Bloqueando al que bloquea al bloqueador

IMAGE: Anti-Adblock Killer

Conociendo cómo funciona la web, era tan solo una cuestión de tiempo: si los ad-blockers nacieron para que los usuarios pudiésemos evitar la publicidad en las páginas web, y los anti-adblockers surgieron para que las páginas pudiesen reconocer que el usuario tenía un ad-blocker instalado y le conminasen a deshabilitarlo para acceder a sus contenidos, ahora aparecen los anti-adblocker-blockers o anti-adblocker killers, que permiten a los usuarios mantener sus ad-blockers activos y funcionando cuando algún sitio les exige que los deshabiliten.

Si todo ello te parece un trabalenguas, es porque lo es. Los ad-blockers son, sin duda y como ya hemos comentado en numerosas ocasiones, la mayor acción de boicot colectivo de la historia de la humanidad, pero una vez que un usuario da el paso de instalarlo, se encuentra a menudo con páginas web que le deniegan el acceso a sus contenidos si no deshabilita su ad-blocker, con la consiguiente incomodidad. En algunos casos, la reclamación puede ser razonable, particularmente si la página que lo solicita utiliza formatos de publicidad razonables y no molestos. Pero en muchos casos, ni siquiera es así, y al deshabilitar el ad-blocker nos encontramos con la consiguiente invasión de publicidad molesta o ultra-segmentada, aunque hayamos utilizado un protocolo, «Do not track», que los anunciantes han decidido mayoritariamente no respetar y que, por consiguiente, ya no sirve para nada.

¿Qué sentido tiene empeñarse en perseguir a un usuario y en bombardearlo insistentemente con mensajes repetitivos, cuando el propio usuario ha dicho no solo que no quiere que le hagas eso, sino que además, le parece profundamente inquietante y siniestro? La publicidad online tiene un verdadero problema: está gestionada por directivos completamente carentes de una noción tan básica como el respeto al usuario.

En la web de hoy, utilizar un bloqueador de publicidad es una opción absolutamente lógica, y completamente necesaria si quieres llevar a cabo una navegación mínimamente eficiente. La discusión legal sobre si los ad-blockers son o no una opción legal está completamente cerrada: todos los casos que fueron llevados a juicio por propietarios de páginas se han fallado dando la razón a los usuarios, como no podía ser de otra manera considerando que la acción de bloqueo afecta a los equipos que son propiedad de ese usuario y al ancho de banda que también paga él mismo. La publicidad es un modelo de negocio que, para sobrevivir, necesita gestionar delicadamente la relación con el usuario, y muchos años de abuso han destrozado esa relación hasta el punto de que varios cientos de millones de usuarios en todo el mundo no quieren absolutamente nada que tenga que ver con ella.

Harán falta muchos años para restaurar esa relación, y es posible que, en algunos casos, no se consiga nunca. Mientras tanto, si quieres hacer una publicidad eficiente, acostúmbrate a mirarla desde el otro lado, a entender las molestias que puede generar, y a exorcizar los demonios que han generado muchos años de hacer mal las cosas. Todo lo demás es desperdiciar tiempo, atención y dinero.


This post is also available in English on my Medium page, «Blocking the blocker who blocks the blocker«


10 comentarios

  • #001
    Xaquín - 26 julio 2019 - 19:05

    Empecé a pensar en escribir algo, pero quedé totalmente bloqueado.

    Responder
  • #003
    Gorki - 26 julio 2019 - 19:48

    Desde luego tengo perfecto derecho a poner en mi ordenador las condiciones para permitir descargas de ficheros en mi ordenador que me de la gana. Por tanto si pongo un adblock o no es algo que solo depende de mi voluntad.

    Sin embargo igualmente creo que un propietario de una página web tiene derecho a permitir ser descargada si se cumplen las condiciones que el imponga, y ciertamente una de ellas es que si yo tengo un Adblock el no permite la descarga.

    Claro está, que le puedo engañar. pero eso si entra ya en hacer cosas que no tengo derecho, l como diria Sanchez No es No y no tengo derecho a entrar por la fuerza.

    Cuando entro, (de carambola), en un lugar como «El Pais » o «EL Español» que solicitan correcta, pero firmemente, que quite mi Adblok, como no estoy dispuesto, simplemente doy marcha atrás, abandono la página, y busco el contenido en otro lugar como por ejemplo, «El Mundo», que no tiene ese condicionante y que me informa perfectamente de lo que me interesa.

    Para qué voy a hacer algo con quien no lo desea, si hay cientos de lugares que se alegran de que entre en su página y la lea. Allá ellos, si desprecian mi visita.
    .

    Responder
    • Asier - 27 julio 2019 - 17:20

      Es lo mismo, Gorki. Desde el momento en el que instalaste el adblock ya estabas inclumpiendo sus condiciones o haciendo algo que no desean que hagas.

      Si ahora encuentro la manera de que no se den cuenta de que utilizo adblocker, es lo mismo que cuando bloqueaba su publicidad sin que lo supieran.

      Responder
    • Dedo-en-las-llaga - 30 julio 2019 - 17:05

      Ya le digo yo que ninguno de esos medios que cita, «informa perfectamente de lo que me interesa», y eso con, sin, consin, sincon, adblok, anti-adblok, anti-anti-adblok, y lo que se quiera y anti se quiera…

      Responder
  • #006
    Victor - 26 julio 2019 - 20:00

    La publicidad lleva años empeñada en ser lo más molesta e irritante posible, luego se extrañan de que los mandemos a cascala. Un truquito: yo tengo también una extensión llamada popup blocker for ff. Cuando te plantan el mensaje de que quites el adblock, con esa extensión le das a «eliminar la ventana superpuesta» y bye bye.

    Responder
  • #007
    César - 27 julio 2019 - 14:57

    Hola.

    Pués llevo ya unos meses con un Pi-hole en mi red privada y divinamente: no publi, no trackers (o al menos tendiendo a cero) y alguna sorpresa (como lo es el comprobar cuántas «llamadas a casa» hace una Smart TV).

    También he decidido cerrar cualquier acceso a Facebook.

    Con las mismas, Pi-hole complementado con un servidor de VPN (Pi-VPN) para mis dispositivos móviles en itinerancia.

    Solución sencilla y muy barata. Así que lo dicho, encantado de la vida.

    Responder
  • #008
    Muadib - 27 julio 2019 - 18:05

    No habeis usado el navegador Brave?? Tiene un bloqueador de publicidad de manera intrinseca, ello (aparte de bloquear la publicidad) lo hace mas veloz que muchos otros navegadores.

    Responder
  • #009
    ALAN TURING - 27 julio 2019 - 20:39

    Quizás a lo mejor convendría bloquear menos y escuchar más. Por otro lado también quería decirle Enrique que perdone si en alguna ocasión he usado su blog para dar opiniones demasiado controvertidas que hayan podido perjudicar a terceras personas. Le ruego acepte mis disculpas.

    Responder
    • ALAN TURING - 27 julio 2019 - 21:11

      Y por favor, tenga a bien borrar todos los mensajes míos que sea necesario si así lo estima conveniente.

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG