Adiós a los botones y contadores sociales

IMAGE: former social buttons at enriquedans.com

Los que visitáis habitualmente esta página seguramente lo habréis notado: los botones de compartir en redes que aparecían debajo de cada entrada y los contadores sociales que aparecían a la izquierda han desaparecido. Y no, no se trata de ningún tipo de problema técnico, sino de una decisión completamente meditada y consciente: hacía tiempo que no me aportaban prácticamente nada, más que ralentizar sensiblemente el tiempo de carga de la página.

Como seguramente sabéis, el tráfico no es en esta página un fin en sí mismo. Obviamente, prefiero tener una página con algo de tráfico que dé más difusión a lo que escribo que tener una página que solo leo yo, pero realmente, dado que hace mucho tiempo que descarté la publicidad como una fuente de ingresos – tan pronto, en realidad, como pude aprender lo suficiente sobre su funcionamiento – no gano más cuando tengo más tráfico, ni me obsesiono especialmente con las estadísticas.

Básicamente, vivo al margen de ese tipo de preocupaciones: cada mañana, trato de encontrar un tema interesante sobre el que escribir, lo selecciono, lo documento, escribo, le doy al botón de publicar, leo los comentarios y las reacciones en redes sociales, y cuando puedo, contesto algunos. En ese sentido, tratar de «estimular» a mis lectores para que compartan lo que han leído me parece poco útil, y si efectivamente quieren compartirlo, siempre pueden copiar el titular y el enlace correspondientes en las redes que estimen oportunas en cada momento. Obviamente, aprecio que alguien comparta lo que he escrito como lo he apreciado siempre, pero no considero que poner un botón invitando a hacerlo aporte gran cosa. Mis lectores saben perfectamente cómo compartir lo que quieran.

Tampoco me preocupa en absoluto saber si mis artículos han sido más o menos compartidos en redes sociales, algo que en cualquier caso podría saber consultando las estadísticas correspondientes si ello me generase algún interés, ni menos aún presentar esas estadísticas en mi página como si fueran algún tipo de «sello de aprobación»: a estas alturas, dudo que si alguien quiere leer lo que he escrito, lo quiera hacer porque haya sido más o menos compartido en redes sociales.

Desde hace ya mucho tiempo mantengo una actitud crítica ante las redes sociales, y como tal la reflejo habitualmente en muchos de mis artículos. Obviamente, no soy el único: recientemente, Matthew Inman, creador de la popular tira cómica The Oatmeal, publicó una de sus reflexiones titulada «Reaching people on the internet in 2021«, con la que coincido plenamente: si produces contenido regularmente en la web, lo mejor que puedes hacer es tratar de reducir todo lo que puedas tu exposición a las redes sociales, y aspirar a que la mayoría del tráfico que recibas venga de manera directa, no porque te han visto en una de ellas. Creo sinceramente que los tiempos de trabajar produciendo material para que sean las las redes sociales las que lo exploten y te den simplemente algunas migajas, si te las dan, terminaron.

Así que, por tanto, adiós a los botones sociales y a los contadores, estoy seguro de que no los echaré de menos. Mantengo los botones de acceso a mis cuentas – en mi caso, que suelo utilizar «edans» o «enrique.dans» indistintamente, es una forma de que alguien sepa localizarme en esas redes y no se confunda – y, por supuesto, el contador con el número de comentarios. En realidad, es una decisión que había tomado hacía mucho tiempo, y que simplemente estaba esperando a que por alguna otra razón tuviese que tocar la plantilla de la página. De hecho, el botón de compartir en Twitter llevaba bastante tiempo estropeado, y ni me había molestado en arreglarlo.

Pronto, algunos cambios más.


17 comentarios

  • #001
    David - 22 julio 2021 - 13:29

    Yo no puedo acceder a los comentarios desde el navegador que utilizo habitualmente en el móvil, Brave (para escribir esto me he metido por Firefox Focus). No sé si será problema de mi móvil, al final de la página me ofrece «ver versión no AMP» pero tampoco funciona. Gracias

    Responder
    • Miguel Durán - 25 julio 2021 - 15:54

      Yo estoy usando Brave y veo bien, tanto los comentarios en la web de Enrique cómo en las entradas de FB ¿No habrás incluido algo respecto del dominio?

      Responder
  • #003
    Victor - 22 julio 2021 - 13:32

    Suena bien. Creo que antes usabas y los trackers de Google para estadísticas básicas de la web.

    Entre los otros cambios vas a mover esto a alguna alternativa menos persecutoria?

    Responder
  • #004
    Isaac Martín - 22 julio 2021 - 14:45

    Hola Enrique. Sigo tu blog por el RSS de toda la vida. Aunque en algunas ocasiones discrepe de tus opiniones, siempre las considero interesantes. En esta ocasión, no podría estar más de acuerdo contigo. La dinámica de las redes sociales se mueve entre el fomento de la vacuidad y la explotación del generador de contenidos de calidad, que trabaja gratis y encima debe dar gracias a su señor feudal por ser tan amable de permitirle utilizar su plataforma, siempre con unas condiciones draconianas. Por no hablar del carácter cada vez más efímero de las RRSS, que entierra cualquier contenido de calidad bajo una montaña de basura. Enhorabuena por tu valiente gesto.

    Responder
  • #005
    Hector - 22 julio 2021 - 15:03

    Enrique:
    Esto es algo que pueden hacer personajes públicos como tú y/o gente que ya es conocida y probablemente gracias a las redes sociales.
    Pero si eres un nuevo elemento, no consideras necesarias las redes para darte a conocer?
    Saludos!

    Responder
    • Enrique Dans - 22 julio 2021 - 16:23

      Puede ser, pero nunca trabajando para ellas. Es decir, si necesitas darte a conocer, crea contenido en páginas donde el permalink te pertenezca exclusivamente a ti, no a un tercero que pueda restringir el acceso a él cuando le dé la real gana. Crea contenido en una página tuya, y cada vez que publiques algo, muévelo en redes sociales insertando el enlace, pero eso es todo. No les regales tu contenido a cambio de que te traten como pura basura.

      Responder
  • #007
    Muadib - 22 julio 2021 - 15:04

    Gracias Taonadas

    Responder
  • #008
    Antonio - 22 julio 2021 - 15:14

    Bravo!!!!!!

    Responder
  • #009
    LUA - 22 julio 2021 - 16:37

    Bien… ya hacia tiempo que lo esperaba, y efectivamente, no lo necesitas… :P

    Responder
  • #010
    Paco - 22 julio 2021 - 18:49

    Como mera apreciación personal, tengo la sensación de que muchísimas webs de todo tipo incluyen los iconos de redes sociales únicamente por «decorar», poner unos iconos conocidos que aporten algo de colorido al principio o final del texto.

    Porque en muchos casos, sus redes están vacías de contenido, desactualizadas, o incluso apuntan a cuentas erróneas.

    Lo mismo se puede ver en en rótulos comerciales de tiendas, escaparates, furgonetas, bolsas, cajas, con los iconos de Facebook, Instagram, Twitter, Tiktok, pero no incluyen el nombre de cuenta ni un hashtag. Y lo peor es cuando se trata de dar mayor visibilidad y relevancia a esos logos en detrimento del propio de la empresa.

    Responder
  • #011
    Xaquín - 22 julio 2021 - 19:34

    «saben perfectamente cómo compartir lo que quieran.»(EDans).

    Me alegro de ver escrito esta frase, y más para seguir dando varapalo a las redes sociales, o como se les quiera llamar (¿jaulas sociales?).

    Es clásica la división entre burguesía, pequeña burguesía y proletariado. Es cierto que lo de proletariado quedó muy obsoleto, aparte de no ser nunca analizada la gran posibilidad , sobre todo ideológica, de intercambio social entre pequeña burguesía y proletariado.

    Pero la diferenciación entre pequeña burguesía (ahora podía ser «proletariado con empleo», por ejemplo) y el resto de gente de «mal vivir» sigue siendo válida. Y muy precisa, para entender mejor el problema de los elementos sociales que disponen de medios para «despegarse socialmente». Y hacer como los electrones en sus orbitales : subir socialmente una serie de escalones. O bajarlos, que todo va a depender del trasiego de energía que se establezca.

    El gran problema actual (y de siempre) es que los elementos peor situados en la escala social, puede que aún no descubrieron la forma de no participar en la cena de las migajas (de las diabólicas redes). Incluso mangando algo de wifi, por aquí y por allí. Digamos que sufren una considerable falta de privilegios sociales.

    Y que conste que el texto no tiene ningún reparo, lo uso exclusivamente como toque colateral, para seguir defendiendo lo mucho bueno que hay aún en esas dichosas redes.

    Mucho mejor Twiter (no siendo megafamoso) que el Face. Pero sabiendo «compartir lo que se quiere compartir», también tiene cosas buenas. En Twiter muy buenas (solo llevo tres meses en ella). Del resto no practico.

    En ese «resto» no está considerada la red social (para mi) más importante, que es la del «bloguerío irreprimido».

    Responder
  • #012
    Krigan - 23 julio 2021 - 05:10

    Verdaderamente se nota que ahora la página se carga más rápida, así que el cambio es bienvenido. En cuanto a las redes sociales en sí, yo creo que se han visto bastante desplazadas por el Whatsapp.

    Por cierto, en el Whatsapp, que pertenece a Facebook desde hace años, yo sigo yendo en plan «aldea gala», y sigo cerrando sin aceptarla la ventana del «Estamos haciendo algunos cambios en nuestras políticas…». No me da la real gana de que mis datos acaben en la red Facebook.

    Responder
  • #013
    Juanma - 23 julio 2021 - 06:55

    100% de acuerdo, pero como aconsejarías hacer eso a los creadores de contenido que se basan en el vídeo? Allí por desgracia acabas muriendo en Facebook y Google. Aun intentando atraer a la audiencia a verlos en tu web (sin anuncios ni interrupciones) se vuvle muy complicado prescindir de ellos

    Responder
  • #014
    Servimur - 23 julio 2021 - 12:06

    Las redes han cambiado mucho y muy deprisa. Estos botones ya casi nadie los utiliza para compartir contenido. Nosotros tampoco lo usamos en nuestra web. Saludos Enrique!

    Responder
  • #015
    Eva Emmanuel - 23 julio 2021 - 14:46

    Gran decisión. Completamente de acuerdo contigo Enrique. Un blog puede estar ligado a dos posibles, digamos, «modelos de negocio»: el de un profesional experto que vive de su profesión (el blog simplemente puede ayudarle a conseguir precisamente esa imagen de experto pero la fuente de ingresos viene de una profesión ejercida), o el de alguien que vive de la publicidad o de hablar por lo que le pagan y/o le genera tráfico. Este segundo modelo de negocio, en mi opinión, es el modelo cortoplacista en el que han acabado la mayor parte de los generadores de contenidos (bloguers, youtubers, influencers, etc…). Modelo en el cual el equilibrio entre la calidad/libertad de los contenidos acaba, si me permitís, prostituyéndose al servicio de la monetización del anuncio o del tráfico de turno. E, incluso, acaba matando al propio generador de contenidos porque: ¿quién quiere seguir a un experto que habla solo de lo que le pagan por decir determinadas marcas? (perdón, por anunciar); ¿quién quiere seguir a alguien que solo genera contenidos para obtener tráfico? (cantidad vs calidad).

    Responder
  • #016
    Rutas - 28 julio 2021 - 15:48

    Internet cambia constantemente y nos tenemos que adaptar rápidamente. Ahora las redes sociales tienen vida propia y los botones de compartir no son útiles para los sitios web.
    También porque las personas ya saben compartir y no hay que aydarles a hacerlo.

    Responder
  • #017
    Marketmovil - 31 julio 2021 - 17:42

    Yo he optado por quitarlo en mi web. Ralentizan el tiempo de carga de la página, y ahora la velocidad de carga de un sitio es importante para el SEO, además generan ruido y distraen al usuario.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG