Sobre la salida de Larry y Sergey

Marimar Jiménez, de Cinco Días, me llamó ayer para preguntarme acerca del abandono de los confundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, de la dirección general de Alphabet, Inc., el holding que en su momento crearon para asegurar la diversificación de sus intereses de inversión en torno a proyectos a muy largo plazo, a proyectos como los de la conducción autónoma, el estudio y la prolongación de la vida humana, la automatización del hogar, la inteligencia artificial, las ciudades inteligentes, la provisión de acceso mediante fibra o mediante globos, los drones de reparto logístico o las turbinas eólicas, entre otros.

Hoy, Marimar publica en Cinco Días una noticia titulada «Google busca que el resto de empresas de Alphabet se orienten a la rentabilidad» (pdf) en la que cita algunos de los temas que le envié por correo electrónico. Básicamente, hablamos de dos multibillonarios que iniciaron su proyecto hace más de dos décadas, que ahora tienen el pelo tirando a canoso, y que se han hartado de dedicarse a algo que nunca les gustó, la dirección de empresas, y quieren vivir la vida. Para ello, colocan a la persona que ha dirigido los destinos de Google durante los últimos años y la ha llevado a una razonable estabilidad de resultados – a riesgo de perder su cultura empresarial característica, pero eso es otra cuestión – al frente del resto del holding, y tratarán de, simplemente, dedicarse a otros temas. A partir de ahora, con sus confundadores en retiro voluntario, ya no es la misma compañía que estos cofundaron, ni su misma cultura, ni su misma filosofía. Es otra cosa, dedicada a ser rentable en la medida de lo posible, a poner los proyectos en valor o cerrar los que no interesen, y a mantener una gestión empresarial razonable que pueda mantener bajo control proyectos con tanto potencial como los que hay bajo el paraguas de la compañía.

A continuación, el texto completo del correo que envié a Marimar hablando del tema:

La salida de Larry Page y Sergey Brin del holding Alphabet, que incluye tanto a Google como a todas las pequeñas pero inmensamente prometedoras compañías que se formaron siguiendo sus aparentemente locas ideas, responde simplemente al interés de dos multibillonarios por ser felices dedicándose a otras cosas. En ningún caso supone ningún fracaso del modelo Alphabet, que lejos de reflejar ninguna obsesión por el abecedario de sus fundadores, implicaba apostar (“bet”) por compañías en fase “alpha” o muy temprana, que iban desde la conducción autónoma hasta el estudio de las causas de la muerte, el rediseño  de las ciudades para hacerlas inteligentes o la sensorización del hogar, sino incluso un refuerzo de la misma. Esas compañías están diseñadas para ser enormemente rentables, pero no hoy o mañana, sino cuando sean capaces de solucionar algunos aspectos de los problemas que llevaron a sus fundadores a crearlas. 

En este sentido, la designación de Sundar Pichai, hasta ahora CEO de Google, como futuro CEO de Alphabet indica que los fundadores dan por buena su gestión en Google, caracterizada por buenos resultados económicos pero por una sistemática destrucción de lo que era una de las culturas más características de Silicon Valley, centrada en las libertades individuales de los empleados, para convertirla en una empresa mucho más “convencional”. Aplicar esa misma filosofía al resto de empresas de Alphabet puede tratar de llevarlas a su segunda fase, menos “experimental” y más orientada a la rentabilidad futura, mientras sus fundadores originales se dedican a disfrutar de lo ganado. 


This article was also published in English on Forbes, «What next for Google after Larry and Sergey’s departure?«

この記事は日本語でも出版されました, «創業者2人が退任 グーグルの今後はどうなる?«


7 comentarios

  • #001
    Marcos - 5 diciembre 2019 - 12:01

    Pecaré de inocente, pasional e iluso, de manera consciente pero diré que me da lástima que propuestas que podrían venir a revolucionar un sistema hasta cierto punto tóxico y que necesitaba ser revisado y mejorado, no hayan conseguido este objetivo y que hayan acabado siendo fagotizadas por dicho sistema.

    Esto también se extrapola al departamento cultural y social, como tú mismo, Enrique has comentado en no pocas ocasiones y de forma reciente. Es de lo que se queja el padre de este llamado gran invento, el peligro que se corre debido a lo que ha acabado trasformándose todo.

    Pero eso es otra cuestión, como bien dices hoy…., supongo.

  • #002
    Enrique - 5 diciembre 2019 - 12:08

    Me gustaría preguntar qué libertades individuales adicionales tenían los empleados de Alphabet sobre los de Microsoft, General Electric, Coca-Cola o Johnson & Johnson en EEUU.

  • #003
    Pedro Torres Asdrubal - 5 diciembre 2019 - 14:36

    20 años en los que hemos visto una titanica lucha entre el modelo «libre» de Larry y Sergey, frente al propietario de Steve, siendo este último el que ha tenido un poco más de «éxito».

    De niño constaté la derrota del comunismo que despreciaba al individuo, frente a la economía de mercado.

    El mercado manda. Ojalá en décadas venideras vea a Apple seguir el camino del Banco Popular, mientras que Google mantiene su apuesta por ser social.

    Google, don’t do EVIL!

  • #004
    menestro - 5 diciembre 2019 - 17:19

    Entre los especialistas en cultura del esfuerzo y los análisis finos de la realidad de algunas de las empresas más competitivas de la industria tecnológica, esto cada vez parece más la barra de un bar.

    En eso sí somos lideres mundiales indiscutibles.

    Google ya no es un buscador donde posicionar blogs. Amazon, tampoco es una tienda de libros. Ni un selvático animal.

    Desde hace casi 5 años que Sergei Brin y Larry Page no están en la dirección activa de Google, salvo en el consejo de administración de Alphabet, participando en side projects., «mutis mutandis» .

    En ese corto periodo de tiempo, el escenario del negocio tecnológico ha experimentado lo que podríamos denominar un profundo ‘Sea Change’, por describirlo en términos dramáticos, y no sólo en el ‘revenue mix’ de Google. Y lo que viene.

    Si se desconoce el ‘momentum de negocio’ de una empresa, las críticas suelen estar dirigidas a una ociosa revisión de cliches.

    (En nuestro país, pocas empresas han superado el gap que las separaba de la cultura empresarial de los años 50. Ahí estamos todavía.)

    «Page announced a major management restructure in October 2014 so that he would no longer need to be responsible for day-to-day product-related decision making»

    «Page has not been on any press conferences since 2015 and has not presented at product launches or earnings calls since 2013. The Bloomberg Businessweek termed the reorganization into Alphabet as a clever retirement plan allowing Page to retain control over Google, at the same time relinquishing all responsibilities over it.»

    «Page said: «I think my job as CEO—I feel like it’s always to be pushing people ahead.»

    Where in the World Is Larry Page?

    Google has ‘outgrown’ its 14-year old mission statement, says Larry Page

  • #005
    Gorki - 5 diciembre 2019 - 17:35

    Si yo fuera rico (El violinista en el tejado)

    Los hombres más importantes vendrán a adularme. Me pedirán consejo como a Salomón el Sabio.
    – «Si no le importa, Reb Tevye».
    – «Perdone, Reb Tevye».
    Con problemas que pondrían bizco a un rabino.

    Y no importará si mis respuestas fuesen ciertas o falsas. Cuando eres rico se creen que lo sabes todo.

    Si fuera rico tendría el tiempo que me falta para rezar en la sinagoga, sentarme a lo mejor, junto a la pared del este y hablaría de los Libros Sagrados con los eruditos siete horas al día. y eso sería lo mejor del mundo….

    Si yo fuera un hombre adinerado, no me mataría a trabajar

    .
    Quizá se han dado cuenta de repente, que son inmensamente ricos.

  • #006
    Xaquín - 5 diciembre 2019 - 19:28

    Y sigo diciendo que, si se supiera mejor la historia de Roma, republicana e imperial, la historia de la humanidad estaría, a partir de la previsible desaparición del imperio romano, menos jalonada de paseos por la inanición evolutiva más absoluta. En fin…

  • #007
    Kano - 6 diciembre 2019 - 09:19

    What??
    En los últimos 25 años ha cambiado TODO en la sociedad. Desde el ocio al conocimiento. Hace 25 años si querías saber algo de una materia concreta, tenías que coger un tren e irte a la biblioteca de la capital más cercana.
    Hoy puedes consultarlo en tu móvil en 3 minutos.
    Los coches conducen solos, las oficinas bancarias son parte del pasado … quieres más ejemplos?

    Y creo q un gran actor de todo esto es google.

    Solo me queda dar las gracias por todo lo que nos han dado y esperar a ver el futuro.

    Lo que hace 25 años eran las petroleras (empresas referente) hoy son las tecnológicas dejando a las petroleras como antiguos dinosaurios. Veremos en 25 años quien ocupa estos roles.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados