Dando clase en las nubes

IMAGE: Krzysztof-m - Pixabay (CC0)

Desde que comenzó el confinamiento y desplacé todas mis clases a la red, he experimentado una gran cantidad de cambios, algunos de ellos sumamente obvios, otros no tanto. Aunque, como muchos de mis compañeros de claustro, llevo impartiendo clases online de manera regular desde el año 2000 y pertenezco a una institución con una estrategia clara y exitosa con respecto a la enseñanza en la red, la gran mayoría de esas clases seguían una metodología de foro, un formato asíncrono en el que las discusiones ganaban sensiblemente en calidad y profundidad con respecto a las que tenían lugar en una clase presencial, pero que tenía una importante diferencia con respecto a ellas: no podían transcurrir en tan solo hora y media, duración habitual de las clases en una institución como IE University (en realidad, 80 minutos contando con diez minutos de descanso entre sesiones).

Eso hizo que optásemos por un formato de vídeo enriquecido, que también utilizábamos desde hacía tiempo, aunque de manera menos habitual: así, las clases podían seguir celebrándose sin cambios con respecto a la planificación original entregada a los alumnos, y podían seguir durando sus 80 minutos. Además, permitían que la interacción se pareciese razonablemente a la de una clase presencial: viéndonos las caras, con posibilidad de interrumpir, de levantar la mano, de dividir la clase en grupos de trabajo, o de utilizar una presentación u otros documentos, como una hoja de cálculo en finanzas, etc.

Ahí precisamente vino uno de los cambios que más me ha llamado la atención: la transición a la nube. Habitualmente, en clases y conferencias, utilizo Keynote para mis presentaciones: me gusta la herramienta, llevo mucho tiempo utilizándola, y me permite un equilibrio interesante entre la facilidad de uso y una vistosidad muy razonable. Sin embargo, al comenzar mis clases a través de la red tras el inicio de la pandemia, caí inmediatamente en la cuenta de que toda la vistosidad que aportaba Keynote, de repente, sobraba: las composiciones, los efectos o las transiciones, cuando las reproducías en tu pantalla y las compartías, se convertían en algo entre lo pixeladamente patético y lo inútil. La jerarquía de necesidades cambió: lo importante ahora era que la presentación se moviese rápido y se viese bien, que fuese funcional, que mostrase su contenido de manera eficiente, en lugar de perderse en preciosismos estéticos.

¿La solución? Digna del Capitán Obvio: llevarme mis presentaciones a Google Slides. ¿Por qué? Muy sencillo: porque al tener mi presentación en la nube, cada participante pasa a descargarla desde el servidor de Google, no desde la conexión de mi ordenador. Parece una perogrullada, pero la diferencia es brutal. Podría considerar otras opciones, como Prezi o Slideshare, pero en mi caso, simplemente tenía más familiaridad con Google Slides, cuya curva de aprendizaje es, por otro lado, prácticamente nula: cualquiera puede ponerse a utilizarlo en menos de diez minutos. Y además, el compartir directamente una presentación desde Google Slides es una opción directa, sencilla y disponible tanto en Zoom como en el software de desarrollo propio que empleamos en el IE, la WoW Room: introduces el enlace de la presentación en la herramienta, y listo.

Otro elemento que utilizo habitualmente en mis clases son los vídeos. Y de nuevo, la idea de reproducir un vídeo en mi pantalla compartida era claramente un desastre: lo que los alumnos recibían al otro lado se pixelaba con frecuencia, se entrecortaba el sonido o se veía con una calidad manifiestamente mejorable. De nuevo, la solución, en este caso aún más obvia, fue subir el vídeo a la nube, a YouTube o a Vimeo (si es que no estaba ya allí), y compartirlo desde esa plataforma, para que todo dependiese de la conexión del alumno, no de la mía. Si su conexión les permite ver un vídeo en YouTube, ya es suficiente para que experimenten la clase con normalidad. Obvio, sí, pero si no te das cuenta, te pasarás alguna sesión maldiciendo a los dioses del ancho de banda, y tanto tus alumnos como tú tendréis una mala experiencia.

Si empleas tu ancho de banda en transmitir tu propio vídeo mientras hablas, que tiende a ser intensivo en su uso, dejas poco disponible para el resto de recursos que quieras emplear. Si puedes ubicarlos en la nube, solución sencilla y obvia, es posible que ganes bastante calidad con ello. Plantéatelo. Todo lo que puedas llevarte a la nube, está seguramente mejor allí que en tu máquina local.

Acabo de recibir mi encuesta de profesor del primer grupo que experimentó el cambio, en el medio de su curso, de clases presenciales a clases online: un 4.86 sobre 5, y numerosos comentarios elogiosos. No puedo estar más contento. Aquí me tenéis, tras treinta años de experiencia docente, dando clase en las nubes… :-)


This article is also available in English on my Medium page, «Teaching on cloud nine«


33 comentarios

  • #001
    Benji Frugoni - 21 mayo 2020 - 13:19

    Ante todo, ¡felicidades por la buena nota! me alegra que hayan valorado la clase con tanta prodigalidad.

    Por otro lado, en mi empesa (laragon.es) implementamos soluciones en la nube para todos nuestros clientes, pero muchos aun requerían un training on-site. Hemos tenido que ir a Chile, Perú, Brasil, Sudáfrica, etc. para entrenar in situ una herramienta que está en la nube.

    Y lo peor es que esto no era nuestro deseo, pero por ironías del destino, el mismo cliente que alaba la nube exige un training presencial.

    Obviamente el Covid-19 nos ha dado la oportunidad de mostrar a los clientes las ventajas de cursar online. A medida que ellos mismos renuevan o amplian plantilla, todos los nuevos empleados pasan por el mismo curso que tenemos online, en vez de estar exigiéndonos que cada 5-10 empleados uno de nuestros consultores se vaya 3 días a Colombia.

    Creo que cuando escribiste «todo va a cambiar» este era uno de los temas, la educación online, pero ninguno pudo imaginar el «empujón» que este encierro nos ha provocado.

    Interesantemente concuerdo contigo en que todas las animaciones y transiciones están sobrevaloradas. Las espero de un estudiante de secundaria en sus primeros powerpoints, pero nunca en un entorno profesional, donde añade un overhead de tiempo y paciencia algo engorroso e innecesario.

    ¡Viva la nube!

    PD: Y lo poco que he contaminado con mi coche (GLP) en estos 3 meses también me ha ayudado a conciliar mejor con la familia por no andar en coche a la oficina o a clientes madrileños.

    Responder
  • #002
    leyes - 21 mayo 2020 - 14:01

    Lo que es evidente, es que la educación online cada vez va a tener mayor peso. Interesante artículo

    Responder
  • #003
    Javier - 21 mayo 2020 - 14:17

    Hola Enrique. Enhorabuena por la valoración.

    Una duda que no me ha quedado clara. Cuando comentas, por ejemplo, el caso del video en YouTube. La acción que realizan los alumnos es que cada uno ve el video directamente desde el portal de YouTube, ¿no? Ellos tienen el enlace y han de reproducirlo por su cuenta.

    O en el caso de Google Slides es que cada alumno descarga la presentación que previamente se ha cargado, ¿no?

    En ese caso, entiendo que cada alumno ha de ir «pasando de página» manualmente, ¿no?

    Sé que la pregunta parece una chorrada, pero de verdad que tengo interés por seguir el proceso.

    Saludos

    Responder
    • Enrique Dans - 21 mayo 2020 - 14:20

      No, tu le das el enlace a la aplicación (Zoom o WoW), la aplicación carga la presentación o el vídeo, pero cada alumno la recibe desde la nube, no desde tu máquina. La presentación o el vídeo las gestionas tú, puedes controlar su ritmo, parar el vídeo o hacer lo que quieras, pero no estás emitiendo desde tu conexión, sino desde la nube, con las ventajas que ello conlleva.

      Responder
      • Javier - 21 mayo 2020 - 19:18

        Muchísimas gracias, Enrique.

        En mi caso particular (auditor de seguridad) mi trabajo se hará mayoritariamente a partir de ahora con clientes en remoto y cualquier optimización de ancho de banda es bien recibida.

        Responder
      • Marc - 22 mayo 2020 - 08:47

        Nos puedes contar donde esta esta opción en zoom?
        No la encuentro en la aplicación desktop ni en la documentación.

        Gracias!!

        Responder
        • Enrique Dans - 22 mayo 2020 - 12:04

          Desde tu reunión en Zoom, vete a «Compartir pantalla», botón abajo en el centro. Cuando hagas clic, verás una ventana emergente que, en su parte superior, tiene tres opciones: «Basic», «Avanzar» y «Archivos». Si entras en «Archivos», te permite especificar el enlace de compartición de una presentación en Microsoft OneDrive, en Google Drive o en Box. Así de fácil :-)

          Responder
  • #008
    Daniel Terán - 21 mayo 2020 - 15:27

    Hoy he leído un tuit que decía algo así (traducido):

    «Miles de padres ‘techies’ han tenido la oportunidad de comprobar cómo de malas son las aplicaciones educativas». Y después auguraba una explosión de startups educativas en el corto plazo.

    Responder
  • #009
    Asier - 21 mayo 2020 - 15:38

    ¡Enhorabuena por la excelente valoración de los alumnos!

    Al igual que utilizar Youtube para vídeos y Slides para presentaciones son las soluciones obvias, me pregunto cuánto tardará Google en mejorar el Duo/Meet/Hangouts y combinarlos con Classroom para que también resulte la solución obvia para dar clases online, con todas las herramientas Google perfectamente integradas. Recursos para poder hacerlo y motivación con la nueva situación no le faltan.

    Responder
    • Fran - 21 mayo 2020 - 18:26

      Google sacó esta funcionalidad hace un mes!!!

      https://youtu.be/X4DimxQKoW0?t=127

      Responder
      • Asier - 21 mayo 2020 - 23:10

        Muchas gracias, no conocía esa reciente integración Classroom-Meet. Es que es obvio que Google tiene mucho margen de mejora con el Classroom y la integración de las demás herramientas para ofrecer un producto muy competitivo de educación online.

        Responder
  • #012
    Xaquín - 21 mayo 2020 - 15:44

    Cuando algún iluminado descubrió el aula virtual para la Xunta de Galicia, otros «desocupados mentales» descubrimos que Google lo hacía mucho mejor. Un simple blog o el uso de Youtube eran infinitamente más efcientes que cualquier aula virtual, aplicada por la Administración educativa. En fin, nada nuevo bajo el sol de esta Adminstración prealejandrina…

    Y eso que los «ilustrados» de Google no se caracterizan por mejorar mucho su blogger o su Drive, o su Youtube… pero aún así, siguen siendo insuperables (para algunos).

    Lo de estar en las nubes, hace mucho tiempo que está muy infravalorado. Y volvemos al rebumbio educativo : antes de jubilarme tenía compañeros que echaban pestes de Youtube. ¿Que se puede esperar de ellos como docentes? Y más, cuando en estes momentos (2020), hay divulgadores en internet, que se pasan por las ingles a muchas clase-bodrio universitarias.

    Responder
    • Enrique Dans - 21 mayo 2020 - 15:55

      Solo comparables a los que ponían a parir Wikipedia y sancionaban a sus alumnos si la usaban… ¿dónde están ahora esa panda de retrógrados iluminados? ¿Recomendando a sus alumnos que usen la Espasa? :-D

      Responder
      • Lua65 - 21 mayo 2020 - 16:34

        Xaquin tiene razón (de hecho, defiendo lo mismo en todos los comentarios al respecto de la educación online)

        Alla por el 2006, di cursos de Moodle para profesorado en dos institutos por parte de la Diputacion de Barcelona, (es la plataforma que finalmente se está adoptando desde hace años, mayoritariamente en Catalunya). Desconozco el tipo de aula en la Xunta.

        En su momento, tuve que enfrentarme a:

        a) “esto va a tardar años en ser factible” (Ciencia ficción)
        b) “nada comparable al presencial” (en parte, estoy de acuerdo, la interacción no es la misma)
        c) “putos frikis” (más ciencia ficción, esta vez por parte de los más “mayores”)

        Mira por donde, aquellos que se adaptaron o empezaron a hacerlo, hoy día, con las condiciones actuales, no están sufriendo demasiado… (de hecho estos días, me han llamado exalumnos de esa época).

        Hace ya años que funciona la red Agora-xtec con Moodle en CAT, y lo hace relativamente bien. (No he hecho una auditoria, no me corresponde), pero se que es ampliamente empleado y con resultado decente.

        Respecto a lo de que “Google o quien sea”, lo haga mejor… hombre… por ejemplo, Moodle, solo es la plataforma, y es lo suficientemente flexible. El problema, como he dicho en otros comentarios, es la “adaptación” del profesorado… si yo te doy una llave inglesa y tu la usas para colgar cuadros… Por mucho Youtube o Vimeo que uses, si el contenido es una plasta…

        El contenido, que es lo esencial, sigue siendo responsabilidad del profesor (que es de lo que me quejo continuamente). Que el profesorado, digamos que está bien preparado tecnológicamente, no sea capaz de adaptar el contenido… es como si te pongo en las manos un Ferrari, para que vayas a la compra…

        ps.—Moodle no es la única, las hay de pago y hay quien dice que mejores…
        Que la plataforma sea buena, insisto, es una cosa. Lo que importa es el contenido, y eso es responsabilidad del profesorado.

        Responder
      • Lua65 - 21 mayo 2020 - 16:54

        Respecto a lo de wikipedia…. hombre… que una cosa es que hagan cortaypegas, que es lo que hacen muchos… otra diferente que la usen como «fuente», y a partir de ahi, desarrollen… XDD

        Responder
        • Enrique Dans - 21 mayo 2020 - 16:55

          Es que depende de lo que les preguntes. Lo que hay que plantearse es hacer preguntas que no puedan copiarse y pegarse ni de Wikipedia, ni de otros sitios…

          Responder
          • Lua65 - 21 mayo 2020 - 17:00

            Si, de acuerdo… pero ya es responsabilidad del «profe», tener la puteria para «pillarles en renuncio»..

            No obstante, hay algo que me fastidia de la Wiki… la facilidad con que muchos articulos, pueden ser, no te voy a decir falsificados, pero si, tergiversados… De todos es conocido que sobretodo, en temas «politicos o regionales», hay como una especie de mafia… que depende de esos «moderadores locales»

            Me gustaria que esa «moderacion» viniera por ejemplo, de universidades reconocidas…

          • Enrique Dans - 21 mayo 2020 - 17:04

            Pues fíjate que yo creo que esto es como el código abierto, cuantos más ojos haya mirando, más fácil es identificar los errores… no me gustaría que la Wikipedia estuviese en manos de unos cuántos profesores, creo que lo que tiene de bueno es precisamente que cualquiera puede editarla, y que si lo que pone es una estupidez, alguien puede venir y corregirlo rápidamente! Para que la hagan profesores ya teníamos la Britannica o la Espasa, y no eran tan buenas como Wikipedia, ni mucho menos tan actualizadas, y además costaban una pasta!

          • Lua65 - 21 mayo 2020 - 17:07

            Si, y eso provoca que en determinados articulos, tengas que perder el tiempo, mirando las «revisiones» para ver que se ha cambiado y en razon de «por que» (algo que hacepoca gente, por cierto)…

            me ha pasado a veces y he tenido que acudir a terceras fuentes, es decir, acudo a la wiki para «ahorrar tiempo» y lo acabo perdiendo igual… XDD

            Que no te quito la razon en el simil «codigo abierto», ehh? XD

          • Gorki - 22 mayo 2020 - 14:23

            La diferencia es que en la Espasa o la Británica, te tenias que tragar la opinión, sesgada o no, anticuada o no, de quien hubiera escrito el tema, sin posibilidad de perder el tiempo buscando otras opiniones.

  • #021
    Gorki - 21 mayo 2020 - 17:11

    Quizá tengas tu una virtud que a mi me escasea, conservar le espíritu critico para juzgar mi propio trabajo, y no saber ponerme en la piel del receptor del producto.

    A mi me pasa(ba), que inmerso en lo que estoy haciendo y dejando en ello, todo mi esfuerzo, pierdo la perspectiva para ver desde dentro, si lo que he realizado, es realmente útil a quien lo recibe y no saber valorar sus objeciones a los problemas de uso de mi producto,y pasar a considerarlas frecuentemente pejigueras, y en vez de buscar posibles mejoras al producto, buscar soluciones basadas en que el usuario cambie su forma de manejar mi producto, para poder utilizarlo con mas provecho, sin que yo tenga que cambiar nada..

    Puesto que tienes esa virtud, te animo a que te atrevas a hacer pruebas de todo lo que se te ocurra, pues solo con pruebas y error avanzarás para conseguir que tus clases on-line sean un producto diferente a las presenciales, ni mejor, ni peor, que el alumno puede elegir según sus intereses particulares, ( posibilidad de desplazarse, coste, gusto personal,,…) y no un mero sucedáneo de las presenciales, (peor por definición).

    Responder
  • #022
    Enrique - 21 mayo 2020 - 17:58

    ¿Un profesor que se interesa en que las cosas sea más fáciles y mejores para el alumno?

    Les voy a pasar esta entrada a los de la Plataforma por la Escuela Pública de Pablemos como caso de éxito.

    Responder
    • Lua65 - 21 mayo 2020 - 18:32

      Apuntame a mi… que sin tener ninguna obligacion, tengo una linea de movil «dedicada» y un email, solo para mis alumnos (aunque haya acabado el curso)

      Madre mia lo que hay que leer….

      Que haya negados (que los hay y por desgracia muchos) es una cosa…

      Que quienes nos dedicamos a ello, en general, lo seamos, es otra….

      Si es cuestion de «meterse» con eDans, hablemos de Tesla, smartwatches o iPhones… XDDD Pero no jodamos con estas cosas…

      Responder
      • Lua65 - 21 mayo 2020 - 18:39

        (Me habeis pillado con la birra en la boca)

        No tengo ninguna, necesidad de defender a eDans, se basta solo… Soy el primero en buscarle las cosquillas siempre que puedo, pero seamos minimamente racionales… XDDD

        Responder
      • Enrique - 21 mayo 2020 - 18:52

        LUA, no dudo que haya grandísimos profesionales en la escuela pública. No hago referencia a eso, sino a una plataforma que se dedica a monopolizar todas las acciones sociales y políticas sobre la educación. Y muchísimos profesores (un porcentaje altísimo) que la secundan con sus camisetas verdes horribles.

        Y si te vas a su web, básicamente hay llamamientos a huelgas, movilizaciones, derechos, etc. No veo ninguna entrada que diga, oigan que a lo mejor hay que reciclarse para dar mejor las clases o no tiene sentido dar 10 horas de «clase magistral» a la semana y las 158 horas restantes no hacer ni puto caso al alumno porque me las paso quejándome de que trabajo mucho y no tengo tiempo.

        Responder
        • Lua65 - 21 mayo 2020 - 19:13

          Entras en el punto en que te doy la razon… XDD

          Por cierto, no soy de publica, sino privada, y mayoritariamente, de «Formacion continua» (reciclaje en empresas), aunque me he comido marrones en la privada… XDDD

          Explique hace un par de dias, que era yo quien daba clases a mis sobrinos… no me extendere en ello de no ser necesario, porque pienso que «un grano no hace granero», y en este aspecto (educacion general», cada comunidad tiene lo suyo…

          Pero si, los hay que no hay por donde cogerlos….

          Responder
          • Lua65 - 21 mayo 2020 - 19:41

            Bueno, mientras esperamos al señor X (o G), que nos dirá que el fue, el primero en poner en marcha la formación online… XDDD

            Los sobrinos mencionados, son un de cuatro y una de cinco en la provincia de Cáceres.
            Una de 6 y uno de 10 en Madrid
            El hijo de mi primo de 10 en Catalunya

            (veréis que he diferenciado por comunidades)

            Los dos primeros, reciben semanalmente, una especie de pack que contiene no solo las “fichas”, sino incluso materiales para las manualidades. Estos tienen una videollamada casi cada día (dos como mucho)

            Los dos siguientes (Madrid), prácticamente reciben esas fichas a diario (y son corregidas prácticamente en el mismo plazo), pero tienen una videollamada una vez a la semana…

            El hijo de mi primo (en CAT), va al día, y va de culo (el niño, sabe mal, pero tampoco es una “eminencia” para su edad… Pero la “evaluación” yo diría que es correcta…

            Es decir, sin meterme en berenjenales, podríamos decir que hay una cierta respuesta por parte de los profesores…

            Donde veo yo el problema? El de 10 de CAT, esta utilizando una plataforma común, que emplean todos sus amiguitos de clase.

            Los demás? Bueno, se les mandan las actividades, pero hasta “donde yo se”, cada cual emplea su método, via whatsapp, Google, etc… no hay “uniformidad”

            Ahí es donde yo veo el problema… en esa falta de uniformidad, de igualdad para todos y sobre todo, de profesores preparados para entrar “en el negocio”, con una cierta aptitud…

  • #028
    Jesús Canales - 21 mayo 2020 - 18:41

    Hola Enrique

    En mi caso también utilizo mucho las herramientas de google para elaborar los materiales de las sesiones de clase así como también para el acompañamiento asíncrono.

    En mi caso cuando tengo que compartir algún video prefiero subirlo al canal de youtube y que el estudiante lo pueda ver desde allí, así hay menos latencia y se puede tener una mejor experiencia.

    Un fuerte abrazo desde Perú.

    Saludos

    Responder
  • #029
    Miguel Ángel Ruano - 21 mayo 2020 - 21:38

    Para asegurar el acceso a la educación a toda la población, no estaría demás autorizar wifis públicas de alta velocidad otorgando acceso a familias con hijos en edad escolar y universitaria de bajos recursos Incluso de forma general en el mundo rural, donde todavía hay una gran brecha de acceso a redes de alta capacidad.

    Responder
    • Gorki - 22 mayo 2020 - 01:08

      El mundo rural puede utilizar WiMax con bastante buen precio y velocidad

      Responder
      • Miguel Ángel Ruano - 26 mayo 2020 - 16:30

        Algunas diputaciones están desplegando esas redes, por ejemplo la de Valladolid, pero aún así es muy costoso.Por ponernos en situación: de 276 pueblos que tiene Valladolid, sólo 41 superan los 1000 habitantes, 13 tienen más de 5000 y 4 más de 10000. Extrapola esos datos a toda CyL: tenemos el 50% de los ayuntamientos de toda España en la región más extensa de toda la UE y con sólo 2,3 mill de habitantes.

        Desconozco los datos, pero creo no exagerar si afirmo que al menos el 70% de la redes y conexiones de internet se está sufragando con dinero público. Aún hay muchas áreas «oscuras». Y aunque estas tecnologías llegan, hay muchos problemas de cobertura en hogares. En estos pueblos funciona mucho los «telecentros» donde está asegurada esa conexión con el consecuente problema de horarios o de cierres por pandemia. Esta es la velocidad que se ofrece http://globetelecom.es/serviciointernet.php -no está del todo mal, si la señal fuese constante y adecuada-.

        La JCYL por su parte está promocionando conexiones satélites, pero mira los precios (en letra pequeña: 77€ en medio rural) https://www.redytel.info/internet-fijo-y-movil/ Un precio que no está al alcance de muchos en áreas donde el mileurismo es lo predominante.

        Responder
  • #032
    Javier Lux - 22 mayo 2020 - 08:48

    Una pregunta que me hago, y nada tengo que ver con la docencia, es que % del tiempo «exposición» a los alumnos (impartir clase) es pregrabado y repetible, además de poder ser enviado como «deberes» al alumno.

    Entiendo que a largo plazo ese % se ampliará y llegará al 90%-95% dejando el tiempo de clase «live (sin playback)» dedicado a Q&A. Por lo tanto en futuro a L/p el profesor pasará un 90%-95% de su tiempo preparando las clases (una pequeña parte de este tiempo grabando sus propio videos) o revisando los trabajos de los alumnos (1 to 1 o asíncronamente). Insisto, este escenario lo veo la L/p, por lo tanto un escenario con alumnos educados en la era tick-tock, whatssup y telegram.

    Responder
  • #033
    John Depaz - 22 mayo 2020 - 09:28

    Los resultados de la encuesta reflejan la calidad de enseñanza que brinda profesor Dans! Felicitaciones!

    Me gustaría que existieran más profesores que no sólo sean expertos en su especialidad, sino que tengan ese «skill» en tecnología como usted la tiene.

    Debería ser obligatorio para todos los profesores aprender y utilizar las diferentes herramientas tecnológicas que se adapten a su enseñanza ONLINE y no dejarlo sólo a su interés por utilizarlas y/o dejarlo a terceras personas para que la incluyan en sus clases ó presentaciones.

    Falta innovar mucho en las clases online que brindan actualmente profesores en escuelas y universidades que siguen pensando que están en un salón de clases donde sus presentaciones parecen la viejas pizarras de antaño.

    Es momento de seguir el ejemplo de Platzy, Open English y de muchas otras plataformas de educación en línea para implementar en los colegios y universidades una nueva forma de dar clases en estos tiempos donde las clases presenciales pasarán al pasado indefectiblemente.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG