Sonos: reutilizar frente a reciclar

IMAGE: Sonos

Una de las marcas de electrónica de consumo que más está creciendo en los últimos tiempos, Sonos, conocida por sus altavoces conectados, se ha convertido en objeto de una fuerte polémica debido a una interpretación radical de la obsolescencia programada. Recientemente, la marca inició un programa de ofertas consistente en importantes descuentos para quienes actualizasen sus dispositivos antiguos de la marca a uno de los nuevos dispositivos de su nueva gama, a los que podían acceder únicamente si ejecutaban en ellos una rutina llamada «de reciclaje», que los inutiliza completamente.

El problema fue puesto de manifiesto a través de Twitter por un usuario que trabaja en un centro de reciclaje, que se dio cuenta de que los dispositivos Sonos que le traían únicamente podían ser despiezados, sin posibilidad de reutilización o reventa alguna. La marca aduce que esos dispositivos carecen de funcionalidades fundamentales para garantizar una experiencia adecuada a sus usuarios y que deben ser reemplazados, pero a nadie escapa que, en realidad, lo que la marca hace es impedir una reventa de sus productos que podría perjudicar sus intereses de expansión. Una interpretación sumamente estricta de la obsolescencia programada, que impide un mercado secundario que, desde un punto de vista de sostenibilidad, sería preferente a la opción de enviar esos productos directamente a la basura.

La marca, que utiliza además el eslogan «la sostenibilidad no es negociable», opta por forzar a sus usuarios a desactivar de manera permanente sus dispositivos si quieren optar a intercambiarlos por otro nuevo, y los condena así a ser desmontados o tirados a la basura en lugar de darles una potencial segunda vida en manos de usuarios menos exigentes. La compañía ofrece como opciones dejar los dispositivos en un centro de reciclaje, en un distribuidor para su recogida o enviarlos directamente a la marca con franqueo prepagado.

¿Cómo de estrictas deben ser las marcas a la hora de controlar lo que ocurre con el ciclo de vida de sus productos? El mercado secundario posibilita que muchos usuarios que no pueden acceder a determinados dispositivos debido a su precio puedan plantearse adquirirlos a precios inferiores, y hace posible con ello prolongar la vida útil de esos productos, evitando así la generación de basura. ¿Tiene sentido que una marca adopte una actitud tan enormemente celosa con respecto al mercado secundario de sus productos que condene a productos perfectamente funcionales a la basura? ¿Debería Sonos cambiar esa política?


This post is also available in English on my Medium page, «Sonos: Reuse vs. Recycle«


28 comentarios

  • #001
    Jose Miguel - 1 enero 2020 - 13:27

    Ser un hijo de puta es inmoral y reprochable en cualquier ámbito social. Pero entonces das con gente como Gorki que de alguna manera justifica cualquier cosa porque una empresa tiene que ganar dinero y crecer.

    Es decir el fin justifica los medios si eres empresa, estás disculpado porque generar beneficios es tu obligación. En el resto de ámbitos es inmoral.

    Feliz Año.

    Responder
    • Francisco José - 1 enero 2020 - 16:35

      Lo que pasa es que Gorki sabe más de la vida y de cómo funcionan las cosas que tú.

      Responder
      • Jose Miguel - 1 enero 2020 - 19:37

        Excelente argumento.

        Responder
        • Trento - 2 enero 2020 - 11:06

          Francisco José lo ha argumentado demasiado para responder a un comentario tan insolente

          Responder
          • Jose Miguel - 2 enero 2020 - 18:37

            ¿Comentar que Gorki (y otros) justifican prácticas abusivas es ser insolente? ¿O es porque llamo hijos de puta a SONOS?
            Algunos tenéis la piel muy fina.

            Tómate una tila, que se te dispara la presión. Para vosotros insolencia es el simple hecho de disentir de vuestra opinión.

            Es tu intolerancia lo que te hace ver insolencias.

  • #006
    Pit - 1 enero 2020 - 13:33

    Sonos debería poder hacer lo que quiera al respecto, somos los consumidores los que debemos actuar y dejar de comprar de inmediato cualquier producto suyo.

    Yo tengo un Sonos y no pienso volver a comprar nada que venga de esta compañía, esta práctica es más del XIX que del XX

    Si seguimos infantilizándonos y exigiendo a terceros que nos salven de nosotros mismos, esto no va a ninguna parte.

    Responder
    • Marcos - 1 enero 2020 - 14:35

      La gente se sigue creyendo que manifestarse de ciertas maneras (entre ellas salir a la calle) supone cambiar en gran medida las cosas.

      Que está bien ¿eh? Pero tiene que tener consecuencias notables. Y está claro que en un mundo empresarial, capitalista y consumista, la primera manera de protesta debería de ser el no acceder a consumir ciertos productos.

      Responder
  • #008
    Javier - 1 enero 2020 - 15:55

    Nosotros (Sonos) decimos que creamos una experiencia sonora única (…o lo que mierda sea que eso signifique…)

    En consecuencia, a futuro tu «experiencia sonora» no será la «adecuada» y pagarás más si no haces un upgrade.

    Pero (según Sonos) para otros (…a saber quienes…) es importante tener esas nuevas experiencias sonoras (…o lo que mierda sea que eso signifique…)

    ¿No estás de acuerdo? Es un país libre (…de seguir siendo contaminado…)

    Un científico, en un estudio de cuatro semanas puede desmontar las imbecilidades que estas bestias eligieron manifestar.

    Cínicos hijos de puta.

    Responder
  • #009
    Gorki - 1 enero 2020 - 16:48

    Por (malas) alusiones de JOSE MIGUEL y para aclarar conceptos, opino:
    .
    1) Una empresa, (privada o pública), debe poder hacer libremente cualquier cosa que sea legal según las leyes de ahí donde radique. Si en Bolivia sembrar coca es legal, una empres privada puede sembrar coca, pese a lo que yo piense sobre el tema.

    Igualmente si en España una empresa quiere destruir los aparatos antiguos obtenidos por cambio de otros nuevos.o quiere repararlos y venderlos como usados, es algo que les compete solo a ella, mientras ambas alternativas sean legales en este país

    2) Que lo que es legal o ilegal, no depende de nuestro criterio particular, sino de las leyes que en el caso español, dicta el Parlamento y el Gobierno, elegido entre todos, y que de momento, obligan a muchas empresas de electrodomésticos a recoger los aparatos antiguos (neveras, lavadores etc,) y reciclarlos debidamente, pero no obligan, aunque permiten, repararlos y volverlos a vender como si fueran de segunda mano..

    3) Que nada impide, (que yo sepa), que haya empresas que compren y/o sustituyan, aparatos antiguos a particulares y que los reciclen como quieran.
    No entiendo por tanto que se queja un centro de reciclaje, si está en su mano hacer una oferta de sustitución de unos altavoces por otros mas modernos, Mi opinión es que quieren que Soros les ponga fácil el negocio, lo cual es comprensible,, pero no es razonable. Soros les entrega lo que le da la gana, y ellos pueden aceptarlo o no. faltaría mas.

    A continuación vienen mi opinión particular sobre el tema

    Yo no soy en absoluto consumista, sino que trato de utilizar un objeto hasta que por rotura, deja de funcionar. Entonces intento arreglarlo, lo que cada vez es mas difícil, porque en muchos objetos el arreglo tiene un coste similar a su compra.

    Este es debido a que procedo de una familia de labradores castellanos, que tenia su forma de vida, en el uso de sus bienes hasta su consumo y la posterior reutilización, En casa de mi abuela no se tiraba absolutamente nada, ni papeles ni trapos, ni hojalatas, … y lo que no valía para nada, se llevaba a un muladar y se transformaba en basura que se reciclaba en campo.

    Yo por ejemplo, sigo utilizando de vez en cuando, un camiseta que dieron a mi hijo cuando hizo un intercambio con un colegio USA . Es del año 94, es decir tiene 26 años.

    Pongo dos fotografías de ella la primera donde se ve la fecha y la de atrás donde vienen las firmas de todos los que intervinieron en el intercambio

    https://felixmaocho.files.wordpress.com/2020/01/camiseta-1.jpg?w=768
    https://felixmaocho.files.wordpress.com/2020/01/camiseta-2.jpg?w=1024

    Igual informo, que los coches míos , (no los de empresa que me los cambiaban cada dos años), se han vendido en cualquier caso con cerca de 200.000 y mas de ocho años. y que han sido modelos modestos, que se utilizaban en casa como segundo vehículo, Fueron Seat 600 y un Dyane, los primeros y comprados nuevos y todos lo demás comprados de Kilómetro Cero con unos 10,000 Km. un Nissan, una Furgoneta Renault, un Citröen Xara , y asi hasta mi actual Seat Ibiza con mas de 200.000 km y un montón de años, que he estirado mas de lo normal, esperando la llegada «inminente», de un coche eléctrico similar en prestaciones y precio.

    Puedo asegurar que si todos actuaran como yo , no existiría el consumismo ni el Black Friday, ni muchas manifestaciones de consumo que existen y desde luego. no habría ni el 50% de la basura existente. Posiblemente ni existiría el Capitalismo.

    Lo cual no impide que como liberal que soy, acepte que otros con otros principios cambien unos magníficos altavoces, por otros aun mas magníficos, y utilicen una camiseta seis meses, o que se compren un SUV todo terreno a diesel,

    ¡Allá cada cual con su dinero!

    Sobre todo sigo la máxima liberal, de «Haz (dentro de la ley), lo que te de la gana y deja que los demás, hagan lo que quieran». Desde luego no pretendo dar lecciones de moralidad a nadie, porque son consciente que otros proceden de familias con otra historia.

    Responder
    • Enrique - 1 enero 2020 - 17:16

      Gorki, no te hagas líos. Le has robado el futuro a Greta y punto.

      Responder
      • Gorki - 1 enero 2020 - 19:39

        Greta tendrá un futuro negro, si pretende mantenerse en el candelero de la fama.. Por el camino que sigue, la veo de protagonista en Salvados o cualquiera de esos programas de famosetes.

        Pero que no me echen la culpa a mi, sino a la misma Greta y sobre todo a sus padres, que la ríen las gracias.

        Responder
        • Mesosoma - 1 enero 2020 - 19:58

          Quien ríe son los políticos que permiten esta situación, no les afecta este desastre. El problema es tan grande que la élite del 1% de ha visto obligado a invertir en cohetes para establecer bases en Luna y Marte para salvarse a si mismos.

          Responder
          • Gorki - 1 enero 2020 - 21:16

            ¿De veras crees que alguien piense que se va a salvar instalándose el con su familia en Marte? ¿Tu lo crees?

        • Lua65 - 2 enero 2020 - 11:44

          +10 a ambos comentarios…,

          Esta empezando a ser preocupante, que ultimamente esta siempre de acuerdo con Gorki… :)

          Responder
      • acerswap - 2 enero 2020 - 01:38

        Mal futuro le espera a Greta si se sigue fumando saltando las clases.

        En fin, la culpa es nuestra que, la silenciamos, como expresa desde mil y una portadas de revista.

        Responder
    • JM - 2 enero 2020 - 11:16

      Muchas veces no estoy de acuerdo con @Gorki pero esta vez si.

      Lo que hace Sonos me parece inmoral, pero es totalmente legal. Tienen derecho a hacerlo.

      Hasta que se cambien las leyes y se obligue a que los productos tengan al menos cierto grado de «reparabilidad» esto es lo que hay.

      Por lo demás yo también vengo de una familia que aprovechaba al máximo todo lo que tenía y me comporto exactamente igual que @Gorki como consumidor.

      De hecho ya me da un poco de vergüenza el aspecto de mi coche aunque funciona perfectamente y lo voy a mantener hasta que me pueda permitir uno eléctrico o ya no merezca la pena arreglarlo.

      Responder
  • #017
    Angel - 1 enero 2020 - 18:52

    Para nada justifico lo que hace Sonos, pero en frío pienso… Antes, un parlante duraba décadas (literalmente), hasta que se rompiera. Ahora, los dispositivos “conectados” dependen de servicios. Y servicio es sinónimo de software. Y el software tiene caducidad, por más que se compre con una licencia “permanente” (o te lo impide el hardware que fue cambiando, o el SO que no admite 32 bit, etc). Obviamente es un tema complejo, pero la sostenibilidad es prioridad así que Sonos debería manejarse de una forma distinta.

    Responder
  • #018
    Xaquín - 1 enero 2020 - 19:52

    Me importa un pito responder a una pregunta como «deber de cambiar de política». La palabra deber, debe ser una de las más prostituidas de la historia, desde que el primer homo macho «decidió» que quedarse en la cueva era el destino (deber) eterno de la homo hembra… y así sucesivamente.

    Simplemente le recomendaría, a cualquier empresa que se precie de humana, que leyera escritos como los que aparecen de cuando en vez en esta página, hablando de un concepto casi tan antiguo como lo de la mujer prehistórica. Se trata simplemente del tan mal visto concepto de responsabilidad empresarial. Un concepto ya mal entendido por el primer grupo de humanos que salieron a cazar, y unos hacían su trabajo sudando la gota gorda, mientras otros, considerados más «listos» por la sociedad de cazadores, se tomaban el asunto con cierto cuidado de «no mancharse demasiado, pero al mismo tiempo figurar como trabajadores natos».

    Ya en la primera cooperativa humana «igualitaria» se engendró la enfermedad de casi toda cooperativa moderna. Confundir la mayor responsabilidad y su merecido premio, con una plusvalía dee enorme costo social para la empresa. Ya no digamos de las empresas que nacen con diferente categoría/beneficio social y con diferente «espíritu de responsabilidad social».

    Y el momento actual, con un disparatado diferencial entre personal de base y ejecutivos, existente (y remachado con la mierda del blindaje), en grandes empresas, sobre todo financieras o de producción consumista, resulta una especie de orgasmo para los negacionistas de todo tipo de emergencia social.

    Responder
    • acerswap - 2 enero 2020 - 01:42

      Aquí está quien vio como el homo macho decidio algo por la homo hembra y no que la homo hembra dijo que prefería que el que se arriesgase a ser devorado por la bestia a quien pretendía devorar fuera el, mientras ella dedicaba sus esfuerzos a cuidar y educar a la prole para que ellas la sucedieran y ellos alimentaran a su alimento.

      Responder
  • #020
    ana - 1 enero 2020 - 21:42

    Cualquier producto que tenga una duración limitada dejo de comprarlo para siempre.

    Esto puede aplicarse a la electrónica, a la ropa o al transporte.

    Para mi es una tomadura de pelo pagar por algo y que el fabricante ha planificado deliberadamente como ha de morir prematuramente su producto para mejorar su cuenta de resultados. Y no tiene nada que ver con la ecología, es sentido común. Economia de recursos.

    Normalmente el sentido común va ligado a las buenas prácticas ecológicas:
    1.- Casas bioclimáticas.
    2.- Reciclaje.
    3.- Energías renovables (sobre todo fotovoltaica).
    4.- Vehículos eléctricos.

    El sentido común y la economía impulsarán estas cuatro ejemplos de buenas prácticas. Y no es necesario hiper-regular, freirnos con nuevos impuestos o quitarnos más libertades. No es necesario, porque hacer las cosas bien (ecológicamente hablando) es muy rentable.

    Me sorprendió gratamente la entrada de Enrique en referencia a la obsolescencia de solo dos años de los airpod. Y esta entrada de Sonos va en la misma línea.

    Si como consumidores no nos dejamos tomar el pelo haríamos más por el medio ambiente que cualquier político eco-oportunista. Solo es necesaria una buena educación y no admitir ningún insulto a la inteligencia como el de Sonos, Apple o las impresoras HP/Epson con tinta de sangre de unicornio.

    Responder
    • Gorki - 1 enero 2020 - 23:01

      Si como consumidores no nos dejamos tomar el pelo haríamos más por el medio ambiente que cualquier político eco-oportunista.

      Desgraciadamente los consumidores hemos demostrado, que independientemente que haya mucha gente sensata, en conjunto, actuamos como borregos.

      Dentro de unos días llegarán las «Rebajas», y volveremos a gastarnos los jornales, en artículos que no necesitamos para nada.

      Responder
  • #022
    joan - 2 enero 2020 - 07:09

    Veo muchas ideas en los comentarios que resultan conciliables, pero hecho en falta 2 fundamentales: 1) Que el hiperconsumismo absurdo es el que mantiene el sistema capitalista que requiere la constante fabricación de productos nuevos o viejos-nuevos obsoletos para que las fábricas y el negocio no paren; y 2) La irresponsabilidad del estado que no legisla para evitar que la anterior dinámica supere unos límites que afectan a la economía social y al planeta y, por ejemplo, prohiba prácticas de fabricación de obsolescencia programada aberrante como la de esta empresa, que debería ser grabada con impuestos tales que no le hicieran rentable la misma, pues esa misma «lógica moral» (lo que no está prohibido es legal) que le permite a ella perpretar esta barbaridad el estado pude y debe combatirla aprobando leyes que la impidan.

    Responder
    • gorki - 2 enero 2020 - 08:31

      Así opino yo también

      Responder
  • #024
    Ignacio - 2 enero 2020 - 11:27

    Estimado Enrique,

    Me parece una vergüenza, personalmente no pienso comprar esa marca, soy cliente de productos reacondicionados y como bien dices no solo ayudan a generar menos basura sino que permiten disfrutar los productos a más clientes.

    Un cordial saludo.

    Responder
  • #025
    Alberto - 2 enero 2020 - 13:00

    Vestir el consumismo de ecologismo.Departamentos de marketing de todo el mundo intentando capitalizar la creciente concienciación ecológica. Algunos ejemplos destilan hilaridad. A mi me encantan los eslóganes en los vehículos de reparto para ponerse la medalla eco, que en mi cabeza se traducen así:

    «No hemos sido tan tontos de comprar camiones y furgonetas con peores motores que los que había hace 10 años cuando compramos los anteriores»

    Responder
  • #026
    Luis - 2 enero 2020 - 20:22

    Otros vende-burras que se les presta más atención de lo debido. Igual que Beats o los airpods, mucha mamandurria pero escasa calidad sonora.
    ¡¡Que esclavos somos de la presunta innovación innecesaria!!

    Responder
  • #027
    Iker - 10 enero 2020 - 10:20

    Efectivamente, estoy de acuerdo con varios comentarios que van en la línea de «no esperemos que otros nos arreglen la vida». Hasta leer este artículo me llamaba mucho la atención la línea de productos de Sonos. Pero ahora, en un click, me han dejado de gustar. No porque hagan algo ilegal (que, desgraciadamente, no lo hacen) sino porque mis valores me dicen que está mal. Programar la vida de un producto (caro de narices) es simplemente algo que no entiendo. Las grandes compañías de hace 30 0 40 años han llegado a la cima (muchas de ellas) haciendo sus productos duraderos, de calidad y fiables. Y de repente, todo tiene que ser «justito» para que compren otro de nuestros productos en 2 años. Pues, sinceramente, no puedo entender que alguien que ha pagado 1000€ por unos altavoces, vuelva a comprar otros de la misma marca cuando funcionaban bien. Me pasa eso a mí y ya te digo que los pongo verdes allá donde pueda (y lo hago con otros productos).
    Cada una de nuestras acciones al consumir da un voto en la democracia del mercado. Con cada compra avalamos al vendedor y al fabricante. No hace falta que la política diga que esto o aquello es legal o no (que también). Sin ventas no hay empresa, o la hay pero con otra política.
    Mensajes sencillos como pasar por la cabina del peaje donde hay un trabajador, no usar las cajas automáticas en un super, repostar en gasolineras donde hay personal surtiendo el combustible, o no comprar en tiendas donde has sabido que pagan muy poco a los empleados, llegan. De verdad que llegan. Hay personas revisando números y estadísticas, y si ven que «lo automático» no tiene uso, lo quitarán.
    Siento el rollo. Pero no podemos esperar que otros cambien. Nosotros debemos cambiar y hacer contra a esta continua manipulación de qué debemos ver, oír, comprar y cómo debemos vivir.
    Un saludo.

    Responder
  • #028
    Raul - 20 enero 2020 - 15:06

    Veo por aquí mucha opinión poco informada.

    Sinceramente yo no veo problema alguno con el programa de reemplazo de Sonos. Soy usuario de sus productos desde hace más de 10 años, tengo más de una docena de ellos, algunos de ellos diseñados hace más de una decada y susceptibles de ser renovados con este programa (cosa que no voy a hacer, ya que siguen fubcionando como el primer dia…) y en general puedo decir que tienen un ciclo de vida mucho más largo que el de la competencia. Solo hay que visitar wallapop para ver la enorme cantidad de productos de Sonos que se revenden, y a un precio no tan devaluado como el de otras marcas de sonido.

    En este caso con este programa de reemplazo Sonos ofrece un descuento a aquellos usuarios que quieran renovar sus equipos, y con la inhabilitación o bloqueo de los mismos se asegura de que ese usuario además del descuento en la compra del nuevo equipo no tiene después un ingreso adicional por la venta del antiguo producto en el mercado de 2a mano. Los usuarios de Sonos siempre tendremos la opción de seguir utilizando cualquiera de los productos de la marca hasta el fin de su vida util o revenderlos (siempre y cuando estos funcionen, claro, o para despiece en caso contrario).

    Lo que no me gusta tanto es una medida que adoptó Sonos hace ya algún tiempo y por la que rechaza cualquier reparación de sus productos una vez que considera que ha finalizado el ciclo de vida de los mismos. Pero que cada uno juzgue si esa vida útil es lo suficientemente larga o no como para volver a adquirir productos de la marca. Y esta desgraciadamente es una medida mucho más extendida…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG