El Blog de Enrique Dans

Desarrolladores y emprendedores: aproximando posturas

Escrito a las 9:55 am
26

Sala llena en Utopic_US, calculo que alrededor de ciento cincuenta  personas, y la satisfacción de que un tema que llevaba mucho tiempo en debate abierto – no siempre cordial, pero debate al fin y al cabo. Ante todo, agradecer a personas como Wilhelm Lappe, Emilio Rey, Iván Pérez y a la experiencia de los amigos de Betabeers el montaje de un evento cuyo balance me ha parecido enormemente positivo. Aquí podéis ver algunos detalles de cómo surgió el tema.

Mi primera intervención se centró en mostrar que esto no era algo que viniese de un artículo de Expansión publicado anteayer: hay antecedentes muy comentados de este debate que se remontan al año 2007, que habían discurrido ya con profusión importante de comentarios, y que tuvieron continuidad en artículos posteriores, como muestro en esta secuencia de capturas de pantalla en Slideshare.

El problema era, para mí, tan claro como lo siguiente: el entendimiento entre programadores (entendidos no como dice el Diccionario de la RAE, “persona que elabora programas de ordenador”, sino como aclara Wikipedia, “persona que requiere profundos conocimientos de matemáticas, electrónica, algorítmica, ingeniería del software, teoría de la computación, interacción persona-ordenador, etc. y que, por tanto, se considera una profesión de alta calificación”) era imposible si los primeros pensaban que los segundos eran una panda de “vendehumos”, “artistas del PowerPoint y de las proyecciones fantasiosas en la hoja de cálculo”, “payasos encorbatados”, o algún tipo de “empresarios malvados dispuestos a comprar mano de obra barata” (todos ellos adjetivos recogidos de hilos de comentarios a mis entradas en este sentido). Y mi experiencia cuando hablaba con unos o con otros era que ni los emprendedores que yo conocía lograban encontrar programadores ni enterarse de en qué eventos se reunían estos, ni los programadores eran capaces de ver el valor de un emprendedor y un buen proyecto. Que por supuesto, en todas partes hay cosas buenas, regulares y malas y podría ser que en ocasiones apareciesen proyectos que eran una payasada con emprendedores verdaderamente malos, como también aparecían en ocasiones programadores que era para echarles de comer aparte. Pero que con una actitud de ridiculizar o no intentar entender a uno o al otro lado no íbamos a ningún sitio.

Ver un “enfrentamiento” en este debate era bastante absurdo. En ningún momento, desde el inicio del debate, se trató de ahondar en diferencias, sino de buscar zonas comunes. David Bonilla, a quien tengo que agradecer su actitud constructiva en todo momento desde que entró en este debate allá por el año 2010 y que también ha publicado sus impresiones del evento de ayer, resaltó esas diferencias de percepción de los emprendedores (que, insisto, no son para nada las que yo veo en los proyectos con los que tengo relación o en proyectos de IE Business School que han pasado varias rondas de supervisión por expertos de todas las áreas), la especial idiosincracia del trabajo de desarrollo, y comentó que los desarrolladores buscaban en realidad proyectos sólidos que les valorasen, que tuvieran sensibilidad hacia el trabajo de programación, y que les dieran un buen sueldo. Pretensiones por supuesto interesantes, pero también en muchos casos alejadas de la realidad del emprendimiento, donde muchas veces hablamos de emprendedores con experiencia potente y que podrían estar cobrando sueldos importantes en empresas, pero que renuncian a su sueldo durante tiempo para poder desarrollar su idea. Es necesario un balance en las percepciones: no, ni los MBAs son “niños de papá a los que les pagan el master”, ni pretenden “contratar monos pagando cacahuetes”, porque eso va en contra de la sostenibilidad de su idea. La idea del “empresario explotador”, nos pongamos como nos pongamos, no tiene demasiado que ver con el escenario habitual en una startup. Al menos, en las buenas startups. Simplemente, no tiene sentido. Hablamos de cosas distintas.

Muchas, muchas intervenciones interesantes: Sebas Muriel (Tuenti), Luis Rivera (Okuri Ventures, Tetuan Valley y Startup Spain), Raúl Mata (FDI Internet&mobile), Raúl Jiménez (minube), Diego Mariño (Ducksboard), Agustín Cuenca (ASPgems), Nuño López-Coronado (coches.com), Pablo Rodríguez (Genializa y Betabeers), Pablo Almunia (business angel y fundador de UEIA), Daniel Brandi (etece.com) o Pablo Ruiz Múzquiz (kaleidos), entre otros, proporcionaron sus percepciones e ideas al respecto, y avanzaron ideas en torno a otros debates también muy interesantes, como el de la subcontratación con socio tecnológico externo frente al desarrollo interno. He visto una crónica del evento en El Confidencial, “¿Hay en España buenos programadores para emprender?“, otra en Yorokobu, “La programación es artesanía y hay que tratarla como tal“, y seguro que habrá alguna más (iré completando, si veis algo, por favor, ponedlo en los comentarios). Creo que pronto estará disponible el vídeo completo del evento, por ahora tenemos este resumen hecho por Agora News:

 

 

Al final, muchas ideas, muchas propuestas de continuidad y, sobre, todo, muchos puntos de contacto en torno a puntos que creo que era necesario hablar para superar. Repito: como en todos los campos de toda actividad, hay profesionales buenos, malos y regulares; proyectos buenos, malos y regulares; y desarrolladores buenos, malos y regulares… y eso no quiere decir ni que los emprendedores sean unos payasos, ni que los programadores no existan (permítaseme la licencia de ser un tanto “sensacionalista” en mis titulares cuando lo que se busca es abrir debate), ni que los proyectos sean todos chorradas insustanciales. Lo que quiere decir es que hay que moverse más, conocer a más gente, buscar puntos de contacto y no pedir lo imposible. Y en este sentido, creo que el evento de ayer es una muy buena noticia, y que de él pueden salir encuentros muy positivos.

Gracias a todos, y… seguiremos informando :-)

 

ACTUALIZACIÓN: Wilhelm Lappe recopila un buen montón de ideas y repercusión de #debate10

6 trackbacks

001
#debate10 | Bonillaware
03.07.2012 a las 10:02 Permalink

[…] Artículo de Enrique Dans sobre el #debate10 #debate10, evento, talento // // ← Principios de diseño de tests A/B /* */ /* */ /* */ Buscar […]

[…] Desarrolladores y emprendedores: aproximando posturas […]

003

[…] Desarrolladores y emprendedores: aproximando posturas por Enrique Dans, y su presentación de ayer. […]

[…] el entendimiento entre desarrolladores y emprendedores. Un problema, que según explicó Enrique Dans, se remonta al año […]

[…] de párrafos para el blog de SaveInformaticOS, una iniciativa que viene a ser el siguiente paso a aquel #debate10 que organizó Wilhelm Lappe, entre otros, a colación de mi artículo sobre “el […]

20 comentarios

001
JuanJo
03.07.2012 a las 11:44 Permalink

Buenas y enhorabuena,

Me parecio muy interesante la experiencia (y necesaria) y cuando al final del evento tienes esa sensación de que se quedó corto es la prueba, ahora ya hay una linea marcada que claramente debe (y nos hará) converger a un entendimiento y colaboración por ambas partes, y hay que seguirla, y también animar a seguir con este tipo de eventos porque las conclusiones seguro que vendran con el tiempo, soy de los que piensan que los proyectos + exitosos suelen ser aquellos en cuyos equipos, todos enfocan hacia una misma dirección.

Y hablando de talento: me quedo con un comentario sobre como con esfuerzo y humildad se consigue aumentar el mismo dia a dia. …

Saludos.

002
Esteban
03.07.2012 a las 13:44 Permalink

Se reúnen emprendedores y programadores para buscar soluciones y puntos de encuentro, como si esto no estuviera solucionado ya en otras partes del mundo, en Estados Unidos sin ir más lejos.

Es como si lo que pasa en otros sitios no pudiera funcionar en España. De los blogs que hablan sobre este encuentro, y sobre este tema, se desprende que sí hay buenos programadores, pero que cobran un buen sueldo en las empresas donde están, y hacen un trabajo creativo, y no les compensa pasarse a una startup, ni en lo económico ni en lo profesional. Aunque en Estados Unidos las cosas sean completamente diferentes.

Sin embargo ¿por qué se quejan los programadores de bajos sueldos? ¿porque cobran 18.000 euros a veces, en lugar de “sólo” 33.000 que podrían pagarles en una startup, y en dónde no hacen otra cosa que “picar código”?. Tal vez porque éstos no son buenos programadores, o no los que quiere una startup. Resulta entonces que sí es cierto que faltan buenos programadores que no estén ya en una buena empresa.
Es decir, todos estos profesionales que están en una “cárnica” sólo tienen la salida de mejorar como profesionales o dedicarse a otra cosa. Se trata de eso, al final, de nuevo: cuando se habla de buenos programadores no se refieren a los que trabajan en una consultora, se refieran a los que ya están en una buena empresa y no quieren ir a una startup. Y que para ganar un buen sueldo deben ser buenos, al menos en España, y probablemente también en Estados Unidos.

Son las conclusiones que saco.

003
Golum
03.07.2012 a las 14:32 Permalink

Dans, ¿tú qué es lo que pides?. Según lo que pidas así tienes que pagar. Me quedo con la frase “contratar monos pagando cacahuetes”. No puede ser que el ingeniero encargado de llevar a cabo el proyecto sea el que más horas hace y menos cobra en la empresa. Además si quieres un buen ingeniero, hay que pagarlo, y si quieres un ingeniero especializado en un área y tecnología concreta se lo tienes que robar a otra empresa y para eso hay que convencerlo poniendo una buena cifra de billetes. El resto son tonterías, nadie da duros a pesetas. Si lo quieres, lo pagas. Quieres tipos que sean capaces de hacer el próximo FaceBook, Google, Yahoo, para obtener cientos de miles de millones de euros, ¿y quieres pagarles 900 leuros al mes?. Si aceptan eso es que son idiotas y si son idiotas no creo que vayan a ser muy buenos programadores ;-).

004
pedro
03.07.2012 a las 15:18 Permalink

Hola, tengo un proyecto que está funcionando actualmente. Lo he ideado, diseñado, programado y lo estoy promocionando yo. Es decir que hago todo. Es muy cansado tener q hacerlo todo y he intentado buscar ayuda. Evidentemente pido ayuda para el proyecto, que no dinero.
Alguien que me ayude a promocionarlo y a perfeccionarlo.
He estado en foros y diversas webs y he planteado el tema. Se han interesado 3 ó 4 personas más por curiosidad y por ver si era algo tipo pelotazo del año o así pero claro, aún no lo es pero quién sabe.
La cuestión es que veo muy difícil buscar “compañeros de viaje” que estén dispuestos a invertir una parte de su tiempo en proyectos que están naciendo. Vale, podéis decir que el proyecto no es bueno pero no lo creo. He visto por ahí cosas que, modestia aparte, son bastante peores que las mías.

Enrique dónde podría buscar? Hay alguna forma de encontrar gente que colabore, aunque sea puntualmente?

005
llou566
03.07.2012 a las 21:00 Permalink

Estimado Pedro.

Soy ingeniero técnico industrial y aficionado a la informática (hago mis pinitos programando). Si quieres contacta conmigo (llou566@gmail.com9 y hablamos.

Estos dos meses estoy hasta arriba de curro, pero en Septiembre me libero, escribeme, y hablamos de que va tu idea.

006
Javier Garmón
04.07.2012 a las 00:00 Permalink

Antes de nada, os agradezco a todos los ponentes y organizadores del Debate10 el esfuerzo que habéis puesto para sacar la iniciativa adelante.

Quizás era de los dos o tres asistentes más jóvenes, pero a mis escasos 20 años ya he sufrido algún que otro varapalo como desarrollador para terceros, lo que me ha animado a lanzarme y emprender mi propio proyecto, compaginándolo con los estudios de Ingeniería Informática.

En España tenemos un tumor cultural bastante preocupante: no se valora el esfuerzo. Aún más, los logros suelen rápidamente asociarse a la suerte o a los enchufes. El esfuerzo no se premia, se critica.

A las nuevas generaciones se nos ha inculcado la ley del mínimo esfuerzo, el no trabajar más de la cuenta porque no tiene ningún beneficio aparente. Y esto da lugar a profesionales mediocres, a un futuro mediocre. La historia nos ha demostrado que lo mediocre nunca ha perseverado, así que es momento de preocuparnos del futuro que nos viene encima a todos.

Salvo contados casos, tenemos una juventud donde el esfuerzo no se premia sino que se desprecia, donde tenemos cubiertas todas las necesidades por unos padres que no quieren que sus niños “sufran”, donde la resignación está a la orden del día…

No se nos ha enseñado que el mundo es duro. Es una verdadera jungla y solo estamos criando gacelas endebles. No estamos preparados para trabajar porque no sabemos el esfuerzo que requiere. Algunos afortunadamente hemos tenido la suerte de aprender de los primeros golpes, pero la tónica general es protestar y no querer esforzarse.

Se ha emponzoñado una cultura en el trabajo totalmente contraproducente. Es la llamada mentalidad del funcionario (que me disculpe este sector, el nombre es demasiado generalista): si mi horario es de 9 a 14, llego a trabajar a partir de las 9 y me voy antes de las 14, sin olvidarme de tomarme el café de las 10 y el aperitivo de las 12. Por supuesto, ni de broma me voy a quedar haciendo horas para acabar con el exceso de trabajo retrasado ni nada parecido… ¿para que ayudar a la empresa? Esta mentalidad termina convirtiendo al trabajador en alguien que cree que es una víctima de su empleo.

Además de unas decenas de proyectos como freelance, he trabajado para dos empresas hasta la fecha, en la segunda como becario. El salario no era para tirar cohetes, pero el hecho de formar parte de un proyecto, de hacerlo sentir mío e involucrarme es algo que suplía esta falla. Ayer se habló de esto, de hacer sentir al desarrollador parte del proyecto, de hacer que se enamore de su trabajo. Y es completamente posible siempre y cuando vea que el contexto es justo y no le estén tratando como un esclavo.

Es por este motivo por el que tuve que abandonar la empresa: de media 10 horas de trabajo al día (incluidos fines de semana e incluso algunas veces empalmando días) y 10 meses sin cobrar ni un duro. Se puede entender que una empresa en fase de start-up no siempre tiene liquidez. Pero cuando al final se descubre el pastel y que la situación real no es tal y como la pintan, uno se siente engañado, explotado y traicionado cuando hay un componente emocional como sentir el proyecto como propio, que fue mi caso.

¿Lecciones que se podría sacar de esta vivencia?

1. Hay personas aprovechadas en el mundo, aunque la fachada diga lo contrario.

2. Los desarrolladores no se nos suele ver como parte importante de la empresa. No digo imprescindibles, pero si importantes. En este caso, los proyectos web son los que más ingresos reporta a la empresa y, por desgracia, no he visto ni un céntimo de recompensa.

3. El esfuerzo no se premia como es debido. Si acaso con una palmadita en la espalda. Y si una semana se avanza a un ritmo más lento de lo normal, prepárate para un aluvión de críticas.

El trabajo como informático no se comprende normalmente. Hay una tendencia a asociar rápidamente al informático con alguien que sabe una barbaridad de Word, Excel, eMule y chollos de Internet. La realidad suele ser totalmente diferente. Trabajamos con máquinas, pero no por ello somos autómatas que realizan trabajos rutinarios, sino todo lo contrario, es un trabajo creativo, requiere gran esfuerzo intelectual para resolver problemas complejos de formas sencillas y, en ocasiones, geniales.

En la primera empresa donde estuve era una productora audiovisual. Allí todo el mundo tiene un gran potencial creativo, incluidas las personas de labores administrativas, porque terminan empapándose de esa esencia que envuelve a la empresa. Puedo decir que en un ambiente creativo al desarrollador se le sabe valorar, al menos, con más facilidad que en empresas donde reina la burocracia y la monotonía.

Ahora, junto con compañeros de universidad, emprendemos nuestro propio camino. Quizás seamos unos locos por emprender con tan solo 20 años en un país donde el panorama de futuro no pinta nada bien, pero afortunadamente, las nuevas generaciones nos estamos dando cuenta del flaco favor que se nos ha hecho al no inculcarnos el valor del esfuerzo. Surgen con fuerza iniciativas de jóvenes que queremos hacer cosas grandes, arriesgarnos y poder decir que al menos hemos hecho algo en vez de resignarnos. Porque el problema no está en haber nacido en España, el problema es el miedo al fracaso.

Como resumen remarco tres ideas:

1. No existe una cultura del esfuerzo marcada en las nuevas generaciones ni se sabe valorar.

2. El desarrollador no es una máquina, es una persona y que desempeña un trabajo creativo. La sociedad debe aprender a valorarlo.

3. El potenciar el inmovilismo, el trabajo monótono pero seguro, el miedo… no es una forma correcta de crear una cultura de trabajo.

007
Javier
04.07.2012 a las 00:33 Permalink

Soy ingeniero informatico y trabajo en una startup desde hace pocos meses. He leido el articulo del confidencial y considero que un buen ingeniero de software debe estar en una startup, crear el software desde el principio. Tambien influye mucho la startup claro, el proyecto tiene que gustarte sino puedes terminar asqueado (como en cualquier trabajo) soy de los que piensan que un buen trabajo no es solo lo que cobras, no eres mejor desarrollador por cobrar 40k en lugar de 20k, esa idea es tan absurda como pensar que los noruegos son el doble de productivos que nosotros :) lo ideal es labrar tu futuro en una startup y ofrecer tu apoyo y conseguir crear una gran empresa. Unirse a una empresa consolidada es el camino facil

008
jaime
04.07.2012 a las 01:27 Permalink

Es muy sencillo, oferta y demanda señores. Eres emprendedor y quieres buenos programadores, pues resulta que los buenos programadores raramente son mileuristas a menos que el proyecto en que estén les resulte muy pero que muy interesante técnicamente… pero OJO, para luego llevar esa experiencia donde exigir una cantidad mayor por ella. Si estás buscando buenos programadores para la enésima idea 2.0 que muy probablemente termine en nada y que técnicamente no supone desafío aprovechable alguno, te toca sacar la cartera si o sí. Eso es algo que los “emprendedores” de España no han asumido pero basta que miren los sueldos de ingeniero de software de otros países. Porque eso también es importante Enrique, un programador es una forma de llamarlo, pero la tarea que realiza es compleja a diferentes niveles, y por ello a quienes la realizan se les considera ingenieros en los países serios, siendo la programación una de las tareas que pueden desempeñar.

Por el lado opuesto, tanto ingeniero informático quejándose de que acaba la carrera y sólo encuentra trabajo precario: realmente aprendiste algoritmia, arquitectura, bases de datos etc en la carrera o te limitaste a aprobar? ¿Haces tus pinitos con pequeños proyectos para ganar experiencia y practicar lo aprendido o esperas que te lleguen las ofertas?

Oferta y demanda señores, es así de sencillo.

Emprendendor que me estás leyendo: no busques programadores mínimamente buenos por menos de 30K, estírate y ahorrarás tiempo y disgustos. No es mucho lo que tienes que estirarte para que la oferta en calidad aumente exponencialmente, por suerte hay muchos que aún se resisten a coger la puerta y pirarse de España.
David tiene toda la razón: “contratar monos pagando cacahuetes” Sin tener claro esto no hay mucho que debatir, ¿tienes tú esto claro Enrique? Porque por desgracia abundan los emprendedores en buscar de ese programador muy bueno pero también muy barato al que enmarronar muchas horas.

Programador: si crees que eres bueno, haz procesos de selección en empresas internacionales para medirte y si no das la talla formate en tus carencias, pero sobre todo procura alejarte de empresas mediocres donde cobrar poco y aprender nada. Si das la talla para empresas de fuera y no encuentras nada interesante por aquí ya sabes, unos añitos fuera de España y de paso conoces mundo. Luego te vuelves a España tras haber estado en alguna empresa como Amazon o Google, y difícilmente se atreverán a ofrecerte un sueldo pobre por miedo a que te rías en su cara.

009
asd123
04.07.2012 a las 08:12 Permalink

#4
Pedro, que es lo que buscas exactamente?
Un programador que te ayude? alguien de marketing/finanzas?
Tendras que moverte por eventos de inversores y programadores.

inversores: first tuesday, iniciadors
programadores: betabeers

010
Antonio
04.07.2012 a las 09:05 Permalink

Buenos días, ¿Hay algún enlace con la grabación completa del debate para los que somos de fuera de Madrid y no pudimos asisitir?

Gracias de antemano.

011
vellebue
04.07.2012 a las 15:27 Permalink

Buenas tardes Enrique. Soy uno de los que asistieron al #debate10 y la verdad es que, aunque el debate se podría resumir en un “cada uno cuenta la película según su posición”, creo que fue una experiencia positiva. Nadie puede pretender que los problemas de la profesión que llevan enquistados más de veinte años se resuelvan en una tarde. Si esto es el comienzo de una serie de coloquios en este sentido éste es un buen comienzo.

Ahora sólo queda Enrique que animes a tus alumnos a que frecuenten este tipo de de foros y poco a poco esto sirva para construir un tejido tecnológico mínimamente serio en este país, que buena falta nos hace. Hay mucho trabajo por hacer.

012
demosc
04.07.2012 a las 17:34 Permalink

Otra respuesta, y esta, de todas las que he leído me parece la mejor de todas (es del CTO de ASPGems)

http://formatinternet.wordpress.com/2012/07/03/yo-soy-el-programador-perdido

013
pedro
05.07.2012 a las 09:40 Permalink

#5 y #9. Lo que busco es gente que me ayude en la promoción de la web y en la mejora de la idea, pues siempre hay cosas que se pueden pulir.

El problema de todo esto es que uno solo programando, diseñando, promocionando… al final pierdes un poco de perspectiva, a parte, claro está, de que acabas agotado.

Echo de menos alguien con el que contrastar mis ideas de mejora, alguien con contactos o sin ellos que pueda promocionar la web mientras yo programo o la promociono por otro lado.
Alguien que sea capaz de darle ese impulso que necesita mientras yo hago un poco de todo.

Y voy a ser franco, no puedo pagar nada porque la web no genera ingresos aún pero evidentemente si la cosa va bien está claro que siempre uno cuenta con aquellos que le ayudaron en los inicios (vamos, es de cajón, casi no hace falta decirlo).
En algunos sitios he planteado la misma cuestión y siempre hay gente que dice que nadie da duros a cuatro pesetas y que nadie trabaja gratis, etc… pero bueno, eso depende de cada uno. Seguro que los compañeros de habitación de Zuckerberg cuando empezaron programando gratis no opinan lo mismo ;)

014
Tuso
05.07.2012 a las 11:21 Permalink

“En algunos sitios he planteado la misma cuestión y siempre hay gente que dice que nadie da duros a cuatro pesetas y que nadie trabaja gratis, etc… pero bueno, eso depende de cada uno. Seguro que los compañeros de habitación de Zuckerberg cuando empezaron programando gratis no opinan lo mismo ;)”

Fijo, pero entonces lo que tienes que buscar son unos compañeros de habitación o apuntarte a un foro de aficionados a la informática, y no buscar profesionales o ingenieros expertos en un área concreta porque van a tener la mala costumbre de querer cobrar por su trabajo como todo el mundo. Además sería interesante saber los estudios, formación y experiencia que tienes en el área porque por ejemplo los de Google eran ingenieros haciendo una tesis doctoral que es por decir algo el máximo en el área de la informática, no eran dos pardillos que les dio por hacer una página web y que buscaban ingenieros que trabajasen gratis ;-).

015
demosc
05.07.2012 a las 20:26 Permalink

#13

Hay muchas formas, pero ninguna fácil, veamos unas cuantas:

Busca un mentor.
Ves a todos los eventos que puedas, conoce gente y págales una comida/cerveza/cafe para que te digan que no les gusta de tu web y que mejorarían.

Busca un socio o un empleado
http://dir.betabeers.com/

Has probado que salga en algun blog sobre proyectos web?
loogic.com, wwwhatsnew.com …

No tengas miedo de mostrar tu web !! Te has dado cuenta que estas posteando en una pagina que la miran miles de personas pero no has generado ni una sola visita a tu web?

016
llou566
05.07.2012 a las 21:36 Permalink

Estimado Pedro #13.

Sigo, como escribi, interesado en ello. Escribime a la dirección que puse, dime la pag web y le echo un ojo y hablamos. Entiendo lo del dinero, no te preocupes. El único pero, y es un problema mio, es que dispongo de poco tiempo en Julio y Agosto. Pero lo dicho, que echar una mano nunca duele.

017
pedro
06.07.2012 a las 10:36 Permalink

#016 te he escrito un email.

#015 tienes toda la razón, eso es lo que estoy haciendo, yendo a eventos, intentando conocer gente (mentores), tratando que me mencionen en algún artículo como las webs que mencionas. Y claro, no hay que tener miedo a mostrarse.

Sobre el tema de que estoy posteando aquí y no he generado ninguna visita… si te refieres a colocar el link en este foro para dar publicidad… ummmm, no me parece correcto usar este espacio para eso. Cada cosa en su sitio y yo si fuera Enrique no sé si permitiría link autopublicitarios en el foro.

Del resto de consejos, estoy contigo al 100%, ojalá pudiese llevarlos todos a cabo. El problema, y no es excusa sino realidad, es que soy sólo uno y programar me lleva bastante tiempo, pensar y repensar y volver a pensar, también, acudir a eventos algo, buscar y contactar con gente / mentores, pues otro tanto, promocionarlo… y así un largo etcétera.

A todo esto se une la falta de perspectiva que uno tiene al trabajar solo.No os imagináis las veces que he hecho, rehecho y vuelta a hacer las cosas. Estoy seguro que con un compañero de viaje hubiese cometido menos errores.

Resumiendo, son muchas cosas para un solo. Internet corre… no, vuela, a una velocidad de vértigo y tendría que ser capaz de al menos “ir haciendo la goma” pero uno solo no es fácil, es por eso por lo que busco ayuda.

Es básicamente falta de tiempo y perspectiva.

018
Jose Luis Vázquez
10.07.2012 a las 13:47 Permalink

En mi opinión el problema básico que tenemos en España es esa dicotomía empresarios/ingenieros o programadores.

¿Porque esa diferenciación?

Veamos lo que ocurre fuera:

Larry Page y Sergei Brin tuvieron una idea para SU Doctorado y la convirtieron en una empresilla… Google.
NO! NO fueron a buscar técnicos que se lo hicieran Sr. Dans, ELLOS eran los ingenieros, y gracias a ello tuvieron la idea.

Facebook: Zuckerberg no era estudiante de “Historia del Arte” o de “Empresariales”, era un ingeniero, un programador estudiando Computer Science. Por eso tuvo la idea que tuvo y la pudo llevar a cabo.

Apple: Steve Jobs y Steve Wozniak. Uno de los dos Steve es ingeniero, y el otro era uno de los tíos más meticulosos de la historia, seguro que acabó sabiendo más de Hardware y Software que muchos que nos consideramos “ingenieros de carrera”.

Microsoft: Bill Gates, “el amigo” de todos los linuxeros como yo, no se si se graduó, pero estudiaba en Hardvard cuando fundó Microsoft y no se dedicaba precisamente otra cosa que no fuese la computación.

Es decir, los casos de más éxito fuera demuestran que no se juntan unos empresarios con una idea a buscar programadores que se la hagan, sino que unos programadores de alta cualificación y con una idea se hacen empresarios.

Y esto en España es rarísimo porque “casi nadie cruza la línea”:

– No hay casi empresarios con conocimientos de ingeniería suficientes, ni ganas de adquirirlos, para montar una empresa de éxito en las TICs o ni siquiera tener criterio para hacerse inversores en un grupo de programadores con un modelo de negocio viable.

– Ni TAMPOCO hay muchos ingenieros o programadores dispuestos a emprender en su propia empresa dejando de lado la comodidad del “camino seguro” y aprobado, antes funcionarios que empresarios. (Mis felicitaciones para los comentaristas que SI están en esta categoría)

Y además el entorno de fondo son cárnicas, donde el talento y el potencial no tienen ningún incentivo o recompensa.

Por cierto, Sr, Dans, de momento hay más posibilidades de cruzar la línea desde la ingeniería que desde el lado la empresarialidad. ¿porque será?

019
Jose Luis Vázquez
10.07.2012 a las 14:06 Permalink

En España tenemos dos problemas con este tema.

UNA es el que dice Javier Garmón, (al que, junto con Pedro y otros emprendedores comentando aquí, les deseo toda la suerte en sus empresas). Hay un miedo o presión social enorme a buscar lo seguro y huir del riesgo y el esfuerzo. No obstante, esta barrera se va cayendo poco a poco, aunque solo sea porque ya no nos podemos permitir seguir viviendo como si tuviéramos lo que no tenemos.

Y DOS, la peor de todas, es la falacia de la gestión. Esta muy extendida por ahí, pero es una MENTIRA muy gorda y que hace mucho daño, porque condena al fracaso a todo aquel que se la cree…

La FALACIA de la gestión dice:
“Para ser un buen gestor NO hace falta saber de lo que gestionas, basta saber gestionar”

Pocas cosas hay más FALSAS que esto, sobre todo si lo que gestionas es complejo o innovador. OJO, no pretendo quitarle peso a la gestión, saber gestionar es ESENCIAL, pero además TAMBIÉN hay que dominar lo que se gestiona (y si no una persona que gestione y la otra que ejecute, pero ambos criterios deben estar en equilibrio de poder, o de lo contrario las cosas seguramente se torcerán).

Si vas a montar un bar o un negocio similar, muy trillado, lo mismo te puedes permitir el lujo de no dominar el sector, pero si quieres competir en las TICs o en Bioingeniería o en cualquier otra cosa con un poco de enjundia, o sabes, o te lo empollas o te asocias de igual a igual con otro que sepa, no hay otro camino si no quieres fracasar.

Sr. Dans, Sres “empresarios que buscan programadores”:
¿Son ustedes victimas de la falacia de la gestión?

020
Eduardo Sebastian
15.10.2012 a las 19:56 Permalink

Hace poco leia una entrada que me hizo volver a pensar en este debate. No tiene exactamente el mismo enfoque, pero creo que es una interesante reflexión:
http://dashes.com/anil/2012/10/the-blue-collar-coder.html

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens