Menos de 0.00004 dólares

De vuelta en Madrid, revisando los quinientos y pico correos de la semana (obviamente, los había ido recibiendo en tiempo real, lo de ahora no es más que clasificarlos) y me encuentro estas dos “joyas”, joya 1 y joya 2, que me demuestran que nuestra dirección de correo vale entre 0.00007 y 0.00003 dólares, es decir, entre 3 y 7 milésimas de centavo, en función de cuanto volumen compre el ¡&$#~4¬! que decida utilizar este asqueroso y lamentable método de comunicación… Por $350, cinco millones de direcciones válidas, comprobadas, incluyendo sustitución por direcciones nuevas en el caso de las que resulten devueltas. Si quiero más volumen, me beneficio de un fantástico descuento, que llega a los $1,250 por ¡¡treinta millones de direcciones!! Y, como dice el otro mensaje, “Imagine emailing 500,000 recipients and 1 out of every 1000 orders your product, that’s 500 new orders!” Y, por supuesto, y esto ya me deja absolutamente pasmado… “100% Spam free, rest assured you will not be accused of spamming“…

Incluyo los mensajes no para que contratéis los servicios de estos amables “héroes del marketing postmoderno”, sino para que veáis y os pasméis con los detalles de esta actividad, que debería ser legalmente perseguida hasta el límite, y que se permite el lujo de utilizar sus propios métodos indiscriminados para ofertar sus servicios. Visto así, me parece que este tema tiene más bien poca solución…

2 comentarios

  • #001
    Albert - 6 junio 2004 - 16:59

    Uno de los problemas del spam es QUE anuncian. En su mayoría son programas de afiliados puros y duros… no sería mejor ir contra empresas que permiten el spam por parte de sus afiliados que ir contra los spamers? Si no existieran empresas que pagaran a esta gente bajaría bastante el volumen de spam. Sólo quedarían aquellos que se anuncian a si mismos, aunque no es la mejor manera de tener una buena imagen, la verdad… Si no hay negocio en mandar mails tampoco lo habrá en vender direcciones.. sería matar quien los alimenta a todos…

  • #002
    Pablo Martínez-Almeida - 7 junio 2004 - 15:19

    En mi blog abundando.blogspot.com) comento el miedo que tengo a que mi cuenta de Gmail, ahora limpia de polvo y paja, se llene de malas hierbas . ¿Qué hago: me arriesgo y la utilizo con profusión o la relego a convertirse en un repositorio de archivos y destino de mensajes con copia?.

    Por cierto, Enrique, me sonaba uno de los mensajes que adjuntas y he visto que tienes un comentario similar de Juan en este post:

    http://enriquedans.com/archives/2004_03_01_edans_archive.html#107950945947784568

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados