comentarios

  • #001
    marcos - 4 junio 2004 - 12:58

    ¿Has medido el ROI de la compra de los Beanie Babies? Me ha recordado al que llama por teléfono desde el super a la mujer para preguntar cual es el tarro de verduras que se tiene que llevar más barato…

    Por lo demás, me parece extraordinaria la explotación de la tecnología y no dudo de su eficacia, pero ¿como ves el impacto que tiene los comportamientos y actitudes de los niños ante el uso de la tecnología desde tan temprana edad?

  • #002
    Esteban - 4 junio 2004 - 13:04

    Está claro. Si con 10 años hacen estas cosas ya, cuando tengan 20 mejor ni imaginarlo.

    Lo realmente importante es sacarle todo el partido a las tecnologías, y en este caso es la comunicación entre un padre y su hijo, con petición incluida. Como decía una campaña de publicidad, la tecnología une a las personas, y creo que esa es realmente la misión de debe de cumplir.

  • #003
    Nacho - 4 junio 2004 - 13:33

    Enrique, regala un Mac a tu hija!!!

    Si es un hacha del mundo multimedia en un PC, puede hacer cosas muy muy grandes con una herramienta Apple (100 veces mejor que un PC :-) y en la que solo se concentrará en su producción y no en la estabilidad del sistema.

    Intenta conocer la videoconferencia Mac a Mac con el soft iChat y las camaritas isight!!!

    P.D. Mi hija solo tiene 4 años y apunta maneras :-) Deberias verla hablando con su primo y abuelos por videoconferencia!!!

  • #004
    khandika - 4 junio 2004 - 21:09

    Presencia de “La tercera Ola”.

    – saludos –

  • #005
    alberto k. - 5 junio 2004 - 11:29

    esta historia es buenísima !!!

  • #006
    David - 5 junio 2004 - 12:24

    A mi me sigue fascinando la velocidad de implantación de las nuevas tecnologías. Mi madre (59 años) hablaba de mi trabajo anterior (diseño de webs) como “trabaja con ordenadores”. Ahora, en menos de 2 generaciones ya empieza a ser una herramienta tan habitual como el mando a distancia…

  • #007
    Abilio - 6 junio 2004 - 05:50

    Y que contarles de mi esposa (en USA) preguntandole a su madre (en Cuba, que dicho sea de paso confunde el ‘green key’ para contestar un movil con el ‘red key’ para colgar la llamada), que vestido le parecia mas apropiado para ir a una boda. Este “xxx.jpg” o este otro “yyy.jpg”?? (ya os habreis imaginado un Nikon + un corriente acceso al Internet). Luego de haber tenido los ejemplos graficos, la respuesta le llego en un cuarto de hora a traves del messenger. Pero como no quedo del todo complacida, agarro la webcam y se “pelio” con mi madre, esta vez, vestido puesto incluido. Multicanal? tecnologia? 2004 señores!!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados