El Blog de Enrique Dans

Participación, política y Web 2.0

Escrito a las 1:55 pm
28

flame warsLeo este artículo en El Catalejo de El Mundo, “La red no es de los partidos“, que habla de las iniciativas que algunos partidos están iniciando dentro de la llamada Web 2.0, y critica la avidez por el control de lo que aparece en sus páginas. Y debo decir que disiento con lo expuesto por Sergio Rodríguez & Cía., y curiosamente, por el mismo tipo de experiencia: la de llevar mucho tiempo moderando una página con comentarios en Internet.

Mi impresión es justamente la contraria de la que sostienen en el artículo: que si los partidos quieren hacer algo dentro de Internet, deben marcar de manera absolutamente férrea todo aquel foro en el que decidan participar. Me da lo mismo que sea un blog, un foro, un perfil en Facebook o una serie de fotos en Flickr: todo debe estar sujeto a unas normas claramente marcadas y sin temor ni complejo alguno a ser acusados de censura. Las normas las debe marcar quien administra el foro, no los usuarios del mismo.

Internet es así. Y la política, tristemente, también. Si lo que vivimos en política es una situación de crispación insostenible, que hace imposible el diálogo y lo reduce a un intercambio permanente de golpes y a un “y tú más”, ¿qué no va a ocurrir cuando llevamos la política a Internet, lugar en el que todos sabemos se produce una privación de estímulos sensoriales que favorece la ausencia de inhibición del comportamiento agresivo? Lo he escrito en muchas ocasiones, y aún no he conseguido expresarlo mejor que Mauro Entrialgo en El País: borrar barbaridades y comentarios fuera de tono no es censura, sino lógica. Primero, definir el tono: dejar claro lo que se admite y lo que no. Admitir disensión, argumentación en sentido contrario, opinión más o menos fundada, aporte de ideas… no admitir insultos, argumentos ad hominem, astroturfing, suplantación de identidad, faltas de educación, etc. Si ese control no es llevado a cabo, el foro de participación se convierte en el equivalente a una casa llena de porquería: cada uno de los usuarios que llega tiene menos reparo en tirar porquería adicional que el usuario anterior. Mantener la casa limpia y echar a los invitados que no respetan las formas es deber esencial de todo administrador de un foro, sea del tipo que sea, y mucho más si es de naturaleza política. ¿Surgirán iniciativas en paralelo, en otros sitios, parodiando o contestando al sitio del político? Sí, sin duda. Pero en este caso, la iniciativa del insulto partirá del atacante: la responsabilidad no será del político por tener su casa hecha una guarrería, sino del que insulta, por ser un guarro y dedicarse a vivir en un asqueroso basurero. Un sitio en muchos casos escondido tras la cobardía del anonimato, y que si se descubriese, no haría más que avergonzar a quien lo creó.

Sin embargo, ese control se está produciendo en pocos casos, privando a la ciudadanía de un lugar más en el que argumentar de manera razonada. O bien se usa como argumento para no construir sitios participativos, yendo claramente en contra de todas las tendencias, o se evita el control por miedo a ser acusados de censura, construyendo sitios que se convierten en desagradables vertederos. Y los culpables, en este caso, son unos partidos atemorizados por unas absurdas acusaciones de censura, y que temen distribuir el control de este tipo de temas. En Estados Unidos, el cuidado de la página web y la atención a la interacción la desarrollan voluntarios de campaña, una figura que en España también existe, pero a la que los partidos temen ceder el control.

Llevo años lidiando con trolls, insultos y agresividad. Gracias a dios, lo bueno que extraigo de este foro compensa muchísimo las barbaridades que a veces tengo que escuchar en él. La ecuación es clara y contundente: a más visibilidad, más crítica. Siempre. Los que quieren atacarme a mí o a mis posiciones, saben que en este foro pueden hacerlo bajo determinadas normas. Cuando incumplen dichas normas, sus comentarios son eliminados sin que me tiemble el pulso lo más mínimo. Si insultas, borro tu comentario en cuanto lo veo. Si insultas habitualmente, te filtro, y a tomar viento. Algunos “insultadores frustrados” se han ido a otros foros a parodiarme, a insultarme o a desahogarse de las maneras más peregrinas posibles: me trae completamente al fresco, o incluso me motiva más todavía. Son ellos los que hablan de su pobreza de espíritu, del número de horas al día que pueden llegar a dedicar a una actividad tan negativa como esa, de la tristeza que supone dedicar esa parte de su vida a destruir en lugar de a construir. Y si todo eso ocurre hablando de tecnología, ¿que no ocurrirá hablando de política, un entorno caracterizado por la crispación y las posiciones frontalmente encontradas?

Bienvenida sea la participación de los políticos en la red, y bienvenida sea también la limpieza, las reglas claras, y el riguroso borrado de aquello que incumpla unas normas mínimas de higiene. Lo contrario es condenar a la política y a la red a ser un permanente basurero, un reflejo de lo más sucio y despreciable de la naturaleza humana, un lugar en el que escalemos continuamente el nivel de agresividad y donde acabemos amenazándonos de muerte con total impunidad. Lo contrario es, simplemente, permitir que gane el troll.

1 trackbacks

[...] Sin embargo, su opinión no es la única: Enrique Dans escribió en su blog el artículo? ”Participación, política y Web 2.0“, donde disiente de El Catalejo, basando su argumento en su experiencia moderando los [...]

27 comentarios

001
Anónimo
23.12.2007 a las 14:09 Permalink

” y el ministro es un MENTIROSO. Con todas sus letras.”

No insultar , bienvenidos los politicos a la red ,TROLLS , Eliminar comentarios FUERA DE TONO,

Tu mismo

002
jincho
23.12.2007 a las 14:40 Permalink

Creo que sólo es un problema de percepción: a un partido político le vamos a pedir siempre imparcialidad, aún cuando sabemos a priori que nunca serán imparciales. Dicho comprtamiento se traslada a la red: un blogger cualquiera va a poder controlar su blog cómo le dé la gana, pero en un blog de un partido político, haga lo que haga para controlarlo, ó para no hacerlo, siempre será motivo de discordia por un lado ó por otro. Problema irresoluble.

Saludos.

003
Enrique Dans
23.12.2007 a las 14:43 Permalink

#1: la palabra “mentiroso” no es un insulto. Define a quien dice una mentira. Cuando el ministro dice que si no hay canon será ilegal descargar archivos, miente. Por tanto, le contesto, y aporto argumentos que lo demuestran. Eso es todo.

004
juangavin
23.12.2007 a las 15:01 Permalink

totalmente de acuerdo.

005
jftamames
23.12.2007 a las 15:06 Permalink

#Anonimo y Dans
Mentiroso es quien NO dice la verdad a sabiendas. Y por tanto, mentir existe y se da sin ser insulto. El ministro es un MENTIROSO porque NO ha dicho la verdad a sabiendas, esto es, sin saber que no dices la verdad sería un ERROR, lo cuál, para un ministro sería igualmente grave pero no tanto.
Sobre el estado de crispación que vivimos vamos a dejarlo. La gentuza que ha llegado a la política nada tiene que ver con otros sectores de la sociedad. Es esta sociedad la que ha de madurar para no dejar todo el poder en sectas ideológicas que representan, en el mejor de los casos, ideas del siglo XIX, fracasos del XX y estupideces en el XXI

006
Alvaro
23.12.2007 a las 15:24 Permalink

Aun estando de acuerdo con la reflexión que planteas, creo que hay que valorar el hecho de que cualquier partido en período pre-electoral adopta una estrategia plenamente conservadora en todo lo que se refiera a asumir riesgos que consideren innecesarios, como representaría en este caso la participación no controlada de la gente en un mensaje que presumiblemente formará parte de la futura campaña.

Es una postura cínica y poco permeable pero responde fielmente al esquema de corporativismo radical que se practica en la política actual.

007
Archángelo
23.12.2007 a las 15:57 Permalink

Es razonable moderar los comentarios, en eso estoy de acuerdo, aunque no lo considero esencial.

#3: Me temo que uno no decide lo que es insulto y lo que no. Puedes decir algo sin ánimo de insultar, pero si la persona a la que te refieres se siente ofendida, la estás insultando (ofendiendo) y punto. Conozco a poetas que consideran la palabra modernista un insulto terrible, y casi nadie diría que lo es. Pero insultar es necesario a veces, no hay que callarse.

008
Harpo Habla
23.12.2007 a las 16:00 Permalink

Insultos pueden ser gilipollas, capullo, hijo de puta, (tranquilos me he autocensurado yo por si hay niños levantados a estas horas)…
Mentiroso no es un insulto cuando se demuestra que alguien miente. Es una definición.
En cuanto al artículo, bastante de acuerdo.

009
Archángelo
23.12.2007 a las 16:06 Permalink

#8: Mentiroso no es una “calumnia” cuando se demuestra que alguien miente, pero es un insulto, un insulto certero y bien mandado.

010
Harpo Habla
23.12.2007 a las 16:44 Permalink

¿Cómo se puede llamar con una palabra a alguien que miente?

011
Menestro
23.12.2007 a las 17:45 Permalink

“.La fotografía que tenéis a la izquierda de estas líneas es la de un mentiroso. Un embustero, un farsante, y lo que es peor, alguien que miente no por ignorancia, sino de manera artera y malintencionada para beneficiar a una causa determinada.”

D.R.A.E

mentiroso, sa.

1. adj. Que tiene costumbre de mentir. U. t. c. s.

2. adj. Dicho de un libro o de un escrito: Que tiene muchos errores o erratas.

3. adj. Engañoso, aparente, fingido, falso. Bienes mentirosos.

… si el ministro tiene costumbre de mentir, es un mentiroso. Si no ha sido preciso en su apreciación, o solo ha mentido una vez, por desconocimiento o ignorancia, a Enrique Dans se le aplica los epítetos anteriores.

Pero bueno, todos somos colegas y nos entendemos en la blogoesfera. ¿no?

012
merce
23.12.2007 a las 18:08 Permalink

Totalmente de acuerdo, Enrique. Yo en mi blog he conseguido el respeto entre los comentaristas desde posiciones muy distintas, y si hay un comentario insultante lo borro, que para eso es mi espacio. Pero jamás he eliminado un comentario porque exprese ideas distintas a las mias.
Saludos.

013
jftamames
23.12.2007 a las 18:58 Permalink

# Archángelo
Para decir que una persona miente no hace falta ir a los tribunales. Simplemente se constata el dato. Si la persona se siente o no insultada es un problema, como describes, de ombligo, pero quien se siente ofendido ha de ir a los tribunales a decidir ese tema.
En el caso que nos ocupa, el ministro miente a sabiendas porque dice que a reflexionado sobre cada una de las posturas. Lo que dice no es más que una derivada para intoxicar y no poner las cosas en sus sitio. Y me da pena que se paguen precios políticos con EL DINERO DE TODOS. Ese dinero no es de nadie más que de las personas que compran. Hay que ser gentuza para crear impuestos privados a estás alturas para pagar tres actos de apoyo y una manifestación. Nos sale muy cara la mafia de la “cultureta”.

014
jftamames
23.12.2007 a las 19:11 Permalink

Es absolutamente imposible crear espacios de discusión política. Se parte de los “colores”, como en el deporte. No es un tema tan esencial en nuestras vidas como para no simplificarlo hasta hacer que así aparezca.
¿Tendría que ser algo más importante en nuestras vidas? Si el poder lo concentra el partido. El partido decide al legislativo, el legislativo al ejecutivo y al judicial, ¿qué nos queda por definir? No podemos hacer nada por seguir a nuestro diputado o senador, a tal comisión o la otra. La red puede ser la esperanza para una participación activa en política, la política 2.0. Lo cierto es aún nos cuelan un modelo de Europa que se cae en los primeros referendos. Aún en España esta sin definir casi todo o todo. Aún queda mucho para que la casta de sectas ideológicas deje de crear problemas artificiales y nos dejen entrar en debates políticos.
Las webs de los partidos, a mi juicio, la censura más acertada es a posteriori del PP. Todos podemos ver lo que se censura. La del PSOE no es transparente.

015
Aalto
23.12.2007 a las 19:50 Permalink

Feliz Navidad, Enrique, y que en el año 2008 se hagan realidad todos tus deseos

016
kiki
23.12.2007 a las 20:15 Permalink

Yo estoy seguro que más de un blogger es un submarino de Rajoy o de ZP.

017
Enrique Dans
23.12.2007 a las 21:06 Permalink

@kiki: yo también estoy seguro. Pero a mí no me mires…
;-)

018
Brais
23.12.2007 a las 22:15 Permalink

Poner al mismo nivel la parodia y el insulto me parece excesivo, creo que la parodia desde el respeto es muy positiva y hacerla bien tiene mucho mérito.

El resto del artículo es evidente para cualquiera que haya gestionado un espacio abierto y anónimo de participación.

019
Sergio
23.12.2007 a las 22:32 Permalink

Hola, Enrique.

Supongo que me expresé bastante mal en el post del que hablas, porque no quería decir en absoluto que haya que dejar un sitio web sin normas. Más bien al contrario, creo que deben ser las mismas, ni más ni menos, que en la vida real: la legislación española y las que quieran establecer de forma privada.

A lo que me refería es a que me parece un error que un partido tenga un foro porque es una locura intentar controlar las opiniones que llegan al mismo y cualquier control supondría un ‘escándalo’. Creo que debe fomentar el debate con herramientas de la ‘Web 2.0′ pero para que se haga en sitios externos. A través de herramientas de comunicación (y aquí incluyo desde banners hasta perfiles en redes sociales).

En EEUU hay pocos sitios de políticos que tengan un foro abierto. Como mucho, comentarios en un blog, y es respetable que los controlen como consideren oportuno. Estoy de acuerdo contigo en que los voluntarios serían los mejores garantes de su buen funcionamiento y en que no se puede dejar que gane el ‘troll’.

Pero creo que un partido político debe dejar el debate de los ciudadanos fuera de sus paredes. También en la Red. Y de puertas para adentro, que lo organice como quiera.

Un saludo :)

020
kiki
23.12.2007 a las 22:50 Permalink

La estrategia de ambos partidos políticos mayoritarios está muy currada. A mi me ha sorprendido la estrategia de Rajoy en la web, está muy conseguida.
Sin embargo, ya lo he dicho en otras ocasiones, los internautas somos un colectivo más como los jubiliensis, los gayer, etc.

021
Elentir
23.12.2007 a las 23:22 Permalink

Totalmente de acuerdo con Enrique. Personalmente empiezo a estar hasta el gorro de leer trolls que entrar en cualquier sitio a insultar y después se hacen las víctimas y lanzan acusaciones de “censura” a diestro y siniestro porque les han filtrado. En ningún foro de debate civilizado admiten a maleducados que no tienen más argumentos que el insulto, y la red no puede ser una excepción.

022
Brais
24.12.2007 a las 00:17 Permalink

Elentir, ten cuidado con tu cinismo. Tu gusto por malinterpretar como insulto la más leve insinuación es conocido por todo lo largo y lo ancho de la blogosfera que no es de tu secta.

Aún será la primera vez que te vea en una conversación en tu blog buscar puntos de acercamiento con cualquiera que no tenga tu punto de vista. Lo tuyo es ganarle, a ser posible machando al otro por el camino.

Así que cuidate ese cinismo, que estamos en Navidad.

023
Brais
24.12.2007 a las 00:20 Permalink

Y, muy especialmente, cuando te compares con un bloguero tan sumamente educado, cortés y con tantas ganas de llegar a acuerdos con cualquiera que discrepe de sus posiciones como pueda ser Dans.

Las comparaciones suelen ser odiosas, pero en este caso mucho más.

024
johnymepeino
24.12.2007 a las 00:44 Permalink

Y más tú que siempre te has caracterizado por “estropearse-te” el sistema de comentarios, cada vez que te decían lo que no querías escuchar.

025
Ignacio Chehade
24.12.2007 a las 01:14 Permalink

La censura siempre está demás si logras tener un público lo suficientemente evolucionado como para autocensurarse.

Respecto a los partidos, no creo que la página de un partido sea el lugar correcto para llevar una discución política con un sistema de edición y censura. ¿Por? Personalmente jamás podría confíar en la transparencia de esa discución y por lo mismo me iría a discutir a otro lado.

Creo que deben haber normas generales o un disclaimer (como lo tienes tu o yo en mi blog), pero censuras poco claras nunca son buenas para el público, menos en discuciones políticas.

Saludos.

026
Julio César Negro
24.12.2007 a las 02:28 Permalink

Creo que la web es universal, es de todos, pero cada uno es libre de tener su espacio en la web para expresar sus opiniones. Cuando uno usa un espacio ajeno al suyo para expresarlas debe someterse a las reglas del espacio que está usando. Estoy de acuerdo con Enrique en que uno (sea persona, partido político, empresa ong, etc.) debe marcar claramente las reglas de su espacio y es libre de hacerlo. Si alguien no está de acuerdo con esas reglas es libre de crear su propio espacio para expresar sus ideas (encima hay competencia de servicios que lo permiten gratis) y generarlo con la apertura y permisividad que crea convenientes.
Aprovecho para desearle a Enrique y a los lectores una muy feliz navidad y el deseo de un buen y fructífero 2.008.

027
pablo di carlo
24.12.2007 a las 04:48 Permalink

hola mi nombre es pablo di carlo de bahia blanca
te invito a visitar el blog OPERACIONPUA que creé para juntar fondos para la operacion de mi novia de una manera original..
si despues de leerlo te interesa… te agradecería que pongas el banner en tu blog.
muchas gracias de corazon

http://operacionpua.blogspot.com

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens