El Blog de Enrique Dans

Niños, redes sociales y mentiras, en mi columna de Expansión

Escrito a las 2:07 pm
28

Mi columna de Expansión de esta semana se titula “Niños, redes sociales y mentiras” (pdf), y habla de la situación que genera la restricción de acceso a redes sociales basada en edad a una generación de niños que ven dichas redes sociales como una parte natural de su entorno. En España un menor puede tener perfil en una red social con autorización expresa de sus padres, pero lo que se comunica y se ejecuta en la práctica totalidad de los casos es la idea de la prohibición, la cancelación de cuentas siempre que se sospeche que efectivamente se trata de un menor de catorce años.

La columna está motivada por la idea de Facebook, avanzada esta semana, de levantar dichas restricciones y permitir abrir cuentas a los menores de trece años bajo la supervisión de sus padres, una idea que me parece puro sentido común y que supone poner las responsabilidades en donde realmente corresponden.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Niños, redes sociales y mentiras

Las mentiras colectivamente asumidas suponen un consenso social tácito. Por ejemplo: la ley española restringe que un menor de catorce años tenga cuenta en una red social. Sin embargo, basta un paseo por cualquier colegio español para ver cómo clases enteras de niños de diez u once años, tienen cuenta e interactúan en las redes sociales.

Las redes sociales son para ellos un entorno natural, una prolongación de sus relaciones, un “patio virtual” sometido a las mismas dinámicas que el patio físico. Hablamos de una generación que va a desarrollar una parte significativa de sus vidas en dichas redes, que van creciendo en su funcionalidad para complementar – no sustituir, salvo patologías – muchas de las cosas que hacemos.

La restricción de edad lleva a los niños a mentir, a inventarse perfiles varios años mayores. La mentira es generalmente aceptada por los padres, que temen enfrentarse a una posible exclusión social: “genial, mamá, voy a ser el único ‘pringao’ de clase que no tiene cuenta”. Sin embargo, la ley convierte este comportamiento en ilegal con el supuesto fin de proteger a los niños, lo que genera una dinámica perversa: la mayoría de los niños que son privados de su cuenta lo son por denuncias de sus compañeros, que usan este arma a modo de bullying postmoderno.

En realidad, prevenir problemas para los niños en las redes sociales es responsabilidad de sus padres, no de la ley. Como quien enseña a su hijo a cruzar por los semáforos o a no aceptar caramelos de extraños. Las redes sociales funcionan igual: debemos fomentar la comunicación e instar a los niños a comentarnos lo que hacen en ellas, a compartir sus dudas, miedos o preocupaciones.

Facebook se plantea abrirse a los menores de trece años. En España se lo impide una ley que todos nos saltamos. ¿Ganamos algo con eso? ¿Es razonable seguir manteniendo una mentira colectivamente asumida como tal?

2 trackbacks

[…] on http://www.enriquedans.com Tu voto:Compartir estoFacebookLinkedInTwitterImprimirCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSé el […]

[…] Niños, redes sociales y mentiras Sobre l’ús de les xarxes socials per part de menors d’edat i el fet que el primer accés a aquests espais s’hagi de fonamentar, necessàriament, en una mentida. […]

26 comentarios

001
Niko Muñoz
08.06.2012 a las 14:24 Permalink

Hoy si que estoy de acuerdo contigo, Enrique. La responsabilidad absoluta de lo que hacen los menores de edad es de los padres. Es más, es un derecho y un deber de los padres el educar a los hijos; no un derecho o un deber del Estado o de las empresas. Las empresasa para cumplir con el ejercicio del derecho y deber de los padres, deberían poner a disposición de los mismos herramientas que les ayuden a su ejercicio. Me parece bien que Facebook o cualquier otro abra sus plataformas a los menores SIEMPRE y CUANDO garantice que el menor cuenta con el consentimiento y SUPERVISION EXPRESA de los padres. Por ello, Facebook debería poner a disposición de los padres herramientas para facilitar esta supervisión (alarmas; envió de notificaciones; bloqueo de paginas, comentarios, palabras, fotos, videos; …) La tecnología lo permite con servicios como el de Protección Infantil de Microsoft o otros muchos. Si abren a los menores pero sin poner a disposición de los padres herramientas, no deben auto-eximirse de responsabilidad.
Pd.: las palabras en mayusculas no suponen que esté enfadado chillando, deben interpretarse como una inflexión de la voz para realzarlas. Abrazos.

002
Miguelangel López
08.06.2012 a las 14:25 Permalink

En Esxpañistán tenemos una serie de personas ¿humanas? que hacen leyes porque al fin y al cabo es su trabajo. El problema es que esas leyes es el fiel reflejo de sus escribanos, una casta totalmene alejada de la realidad.

Ciega, sorda y muda, es incapaz de legislar lo que los expertos y/o ciudadanos les decimos que debe hacerse. En el más delirante despotismo ilustrado, esta casta se arroga la virtud y conocimientos para regular algo que, como puede verse, no acaban de entender.

Claro que la culpa es nuestra, que acudimos borreguilmente a los mítines a alabar al inepto de turno, en vez de juntar dinero para alquilar servicios jurídicos independientes que les obliguen a hacer lo que NOS, el pueblo, les ordena.

Oh, wait… eso quizá está empezando a suceder. Hay dinero-para-rato.

PD: Bueno, no toda la culpa es del corrupto de turno. Nosotros, ciudadanos, hemos delegado demasiados de nuestros derechos, tareas y obligaciones, en un ente llamado Estado. Y el resultado es que en muchos casos, cuando hay problemas, corremos alocadamente como gallinitas decapitadas lloriqueando nuestro desamparo… porque ya hemos abdicado de tomar las riendas de nuestros actos.

003
David Peñasco Maldonado
08.06.2012 a las 15:27 Permalink

Estoy de acuerdo, no podemos permitir esta intolerable injerencia de los gobiernos nacionales en el libre mercado. ¿Y qué si cualquier pederasta puede hacerse pasar por un menor de edad para captar nuevas víctimas? ¿Es que es responsabilidad de Mark Zuckerberg establecer los filtros para verificar la auténtica edad de los usuarios? (Por cierto, ahora que tus padres no están mirando, ¿puedes darnos los números y las contraseñas de sus tarjetas de crédito? Es que es para completar la ficha). ¿Qué más da que unos críos no tengan la madurez mental suficiente para entender los términos de uso de Facebook? ¡Que se lo lean sus padres! ¿No les controlan también el móvil? ¡A ver si vamos a tener que preocuparnos ahora del ciberbullying! ¿No veis que las ‘apps’ van a dejarnos sin clientes? ¡Qué nuestro líder necesita pasta para una sudadera nueva porque lleva la misma desde que le echaron de Harvard!

004
Enrique Dans
08.06.2012 a las 15:34 Permalink

#003: David, perdona, pero es que no has dado ni una (salvo lo de la injerencia, que iba obviamente en modo irónico). Ninguno de los problemas que apuntas se arreglan con la restricción que se plantea. Ninguno. Es más, se agravan. Los terribles peligros que citas, que son los mismos que suelen esgrimir los políticos ignorantes, pueden ocurrir exactamente igual, o probablemente peor si tenemos en cuenta que al haber una restricción, el control efectivo se dificulta más aún.

Y finalmente, Mark Zuckerberg te podrá caer mejor o peor, pero desde luego lo que no le ha pasado es que le echaran de Harvard jamás, se graduó perfectamente bien con una doble titulación en computer science y en sociología.

En fin…

005
EduardoLuisMP
08.06.2012 a las 16:15 Permalink

Vivimos a un nivel demasiado simple y perezoso. Estoy de acuerdo en q es ingenuo pretender prohibir redes sociales a menores…Pero maticemos: ¿es lo mismo un niño de 5 años q uno de 14? Por favor ¿Basta una autorización para q haya libertad total? Me refiero a q todos sabemos q un porcentaje pequeño de padres se toman la molestia de saber mas a fondo sobre las redes sociales etc.¿Q hacemos con los padres q no hacen sus deberes de vigilancia y asesoramiento?
Una idea buena como ejemplo es la propuesta de castigar con el codigo penal a los padres q no pongan (reiteradamente) las sillas especiales para niños en los vehiculos…
Todo es complejo: ej: ¿prohibimos q los niños (segun q edades) caminen solos por segun qué calles y qué horas? ¿o es mejor q sea una misión de la policía controlar esas calles y a esas horas…?

006
Enrique Pérez
08.06.2012 a las 17:16 Permalink

Enrique, creo que olvidas un dato en tu argumentación. Todos los padres saben como se cruza un semáforo, pero hay un alto porcentaje de padres que no saben de redes sociales, no tienen ni pajolera idea de cómo orientar a sus hijos en su uso. No tiene sentido responsabilizar a los padres de la educación de sus hijos en un tema que desconocen. Tendrá sentido dentro de 20 años, pero no ahora.

Esto no quiere decir que apoye la prohibición, que obviamente conlleva los problemas que describes. ¿Posiblemente habría que responsabilizar a los colegios?

007
asdfgh
08.06.2012 a las 18:08 Permalink

jajajajaja y erre con la marrana…. Podrías dar datos más o menos ciéntificos sobre la más que machacona idea de la exclusión social (o ser un paria social). La frase: “genial, mamá, voy a ser el único ‘pringao’ de clase que no tiene cuenta” queda muy bien tomando una cervecita en cualquier tuburio pero si somos serios habría que aportar alguna que otra evidencia más consistente… Tengo hijas de 10 y 8 años, sobrinos sobre los 12 años, hijos de amig@s que también tienen hij@s de esas edades, etc… en fin, que más o menos tengo contacto con bastante gente de esa edad y de vez en cuando algún niñ@ suelta la tontada de tener un perfil en facebook. Como somos padres más o menos sensatos o responsables no les hacemos ni caso. Por delante de esa “necesidad” tienen muchas otras cosas que hacer más prioritarias. La verdad es que nuestros hij@s están perfectamente integrados y se relacionan con total normalidad con toda la gente que le rodea. No será que los que tienen problemas son los que necesitan un perfil en cualquier red social para relacionarse ???

008
Alfredo
08.06.2012 a las 18:34 Permalink

#003 Perdón por terciar en la discusión, pero creo que desenfocas el problema, si es que este realmente existe. Que yo sepa, ni Facebook, ni Tuenti, ni Twitter, por mencionar algunas de las redes sociales más conocidas, han sido diseñadas o tienen por objeto el acoso sexual o el robo. Del mismo modo que, pongamos por caso, la cafetería en la que se reúnen los chavales de 14 años a la salida del instituto tampoco ha sido montada con el diabólico propósito de alcoholizar a la juventud. Por otro lado, nadie propone que Facebook (o cualquier otra empresa o institución) campe a sus anchas sin respetar legislación vigente alguna. Creo que Enrique habla de sensatez y conocimiento, algo con lo que estoy muy de acuerdo, a la hora de hablar, hacer política y establecer leyes, en lugar de, sencillamente, optar por demonizar aquello que, está claro, no se conoce bien del todo. Soy padre de una niña de corta edad y me doy cuenta de lo complicado que es ponerse las pilas para encontrar un término medio entre la irresponsabilidad y la sobreprotección. Podemos ver peligros potenciales en todo cuanto rodea a nuestros hijos: Internet, sí, pero también están ahí la televisión, la radio, los videojuegos, las lecturas, los estímulos que reciben simplemente saliendo a la calle, el tiempo que pasan en el colegio o instituto sin que podamos controlarlos.. Podría prohibir aquello que temo (porque, básicamente, desconozco). O tratar de entenderlo y actuar, después, según me dicta el sentido común y mi responsabilidad. No digo que sea fácil ni que acierte siempre, pero ¿hay otra manera mejor de afrontar la paternidad?
Un saludo.

009
Jose Antonio García Estevez
08.06.2012 a las 19:21 Permalink

Soy el primero en estar de acuerdo en que no puede ser todo prohibir. Tiene que haber consenso. Y desde luego no pienso negar a mi hijo/a la posibilidad de aprender a manejarse en las redes sociales.
Pero parece que hemos olvidado que esto no es mas que un intento a la desesperada, por parte de Facebook, de remontar un vuelo que ya no es tan alto. Se llama evolución. Facebook comenzó muy fuerte, pero han nacido nuevas redes sociales, mas llamativas, nuevas y esto volverá a pasar en un futuro. No es mas que una guerra y en la guerra vale todo, incluso involucrar menores con la excusa de que los padres puedan vigilar (seguramente abriendo ellos una cuenta también). La pregunta es, ¿Porque antes no y ahora si?,¿Que ha cambiado?. Simplemente que, esta red social, ya no esta de moda.

010
Gorki
08.06.2012 a las 21:42 Permalink

Observo que hay gente, que lo mejor que se le ocurre hacer con los niños es vestirlos de Jovenes pioneros, o de flechas, que de ambos extremos hay y mandarlos a campamentos, lejos de su padresm a recibir del Estado la debida educación que les hará libres.

011
Merced Lopez C
08.06.2012 a las 22:03 Permalink

Estoy de acuerdo la responsabilidad esta en nosotros para prevenir los problemas que se enfrenta nuestro hijos menores, ninguna ley y nadie es responsable delo que le pases.y cuando algo le pasa le culpamos a otros a las leyes al gobierno etc.

012
jaloma
09.06.2012 a las 00:46 Permalink

Si tengo 14 años, y subo comentarios y fotos de mi “primera experiencia en … cualquier cuestión” (inocente de mi…).
Si tengo 35 años y me avergüenzo de mi comportamiento a mis 14 años, y siguen apareciendo aquellos datos de mis 14 años…

Ya está bien, que las responsabilidades sean siempre de los padres, o del Papá Estado,…, También estas empresas que gestionan las redes sociales tienen mucho de qué responder, sobre cómo se preserva la intimidad, la seguridad, la confidencialidad, cómo facilitan que cada usuario sea el exclusivo propietario de sus actos y exposiciones, ¿y de la intimidad y el arrepentimiento y capacidad de retirarlos?…
Porque estas empresas se reservan demasiados “derechos”, sobre la utilización de la información de sus usuarios, que los usuarios no llegan a comprender, porque entre otras cosas, todos podrán tener capacidad interlectual para utilizarlas, pero no para utilizarlas con los criterios que manejan las empresas citadas…

Por eso, tambíen habrá que regularlas, controlarlas y exigirles responsabilidades, tal como pretendemos que se haga con los bancos, con la corrupción, con los abusos de autoridad, o el atropello a la intimidad y a la protección de los datos y de la propia imagen individual de las personas en otros ámbitos…

Que todo es bueno y que de todo deben saber los progenitores, pero que el bosque es grande y de muy difícil orientación, y aun con brújula y GPS se pierden los expertos, cuanto más cualquiera de nosotros, los corrientes ciudadanos.

013
montse
09.06.2012 a las 00:47 Permalink

Soy madre de dos adolescentes que tienen cuenta en tuenti desde los once años, (la guerra de facebook ni les va ni les va ni les viene). Mis hijos se hicieron sus propias cuentas, mintiendo en los datos, desde el ordenador instalado en mi habitación para que yo pudiera asomarme de vez en cuando, a ver qué hacían, y sobre todo, con quién chateaban. Cuando empezaron, yo sabía menos que ellos sobre redes sociales, pero no es ese el primer peligro contra el que se han enfrentado mis hijos, ni será el último, y ni yo ni el Estado, estaremos ahí desgraciadamente, para librarles de todo mal, así que más vale que vayan aprendiendo ellos mismos poco a poco.

La chorrada que ha dicho alguien sobre un niño de 5 años, es justamente eso, una chorrada. Si un niño de 5 años tiene cuenta en facebook o es un niño muy precoz o muy rarito, o algo pasa con sus padres, al igual que si le dejan cruzar la calle solo con esa edad (yo no me fiaría de la policía: también sería suerte que estuvieran vigilando justo esa calle, justo en ese momento).

La frase “genial, mamá, voy a ser el único pringao..”, es real, y además es cierta, si un adolescente no sabe lo que son las redes sociales, es un pringao porque está fuera del mundo que le ha tocado vivir, es ir tan a contracorriente como pretender que no aprenda informática o inglés.

014
montse
09.06.2012 a las 01:23 Permalink

Ni en Expañistán ni en cualquier otra parte del mundo, vamos a poder proteger, ni los padres ni papá Estado, a nuestros hijos de todo. ¿Cuántas veces hemos estado en el parque o en el salón de casa y se ha caído el niño delante de nuestras narices y hemos tenido que salir corriendo a urgencias? Las drogas están prohibidas por papá Estado ¿es eso garantía de que los jóvenes no tengan acceso a ellas?
Las primeras veces que mis hijos interactuaron con el ordenador (no hacen falta redes sociales, hay multitud de juegos online), yo estaba tan agobiada que me asomaba cada cinco minutos por encima de sus cabezas para ver qué estaban haciendo y, sobre todo, con quién. Más o menos igual de agobiada que las primeras veces que bajaron a la calle solos, que me asomé a la ventana para ver si cruzaban bien la calle y con quién se juntaban.

Las redes sociales son un lugar más de reunión, como el parque o la cafetería de la esquina del insti, no hay que tenerles más miedo, ni por supuesto, menos.
Yo no dejaría que mi hijo de cinco años cruzara la calle solo, basándome en que la policía está patrullando, porque también sería casualidad que estuvieran justo en esa calle justo en ese momento. Mis hijos no cruzaron solos la calle hasta que yo estuve segura de que sabían hacerlo, y no hay una edad para eso, cada niño es distinto. De igual modo, tampoco navegaron solos por Internet hasta que yo estuve segura de que me daban “papas con ondas”.

Pero prohibirles acceder a las redes sociales es tan absurdo como prohibirles aprender informática o inglés, es el mundo que nos ha tocado vivir para bien o para mal. Puede que influya el hecho de que yo estoy convencida de que es para bien.

Mis hijos, actualmente, tienen 15 y 12 años, y tienen tuenti (con datos falsos, claro) aproximadamente desde los 11.

He escrito otro comentario antes pero no se ha publicado, si resulta ser un error mío y se publican los dos, pido disculpas por repetirme

015
Rai
09.06.2012 a las 17:15 Permalink

Hola Enrique, conduzco coches, que no los robo, desde los 13 años, y te puedo asegurar que mejor que otra gente. La ley no se cambió porque fuera capaz de hacerlo ni se me dió la posibilidad de tener un carnet. Simplemente tenia una habilidad fuera de lo común al resto de niños de mi edad. Durante las veces que conducía nunca tuve ningún problema con ningún otro usuario de la vía publica, que donde estaba el truco, bueno yo aparentaba ser mayor de lo que era alcanzaba perfectamente a los mandos del vehículo desde los 11 años que fue precisamente la edad en la que mi padre el responsable, me ensañara, no buscaba un piloto si no alguien al que le pudiera transmitir sus conocimientos, era profesor de autoescuela. Hizo un buen experimento porque llevo conduciendo vehículos 28 años y no he tenido ningún problema.
¿Que a donde quiero ir a parar? bueno el sentido común del resto de la gente creo que lo puede decir, se necesita que se prepare a los menores respecto a las redes sociales, pero no todos los padres somos como el mio. La velocidad a la que se producen los cambios en el mundo 2.0 no da ni para conseguir que un alto porcentaje de adultos responsables sean capaces de asimilarlos y transmitirlo a sus hijos de los que son responsables. Que pueda manejarme en el mundo 2.0 tampoco garantiza que sea capaz de transmitir a un niño la forma de actuar en este mundo.
Ademas la necesidad de una empresa no puede estar por encima de las necesidades de los ciudadanos incluyendo los menores y esas necesidades vienen de la educación tanto en casa como en la que han recortado ahora.
Pude haber puesto en riesgo la vida de otros y la mía propia, pero las redes sociales son igual de peligrosas o mas.

016
Pedro Latasa
09.06.2012 a las 18:10 Permalink

Tema complejo y con muchos aspectos a contemplar.

Doy charlas sobre las reglas en el manejo de Internet a niños de 9,10,11 años y a sus padres.
Los niños que usan redes sociales, casi ninguno conoce las reglas, ni las conocen sus padres.
No veo lógico que los niños deban mentir para acceder a tuenti, pero, tampoco que los padres que no saben qué es les den dicho acceso.

La diferencia con las reglas de la calle es que todos las usamos cada día y las dominamos. No sucede lo mismo con las redes sociales. No es tan fácil como decir si la ley es correcta o no.
En el propio entorno educativo surgen multitud de problemas con esta nueva forma de socialización virtual, que es una realidad, pero, que a muchos ha pillado con el paso cambiado.

En fin, el debate está servidor, pero, tendremos que darle pronto una respuesta porque esta realidad está aquí.

Un saludo.

017
Gorki
09.06.2012 a las 19:01 Permalink

#015 Rai
Pude haber puesto en riesgo la vida de otros y la mía propia, pero las redes sociales son igual de peligrosas o mas.

Hombre reconoce que te has pasado tres pueblos. Un simple error en la carretera, por ejemplo perder la dirección al estornudar, o asustarte al patinar en una mancha de aceite, puede llevarte a estrellarte contra un árbol. Y pongo un árbol, por no poner algo mas dramático, como atropellar a un ciclista o chocarte de frente contra otro vehículo. ¿Quieres ponerme un ejemplo del uso de Internet donde un solo estornudo ponga en peligro de un grave accidente al niño que maneja Internet?

¿Como alguien en su sano juicio, puede comparar el riesgo de Tuenti, con el de las carreteras donde todos los haños hay más de 1000 muertos instantáneos? ¿Cuantos muertos produce Facebook un fin de semana?

018
Rai
09.06.2012 a las 19:25 Permalink

#017 Gorki
Tan solo quería llamar la atención sobre la importancia de la educación, respecto a la comparación evidentemente no va a perder uno la vida a no ser que se atragante frente al ordenador, pero el riesgo de tener problemas muy graves y de causar a los demás problemas muy graves es lo que pretendía mostrar. Siento no haberme expresado mejor en el anterior comentario.

019
montse
09.06.2012 a las 20:38 Permalink

Muy bueno, Gorki, efectivamente, yo no tengo ningún miedo a que mi hijo de 15 o mi hija de 12 provoquen un accidente mortal en internet. Sí que les tengo miedo a los peligros, pero no más (ni menos), que a que un día, cuando vayan tranquilamente por la calle, un cab… les obligue por la fuerza a entrar en su coche. Y sin embargo, no les prohibo que vayan por la calle, si no que les sermoneo con que vayan con los ojos bien abiertos y luego pongo velas a todos los santos para que no les pase nada.

Y si algún mal día les pasara algo, yo no culparía a las calles por estar abiertas a todo el mundo.

020
Enrique Pérez
09.06.2012 a las 23:21 Permalink

#010 gorki

“recibir del Estado la debida educación que les hará libres”

¿Te refieres a que si en el colegio le enseñan a mi hijo que 2 + 2 = 4 debería prevenirme y prevenirles contra el adoctrinamiento?

021
montse
10.06.2012 a las 00:02 Permalink

#020 enrique

No, Enrique, Gorki no se refiere a eso, se refiere a que delegamos en papá estado muchas cosas que son responsabilidad nuestra: la educación de los hijos no es responsabilidad del Estado, si no de los padres; el Estado lo que tiene que hacer es poner los medios para que todos los niños tengan acceso gratuito a una educación de calidad, pero si los padres les damos libertad absoluta y no les enseñamos en casa a cumplir las normas, da igual lo que legisle el Estado porque tampoco lo cumplirán.

Al menos, eso es lo que he entendido yo, y lo que pienso

022
Gorki
10.06.2012 a las 13:10 Permalink

#018 Rai
Las tonterías que se puede hacer en redes sociales no tiene que ver con la edad, es más, las simplezas que he visto en Youtube, no las hicieron menores de 14 años, sino nayores y muchas personas de cerca de la trintena. Conviene quizá leer al filososfo Jose Antonio Marina en La_Informacion donde dice “Es absurdo que una niña de 13 años pueda tener sexo pero no beber cerveza”
# 020 Enrique Pérez
Confundes enseñanza, que se puede recibir en cualquier escuela pública o privada con educación que hay que darla en casa y día a día.

023
delivolicita
11.06.2012 a las 12:18 Permalink

A ver, el hecho de que no esten permitidos menores en las redes sociales (sin el consentimiento paterno) es porque la ley no permite manejar datos personales de menores, es decir, que esto no algo que afecte exclusivamente a las plataformas de redes sociales, si no que es común a la totalidad de servicios/empresas que se ofrecen en Internet.

¿Que estamos pidiendo entonces?¿Que no haya una protección especial sobre el tratamiento de datos de menores en Internet?¿Que solo se los permitamos a los Tuenti/FB de turno?.

Y por favor, no cometamos el error de pensar que las redes sociales son las mal llamadas plataformas, las redes sociales son personas, vinculos que estableces entre dos mundos (el fisico y el virtual) y se puede gestionar perfectamente tu red social sin que tener que entrar en servicios centralizados, masificados, con mucho ruido y en el que su negocio se basa en tus datos. Quiza esto es lo que habría que mostrar a los menores.

024
Jorge Peralta
11.06.2012 a las 20:11 Permalink

Me gusta MUCHO este planteo.
Antes de la Red la mayoría dejaba que sus bebés fueran criados por un televisor. Lo sentaban frente a la TV para marearle la cabeza y que no moleste llorando por un abrazo. Luego culpaban a la TV por pervertir a sus jóvenes.
Hace poco culparon a las “redes sociales” porque una niña de 13 años fue violada en un hotel para sexo por un desconocido “amigo” de una famosa red social.
Antes era más simple = En general los padres le explicaban a los niños “no entres a hoteles para sexo con amigos adultos que acabas de conocer” (Traducido, se explicaba de otra manera).

025
kathy
14.06.2012 a las 19:33 Permalink

Seguirá siendo importante que los adultos continuemos preocupandonos por los niños, sobretodo con lo que tiene que ver con las muy nuevas redes sociales, las cuales se encuentran en proceso de experimentación..Los menores no deben ser los “los conejillos de indias. “

026
cesar
15.11.2012 a las 14:31 Permalink

LAMENTABLEMENTE X FALTA DE COMUNICACION E INFORMACION….

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens