Australia y el apocalipsis climático

IMAGE: Rob Russell on Flickr (CC BY)

Como buen gallego, conozco desgraciadamente muy bien esa imagen del sol completamente naranja en medio del día, casi oculto por espesas nubes de humo, ese olor inconfundible a incendio, esos pájaros en silencio, ese miedo de no saber si van a conseguir detener el fuego antes de que llegue a zonas habitadas… si intento imaginarme eso mismo pero multiplicado por un factor enorme, la dimensión de la catástrofe me supera completamente, y se convierte en inimaginable, en inabarcable, en un auténtico apocalipsis.

Las noticias que llegan acerca de los incendios en Australia son simplemente eso: inabarcables. Mientras muchos idiotas se dedican a normalizar la situación y pretenden que lo que ocurre es parte de un fenómeno que se repite todos los años, la realidad es que la magnitud y gravedad de los fenómenos de este año es muchísimo mayor, brutal, jamás vista: han muerto ya 18 personas, varias decenas están desaparecidas, la superficie quemada es ya más de dos veces Bélgica, más de sesenta mil millones de metros cuadrados, seis veces la dimensión de los fuegos del Amazonas en 2019. Más de mil hogares destruidos, cientos más dañados, miles de personas evacuadas, nubes de humo del tamaño de Europa… y aún hay más de cien incendios activos. Pretender que algo así es normal es, simplemente, no tener ni idea de lo que se habla.

Los fuegos son un fenómeno normal en Australia. Algunas especies de eucalipto, de hecho, dependen de los incendios para liberar sus semillas. Pero este año es muy diferente: la temporada de incendios comenzó mucho antes, coincidiendo con los records históricos de temperatura y tras una sequía prolongada: exactamente lo que predecían los científicos cuando calculaban los efectos de un cambio climático ya convertido en emergencia.

Los brutales y desproporcionados incendios de Australia son, simplemente, lo que ocurre cuando un gobierno completamente incompetente se encuentra con los efectos del cambio climático. Los incendios y el cambio climático son circunstancias completamente inseparables, y negarlo es simplemente una prueba de ignorancia. Pero más allá de una cuestión científica innegable, lo que la entrada de Australia en la Edad del Fuego, el Piroceno prueba de manera concluyente son las consecuencias de una política irresponsable. Los incendios de Australia son, simplemente, un suicidio anunciado. Años de gobiernos conservadores financiados por la industria del carbón y carentes de políticas medioambientales que han llevado al país a convertirse en el peor en los rankings en acciones para prevenir la emergencia climática. Y cuando ignoras las emergencias, pasa lo que pasa: que sufres sus efectos.

La población australiana está mayoritariamente a favor de políticas medioambientales. Pero la acción del fortísimo lobby del carbón en el país líder en exportaciones de ese producto venenoso, unidas a un panorama mediático protagonizado por el negacionista Rupert Murdoch que minimiza u oculta sus consecuencias llevan a una inacción total, a una ausencia de prevención y a los efectos que estamos viendo ahora. El presidente más incompetente de la historia, el liberal Scott Morrison, capaz de seguir de vacaciones en Hawaii mientras su país se quemaba, puede intentar aparentar normalidad y pretender que es «lo de todos los años», pero las evidencias se le caen encima, y reclaman acciones internacionales decididas: si Australia sigue así, ya no es que Australia tenga un enorme problema, que obviamente lo tiene. El problema lo tiene el mundo.

Los incendios de Australia prueban claramente los efectos de ignorar las advertencias de los científicos, lo que ocurre cuando se toma la decisión de no hacer nada. Lo que estamos viendo en Australia lo veremos, desgraciadamente, en todos los sitios donde haya algo que quemar. Morirán personas, arderán casas, desaparecerán especies y se perderán cosas que jamás se podrán recuperar. O tomamos en serio la situación de emergencia en la que estamos y adoptamos medidas consecuentes con ello, las medidas que se toman en una emergencia, o estamos destinados a ver lo de Australia en cada vez más sitios. Medidas de emergencia son cosas que muy posiblemente no querríamos hacer, que generan incomodidades temporales, que dan lugar a efectos que no se reparten equitativamente, pero que hay que hacer de todas maneras, porque no hay ninguna otra alternativa. Una emergencia conlleva medidas de emergencia. Y no veo a nadie actuando como se actúa en las emergencias.

Mirad Australia. Australia solo anticipa nuestro futuro. Es lo que nos espera si seguimos ignorando la emergencia. Y aún así, muchos pretenderán mirar hacia otro lado y seguir ignorándola. Así de simple. Y así de triste.


This article was also published in English on Forbes, «Australia and the climate apocalypse«


25 comentarios

  • #001
    Luis Hernández - 4 enero 2020 - 14:54

    Me decía el otro día un amigo canadiense, en plan sarcástico, que estaba deseando poder plantar olivos en su tierra. Le respondí, que si desgraciadamente llegase el día en que pudiese hacerlo, antes de recoger las primeras aceitunas, su olivo estaría muerto.
    Creo que no lo entendió.

    Responder
  • #002
    Rodrigo - 4 enero 2020 - 15:38

    Histórico del fuego en Australia. El fuego en Australia

    Responder
    • Gorki - 4 enero 2020 - 19:17

      Es bastante conocido que los fuegos de bosques de Australia se producen por Navidad y su importancia depende de la sequía y vientos que sufra Australia durante el verano

      El volumen de la sequía y los vientos en Australia están en relación con la intensidad de los fenómenos de la Niña y el Niño, que se producen periódicamente en el Pacífico.

      La Niña y el Niño son cambios producidos en la temperatura superficial del Pacífico y se deben a la periódica aparición en la superficie del mar, del agua procedente de deshielo de los polos, que es mas fría, (y por tanto mas densa), que el agua superficial tropical, pero a la vez mucho menos salada, (y por tanto menos densa), por lo que existe un equilibrio inestable y pendular de las dos láminas de agua, fría y caliente, en el Pacífico.

      Indudablemente en todos de estos delicados equilibrios, tiene que ver el cambio climático, pero el fuego de la actualidad, está en linea y consonancia con otros habidos en otros momentos y parecidas fechas, en Australia, por los mismos motivos. que tienen una cadencia de unos 10 años, y los actuales no llegan al récord que tuvieron en el 2001 que son recordados como los «Black Christmas»

      Responder
      • Enrique Dans - 4 enero 2020 - 19:25

        Los he enlazado ya en el texto, pero te los repito aquí, porque me extraña que una persona con sentido común como tú afirme saber más y estar mucho más enterado que Michael Mann, científico climático («Australia, your country is burning – dangerous climate change is here with you now«
        ), o que los científicos del MIT al respecto de este tema: «Yes, climate change is intensifying Australia’s fires». Pero vamos, que si quieres mantener la posición del inútil del primer ministro australiano, que pretende que sus ciudadanos crean que esto es «lo normal» y que «no pasa nada», tú mismo…

        Mira, Gorki, el problema es que por alguna misteriosa razón, en un tema que pertenece estrictamente al ámbito de la ciencia, demasiadas personas supuestamente inteligentes como tú se creen autorizadas para desmentir a los científicos especializados y escriben en donde pueden que «no, no es verdad, en realidad es una cosa normal que pasa todos los años, los científicos que afirman que es el cambio climático están todos equivocados o son todos gilipollas». Será por lo que sea, porque os creéis que esto es como el fútbol en donde todos somos entrenadores, o porque tratáis de ocultaros la realidad a vosotros mismos, pero es sinceramente un desastre. Ese escepticismo de mierda que hace que os cuestionéis a la ciencia y salgáis con argumentos de pata de banco que rebaten lo que dicen científicos altamente especializados como si esto fuera una puñetera conversación de café es algo que, de verdad, os tenéis que hacer mirar.

        Responder
        • Jose Miguel - 4 enero 2020 - 20:03

          Es que lo de Gorki con éste tema y cualquier otro que escueza al capitalismo salvaje no es reflexión sino militancia. Y con la militancia no se puede razonar. Es como intentar convencer a un madridista de que el Barça es mejor.

          Ante tu entrada se pasa 10 minutos leyendo en la red sobre el asunto y su relación con el Niño, la Niña y el Niñe y acto seguido viene aquí a pasarse por reputado experto con su exposición negacionista.

          Responder
          • Jose Miguel - 4 enero 2020 - 20:06

            Y si mi comentario a alguien le parece insolente como ha pasado en otras entradas pues que se joda.

        • Gorki - 4 enero 2020 - 21:35

          Fuegos en Australia desde 1800 (proporcionado por RODRIGO) https://en.m.wikipedia.org/wiki/List_of_Australian_bushfire_seasons

          Black Chrismas de 2001 https://en.wikipedia.org/wiki/Black_Christmas_bushfires

          Efecto de sequia y viento de la Niña «Durante un episodio de La Niña, es típico observar condiciones más secas respecto a lo normal sobre la parte centro-ecuatorial del océano Pacífico, debido a un debilitamiento de la corriente en chorro entre los meses de diciembre y febrero, y por el fortalecimiento de los sistemas monzónicos en Australia, el Sudeste de Asia, América del Sur, Centroamérica y África.» https://es.wikipedia.org/wiki/La_Ni%C3%B1a_(fen%C3%B3meno)

          Responder
          • Jose Miguel - 4 enero 2020 - 21:58

            Tres artículos de la Wikipedia (que en absoluto apoyan lo que tu dices aunque tu lo creas) frente a la comunidad científica internacional.

            Gracias por darme la razón, Gorki.

          • Gorki - 4 enero 2020 - 23:24

            JOSE MIGUEL la solidez y contundencia de tus argumentos, me han sacado de mi error. MUCHAS GRACIAS

            Los convencidos de la «crisis climática» sumáis un nuevo adepto. Con permiso de Edans utilizare un nuevo alias para mis proclamas ecologistas. mas acorde con mis nuevas creencias, la de ECOLITRI

          • Jose Miguel - 4 enero 2020 - 23:56

            No Gorki. No me refería a que me das la razón en la emergencia climática. Me das la razón en que eres un militante negacionista que va y se lee 10 minutos de Wikipedia y luego vienes aquí a rebatir a los científicos.

            En su día reproché a Enrique que os llamara imbéciles. Pero ahora estoy arrepentido.

  • #011
    Pedro - 4 enero 2020 - 19:20

    Es realmente una catástrofe, desde luego.

    Australia arde «por los 4 costados»… y todavía no leo nada en las redes sociales del estilo de «Salvemos Australia», como sí leí cuando ardía la Amazonia.

    Dichosas varas de medir, que nunca miden lo mismo.

    Responder
  • #012
    Xaquín - 4 enero 2020 - 20:40

    El Club de Roma (1968!!!!!) publica regularmente diversos proyectos e informes de temas de interés como:

    Deterioro del medio ambiente físico
    Crisis de las instituciones
    Burocratización
    Enajenación de la juventud
    Violencia
    Educación inadecuada
    Brecha creciente entre países pobres e industrializados
    Crecimiento urbano incontrolado
    Inseguridad en el empleo
    Satisfacción decreciente obtenida en el trabajo
    Impugnación de los valores de la sociedad
    Indiferencia ante la ley y el orden
    Inflación y disrupción monetaria.

    Dejémonos de caralladas, antes de la Greta y el Soros (o el Soros y la Greta) estuvieron dando el coñazo los masones del Club de Roma. Aún no hablaban de emergencia, pero está claro que se trataba de intoxicar a la opinión pública con informes científicos, en vez de con informes pontificios.

    Los sabios que deciden repoblar Australia con delincuentes de todo tipo, supongo que no precisamente pequeños rateros, y que disponen eliminar a todo un grupo humano (de sapiens) indígena como si fueran ratas… saben muy bien lo que se debe hacer.

    Si los fanáticos religiosos británicos fundaron USA, por que no iban a fundar Australia una panda de delicuentes y sus carceleros? Por que los carceleros, como los colonos USA saben mucho de empatía con el ecosistema donde les tocó vivir. Y así fue derivando hasta los Trump de USA y Australia.

    Y no voy a ser yo quien tire la primera piedra. Acaso los íberos y los romanos conquistadores, eran mucho mejor fauna humana, que los colonizadores europeos del territorio americano o australiano? ¿Que eran , más que mercenarios, los guerreros que iban en vanguardia de los llamados bárbaros ( y de los «civilizados» romanos)??

    Como muy bien dice el Frente Nacional de La France (ver Barón Negro, HBO) y Vox (ver cualquier telediario español), el problema está en esa gente de pensamiento único, que se deja llevar por las sirenas de la ciencia. Y que, mira tú por donde, suele pegarse más fácilmente al lado claro de la Izquierda (lo que queda de ella, porque hay parte que está tan oscura como la mayoría de la derecha).

    Y es que no se necesitan científicos, que nos quieren comer el coco, intentando aclarar los problemas ecológicos, llega con toda clase de dioses y de diablos, para saber lo que se necesita en este proceso tan complicado de «salvar a la humanidad».

    Y si, ya conozco el mantra de que internet no admite la ironía. Pero tengo demasiado claro, que el problema de entender la ironía no está en interenet, el problema está en el cerebro de los internautas. ¡Que dejen la tecnología en paz, que ella ni pincha ni corta bacalo alguno! El esfuerzo en filtrar los mensajes es mucho más vital humanamente que el esfuerzo de sacar carbón de la mina. Y «lo del carbón» si que no va «con segundas.

    Responder
    • Jose Miguel - 4 enero 2020 - 20:53

      Yo creo que ya te he cogido el tranquillo. Tu no vienes aquí a hablar de la entrada. Tu vienes aquí a escribir tus crónicas. :)

      Responder
  • #014
    Javier - 4 enero 2020 - 21:53
  • #015
    carlosm3 - 5 enero 2020 - 00:12

    Hola.
    Si tuvieramos el minimo respeto por nosotros mismos no permitiriamos esta catastrofe mundial. Vienen mente imagenes Koala ayudado por un ciclista, Kanguros saltando tierras quemadas.- Muerte, desolacion…
    Quiero ser positivo, pensar esto tiene solucion, ciudadanos del mundo reacccionaran con mas fuerza, movimiento masas todas las ciudades del mundo… arrastra a politicos tomas decisiones unanimes, llevando a cabo una verdadera politica ambiental.
    Un saludo.-

    Responder
  • #016
    Ignacio - 5 enero 2020 - 17:30

    Buenas tardes,

    Escuchemos que opina un premio Nobel de Fisica:

    https://youtu.be/oa9pdjxZGkg

    Un saludo.

    Responder
    • Enrique Dans - 5 enero 2020 - 17:45

      ¿Algún paper publicado en ciencia climática? No. Siguiente, por favor…

      Responder
    • Jose Miguel - 5 enero 2020 - 18:31

      «I did a little bit of research in Google».
      Acabemos. Vaya mierda de experto os habéis buscado. Como Gorki pero con premio Nobel.

      Tu nivel de conocimiento y especialización te puede llevar a ser el número uno en tu especialidad. Pero si eras un imbécil (o corrupto, o en venta) antes de alcanzarlo es muy probable que lo sigas siendo después. Y seguirás siendo el número uno.

      Un premio Nobel no te da conocimiento de todo Nivel Dios.

      Me parece muy atrevido lo de éste hombre. Apesta a intereses no declarados.

      Yo no me jugaría su prestigio de esa forma gratuitamente.

      Responder
      • Ignacio - 6 enero 2020 - 09:52

        Estimado Jose Miguel,

        Te invito a escuchar el repaso de Fernando Díaz Villanueva de las conclusiones del IPCC con fechas 2018 y 2019, no se han cumplido ni remotamente ninguna, luego repasa los puestos y retribuciones de los autores, impresionante, esos datos reales sí que apestan.

        Este hombre lo que ha conseguido es ser vetado de casi todos los foros y te invito a que contestes los datos que aporta en lugar de inventarte, porque te lo has inventado, supuestos sobornos o intereses espurios.

        Un cordial saludo.

        Responder
        • Enrique Dans - 6 enero 2020 - 11:51

          ¿Pero tú sabes quién es Fernando Díaz Villanueva? Yo sí, lo conozco personalmente. ¿De verdad le atribuyes alguna credibilidad a un tipo que no es más que un divulgador no científico – y sin maldita idea de ciencia – que no ha publicado JAMÁS en nada mínimamente parecido a un journal académico, y que simplemente descalifica sin tener ni idea de lo que habla? ¿De verdad le otorgas una credibilidad mínimamente comparable a la que tienen los científicos climáticos del IPCC??? ¿Pones a medios como Libertad Digital, que te aseguro que conozco bien, al nivel de los estudios científicos?

          Tienes un problema mucho, pero mucho mayor que lo que yo imaginaba. Piénsalo, de verdad. No te estoy faltando, o no lo pretendo: solo intento que te des cuenta de las barbaridades que estás diciendo en público, y peor, de las que te estás creyendo. Eres carne de fake news a todos los niveles. Preocúpate, o de lo que eres, o de en qué te has convertido.

          Responder
          • Ignacio - 7 enero 2020 - 11:56

            Estimado Enrique,

            Pues te voy a contar como llegué al programa la contra crónica, todo empezó con un comentario de Gorki que decía que su hermana escuchaba un programa de historia de Diana Uribe, una historiadora colombiana, así que empecé a ponerme el podcast de la Historia de los EEUU por la noche, al acabar, decidí que quería otro podcast de historia para por la noche y buscando encontré la contra-historia, es distinto porque trata temas de historia más concretos, pero profundiza un poco más y de ahí salté a la contracrónica.

            Lo que más me gusta del programa es que tratan de literatura, cine y actualidad internacional y que en los podcast participa gente de otros paises que mandan audios al programa, es decir, tienes a un señor de Chile que te comenta lo que está pasando el Chile, o gente que recomienda películas y te hace la crítica, desde distintos paises.

            Todas las fuentes que sigo son independientes, como tu blog, en este caso el programa se financia con las aportaciones de los oyentes, no tiene publicidad y no forma parte de ninguna cadena.

            Libertad Digital no lo he seguido en mi vida, entre otras cosas porque no tengo radio ni cable de antena, y además me parece una basura, pero si creyese que tienen buen contenido e independiente, no me daría vergüenza, porque no me averguenzo de ninguna de mis convicciones o ideas, aunque otras personas no las compartan, ya que salen de mi propio criterio.

            Aprovecho para dar mis fuentes en este comentario, por si como me pasó con Gorki a alguien le sirven:

            Nada más despertarme

            Leo unos versiculos de la biblia y hago la oración de la mañana.

            En la mañana durante el desayuno:

            – Resumen de 4 min del telediario de RTVE compartiendo la app del movil con apple TV.

            – Unos 20 minutos de lectura de blogs, Enrique Dans, Niño Becerra (cuando publica algo), Protestante Digital, BBC «My News – by topic», los temas que tengo seleccionados son Tecnology, Business, UK y UK economy, aqui no me deja leer en la app compartiendo pantalla y tengo que abrir el artículo en un navegador.

            – Por la noche alguna serie de Netflix, o Amazon Prime en el apple TV y en Echo Dot, me pongo 30 minutos de la contracrónica o la contrahistoria o si no hay Richard Vaughan Live.

            Un saludo.

    • Jose Miguel - 5 enero 2020 - 18:43

      Quizá saber que escribió un libro titulado «I am the smarter man I know» sea un poco revelador sobre la compatibilidad de ser Premio Nobel y gilipollas.

      Responder
      • Ignacio - 6 enero 2020 - 09:55

        Estimado Jose Miguel,

        No eres nadie para faltar al respeto a este señor al que no conoces de nada.

        Si te parece que los datos que da no son corrrectos te invito a contra argumentar y aportar otros.

        Un mínimo de educación, a mi me puedes parecer muchas cosas pero nunca te insultaría de esa manera.

        Un saludo.

        Responder
        • Enrique Dans - 6 enero 2020 - 11:48

          No, Ignacio, no te equivoques. Quien dice tonterías merece ser calificado de tonto. Ese tipo, por mucho premio Nobel que tenga, es un fantoche, y lo que tú cometes es una falacia de autoridad: «como es premio Nobel, lo que dice tiene que estar bien». No, no es así. Depende en que trabaje, cuál sea su especialidad y si de verdad hay investigación académica seria que soporte lo que dice. Y en este caso NO LA HAY, punto.

          Responder
          • Ignacio - 7 enero 2020 - 12:10

            Estimado Enrique,

            Te voy a contar una anecdota, corría el año 2010 y un grupo de amigos involucrados en política, por motivos que no vienen a cuento me invitaron a visitar el Parlamento Europeo, me pareció bien porque no conocía Bruselas y la visita incluía reunión con varios eurodiputados, no mencionaré el partido.

            Hubo un pequeño coloquio-debate y en este caso me dió por intervenir y defender la misma postura que tu tenías en ese momento sobre la neutralidad en la red, era la época del manifiesto por una red neutral, la verdad que me pareció que lo que allí se estaba diciendo era impresentable, así que poco más o menos que les dije que eran unos impresentables y unos vendidos y te cité como fuente para que se informasen un poco.

            No me volvieron a invitar a ningun otro evento y creo que se dieron cuenta que ,por decirlo suavemente, no era una persona «práctica».

            Cuando tienes lectores que piensan por si mismos, el problema es que muchas veces van a estar de acuerdo contigo y otras no o como en este caso, no totalmente, pero eso no quiere decir que sean imbeciles.

            Un cordial saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG