Los drones como ejemplo del progreso tecnológico

IMAGE: DJI Mavic 3

Acabo de ver las características del nuevo dron que ha presentado DJI, el DJI Mavic 3, y me ha generado una reflexión sobre la velocidad del progreso de la tecnología: DJI lanzó su serie Mavic en septiembre de 2016, y ya era, de por sí, un aparato sumamente competitivo, plegable, con una cámara de 12MPX capaz de grabar videos 4K a 24 fps, un tiempo de vuelo de 27 minutos (y todas las prestaciones que han convertido el volar un dron en algo al alcance de cualquiera, con estabilización automática y retorno a base (RTH) cuando la batería desciende de un nivel determinado), y un rango de casi siete kilómetros.

El nuevo Mavic 3 tiene dos cámaras Hasselblad, una de ellas un gran angular de 128º y la otra un teleobjetivo híbrido de hasta 28X, vídeo 5.1K de hasta 50 fps o vídeo 4K de hasta 120 fps, y capaz de volar hasta 46 minutos en una sola carga y hasta quince kilómetros de distancia, con una función RTH capaz incluso de leer la información sobre el viento o de tomar decisiones como volar sobre obstáculos en lugar de rodearlos para así ahorrar energía.

Obviamente, no tengo especial interés en el caso concreto del dron de DJI, ni me dan nada por hablar de él. Sin embargo, la evolución de sus prestaciones sí me funciona muy bien para hablar de escenarios tecnológicos, porque como prueban perfectamente sus características, cuando hablamos de tecnología, tenemos que hacer nuestros planes en torno a este tipo de escenarios, en los que las prestaciones clave de un aparato son perfectamente capaces de duplicarse en muy pocos años, a pesar de que cuando se lanzaron ya estábamos hablando de aparatos muy optimizados y muy competitivos.

Comparar con los primeros drones que salieron al mercado, en los que quien los manejaba debía tener bastante preparación para simplemente mantenerlos estabilizados o para evitar perderlos si se quedaban sin batería en vuelos de cinco minutos, sería simplemente absurdo y sin sentido. En muy poco tiempo, hemos pasado a una magnitud completamente diferente, que permite usos muchísimo más evolucionados y avanzados, y que llevan el uso de un dron a una dimensión muy distinta. Ahora, podemos ver el uso de drones en todo tipo de contextos y como algo perfectamente normal, desde un simple fotógrafo en una boda hasta cualquier otro uso que se nos ocurra.

La otra cosa que evoluciona de una manera similar es el entorno legislativo: al inicio del desarrollo de una tecnología, el entorno no está desarrollado, y nos encontramos con problemas, abusos o todo tipo de situaciones que generan, a veces, hasta cierto nivel de alarma social. Con el tiempo, esa legislación se va acomodando, va ajustándose, en ocasiones con pasos hacia adelante y hacia atrás, con situaciones excesivamente limitantes que van dando paso a otras, con diferencias entre diferentes entornos y países, etc., hasta que se normaliza. Pensar en una tecnología a la luz de las limitaciones que la legislación le impone en un momento dado, sobre todo cuando está en sus inicios, suele resultar muy poco útil a efectos prácticos, y redundar en análisis incompletos que la minusvaloran y retraen las posibles apuestas que se puedan hacer en ella.

Cuando alguien no es capaz de imaginarse lo que una tecnología va a ser capaz de hacer en el futuro, es importantísimo lograr que entienda que el futuro no es solo paso del tiempo, sino también maduración de la tecnología. Y que en este tipo de ámbitos, esa maduración no es simplemente una ganancia de prestaciones gradual, sino incrementos por factores que resultan, en ocasiones, difíciles de imaginar. Ante este tipo de realidades, los escépticos tienden a analizar las posibilidades de una tecnología con arreglo a sus prestaciones del momento, obviando los incrementos que pueden llegar a desarrollar en un futuro.

¿Dónde estarán las tecnologías que más nos afectan en un plazo de no muchos años, considerando los avances en muchos de sus componentes? Probablemente, mucho más allá de lo que muchos alcanzan a imaginarse. ¿Qué oportunidades pueden surgir de anticiparse a esas mejoras imaginando nuevos usos para ellas?


This post is also available in English in my Medium page, «Drones are a perfect example of technological progress«

13 comentarios

  • #001
    Gorki - 5 noviembre 2021 - 22:35

    Pasa con los drones lo mismo que con los vehículos autónomos, que aparentemente la tecnología ya esta madura, pero los usos prácticos, fuera de las demostraciones de prototipos y las pruebas de los laboratorios, son muy limitados.

    Dónde se quedaron aquello drones que nos trían los paquetes a casa y los taxis aéreos que ya mismo. se pondrían en marcha en el aeropuerto de Kubait,…

    Por otra parte, las normas legales que rigen los vuelos de los drones no han variado con los avances de los mismos y son muy restrictivas. ¿De que vale que un dron pueda puedan ir hasta quince kilómetros de distancia, si no la dejan volar fuera de lo que abarque la vista?. ¿De que vale que esquive los obstáculos, si no sabe esquivar las zonas pobladas, ni las zonas que tiene algún tipo de limitaciones de vuelo, como aeropuertos, instalaciones nucleares?

    Estoy de acuerdo , hoy con drones posiblemente se puede hacer un coche volador, solo tienes que hacerle «hibrido» ,como los automóviles, y ya tienes la autonomía de vuelo que quieras, Pero. ¿Seria legal hacerlo volar, aunque tuvieras el título de piloto? ¿Te dejarían posarte en un helipuerto con él?

    Me parece que actualmente solo valen legalmente nada mas que para para fotografiar el campo, eso si quizá puedas ya captar los paseos de un hormiga.

    Responder
    • KOLDO SARRIA - 6 noviembre 2021 - 00:05

      El taxi autónomo ya está aquí.

      https://youtu.be/dmvZBiWYkFQ

      Responder
      • Gorki - 6 noviembre 2021 - 20:36

        En todo caso será allí

        Responder
    • Dorado Comandante - 6 noviembre 2021 - 01:20

      ¿Qué dónde están esas maravillas de la tecnología que tanto gustan por aquí? Esas disruptoras ideas, vestidas de avances ecológicos, críticos y de innovación tan vital para la sociedad (para la de consumo, claro…), pues recibiendo dosis de realidad realmente disruptora.

      https://mundo.sputniknews.com/20210925/ataque-de-cuervos-a-los-drones-de-mensajeria-en-australia-1116428338.html

      Responder
  • #005
    Javier Lux - 6 noviembre 2021 - 08:24

    A mi me ha sorprendido negativamente el escaso despliegue de drones en temas de seguridad y vigilancia.

    Imaginé hace mucho edificios y urbanizaciones vigiladas por drones autónomos 24×7 con una capacidad de recoger imágenes del pasado hasta una semana o más para poder investigar delitos.

    Nada o poco de eso ha ocurrido, salvo rumores que drones militares USA hacen eso en lugares muy sensibles en secreto. Habrán filmado el golpe del 6 de enero en el capitolio? (por cierto, eso si que fue un golpe)

    Responder
    • LUA - 6 noviembre 2021 - 09:51

      Oiste hablar de la Proteccion de Datos?

      Solo las FSE pueden vigilar y siempre bajo orden judicial.

      Responder
      • Javier Lux - 7 noviembre 2021 - 08:55

        En entornos privados pueden hacerlo, tanto en el interior como en el perímetro. De hecho se ven cámaras en lugares privados

        Urge cambiar esa ley. Lo que hay que hacer es penalizar el mal uso de las imágenes, no la grabación

        Responder
  • #008
    Javier - 6 noviembre 2021 - 13:39

    Tengo mis reservas con lo que expones Enrique. Simon Sinek, en su libro «Empieza con el Porqué» cita el ejemplo del Motorola Razr:

    Diseño e ingeniería inovadores. Metales como el aluminio aeronáutico, antena interna y teclado grabado quimicamente en la superficie y solo 13.9 mm de grosor.

    Sí, millones lo compraron y fue un exitazo de ventas para Motorola ¿Y después? Ese «éxito» se esfumó y ahí quedó el «progreso tecnológico».

    Luego vino el iPhone (no soy usuario de Apple y no lo sería jamás, ni aunque me lo regalaran, pero no voy a negar su éxito) y rompieron el mercado, no solo en cifras, sino en lógicas. Ellos ahora iban a fijar las reglas de lo que debía ser un teléfono. Y todo dios a seguirlos.

    ¿Estos drones crearon un nuevo mercado? ¿La gente hace fila para comprarlos? ¿Algún fabricante cambió la lógica del mercado de drones? ¿Alguien sentó las bases para hacer que los drones cambien algún aspecto de la sociedad tal como la conocemos?

    ¿Algún fabricante es el nuevo «Tesla» de los drones?

    No digo que no vaya a pasar (la ausencia de evidencia, no es evidencia de ausencia) pero al menos, por la información que es de público conocimiento… no parece que el entorno tecnológico/económico / político / legal haya cambiado tanto como para hablar de «Progreso».

    Responder
    • ffrojero - 6 noviembre 2021 - 16:13

      DJI es el nuevo Tesla de los drones, por supuesto. Y si no fuera por las ridículas restricciones “a todo” que tenemos en nuestro país y que perder un dron es relativamente fácil hoy en día, cargándote de seiscientos euros para arriba, pues sí, la gente haría fila. Sobre todo los jóvenes y los fans de la tecnología, entre los que me encuentro.

      Responder
      • Javier - 6 noviembre 2021 - 19:34

        Pues, gracias por confirmar mis suposiciones con tu respuesta:

        Si todos esos problemas que manifiestas fueran resueltos, la gente haría fila. Apple y Tesla ya los resolvieron, por eso rompieron el mercado. Esos fabricantes de drones solo hicieron juguetes caros. Nada más.

        Responder
  • #011
    David - 6 noviembre 2021 - 18:19

    Por si se necesita… Personalmente el artículo lo entiendo maś como una reflexión sobre los impactos de la aceleración de la madurez de tecnologías, a partir del ejemplo de drones, que una discusión sobre si los drones esto o aquello.

    Responder
    • LUA - 6 noviembre 2021 - 19:54

      Bien, alguien que lo entiende… :P

      Responder
  • #013
    Alqvimista - 7 noviembre 2021 - 11:53

    El progreso tecnológico llevado al mundo real:

    https://www.theguardian.com/world/2021/nov/07/exploding-drone-assassination-attempt-on-iraqi-pm-fails

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG