Pandemias, mascarillas y sentido común

IMAGE: FFP2 face mask

Mi columna en Invertia de esta semana se titula «Las mascarillas funcionan. Nosotros no» (pdf), y es un intento de explicar parte de lo que, desde el punto de vista de un simple biólogo, está ocurriendo en España con la transmisión de la pandemia de COVID-19.

En apariencia, España es un país modélico: según las estimaciones de compañías como Apple o Google a partir de nuestros smartphones, la ciudadanía respetó el confinamiento de manera excepcionalmente disciplinada y estricta. Las mascarillas se utilizan de manera mayoritaria; es raro ver a alguien sin ella por la calle, una visión mucho más habitual en otros países. Nuestra sanidad está entre las mejores del mundo y tiene una cobertura universal. Podemos tener problemas de coordinación entre autonomías y de contabilización de los datos, sin duda, pero en general, parece difícil explicar qué lleva a que, en un país así, las cifras de contagios y de fallecimientos se sitúen entre las más elevadas del mundo.

En España han fallecido hasta el momento por COVID-19 nada menos que 661 personas por cada millón de habitantes, tan solo por detrás de la terrible cifra de Perú (955) o de Bélgica (858), y en este momento, varias zonas del país se encuentran entre los focos más activos del mundo. La perspectiva de las cifras puede engañar: países como los Estados Unidos, India o Brasil han generado obviamente muchas más víctimas y contagios, pero tienen también muchos más habitantes. En términos de gestión, las cifras de España evocan cualquier cosa menos las de un país desarrollado.

El problema, mucho me temo, es de educación. España, como otros países latinos, mantiene habitualmente una actividad social muy superior a la de otros países: los españoles se reúnen constantemente, sea en un bar, en un pub, en un restaurante o en una casa. Las reuniones con amigos y con familia, o las visitas a lugares públicos concurridos son parte de la vida cotidiana, y únicamente desaparecieron durante el período de confinamiento estricto, en el que, efectivamente, las cifras mejoraron rápidamente. Por mucho que los informativos se empeñasen en hacer hincapié en los imbéciles e irresponsables que vulneraban las medidas de aislamiento, repito, en general, esas medidas se respetaron de manera modélica.

¿Qué ocurrió a partir de ahí? Con la idea de reactivar la economía, volvimos a una cierta normalidad. Llegó el verano, las vacaciones, el ocio, la familia… y pudimos ver cómo la mayoría de la gente utilizaba su mascarilla. O al menos, eso parecía. En un examen más detallado, lo que vemos es que la gente, efectivamente, lleva su mascarilla, pero ¿cómo? No es fácil ver a alguien sin ella, pero sí ver que la llevan en el cuello, o con la nariz fuera, o sobre todo, que se la quitan constantemente, sea para comer o beber, para fumar, o para hablar y que se les entienda mejor. Esa mascarilla que muchos llevan puesta por la calle se convierte en lo primero que desaparece en cuanto te sientas en la mesa de un restaurante, en una terraza, o por supuesto, en cuanto entras por la puerta de una casa.

La situación refleja un grave desconocimiento de las medidas de control y prevención de una pandemia. No, los virus no saben si llevas mascarilla o no. No saben nada. Simplemente, si estás infectado, salen de tu sistema respiratorio en forma de minúsculas gotas de aerosoles que permanecen suspendidas en el aire, sobre todo en lugares cerrados, durante bastante tiempo, y en ocasiones, son captadas a través de la boca o la nariz por otras personas. Esas personas que se quitan la mascarilla o dejan su nariz fuera «porque les agobia», «porque les da calor» o «porque les molesta» tienen que ser conscientes de que llevar la mascarilla «a medias» no sirve para nada, porque su sistema respiratorio sigue siendo vulnerable. Los ojos lo son también, pero la transmisión de un virus respiratorio es, sobre todo, a través de las mucosas respiratorias, no tanto a través de la mucosa ocular o a través de superficies.

Si te contagias con COVID-19, tienes una elevadísima probabilidad de hacerlo a través de tu boca o tu nariz. Llevar una mascarilla bien puesta lo evita. Pero llevar una mascarilla bien puesta quiere decir llevarla bien puesta todo el maldito tiempo cuando estés con otras personas con las que no convivas, sobre todo en lugares cerrados o poco ventilados. Porque por mucho que esas personas puedan ser tus amigos del alma o tu familia, no puedes de ninguna manera responder de todos sus actos, de todas las personas con las que han estado en contacto, o de su seriedad, a su vez, en el uso de la mascarilla. Y si no puedes responder de la suya, tendrás que responder al menos de la tuya, y usa la mascarilla como si te fuera la vida en ello. Porque, de hecho, te va la vida en ello.

España engaña. Aparentemente, todos llevamos mascarilla. Pero la llevamos por la calle, un entorno abierto y ventilado en el que el contagio es difícil. No imposible, pero difícil. Y en cambio, nos la quitamos al entrar en un bar, al sentarnos en una terraza (bien ventilada, pero con más proximidad y una permanencia larga), y por supuesto, en un pub con música alta, en una casa o en una oficina. Aún no he visto a nadie que, en una visita a casa de amigos, los reciba con la mascarilla puesta, y mucho menos que se la deje puesta durante la visita. Así, las reuniones familiares y con amigos se han convertido, junto con el ocio nocturno, en los grandes transmisores de la pandemia, y han llevado las cifras a lo que ahora estamos viendo.

No es la mascarilla: la mascarilla funciona perfectamente, por mucho que digan los estúpidos e irresponsables negacionistas que pretenden que su opinión vale tanto como la tuya, que su patética ignorancia vale tanto como nuestros datos o nuestra investigación rigurosa, como lo que afirma la ciencia. Las mascarillas son enormemente eficaces a la hora de reducir la transmisión del virus… pero para ello, hay que usarlas bien, y sobre todo, en todas las situaciones en las que esa transmisión puede producirse.

Soy el primero en quejarme de la mascarilla: tras varias horas de clase hablando constantemente y con la mascarilla puesta, tengo la sensación de llevar horas «respirándome a mí mismo», tragando mi propio CO2, me noto mucho más cansado, más agobiado, y estoy loco por quitarme esa cosa de la cara. Además, perjudica mi gestualidad, la transmisión de lo que digo, y si tratar de entender todos los acentos de mis alumnos cuando participan ya era de por sí complicado en ocasiones, con la mascarilla puesta se convierte en un verdadero reto. Odio la mascarilla como si no hubiera un mañana. PERO NO ME LA QUITO NI ME DEJO LA NARIZ FUERA PARA RESPIRAR MEJOR, porque si me pongo a respirar sin impedimentos en una clase cerrada en la que estoy respirando el mismo aire que varias decenas de personas de cuyos hábitos no puedo responder, es también mucho más fácil que me infecte. Salgo de clase agotado, harto e irritado. Pero no me quito la puñetera mascarilla, y estoy todo el rato pendiente de que ajuste bien. Que en algunos países de Latinoamérica la llamen «tapabocas» no quiere decir que sea solo para tapar la boca.

Soy persona de riesgo, porque tengo afecciones cardíacas y todo indica que la infección del virus tiende a provocar complicaciones en ese sentido. Mi padre, mi madre y mi hermana, que viven en La Coruña, son ahora positivos: estoy enormemente preocupado, veo silbar las balas a mi alrededor, y veo cada vez a más amigos y conocidos que también se contagian, algunos asintomáticos, otros no. Puedo contagiarme como cualquiera, por supuesto, pero os aseguro que no será por no haber extremado las precauciones o porque me haya relajado con la mascarilla. Aunque me moleste muchísimo llevarla.

Dejemos de jugar a epidemiólogos o a biólogos si no lo somos, por favor. No discutamos las evidencias científicas como si fuéramos eminencias con un estudio que respalda todo lo que decimos, o como si fuéramos el papa cuando habla ex-cátedra… porque no lo somos, y ESTO ES UNA COSA MUY SERIA. La mascarilla no solo funciona muy bien, sino que a día de hoy, es la mejor manera de prevenir una infección. Pero para eso hay que llevarla bien, no para que nos vean, ni para cumplir un requisito, ni para evitar una multa.

Hay que llevarla convencidos de que ese pedazo de tejido es lo que se interpone entre los virus y nuestras mucosas respiratorias, y hay que conseguir mantenerla ahí todo el tiempo que sea necesario, aunque estemos con amigos o con familia no conviviente, aunque nos moleste, aunque haga calor o aunque se nos entienda mal cuando hablamos. El problema de España están siendo esas reuniones familiares o con amigos en las que no lleva mascarilla nadie, en lugares muchas veces cerrados y sin ventilar, en oficinas, en bares o en locales de ocio. Necesitamos mucha más educación, más insistencia en lo verdaderamente importante, que no es que «si no la llevas te multo», sino «si no la llevas, te contagiarás», por esto, por esto y por esto. Llevamos la mascarilla porque nos lo han dicho, no porque lo entendamos, porque creamos en ello o porque lo internalicemos.

Y así nos va.


This article is also available in English on my Medium page, «Spaniards are all wearing masks, so why is the country’s infection rate so high?«


72 comentarios

  • #001
    Daniel Terán - 23 septiembre 2020 - 14:27

    El caso es que no tenemos ninguna certeza de que esto sea así porque no se puede tracear de dónde salen todos los virus y a quién llegan, qué estaban haciendo en ese momento, dónde, cómo y cuándo.

    En la primera ola nos contagiamos porque no llevábamos mascarilla como los coreanos, no hacíamos test como los alemanes y por el 8M. Ahora que no hay 8M, hacemos tests y llevamos mascarillas es porque no las quitamos en interiores, los jóvenes hacen botellones o no hay suficientes rastreadores. En la tercera ola serán otros los motivos.

    Todo el mundo que ha ido o vuelto de otros países de Europa, por ejemplo, te cuenta que allí están más relajados con las mascarillas, dentro y fuera. Que menuda paranoia tenemos aquí.

    Responder
    • Enrique Dans - 23 septiembre 2020 - 14:43

      Daniel, de verdad y con todo el cariño: no juguemos con esto, y mucho menos alimentemos el negacionismo irresponsable (no digo que tú lo hagas, digo que tengamos cuidado). No hay ninguna duda. No somos paranoicos. Las mascarillas hay que usarlas. Pero hay que usarlas bien, y no lo estamos haciendo, eso es todo. Eso lo sabe cualquiera que esté en España: mucha mascarilla por la calle, y muchas veces mal puesta, pero en cuanto entramos en cualquier sitio o estamos con amigos o familiares, mascarilla fuera. No nos dediquemos a esparcir dudas que la ciencia no respalda. Confianza en la ciencia, y a difundir solo aquello que la ciencia haya contrastado, por favor, no «creiques», ni «penseques», ni «mehandichoques»…

      Responder
      • Daniel Terán - 23 septiembre 2020 - 14:57

        Pero la Ciencia no es solo llevar mascarillas. No sabemos todavía si hay predisposiciones genéticas, cómo influye la carga viral, si hay variantes del virus más agresivas/resistentes …

        La Ciencia tiene que explicar muchas cosas todavía. Lo que no nos puede decir es en qué momento se contagió fulanito para confirmar que justo fue cuando se había quitado la mascarilla visitando a un familiar en un salón de 15 m2.

        Responder
        • JM - 23 septiembre 2020 - 15:23

          Pero ya se saben unas cuantas cosas: que llevar mascarilla protege sobre todo a los demás de los virus que podamos expulsar nosotros pero no es infalible sobre todo en lugares con poca ventilación como fábricas, oficinas o transporte público.

          Lo que no puede ser es que nos comportemos como niños diciendo: «como la ciencia no ha averiguado todo al 100% entonces no hago caso de nada»

          La ciencia no trabaja así y quién no pueda soportar un poco de incertidumbre que se ponga el chupete y se meta en su camita.

          Responder
          • Daniel Terán - 23 septiembre 2020 - 15:39

            No nos vayamos por los cerros de Úbeda que yo no estoy diciendo que no haya que llevar mascarilla, sino que no se puede demostrar que los españoles nos contagiamos más porque nos quitamos la mascarilla dentro.

    • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 16:25

      «Las mascarillas se inventaron para algo. Si tan listos son que busquen a Halsted, Lister o Mikulicz en su internet, a ver si se enteran (1880-). Poco nos pasa»

      Mi mujer, 40 años de jefa de enfermeria.

      «No, los virus no saben si llevas mascarilla o no. No saben nada. Simplemente, si estás infectado, salen de tu sistema respiratorio en forma de minúsculas gotas de aerosoles que permanecen suspendidas en el aire»

      Enrique Dans, en este mismo articulo.

      «tira pa’lla que te suelto un tortazo que te avio rapido»

      Yo mismo, a todo el que se acerca a menos de 2mts sin mascarilla bien puesta.

      Responder
      • Enrique Dans - 23 septiembre 2020 - 16:59

        No veas lo pesado que estoy yo con los alumnos, que también se dejan a veces la nariz fuera (son muchas horas en clase, y agobia, lo sé, pero… ) o se la retiran para hablar para que se les entienda mejor, o beben seguido para estar un rato sin ella… y yo, repitiéndoles la misma cantinela, yo creo que este año me van a suspender en encuestas solo por lo pesado que estoy!!

        Responder
        • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 17:05

          Yo, por problemas desde niñez de respiracion y el añadido «gilipollas» de fumador… la mascarilla me jode no sabes bien.

          Pero tengo «conciencia» y asi como en otras cosas, paso, en esto no me detengo en esa especie de «evangelizacion».

          Desde principios de año que no doy clases presenciales, pero creo que me encontraria en tu mismo caso: Que pesao el profe…

          Responder
        • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 17:06

          Por cierto que ya van dos comentarios que quiero aludir…

          Pronta recuperacion y mucho animo a los tuyos… :*

          Responder
          • Enrique Dans - 23 septiembre 2020 - 17:10

            Muchas gracias! El problema, aparte de la enfermedad, es lo complicado de la situación. Mi madre y mi hermana están en casa aisladas, les llevan la compra y esas cosas, pero obviamente, no pueden ver a nadie. Mi padre, en el hospital, no le puede ver nadie de la familia, ni acercarse a saludar, ni un cariño, ni nada de nada, y hacerle llegar alguna cosa ya te obliga a dar la lata a un personal del hospital que están saturadísimos los pobres. Además, como lo suyo parece más complicado por el lado cardiovascular que por el de COVID-19, lo suyo sería hacerle muchas pruebas, pero hay varias que no le pueden hacer porque es positivo en COVID-19 y no puede ir a la otra zona del hospital… vamos, que operativamente, es un carajal de mucho cuidado!

    • Alfonso - 29 septiembre 2020 - 09:00

      Estoy completamente de acuerdo con este comentario. Yo vivo en Francia. Aquí, hasta hace unas semanas no se llevaba mascarilla en ningún sitio. Estuve este verano de vacaciones en España y me sorprendió ver hasta qué punto la gente era responsable con el tema de la mascarilla.
      Los franceses son (casi) tan sociales como los españoles. Barbacoas, comidas familiares, restaurantes, bares, etc. No creo que los italianos o los portugueses sean tan diferentes tampoco.
      Hay algo que se nos escapa. Algún motivo por el que en España las cifras de contagios son mucho más elevadas. Mi sospecha es que, al no haber unos protocolos comunes para hacer los tests y contabilizar positivos, se están comparando peras con manzanas. También me da la impresión de que, al igual que durante la primera ola interesaba minimizar las cifras, ahora interesa maximizarlas. Tal vez porque se ha echado el muerto a las comunidades autónomas, y al gobierno le interesa que se vea que con ellas al mando todo es un desastre.
      Pero es sólo una impresión…

      Responder
  • #012
    Pedro - 23 septiembre 2020 - 15:35

    Suscribo todo lo que dice E.Dans sobre las mascarillas, pero añadiría tres cosas fundamentales para mantener a raya el virus DISTANCIA, DISTANCIA y DISTANCIA, y evitar sitios cerrados … Yo veo mucha mascarilla, incluso  bien puesta, pero eso no garantiza nada, si ves a 6 chavales en un banco, mirando el mismo móvil, o si en una terraza nos ponemos todos bien juntos, o si hacemos reuniones sociales dentro de espacios cerrados ya sean casas o restaurantes, y no hablemos ya si nos empezamos a relajar y a quitar la mascarilla.

    Aparte de eso, en el caso de España, algo se nos escapa, incluso contando con el mal uso de las mascarillas, seguro que somos los peores del mundo en el uso de mascarillas? o los que menos usamos? o los que más nos juntamos socialmente? pudiera ser, pero estamos hablando de las peores cifras respecto a todo el mundo, contando, los 5 continentes, países del primerísimo mundo, del primer mundo, del segundo y del tercero, anglosajones, latinos, caucásicos, asiáticos, etc…..no sé algo se nos escapa.

    Responder
    • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 16:37

      Sabes lo que «se nos escapa»…???

      Que efectivamente, NO LLEVAMOS BIEN PUESTA LA DICHOSA MASCARILLA (si la llevamos, que esa es otra)

      Ya lo comente por aqui: Cada dia, me encuentro con mi mujer en una terraza al lado de casa. En los 20 minutos que la estoy esperando alli sentado, puedo contar entre 30 y 60 individuos que o no la llevan, o la llevan bajo la barbilla, en el codo o a modo de diadema…

      Si me dejaran usar un lanzallamas, acababa con la expansion del virus en cero coma… XDDD

      Responder
      • Daniel Terán - 23 septiembre 2020 - 16:42

        Noticia de ahora:

        «Bélgica levanta la obligación de llevar mascarilla en la calle. El Gobierno belga ha anunciado este miércoles que a partir de octubre solo será obligatorio portar mascarilla en el exterior en aquellos lugares extremadamente frecuentados o en los que sea imposible guardar la distancia de seguridad.»

        Bélgica, donde también ha pegado fuerte. Mientras tanto, en España: «Un adolescente con la mascarilla en el cuello !!! Pásame el lanzallamas !!!».

        Responder
        • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 17:00

          A mi lo que haga Belgica, me parece muy respetable (me pilla lejos)

          Lo que hagas tu, tambien…

          Lo dicho en el comentario anterior… acercate a menos de dos metros sin mascarilla, que veras mi «poetica justicia sanitaria»…

          Responder
          • Daniel Terán - 23 septiembre 2020 - 17:45

            Miedito al brazo fuerte de la Ley.

          • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 17:50

            Schrödinger… ya sabes… solo has de hacer una verificacion cientifica… XDDD

        • Ignacio - 23 septiembre 2020 - 23:25

          En Munich han empezado a exigir la mascarilla en las zonas publicas más concurridas. Tambien han limitado a 5 personas las reuniones sociales… Este endurecimiento de las medidas se debe a que se han superado los 50 infectados por 100.000 habitantes…. CIN-CUEN-TA.

          Responder
          • Pedro - 24 septiembre 2020 - 07:49

            Pues esa es la cosa, ¿qué se nos escapa aquí para que haya tal diferencia con países «equiparables» desde el punto de vista socio económico? aquí no se han dejado de llevar mascarillas nunca……. ni con menos de 50 ni con más de 1000

  • #020
    Jaír Amores Laporta - 23 septiembre 2020 - 15:38

    ¡Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida

    Hoy me toca dar las gracias. Y explico por qué.

    Leo con interés todos los artículos, y algunos me son más o menos más prácticos. Pero este es distinto. Este me toca de lleno.

    Llevo varios días sintiéndome como el tonto del pueblo. Observo como familiares y amigos quedan para verse. Algunos, que ya conocen mi opinión, se lo callan. Otros me invitan abiertamente. Y me toca decir que no, que no estamos quedando con nadie.

    Estamos haciendo vida casi normal, yo trabajando y una de mis hijas yendo ya al instituto (la otra comienza el próximo lunes). Nos cuidamos y seguimos las normas. Vamos a pasear y salimos en familia, nosotros 4, siempre con cuidado. Pero no quedamos con nadie. Si el virus llega a casa, nadie podrá reprocharnos que fuimos imprudentes. Nadie tendrá que confinarse ni hacerse pruebas, ni perderá días de trabajo por nuestra culpa.

    Y lo estaba llevando mal. Por un lado, porque querría estar con mis amigos y familia. Por otro lado, porque me irrita mucho el doble rasero. No hablo de nadie en particular, pero hay muchos que se llenan la boca diciendo lo mucho que se cuidan, pero por detrás, siguen quedando como si tal cosa. Y no me creo que nos niños jueguen con mascarilla, ni que en una casa se mantengan horas con mascarilla, ni que coman y beban guardando un metro. Y como no me lo creo, prefiero no asumir riesgos que me perjudicarían a mí y a los demás, y podrían llevar a algo peor todavía.

    Y de pronto, este artículo. No es porque reafirme lo que creo y lo que hago, sino porque dice lo que hay que decir sin tapujos.

    Así que, Enrique, gracias.
    ¡Saludos desde Las Palmas de Gran Canaria!

    Responder
  • #021
    Xaquín - 23 septiembre 2020 - 16:05

    Curiosamente, en este aspecto de «red social» cotidiana, que forma la interacción analógica entre seres humanos, se hace muy buen hincapié en la necesidad de educación (no domesticación).

    Porque solo seres humanos educados libremente, pueden soportar la diversidad de seres y su comportamiento… y sobre todo pueden convencer con argumentos al contrario. Llevar mascarilla no asegura no infectar/infectarte, pero no llevarla casi asegura la infección (bidireccional), por simple lógica científica, así que se puede considerar un delito de salud pública. Si no acatas las leyes ya es otro nivel de discusión.

    No veo mucha diferencia entre el triste debate de comentaristas en internet y el triste debate en la barra de un bar o en el sacrosanto (políticamente) espacio parlamentario. La basura mental abunda en todos eses lugares, y la falta de educación es unha clara causa.

    Que por repetirse mucho, ¿ya no vale decirlo otra vez? Pero habrá que hacerle la competencia a la clase política, que tanto se esmera en repetir y repetir lo mismo de palabra, pero hacer lo contrario de facto.

    Así que gracias por seguir dando clases virtuales, para mejorar la interrelación del ser humano con la tecnología.

    Responder
  • #022
    Benji - 23 septiembre 2020 - 16:15

    Pues me imagino que el invierno será genial porque la gente no queda apenas… espera, excepto para Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes.
    Vamos preparándonos para otro confinamiento el próximo febrero…

    Responder
  • #023
    sin censura - 23 septiembre 2020 - 16:23

    Los 661 personas fallecidas por millón de habitantes es la cifra oficial. Si usáramos la cifra del Instituto Carlos III tendríamos aproximadamene más del doble de esta cifra.

    Las tres medidas básicas

    * Mascarillas
    * Gel a cascoporro
    * Distancia Social

    Para dejar que esta cifra aumente me atrevería a sumar estas acciones a las ya recomendadas por los «oficialistas»

    * Si puedes no viajes en transporte público. Usa tu diesel contamine lo que contamine…
    * Cuando no estés «en acto de servicio: (trabajo, clases, compras,…)» no salgas de casa, tampoco a ver a la familia, que solo ves en Navidades !!
    * No vayas a bares, restaurantes, teatros, cines, fiestas, espectáculos
    * Limpia con desinfectante las compras
    * Usa guantes y gel cada vez que vayas fuera
    * No a las reuniones familiares
    * No besos, ni abrazos con la familia
    * No está demostrado que haya inmunidad de rebaño
    * nada de manifestaciones, en contra de incompetentes. TODOS LO SON.

    ¿Habrá sectores afectados? Seguro. Tú eliges o la vida de la abuela o la cañita.

    Ya que las Ayuso o Pedritos se la sopla tu salud y seguimos sin médicos suficientes de Primaria, con un número rácano de UCIs, o te salvas tú, o te matan.

    Como decía el lumbreras de Aguado ¿tu eres la Vacuna O el Virus? Pues más claro no lo pudo decir. Por una vez se le escapó…

    Estamos en una economía de guerra, lo importante es sobrevivir, luego salir adelante de la brecha, y finalmente acusar a los culpables.

    Responder
    • Gorki - 23 septiembre 2020 - 22:39

      Según MO MO que es bastante fiable pues se basa en los certificados de defunción de los registros civiles ha habido un exceso de muertos en tres oleadas:
      1º 11/03/2020 al 09/05/2020 – 42521
      2º 27/07/2020 al 29/08/2020 – 3157
      3º 08/09/2020 al 20/09/2020 – 1512

      Que a la fecha suman – 47190

      La población estimada de residentes según el INE en España es de 47,329,981 personas, lo que da 997 por millón.

      Responder
      • sin censura - 24 septiembre 2020 - 11:54

        Gracias por calcular el número

        Responder
  • #026
    Javier - 23 septiembre 2020 - 16:50

    Enrique, deseo una pronta y satisfactoria recuperación a tu familia. Mucho ánimo

    Responder
    • Enrique Dans - 23 septiembre 2020 - 16:57

      Muchas gracias, Javier. Mi madre y mi hermana están en casa, con síntomas leves una, y asintomática la otra. Mi padre parece que se está llevando lo peor, está en el hospital, sin problemas respiratorios, pero con muchos de otro tipò, complicados con su marcapasos y con varias historias más. Es joven, 82, pero parece que hay muchas más sintomatologías y m,ucho más complejas de las que se cuentan en todo esto…

      Responder
      • Dedo-en-la-llaga - 24 septiembre 2020 - 02:26

        Yo también espero la recuperación de sus familiares. Pero permítame un inciso: 82 años, de «joven» nada de nada. Es una edad, mucha edad, que merece mucho, pero mucho respeto en términos de cuidados y precauciones. Máxime si ya tiene «historias». Y esto lo sabe usted tan bien como yo, que tengo familiares por encima (bastante) de esa edad, y es un «ay» casi constante… (A partir de los 80 hay que ver lo que «pesan» los años) Saludos y a cuidarse.

        Responder
      • Ignacio - 24 septiembre 2020 - 13:03

        Mucho ánimo Enrique.

        Mi madre ha estado ingresada también y a pesar de la escasez de medios en España tenemos grandes profesionales. Me acordaré de rezar por él.

        Un fuerte abrazo.

        Responder
  • #030
    Javier Figueroa - 23 septiembre 2020 - 17:25

    Me sumo a los augurios de una pronta recuperación de tus seres queridos.

    Responder
  • #031
    Ivan Garcia Sainz-Aja - 23 septiembre 2020 - 17:43

    hola Enrique, llevo años leyendote…

    creo que de tu articulo se pueden sacar varias conclusiones como:

    – contagiarse en espacios abiertos y ventilados (la calle p.ej) es dificil (no imposible, pero dificil)
    – las mascarillas son incomodas, producen cansancio agobio y agotamiento
    – la gente usa mascarilla donde son menos utiles (en la calle), en las que el contagio resultaria dificil
    – y no las usa donde si se estan produciendo los contagios (espacios cerrados: visitas a familiaries y amigos, restaurantes, pubs…)

    unicamente basandome en tu articulo pareceria que la obligatoriedad de usar mascarilla en la calle es una medida a) poco eficaz y b) molesta

    ¿por que cuando alguien cuestiona la obligatiriedad de usar mascarilla en espacios abiertos (esfuerzo ineficaz e innecesariamente molesto) se le etiqueta con insultos para cerrar cualquier tipo de debate?

    Gracias.

    Responder
    • Enrique Dans - 23 septiembre 2020 - 18:02

      Es que tampoco está tan claro. En principio, en espacios abiertos es difícil contagiarse, porque las partículas de aerosoles respiratorios se diluyen mucho más. Pero, y como siempre, el diablo está en los detalles, si un montón de gente va sin mascarilla por una calle concurrida, o en una terraza, o pasa por tu lado alguien corriendo o haciendo deporte, esas nubes de aerosoles sí contagian, de manera que un banco en El Retiro no es seguro, porque está pasando a tu lado constantemente gente haciendo footing, o una terraza en una calle estrecha tampoco lo es. Visto así, lo mejor es tirar por lo seguro, y decir simplemente «mascarilla todo el rato». Fíjate que incluso lo que se dijo al principio del desconfinamiento, eso de «mascarilla salvo que vayas caminando solo o con tus convivientes» no funcionó, porque eso hacía que todo el mundo dejase de usarla. Para que la gente use mascarilla, tiene que ver a todo el mundo usando mascarilla. Si no los ven, no solo dejarán de usarla, sino que dejarán de llevarla encima, no se la pondrán ni cuando entren en una tienda, ni cuando hablen con alguien, ni nada, y tendremos la absurda situación de los Estados Unidos, donde por un quítame allá esta mascarilla poco menos que se lían a tiros.

      Responder
    • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 18:12

      Hay un refran muy castizo:

      «Mas vale prevenir que curar»

      Tu que prefieres?
      No llevar la mascarilla y jugar a la ruleta rusa?
      O llevarla y que tus opciones sean las menos?

      A todo esto, hay que añadir algo que se le escapa a todo el mundo:

      La mascarilla no es para que tu no TE contamines…
      Es para que TU NO CONTAMINES a los demas…

      Lo dicho en mi comentario mas arriba, sobre el origen clinico de las mismas…

      Responder
      • Asier - 23 septiembre 2020 - 20:14

        ¿Dónde has leído eso? Formó parte de la desinformación cuando no había mascarillas para todos pero es rotundamente falso. La mascarilla protege en ambas direcciones.

        Responder
        • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 21:15

          Donde he leido el que?
          Que las mascarillas se inventaron para evitar contagios cirujano/paciente?

          Que estan sirviendo para que TU no contagies a otros?

          Eres terraplanista?

          Pues ale… no te entrare al juego…

          Responder
        • Dedo-en-la-llaga - 24 septiembre 2020 - 02:16

          De ninguna manera. La protección direccional o bidireccional, depende del tipo de mascarilla. (¿Cómo no va a estar mal la cosa si a estas alturas aún hay estas megaconfusiones?). Oh-my-God!!!

          Responder
  • #037
    Arturo - 23 septiembre 2020 - 19:29

    No vimos bastantes muertos:

    https://www.xlsemanal.com/firmas/20200822/no-vimos-bastantes-muertos-perez-reverte.html

    Responder
  • #038
    Gorki - 23 septiembre 2020 - 20:04

    Ha habido expertos que recomendaba hasta hacer el amor con la mascarilla puesta,

    Posiblemente e Dans tenga toda la razón,. Pero si alguien pretende que ande con la mascarilla puesta las 24 horas del día, lo lleva crudo.

    Responder
  • #039
    Miguel - 23 septiembre 2020 - 20:12

    En primer lugar, que se recuperen pronto tus familiares.

    En segundo lugar, usaré esta entrada para concienciar en mi aula. A ver si así se conciencian un poco.

    en tercer lugar y para terminar. Suscribo todo lo que dices. Pero lo que de verdad me escama del asunto es ver a cantidad de personajes públicos en televisión con la mascarilla mal ajustada. Cada una de las imágenes de los telediarios con personas paseando, puedes ver a alguien con la mascarilla mal colocada. Visitando este verano la costa, las hordas de personas andando sin mascarilla con la excusa de «hacer deporte» o los corredores sin ella y sin guardar un mínimo de distancia. Creo que gracias a seguir las recomendaciones de distancia, higiene y uso correcto de la mascarilla, por ahora nadie de mi entorno cercano se ha contagiado. Pero la zona de costa por la que estuve fue una debacle en cuanto a número de casos. Estoy realmente asustado por el comportamiento de la población. Mucho más que por el virus.
    Sigo sin entender por qué la gente que leo y escucho con dos dedos de frente no tienen un altavoz mayor. Por que visto lo visto, la gran mayoría que veo no se enteran de lo que pasa de verdad. Saludos.

    Responder
  • #040
    Asier - 23 septiembre 2020 - 20:41

    Lo sorprendente es que se haya hecho todo el proceso de desescalada sin que la mascarilla fuera obligatoria, de hecho prácticamente hasta agosto no ha sido obligatoria en todo el estado y mirad cómo anda Madrid ahora por ejemplo. Pedir sentido común a la gente sí pero, ¿y la gestión que han hecho las autoridades? Veo también una flagrante ausencia de pedagogía en el asunto. ¿Tanto cuesta hacer unos vídeos cortos explicativos para concienciar y que los medios los hagan virales?

    Responder
    • Lua65 - 23 septiembre 2020 - 21:17

      https://youtu.be/zHvtN3Cnmfw

      No hace falta ser linguista para entenderlo… llega hasta el final del video… XDDD

      Responder
    • Gorki - 23 septiembre 2020 - 21:28

      Al menos donde yo he estado, Madrid Valencia y Asturias la mascarilla en lugares públicos, (salvo bares y restaurantes), ha sido obligatoria y se utilizaba casi por todos, salvo raras excepcionas.

      Quizá se ha relajado un poco en las playa, pero conservando las distancias y en medio de la soledad del monte, donde evidentemente es un absurdo.

      Lo que si es cierto, que dentro de las viviendas, en los coches y otros recintos privados, no se utiliza de forma generalizada

      Responder
  • #043
    Antonio Gregorio Montes - 23 septiembre 2020 - 22:29

    Espero que tus familiares se mejoren, Enrique.

    Responder
  • #044
    Dedo-en-la-llaga - 24 septiembre 2020 - 02:07

    «(…) España es un país modélico: según las estimaciones de compañías como Apple o Google…», menos mal que todo ese párrafo venía precedido por un «En apariencia», de lo contrario, era para pensar qué demonio se había fumado el autor nada más levantarse por la mañana. Y esto lo digo con el debido respeto.

    Pues eso, Apple y Google (qué manía en duplicar las letras de los nombres para dárselas de interesantes e importantes), manejan los datos y extraen de ellos formas de conclusiones tan inteligentes como las de la que gobierna ahí en España, porque ya sabemos ahora que Madrid, es España dentro de España, pero es diferente a todo el resto de España, y… ¡¡¡qué put*** desastre!!! (Nada inesperado para los que sabemos cómo funciona realmente la Administración de este país, lo llevo diciendo por activa, por pasiva y por perifrástica…)

    En fin, al final, y como siempre: siempre a la cola de lo mejor y siempre como punta de lanza de lo peor… Así nos va. Cuidarse mucho.

    Responder
  • #045
    Ludwing - 24 septiembre 2020 - 06:23

    Prof. Dans: pronta recuperación para tus familiares. Lamento la situación en España, un país al que tomé cariño en mi paso por IE, en 2005-2006. Saludos.

    Responder
  • #046
    Julián - 24 septiembre 2020 - 10:12

    Las mascarillas médicas pueden proteger de la infección a las personas que las llevan y evitar que aquellas que presentan síntomas propaguen la enfermedad. La OMS recomienda que los grupos siguientes utilicen mascarillas médicas:

    Trabajadores sanitarios
    Personas con síntomas compatibles con la COVID-19, incluidas las personas con sintomatología leve
    Personas que cuidan a casos sospechosos o confirmados de COVID-19 fuera de centros sanitarios
    También se recomienda que utilicen mascarillas médicas las personas de riesgo siguientes cuando se encuentren en zonas de transmisión generalizada y no puedan mantener una distancia mínima de un metro con otras personas:

    Personas de 60 años o más
    Personas de cualquier edad con enfermedades subyacentes

    Aunque muchas personas utilizan mascarillas higiénicas de tela en zonas públicas, existen escasas pruebas de su eficacia, y la OMS no recomienda su uso generalizado por la población como medida de control de la COVID-19. Sin embargo, la OMS recomienda a los gobiernos que fomenten la utilización de mascarillas higiénicas de tela por la población general en áreas donde la transmisión sea generalizada, en áreas donde haya una capacidad limitada para aplicar medidas de control y, especialmente, en entornos donde no sea posible mantener una distancia física de al menos un metro, como en medios de transporte público, tiendas u otros lugares cerrados o concurridos.

    https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/question-and-answers-hub/q-a-detail/q-a-on-covid-19-and-masks

    Responder
  • #047
    Rutolf - 24 septiembre 2020 - 10:33

    Yo creo que hay un detalle importante a comentar: habiendo gente que no lleva la mascarilla o no la lleva correctamente, debemos llevar una mascarilla que nos proteja. Las de tela (por muy fashion/cool que sean), las quirúrgicas, las mal etiquetadas que venden en la mayoría de farmacias etc. no garantizan la protección ante el contagio. Está habiendo mucha “picaresca” con eso y la gente no se da cuenta que es un tema muy serio.

    Las únicas mascarillas que protegen son las FFP2 correctamente etiquetadas o sus estándares equivalentes de otros países (KN95, N95, etc.) pero sobretodo, insisto, que estén correctamente etiquetadas. Un etiquetado correcto es como el de la mascarilla que aparece en la foto de este artículo. Si la mascarilla únicamente pone KN95, y nada más, es más que probable que sea una estafa.

    Responder
    • Pedro - 24 septiembre 2020 - 12:43

      Las desechables duran una hora y las FFP2 ocho.

      A todos les insisto en que no sean tacaños y usen la mejor mascarilla.

      La mayoría lleva meses con
      la misma mascarilla reutilizable…

      Responder
  • #049
    Pedro - 24 septiembre 2020 - 12:39

    Tengamos muy en cuenta que los conspiraónicos son gente que quiere saber, víctimas de
    Dunning Kruger:

    1. Los individuos incompetentes tienden a sobrestimar su propia habilidad.
    2. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros.
    3. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.
    4. Si pueden ser entrenados para mejorar sustancialmente su propio nivel de habilidad,
    estos individuos pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.

    – – – – – –

    Tengo más simpatía hacia quien se hace preguntas y se equivoca, que a quien no lo intenta, pero hay que reconocer que son destructivos.

    Iniciativa individual vs followers.

    Responder
  • #050
    Pedro - 24 septiembre 2020 - 12:51

    Siento oir que tus padres son positivos.

    Mi pareja dio positivo hace un mes y yo me he librado, seguramente por haberlo detectado a tiempo o que tengo algo de inmunidad…

    Responder
  • #051
    José García - 24 septiembre 2020 - 12:56

    Llego tarde a comentar, pero no quiero dejar pasar la ocasión.
    No es sólo necesario llevar la mascarilla, es necesario LLEVARLA EN CONDICIONES. A mucha gente le digo que lo que lleva sólo le sirve para evitar la multa; mascarillas muy favorecedoras de Nike, Adidas, el chino de la esquina, la vecina del tercero, la tía del pueblo… que NO TIENEN NINGUNA GARANTÍA sanitaria.
    O las KN95 ennegrecidas tras su segunda semana de uso, o las quirúrgicas con pelusilla, o las lavables sin lavar a diario, o las «con filtro» sin él…
    Miedo me dan todos esos que están en el «cumplo y miento». Pero así es España; hecha la ley…

    Responder
  • #052
    Ignacio - 24 septiembre 2020 - 12:57

    Buenos días Enrique,

    Realmente, el problema es de control por parte del gobierno nacional y autonómico. Otros paises no han tenido que tomar medidas tan drásticas.

    Yo llevo mascarilla siempre en los términos que comentas, pero al final si los contagiados pasan de 1/1000 a 1/100, lo tengo complicado y los contagios aumentan de manera tan descontroladada por varios motivos:

    1.- No hay suficientes rastreadores.
    2.- No hay medios de control que faciliten la labor de rastreo (bases de datos cargadas por restaurantes y bares, aplicaciones moviles, etc..)
    3.- No se siguen las recomendaciones de la OMS en cuanto a la asistencia de los niños al colegio y aun sobrepasando los casos por millón de habitantes se siguen mandando.

    Puedes comprobar la incompetencia política de los gobiernos nacionales y autonómicos aquí:

    https://youtu.be/TyEmXNWTA1I

    Puedes comprobar la insuficiencia de medios y las métricas aquí:

    https://youtu.be/gCknJ7J5OfQ

    Ese es el problema

    Protejamonos como dice Enrique, sanitariamente porque esta gente no lo va a hacer, son incompetentes y muy narcisistas para reconocer su incompetencia y dar un paso atrás.

    Y aprovecho para dar unas PINCELADAS SOBRE EL PAIS EN EL QUE VIVIMOS POR SI ALGUIEN NO SE HA DADO CUENTA

    JUSTICIA NO INDEPENDIENTE

    España es un país con un alto grado de impunidad para los políticos, justo ahora hay una propuesta de ciudadanos para la reforma del nombramiento del consejo general del poder judicial y bueno, la fiscalía que es jerarquica y la nombra el gobierno y el panorama es:

    – PSOE con 1.000 millones de euros en compras denunciadas por presunto incumplimiento de normativa de transparencia y con millones de euros para compras sanitarias con empresas como asesorías y sociedades fantasma de dudosa capacidad y al que se le vienen 140.000 millones de euros para gastar y que seguro que alguno estará ya teniendo pensamientos impuros…

    https://www.lavanguardia.com/politica/20200505/48996086931/vox-querella-gobierno-irregularidades-compras-a-material-sanitario.html

    Unidas Podemos que está metido hasta las cejas en la caja B del partido y con líos de pen drive y otros de su presidente, con lo que no quiere ni oir de independencia del poder judicial

    El PP al que aun le quedan causas de la Gurtel y que tiene líos también en los tribunales a nivel autonómico.

    CASTAS PRIVILEGIADAS

    Y el que piense que hay alguna diferencia entre partidos, recuerdo que el gasto sanitario por persona son 1.600 euros y el de subvenciones son 2.600 euros, que en la anterior crisis todos recortaron en sanidad (más los partidos de izquierdas como el PSOE y si no vean los datos) y que ya el año pasado la ministra de hacienda dijo que no se gastase tanto en sanidad:

    https://www.elmundo.es/espana/2020/03/26/5e7d02ddfc6c8319108b4689.html

    De las subvenciones, fundaciones, agencias, ONG, iglesia católica, etc… De eso no dijo nada, esos pueden estar calentito viendo los muertos por la tele.

    CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA

    Este es un sistema con:

    – Sistema debilmente democrático (partitocracia lo llaman).
    – Con poca independencia judicial y degenerando.
    – Con unas castas privilegiadas que están por encima del resto de la población y su vida.
    – Con alta fiscalidad y cierta inseguridad en la aplciación de las normas.
    – Con un sistema sanitario al borde del colapso, un sistema de seguridad social ya colapsado y callendo y una justicia también colapsada.

    Vamos a tener también serias dificultades en el ámbito social y económico y no tiene arreglo, los que puedan aprovechar el sistema que aprovechen pero que saquen el dinero fuera, los que no puedan que huyan y los que no sean de la casta ni puedan huir que recen y dejen de ver el telediario, que piensen en como protejerse a si mismos y reajusten sus expectativas.

    Por dejar un atisvo de esperanza, después de este horror de comentario voy a dejar un texto de Mateo 6:25-34

    «Por tanto os digo: No os congojéis por vuestra vida, qué habéis de comer, ó que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir: ¿no es la vida más que el alimento, y el cuerpo que el vestido?
    Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni allegan en alfolíes; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros mucho mejores que ellas?.
    Mas ¿quién de vosotros podrá, congojándose, añadir á su estatura un codo?
    Y por el vestido ¿por qué os congojáis? Reparad los lirios del campo, cómo crecen; no trabajan ni hilan;
    Mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria fué vestido así como uno de ellos.
    Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana es echada en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más á vosotros, hombres de poca fe?
    No os congojéis pues, diciendo: ¿Qué comeremos, ó qué beberemos, ó con qué nos cubriremos?
    Porque los Gentiles buscan todas estas cosas: que vuestro Padre celestial sabe que de todas estas cosas habéis menester.
    Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
    Así que, no os congojéis por el día de mañana; que el día de mañana traerá su fatiga: basta al día su afán.»

    Que Dios os bendiga y nos proteja a todos de este sistema corrupto.

    Un cordial saludo.

    Responder
    • Lua65 - 24 septiembre 2020 - 13:55

      Te ha faltado el:

      El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por la avaricia de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque él es el verdadero guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos.

      ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahveh, cuando mi venganza caiga sobre ti!

      Ezequiel 25:17 XDDDDDD

      Responder
      • Ignacio - 24 septiembre 2020 - 14:17

        Buenos días,

        Es curioso, porque busqué el texto hace años, porque mi conocimiento del Antiguo Testamento, aunque siempre mejorando es muy bajo debido a mi educación católica en la infancia y realmente no existe, es inventado.

        De Quentin Tarantino cuyas películas me han gustado al menos en su estética, pero como decía, lo que me más me llama la atención como español es la forma en que se opone a la religión cristiana.

        El se opone a la religión protestante, que como la judía es una religión del texto, a diferencia de la católica que es una religión de la imagen, la ceremonia y la institución. El protestante tiene la obligación de leer el texto bíblico. Por eso en Dyango desencadenado, el negro dispara a un esclavista que tiene textos bíblicos pegados en su ropa, el odia el texto, mientras que en España se es «anticlerical» se odia a la institución, al clero y por eso se queman las iglesias. Un sajón no entendería quemar un templo, que por lo demás no se distingue mucho de un local de una asociación de vecinos o si es muy grande de un teatro pagano, el odia el texto.

        Incluso como odiador de los cristianos se puede aprender mucho de las diferencias con nuestra cultura católica.

        Un cordial saludo.

        Responder
      • Pedro - 24 septiembre 2020 - 15:37

        ¡Estas citando a Pulp Fiction!

        ¡Y LO SABES!

        Grande Samuel L Jackson

        Responder
        • Lua65 - 24 septiembre 2020 - 17:05

          Es que no habia para menos… XDDD

          Responder
  • #057
    sin censura - 24 septiembre 2020 - 15:04

    Bueno Enrique

    Deseo lo mejor a tu familia !!! y…

    Espero que este blog no se convierta en una veneración de borregos sacrificados, vírgenes que dan a luz sin semen de por medio, etc etc.

    Por favor moderación.

    Si no se moderan yo también tengo munición y me puede unir al enemigo

    https://mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

    «Mi Paz sea con vosotros, Rebaño mío

    Rebaño mío, la creación de mi Padre está sufriendo grandes cambios que afectarán el rumbo de la humanidad. El clima es uno de estos cambios, en muchos lugares las olas de calor se están sintiendo de día y de noche y en otros el frío es intenso con heladas en las horas nocturnas. No os asustéis, pero os digo, en muchos desiertos va a haber nevadas, todo esto es producto del cambio climático que en gran parte la mano del hombre ha modificado. El despertar de los volcanes está por comenzar y la creación de mi Padre, gemirá con sus últimos dolores de parto; la tierra se tambaleará en unos lugares más que en otros, pero no habrá lugar donde no deje de moverse; el gemir de la creación se sentirá hasta que ésta se asiente plenamente.

    Quedad en mi Paz, Rebaño mío.»

    Y continúa en el link… soy malo pero no cabrón, lo he cortado…

    POR CIERTO EL PADRE NO HA ILUMINADO LA ORTOGRAFIA A LOS PASTORES….


    BEEEEEEEHHHHHH, BORREGOS DEL MUNDO UNIROS ,
    PERDON UNIOS!!!

    (se nota que el marxismo no lo han olido ni de cerca)

    EL FIN DEL MUNDO NUNCA ESTUVO TAN CERCA (Esta frase es totalmente cierta por eso no la usan…)

    Responder
    • Ignacio - 24 septiembre 2020 - 15:20

      Estimada sin censura,

      Primero de todo, me he reido a tope con tu entrada, es buenísima…

      Es curioso, porque efectivamente la libertad para interpretar y predicar sobre la bíblia da cosas loquísimas como esta que me compartes y otras geniales.

      Es el eterno dilema entre libertad y desigualdad o dictadura y mediocridad.

      Cuando renuncias a los peores resultados, renuncias también a los mejores, si mañana regulas las escuelas de negocios y las haces todas públicas, probablemente no habría escuelas tan malas como (me ahorro el nombre) pero tampoco escuelas tan buenas como el IE Business School.

      Si centralizas la iglesia sobre una autoridad única, no vas a tener cosas como la que me compartes, pero tampoco otros movimientos geniales como los que llevaron a la constitución de los EEUU, que es el movimiento puritano de principios del siglo XVIII.

      Que debates tan interesantes se están dando sobre una simple cita bíblica de Mateo, la bíblia sigue siendo un texto poderoso!

      Un cordial saludo.

      Responder
      • sin censura - 24 septiembre 2020 - 17:37

        Debería protegerse es una verdad no absoluta, que se separe de misticismos, revelaciones y del sentido común, y trascienda como una verdad verificable mediante un proceso en desarrollo formulado en términos de leyes que relacionan los fenómenos mediante herramientas por ejemplo numéricas constatables, y como resultado de ese proceso se debatan hipótesis causales que expliquen la realidad que nos rodea.

        En una palabra buscar explicaciones creíbles. Como diría tu tocayo S.Ignacio de Loyola «No tener moderación muchas veces es causa de que el bien se convierta en mal y la virtud en vicio».

        Puestos a citar genialidades en EEUU, me parece el mayor hito es sin lugar a dudas la creación de la religión Pastafari, «Ad maiorem Dei gloriam».

        ¿Por qué la religión del Monstruo de Espagueti Volador tiene menos derechos que tu religión fundada a la contra de la Iglesia Católica? Pues eso.

        PS: Consejo, En España ya no nos expresamos como en 1602. Para leer la cita de Mateo, tiene mejor traducción la biblia.catholic.net, que la Reina Valera Antigua que se ha quedado en un español trasnochado.

        Responder
        • Lua65 - 24 septiembre 2020 - 17:49

          (cojo palomitas…) XDDDD

          Responder
        • Ignacio - 24 septiembre 2020 - 21:38

          Buenas noches sin censura,

          El tema de la religión pastafari, me parece curisísimo, lo del espagueti volador es genial, lo he buscado en wikipedia y todavía me estoy riendo.

          Pero me extraña un poco ese tema, porque en principio en USA puedes negarte a que tus hijos sean educados en casi cualquier cosa, seguro que recuerdas esa escena de los simpsons cuando van a dar educación sexual y hay dos alumnos que se salen porque sus padres se niegan a ello.

          A diferencia de España donde primero se impuso el nacional-catolicismo con el dinero de los que no eran ni nacionalistas ni católicos, ahora estamos con la imposición de la ideología radical-feminista-LGTBI, con el dinero de los que no son ni feministas ni LGTBI y lo próximo supongo que será el Islam, con el dinero de los que no son musulmanes.

          Lo curioso es que nadie se plantea que estaríamos mejor si los individuos pudisen desarrollar su proyecto vital según sus propias creencias mientras no molesten a otros en el proyecto vital de estos. Y sobre todo que puedan defenderse frente a las imposiciones del estado que representa a la mayoría. Inconcebible en un país donde el gobierno está por encima de la ley, a través del control de jueces y fiscales.

          Lo del Islam, que menciono, visto lo visto yo casi lo veo con esperanza, al menos acabarán con el invierno demográfico, volveremos a la gran familia y sobre todo nos traeran una moda mucho más cómoda y fresca, yo el día que me ponga una de esas túnicas amplias dejo de llevar ropa interior, lo veo un avance mire por donde se mire…

          He de darte la razón que la versión de Reina Varela de 1909 usa un lenguaje ya en desuso, pero tiene su belleza también palabras como «alfolíes» ya totalment en desuso, yo te sugiero que lo introduzcas n algún dialogo con amigos, algo así como «Manolo, yo no soy de los que allegan en alfolíes», que bonito…

          El motivo es que suelo coger los textos de wiki common, para evitar problemas de derechos de autor y allí encontré esta versión.

          Me alegra que leas la biblía en una edición católica y también a San Ignacio de Loyola, tocayo mío y santo que lideró la contrareforma, sólo puedo decirte hermano que San Ignacio no te llevará a una democracia avanzada como la Suiza o la Danesa pero te llevará a la santidad y a la salvación ¡Que es mucho más importante!

          No se como hemos llegado a esta conversación tan subrealista desde una entrada sobre las medidas sanitarias del COVID pero bueno, es lo que tiene el pensamiento libre.

          Que Dios te bendiga y te guarde siempre.

          Un cordial saludo.

          Responder
          • Ignacio - 24 septiembre 2020 - 21:43

            «Reina-Valera» que lo divertido no quite lo valiente…

          • Ignacio - 25 septiembre 2020 - 00:59

            “Surrealista” he estado fino…

          • Lua65 - 25 septiembre 2020 - 11:01

            (mas palomitas…) XDDDD

          • sin censura - 25 septiembre 2020 - 13:25

            Has llegado al surrealismo por una razón muy simple no has captado el mensaje de moderación. Es muy cansino que cuando hay una desgracia haya que invocar siempre lo mismo y hacer proselitismo.

            ES MUY SIMPLE USAR LA MASCARILLA y las otras recomendaciones sanitarias. En una situación como la actual lo importante es sobrevivir, luego salir adelante de la brecha económica, y finalmente acusar a los culpables.

  • #066
    Francisco Bellido - 25 septiembre 2020 - 09:30

    Con menos leyes y prohibiciones y más educación solucionaríamos muchos de estos problemas.

    Interesante artículo!

    Responder
  • #067
    María - 25 septiembre 2020 - 12:21

    Lo malo, nuestro NULO razonamiento.
    He escrito a la TV para que sus periodistas aparezcan con la mascarilla bien puesta y ajustada, ¡qué ya son 6 meses y ya es tiempo de que aprendamos cómo usarlas!.
    Vivo en Madrid, en zona confinada. TODOS los días hay botellón. TODOS los días beben a morro y comparten la botella, TODOS los días llegan, se besan y se abrazan, TODAS las mascarillas al cuello.
    Esos jóvenes se contagian, van a su casa y contagian a sus padres, estos a sus abuelos, estos a sus cuidadores, estos al panadero, este al médico, este a mi vecina y esta a su hijo que está en el botellón bajo mi casa y sin mascarilla contagiando a sus colegas.
    No debería hacer falta que nos razonen por qué la mascarilla ayuda a ralentizar la propagación.
    EDUCACIÓN es lo que nos falta.
    Usa mascarilla, no solo te proteges también proteges a los que quieres.
    Gracias por tu artículo

    Responder
    • sin censura - 25 septiembre 2020 - 15:36

      Gracias María
      Tus palabras expresan lo que siento más de lo que puedas pensar.

      Si todas las personas usaran la mascarilla «baratita», la normalita bien puesta, el virus no se propagaría.

      Pero hay mucho hdp. que se la saltan están consiguiendo matar a sus padres, arruinar el país y la vergüenza es que los políticos son los primeros que adolecen de la educación que reclamas.

      hdp = HIJO DE PUTA.

      Responder
  • #069
    Miguel Toledo - 25 septiembre 2020 - 13:08

    Excelente columna, Enrique.

    Despues de la perdidas humanas (en vidas y en salud de los que quedan y sobreviven) lo que mas me entristece de todo esto es como esta pandemia ha desnudado la enorme carencia de educacion en la poblacion. Una carencia que atraviesa geografias, fronteras y clases sociales. La desconfianza ante la evidencia cientifica que estamos pasando nos remonta al oscurantismo como nunca antes vi en mis 40 años de vida. Cuando el comentario de una voz anonima en las redes sociales, o el de un vecino cualquiera que habla desde la impunidad de la ignorancia, tiene el mismo valor que el de un medico matriculado o personal calificado y puede refutar sus opiniones, desgraciadamente se abre la puerta a este tipo de cosas: reuniones cuando no se deben hacerlas, en condiciones que todos sabemos que van a terminar siendo perjudiciales, desprecio por el uso de barbijo (como le decimos por aca a las mascarillas)… todo lo que estamos viendo en estos dias.

    Desgraciadamente, la carencia de instruccion es un problema estructural que va a llevar mucho, mucho tiempo resolver. Pero el trabajo debe comenzar a hacerse ya mismo; creo que uno de los mensajes mas fuertes que nos llevamos de esta pandemia es la urgencia con la que debe encararse. Por mas que, quizas, nuestra generacion nunca llegue a ver los frutos.

    Responder
  • #070
    Mauricio - 27 septiembre 2020 - 22:07

    Enrique, espero que tanto tu madre y tu hermana así como tu padre que está en el hospital se recuperen lo más pronto posible de la infección por coronavirus. Desde la distancia, te envío un abrazo de solidaridad.

    Responder
  • #071
    Santi - 28 septiembre 2020 - 11:43

    En este texto clásico se refleja estupendamente el modo de comportamiento de la sociedad española, también la contemporánea. La ambición es cortoplazista e individualista, y casi siempre se compara con el vecino directo. La competitividad es una cuestión de postureo y lucimiento, nada sostenible ni mucho menos de contribución a la sociedad. La sociedad importa un comino. Lo que importa es pasar por listo, robar si hace falta, agredir si hay necesidad, y dejar para otras culturas el desarrollo, la sostenibilidad y la inteligencia. Y cuando estos valortes surgen en el seno de la sociedad española, son sistemáticamente desincentivados, cuando no, directamente, eliminados. En algunos casos, los que los posees logran huir a tiempo y encuentran reconocimiento en otras sociedades menos dadas a la picardía y las envidias de bajo nivel.
    http://www.unaula.edu.co/sites/default/files/ebooks/LazarilloDeTormes.pdf

    Responder
  • #072
    Gustavo Woltmann - 30 septiembre 2020 - 09:31

    El hecho de sacrificar un poco de nuestra libertad social para mantener un cierto orden de salud pública, me parece razonable. El usar la mascarilla es una de las recomendaciones que más enfatizan los expertos, debido a las formas de transmisión del virus, el no usarla puede deberse a falta de información o empleo de información falsa, lo que también es un enemigo muy atroz en esta pandemia.

    -Gustavo Woltmann

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG