La era de la robótica aplicada

IMAGE: Amazon

Amazon presenta su nuevo robot de almacén Amazon Sparrow, diseñado para sustituir la función de los llamados packers, personas que toman los artículos habitualmente traídos por los pickers – en los almacenes de diseño más reciente, ya sustituidos por robots que acercan las estanterías que los contienen a la posición correspondiente en la periferia del almacén – y se encargan de manipularlos para empaquetarlos, protegerlos cuando corresponde con elementos como cartón o plástico de burbujas, cerrar la caja, pegar la etiqueta y depositarla en un carrito o en una cinta transportadora.

Sparrow representa la posibilidad de automatización de las dos funciones más importantes en un almacén: la de mover productos, y la de manipularlos y empaquetarlos para su salida hacia la distribución. Y si bien el movimiento de productos lleva ya tiempo siendo llevado a cabo mediante robots que levantan estanterías y las transportan, creando entornos futuristas en los que los humanos no pueden entrar porque los pasillos tienen el ancho justo para el tránsito de las mercancías sin desperdiciar espacio de almacenaje, la manipulación y empaquetado era, en principio, mucho más compleja, porque requiere unas capacidades de adaptación para manejar objetos de una variedad amplísima de dimensiones, materiales, etc. con formas igualmente variadas.

¿Cómo diseñar un brazo robótico para que lleve a cabo una tarea que requiere tantos elementos de lo que en un humano llamaríamos psicomotricidad fina? La respuesta solo puede ser una: mediante el uso de machine learning. Algoritmos capaces de reconocer un objeto de entre un catálogo descomunal con las referencias de todos los productos en el almacén, y según las características del mismo, manipularlo con las copas de succión, los elementos y la fuerza adecuados para cada caso.

Con el uso de machine learning, la robótica está alcanzando unas cotas de aplicabilidad desconocidas hasta el momento. Pero al tiempo, pone en peligro millones de puestos de trabajo en todo el mundo, lo que podría dar lugar a un fortísimo desequilibrio en las estadísticas de ocupación. ¿Qué opinión tiene Amazon al respecto? Simplemente, que no hay que preocuparse por ello, dado que a lo largo de toda su historia, ha ido incorporando cada vez más robots a su fuerza de trabajo hasta constituir un enorme ejército mecanizado, y sin embargo, no ha parado de incrementar la contratación de personas salvo en momentos coyunturales, como ocurrió tras una pandemia que había obligado a un fortísimo sobredimensionamiento. Por otro lado hablamos de la mecanización de tareas que demandan un tipo de trabajo que los humanos se encuentran cada vez menos a gusto llevando a cabo, y que de hecho, tienden a generar empleados insatisfechos y que incrementan sus niveles de protesta.

Estudios recientes afirman que la amenaza que supone la robotización para los puestos de trabajo no es preocupante, y que de hecho, puede verse compensada con la necesidad de otros tipos de trabajos con más valor añadido para un ser humano. En la práctica, estamos entrando en lo que desde la propia Amazon definen como «la era de la robótica aplicada»: robots que no se limitan a hacer una tarea repetitiva, sino que pueden escoger entre una amplia gama de posibilidades y dar lugar a una automatización mucho más avanzada.

¿Veremos cada vez más fábricas que emplean robots para todo aquello que un humano no debería de hacer – trabajos sucios, pesados, repetitivos, degradantes, aburridos, etc. – y que sigue precisando de seres humanos para muchos otros? ¿Significará la automatización avanzada una dignificación del trabajo en entornos industriales? ¿O redundará en una pérdida de muchos puestos de trabajo y en unos niveles de desigualdad cada vez más pronunciados? La respuesta a la pregunta, en realidad, es completamente irrelevante: la automatización avanzada que combina robótica y machine learning generará, sin ningún tipo de dudas, empresas más competitivas. Y por tanto, se adoptará por necesidad, cualesquiera que sean sus consecuencias. Por tanto, cuanto antes exploremos y entendamos sus posibilidades, mejor.


This article is also available in English on my Medium page, «The age of applied robotics»

21 comentarios

  • #001
    Juan T. - 12 noviembre 2022 - 14:07

    El debate se traslada a otro campo.

    Si la riqueza se incrementa mediante mas productividad y menores costes debido a la robotización, habrá mas abundancia de producto a mejores precios, lo que quiere decir que el coste de la vida será menor.

    Si sumamos la proyección a medio plazo de costes energéticos mucho mas baratos una vez completada la transición energética, que todavia hará mas barata la producción robótica, tenemos que muy posiblemente sería factible el salario universal, aplicando los impuestos correspondientes a las empresas que usan robots.

    ¿Cual sería el problema entonces?

    Pues el de siempre, el factor humano.
    O bien los costes de retrasar las medidas para el cambio climático y los desastres correspondientes supondrán un coste económico desmesurado, o bien las tensiones geopólíticas nos traerán una época de conflicto permanente entre potencias , incluyendo la llegada al poder de líderes populistas anticientíficos.

    Una pena , ahora que la tecnología está haciendo su parte.

    Responder
    • JOSE MIGUEL - 12 noviembre 2022 - 15:36

      Lo del salario universal, achacable al rendimiento de los robots es una fantasia que nunca sera realidad, la mayoría de la empresas esta automatizando sus líneas de producción, desde yogures hasta la industria automovilística automatizada en 90%
      la cuestión es o automatizan o descentralizan a paises emergentes

      Responder
    • Javier - 12 noviembre 2022 - 15:46

      Se va a congelar el infierno antes de que este HDLGP pague sus impuestos.

      Imáginate si le quieren poner un impuesto a su producción para subsidiar a las personas con una RBU.

      Es capaz de acelerar su adormilada empresa de cohetes para llevar su producción y sus robots a la luna… «…y cobrenme impuestos allá…»

      Responder
  • #004
    Javier Lux - 12 noviembre 2022 - 19:54

    Sinceramente yo creo que la robótica, la IA y las nuevas fuentes de energia, con nueva mobilidad, van a dejar trabajo para muy pocos. Esos trabajadores serán todos ingenieros, sanitarios, abogados, gente con talento.

    El resto, gente sin formación, o también antiguos ingenieros, sanitarios, abogados que un dia tuvieron ambición y talento, pero más tarde decidieron optar por una vida contemplativa, para vivir subsiadiados y de servicios públicos.

    Usaremos ropa hecha por robots, con telas sintéticas mezcladas con algodón cultivado celularmente. Comeremos una papilla energética. Grandes corporaciones fabricarán esa ropa, esa papilla. Si nos ponemos malos iremos a un hospital robotizado. Unas smart camillas no llevarán por el hospital sin casi personal hasta el quirófano, donde un robot Da Vinci 55 nos quitará el apéndice o la vesicula. Evidentmente, al entrar nos pondremos unos cyber-dodotis reutilizables donde haremos nuestras necesidades, así en el hospital público no será necesaria la instalación de baños. Llevaremos unas gafas meta para hacer más llevadera la recuparción. A los 3 días, la smart-camilla no sacará de hospital.

    La única via de escape de los subsidiados será la cultura y el saber. No habrá revolución, las cámaras omnipresentes identificarán a los rebeldes que serán detenidos o «neutralizados». No hará falta de policía. Nos cortarán la papilla nutriente y nosostros mismos cumpliremos el castigo que nos impongan. No habrá cárcel, el arresto domiciliario será suficientemente. la papilla solamente enviada a tu domicilio.

    Responder
    • Alfredo Hoz - 12 noviembre 2022 - 20:51

      Tiene usted que presentarme a su camello… (si tambien es un robot, no hace falta) :P

      No se si tomarme su comentario como una «vision» (es decir, espera usted «ver» ese futuro, o ha sido simple ironia)

      Responder
  • #006
    Alfredo Hoz - 12 noviembre 2022 - 21:02

    Hablar de RBU a cambio de la robotización, lo veo una falacia…

    Imaginemos un mundo perfecto, en el que todos los habitantes hábiles para ello, tienen un trabajo (tasa de paro = 0)

    Una empresa adquiere un robot capaz de hacer el trabajo de 1000 empleados. A esos 1000, les damos una RBU porque todos los posibles puestos de trabajo, ya están cubiertos y hay que mantenerlos. Hasta aquí, la teoría.

    La practica es, Quien paga esa RBU?. El gobierno acaba de perder a 1000 que cotizaban.
    El empresario dirá que para pagar la SS de esos 1000, no hubiera adquirido ese robot.

    Ahora volvamos al mundo real, donde la tasa de paro es escandalosa y sin esperanzas de reducción. Hace 15 años, cualquier trabajador, por cualificado que fuera, a partir de los 50 años, sus posibilidades de seguir en el mundo laboral (en su campo o reconvirtiéndose en otro) tendían a cero. Hoy día, ese limite de edad esta bajando a los 45 años. Y ese, es el futuro inmediato.

    Conste que no estoy en contra ni de la tecnología, ni las automatizaciones, pero si soy realista. Los que hace 15 años les comentaba esta situación, se reían de mí (gente de “sillón” y bien colocados). Hoy están todos sufriendo por trabajar, aunque sea en negro.

    Puede esa RBU ser una solución? Debería. Otra cosa es quien la implanta y a costa de que.

    Responder
  • #007
    Gorki - 12 noviembre 2022 - 21:35

    Ya estamos con la letanía de siempre, «Los robots nos roban los puestos de trabajo»

    Sin embargo la realidad es que los países mas robotizados, USA, Alemania, Japón…. dan índices de ocupación de envidia, mientras que los países menos robotizados, Nigeria, Senegal, Mauritania, … donde todo se hace a mano, son los países de donde sale la emigración porque allí no hay trabajo.

    ¿Alguien me lo quiere explicar?.

    Responder
    • KOLDO SARRIA - 13 noviembre 2022 - 01:02

      Actualícese, Gorki: Por cada empleo que crea la tecnología, destruye siete.

      Tal vez y sólo tal vez, no somos los demás los que estamos instalados en una caducada letanía inmovilista.

      Siempre es bueno guiarse por las tesis de aquellos que han podido profundizar más en estos temas tan complejos.

      Las nuestras no son al fin y al cabo más que modestas y limitadas opiniones de pobres mortales.

      Responder
    • Javier Cuchí - 13 noviembre 2022 - 11:04

      Estoy de acuerdo con Koldo: lo que sucedió en pasadas revoluciones industriales no determina lo que haya de suceder en esta y lo que puede preverse de esta (aunque la previsión puede estar muy equivocada) es que va a haber grandes bolsas de paro; de otro modo ¿por qué iba a hablarse -y cada vez más en serio- de una renta ciudadana mínima?

      Profesiones que hoy dan trabajo a decenas o, incluso, centenares de miles de personas, van a desaparecer: por poner dos ejemplos tópicos -pero hay muchísimos más- piensa en las cajeras de supermercado y en los taxistas.

      Es cierto que hay profesiones relacionadas con la tecnología y con la ciencia que tienen grandes déficits de personal que no pueden cubrirse por falta de profesionales cualificados (esto nos llevaría al tema de la educación, que es otro tema), pero aunque estos déficits se paliaran serían insuficientes para absorber las grandes masas de personal poco o nada cualificado que se va a quedar con el culo al aire (de ahí que en los países del Tercer Mundo el paro sea masivo y endémico; y cuando logran emigrar al Primero, les espera el top manta porque no hay profesión en la que meterlos).

      La Unidad en la que presté mis servicios en mis últimos 18 años de carrera funcionarial, editó y publicó este libro -que tuvo un éxito bárbaro en sectores empresariales catalanes- del cual, y para el caso, os recomiendo los anexos que contienen un listado exhaustivo de las diversas profesiones ordenadas según su futuro. Hay alguna sorpresa. Y aunque los datos vienen referenciados de otra obra -creo recordar que norteamericana-, son, en términos generales, perfectamente extrapolables. El libro está en catalán, pero es fácilmente inteligible (me parece que de este no se hizo traducción al castellano, lo siento).

      Responder
    • Javier Cuchí - 13 noviembre 2022 - 11:08

      Por cierto, Gorki, ojo con las estadísticas norteamericanas sobre empleo: casi nunca tienen en cuenta las enormes masas de inmigrantes ilegales que están ahí a vérselas venir viviendo a salto de mata.

      Responder
      • Gorki - 13 noviembre 2022 - 12:00

        Actualizase KOLDO SARRIA
        El montaje en serie lo aplicó FORD, (y ya existía en los mataderos de Chicago desde antes ), en 1908. Desde entonces y sin parar han aparecido aparatos que han eliminado mano de obra, algunos en cantidades ingentes como el ordenador que acabo con miles de puestos de trabajos administrativos a robots como estos que solo eliminará unas decenas de puestos de trabajo manuales.

        ¿Si desde 1908, (por no exagerar y no hablar de Ludd ), están apareciendo aparatos que eliminan puestos de trabajo, como es que hoy, año 2022, Estados unidos tiene unos niveles de paro en mínimos históricos, pese a absorber una ingente mano de obra, que entra por la frontera sur del país.

        La lógica debe indicarnos que miles de norteamericanos emigran de USA hacia el Salvador y Guatemala, donde todo lo hacen a mano, pero la lógica no se cumple. es al revés. y quiero que alguien lo explique. Porque yo estoy de acuerdo Por cada empleo que crea la tecnología, destruye siete., pero el paro no aumenta como era previsible en los paises mas punteros en robótica.

        Responder
      • Gorki - 13 noviembre 2022 - 12:02

        JAVIER CUCHÍ lo que me asombra. es que esa mano de obra viene de países donde todo se hace a mano, y donde por lógica deben abundar los puestos de trabajo, no de Japón y de Corea, donde la robotización se lleva al límite.

        Responder
        • Javier Cuchí - 13 noviembre 2022 - 13:19

          Es que todo lo pones bajo el patrón a mano o a máquina y la realidad es que hay muchísimos más factores. No abundan los puestos de trabajo en aquellos países, africanos, en general, cuya producción no pasa de una economía de supervivencia -y eso los afortunados- y los recuerdos para el turista (y turistas hay pocos, porque en esos países le tienen cierta afición a dar rienda suelta al machete). Por lo tanto, lo único que tienen es lo único que no necesitan: mano de obra.

          Corea y Japón llevan la robotización al límite porque la mano de obra la subcontratan en las maquiladoras de otros países asiáticos, pero ellos también tendrán problemas, porque tienen una importante masa de ciudadanos que viven de la agricultura, del pequeño comercio y de los servicios, y dos de esos tres campos van, uno, a desaparecer -el pequeño comercio- y otro va a sufrir un importante cambio precisamente por la robotización. Y con el sector servicios veremos qué pasa en países de poco turismo: no sé si su propia gente demandará lo suficiente como para mantenerlo.

          A nuestra edad, querido Gorki, tenemos una alegría y una tristeza: la alegría es la cantidad de cosas apasionantes que hemos vivido y que los jóvenes nos envidian; y la tristeza es la cantidad de cosas apasionantes que no vamos a vivir y que nosotros envidiamos a los jóvenes (entre ellas, la resolución final de todo el tema del que estamos hablando). Bueno, es ley de vida y a cada generación le toca vivir lo que le toca vivir.

          Responder
    • Alfredo Hoz - 13 noviembre 2022 - 11:41

      El problema Sr Gorki, es tomar el “todo” por la “parte” como usted hace.

      Por partes:

      La gente del tercer mundo emigra al primero con la esperanza de encontrar un trabajo que allí no tienen ni tendrán. Y ese “primer mundo” no está mucho mejor. Mírese usted las estadísticas de la tasa de desempleo. Pero no hace falta irse tan lejos. Ahí tenemos la España vaciada, que no deja de ser lo mismo. Los jóvenes de muchas regiones emigran a Madrid, Barcelona, Valencia… porque en sus tierras no tienen futuro.

      Pero volviendo al tema:

      Si 1000 obreros de la metalurgia van a la calle por la robotización, y a su vez, la hostelería incrementa otros mil, la estadística le dirá que la tasa de empleo, es la misma (el global). Pero eso no significa que esos mil de la metalurgia, se hayan reconvertido en camareros (alguno habrá). La estadística habrá que verla por “sectores”.

      La robotización y la automatización, no afecta a todos los sectores por igual.
      Usted ve un robot en una frutería? ¿En enfermería? ¿Diseñando casas en un despacho de arquitectura? Gestionando fincas en una gestoría ¿o defendiendo pleitos en uno de abogados?

      En un futurista mundo como el que nos ha pintado el Sr Lux, quizás, pero faltan mas de 100 años para algo así. En el mundo “real”, los mas afectados son los sectores de automoción, minería de riesgo, metalurgia y logística. Y cualquiera en esos sectores que sea mayor de 45, tiene difícil lo de reincorporarse o “reciclarse”. Usted es mayor que yo, y tiene que tener en la memoria, que esos sectores han sido siempre los más castigados por los avances. ¿O no recuerda usted las huelgas de las automovilísticas en los 90, o las de la metalurgia incluso 10 años antes? Son los que se llevan los récords de despidos directos, Eres y prejubilaciones.

      Hay que aceptar, como bien le indica el Sr Koldo, que la tecnología, es algo bueno, ayuda, mejora y optimiza, pero tiene un precio: destruye empleos. Y usted, según nos dice siempre, era informático, así que bien debe saber, que donde se plantaba un ordenador, se prescindía de varios empleados.

      Y vuelvo a insistir: Yo no estoy en contra, al contrario, pero hay que ser realistas.

      Responder
      • Gorki - 13 noviembre 2022 - 12:16

        Evidentemente, hay un montón de ocupaciones que desaparecen y quien trabaja en eso, o se recicla o no encuentra trabajo, pero eso ha pasado siempre con el «progreso», no hace falta la robotización.

        Los semáforos, eliminaron miles de puestos de guardias de la porra, la compresora neumática, elimino muchísimos puestos de obrero de pico y pala. Las centrales telefónicas eliminaron miles de puesto de telefonistas y la invención del trolley elimino el trabajo de maletero en las estaciones,…

        Pero el paro en España no es mayor ahora que en los años 60, (emigración masiva a Centro Europa) o en 1900, (emigración masiva a Sur América), lo que demuestra que la mecanización poco tiene que ver con el paro, y eso después de haber alcanzado los inmigrantes un 10% de la población.

        De hecho hace muy poco se alcanzó el record de 20 millones de afiliados a la SS.

        Responder
        • Alfredo Hoz - 13 noviembre 2022 - 12:26

          Sigue usted tomando el todo por la parte basandose en los numeros «globales».

          Lo que ocurriera en 1900 o en 1960 no tiene nada que ver porque entre otras razones, ni la densidad de poblacion era la misma, ni las politicas gubernamentales, ni el nivel de industrializacion, ni tan solo la «tecnologia», y todo eso, son factores que inciden directamente.

          Las posibilidades de que un ascensorista o un repartidor de hielo, en esa epoca, se reciclara en repartidor de periodicos o atendiendo una fruteria era elevadas. Hoy dia, esa facilidad practicament ha desaparecido.

          Yo he sido profesor de cursos de Inem y la tasa de «reconvertidos» que han alcanzado un puesto de trabajo relacionado, es inferior al 5% en menores de 50 años. Por encima, aun siguen haciendo cursillos.

          Responder
          • Félix Maocho - 13 noviembre 2022 - 14:06

            Y a lo largo de la vida he sido sucesivamente
            Agricultor
            Productor de television
            Vendedor mayorista
            Almacenero
            Informático
            Vendedor inmobiliario

            No veo la razón por la que yo lo he hecho sin dificultad, saltar de una profesión a otra y otros no pueden pasar de profesor de cursos del INEM, a por ejemplo marino mercante.

          • Alfredo Hoz - 13 noviembre 2022 - 14:34

            Si Sr Gorki, usted siempre tiene razon y los demas somos unos catetos… pero no tengo ganas de discutir…

            Lo que no entiendo es como no ha sido usted tan «genio» de comprar Twiter… :P

            Cuanto tenemos que aprender de usted…

            Sr Gorki, deje de irse por peteneras y del tema… deje de tomar los datos globales como a usted le apetece y haga algo mas realista… tome uno de los sectores afectados y busque sus estadisticas… por ejemplo:

            Total empresas en el sector metal por estrato de asalariados (2000-2020)

            Sin asalariados Micropymes (1-9) Pymes (10-199) Grandes Empresas (>=200) Total

            2000 22.243 37.398 14.006 564 74.211

            2020 18.210 31.181 10.276 455 60.122

            fuente: Evolución del empleo y cifra de negocios en el sector metal

            Baje al cuadro en cuestion y haga click donde dice Evolucion Historica…

          • Gorki - 13 noviembre 2022 - 16:16

            Es que lo importante es lo global, Si hay puestos de trabajo que cubrir, que importancia tiene que un determinado sector disminuya de número de empleos.

            DI quieres tomar un sector que haya perdido empleo toma el sector agrario, que paso de ser el trabajo mayoritario en el país a uno que hoy es raro, ¿No se convirtieron en otrros empleados los campesinos?.

            ¿Acaso un señor que trabaja con metales ,no puede pasar a trabajar con maderas, por ejemplo, o como ferrallista en la construcción?.

        • Alfredo Hoz - 13 noviembre 2022 - 17:02

          Se torna aburrido discutir con usted Sr Gorki, mareando la perdiz una y otra vez para salirse con la suya…

          Si quiere discutir, si la tecnologia, y en concreto la automatizacion y los robots, destruyen empleos, QUE ES EL TEMA, aqui estoy.

          Para todo lo demas, la barra del bar…

          Responder
  • #021
    Pep - 14 noviembre 2022 - 21:05

    la robótica supone mas oportunidades que perjuicios….. si nos formamos y adaptamos hay esperanza…. la alternativa es trabajar subsidiados hasta los estados quiebren.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG