El Blog de Enrique Dans

¿Curriculum vitae? Are you from the past?

Escrito a las 11:57 am
60

Un artículo en el Wall Street Journal de hace unos días, No more résumés, say some firms, parece confirmar cuestiones sobre las que ya escribí allá por el año 2006 ó 2007 en columnas como esta en ABC, “¿Estás o no estás?”, o esta otra en el suplemento Infoempleo del mismo periódico, “Tu curriculum y la tecnología“, de la que extracto este párrafo:

Hoy en día, el curriculum ya no es más que una manera de permitir que quien te busca, te encuentre, porque el verdadero curriculum, el que determina que te contraten o no, es Google. Invariablemente, quienes hacen la selección tomarán su navegador, y teclearán tu nombre en la cajita mágica.”

De acuerdo con el artículo de Wall Street Journal, un número creciente de compañías, particularmente aquellas más próximas al ámbito de la tecnología, empiezan a dejar de solicitar el envío de curriculum vitae como inicio de un proceso de selección, y optan por pedir en su lugar enlaces representativos de la presencia web de los candidatos, tales como blogs personales, cuentas de Twitter, perfiles en LinkedIn o incluso videos presentándose y explicando por qué razón se consideran adecuados para el puesto ofertado.

La razón parece evidente, y surgía ya en una entrada del año 2009 que titulé “La web social como escaparate profesional“: la reducción de incertidumbre. Todo proceso de selección supone un importante componente de reducción progresiva de la incertidumbre entre empresa y candidato. De la misma manera que un candidato intenta reducir la incertidumbre sobre cuáles serán sus responsabilidades, cómo será su entorno de trabajo o qué condiciones económicas o de otro tipo llevarán aparejadas, la empresa pretende, a su vez, llegar a un nivel de conocimiento lo mayor posible del candidato que está detrás de una solicitud. Las razones para una contratación, como todos sabemos, van mucho más allá de la enumeración de unos títulos, una experiencia o unas habilidades concretas. Cada día más, lo que importan son aspectos de personalidad, de encaje cultural o de capacidades a la hora de trabajar en unas condiciones o en un equipo determinado. Para muchos de esos aspectos, el curriculum es claramente insuficiente.

Para muchos, el curriculum se ha convertido en un convencionalismo que dice poco de la persona que lo ha redactado, mientras que la presencia en la web social suele resultar, en muchos sentidos, mucho más transparente. El que parece un perfecto imbécil en su interacción vía Twitter suele ser porque, en mayor o menos medida, es un perfecto imbécil, y el interés por incorporarlo a tu compañía o por trabajar a su lado debe seguramente reducirse en consecuencia. Lo que las empresas parecen estar empezando a hacer es, sencillamente, pedir a los candidatos facilidades para llevar a cabo esa web research que todo proceso de contratación parece cada día más llevar aparejada.

¿Justo? ¿Injusto? ¿Reclamamos nuestra libertad para ser profesionales perfectamente solventes en una empresa mientras en la red somos el troll mayor del reino? Poco que decir más allá de “la vida es así”. De la misma manera que los pacientes de un médico acuden a Google con sus síntomas para intentar llevar a cabo un diagnóstico preliminar o para intentar averiguar cuál es “es estado del arte” de los tratamientos a su supuesta dolencia, las empresas van a intentar saber cuanto más, mejor de aquellos que pretenden optar a un puesto de trabajo en ellas. En el primer caso podemos hablar de hipocondría o de falta de preparación para evaluar un sintoma o entender lo que “el doctor Google” dice sobre ellos, y podemos alegar que una consulta no puede convertirse en una sesión de preguntas y respuestas entre el facultativo y un paciente que seguramente necesitaría estudiar muchos años para entender las razones de una decisión concreta. En el segundo caso, hablaremos de libertad de expresión o de separación entre lo personal y lo profesional. Pero la evidencia es la que es: cada día más contrataciones se llevan a cabo no en función de lo que pone un curriculum vitae que se ha quedado tan anticuado como el latín en el que está escrito, sino en función de una presencia web que cada día resulta más relevante.

Al final, un proceso de selección hecho con más criterio debería redundar en un mejor encaje persona-puesto, y en una vida profesional probablemente más satisfactoria. ¿Obtendrán una ventaja competitiva a la hora de incorporar talento aquellas empresas que tengan en cuenta factores de este tipo, que van más allá del anticuado concepto del curriculum vitae? ¿Ayudarán esas prácticas a establecer esas empresas como “lugares mejores para trabajar” frente a empresas con aspecto apolillado y anticuado que siguen “pidiendo el curriculum vitae”? ¿Qué imagen quieres dar como compañía? ¿Y como candidato? ¿Cómo prefieres ser seleccionado?

11 trackbacks

[...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos ¿Curriculum vitae? Are you from the past? http://www.enriquedans.com/2012/02/curriculum-vitae-are-you-from…  por Valheru hace [...]

[...] cómo es. Estoy convencido, y no soy el único, de que el CV está próximo a convertirse en una reliquia del pasado.Una última reflexión. Ni Steve Jobs llevaba, ni Bill Gates, Mark Zuckerberg o Jimmy Walles llevan [...]

[...] el último artículo de Enrique Dans en su [...]

[...] La gran ventaja de las redes sociales es que las personas dejamos un rastro digital. Ahora puedes tener una idea mucho más fidedigna sobre cómo es alguien que cuándo sólo tenías acceso a su CV y a su imagen. Ahora puedes ver qué contenidos comparte, sobre qué temas y con qué personas conversa, en que redes está más o menos activo, cómo interactúa con otras personas, etc. Incluso si no está en las redes sociales, ya te está diciendo mucho sobre cómo es. Estoy convencido, y no soy el único, de que el CV está próximo a convertirse en una reliquia del pasado. [...]

[...] ¿Curriculum vitae? Are you from the past? por @edans [...]

[...] escrito ha sido redactado en contestación al artículo realizado por Enrique Dans: “¿Curriculum Vitae? Are you from the past?” por lo que recomiendo encarecidamente leerlo [...]

007
Stack Overflow « byteCraft
02.06.2012 a las 22:28 Permalink

[...] junto con Github pueden dar una muy buena idea de tus habilidades en futuras solicitudes de empleo, algunos incluso creen que estos sitios sociales pueden reemplazar por completo al [...]

008
Marca Personal « DaNi JuaN
31.07.2012 a las 14:57 Permalink

[...] unas semanas leí un artículo de Enrique Dans en el que daba una opinión sobre otro que se publicó en el Wall Street Journal [...]

[...] social como nueva expresión del curriculum, tema que posteriormente revisité en 2007, en 2009 y el pasado febrero, y que permiten ver la evolución de este tema: cada día más, el curriculum es una herramienta [...]

[...] ¿Curriculum vitae? Are you from the past? por @edans [...]

[...] ¿Curriculum vitae? Are you from the past? por @edans [...]

49 comentarios

001
Isabel
07.02.2012 a las 12:19 Permalink

Totalmente de acuerdo. Aunque a veces parece que se olvida, cada uno es responsable del contenido que difunde en la Web, y cómo se relaciona. De hecho, en lugar de verlo como algo negativo, puede ayudar a mejorar la posición laboral si el contenido resulta atractivo para el responsable de RRHH, así que una huella digital bien gestionada, es una oportunidad y no una “injusticia”.

Más info: http://irrpp.blogspot.com/2008/12/gestionar-la-propia-marca.html

002
Benjamin Frugoni
07.02.2012 a las 12:31 Permalink

Una cosa que me sorprende que ninguna guía online sobre hacer currículums incluye entre sus campos obligatorios es el perfil público de FB, cuenta Twitter y LinkedIn o cualquier variante de la red social profesional.

Para atreverme a esto, por supuesto, tengo que cuidar que mis cuentas sean “respetables” y ser natural y normal. La otra opción, como muchos hacen, es tener perfiles públicos y perfiles privados.

En fin, lo que me falta ahora es la gestión de dos cuentas desde un mismo terminal de teléfono sin tener que loguearme cada vez en la otra

003
EBC
07.02.2012 a las 12:39 Permalink

Sé que esto es así, pero me parece pésimo no poder separar el ámbito personal del profesional. Yo en mi trabajo soy un tipo serio y responsable, pero en mis ratos de ocio he bailado en calzoncillos sobre la barra de un bar el 31 de diciembre de 1997 en Hong Kong, unas horas antes de ser China. Y no me arrepiento, pero ahora resulta que tengo que esconderlo en mi Facebook. Conclusión, la mayoría de los perfiles serán anónimos y falsos para que el gran hermano empresarial no nos rastree tan fácilmente. ¿qué le importa a mi empleador si hago chistes machistas con mis amigotes o comento las siliconas varias de tal o cual actriz? Eso es privado y como tal debería quedar.

004
Javier
07.02.2012 a las 12:42 Permalink

Es gusto leer los tus artículos.
Lo que describes me parece un mundo super apasionante y que está emergiendo con mucha fuerza.
Añadiría, desde mi punto de vista, que, a pesar de la fuerza con que está entrando esta alternativa, es todavía pronto para decir que el CV es el pasado.
Personalmente, me atrae mucho más un tipo de acercamiento entre empresa y candidato/a como el que describes, pero creo que todavía este nuevo sistema no ha desmarcado al tradicional, o al menos no en España.
Creo que en España, todavía se tira más de CV y, en todo caso, se hace una ligera exploración de nuestra marca virtual. Eso teniendo en cuenta que según el sector y la función del puesto la cosa cambia mucho.
En todo caso, corrígeme si me equivoco que me dará una gran alegría y me ayudará para focalizar mi propia búsqueda de empleo.
Un saludo

005
Joaquín Ferrández
07.02.2012 a las 12:51 Permalink

Parcialmente de acuerdo. Existen muchos puestos de trabajo cuyos candidatos no tienen por qué tener una presencia web. Evidentemente hablo de puestos poco cualificados pero abundantes en muchos negocios. En estos casos el currículum vitae es lo único que nos van a poder mostrar. Creo que para perfiles profesionales más elevados esta estrategia resulta muy adecuada y recomendable pero en otros perfiles es sencillamente imposible de aplicar. Como siempre, todo con moderación y raciocinio.

006
Daniel
07.02.2012 a las 13:15 Permalink

Está claro que para ciertos sectores y puestos la presencia en la web será importante en cualquier proceso de selección, y que eso puede decantar el resultado, el que te elijan o no.

Y esto nos va a obligar, a los que no tenemos mucha presencia en la misma, a cambiar el chip.

Pero además conllevará, como dice 002, a tener dos usuarios en la web: uno serio, en el que me pueda vender profesionalmente y opinar sobre noticias de mi sector, y otro privado en el que pueda hablar, por ejemplo, de fútbol. No vaya a ser que la persona de RRHH sea del equipo contrario al mío y me deje fuera por eso…

007
Mortizs
07.02.2012 a las 13:26 Permalink

En mi opinión me parece genial que las empresas investiguen en las redes sociales, cómo dices te da muchas pistas de la persona que tienes en frente, algunos no somos muy buenos vendiéndonos a nosotros mismos aunque seamos capaces de hacerlo con cualquier otro producto de manera satisfactoria y sin problemas. Y las redes sociales nos ayudan mucho en ese sentido! Aunque no sé si a día de hoy todavía muchas empresas realmente se lo toman en serio.

008
Rafael Alcalde
07.02.2012 a las 13:45 Permalink

Es cierto Enrique, ‘no more resumes’ es una gestión horrorosa, poco eficiente y nada realizadora. Pero más importante aún que quitarse la guerra de los documentos es localizar a la persona adecuada para cada empresa. Esto usando una única red social es arriesgado y ademas con la herramienta que ofrece la red social es bastante limitado. Es necesario un metabuscador que simplifique esta tarea. Es justo nuestra misión como empresa en JaraTech, recordaras la presentación que te hice.
Un abrazo!

009
Rafael Alcalde
07.02.2012 a las 13:51 Permalink

Contestando al comentario de porque hemos de entrar a investigar, son muchos los motivos. Cuando le ofreces un puesto de cierta responsabilidad, que puede tener un impacto en la imagen de la compañia, al igual que buscas alguien que ya haya resuelto previamente los problemas a los que se va a enfrentar, buscas alguien que coincida a nivel personal con los valores de la empresa. Son seguridades que busca la empresa para “garantizarse” un potencial éxito. Si no lo mira… es como la ruleta rusa.. unas veces aciertas… otras no! Y de esos hay casos para estar un dia comentandolos… y muy sonados.
Espero haberte ayudado a entender la necesidad de saber mas sobre la persona que incorporas a tu empresa… los anglosajones esto lo tienen muy asumido… nosotros los mediterraneos… nos encanta improvisar!

010
Tiquicia Vargas
07.02.2012 a las 14:10 Permalink

Pueden darse mil razones por las cuales las empresas prefieren contratar mediate las plataformas virtuales, pero en lo que a mí respecta la más fundamental es la siguiente: HONESTIDAD. Aunque parezca broma, resulta que el curriculun suele ser solo un resumen de nuestras referencias educacionales y laborales, muchas veces están confeccionados con programas especializados en los que solo debes llenar espacios como en un formulario. Pero que sucede en Internet: “La persona es más suelta, responde y se expresa muchas veces más como el mismo, lo que deja ver su personalidad, carácter y su nivel cultural más francamente que en una entrevista personal”.

La tecnología esta en todos los campos, si es bien utilizada puede ser una verdadera herramienta.

011
www.basketandtalent.con
07.02.2012 a las 14:14 Permalink

Es importante crear una marca personal que te diferencie del resto dentro de la red.El problema es que tu huella digital puede no ser bien interpretada por los reclutadores, o bien que se encuentran buscando perfiles discretos por cultura de empresa y tu aparición en la red te descarta.

012
jubete
07.02.2012 a las 14:30 Permalink

Pues creo que es un error por parte de los departamentos de RRHH por varias razones. La primera ya la ha expuesto EBC. La segunda es que hay mucha gente que no usa su verdadero nombre (por ejemplo, yo, aunque tu puedes ver mi verdadero correo) asi que tanto los trolles como los fulanos razonables quedan ocultos.

Y la tercera, que va en parrafo a parte, tiene mas que ver con mi propio ombligo, el de un informatico que ha visto con estos ojitos que se va a comer la tierra anuncios donde pedian expertos en “maysql”, gente con tres años de experiencia en .Net tres meses despues de que Microsoft lo anunciara o expertos con amplia experiencia en EJB cuatro meses antes de que el primer servidor de aplicaciones que los soportara saliera siquiera como beta.

Es decir, si los de RRHH tienen un criterio mas bien limitado para elegir personal en algunas profesiones, ¿que van a elegir mirando las fotos de la gente en Facebook? Entiendo que se pueda decir que aunque en lo tecnico no tengan todo el conocimiento, si tienen profundos conocimientos de psicologia para buscar profesionales serios y competentes, pero he conocido a bastantes contraejemplos de esa tesis.

A los que no tenemos cuenta en Facebook o Linkedin porque simplemente no sabemos para que sirven, ¿como nos van a juzgar?

013
Pablo Olmeda
07.02.2012 a las 14:49 Permalink

El personal branding hace años que se puso de moda y tiene su foco especialmente en Internet. Es por ello que debes saber dónde y cómo comentar cuando lo haces públicamente en la Red. Las opciones de privacidad y los pseudónimos existen por algo. ¡Úsalos! Si no, cuando participes con tu nombre de una forma pública (por ejemplo, en este blog), piensa antes si te importaría que lo viera tu posible futuro jefe y si quieres tomar el riesgo. Pero pasa exactamente lo mismo con las relaciones personales. ¿Te gustaría que tu mujer viera un comentario machista que has vertido en algún foro? Como último recurso siempre te queda decir, “no, ése es otro Pablo Olmeda, no soy yo…”

014
Mara
07.02.2012 a las 14:53 Permalink

Me parece interesante ver este cambio que ya desde hace tiempo se veía venir y estoy de acuerdo con el hecho que es una realidad hoy en día. Una realidad en la que personalmente me siento cómoda.
Pero, para ser un poco crítica, me pregunto:
La huella digital es tan trasparente como he oido muchas veces? Se podría forzar…¿no? En el momento que una persona, por ejemplo, elabora su propria ‘estrategia de personal branding’ ¿no podría forzar este proceso? Es decir, seguro que será mucho más que un ‘simple’ CV, pero no podría ser una moda más que una ‘simple’ adaptación?
Yo creo que esto, ‘el estar’ de la mejor manera que cada uno puede y puede llegar a conocer el como… pues esto es parte del personal branding y el personal branding debería ser parte del trabajo… por lo menos de muchos trabajos :-)

015
Antonio Garcia Saenz
07.02.2012 a las 15:12 Permalink

Que tendra que ver? en Facebook tengo gente con tres licenciaturas, y es verdad porque los conozco, y su actividad en Facebook si la tiene, es poner videos de humor del perrito de Youtube … si Facebook fuera para poner curriculums, o crear “su personaje” si empieza a interesar “crearse un personaje” habra hasta quien lo haga que triste, pues ya lo hubiera sido, y si va serlo sera la escusa perfecta para provocar millones de bajas o la inactividad práctica que ya se ve… por mucho que se empeñen en ponernos una dictadura, ya les gustaria a Facebook Yahoo y todos estos, no terminan de tener por donde agarrarnos, a ver por donde pretenden agarrarnos que nos largamos … en fin cada dia esta mas claro que Facebook es la proxima burbuja de niveles épicos, no saben que hacer con mil millones de monigotes …

016
Juan
07.02.2012 a las 15:29 Permalink

Solo un apunte lingüístico, Enrique. Ese “estado del arte” del que hablas con cierta frecuencia y que suena tan raro no es más que un calco innecesario del “state-of-art” anglosajón que por estos lares se traduce como “puntero”, “avanzado”, “de última generación”, “de vanguardia”, etc.

017
yoriento
07.02.2012 a las 15:35 Permalink

Como bien introduces en el artículo, son las empresas de corte tecnológico las que están potenciando la presencia en la Red como elemento clave de la selección, aunque muchas otras aún no han llegado a este escalón, bien porque su propia presencia en la Red es meramente testimonial, bien porque sus directivos son conservadores, bien porque los empleos ofertados sean muy convencionales sin proyección TIC.

Hasta hace meses aún se mencionaban encuestas que mostraban el % de profesionales de la selección que ya usaban las redes y la presencia en la Red en la búsqueda y valoración de candidatos. Ahora ya empiezan a mostrar otra indicador: el % de profesionales que NO las usan, de tan pocos que empiezan a ser.

PD. Has quitado la posibilidad de hacer login con Twitter? O soy un pardillo o no lo veo! :-)

018
jose luis portela
07.02.2012 a las 16:06 Permalink

No puedo estar mas de acuerdo contigo Enrique. Yo muchos saben que me dedico a ayudar a mucha gente a buscar trabajo de forma desinteresada, empezando por todos mis alumnos del IE y luego otras personas que se ponen en contacto conmigo.

El primero punto es hacer un buen CV, y para ello NO me he leído ningún libro (lo siento todos malos y anticuados), sino que he hablado con muchos directores de recursos humanos y muchos Head Hunter. Todos coinciden en dos puntos:
1. El cv fisico tiene que ser algo muy resumido, y es muy valorable comenzar con un resumen ejecutivo de 3 lineas resumiendo el cv entero. (nadie se puede definir ocupando mas de tres lineas) Ej. Ingeniero superior con ingles y MBA que tiene 8 años de experiencia en el sector fabricación industrial y que ha trabajado en el extranjero dos años.
2. Inmediatamente lo que hacen es buscarte en la red, y comprobar primero en linked in si lo que dices en el papel es cierto. En la red es mas difícil mentir. Luego como segundo paso miran también Twitter (lo que dices, que te interesa) y por ultimo unos pocos me han confesado que también buscan en facebook. (no se si lo hacen la mayoría y solo unos pocos lo confiesan)

Esto no es una opinión, ni lo que pienso, es la realidad que me encuentro todos los días. Y por favor recordar que el objetivo del CV es que te llamen para hacer la entrevista y el objetivo no es para contratarte (esto lo decidirán después de la entrevista personal, no antes). Es decir, el CV es la herramienta que tienes para que seleccionen de entre 200 cv recibidos el tuyo entre los cinco que van a llamar para hacer la entrevista.

019
Yapci
07.02.2012 a las 16:29 Permalink

Yo veo esta practica bastante poco util tal y como dice jubete, ya que yo por ejemplo (y me cosnta que muchos informaticos como yo se posicionan igual al respecto) apenas hago uso de las redes sociales.No tengo Twitter,Facebook ni tuenti,solo tengo una de Google+ y la uso mas para enterarme de noticias y articulos interesantes que otra cosa, normalemente si quiero compartir algo lo envio a mis contactos por correo electronico asi que si me buscas por ahi apenas vas a encontrar nada que sirva para hacer esa estimacion entonces me tomaras por un antisocial o un paranoico.Cuando la realidad es totalmente distinta ,simplemente no les veo la gracia a las redes sociales y veo muy muy mal dar mal rollito por no hacer lo que la mayoria.

020
Paula
07.02.2012 a las 16:58 Permalink

Yo estoy totalmente de acuerdo con el enfoque, con las conclusiones y con los hallazgos personales que cada quién deberá valorar en función de lo que hace, lo que busca y lo que necesita.
Sin embargo difiero en dos detalles: Los perfiles de Facebook nacieron dentro del ámbito de lo personal. En mi caso particular, venía dado por la necesidad de mantener el contacto con la gente del país que tuve que abandonar. Me hice de FB por facilitarme la vida en la búsqueda de ex compañeros de clases de los múltiples colegios a los que fui, por poder volcar las fotos de mis viajes de una sola tacada sin necesidad de enviar mails personalizados, para ver quién se casaba, quién tenía un hijo, etc todo esto está en el ámbito personal y me cuesta asimilar que se pretenda convertir el perfil de Facebook en una herramienta para la selección de personal en entornos profesionales.
Para eso ya tengo mi perfil de Linkedin, mi twitter, e incluso el blog que tuve durante cuatro años y abandoné por falta de tiempo.
En cuanto a mi segundo comentario, me hace gracia que consultoras nacidas en el mundo 2.0 se vanaglorien de una búsqueda segmentada, precisa y transversal. Es lo que venden en las redes sociales y sin embargo, continúan pidiendo el cv y cuando envío mi perfil de Linkedin, me vuelven a pedir el cv. Entonces ¿en qué quedamos?

021
Anonimo Perez
07.02.2012 a las 17:15 Permalink

Como informático y detractor de las leyes de copyright y de la caza de brujas que tienen montado empresas y gobiernos para monitorizar y controlar a cada individuo vía Internet me parece la peor de las ideas.

Bastante malo es ya que Facebook venda tus datos personales para marketing o que el FBI espíe todas las comunicaciones para ver quien va a “Desenterrar a Marilyn Monroe” como para que tampoco pueda la gente encontrar un trabajo porque se les de a las empresas el poder de conocer hasta el ultimo detalle de cada persona.

¿Les damos también nuestro historial medico para que no nos contraten si tenemos algún problema de salud a corto o medio plazo? Cada uno es muy libre de dar mas o menos datos sobre si en una entrevista pero que se generalizara este método solo seria bueno para empresarios.

022
Guiomar Tuñón de Hita
07.02.2012 a las 17:21 Permalink

En parte estoy a favor, como recién licenciada no tengo un curriculum extenso, ni una gran experiencia laboral, mi expediente no es brillante, pero creo que merece la pena conocerme. Porque más allá de lo que he estudiado, o he podido trabajar, considero que como persona (“virtual” y “real”) tengo grandes cualidades que pueden interesar a una empresa que me quiera contratar, y que me “google-en” les dará otra impresión que el curriculum nunca va a poder mostrar.
En parte estoy en contra, porque tengo mis dudas respecto a como se pueda tratar la información que encuentren; como decia EBC [#003] yo puedo hacer “locuras” en mi vida privada y no por ello ser peor profesional.

023
Hugo minijuegos
07.02.2012 a las 17:49 Permalink

La diversidad de como obtener emplo via web e internet es ventajosa pero tiene su contra uno hoy dia debe ser multifacetico, bilingue, poseer conocimiento de informatica y ademas hay mucha competencia

024
Fernando Peretz Cortés
07.02.2012 a las 18:53 Permalink

Excelente Artículo, y me parece que este giro que están dando las empresas en su proceso de reclutamiento es bastante asertivo, ya que con esto pueden contar de una perspectiva más completa a la hora de entrevistar a los candidatos, además de ahorrar papel, que muchas veces acaba en el cesto de basura.

Saludos.

025
Enrique Dans
07.02.2012 a las 19:27 Permalink

Me resulta curiosa la cantidad de paranoias que se están plasmando en torno a este tema. A ver: que las empresas seleccionen en función de la presencia en la web social no quiere decir que tengas que tener un perfil profesional y uno personal, quiere simplemente decir que tienes que ser natural. Las empresas no van a rechazar tu candidatura porque seas del Madrid o del Barça – al menos, las empresas serias – ni porque tengas buen humor, ni siquiera porque tengas unas ideas políticas determinadas, salvo en casos muy extremos. Lo que hay que hacer, lógicamente, es compartir en las redes sociales como se debe compartir, no indiscriminadamente todo con todo el mundo, sino en función de la relación que tienes con cada persona o grupo de personas, agrupadas según tus criterios. Las empresas, por lo general, no te ficharán por tus fotos en bikini en una playa en vacaciones, pero no porque no les presten atención, sino porque, lógicamente, no tienen por qué verlas salvo que tú misma quieras que las vean.

Lo que hay que tener es una presencia natural: quienes usan las redes sociales para hacer el imbécil, para trollear o para “liberar su lado salvaje” (…) generalmente lo haran con un seudónimo, y será bastante extraño que suministren la información de ese perfil en un proceso de selección a no ser que lo utilizasen para hacer el imbécil porque efectivamente fuesen mentalmente imbéciles. De ahí a decir que “habrá que dejar de lado el humor en las redes sociales”, pues en fin… a mí el humor me parece una buena característica a tener en cuenta a la hora de contratar a alguien, tanto como la falta de humoren muchos casos a la hora de no hacerlo.

¿Y si no estás en las redes sociales? Pues la vida es dura, pero quien está buscando información sobre ti pensará o bien que eres un bicho raro, o bien que has pasado los últimos cinco años viviendo en una cueva y comiendo carne cruda, y cualquiera de las dos cosas no son especialmente buenas. ¿Que no te gustan las redes sociales? Tú mismo, pero estarás privándote de un escaparate interesante en el que desarrollarte. Y no es “porque lo digo yo” ni soy yo el que dicve que sea bueno que sea así, es algo que sencillamente ya se puede comprobar a día de hoy: ponte a ver cuántos headhunters a día de hoy recomiendan perfiles que no encuentren en LinkedIn: cada día menos, sencillamente porque les resulta extraordinariamente cómodo usarlo. Y esas tendencias que comienzan en ese parte del mercado acaban por generalizarse al resto.

026
Patán Novales
07.02.2012 a las 19:58 Permalink

Si una empresa seria se piensa que el rastro que deja uno en internet es representativo de alguien o algo para formarse una opinión de cara a considerarlo para un puesto de trabajo, apaga y vámonos. Yo puedo parecer un perfecto imbécil en el twitter, exactamente igual que en la vida real, como todo el mundo, y según a quién, le pareceré imbécil o no. Formarse una opinión de alguien por el facebook es tan equivocado como decir que un famoso es esto o lo otro por lo que leemos de él en los periódicos. El 75% (de los famosos y de la gente con cuenta activa en facebook) usan un personaje más falso que un duro de seis pesetas. Y tiene que ser así. Cuando no sabes quién te puede ver tu cuenta (una cuenta privada es tan fácil de ver como estar sentado al lado de alguien que tenga acceso a ella; amigos de amigos… anda que no he chafardeado yo -que no tengo ni cuenta- cuentas privadas con otros amigos/as), pones sólo lo que más atractivo te parezca y escondes lo que no. Así se dan fenómenos como la ‘cara facebook’; gente que parece que ensaya en casa la pose que ponen en las fotos porque se piensa que es la que más les favorece, y sale en todas las fotos exactamente igual. En fin, es la parishiltonización más patética e irresponsable de la vida privada que he visto en mi vida. En el otro extremo están esos que no ponen ni una foto y usan su cuenta sólo para ver a los demás, que me parece igual de patético.

027
Jose Miguel
07.02.2012 a las 20:08 Permalink

“Hoy en día, el curriculum ya no es más que una manera de permitir que quien te busca, te encuentre, porque el verdadero curriculum, el que determina que te contraten o no, es Google.”

Todo bien. Aunque esto le complica las cosas un poco a Juan García García. Aproximadamente 13,200,000 resultados. Va a ser un laborioso proceso de selección que lo deja en desventaja frente a Iñaki Urmangarín, por ejemplo. Y no, no hay ningún error tipográfico.

028
Jose Miguel
07.02.2012 a las 21:22 Permalink

Google no da igualdad de oportunidades, y es absurdo basarse en eso. Llamarse Dans te da prioridad, llamarse Rodriguez, no. Es absurdo basarse en un sistema de busqueda para evaluarte como candidato. Porque existiendo, puedes no aparecer en las 20 primeras paginas por lo común de tu nombre. Descartado. No entro en el tema de separación de vida privada y profesional, quien se expone es porque quiere o porque es inconsciente, y debe asumir las consecuencias en la red como en la vida real, incluso con más cuidado, porque en la red la huella es más dificil de borrar y está para todo el mundo, no sólo para tus amigos, dependiendo de las precauciones de privacidad que tomes.

029
mercadder
07.02.2012 a las 22:09 Permalink

Linkedin, y pronto Facebook, permiten que el CV desaparezca como tal. De hecho Linkedin tiene una herraienta para “sacar” el CV del perfil.

Es realmente un proeza mantener el CV, y los perfiles de Linkendin, en Ingles y español al menos, actualizados y sincronizados!

030
Enrique Dans
07.02.2012 a las 22:28 Permalink

#028: Eso, Jose Miguel, es mentira. Te puedo posicionar a un Rodríguez en un área temática determinada en menos de un mes, por muchos Rodríguez que haya en la red. Pero es que además, la necesidad de posicionar no es tal, porque quien busca, tiene que saber buscar, y acompañar al nombre de lo que haga falta para localizar a la persona. Además, de lo que habla la entrada no es de empresas que vagabundean por la red buscando todo lo que pueden del candidato en plan detectives privados, sino de que esos recursos en la web social sean proporcionados por el propio candidato como forma de presentarse, en lugar de un curriculum.

031
Jose Miguel
07.02.2012 a las 22:45 Permalink

Perfecto, Enrique. Prefiero el metodo tradicional. Desde hoy enmascaro mi presencia en la red. Porque prefiero mi privacidad a mi disponibilidad. Soy de la vieja escuela.

032
mejores depositos
07.02.2012 a las 22:51 Permalink

como casi todo en internet, el problema es que muchos lo ven como una amenaza cuando se deberia percibir como una oportunidad.

033
Paula
07.02.2012 a las 23:07 Permalink

Yo todavía estoy esperando a que una consultora (de las grandes, de las pequeñas, de las nuevas, de las llamadas “consultoras” especializadas en headhunting, me pida mi perfil de Linkedin. No sólo no me lo piden, cuando lo envío me dicen si puedo enviar un cv actualizado.
Lo que pasa es que muchas veces la realidad dista mucho de la tendencia, y mucha gente en el mundo de los recursos humanos se sube (o lo intenta) al carro de reclutamiento 2.0 por una cuestión de branding …
Ya me encantaría a mi que dieran más uso a los perfiles Linkedin en España.

034
Andreu
08.02.2012 a las 00:05 Permalink

Hace poco fui a entrevistarme a una empresa muy atractiva para mi desarrollo profesional, a la que me habían convocado después de recibir mi CV. La conversación fue agradable, todo fue bien, pero en el momento clave me preguntaron por mi blog. ¿Blog? No, no tengo… ¿Algún sitio dónde podamos ver lo que haces, piensas, de lo que eres capaz? Bueno, mi web, aunque confieso que no la actualizo desde hace un par de años y claro… Ahm, bueno, pues gracias por venir. ¡Y piénsate lo de empezar un blog! (Disclaimer: Diálogo ficticio y resumido pero que sintetiza perfectamente lo que ocurrió).

De todo se aprende, claro, ahora ya tengo blog. Sólo me queda encontrar la empresa o cliente que lo valore tanto como la anterior.

Saludos,

035
JL
08.02.2012 a las 02:42 Permalink

los encuentro complementarios, es cierto que para decidir en una terna la búsqueda web puede servir, especialmente si encuentras un trollero en tu terna. Pero para decidir por un puesto de responsabilidad, la experiencia es más relevante (incluso que el CV). A menos que quieras contratar a alguien que en su trabajo use twitter ¿?…incluso hay puestos para los cuales lo mejor nos es ser muy “activo” en las redes sociales. El exceso de “exhibicionismo social-virtual” lo veo más como una inmadurez del uso de las tecnologías. Por otra parte, si al querer contratarme quisieran ver mi perfil de facebook o mi cuenta de twitter, creo que están violando mi derecho a la privacidad. Y ese es otro tema.

036
Mago en Madrid
08.02.2012 a las 03:24 Permalink

En mi campo, en el mundo de la magia profesional, el curriculum no sirve de nada. Hay magos que presumen de tantos premios, y lo que el público quiere es ir a google y ver tu vídeo, tu imagen corporativa.

Lo primero el boca a boca, o en otros ámbitos el amiguismo o recomendadismo, y si no llega, quizás google nos eche una mano.

037
José
08.02.2012 a las 03:30 Permalink

Me parece que tanta red social está comiendo un poco el coco de la gente. Entiendo que una empresa de desarrollo de aplicaciones busque un perfil en stackoverflow, github o google code. Que una empresa de diseño gráfico busque tu perfil en deviantArt, ¿y el albañil, la dentista y el abogado?

Creo Enrique con todo el respeto que tengo hacia su criterio que está un poco obcecado al estar metido tan de lleno en la ‘harina’ del mundo 2.0. Se lo digo con todo el respeto del mundo. No todos los trabajos se consiguen igual. A fin de cuentas Linkedin no deja de ser un CV con hormonas y si las empresas que quieren contratar lo utilizan es simplemente porque es un buen kilómetro cero para buscar gente ya que sólo los más bichos raros como insistes en llamarnos (de buen rollo) no tenemos Linkedin.

El problema que le veo es cuando te da por mirar esos perfiles y las ‘bio’ de Twitter, realidades adulteradas, ‘autodidactas’ y mucho icono “;)” en plan soy la repanocha. Al final lo que vale son tus méritos, es decir, tus estudios y tu experiencia laboral. Como decía alguien “menos net, y más working”!!

038
Marcus
08.02.2012 a las 08:15 Permalink

Como dice Enrique en TVAC, somos inmigrantes digitales. Creo que la mayoría de los que opinamos en este blog. Por ello, estamos en Fbook por estar, sin sacarle mayor partido. LIn es un cv dinamico, con enlaces y contactos profesionales. Que cada cual juzgue el valor de cada alternativa.

039
jubete
08.02.2012 a las 09:51 Permalink

Hombre, Enrique, lo de ser un bicho raro por no estar en las redes sociales… Eso me ha tocado lo personal y no me gusta irme a lo personal porque en este blog se habla de cosas mas genericas. Supongo que depende de sectores, como bien dice el “mago en Madrid”, pero en el de las TIC, donde este tener usuario en Sourceforge y alguna contribucion a algun proyecto, mas aun si es tuyo, que se quite FB. Por lo menos entre los tecnicos, claro, que seguramente la gente de RRHH no sepa lo que es Sourceforge (hay muchisima distancia en esto de las teclas entre el tecnico y el que elige al tecnico). Se podria decir que Sourceforge es de alguna manera una red social, pero entoces ¿que no es una red social?

Yo solo he buscado un par de veces a dos personas que conocia en linkedyn (en realidad Google me mando alli) y la verdad es que lo que ponia alli era mas falso que un Judas de plastico. Es decir, era cierto, pero en su perfil parecian personas competentes y nada mas lejos de la realidad. Digamos que a uno de ellos lo podias sustituir por un lector de RSS porque lo unico que hace es repetir lo que se lee en la blogosfera; si esta de moda Spring, pues SPring, si esta de moda XML, pues XML.

Estoy de acuerdo en que la imagen que ofreces en internet es importante para buscar trabajo, pero, precisamente la de las redes sociales, la considero irrelevante, porque no es mas que la buena imagen interesada que ofreces de ti. O la imagen alocada. Una cosa es mirar lo que ha hecho un fulano, donde esta metido y en que ayuda, y otra mirar lo que pone en FB. Y miedo me da que la gente de RRHH mire siquiera lo que hay en perfiles de FB o Twitter.

Ademas, si todo el mundo esta en FB o en lynkedin, ¿que aporta estar ahi?

040
Alvaro
08.02.2012 a las 10:53 Permalink

Resulta irónico que el defensor de la privacidad de Internet, el que brama contra el supuesto ataque frente a los derechos “civiles” del Estado-gran hermano cuando persigue delitos aborrecibles en Internet, defienda con tanto ardor las practicas de espionaje de las empresas en los procesos de selección.

041
Enrique Dans
08.02.2012 a las 11:08 Permalink

#040: Resulta irónico que donde yo digo “sé tú el que envía a las empresas la información de la web social que creas relevante para definirte” y “es imposible evitar que la busquen”, tú vayas y leas que “defiende con ardor las prácticas de espionaje”. Sin duda es algo que dice mucho de ti.

042
Kplan
08.02.2012 a las 12:54 Permalink

¿Y donde queda la privacidad en todo esto? Siempre se ha dicho de no poner foto, ni fecha de nacimiento, ni estado social, en los Curriculum Vitae para evitar que la empresa te excluya en principio por aspectos personales y se fije exclusivamente en los aspectos profesionales del aspirante.
Luego, en la entrevista personal, tendrán tiempo de analizarte como persona.

Pero desde luego, dejar que hurgen en tus comentarios y fotos famiares y de amigos no lo veo procedente. Que te guste tal grupo de música, tal inclinación política, o religión no debería ser un aspecto definitorio para la contratación laboral.

Al fin y al cabo deben contratar profesionales que se adapten al puesto requerido, no “colegas” con aficiones similares.

043
De Freitas
08.02.2012 a las 19:05 Permalink

Evidentemente los tiempos son de cambios tecnológicos, y dentro de una transcision sin objetivo fijo, mas si con las energías y el empuje que la tecnología nos otorga. En lo personal las mejores practicas no aplican siempre a todos los escenarios. Es inevitable que hoy día seamos un elemento activo de la red, queramos o no todos estamos dentro de ella y por esta razón las empresas buscan ampliar su rango de acción para asegurar mas elementos que les permitan conocer mejor las personas que se postulan para un cargo. Pero creo llegara el dia por el que paguemos para conservar algo de privacidad y no estar ser ubicados en la red, a pesar de que la tendencia sea otra y probablemente la virtualizacion nos volverá a las raices de la naturalidad.

044
Rose
08.02.2012 a las 23:48 Permalink

Buen artículo.

Realmente este tema tiene sus pro y sus contras, en mi opinión puedes ser realmente tremendo profesional de lo más eficiente y responsable, y en tu vida personal el rumbero número 1.. por tanto, decir que de acuerdo a tu perfil virtual se mida si calificas o no a un cargo, considero que es algo ambiguo. Capaz puede aplicar para cierto tipo de puesto debido al perfil que buscas, como el ejemplo de alguien “discreto” que se mueva en determinado entorno… pero como dicen en Venezuela “pagarán justo por pecadores” … sin embargo, no soy de la idea que el curriculum quedo en el pasado..puede estar camino “a quedar en el pasado” que es diferente…

Ahora creo que estoy fregada, después que vean mi blog jaajajaajjaja dirán chalequeadoras aquí no queremos…

Rose
Venezuela

045
Frank
09.02.2012 a las 06:59 Permalink

Llevo tiempo seleccionando gente en el sector de las TIC, para trabajar en mi departamento, y sinceramente, no entiendo en absoluto cómo alguien puede defender que, a día de hoy, en España, la presencia en la web de una persona tenga la más mínima utilidad en su proceso de selección.

Efectivamente, a mí, cuando me llega un CV, después de leerlo con calma, marcar lo que me parece más interesante, detectar las dudas que me pueda provocar, etc., etc., me voy a Google y busco el nombre de la persona.

Aparte de lo que cuenta José Miguel en #027 o #028 (como el pobre se llame Manuel Sánchez es completamente imposible discernir si se trata de la misma persona o no), lo cierto es que, a día de hoy, del 90% de la gente que busco simplemente no encuentro nada. La gente o no está en redes sociales, o está con otro nombre. Eso es así empíricamente, y lo digo con conocimiento directo.

Y del otro 10% no encuentro nada interesante. Como mucho su perfil en Facebook, con alguna fotillo con amigos, ¿qué utilidad puede tener eso para contratar (o no) a alguien?

Por supuesto, yo tengo mucho trabajo y no me puedo tirar media hora con cada CV haciendo búsquedas cada vez más refinadas y haciendo ingeniería guguelística para encontrar una fotillo más sobre la persona, simplemente no me es rentable. Cuando el CV de una persona me parece que se acerca a lo que necesito, voy directo a la entrevista personal, que en 30 minutos me da infinitamente más información sobre la actitud y capacidades de la persona que todas las búsquedas que pueda hacer en la red.

Algunas de esas personas de las que no encuentro NADA en Internet trabajan ahora conmigo, y son personas responsables, trabajadoras y brillantes técnicos. Usaron su tiempo en trabajar y formarse, y no en crearse una imagen en Internet que, si te soy sincero, a mí me habría echado para atrás más que otra cosa, porque no me gusta la gente que dedica más tiempo a venderse que a trabajar y aprender. Entiéndase esto último como criterio de selección, no hablo de temas personales, allá cada uno con su vida.

Si la presencia en la web hubiera sido un criterio de importancia en la selección, toda esa gente con la que ahora estoy tan satisfecho ahora simplemente no estarian trabajando conmigo. Tendría a mí disposición gente que domina la presencia web – linkedins, blogs, facebooks, etc. – ¿Para qué demonios me sirve eso?

Que en ciertos casos muy concretos pueda ser un criterio útil no lo niego, pero a día de hoy a una empresa media con un proceso de selección rutinario la web no le sirve absolutamente para nada, si acaso para obtener una imagen falsa de la gente y para perder la oportunidad de contratar a gente estupenda.

046
sexo telefónico
09.02.2012 a las 21:15 Permalink

#040 No tiene ningún sentido. ¿Espionaje? Pero si es información pública. Lo que hay que hacer es formarnos (y formar) sobre cómo gestionar nuestra presencia en Internet, siempre dentro del concepto que cada uno tenga de su privacidad.

Es que hay mucho trabajo en ese sentido, gente que no es consciente de la información que sobre ellos hay en Internet, de la información que dan cuando meten sus datos en una página e incluso hay gente que comparte contraseñas.

047
Javier
10.02.2012 a las 23:57 Permalink

Coincido con las opiniones reflejadas por algunos comentaristas. A día de hoy no es relevante lo que uno tenga colgado en la web. Salvo casos realmente excepcionales, google no sirve para buscar ni para aprender la posible aptitud de una persona en un trabajo. En el mundo de los despachos de abogados (el mio) esto no sirve. Y si alguno tiene alguna cosa colgada (una tesis doctoral o un proyecto) entonces se indica en el CV con referencia a un link determinado para poderlo mirar luego en detalle. Yo he seleccionado a personas y a día de hoy todo continua como antes. Debe tenerse en cuenta que aproximadamente el 75% de los CV están mal hechos y se puede aprender mucho de un candidato según como está hecho su CV, por lo que con solo mirar el formato del CV y luego la experiencia, ya está hecha la selección en un 95%. El resto es hablar con la persona.

048
Mortizs
23.02.2012 a las 13:01 Permalink

Ya lo tenía entre manos cuando leí tu artículo pero ya está terminado. Mi nuevo CV “alternativo”, http://prezi.com/pwdgvojb_sdc/cv-maria-ortiz/
Ya te contaré si realmente esta táctica funciona o no!

049
Josito
08.06.2012 a las 13:00 Permalink

O sea que, ¿cuando salgo de trabajar no puedo hacer el imbécil? Pues yo necesito tiempo libre y hacer lo que quiera en mi vida privada (para desahogarme de tanto directivo imbécil) y no por eso se tiene que poner en duda mi profesionalidad.

Comentarios cerrados

7 Comentarios en Menéame

001
ElPerroDeLosCinco
07.02.2012 a las 11:21 Permalink

Si les mando un enlace para que vean mi perfil en Menéame, no me contratan ni locos. Sobre todo, si se fijan en todo lo que meneo durante mi jornada laboral. » autor: ElPerroDeLosCinco

002
NazguL2
07.02.2012 a las 11:36 Permalink

Es como si me pidieran que les enseñara una webcam puesta en el salón de mi casa. Si tengo twitter no es para enseñarselo a los de RRHH.
Si quieren mi CV bien y si no que se metan el trabajo por el culo.

Por cierto linkedin está bien, pero porque es una red social para encontrar vínculos laborales, no es lo mismo que twitter ni mucho menos » autor: NazguL2

003
kiff
07.02.2012 a las 11:39 Permalink

Voy a ir quitando del Facebook las fotos que tengo en el cuarto de baño marcando tableta…» autor: kiff

004
MrBorji
07.02.2012 a las 11:45 Permalink

Es para decirles “miren, yo vengo a trabajar, no para hablar de mi Facebook y ni mi Twitter”.» autor: MrBorji

005
eloso
07.02.2012 a las 11:57 Permalink

Es una tendencia en una pequeña parte del mercado laboral. No creo que en una entrevista para ebanista quieran conocer tu twitter.» autor: eloso

006
carlosmateo
07.02.2012 a las 11:59 Permalink

Para mi, esto es tecnología mal aplicada. En todo caso si eres desarrollador, o de diseñador..ya les enviarás tú tus muestras.

Pero en el resto de profesiones..de que coj**nes habla el listillo este de Dans??» autor: carlosmateo

007
Mouse
07.02.2012 a las 14:32 Permalink

El curriculum de Edans es una película en 3D que se proyecta en cines Imax.» autor: Mouse

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens