El síndrome Libra

IMAGE: Gerd Altmann - Pixabay (CC0)

La comparecencia de Mark Zuckerberg ante el Congreso de los Estados Unidos, supuestamente para someterse a preguntas sobre sus intenciones con respecto al lanzamiento de su moneda digital, Libra, terminó siendo una intensa y fundamentalmente hostil sesión inquisitorial sobre toda la actividad de la compañía y los importantísimos problemas que plantea para la normalidad democrática del país, que además, dejó a los congresistas igual de preocupados igual o más preocupados de lo que estaban antes de que el fundador de la compañía entrase por la puerta. Afortunadamente, en esta ocasión, los congresistas habían hecho mejor sus deberes que en otras comparecencias anteriores: las preguntas que hicieron al fundador de la compañía tenían sentido, y no se limitaban a señalar la ignorancia de quienes preguntaban.

Según la mayoría de los analistas, los planes de futuro de la compañía con respecto al lanzamiento de Libra están ahora seriamente comprometidos, y la van a llevar no solo a posponer su posible lanzamiento hasta resolver todos los problemas regulatorios, sino incluso a enfrentarse a problemas más graves con respecto a la regulación de la esencia de su actividad.

¿Es Libra una buena idea? Muy posiblemente sí. Que el dinero evoluciona para hacerse digital resulta cada vez más evidente, que esa transición posiblemente sea interesante y aporte valor a la hora de poner bajo control determinados problemas también lo es. Sin embargo, que la transición hacia el dinero digital termine convirtiéndose en una privatización del dinero llevada a cabo por uno de los actores más irresponsables, problemáticos, temerarios e irrespetuosos con la privacidad de la historia empresarial reciente es algo que hace sonar todas las alarmas, y que convierte en buena casi cualquier otra alternativa. Contrariamente a lo que afirma Mark Zuckerberg, un proyecto como Libra no refuerza el liderazgo norteamericano, sino que se convierte automáticamente, tan solo por tener a Facebook detrás, en el anuncio de un problema muy importante. ¿Qué vamos a hacer cuando Facebook, como le ha ocurrido en numerosas ocasiones, permita que nuestra información financiera y nuestro historial de transacciones caiga en manos de delincuentes? ¿O cuando permita que sus anunciantes accedan a él mientras lo niega con semblante impasible, para terminar, como siempre, pidiendo disculpas? ¿Y cuando se descubra que esos datos son utilizados por la propia compañía o por terceros para manipularnos? Todas esas cosas ya han ocurrido anteriormente en Facebook, y nada indica que no vayan a volver a pasar.

El «síndrome Libra» es lo que ocurre cuando un elemento de tu estrategia, en este caso el lanzamiento de una moneda digital, hace que los políticos de tu país se replanteen ya no la idoneidad de ese movimiento, sino muchas cosas más. En este momento, el problema al que se enfrenta la clase política norteamericana y el país en su conjunto es que nada asegura que los gravísimos sucesos de interferencia en el proceso electoral ocurridos durante las elecciones presidenciales de 2016 que contribuyeron a llevar a la Casa Blanca a Donald Trump no vuelvan a repetirse en las ya próximas presidenciales de 2020. Peor aún: algunos factores, de hecho, parecen apuntar a que podrían perfectamente repetirse, y poner de nuevo una campaña artificialmente adulterada ante los ojos de los votantes norteamericanos. El torpe intento de Zuckerberg por disfrazar su incapacidad para asumir su responsabilidad sobre lo que sucede en su plataforma como supuesta libertad de expresión, cuando lo que es realmente es una optimización algorítimica de la desinformación y la mentira, ha podido empeorar las cosas más aún, como bien demostró Alexandria Ocasio-Cortez dejando al fundador de Facebook en silencio y sin argumentos posibles al respecto.

Si Facebook o cualquier otra red social no es capaz de controlar lo que ocurre en su plataforma durante un proceso electoral, debería impedirse que fuese utilizada como un canal válido durante las campañas, que los candidatos o partidos políticos las considerasen en sus presupuestos. Eso probablemente abriría otro escenario problemático, la posibilidad de que aún así, siguiesen siendo utilizadas pero sin etiquetar las acciones como propaganda electoral, pero ese escenario alternativo es, en cualquier caso, mejor y con más posibilidades de control que el anterior, en el que los políticos simplemente tenían carta blanca para manipular y crispar a su antojo. Cualquier escenario es mejor que una repetición del escalofriante escenario de las elecciones presidenciales de 2016, probablemente las más crispadas de toda la historia reciente de los Estados Unidos.

El «síndrome Libra» debería hacer que la clase política se replantease muchas cosas, tratase de regular otras, y sobre todo, protegiese la democracia de la influencia de actores irresponsables y peligrosos incapaces de controlar lo que sucede bajo sus mismas narices. A lo largo de su corta historia, Facebook ha conseguido normalizar cosas que nunca deberíamos haber visto como normales, y ha provocado efectos verdaderamente preocupantes sobre la sociedad norteamericana y de muchos otros países. A ver si su intento de poner en marcha Libra nos lleva a todos, políticos y ciudadanos, a replantearnos toda su actividad.


This article was also published in English on Forbes, «The Libra syndrome«


8 comentarios

  • #001
    Javier Abascal - 25 octubre 2019 - 16:01

    No entiendo la propuesta de valor basada en lugares comunes que se repiten machaconamente. Nos dices:

    «¿Es Libra una buena idea? Muy posiblemente sí. Que el dinero evoluciona para hacerse digital resulta cada vez más evidente, que esa transición posiblemente sea interesante»

    Imagínate que no sé de que hablas, lo primero al leer tu párrafo es pensar que tú tampoco tienes mucha idea de para que sirve, lo digo por el posiblemente.

    Ideas sueltas:

    * Tengo un billete de 10€ en el bolsillo ¿es una buena idea? pues ni si ni no, pero sé que tengo 10€ en el bolsillo con validez casi mundial. Estoy acostumbrado al cash y conozco su entorno.

    * Tengo en una cuenta de la UE, 10€, y accedo digitalmente a ellos para comprar uana camiseta de Primark, de esos que vacilais que son malos y que no sirven de mucho. Saco mi tarjeta y compro la camiseta por 2.95€. Sin problemas. Ojo es digital. Estoy acostumbrado a las tarjetas de débito y conozco su entorno.

    * Ahora vienes tú y me dices que posiblemente sea buena tener 10 libras de FB porque son digitales.y pones la frasecita de marras que es evidente, que posiblemente, que será cada vez más interesante, con esos NO ARGUMENTOS, la libra de FB la considero una incógnita eso si digital que me va a dar problemas de cabeza más que aportarme valor ¿Qué valdrá mañana? ¿quien la va a aceptar? ¿está mi privacidad asegurada con su uso? y mil preguntas más. Por tanto si no me aporta valor y me aporta dudas, es una estafa hablar de algo que no conocemos su entorno. Pero seguro que seguirás dándole un hueco en tu blog. ¿¿¿Why???

    Responder
  • #002
    Javier - 25 octubre 2019 - 17:56

    Hace un tiempo me picó el bichito de seguir la actividad de Yuval Noah Harari. En una de sus tantas charlas con sus anfitriones:

    – Christine Lagarde
    – Google Team
    – etc

    Tuve la desagradable (no exagero) experiencia de escuchar al amiguito de marras. Confieso que fue la única de todas las conferencias que no quise terminar de ver.

    Era asqueroso escuchar a Mark Zuckerberg justificar los motivos por los que Facebook es bueno (actualmente) para la sociedad. Lo bueno es que Yuval no se callaba y respondía abierta y directamente a sus justificaciones, pero Mark «Robot» Zuckerberg no se dio (o no se quiso dar) por aludido. Pero era un evento público y «social»: si hay desaveniencias, no se arreglan en público.

    Pero verlo ayer tragar saliva, tartamudear y con las cejas levantadas cuando Alexandria Ocasio-Cortez lo acorralaba a preguntas… yo buscaba el botón de «Me gusta» y solo podía pensar una cosa: …IBM 1969…

    Responder
  • #003
    Gorki - 25 octubre 2019 - 19:54

    Hoy no toca crisis climática.

    Que Libra es un intento que el dinero digital termine convirtiéndose en una privatización del dinero,. estoy de acuerdo, pero en el mismo grado que la tarjeta Visa, en cuanto que en manos de particulares queda el crear dinero digital de la nada.

    ¿Es eso bueno o malo? – Sinceramente no lo se, no soy economista ni experto en flujos monetarios por tanto soy incapaz de vislumbrar las consecuencias beneficiosas o perversas que esa posibilidad pueda tener.

    Lo que si opino es que Libra no es nada nuevo, el dinero digital existe desde el momento que tu banco es el que paga todos los recibos que llegan a tu nombre, comunidad de vecinos, electricidad, colegio de los niños, …. con dinero también digital que entra en tu cuenta corriente, sueldos, rentas,…¿Que diferencia es que pagues en libras o en euros? Yo no la veo.-

    ¿Es un riesgo que el dueño de Libra sea Zuckerberg? – Indudbemente, casi seguro que nuestros datos se venden . Pero, ¿ Alguien está seguro de que Patricia Botín, o quien sea el dueño de tu banco, no informa de los datos de tu contabilidad?. Lo que es seguro es que informa a Hacienda, que como extorsionador, nada tiene que envidiar a la Mafia y no sabemos si se lo dice a alguien mas., lo cual no me extrañaría en absoluto. Pensar que el único malo de la película es Zuckerberg es bastante infantil.

    Lo que no veo es que sea la cosa un monopolio en manos de un señor. Estoy seguro que si Zuckerberg tiene éxito y gana dinero con ello, no tardaran en aparecer los Doblones de Bezós, los Chelines de Google y los Denarios de Soros. El problema en cada caso, es la seguridad que da el emisor, y eso hay muchos que pueden dar una razonable buena imagen, o al menos mejor que la que pueda dar el Gobernador del Banco de España, (Alguien recuerda, que por esos puesto han pasado personas tan «ilustres» como Mariano Rubio, y Miguel Angel Fernandez Ordoñez)

    Responder
  • #004
    Sachse - 26 octubre 2019 - 08:10

    Emergencia climática, Sr. Gorki … se dice emergencia climática. Hay que estar enterado de las nuevas directrices.

    Responder
    • Gorki - 26 octubre 2019 - 10:36

      Todita la razón, Emergencia climática, Dana y Ciclogénesis explosiva,

      Cada día nos cuesta más estar al día a los que aprendimos meteorología con Mariano Medina. ¿Cuanto daño hizo ese fascista?

      Responder
      • Javier Vega - 26 octubre 2019 - 12:37

        Conozco personalmente a la familia Medina, y me parece una falta de respeto por escribir un comentario que se cree gracioso insultar sin venir a cuento.

        Responder
        • Gorki - 26 octubre 2019 - 15:30

          No te conozco en absoluto, pero seguro que eres un «esaborio»

          Responder
        • Pedro Torres Asdrubal - 28 octubre 2019 - 14:05

          No Enrique, Libra no es una buena idea y por eso la abandonan.

          ¿Qué gran problema soluciona Libra? Ninguno.

          ¿Cual es su #KillerApp? ¿Para qué será indispensable?

          Por muy «malo» que haya sido FB manipulando las elecciones y poniendo a Trump en la CasaBlanca, Libra es un método de pago tan necesario como los Petros bolivarianos.

          Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG