El Blog de Enrique Dans

El desarrollo del mercado del libro electrónico

Escrito a las 4:30 pm
79

eBook readersEl mercado del libro electrónico se encuentra en plena efervescencia, y parece un buen momento para dedicarle un pequeño análisis. En muy poco tiempo, hemos visto aparecer y desarrollarse competidores con muy distinto enfoque, alianzas de todo tipo, movimientos de actores teóricamente importantes, estrategias diversas, escándalos…

En un análisis muy rápido podríamos mencionar la aparición de los primeros dispositivos basados en e-Ink con enfoque hardware (Sony Reader, iRex iLiad, etc.), la llegada del Kindle de Amazon con enfoque de servicio integrado con su propia tienda, ya con una segunda generación y dos versiones en el mercado, la entrada de Google con Google Books, las alianzas de proveedores como Barnes&Noble con fabricantes de hardware como Plastic Logic o Borders UK con Elonex, la llegada de otros fabricantes (eSlick, Jetbook, Papyre, iLiber o más recientemente hasta El Corte Inglés con Inves), la batalla de los diferentes formatos, o el impacto de dispositivos multifuncionales como el iPod o el previsible tablet de Apple. Y por supuesto, los temas relacionados con la protección de contenidos mediante DRM, con escándalos como el muy reciente de Amazon por el que Jeff Bezos tuvo que pedir disculpas y que todavía dará que hablar.

La cuestión fundamental aquí es entender hasta qué punto se está siguiendo el mercado editorial una trayectoria similar a la que hemos vivido ya en el mercado de la música. Durante muchos años, se consideró que el libro estaba al margen de este tipo de temas: sí, podían encontrarse copias de libros en formato electrónico en infinidad de sitios en la red, pero su uso era sumamente marginal: el mercado opina mayoritariamente que la mejor forma de consumir un libro sigue siendo en papel. Sin embargo, a medida que el mercado avanza y la competencia va generando dispositivos y propuestas de valor más adecuadas, nos acercamos al punto sin retorno: por un lado, la experiencia de leer en formato electrónico mejora notablemente, y en algunos de sus atributos de manera especial (portabilidad, usabilidad, funciones añadidas…) y, por otro, los fabricantes de dispositivos llegan a acuerdos con proveedores de contenidos basados en una supuesta protección de éstos que ni funciona, ni funcionará (prácticamente todos los formatos tienen ya su sistema de desprotección publicado, y la cuestión tiene además manifiestas similitudes con el de la música, contando incluso con el equivalente del “agujer0 analógico“), además de introducir molestias para quien los adquiere de manera legítima y generar movimientos de protesta en los clientes.

¿Pueden las editoriales sustraerse al impacto de Internet en su negocio? Las editoriales controlan factores muy parecidos a los de las discográficas: seleccionan, producen, distribuyen y promocionan, con un impacto en resultados que en muchos casos es superior al que depende de la calidad intrínseca del producto, y ponen a disposición de los clientes únicamente una pequeña cantidad del inventario. ¿Qué parte de un best-seller viene dada por la calidad del autor y cuánta del hecho de encontrarse en todos los escaparates mediante la distribución adecuada, criticado por los mejores críticos y mencionado en todos los telediarios? Sin embargo, en función de la trayectoria que se vislumbra, mi opinión es que la trayectoria es similar. Lo que ha mantenido hasta este momento al mercado editorial fuera del impacto disruptivo de la red ha sido la presencia de determinados atributos del producto que convertía en más conveniente la lectura de un libro físico frente a su contrapartida electrónica, atributos que, además, se encontraban perfectamente arraigados a lo largo de muchas generaciones. En breve, veremos una cada vez mayor proliferación de dispositivos de lectura progresivamente mejorados que proponen ventajas sobre la experiencia de producto (portabilidad, búsqueda, diccionarios incorporados, etc.) y tendremos una generación con poco apego al papel, unida a otra que se mantiene en él por factores no racionales, sino puramente románticos (“huele a libro”, “el tacto del papel”, etc.) Por otro lado, las editoriales juegan un papel de filtros e intermediarios entre los autores y los lectores, papel por el que perciben un margen importante: el autor medio percibe entre un 8% y un 10% sobre el precio de venta, mientras que la editorial corre con los gastos de fabricación, distribución y promoción, un esquema similar en su orden de magnitudes al existente en el mundo de la música. ¿Cuánto le queda a la industria editorial para empezar a sentir impactos parecidos a los sufridos por la industria de la música? ¿Cuánto para empezar a ver autores consagrados que se editan a sí mismos? ¿O para presenciar el crecimiento de mercados paralelos de sus productos?

¿Es posible, de alguna manera, aprender de experiencias anteriores? Posible sí, pero sumamente complejo. A los ojos de la mayoría de los directivos de la industria, la solución parece casi peor que el propio problema. Las variables a tener en cuenta en un proceso disruptivo son, desde mi punto de vista, la velocidad de difusión de la innovación, la participación de los actores en el proceso, y la estructura de márgenes. Si aplicamos lo aprendido en procesos disruptivos anteriores, el secreto debería estar en adelantarse a la generalización de la innovación participando adecuadamente en ella, y diseñar una estructura de márgenes revisada que no solo resulte razonable, sino que además disuada la creación de mercados paralelos. Pero la posibilidad de convertirse en un negocio de menores márgenes y sujeto a unas reglas diferentes es algo que, lógicamente, atrae poco a los participantes de la industria, ante la imposibilidad de establecer comparaciones con algo que todavía no ha tenido lugar, de manera que, en lugar de cambiar ellos mismos, optan por intentar cambiar todo lo que les rodea, el entorno en su conjunto, recurriendo para ello a todo lo imaginable. Pero este tipo de procesos de adopción tecnológica, cuando llega su momento, tienen lugar a gran velocidad. ¿Puede un sector de gestión tan tradicional como el editorial reconocer los indicios que el mercado ya está proporcionando, y reaccionar a ellos algo mejor de como en su momento lo hicieron las discográficas?

11 trackbacks

001

[…] Hoy en Enrique Dans. […]

002
meneame.net
05.08.2009 a las 21:33 Permalink

El desarrolo del mercado del libro electrónico…

El mercado del libro electrónico se encuentra en plena efervescencia, y parece un buen momento para dedicarle un pequeño análisis. En muy poco tiempo, hemos visto aparecer y desarrollarse competidores con muy distinto enfoque, alianzas de todo tipo, mo…

[…] just avui he llegit una anàlisi del mercat del llibre electrònic per Enrique Dans, que en paraules seues “se encuentra en plena […]

[…] que deseemos. La letra podrá modificarse tanto en su tamaño como en la familia tipográfica. Los e-libros dispondrán de excelentes diccionarios incorporados en cualquier lengua. Los mismos tex…. Los libros podrán llevar explicaciones adjuntas del mismo autor para esclarecer dudas. No será […]

[…] ya está disponible y es asequible. Lo analizaba recientemente Enrique Dans en su página: http://www.enriquedans.com/2009/08/el-desarrollo-del-mercado-del-libro-electronico.html. Pero lo que no está todavía maduro es el modelo de negocio de las editoriales de libros de […]

[…] andan ya husmeando el nuevo soporte que viene, hasta el más distraido puede ver las orejas al lobo pues parece que el mercado del papel va a entrar los siguientes años en una crisis de […]

[…] de las herramientas de la educación (sin ir más lejos la entrada anterior de este blog y en el comentario que hice en el Blog de Enrique Dans cuando trataba sobre el libro electrónico).  En esta ocasión […]

[…] Son una realidad y un mercado seguro. […]

[…] bloguero y profesor Enrique Dans apunta que el “secreto debería estar en adelantarse a la generalización de la […]

68 comentarios

001
Iván Alonso (neverbot)
05.08.2009 a las 17:07 Permalink

Un tema posiblemente digno de mencion sea el de la famosa feria del libro de madrid.

Una rapido busqueda en google de “feria del libro madrid libro electronico” da muchos resultados relevantes, interesantes sobre todo aquellos donde se exponen las excusas de los organizadores, hablando sobre la no relevancia, etc, etc.

Y, al final, uno acaba por comprender lo mismo de siempre: igual que con los discos de musica, las ferias no son de los libros, sino de los editores de libros, y para ellos el libro electronico si es competencia. El libro electronico podria destruir en un futuro el mercado clasico, y no estan por la labor de permitirlo.

Cuando tu negocio se basa en cobrar por copia fabricada, no tiene sentido un mercado en el que la copia sea gratuita, y el usuario final tenga la tecnologia para poder pagar directamente al creador. Sin coste de copia, sin coste de impresión, sin coste de distribución, sin punto de distribución…

Dentro de 5 o 10 años cedro será la nueva sgae.

002
lector
05.08.2009 a las 17:44 Permalink

No creo que sea la misma situación que la del mercado de la música, hay diferencias tecnológicas y culturales:

– Tecnologicas: hay diferencia de comodidad entre un libro de papel y uno electrónico, cosa que no ocurre entre un CD y un fichero de música electrónico, de hecho en este último caso ocurre lo contrario. Un libro es más cómodo por varias razones: su infinita autonomía, flexibilidad, comodidad para los ojos.. Un dispositivo tipo Kindle tiene otras ventajas frente al libro pero no dejan de ser extras que difícilmente compensan. No dudo que vayan a mejorar pero los aparatos actuales.. basta ver la foto que has puesto, vaya bichos y encima caros.

– El acceso libre a esos contenidos ya existe desde “siempre”, cosa que no ocurría con la música o no tan extensamente. Creo que las bibliotecas pagan un canon pero la situación no es para nada comparable a la descarga de música. Las editoriales tienen perfectamente asumido que alguien puede leerse todos los libros existentes gratuitamente a través de su biblioteca. Lo equivalente en libro electrónico a las bibliotecas sería el P2P y eso sí que no hace gracia a las editoriales.

Creo que el segmento que sí puede ver peligrar sus ventas no sólo frente al libro electrónico sino a los pdfs de las redes P2P, son los libros puramente técnicos. Cada vez veo menos sentido a comprar en papel libros en plan Java 6 que son poco más que una referencia técnica y por tanto vas a necesitar tener el ordenador a mano de todos modos.

Por último decir que esto de sustituir el papel se habla desde hace mucho, desde antes que el tema de la música, una de las primeras promesas que hizo la informática y sin embargo dista mucho de haberse hecho realidad. Hay empresas que hasta se imprimen los emails…. y el FAX se sigue usando mucho, quien lo diría hace 15 años.

003
Prometeo
05.08.2009 a las 18:22 Permalink

Me interesa mucho la evolución del libro electrónico. Está claro que es el futuro. También en torno al propio artilugio, junto con las características avanzadas que como dices se irán implementando con celeridad y lo dotarán de infinitas posibilidades y lo harán mucho más manejable, se abrirá paso un nuevo romanticismo basado en una mitología ad hoc, ya lo veremos.

Muchas gracias Enrique por tus inteligentes, bien documentados y muy útiles comentarios.

004
Dubitador
05.08.2009 a las 18:34 Permalink

Muy cierto lo que puntualiza @lector en #2. ¿Que se ha hecho de aquellas entusiasticas promesas de que se iba a desterrar el papel de las oficinas?

Ha resultado justamente al reves. Las impresoras han incrementado exponencialmente el consumo de papel, dado que las pantallas, los monitores de tubos de rayos catodicos, incluso las relativamente delgadas, e incluso portables, TFT y LCD no aportan la sensacion de fijeza, concrecion y portabilidad que aun es patrimonio del papel.

Las pantallas cada vez mas ligeras, incluso tactiles, de creciente menor consumo, tienden a aunar las ventajas del monitor y la hoja de papel, lo que en conjuncion con memorias de estado solido tales como las tarjetas SD y similares, ya si cabe decir que se aproximan a constituirse como creible alternativa.

El quid de la cuestion de la industria de contenidos -de cualquier clase de contenidos- radica en el control del canal. Mientras no consigan controlar el canal digital no podran administrar y rentabilizar lo que por él circule.

Una muy probable manera de recuperacion del control puede venir de la mano del llamado cloud computing, el cual, resumiendo mucho, cabe describir como el acceso y difrute de las prestaciones de un ordenador pero sin necesidad de tener un ordenador.

Es posible que en virtud de una suculenta rebaja, o practica gratuidad, del poco hardware basico necesario y asi como de la conectividad, quepa recuperar el control de los contenidos merced a unas condiciones de uso y acceso que faculten al proveedor para fisgar lo que se trajina dentro de sus maquinas, mas o menos al estilo de Google, quien a cambio de la gratuidad de sus servicios se permite el fisgoneo de los datos para perfeccionar sus servicios publicitarios.

Cuando el canal vuelva a tener dueño volveran las oscuras golondrinas a poner sus tenderetes repletos de derechos de autor.

005
Juan
05.08.2009 a las 19:34 Permalink

Gran análisis Enrique, como siempre, un paso por delante. Con el tiempo habrá que guardar este post para poder releerlo y darse cuenta de que se ha hecho y que no se ha hecho y sobre todo que se tenia que haber hecho antes de que fuera demasiado tarde.

006
ismael
05.08.2009 a las 19:35 Permalink

A lector en #2, creo que es únicamente cuestión de tiempo. Enrique apunta ya algunas ventajas del libro electrónico. En mi opinión, esos “añadidos” acabarán compensando las cada vez menores diferencias entre el papel de celulosa y el electrónico.

En estos momentos llevo en la bolsa que me acompaña siempre, además de lo habitual (teléfono, cartera, etc.) un ejemplar de Moby Dick (900 páginas) y tres o cuatro carpetas con varios artículos académicos cada una (pongamos 100 folios en total). Llevaría más, pero el riesgo de eslomarme vivo es demasiado alto.

Llevo un año considerando el libro electrónico y sé que tardaré en comprarlo, pero dudo que pase otro año entero. Reduciré el libraco y los 100 folios (que siempre van cambiando: imprimir, leer, tirar, imprimir, leer, tirar…) a un dispositivo de 10″ y 200g. Llevaré cientos o miles de documentos que no tendré ya no que imprimir, sino ni tan solo que escoger. Y podré buscar en sus páginas (algo muy útil en literatura académica donde muchas veces lees en diagonal o lees para encontrar).

Lo último en lo que he trabajado (muy) en serio ha significado manejar unas 600 referencias de una carpeta que tiene unas 3000. Y cada día caen 3, 4… 10 PDFs “muy interesantes” que “debo leer sin falta”. Y ahí están, hacinándose en el ordenador porque da cosa imprimirlo todo y es peor todavía cargarlo.

Sí, ya sé que no a todo el mundo le pagan por leer como a mí ;) pero creo sinceramente que es cuestión de tiempo. Y, además, poco.

007
Viper
05.08.2009 a las 20:18 Permalink

Siendo un poco radical, el que no quiera ver las ventajas de un ereader frente a un libro tradicional, ES QUE NO HA LEIDO UN EBOOK EN SU VIDA.
¡ojo! me refiero a un ereader de verdad (no, el iphone no me sirve, la nintendo ds tampoco ni un portatil….)
Un ereader tiene todas las ventajas de un libro físico (contra mas luz mejor para leer, contraste parecido, etc..) y algunas mas (posibilidad de ampliar la fuente, marcadores, diccionarios, etc…)
Al #2 lector le pregunto ¿es mas cómodo leer el señor de los anillos (1000 paginas aprox) cargando con el en el metro o mejor en un ebook?
Lo que me temo es que la industria del libro repetirá punto por punto los errores de música (DRM, formatos incompatibles, etc…)

008
kiki
05.08.2009 a las 20:33 Permalink

Menuda “efervescencia”. No he visto todavía a nadie con uno.
También digo una cosa. Eso viene para quedarse. Esta claro. A mi me encanta el olor a papel, el olor a lilas en primavera y el parquet de castaño pero habrá que joderse.

009
Viper
05.08.2009 a las 21:24 Permalink

#kiki, es como todo, en mi trabajo yo fui el primero, ya hay otra persona mas que lo tiene y 2-3 que están pensando en el como regalo de navidades (y el que ya lo tiene comprara otro para su mujer, esta harto de que se lo quite). En el momento que lo tienes en las manos, se pasan muchas de las manías (que si no se lee bien, que si cansa la vista, que si el olor a papel…)
Por cierto tengo entendido que el “olor a papel” es el olor que desprenden los hongos que tiene el papel y que hacen que poco a poco se descomponga……

010
lector
05.08.2009 a las 21:24 Permalink

>¿es mas cómodo leer el señor de los anillos (1000 paginas aprox) cargando con el en el metro o mejor en un ebook?

Te respondo. Es más cómodo LEER de un libro de papel pero más cómodo de TRANSPORTAR con el ebook.
Los ebooks todavía tienen que mejorar en lo esencial, que es la calidad de la lectura, a mí por lo menos me cansa la vista mucho más un ebook que un libro normal. La cosa puede andar cerca pero para mí la calidad actual no me compensa los 200 y pico euros, mejor la biblioteca, precio cero.
Y bueno, hay ediciones del señor de los anillos de bolsillo por cierto.

Por otro lado comento otra vez lo que dije antes. El señor de los anillos lo puedo coger en la biblioteca de mi barrio mientras que para el ebook se supone que tendría que comprarlo obligatoriamente y encima lidiar con el DRM en muchos casos, por lo que encima eres menos dueño de él.

Mirad la foto que ha puesto Enrique, a mí me parecen aparatos con un largo camino tecnológico que recorrer ¿Por qué tienen botones?. ¿No podrían ser táctiles? ¿Por qué no llevan célula solar para mejorar autonomía?. ¿Qué fue de aquellos folios electrónicos que hasta se doblaban?

011
jcjurado
05.08.2009 a las 21:24 Permalink

Teniendo el precedente de la industria discográficas, resulta sorprendente la indecisión con la que están actuando las editoriales y distribuidoras.

Mientras, cada vez son más los lectores de libros electrónicos vendidos y los ebooks descargados, legal e “ilegalmente”.

Cuando se desplomen las ventas y se cierren librerías, vendrán las lamentaciones pero entonces ya será demasiado tarde.

012
Marga
05.08.2009 a las 21:34 Permalink

He estado mirando un poco pero no he visto una manera fácil de conseguir uno en España. Parece que hay que importarlos… ¿Soy yo que he sido muy torpe buscando o es que es así? De no serlo, ¿alguien recomienda uno que sea bueno y se pueda conseguir aquí? Gracias y enhorabuena a Enrique por otro buen artículo!

013
Viper
05.08.2009 a las 21:39 Permalink

#kiki no se que ereader has probado pero te aseguro que mi sony 505 cansa la vista LO MISMO que un libro “analogico”.
Y seguramente el señor de los anillos lo encontraras en la biblioteca, pero para conseguir leer una novedad tendras que esperar semanas o meses para conseguirlo……
¿que los dispositivos tienen que mejorar? evidentemente, pero creo que esa no es la “esencia” del articulo. (no se parece nada un ipod touch a mi primer mp3, pero los problemas (DRM y demás si que son casi los mismos)…….
El problema de los ebook ahora mismo es que yo tengo la posibilidad de conseguir libros “no oficiales” (por no decir pirateados) pero ni siquiera tengo la posibilidad de conseguir libros legales (¡y eso que estoy dispuesto a pagar por ellos!)

014
Jaime Gonzalo
05.08.2009 a las 21:53 Permalink

Por lo que sé y se publica, creo que a Amazon no le está yendo nada mal con su Kindle y, sobre todo, con las ediciones digitales de libros para ser leídos en ese dispositivo. Por lo tanto, no creo que el negocio editorial peligre por la irrupción de este tipo de aparatos, sino que habrá editoriales en España que si no espabilan -y no espabilan- perderán su posición ventajosa en el mercado en favor de emprendedores que, en este momento de cambio, asuman el riesgo sin miedo (que es, precisamente, en lo que consiste ser un emprendedor). Lo que sucede es que aquí en España abunda el empresario acomodado y reinventar el negocio es -reconozcámoslo- una lata. Los que más cuenta se están dando de lo que está pasando son los pequeños editores, que son quienes sostienen de verdad el tejido editorial patrio porque son los que se tienen que preocupar de la calidad de sus textos para sobrevivir. (No anda nada descaminado Iván Alonso en su comentario sobre el futuro papel de Cedro: parece que estamos condenados a que los negocios medren sólo si es a la sombra del poder, importa poco el color del gobierno de turno.)

Por otra parte, en este debate sobre los e-readers, se habla mucho del negocio editorial y del objeto libro -el de papel y el electrónico-, pero poco o muy poco de la lectura, que, pienso yo, es lo verdaderamente importante en todo este asunto. Y en lo que atañe a este punto, no deja de sorprenderme ese tipo de lector que parece apreciar más el olor del papel, su tacto y el amarillear de las hojas, que el valor del texto que se supone está leyendo. Lo cierto es que se me hace difícil repartir la atención entre el olor a tinta joven o a libro viejo, el tacto de un papel de tal o cual gramaje y el contenido de lo que estoy leyendo. Es un verdadero ejercicio de prestidigitación sensorial. Confieso que, por mi parte, sólo alcanzo a abstraerme de todo gracias a la lectura y que, cuando estoy enfrascado en ella, dejo de lado otras sensaciones olfativas o táctiles. No sólo se lee igual de bien en un dispositivo electrónico, sino que se puede decir que es mejor porque se puede ampliar la letra, detalle que pasados los cuarenta años de edad se agradece bastante. Pero, en último término, quien de verdad guste de la lectura no se planteará nunca un dilema del tipo “¿libro de papel o libro electrónico?”, sino que participará de ambos con toda la naturalidad, del mismo modo que hoy hablamos por un teléfono fijo en casa y con uno móvil en la calle.

015
Gorki
05.08.2009 a las 21:57 Permalink

Creo que en el mundo del eBook falta por aparecer una odiada Microsoft que imponga de hecho un estandar en el mercado de los diferentes formatos de fichero. Puede que esa labor la haga Amazon o Google. No me voy a gastar 600€ para comprar un iLiad y descubrir por Navidad, que todos lo que me interesa esta en el formato de Kindle.

Por otra parte, creo que falta por salir al mercado la siguiente generación tecnológica de e-inck, que permita color, imágenes en movimiento y sobre todo links. Ya se inventará

Lo que es indudable, es que más pronto o mas tarde, el cambio del libro a digital llegara y por lo que sé, se producirá el llanto y crujir de dientes de las editoriales, como se produjo en su momento de las discográficas y por los mismos motivos.

Quien quiera mayor información, puede leer el resumen de la mesa redonda que por este tema se produjo dentro de la última Feria del Libro de Madrid, don se prohibió el libro electrónico, pero las Jornadas tuvieron a este molesto objeto, por tema de discusión.
http://felixmaocho.wordpress.com/2009/07/08/arte-digital-el-sector-del-libro-y-su-posicionamiento-ante-el-e-book/

De todas formas mi duda es si el libro desistirá el cambio de soporte, o habrá que adaptarlo al nuevo soporte. Quiero decir de si nos conformaremos con leer una versión plana o 1.0 de la Guerra de Troya, o querremos una versión con con mucha más multimedia, con posibilidad de ver y consultar simultáneamente, como eran los barcos, las lanzas y la ropa de los héroes, bucear por el mito de Helena de Troya y la maldición de su nacimiento y por qué no participar en una lucha entre griegos y troyanos en un tipo de videojuego, quizá lo veamos el sitio desde la perspectiva de un compañero de Aquiles, Es decir “leer” una versión 2.0 o participativa del libro.

Mucho me temo que los editores que creen tener un tesoro en su fondo editorial, no tendrán a penas nada, porque habra mucha oferta de libros 1.0, pero el publico deseara libros 2.0 y habrá que hacer caras adaptaciones, como si de películas sobre textos escritos se tratara. ) ¿Que prefieres que le lean en la radio una novela del Capitan Alatriste o que te hagan una adaptación a la radio? ¿Y en el cine, aguantas que aparezca un señor en pantalla y te lea el texto? ¿Por que no vas a exigir que te lo adapten para el ebook?

016
Iván Fanego
05.08.2009 a las 22:11 Permalink

@ 2 y @6

Iba a decir algo parecido, las ventajas están ahí y se irán notando con el tiempo. Soy uno de esos nostálgicos de los libros “físicos”, pero por motivos románticos (el tacto, el tenerlo de recuerdo en unas estantería,…) Más de una vez me he encontrado pensando, “¡Ojalá pudiera hacer un Ctrl+F en el maldito libro!” (sobre todo si es algo técnico, o quiero enseñarle algún texto en concreto a alguien). Esa sensación tan frustrante de “aquí eso no se puede hacer” será muchas más fuerte en las nuevas generaciones-

Y sí, hay gente que imprime todo (hasta los mails más chorras), pero lo normal es imprimir sólo las cosas “más importantes” y que “hay que leer con calma”.

Estos lectores siguen siendo caros y quizá no del todo operativos, pero démosles un par de años, porque, ¿os acordáis de aquellos reproductores de cds de mp3 que “saltaban” si los movías? ¿Y de los reproductores mp3 de 64 mb sin pantalla?

Cualquiera que escuche ahora música digital aprecia las clarísimas ventajas de este formato sobre esos trozos de plástico que hay que llevar de un lado a otro. Aunque en este caso las ventajas son mayores que en el libro (a mi modo de ver), en este último acabará pasando algo parecido.

Lo que no sé, es si nos dará para pagar otro canon más (que seguro que gozaría de más apoyo popular que el de la SGAE, porque al fin y al cabo son libros)

017
Dubitador
05.08.2009 a las 22:35 Permalink

Si que existe un estandar para los e-libros, se llama ePUB que es un HTML enriquecido, lo que significa que se le puede adjuntar lo que sea, incluyendo imagen y sonido.

En cuanto a lo de los e-libros 2.0. nada impide ahora mismo adjuntar en una novela cualquier clase de material, pero opino que salvo la posibilidad de marcar, anotar y consultar un diccionario, a la lectura le sobra todo lo demas o en cualquier caso le puede convenir despues, dado que la lectura, no creo exagerar demasiado si afirmo que es el multimedia “avant la lettre”: es una pelicula que se proyecta dentro de tu mente.

Lo que la llamada industria desea es conservar el mismo control y margenes. El control no es posible, pues como ha demostrado el tema de la musica el negocio ha sido posible cuando ésta se ha ofrecido como un servicio en vez de tratar de realizar cobro por cada unidad discreta. Los margenes tampoco se pueden garantizar porque si bien el precio cara al cliente tiene que ser tan imperceptible como el de la musica no se puede ni soñar con un publico ni un regimen de comsumo equivalente.

Si ha de haber negocio con las lecturas electronicas será a costa de vehicularlas a traves de un unico proveedor digital y reducir el numero de agentes intervinientes a no mucho mas alla de el propio autor, su “editor” y el gestor de descargas y cobros.

018
Pablo (yo)
05.08.2009 a las 23:01 Permalink

Es muy compleja la problemática del libro electrónico. Yo creo que no reemplazará completamente al libro en papel. Cada uno tendrá un lugar propio. (Como la computadora no reemplazó a la calculadora)
Saludos,
Pablo.

019
kiki
05.08.2009 a las 23:02 Permalink

13# Viper, estoy convencido que es el futuro, por supuesto. A mi también me gustaba mucho hojear mi colección de interviús pero francamente desde que descubrí las páginas guarras de internet las tiré a la basura. Lo mismo pasará con los libracos.
Pero no se, un libro es un libro. Por ejemplo, haz una prueba coge un libro y rómpelo delante de la gente, ya verás la cara que ponen.

020
alf
06.08.2009 a las 00:01 Permalink

Marga | 5-8-2009 a las 21:34 | Permalink

He estado mirando un poco pero no he visto una manera fácil de conseguir uno en España. Parece que hay que importarlos… ¿Soy yo que he sido muy torpe buscando o es que es así? De no serlo, ¿alguien recomienda uno que sea bueno y se pueda conseguir aquí? Gracias y enhorabuena a Enrique por otro buen artículo!

El más accesible es el papyre (en realidad es el hanlin v3) que uno puede encargar por internet y recibir en DOS días en su casa (lo recibes pasadomañana) con 500 libros en su tarjeta de memoria y a unos 300 euros. Tiene la pega de que a mi juicio sería más deseable uno con pantalla de 10´´ si quieres leer con soltura comics o textos en pdf que debieran verse bien en dina4 (es un tormento leer un comic de tintin en una pantalla de 6 pulgadas) en vez de la de 6 que tienen todos los demás pero eso se traduciría en:

+300 euros más para el iliad u otro modelo con pantalla grande, y en eso hay poca variedad (uno de pantalla grande pero más pesado y entre 500-600).

+pedirlo a los USA (caso del kindle 2) con los problemas de gastos de envío e inexistente soporte técnico.

El papyre lo compré aquí:

http://www.grammata.es/papyre

Un analisis muy bueno:

http://mundogeek.net/archivos/2008/01/30/libro-electronico-hanlin-v3/
http://pjorge.com/2008/02/19/recibido-papyre-61/

También tenemos el Sony PRS-505 pero creo que aún no se vende en España (lo he visto en ebay) ni te valdrá la garantía aquí pero la gente habla bien de él en términos generales.

021
Javier Corella
06.08.2009 a las 00:06 Permalink

Que la tecnología está cambiando otra industria parece ya una realidad. Ayer ví el anuncio de los precios de los productos de Sony y parece que alguien está mirando a la próxima Navidad. http://www.nytimes.com/2009/08/05/technology/personaltech/05sony.html?_r=1&partner=rss&emc=rss.

El libro de texto todavía puede tener recorrido por comodidad, tradición o sentimentalismo, pero lo que parece claro es que el libro como herramienta educativa tiene que pasar del papel al bit. Basta pensar en los niños acarreando mochilas de papel para dar cada día 1 página de cada uno de esos libros. Será más razonable que lleven un dispositivo electrónico,que en cada momento cargue la lección del día, que además permita hacer los ejercicio y conectarse a Internet para ampliar información.
Los editores y generadores de contenidos tienen por delante la tarea de encontrar el modelo de negocio que se sustentará en una nueva herramienta.

022
Fran
06.08.2009 a las 00:40 Permalink

Explorando en una nueva librería de Barcelona he percibido un acentuado olor a papel que ha sido largamente almacenado, lo que contrastaba con el perfecto estado visual de los libros. He salido de ella con las manos vacías como va siendo últimamente habitual, con la impresión de que comprar libros se ha convertido en un lujo, y con el deseo de no volver a comprar ninguno en papel.

023
Miguel A. Tovar
06.08.2009 a las 00:45 Permalink

Una interesante historia:
Old, real book vs. Kindle alternative: Which wins?
http://tinyurl.com/n56djg

024
Miguel A. Tovar
06.08.2009 a las 00:50 Permalink

Hoy he ido a recoger los libros que utilizará mi hijo el próximo curso. Va a empezar 2º de primaria. Peso total = 4 Kg. Y más de 150 euros. No he podido evitar el deseo de que el e-book llegue pronto a las aulas…

025
Gorki
06.08.2009 a las 01:08 Permalink

#16 Dubitador | 5-8-2009 a las 22:35 | Permalink
Si que existe un estándar para los e-libros, se llama ePUB que es un HTML enriquecido, lo que significa que se le puede adjuntar lo que sea, incluyendo imagen y sonido

Un estándar no es algo que se invente sino que se impone. ePUb no lo usa ninguno de los grandes en este tema, por lo tanto no es un estándar, como mucho es un candidato

Respecto que no creo exagerar demasiado si afirmo que es el multimedia “avant la lettre”: es una película que se proyecta dentro de tu mente, estoy totalmente de acuerdo que eso ocurre cuando leo un libro. De hecho, muchas veces luego veo la película en el cine y pienso, ¡esa no es mi película!. Por esa precisa razón no quise ver el Señor de los Anillos, me gusto mucho la película que me monté.

Lo que no estoy tan seguro es que teniendo, (por decir algo), un Kindle de quinta generación en las manos, queramos leer y, puesto que podemos, no hacer otra cosa mas parecida participar en una especie de videojuego sobre una historia elucubrada por alguien que hoy llamamos un escritor. Es lo que yo he llamado el lenguaje netgrafico, a semejanza del cinematográfico o el radiofónico.

Aunque tampoco lo afirmo totalmente pues no estoy totalmente seguro en un sentido ni en el otro, solo es una corazonada.

Respecto del modelo de negocio, solo tengo algo claro, un producto digital no se puede monetarizar vendiendo copias, pues todos tenemos una copiadora en casa, hay que buscar otra forma de monetarizar.

No se cuales son, pero existen, pues ni la radio ni la television ni los periódicos gratuitas la utilizan y no necesariamente la vía es la publicidad, hay montones de emisoras de radio y de television TDT por no hablar de blogs, que no viven de la publicidad y a pesar de todo hacen contenidos. Hay miles de vídeo de gran calidad en Toutube y en Vimeo, que son gratis etc, etc.

Como las meigas, haberlas hailas

026
Marga
06.08.2009 a las 01:26 Permalink

alf | 6-8-2009 a las 00:01 | Permalink

Muchas gracias!! Lo miraré en seguida.

027
Krigan
06.08.2009 a las 01:27 Permalink
028
Krigan
06.08.2009 a las 03:19 Permalink

Los amantes del olor de los libros pueden decir misa, pero nadie compra un libro por su olor, ni siquiera ellos mismos. Un libro se compra para leerlo. Y si de verdad sientes tanta ansia de oler un libro, te basta con comprar uno sólo en toda tu vida.

Si los recalcitrantes nos hablan del olor es porque no tienen nada mejor que decir. Para la mayoría de las personas, en la mayoría de las ocasiones, un libro electrónico es mejor opción que uno impreso por goleada: es más barato o gratis, puedes llevar toda una biblioteca encima, puedes conseguir todos los que quieras de forma inmediata y sin salir de casa, no te ocupan espacio, no pesan… y todo eso sin mencionar las ventajas tecnológicas estilo consultar diccionarios, búsquedas de texto, etc.

Obviamente, para leer un libro electrónico necesitas un aparato lector. Si tienes un iPhone o similar, que sepas que millones de personas ya están leyendo libros en sus smartphones, basta con instalar en tu móvil el correspondiente programa. Si prefieres un aparato de tinta electrónica (leer en ellos es un placer), Sony ha anunciado hoy mismo que a finales de este mes empezará a vender un nuevo modelo por 199 dólares (unos 140 euros).

Desde hace unos días también está a la venta el Cybook Opus, que es toda una monada. En la web del fabricante lo puedes pedir por 250 euros más 11 euros de gastos de envío. Y si estos precios te parecen caros, simplemente espera uno o dos años, que lo vas a poder tener al precio que quieras.

¿Se seguirán vendiendo libros impresos? Desde luego que sí. ¿Seguirán siendo la principal forma de leer libros?. Desde luego que no. Las cifras de crecimiento bestial del mercado de los libros electrónicos (un 68% de crecimiento en Estados Unidos en el 2008) dejan las cosas bien claras para todo aquel que sepa lo que es una progresión geométrica.

Es toda una revolución, pero las editoriales españolas se están dedicando a ver cómo vuelan las moscas. No pasa nada, el cambio será con ellos o sin ellos. Cuando el cambio ya haya sido, y sea sin ellos, vendrán los lloros. Que si los piratas son muy malos, que si Google es todavía peor… el incompetente nunca reconoce sus propios errores.

Soy consciente de que le aguardan tiempos difíciles a las editoriales, hagan lo que hagan. La editorial es esa empresa que manda imprimir y comercializa la edición, pero en Internet no hay ediciones, hay copia individual bajo demanda. En el mundo del papel una cosa es la editorial y otra es la librería, pero en Internet son la misma cosa.

Sin embargo, estudiar la vida de las moscas no es algo que vaya a ayudar. Si las editoriales españolas quieren tener alguna posibilidad de sobrevivir, no les queda otra que tirarse ya mismo a la piscina. Esperar a que gigantes como Sony, Google, Amazon, Samsung y otros empiecen a vender (¡o regalar en muchos casos!) libros electrónicos en español tan sólo tiene un nombre: a eso se le llama suicidio.

Claro está que las editoriales norteamericanas tampoco se están luciendo mucho, están dejando que otros sean la librería en un medio llamado Internet donde editorial y librería son la misma cosa. Están permitiendo que las conviertan en el elemento prescindible de la ecuación. Sin embargo, al menos están introducidas en el mercado, y llevándose a día de hoy la mayor parte del dinero. Las editoriales españolas ni siquiera pueden decir eso.

He aquí cómo será el futuro. El escritor, tras haberse corregido él mismo el texto, lo envía a múltiples librerías online a través del equivalente en libros de Tunecore (actualmente muchos músicos, incluyendo algunos famosos, le envían sus canciones a Tunecore para que esta, a cambio de una pequeña tasa, las ponga en iTunes, eMusic, etc). Las librerías online, por supuesto, estarán dispuestas a admitir en sus tiendas cualquier cosa, el coste de almacenamiento de un libro en disco duro es casi cero.

¿Acaso Sony y Barnes&Noble no han admitido medio millón de libros del dominio público procedentes de Google Books? Resulta obvio que el 90% de tales libros no tienen ningún interés para casi ningún lector. ¿Acaso Sony no ha admitido después otro medio millón más tan sólo para poder presumir de que tiene más libros que nadie? Si te admiten sin reparos un libro fracasado de hace 3 siglos, por supuesto que admitirán el último libro de Pepe Pérez, que tal vez resulte ser un éxito inesperado o que al menos estará delante del otro en la larga cola a nada que haga 3 ventas.

¿Seleccionar? Eso ya lo harán los lectores, de la misma manera que seleccionan los vídeos de YouTube o de YouPorn. Estamos en una época en la que yo podría comprar un disco duro de un tera por 100 euros, y ofrecer el mismo número de libros que ofrece Sony actualmente. El almacenamiento, simplemente, no es un elemento a considerar.

Claro está que podríamos preguntarnos si a largo plazo una librería online podrá seguir vendiendo libros o si tendrá que regalarlos y financiarse con publicidad. De cara a las editoriales, eso poco importa. Lo que importa es si habrá un hueco para ellas en el nuevo mundo.

029
Cives
06.08.2009 a las 08:23 Permalink

Yo tuve primero un Hanlin v3 (bajo otra marca, no Papyre), y estaba encantado. Por trabajo, vivo en otro país (Rusia), y no me pude traer mi gran biblioteca de libros, por razones obvias, y con el lector pude leer “mis” libros, aunque el soporte de papel lo tenga en España. Otra ventaja es que aquí es casi imposible encontrar buenos libros publicados en español, y los pocos que hay son carísimos, y gracias al lector sí puedo acceder a libros que, de otra forma no. Seguiré comprando y leyendo libros de papel, porque me encanta tener y leer tales libros; de hecho, soy de los que no los prestan (los pocos que he prestado no me los han devuelto), y cuando he leído un libro que me ha gustado y no tenía, lo he comprado, a pesar de lo caros que son en papel (pienso que los libros electrónicos harán que bajen los precios de los de papel, pues esos precios no están justificados en la mayoría de ocasiones).
Me encanta tanto que, cuando se me cayó y rompió, aunque lo dudé me compré el nuevo Sony PRS-700, que no tiene botones y sí pantalla táctil (lector, n.10).
Me gustaba más el Hanlin por la rapidez de carga y poder leer cualquier formato, pero el poder pasar las páginas con los dedos acercan más a mi Sony a los libros tradicionales. Lo compré por eBay, sin problemas y muy rápido (en Rusia, como en España, tampoco se vende oficialmente), me lo enviaron desde EE.UU. a Rusia perfectamente, e incluso lo he rusificado con una adaptación del firmware que han hecho unos programadores rusos.
Y he amortizado los dos ya, dado que todo el dinero que tradicionalmente he gastado (invertido) en libros lo he reducido a la décima parte.
El negocio actual está, como pasa con la música y las películas, en vendernos el soporte, el hardware, y ahí es donde los editores españoles se están quedando dormidos. Barnes & Noble’s ya ha reaccionado, así como El Corte Inglés, pero las editoriales españolas siguen en la inopia… Y luego se quejarán o adoptarán la actitud cuasi-mafiosa de la SGAE.
Y aquí si se ven bastantes libros electrónicos por la calle y en el metro (incluso los propios Sony que aquí oficialmente no se venden). Y ya sucederá lo mismo en España, poco a poco.
Eso sí, lo que no quiero ni regalado es un Kindle. Que vienen capados para su propio formato (que nadie más en el mundo utiliza). Y encima no puedes descargarte tus propios libros al ebook, salvo que lo hagas desde su tienda y usando su formato. No, gracias. Prefiero mil veces el Sony o el Hanlin, o cualquier otro…
Pero los que hablan tan negativamente en contra de los lectores de libros electrónicos, se ve que no los han usado o probado, si no su opinión diferiría bastante. A pesar de sus defectos, a los que nos gusta leer mucho nos ofrecen muchas ventajas. Los que lean poco y poco frecuentemente, es normal que prefieran el papel.
Yo me quedo con ambos.

030
edi.cat
06.08.2009 a las 10:05 Permalink

El futuro a medio plazo será hibrido, con un presencia del papel que irá disminuyendo a favor del contenido digital, pero hay papel para años todavía.
Mucha gente habla del ereader sin probarlo. Que lo prueben y verán que tienen muchos aspectos positivos.

¿Dificultades, dudas, incertidumbres en el mundo del libro digital? Muchisimas (estandares, formatos, drm, compatibilidades, etc) pero tambien tiene un presente que avanza a velocidad de vértigo.

¿Qué modelo de negocio plantea? Difícil, muy dificil precisarlo.

En general la industria editorial es reacia al tema. Pero no toda. Para quien no lo conozca sugiero visita edi.cat (www.edi.cat), una experiencia pionera de tres editores catalanes que se han lanzado a la piscina.

031
Raquel Morente
06.08.2009 a las 10:39 Permalink

Estoy leyendo la primera parte de la famosa trilogia Millenium, y me planteo tener en mis manos una pantalla rígida que desprenda brillo como la de mi ordenador con el que trabajo a diario, en fin no se, no es cuestión de romanticismo, imagino que tendremos que adaptarnos, lo que si se es que hasta la fecha cuando me llega algún correo o algo que tengo que leer y tiene cierto volumen lo imprimo, me resulta más comodo y mejor para la vista leer en papel. No es mas que una reflexión personal.

032
Enrique Dans
06.08.2009 a las 10:50 Permalink

#2, #19, #31: La pantalla de un libro electrónico no desprende ningún brillo. Es igual que un papel: no emite luz, si estás a oscuras, no puedes leer. No consume energía, únicamente cuando se redibuja, porque eInk es una tecnología pasiva (por eso la batería dura días), ni cansa la vista en absoluto. Es mate, no produce reflejos. La sensación es la misma que la de leer un papel: alto contraste, superficie mate, cero luminosidad, peso similar al de un libro encuadernado en rústica. Puedes leer perfectamente a pleno sol. Olvidaros de la sensación que tenéis cuando intentáis leer en la pantalla de vuestro ordenador: esto no es una pantalla, es otra cosa específicamente pensada para lo que es.

033
Marga
06.08.2009 a las 11:35 Permalink

Krigan | 6-8-2009 a las 01:27 | Permalink

Muchas gracias Krigan, muy interesante la página.

034
Lucas Rodríguez Cervera
06.08.2009 a las 11:38 Permalink

A mi me gusta especialmente la posibilidad de prescindir de intermediarios, de que el autor publique su obra directamente en Internet. Un primer paso es lo que ha hecho Vàzquez Figueroa en bubok…

035
Overflow
06.08.2009 a las 12:43 Permalink

34# : Internet puede hacer disminuir el peso de los intermediarios pero estos, de algún modo u otro, siempre estarán ahí.

En el caso de los libros, es cierto que ya no es necesario contar con una editorial que realice la impresión y distribución de una obra; no obstante, si un autor quiere llegar al “gran público” es imprescindible que cuente con una campaña de promoción cuyo coste no puede asumir un autor novel.

En caso de autores consagrados, con una buena reserva de ceros en su cuenta bancaria, sí que tendrán margen para poder prescindir en un buen grado de los intermediarios.

Quien sabe si en algún futuro, más o menos cercano, alguna compañía (o consorcio) implemente un sistema de recomendaciones “universal” lo suficientemente extendido y fiable para que la publicidad pierda importancia entre los factores que ayudan a la difusión de una obra.

036
Pedro
06.08.2009 a las 12:56 Permalink

He leído que la tinta electrónica con el uso va perdiendo contraste hasta un punto que la lectura ya no es tan cómoda. ¿Habéis notado alguno que os ocurra eso en vuestros aparatos con el uso que les habéis dado hasta el momento?

037
Krigan
06.08.2009 a las 13:34 Permalink

#30 Es un placer ver que no todas las editoriales españolas están firmemente decididas a morir de inacción esperando a Godot. Cataluña, como siempre, va a la cabeza de España. ¿Tenéis pensado en sacar un proyecto similar en castellano? No con ese nombre de dominio, obviamente.

Y si me permites un consejo, abandonad el DRM, vended sin DRM. Vender con DRM es un error porque disminuye el valor del producto de cara al cliente, este se sentirá menos inclinado a comprar.

El DRM no protege contra la piratería. Yo ahora mismo podría compraros un libro, desprotegerlo (el DRM de los Mobipockets lleva años roto, basta con ejecutar un pequeño programa), y ponerlo en el p2p. No estáis dificultándole nada a los piratas, estáis fastidiando a los clientes que pagan, y poniéndoles fuera de la ley, porque desproteger es ilegal.

Algunas editoriales norteamericanas ya están vendiendo sin DRM, y las discográficas ya sabes que también lo hacen. En Fictionwise, posiblemente la librería online más importante del mercado anglosajón, venden un gran número de libros sin DRM (son los que Fictionwise llama Multiformat).

Aquí tienes unos cuantos libros que se venden sin DRM:

http://www.fictionwise.com/ebooks/multiformat.htm

Soy consciente de que a día de hoy pedirle a ciertas editoriales que acepten que sus libros se vendan sin DRM es como pedirle peras al olmo, pero la solución adoptada por Fictionwise (recomendar a la editorial vender sin DRM, y hacerlo así si la editorial lo acepta) parece buena.

No tenéis porqué soportar tantos formatos como Fictionwise si no queréis hacerlo. Como ya sabrás, los Mobipockets también pueden ir sin DRM, así que estaríais soportando un único formato, como ahora.

Por supuesto, los libros impresos no llevan DRM. ¿Por qué ponerle las cosas difíciles a los clientes en el mercado digital?

038
Krigan
06.08.2009 a las 13:46 Permalink

#33 De nada, ha sido un placer :-)

#32 Una matización, Enrique. El peso de mi iLiad es claramente inferior al de muchos libros (sean o no en rústica). Tengo en casa los 2 primeros libros de la trilogía Millennium (ambos en rústica), y ambos pesan claramente más que mi iLiad, y eso que este es un lector de 8 pulgadas. En uno de 6 (la mayoría de modelos actuales) el peso sería inferior, y no te digo ya los nuevos modelos de 5 pulgadas que están sacando. Estos últimos posiblemente pesen menos que muchos libros de bolsillo.

#35 Échale un vistazo a YouTube (o a YouPorn). El tema de las recomendaciones ya está resuelto desde hace años. No es un sistema universal, pero no hace falta que lo sea.

039
Krigan
06.08.2009 a las 14:32 Permalink

#36 No, es completamente falso. Tengo mi iLiad desde la primavera del 2007, y he leído un montón de libros en él.

De hecho las pantallas de tinta electrónica son muy resistentes a toda clase de maltratos. Puedes incluso perforar una de esas pantallas con una taladradora y la pantalla seguirá funcionando como si tal cosa. Hay un vídeo por ahí que si lo ves alucinarás de las salvajadas que se le pueden hacer (incluido el quemar parte de la pantalla, que además no es fácil) sin que la pantalla deje de funcionar. Al final lo único que hizo que la pantalla dejase de funcionar fue meterla en un microondas.

Meterla bajo un chorro de agua, rajarla con una cuchilla (que tampoco era fácil), doblarla… si ves ese vídeo alucinarás. Ahí estaba esa pequeña pantalla que seguía funcionando, más resistente que el conejito de Duracell.

040
Krigan
06.08.2009 a las 14:44 Permalink
041
trikar
06.08.2009 a las 14:52 Permalink

La 1º editorial que empiece a sacar ebooks comerciales en España dará la campanada. Solo es cuestion de querer hacerlo. ¿Cuantos libros salen al año y no son rentables? Si os fijais solo venden mucho los 4 taquillazos de siempre, Crepusculo, Potter, Millenium y Ken Follet. El ejemplo de españa de Apocalipsis Zombie,lo edita dolmen en papel y su autor tambien en ebook en internet, y ha vendido muchos.
Yo leo en el Iphone y mi madre tiene el Hanlin v3 (papyre) y está encantada y tiene 60 años. Tiene 60 libros en 300 gramos,novedades y clásicos.Ni perfil tecnológico ni nada. En el metro he visto a mas mujeres con ereader que hombres. Hay que quitar complejos, e ir a lo cómodo y barato. Un libro no vale 20€. Que dejen de timarnos.

042
Overflow
06.08.2009 a las 14:57 Permalink

38# Krigan

En YouTube, ahora mismo, como video “estrella” del momento recomiendan la 1º parte del capítulo 48 de la telenovela “Sortilegio”.

Sea cual sea el criterio de recomendación de YouTube, estimo, por los resultados, que está a años luz de lo que yo consideraría un buen sistema.

043
Dubitador
06.08.2009 a las 15:57 Permalink

Visto el video señalado por @Krigan, el que no existan cacharritos tal como este Toshiba DynaSheet resulta casi un misterio que no esté algo asi en el mercado ya que incluso al precio del actual cacharro de tinta electronica mas caro seria un exito inmediato.

044
Krigan
06.08.2009 a las 16:36 Permalink

#42 Hombre, que ese el vídeo que la gente está viendo en este momento, está ahí porque es reciente, subido ayer mismo. Se supone que tendrías que buscar los vídeos más votados de todas las épocas, o como mínimo del último mes si andas buscando éxitos recientes.

Si te vas a la sección de música, eliges los más valorados (dentro del desplegable “más”), y seleccionas “todos los tiempos”, la cosa cambia un montón, tienes a Lennon y Pavarotti entre los 5 primeros.

Incluso entre los más valorados de hoy (un periodo de valoración demasiado corto para mi gusto) tienes en segundo lugar una interpretación del canon de Pachelbel, una de las obras más famosas de todos los tiempos.

En definitiva, si lo que quieres es recomendaciones, eso es lo que le debes pedir a YouTube.

045
Juan González
06.08.2009 a las 16:52 Permalink

Hombre…. por fin.

Yo soy el responsable del Papyre, y llevo dos años evangelizando sobre el libro electrónico, comenzamos a vender en noviembre de 2007.

Las editoriales están con las dudas, pero sin duda ya se están moviendo. Por supuesto DRM (epub o mobipocket) aunque en España parece que se impondrá el formato epub. Cuando hablas de vender sin DRM, se suben por las paredes, les he propuesto DRM Social, pero nada:

“Estamos condenados a repetir la Historia”

Datos de Ventas:
año 2008: 4.500 Papyres
año 2009: Previsión de 45.000 Papyres

Nosotros comenzamos con la industria editorial: Editoriales y librerías y al final estamos vendiendo a través de las grandes distribuidoras en la sección de electrónica

Proyecto de prototipo de colegio con libros en Papyre ya lo tenemos para este curso con una editorial de las Grandes

Proyecto de Papyre en la biblioteca de la Universidad de Granada.

Periódicos en edición Papyre.

Próximamente tendremos un Papyre con pantalla táctil y 3G/wifi y para comienzos del año que viene el Papyre de 9.7 pulgadas.

…..

El año pasado hice una apuesta en la feria del libro de Sevilla: en 10 años quedará el 10% del mercado analógico (facturación actual de 3.500 Mill. €). Quedarán ediciones especiales de libros, y libros cuyo contenido sean “especiales”: Catálogo del museo del Prado, facsimil, …

Quien quiera puede apuntarse a la apuesta: Una cena en Madrid

Saludos.

046
Dubitador
06.08.2009 a las 18:58 Permalink

Para Juan Gonzalez, de Papyre.

Es una muy buena noticia lo del Papyre tactil y con WiFi.
Sugiero que quizas podriais estudiar el asunto de las tarjetitas SD WiFi para que, algo de software mediante, los compradores de los modelos anteriores se puedan beneficiar tambien de prestaciones similares
Al parecer al menos hay dos marcas en competencia:
Eye-Fi

KDDI

047
Raquel Morente
06.08.2009 a las 21:21 Permalink

Enrique, perdona mi ignorancia pero solo he visto estos aparatos en imágenes y tenía una percepción erronea de los mismos, de todos modos lo que no voy es a ir contra corriente, espero que esto nos lleve a buen puerto y que nadie salga perjudicado y lo digo por las editoriales e imprentas, tendrán que subirse al carro y actualizar sus negocios a los tiempos que corren.
Saludos

048
Salva
06.08.2009 a las 22:00 Permalink

al número #2 y siguientes… Creo que no habéis utilizado nunca un lector de libros. No es una pantalla, no emite luz, no cansa la vista, pesa menos que un libro normal, no hay que sujetarlo con ambas manos como muchos libros, en fin, muchísimo más cómodo.
Además desde que lo tengo leo muchísimo más. Muchas veces cuando pasaba por una tienda de libros pensaba, este libro igual está bien pero bufff 20 €, como para comprarlo y que no me guste. Ahora si no me gusta, simplemente dejo de leerlo y me paso a otro.
Si, los bajo de internet y gratis. Que me pongan un servicio bueno y barato de tarifa plana para libros y verás como lo usamos. Creo que los autores terminarán publicando sus propios libros.
Ah, otra ventaja, no ocupan sitio. Mi casa es pequeña y no me caben más libros. Tengo el trastero lleno de libros, en casa de mis padres aún quedan algunos. En fin, unido a que no cansa absolutamente nada la vista (deberíais probarlo antes de decir que no sustituirá al papel), que es mucho más cómodo de llevar, no pesa, no hace falta tenerlo abierto con ambas manos para leerlo, etc… creo que no hay duda, al menos para mi.
A la gente a la que se lo he enseñado se están pensando comprarlo y algunos ya lo tienen y super contentos. De verdad, id, compradlo y si en 15 días no os convence lo devolvéis pero es la mejor inversión que haréis.
Ah, una pega, en España por uno de estos te timan, 300 € por lo que venden por aquí es un robo, pero bueno :-)

049
Albert
06.08.2009 a las 22:38 Permalink

#45 Si el de 9.7” lo sacáis por menos de 500 euros, puedes ir reservándome uno (en serio). Gran noticia.

050
Toni
06.08.2009 a las 23:38 Permalink

#48, Excelente idea lo de la tarifa plana, Salva. También para videos.
A ver como suena: “Oferta de películas de estreno, calidad HD, a 15€/mes”
Ya se que es muy caro, pero por algo se empieza… :-)

Lo de los libros electronicos es cuestión de poco tiempo, en cuanto se haya impuesto un determinado formato, con buena disponibilidad de libros, será en un abrir y cerrar de ojos.

051
Oscar
07.08.2009 a las 15:44 Permalink

Yo tambien me compre uno hara un par de meses, un sony prs-505 traido de usa por 231€ con los portes incluidos (comprado en http://www.bhphotovideo.com) Y decir que al precio que van los libros con 12 o 13 libros bajados esta amortizado. Ademas es lo mismo que con la musica. Posibilidad de encontrar en internet cosas que no encontraría en un dia de búsqueda en barcelona. Por ejemplo poder leer clasicos ingleses en version original (shakespeares y otros) O encontrar novedades en catellano y a la mitad del libro decir, buff, no me gusta nada, lo dejo y no sentirte timado por haber tirado 20 €.
Yo lo llevo en el tren y la gente mira mucho, algunos preguntan. En la playa, en aeropuertos, todos miran y preguntan que eso que es y tal. Lo mismo que cuando llevabas el 1r ipod y todos con su discman te preguntaban que como era posible que le metieras musica alli y que el cd siempre tenia algo especial. Cuando el ereader coja popularidad esto no lo parara nadie.

052
Felipe Alfaro Solana
08.08.2009 a las 10:42 Permalink

A #10, ¿has usado alguna vez un Kindle? Porque yo pensaba como tú y ahora que tengo uno, ya no pienso igual.

053
rvgfox
08.08.2009 a las 13:11 Permalink

Definitivamente, es el futuro que ya esta aqui.
Yo con mi Blackberry Bold y el MobiPocket Reader ya me he leido unos 20 aprox.
Los ultimos, la trilogia de Milenium, bueno los dos primeros, el tercero no lo encontre y lo compre.
Si, por que compro libros, tengo mas de 300 en casa pero cada vez mas estoy convencido de que tengo que dejar de almacenarlos (me estoy quedando sin sitio).
El problema es tener acceso a contenidos por un precio adecuado. Lo de la tarifa plana es una idea estupenda, 10 o 15€ al mes es algo asumible, seguro que ahora mismo gasto mas por menos….
En cuanto al dispositivo de lectura, dos ideas que tengo claras, hoy por hoy, multiformato y no al DRM, pienso que una vez que he pagado por algo es mio y puedo hacer con ello lo que quiera.

054
Alfredo Gómez
08.08.2009 a las 19:44 Permalink

32# Enrique Dans

Iba a comprarme un eReader, pero las 6” me parece poco. He leido que esperemos hasta que sean 10” y baje de precio (el iLiad de 10” cuesta la locura de 650€). Además el futuro es que se pueda escribir sobre ellos.

Mientras tanto me estoy apañando a leer con mi Netbook de 10”, inviertiendo el PDF y cogiendo el Netbook como si fuese un libro, es decir, lo horizontal vertical y ambas partes del Netbook como si fuesen ambos lomos de un libro.

Está bien lo que decís sobre la tinta electrónica, que no cansa los ojos, pero yo me dije a mí mismo = trabajo 9 horas todos los días con este cacharro, teóricamente se me tendrían que cansar los ojos igual. Pues mira, me he leido el último libro de la trilogía Millenium (de Stieg Laarson, pirateado en Emule) en una semana, a razón de unas 6 horas diarias, unas 800 páginas, cada página una pantalla completa del Netbook invertido (usando Acrobat Reader y un programa de Microsoft llamado ClearType Tunning, ya que tengo algo de agtismatismo).

El Netbook pesa y se calienta por un lado, es un inconveniente, pero teniendo en cuenta que por el mismo precio que un Ebook Reader tengo una máquina que es un ordenador (con todo lo que ello conlleva), creo que el futuro será un Netbook más ligero con una pantalla exterior de E-Ink.

No se´. Hasta que el precio no baje a algo más “affordable” como 150 euros, y la pantalla se agrande hasta las 10” como mínimo, yo voy a seguir tirando con mi trasto. Ahora me voy a leer Guerra y Paz, que me he bajado por la cara, jejeje.

055
Alfredo Gómez
08.08.2009 a las 20:01 Permalink

49# Albert y 45#Juan González

Hombre 500€ me parece un pastoncio, sobre todo para algo que se te puede caer (o perder gracias a algún amigo de lo ajeno).

Yo creo que el precio final de esta tecnología debe rondar entre los 150-250€, ni más ni menos.

Juan, si lo sacas por ese precio, te lo compro echando leches.

Otra cuestión es el tema de la conversión (te acordarás que te pregunté por email sobre un problema que tuve) y es que el éxito de este tipo de aparatos dependerá de la facilidad que se tenga de tomar cualquier documento y leerlo en él. Para leer algo en Papyre tienes que convertirlo a formato Papyre usando vuestro programa.

Luego otra cosa es controlar el contraste (tengo agtismatismo). No se si se controla con los niveles de grises. Como verás, no soy todavía cliente vuestro y estoy sondeando el producto. Me espero a principios del 2010 a que salga la versión que dices y sobre todo ver si el precio no es prohibitivo. Un saludo.

056
Antonio
09.08.2009 a las 08:40 Permalink

A Salva (48) “Creo que los autores terminarán publicando sus propios libros.”

Por supuesto. Yo lo vengo haciendo desde 2006. Y no sólo eso. Es cuestión de días que todos ellos estén disponibles en e-book, y no sólo desde la editorial, sino también en el dispositivo famoso que ya tiene en ficha El Corte Inglés.

Pienso que la tecnología digital, junto a Internet, está aportando a los escritores una libertad inimaginable hace poco. Y también una democratización total: es igual la distribución del e-book de Stephen King que el e-book de Periquillo el de los Palotes.

Saludos.

057
Alfredo Gómez
09.08.2009 a las 12:04 Permalink

Lo que sí yo creo es que de popularizarse el libro electrónico coexistirán el libro DRM y el libro no DRM (Licencia universal). Luego habrá libros DRM que hayan sido crakeados y que la gente se lo baje por Internet.

En ese caso el daño para el autor será muy grande, ya que si en el caso de la música pirateada perciben más dinero por los conciertos que por las copias vendidas, en el caso de un libro, el autor no da conciertos y si todas sus copias se piratean…. entonces habrá escrito un libro durante 1 o 2 años y recibirá 0€. Por lo tanto, creo que las políticas y las técnicas DRM se endurecerán para este sector.

058
Ivan
10.08.2009 a las 06:31 Permalink

Me han regalado el de papyre de http://www.grammata.es y la verdad que muy bien,es perfecto para viajar,en mi vuelta al mundo llevo ahora mismo 500 libros en el espacio que me ocupaba antes uno,creo que es un gran complemento al libro de papel y perfecto para aquellos que nos gusta leer y viajar
un saludo desde Vietnam
Ivan

059
Raquel Morente
10.08.2009 a las 11:16 Permalink

Por favor, necesito saber donde puedo compar un e-book, he estado en varios establecimientos y no lo tienen.Muchas gracias

060
jincho
10.08.2009 a las 13:55 Permalink

@ 59 Raquel : Si quieres verlos fisicamente, en algunos centros Carrefour tienen uno o dos modelos ( Al menos en Carrefour Valencia, los he visto). En algunos MediaMarkt, tienen el iLiad y creo que un modelo de Sony. Y en la red, tanto en grammata, cómo en leer-e tiene una amplia variedad; y el servicio que ofrecen es totalmente correcto. Yo compré mi iLiad en leer-e, y va de lujo.

Saludos.

061
Fiesta y cultura
10.08.2009 a las 15:22 Permalink

Yo creo que esto lo que va a proporcionar es mas pirateo por la red, ¿¿ahora a que nos dedicaremos (y me incluyo para no ofender a nadie) a descargarnos libros de “gorra” como se hace por la musica y las peliculas????.

062
marius
11.08.2009 a las 12:11 Permalink

En nuestro pais hay más escritores que lectores; creo que, ahora mismo, tendría más éxito un escritor electrónico.
El E-Book. cuando baje de precio y haya repertorio interesante – a ver si cuaja el proyecto digital de la Biblioteca Nacional con Telefónica- la cosa se empezará a poner interesante.
Lobbys feroces mediante.

063
alf
11.08.2009 a las 13:03 Permalink

Lo del ¨olor de los libros¨ tiene su gracia. Una nueva parafilia para colocar en los libros de siquiatría y sorprender al señor Freud.

064
Pablo Herreros
11.08.2009 a las 14:28 Permalink

La gran pregunta es esa que alguien apuntaba: si con la difusión gratuita de su música, los grupos y solistas multiplican su imagen entre un gran grupo de fans (que irán a conciertos, comprarán camisetas…), ¿en el libro qué pasará? No veo yo a los escritores haciendo “bolos”…

Esa puede ser una de las razones de que las editoriales no sean capaces de inventarse un nuevo modelo de negocio sobre el ebook. ¿Qué beneficio le ofrecen a un escritor que hoy vende 20.000 copias? ¿Que no se preocupe porque va a vender sólo 2.000 pero conseguirá que otros 40.000 se lo bajen gratis? ¿Y cómo podrá convertir a esos 40.000 en clientes? ¿Cómo les generará un beneficio similar? Sólo se me ocurre la publicidad…

No sé nada sobre el sector editorial pero me da la impresión de que la transición en el libro será mucho más lenta por todas las razones que habéis desgranado, y por esa dificultad de que escritores y editoriales vean tangible cruzar al lado digital.

065
Javier Martínez
01.10.2009 a las 13:40 Permalink

En relación con el tema de los lectores electrónicos para los amantes de la lectura, en general, como soy yo es una excelente noticia que el hardware esté tan avanzado en este asunto pero quisiera resaltar algunos aspectos:
-Económicamente este sector se encuentra aún en el rango de los frikis, con perdón.
-La implantación colectiva y masiva se hará en el momento en que se hable de material didáctico y escolar, es decir tamaño folio o Din-a4, no recuerdo los cm exactos (olvidemos los anglicismos y las medidas no internacionales como pulgada, pie..etc).Tamaños más pequeños no estarán recomendados para escolares, por supuesto con Wi-Fi, táctiles,..etc y dudo muchísimo que Blando y Negro.
-Si los libros de texto de un alumno normal rondan los 300 euros o bien lector y libro rondan ese precio o lo subvenciona alguien.
-Si el segmento netbook ronda los 200 euros haciendo infinitas funciones más que un lector electrónico, si estos evolucionan de blanco y negro a color,¿no parecería más lógico comprarse un netbook que un lector de libros?.
Esta tecnología debe bajar precios de forma drástica (precio final de 50 a 150 euros) o desaparecerá, puesto que los grandes fabricantes de portátiles y netbooks no permitirán que semejante pastel de euros/dólares quede en manos de recién llegados y ellos rondan los 200 euros.
La franja de decisión de un comprador debe rondar los 60 euros, por encima seguro netbook, por debajo puede que lector.
Por tanto, teniendo en cuenta que no me parece serio ni el precio de los lectores ni el acuerdo de monopolio de los 300 euros para un tamaño dado y los 600 para el folio, que no sé si debería ser un tema del tribunal de la competencia, el asunto es que hay que esperar a precios muchísimo más razonables.
Suerte con las ganancias a los fabricantes poruqe si el crecimiento en ventas es así de exponencial, les queda poco tiempo, gracias a Dios, esta guerra de precios está empezando.

066
Kelly
08.10.2009 a las 19:26 Permalink

Creo que la letra va unida de manera invariable a un soporte sólido, puede verse facilmente en internet donde la imagen va sustituyendo rapidamente a la palabra escrita, puede que los blogs indiquen lo contrario pero se han hecho estudios para ver como los lee la gente y si bien un libro se lee a saltos, un blog es leido a brincos.
El libro electrónico será apoyado después por el libro que permitirá ver videos en el mismo soporte y como ya predijo Sartori, la imagen acabará con la palabra y con la imaginación.
Por no hablar de otros temas menos románticos, como es el de la piratería, todo puede pasar que suceda como en la música y un montón de grupos se nieguen a producir cd,s u obliguen a producir vinilos para disminuir los estragos pirateros.
A mi desde luego con mucho que me gusta lo que la palabra dice también me gusta el libro en si, el soporte y aunque me obligarán a tragar por el aro intentaré resistir un tiempo.

067
Brigantinus
16.11.2009 a las 18:29 Permalink

Estoy esperando para comprarme un e-book. No tengo prisa. Espero que esté a un precio accesible (por debajo de los 200 euros), que me permita tomar notas y consultar un diccionario, que tenga conexión wifi y acceso a bibliotecas temáticas y actualizadas constantemente.
Leo mucho y seguiré comprando libros cuando tenga el cacharro ese; pienso que lo utilizaré en algunos momentos, cuando me sea práctico su poco peso.
No veo contradicción entre e-book y libro tradicional. Si complementariedad. A la vuelta de los años… ya no estaré, así que no me preocupa la evolución del citado artilugio.
Lo que me fastidia mucho es que un libro publicado en el año 2000 ahora ya no lo puedo conseguir… ha desaparecido de las librerías. Espero que con el e-book este problema me sea solucionado. Confío en ello. Y si fuera así tendría acceso a la bibliografía de un libro que ahora miro pero que me resulta inalcanzable materialmente.

068
Angel
07.12.2009 a las 15:34 Permalink

Saludos a todos, yo tengo un Sony PRS-600 desde hace un par de semanas y estoy muy contento de haber-lo comprado, no me arrepiento en absoluto. es facil de usar, muy manejable y muy comodo de usar. Si a alguienle interesa lo compre por internet en esta tienda: http://www.tiendatodoumpc.com/productos/sony-prs-600-bc-reader-touch-edition-negro-1000-libros_500101107_0_1

Comentarios cerrados

4 Comentarios en Menéame

001
piratux
05.08.2009 a las 21:36 Permalink

#0 ¿desarrolo? desarrollo.» autor: piratux

002
rosbox
05.08.2009 a las 21:37 Permalink

#1 Lapsus ok» autor: rosbox

003
piratux
05.08.2009 a las 21:41 Permalink

#2 No lo dije con la intención de humillar, mi ortografía es pésima, trato de corregirla, y viéndome en esa tesitura quiero rectificar “fallos” para que los nuevos lectores no tengan mis problemas.

Gracias por corregirlo.» autor: piratux

004
mbf
05.08.2009 a las 22:43 Permalink

¿Como se desconecta el corrector ortográfico en meneame?. Respuesta quiero ya.» autor: mbf

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens