La madurez del modelo MOOC

El curso Introduction to artificial intelligence impartido en el entorno de la Stanford University por Sebastian Thrun y Peter Norvig y que gestionó la participación de ciento sesenta mil estudiantes de todo el mundo ha despertado mucha atención en torno al concepto MOOC, o Massive Open Online Course: metodologías de enseñanza online gratuitas basadas en la colaboración de los participantes en las que se estructura de manera laxa la participación con el fin de obtener una experiencia de aprendizaje participativo. El artículo vinculado del NYT y la definición del término en Wikipedia, así como el vídeo que reproduzco más adelante no están puestos por casualidad: me parecen muy buenos puntos de arranque para alcanzar una familiaridad básica con el concepto MOOC.

El interés, lógicamente, proviene del hecho de que sean ya las universidades con fuerte componente de reputación y tradicionalmente muy selectivas en la admisión – en términos de requisitos y de coste de la matrícula – las que se lanzan a experimentar con el concepto. Metodológicamente, la idea lleva mucho tiempo en pruebas, y responde al desarrollo y popularización de herramientas sencillas de colaboración en la red, únicamente elevado a una gestión masiva. El concepto por el momento está resultando muy atractivo a estudiantes de fuera de los Estados Unidos, que se plantean el acceso a instituciones y cursos cuya presencia suele resultar diferencial en un curriculum, pero se prevé su popularización masiva en los mercados originales de estas instituciones en cuanto empiecen a ofrecer créditos válidos en el sistema universitario asociados con el seguimiento del curso.

 

 

El tirón de la palabra “gratis”, que puede convertirse en un modelo freemium si el estudiante quiere obtener algún tipo de certificación de su participación expedida por la institución, está convirtiéndose en detonante de su popularidad: para un alumno, la idea de aprender de profesores con una reputación fuerte en un tema unida al sello de una institución educativa reconocida puede suponer una propuesta de valor elevada. Para las instituciones, la posibilidad de contar con el acceso directo a un pool de interesados que han mostrado ya un grado de implicación suficiente como para participar satisfactoriamente en el curso ofrece ventajas vinculadas con la venta cruzada posterior, asociado con un modelo de lifelong learning ya considerado prácticamente incuestionable en el entorno en que vivimos y que lleva tiempo siendo impulsado a todos los niveles.

En la madurez del concepto van a intervenir jugadores de diversos tipos. Por un lado, ya existen numerosas plataformas tecnológicas, cuyo atractivo desde mi punto de vista está precisamente en no ser eso, plataformas tecnológicas estructuradas como tales. Utilizar una plataforma concreta que el alumno no volverá a encontrarse en su vida cotidiana salvo que esté participando en un curso supone el desarrollo de un entorno “artificial”: lo ideal es utilizar herramientas estándar, con las que el alumno ya suele tener familiaridad, con barreras de entrada bajas o nulas, y que pueden ser coordinadas de manera laxa, de tipo blogs, foros, Twitter, redes sociales, vídeo, etc. La incorporación de instituciones potentes es un segundo paso que ya estamos viendo, como lo será sin duda la aparición de patrocinadores dispuestos a correr con una parte de los gastos de la participación de profesores y figuras asociadas con el manejo de entornos de participación masivos (moderadores, tutores y gestores de comunidad en general), necesarias a pesar del componente desestructurado del curso.

Sin duda, un tema que va a recibir un elevado nivel de atención, y que es muy posible, dados los demográficos de los lectores habituales de esta página, que pronto os encontréis con algún MOOC como opción en vuestro desarrollo personal. La prueba es más que recomendable, aunque exige un nivel de desarrollo y madurez en los conceptos de aprendizaje que no todo el mundo posee: ninguno de esos que creen que la experiencia de un curso en una escuela de negocios puede ser de alguna manera sustituida por un “pásame los apuntes que ya me los estudio yo” será capaz de entenderlo. El truco es entender “en qué punto tiene lugar la magia”: no en los materiales, sino en dotar a los mismos de una estructura y de una metodología que haga que la adopción de conocimientos tenga lugar inductivamente, “desde dentro”, como una propuesta que se origina en el propio alumno y que este interioriza de manera natural.

Tras veinte años de experiencia en clases de este tipo, uno es casi capaz de visualizar esos “momentos chispa” cuando un alumno conecta con un concepto y lo interioriza gracias a una discusión o una situación de un caso más o menos estructurado al que tú, como profesor, simplemente “le has acercado”. Pasar de ese desarrollo presencial a un entorno online supuso en su momento un reto importante, pero como he dicho en innumerables foros, se superó desde mi punto de vista con nota, y a día de hoy, un curso online o en modelo blended (ideal para reforzar el componente de interacción entre los alumnos) puede ser incluso más potente en términos de aprendizaje y de profundidad de las discusiones y temas tratados que uno presencial: la supremacía de un medio que posibilita interacciones no limitadas por el tiempo de estancia de un grupo de personas en una habitación cerrada. Convertirlo en masivo supone una frontera más, igualmente no fácil de superar, pero que puede generar muchas oportunidades para todas las partes implicadas. Y que definitivamente, seas potencialmente alumno, profesor, institución o patrocinador, vale la pena plantearse.

Pronto, más.

14 comentarios

  • #001
    Andres Pedreño - 18 julio 2012 - 15:26

    Muy oportuno análisis en un día en el que Coursera ha incrementado su oferta a 111 cursos y ha agregado 12 universidades más. Confío en ese “pronto más” y que sigas ocupándote acertadamente del tema.

  • #002
    pedro - 18 julio 2012 - 16:13

    Bueno, si el concepto funciona para las ciencias, por que no aplicarlo a tus clases?

    En la actual situacion de crisis, no seria una buena idea ofrecer clases gratis de negocios, emprendimiento, etc? Imagina las posibilidades!

    -Pedro

  • #003
    Xaquín - 18 julio 2012 - 16:32

    El vídeo defiende claramente una idea ya vieja. No necesité ni siquiera saber de inglés más de lo que se pilla online. La idea es que la pizarra (analógica) bien usada es menos obsoleta de lo que parece. Y, como complemento, que el uso (es decir, quien lo usa) del medio tecnológico es lo que le da característica de avance o no. Pedagógicamente puede ser hasta un retroceso. Ser profe online tiene algo de emprendedor…

    Eso nos deja muy desnudos, con elementos humanos dirigiendo un proceso muy open, muy online, pero tambiën muy “masivo”, lo que obliga a coordinar (palabra mágica) diversas visiones y sensibilidades. No llega con apps y cía, se necesita titoración efectiva y para desgracia con un alumnado proclive a usar unidades de tiempo no siempre convenientes pedagógicamente…la ventaja enorme es que el tiempo virtual también existe…puede ser lo más parecido a cierto tipo de “espaciotiempo”…

    Parece que estamos en internet…y, por cierto, ademas de red se necesita una red neutral…

  • #004
    Juanjo - 18 julio 2012 - 19:23

    Visto y leido, inevitablemente me viene a la cabeza http://www.skillshare.com, han oido hablar de esa plataforma? Personalmente me parece una idea genial, les tomo cinco años en desarollarla, creo que estan intentando que sea global, bienvenida, (mas ahora con los recortes en educacion “entre otras cosas”). Todo ha cambiado, y cambiara ;)
    Saludos.

  • #005
    Juan Carlos - 18 julio 2012 - 23:51

    Hola,

    relacionado con MOOC, y por si no lo conoces, un concepto interesante dentro del campo de la fotografía es http://www.creativelive.com El curso en vivo es gratuíto y los instructores son de primer nivel creando un contenido con valor. Una vez que el curso acaba, entonces pasa a estar a la venta.

  • #006
    Gorki - 19 julio 2012 - 02:23

    Bien como hoy nadie lo ha hecho, lo hago yo

    ¡Ojo! (que en Internet no se pesca nunca)
    Tu musho pedrikar, pero no das trigo. “Haver kuando publikas gratis los apuntes q das en clase, para q llo los pueda estudiar en mi kasa sin apokinar el pastizal que pedís los fascistas de IE, y de paso aber si publikas gratis total en la Internest, tu libro “Todo ba Kanviar”, que pienso vaharmelo por la patiya, (en llanky P2P) pa lerlo en la plalla sin darte un puto euro, q lla ganas vastante, avur kompañero.

    ;-)

  • #007
    Gorki - 19 julio 2012 - 02:25

    Ponía modo Ironía en el parrafo anterior pero el editor se comió el tag, que quede claro que es tal

  • #008
    Julio - 19 julio 2012 - 20:55

    Perdón por la ignorancia, ¿a qué te refieres con “modo blended”? Gracias, muy buen post.

  • #009
    Jorge Ramió - 24 julio 2012 - 19:41

    Hola:
    En España también hay ejemplos de MOOC que han arrancado de forma casi simultánea con los famosos cursos de Stanford.
    En marzo de este año 2012 comienza en la UPM el MOOC Crypt4you.
    Como curso completo, es el primer MOOC en lengua hispana.
    Web: http://www.crypt4you.com
    Saludos
    Jorge, director de c4y

  • #010
    Sergio Luján Mora - 16 agosto 2012 - 12:05

    Otro curso MOOC (curso abierto y masivo en línea) en español muy interesante es iDESWEB, el primer MOOC sobre desarrollo web en español.

    Es un curso nuevo que se va a impartir a partir del 10 de septiembre de 2012 bajo la modalidad MOOC (curso abierto y masivo en línea). En este curso el alumno aprende los conocimientos mínimos que necesita para desarrollar una aplicación web.

    Tiene dos elementos que lo diferencian de otros MOOCs: quiere ser masivo en cuanto al número de profesores, cualquier profesor o profesional del desarrollo web está invitado a colaborar en iDESWEB; se va a desarrollar en tiempo real con las clases que se impartirán en la Universidad de Alicante.

    El lema del curso es Apúntate y aprende.

  • #011
    Sergio Luján Mora - 16 agosto 2012 - 12:37

    ¡Se me olvidaba!

    En este vídeo se presenta el curso iDESWEB.

  • #012
    Beatriz Garrido - 18 septiembre 2012 - 13:47

    Muy interesante Enrique. Ya tenía mi post terminado cuando… Enrique Dans ya ha hablado de ello! ;) Me ha parecido muy interesante el concepto de lifelong learning y por supuesto el modelo de negocio de las universidades irá por ahí así como dirigido a empresas ¿imagináis que las empresas lancen sus propios MOOC´s para buscar trabajadores?
    Os dejo aquí mi nuevo artículo sobre el elearning, MOOC´s y las iniciativas españolas de elearning que están empujando http://bit.ly/QWqSNc

  • #013
    alberto - 2 noviembre 2012 - 19:48

    Aunque el post es muy anterior, creo que merece la pena resaltar que el primer Mooc de España fue uno de la UPM (crypt4you) que no fue muy masivo hasta lo que yo he conocido, pero el primero masivo ha sido el de la UNED con http://unedcoma.es (más de 8000 registrados) con unos cursos sobre “oportunidades de negocio basadas en open data” y “Curso práctico de Comercio Electrónico: descubriendo el canal de venta online”.

    Además http://unedcoma.es ha liberado su plataforma bajo licencia apache en http://openmooc.org
    Es igual o mejor que la que ha liberado la universidad de Standford (y esta además no obliga a que uses cloud de Amazon)

    Y hace poco se ha anunciado otro curso y otra plataforma MOOC en http://redunx.org con la colaboración de Telefónica, Universia, CSEV y el MIT.

  • #014
    xavier - 5 febrero 2013 - 12:31

    Acabo de leer en La Vanguardia declaraciones de Andreu Mas Colell, consejero de economia de la Generalitat, sobre el modelo MOOC: “la Universidad se meterá en casa sin crear puestos de trabajo”…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados