En São Paulo

Ya estoy en São Paulo, listo para dar mañana una plenaria en CATI, Congresso Anual de Tecnología da Informação, en la Escola de Administração de Empresas da Fundação Getulio Vargas.

Es la primera vez que vengo a Brasil (de hecho, es la primera vez que piso el hemisferio Sur), y la “sensación tecnológica” es curiosa, como de “aventura” o “viaje a ninguna parte”. Para empezar, llamas a Telefónica antes de salir de Madrid para preguntar por roaming y terminales que se pueden utilizar, y la respuesta es que aquí no se utiliza GSM, sino TDMA, y que por tanto te olvides de llevar tu teléfono, sea o no tribanda. En fin, visto lo visto, decido no llamar a mi amigo Julián para que me preste su tribanda, dado que previsiblemente me iba a ser útil únicamente como arma arrojadiza. Y en el último momento, pienso que cuando aterrice en España de vuelta posiblemente me apetezca llamar a casa desde el aeropuerto, y echo en la maleta mi teléfono y su batería, sin tener muy claro para qué.

Llego a Barajas, voy a cambiar dinero, y llega la segunda en la frente… “¿Reales brasileños? No, eso aquí no cotiza”… Y yo pensando “menos mal que no necesito dinero nada más llegar, porque me veo llegando a un aeropuerto donde no he estado nunca, a las cinco de la mañana, y peregrinando de cajero en cajero a ver cual tiene la merced de darme dinero”. Así que sin teléfono, sin dinero ni perrito que me ladre, me subo a un avión de Varig en el que, además, no llevan batería para el portátil (y yo con mi presentación sin terminar).

Sin embargo, y a pesar de lo poco prometedor del comienzo, todo cambia al aterrizar. Mi conductor esperándome en la puerta de salida. Un cajero me da reales (pocos, eso sí, un límite bajísimo, no me da más de cien) sin demasiados problemas. Llego al hotel, y hay acceso a toda velocidad, Fast Track Internet, desde la habitación, y Wi-Fi en todas partes. Y ya para terminar de alucinar, enciendo el teléfono móvil no sé porqué extraña intuición, conecta de manera inmediata y me dice que tengo un mensaje en mi buzón de voz. Me voy a verlo, pensando que será la típica bienvenida de un roaming partner y que quien me dio la información en Telefónica debería dejar el alcohol, pero no. El mensaje es mío, una llamada a mi contestador desde España, y aquí, ni bienvenida ni nada. Pruebo a llamar, y una amable voz en portugués me dice que el abonado está fuera de cobertura. Pruebo con el +34 delante, y llama sin ningún problema. Me llama mi mujer, y esto sigue funcionando como si estuviese en plena Puerta del Sol. Por supuesto, lo único que se es que estoy usando la red de un tal CLARO SP 11, y que funciona. Ni idea de cuanto me puede cobrar por roaming, ni nada de nada. Pero funciona. No puedo opinar aún de un país al que he llegado a las cinco de la mañana y en el que llevo dos horas escasas, pero de entrada todo funciona, incluso lo que en España me dijeron que no funcionaría. No tiene mala pinta esto…

6 comentarios

  • #001
    Julio - 24 junio 2004 - 15:49

    Brasil es un sitio estupendo en el que yo he pasado, trabajando, casi tres años entre unas cosas y otras. Está bastante más desarrolado de lo que la gente se piensa, sobretodo Sao Paulo. Ya verás, ya. Lo de la moneda es normal. Verás que en sistemas financieros son unos cracks (herencia de los tiempos de la hiper-inflación), lo que se suele hacer para no correr riesgos es cambiar algo de dólares, que los admiten sin problemas. Ahora, casi todo se puede pagar con tarjeta de crédito.

    En cuanto a los móviles, aunque en Brasil la tecnología predominante era CDMA, hace tiempo que lanzaron tres redes en GSM con vocación nacional, Oi (Telemar, mi antigua empresa preparó el lanzamiento), TIM (Telecom Italia) y Claro (también hizo el lanzamiento mi antigua empresa y yo fui el que vendió el proyecto). Claro es el segundo operador del país, propiedad del grupo mexicano América Movel que le disputa la primacía nacional (de hecho en toda Sudamérica) a Telefónica. Aquí tienes algunos datos:

    A Claro é uma subsidiária da America Movil e uma das duas maiores

    operadores móveis na América Latina, com mais de 10 milh?¶es de clientes no

    Brasil. A Claro possui seis operadoras móveis ativas: ATL (Rio de

    Janeiro/Espírito Santo), Americel (Minas Gerais), Claro Digital (Rio Grande do

    Sul), Tess (interior do estado de SÁo Paulo), BCP (regiÁo metropolitana de SÁo

    Paulo) e BSE (regiÁo nordeste). Em adiÇÁo, o consórcio Claro possui duas

    licenÇas PCS, abrangendo Paraná, Santa Catarina, Bahia e Sergipe. Com mais de

    43 milh?¶es de clientes em nove países, a companhia matriz da Claro, a America

    Movil, com sede corporativa no México, é uma destacada provedora de serviÇos

    móveis na América Latina.

    Ah, operan en 1800, así que no necesitas el tribanda (que opera en 900/1800 y 1900)..

    Ya nos contarás tus impresiones.

  • #002
    TWeTteR - 24 junio 2004 - 17:49

    Bueno lo de Telefonica no te sorprenda. El servicio de atencion al cliente es patetico.

    Saludos,

    TWeTteR

  • #003
    Cristian - 24 junio 2004 - 18:28

    A lo de Telefonica España sin comentario, la verdad es que llevo 6 meses en España y lo que más me ha sorprendido es la calidad de los servicios y los tiempos de espera…..ufff, que paciencia teneis acá.

    Varig, un desastre, tengo un vuelo a Santiago de Chile, y no me pueden confirmar el pasaje telefonicamente.

    Espero que te lleves una buena impresion de Brasil y de la Universidad. Saludos desde Zaragoza

  • #004
    eve - 23 enero 2007 - 04:11

    Hola, lei tu blog…entretenida descripcion.
    Te cuento que soy de chile e ire de vacaciones a Sao Paulo, tengo cero fe de pasarla bien alla, pero tbn se que mi perspectiva puede cambiar, me gustaria me contaras como te ha ido, ya que tengo nulo conocimiento de brasil…
    Saludos y besos bye

  • #005
    david - 14 mayo 2007 - 23:17

    excelente! soy ejecutivo de ventas de telcel que es america movil, ademas de tener bien puesta la camiseta, en mexico pisamos los 45 millones de usuarios

  • #006
    david - 14 mayo 2007 - 23:18

    seremos los mejores en america

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados