Más paradoja de la tolerancia

IMAGE: Pictoline

Facebook decide aplicar la paradoja de la tolerancia originalmente enunciada por el filósofo Karl Popper sobre la que ya hablamos anteriormente, y excluye de su plataforma a una serie de personajes y organizaciones que van desde la extrema derecha al islamismo radical y que tenían en común el recurso constante al llamado discurso del odio.

Incluso en un país cuya primera enmienda constitucional establece que el estado no puede perseguirte en función de lo que digas o pienses, es importante tener en cuenta que tal enmienda no quiere decir que todos estén obligados a escuchar lo que piensas, a hospedarlo en su plataforma o a tratarte con tolerancia cuando predicas lo contrario. Si, en función de lo que piensas o dices, eres aislado, sometido a cordones sanitarios, insultado o excluido, es tu problema por pensarlo o decirlo, no el problema del estado.

A pesar de no haberlo hecho especialmente bien y de haber permitido durante horas que los excluidos hiciesen toda una campaña publicitaria y trasladasen toda su actividad a otras plataformas, la decisión de Facebook tiene todo el sentido del mundo, y debería ser imitada por todos aquellos que gestionan una plataforma, porque la tolerancia ilimitada conduce irremisiblemente a la desaparición de la tolerancia. Una sociedad madura no es necesariamente una en la que todo se puede hablar, sino una que aprende a definir bien los límites de lo que se puede hablar y lo que no.

El problema, lógicamente, surge cuando esas plataformas operan en países en los que la intolerancia se ha convertido en una opción políticamente muy representada, o que incluso ha llegado al gobierno. Para algunas redes sociales, eliminar la intolerancia significaría excluir, por ejemplo, a una parte significativa de los políticos republicanos en los Estados Unidos, y posiblemente incluso al mismísimo presidente del país. Cuando ese tipo de discursos intolerantes llegan a ser representativos de una parte importante de la población o incluso llegan al poder, entonces es cuando la sociedad tiene un verdadero problema, y las redes sociales pasan a ser, simplemente, un reflejo de un problema mucho más importante.

Mientras no entendamos que las reglas de la sociedad evolucionan con el tiempo, y que cosas que resultaban perfectamente correctas y que podían someterse a discusión hace algunas décadas hoy no merecen siquiera poder ser planteadas, seguiremos arrastrando el problema.


This post is also available in English in my Medium page, «Facebook grapples with the paradox of tolerance«


34 comentarios

  • #001
    Anon - 3 mayo 2019 - 11:25

    No sé, a mí esto no me parece correcto. PJW fue echado incluso de su Instagram (!) sin haber roto ninguna regla. La verdad que no veo justificación en su caso para echarle de Facebook y que así estamos bajando por un tobogán muy resbaladizo en lo que a la definición de intolerancia respecta.

    Responder
  • #002
    Gorki - 3 mayo 2019 - 12:08

    El problema , es el de siempre , ¿Quien censura al censor?

    Responder
    • Francisco José - 3 mayo 2019 - 17:19

      El problema es no saber que todos los estados tienen leyes que regulan los comportamientos de personas y organizaciones; discursos no permitidos, como el ensalzamiento del terrorismo; comportamientos no permitidos, como saltarse las leyes a la torera (últimamente el nacionalismo catalán, y otros). Salvo en los casos de terrorismo, en todos los demás FB no debería inmiscuirse, me refiero a los discursos de partidos nacionalistas de todo tipo y condición: PNV, ERC, BILDU, VOX, PODEMOS (para mí bastantes de sus componentes están en la extrema izquierda, como bastantes de Vox lo están en el otro lado). Todos los que he mencionado son libres de exponer sus ideas, pero no lo son para saltarse las leyes sin previamente modificarlas o derogarlas con todas las garantías que tales circunstancias precisan (pueden decir o pensar lo que deseen, lo que no pueden hacer es lo que les da la gana).

      Responder
    • ALAN TURING - 4 mayo 2019 - 03:54

      El único que está obligado a respetar la libertad de expresión (con algunos límites) es el Estado, pero las empresas privadas y los particulares no estamos obligados a admitir cualquier opinión expresada de cualquier forma. Por ejemplo, los periódicos tienen línea editorial y no están obligados a publicar artículos que vayan en contra de ella.

      Pues con las redes sociales pasa lo mismo: son empresas privadas que no tienen porque aguantar que un puñado de indeseables las utilicen para propagar el odio.

      Responder
      • Antonio - 6 mayo 2019 - 16:21

        Dependerá de si es un «medio de información» o una «plataforma». En el primer caso, puede censurar lo que quiera, pero debe regirse por una regulación específica que le hace responsable, entre otras cosas, de cualquier cosa que publiquen sus usuarios. Si se trata del segundo caso, sólo sus usuarios son responsables de su opinión, pero ya no debe entrar en la censura.

        Responder
        • ALAN TURING - 7 mayo 2019 - 01:41

          No se trata de censurar, se trata de que las empresas privadas tienen derecho a que su imagen no se asocie a contenidos como el terrorismo o el discurso del odio.

          Responder
  • #007
    Gorki - 3 mayo 2019 - 12:17

    Igual que censuramos a los de extrema derecha, por su «discurso del odio·», podemos censurar a los de extrema izquierda, por su «discurso del odio·». Pero ¿Quien es el que se erige en juez, para decir donde está el limite que separa a la derecha, de la extrema derecha y a la izquierda, de la extrema izquierda.’

    ¿Podemos censurar a VOX , ya «Todas Podemos» como partidos extremistas? – Creo que entramos en un terreno muy peligroso que conduce al «PENSAMIENTO UNICO»

    Responder
    • Raúl García Kidd - 3 mayo 2019 - 13:33

      Secundo!

      Responder
    • Lucas - 4 mayo 2019 - 08:43

      Totalmente de acuerdo. Al final sólo estará permitido ser políticamente correcto. Y quien decide lo políticamente correcto? Los medios de comunicación controlados y presionados por lobbys. La gente es lo suficientemente madura para decidir a quien votar.

      Responder
      • Dante - 5 mayo 2019 - 05:25

        La gente es lo suficientemente madura para decidir a quien votar.

        presidentes o emperadores que fueron elegidos democráticamente

        – Adolf Hitler
        – Hugo Chavez
        – Donald Trump

        y muchos mas creo que esos son los mas conocidos una persona no somos distinguir las verdades o las mentiras que dice una persona si eso fuera las mujeres sabrian eligir su pareja no tendrian parejas que les mienten o que les pegan lo mismo con los hombres elegir es facil pero saber lo resultados que llevaran a tu elecion es dificil dado que muchas veces nos dejamos llevar por las cosas que nos dicen por que la verdad nunca podremos saber las intenciones de un tercero si no son evidentes a simple vista solo queda confiar su palabra y eso de los lobbys tambien estas mal

        la mayoria de protestas que hizo la gente para exigir resperto por que fueron sometidos como los negros que tubieron que exiguir sus derechos dado que mucho tiempo se les vio como sub humanos lo politicamente correcto como no ofender los homosexuales la gente por su religion o no ofender la gente por su color es lo correcto por que a si podemos convivir sin matarnos el uno al otro

        Responder
    • Pedro Torres Asdrubal - 9 mayo 2019 - 14:02

      Querido Gorki,

      Decía un juez que la diferencia entre erotismo y pornografía era muy difícil de definir por escrito, pero que si lo veía lo tenía claro.

      El pensamiento único es como el «lavado de cerebro», que todo el mundo le tiene tanto miedo cuando la realidad es la contraria, que lo realmente complicado es limpiar una cabeza llena de mierda.

      Responder
  • #012
    Clara de Huevo - 3 mayo 2019 - 12:58

    Cuando alguien(1) afirma que en el Congreso han entrado partidos que no creen en el estado de derecho ¿Está reafirmando su tolerancia o su intolerancia? No es equivalente a las medidas de FB. Que no se oiga lo que yo quiero que no se oiga. ¿Qué se le ha perdido a FB en la fiesta de la democracia?. Salvo sacar dinero de los datos, e importarle literalmente una mierda su “producto”, o sea sus usuarios.

    Sabiendo quien ha pronunciado esas palabras, tu opinión se inclinará normalmente hacia ese lado o al contrario, si no lo sabes te tendrás que preguntar ¿es un intolerante radical o un tolerante alarmado?
    En definitiva cuando Popper rechaza la intolerancia, tiene su nivel de coherencia y rechaza es el nacionalismo radical sionista, racista p.ej. con los palestinos. Más “centrado” parece Popper. !!

    Cuando un descendiente ideológico de los valores de “ese nacionalismo excluyente, único, grande e indivisible” pronuncia las palabras del príncipio del post, está por definición carente de coherencia, sólo es intolerante con el nacionalismo de los demás, manifestando su alarma con la ideología en sus antípodas, y les acusa de ser intolerantes por ser distintos de lo que él mismo propugna, ¿es coherente? ¿Deber ser censurado en FB, twitter,…?

    Enrique, ¿Sería democrático o fascista cerrar y censurar p.ej. a simpatizantes de Vox, Bildu, ER,… ?
    A los islamistas radicales Ok, al extremista Alex Jones OK… ¿Pero donde está el fiel de la balanza? quien si y quien no. ¿No son ideas simplistas para “arrastrar el problema”? Si dejamos que el “censor” sea el que se hace rico con nuestros datos apañados estamos. Yo prefiero que se deje vía libre, y Si alguno de los aludidos infringe la ley con “su libertad de expresión”, por ejemplo “enalteciendo el terrorismo” o “infringiendo la ley con su discurso del odio” se le juzgue y en su caso a la sombra.

    (1): Ortega Smith en https://www.voxespana.es

    Responder
  • #013
    Enrique - 3 mayo 2019 - 15:26

    A mi esta ola de extrema-censura en la época de la sociedad hipersensible no me extraña nada. Que sea defendida por ambos extremos políticos me sorprende todavía menos, podemos definir a ambos como neofascistas sin ruborizarnos.
    Que se justifique desde sectores supuestamente liberales es lo que me hace temblar pensando en lo que está por venir.

    Responder
    • Dante - 5 mayo 2019 - 05:35

      hipersensible yo diria tener la calidad humano cuando un grupo descrimina otro grupo pueden ocurrir matanzas

      https://www.clarin.com/new-york-times-international-weekly/extremismo-blanco-expande-vinculandose-internet_0_Jyi_n-cHM9.html

      hitler odiaba los judios que te digan que eres un mal q insulte tus raices y que te ofendan como persona no es ser hipersensible

      como dicen la tolerancia tiene sus limites cuando te agreden ejemplo puedes ser tolerante con tu vecino pero si el te amenaza te violenta puedes responder

      tolerar la intolerancia es lo mas tonto es como tolerar un pedofilo o un asesino

      prefiero sociedad hipersencible que una incesible como lo que promulgan los milenias de 4 chan

      Responder
  • #015
    Marcos - 3 mayo 2019 - 15:41

    Ni creo en la censura ni tampoco en cerrar las puertas a este tipo de pensamientos o acciones; existen, hacer que pasen al ostracismo a la fuerza, contradictoriamente no va a hacer que desaparezcan sino todo lo contrario.

    Es un poco, como lo toros (a mi modo de verlo). Las plazas deben de cerrarse cuando no salga rentable, cuando la gente crea que no es algo beneficioso acudir a ellas, cuando decidan no ir y nadie quiera financiarlo.

    No se trata de censurar otras corrientes sino que aquellos que las transportan sean personas que puedan tener la oportunidad de plantearse si esa corriente es la correcta.

    No va a suceder por arte de magia, el trabajo consiste en otorgar valor a aquella opción a dicha corriente tóxica y que por ello la gente se lo llegue a replantear. Forzarlo no va a llevar a nada.

    A eso se le añade que, si cerramos los ojos y llegamos a “una sociedad utópica” ¿qué pasaría si de repente nace una nueva corriente “tóxica” de esta índole? ¿Estaría la sociedad preparada para que emergiera una nueva “quinta ola”?

    No, tapar la boca no es digno. Aunque sea tapársela a alguien que solo escupe odio por ella.

    Responder
    • Gorki - 3 mayo 2019 - 17:57

      Lo mismo opino, con lo fácil que es dejar de seguir quien mancha tu Tl con insensateces, para qué necesito que venga el «Sr. Don» Mark Zuckerberg, a decirme, «esto te conviene leer , esto no te conviene».

      Me conformaría con que me pasaran SOLO las tonterías, (o no), que escriban mis seguidos y lo que precisen de publicidad, claramente marcada como tal, y que te dejes de algoritmos y «recomendaciones».

      Si es así, con que ellos se preocupen de tener criterios claros sobre la publicidad que admiten en FB , todo arreglado, que de lo que escriban mis amigos, me preocupo yo.

      Responder
  • #017
    menestro - 3 mayo 2019 - 16:52

    Hay una diferencia entre el «discurso del odio» que es un delito en muchos países, como el nuestro, y lo que tratas de transmitir en este párrafo.

    Si, en función de lo que piensas o dices, eres aislado, sometido a cordones sanitarios, insultado o excluido, es tu problema por pensarlo o decirlo, no el problema del estado.

    E igual sucede, con la difusión de bulos o el uso de los servicios con información malintencionada o sesgada, para confundir o embaucar, no cuando es simplemente una forma de pensar.

    Y la verdad, cuando empecé a comentar aquí era plenamente consciente de que estaba partiendo una lanza en cierta medida, debido a ciertas polémicas mantenidas. No soy nada naif en ese respecto. No sé si es una indelicadeza decirlo, pero es un ejemplo práctico.

    Responder
  • #018
    Jose Miguel - 3 mayo 2019 - 18:32

    El problema está en definir los límites (y se dice en el post), pero me temo que éstos nunca serán a gusto de todos y generarán mucha controversia.

    En la exposición de Enrique hay varias frases que si se dijeran en el contexto de un estado totalitario y de pensamiento único que fuera el que fijara los límites encajarían perfectamente, tal cual:

    «Si, en función de lo que piensas o dices, eres aislado, sometido a cordones sanitarios, insultado o excluido, es tu problema por pensarlo o decirlo, no el problema del estado.»

    «Una sociedad madura no es necesariamente una en la que todo se puede hablar, sino una que aprende a definir bien los límites de lo que se puede hablar y lo que no.»

    Estas dos frases son perfectamente válidas dichas por un demócrata liberal (con límites laxos, plurales e inclusivos) que por un dictador autoritario (con límites estrictos y exclusivos). Por lo que habría que hilar muy fino para apoyarlas. Y vigilar que los límites no se desplacen poco a poco hacia el interés del gobierno de turno.

    Responder
    • Lucas - 4 mayo 2019 - 08:45

      Totalmente de acuerdo. Es esclavo de lo políticamente correcto.

      Responder
  • #020
    Gorki - 3 mayo 2019 - 19:02

    ¿Alguien me puede decir por que hay que ahogar un señor por tener opiniones mal sonantes o estúpida .

    Si pienso que la Tierra es plana, o que el hombre no ha llegado a la Luna, parece razonable que no se me coarte mi libertad de comunicarlo. Pero si pienso que el Holocausto es un montaje, o que la homosexualidad es una enfermedad, ¿la respuesta debe ser el silenciarme? – ¿Que diferencia hay entre unas cosas u otras?

    Responder
    • Jose Miguel - 3 mayo 2019 - 19:18

      Pues hombre, así a bote pronto se me ocurre que que convenzas a alguien de que la Tierra es plana o de que el hombre nunca estuvo en la Luna no tiene consecuencias en nadie más que las propias personas que has convencido, que van a ser un poco más ignorantes. Mientras que convencer sobre el tema del Holocausto o la homosexualidad va tener consecuencias sobre esos dos colectivos, los judíos y los homosexuales. Vas a generar rechazo (y quizá violencia) hacia ellos.

      Responder
      • Gorki - 3 mayo 2019 - 23:16

        ¿Por qué?

        Si digo que si de joven fumas te quedas enano, o si te masturbas te quedas ciego, ¿creo violencía hacia los enanos y los ciegos, o solo piensan que soy idiota?.

        Responder
      • Marcos - 3 mayo 2019 - 23:38

        Como ya he mencionado antes.

        El problema entonces no radica en si hay gente que intenta hacer creer a otras personas que no se llegó a la luna o que le holocausto nunca sucedió. El problema lo tenemos nosotros como sociedad porque…

        -Aunque simplemente fuera un cuento de niños, el holocausto, al igual que el cine, la literatura, o incluso algunas muchas canciones, el ficticio holocausto pondría ser inspirador para una sociedad mejor.

        Pero no lo es… es curioso.

        Si mi hija se hace la muerta en los columpios y yo digo “Mira!, está haciendo el niño sirio” se me mirará mal, muy mal. Pero todos a sus casas y a sus cosas. Eso sí juzgando mi comentario a espaldas de la terrible realidad de los refugiados, que ya si eso… nos preocupamos otro día.

        -Y por otra parte, la sociedad debería de trabajar más en educación para alimentar los sueños del conocimiento. Ya sea geológico, social, etc… Para descubrió con bases científicas que la tierra es redonda y reducir al absurdo ideas no fundamentadas más allá de una conspiración.

        ¿Que sí el hombre ha llegado a la luna? No lo sé, fíjate que lo llego hasta poner en duda. Pero una cosa tengo clara, la posibilidad de que sucediera, me inspira como ser humano a un nivel profundo, por la investigación, por nuestro lugar en el universo, por reflexionar acerca del tiempo desde que existimos, por nuestra capacidad como especie…

        El debate de si se llegó o no, me parece mucho más absurdo. ¿Alguien quiere tenerlo? Perfecto, pero me parece de lo menor interés a merecer.

        Pero claro… discursos de odio hablábamos ¿no? Donde todo es o blanco o negro, Apple fan o hater, Madrid o Barca, Voxero o Podemita y entre tanto con una educación que no inspira al individuo a investigar y descubrir por sí mismo sino lo que pone en losmlibros de texto, en las múltiples referencias de Internet Sean están de respeto o no.

        Quizás debiéramos de profundizar en la propia investigación del ser humano desde los inicios de su educación y en eso… estamos fallando. Así el individuo después podrá decidir por sí mismo qué resulta de valor y que no.

        Responder
      • Lucas - 4 mayo 2019 - 08:49

        La depesión es una enfermedad. Se me va a censurar este comentario? Esto genera violencia contra ellos? Si no dejamos que todas las opiniones por muy inverosímiles que sean sean contrastadas, o nos ponemos nerviosos por contrastarlas, es que esas verdades no están tan claras.

        Responder
  • #025
    Jose Miguel - 3 mayo 2019 - 19:05

    Además de lo de definir bien los límites luego está el problema de que siempre estarán abiertos a interpretaciones y a la voluntad del actor (facebook o quien sea) para aplicarlos. Aunque por supuesto no es algo al mismo nivel, no puedo evitar referirme a la ley mordaza que nace con la excusa de proteger la seguridad ciudadana, pero que que sólo ha sido usada por las fuerzas de seguridad del estado para denunciar faltas de respeto por las chorradas más variopintas y de oficio por la fiscalía siempre en un único sentido (caso Casandra y titiriteros, por ejemplo). Curiosamente la fiscalía raramente actúa de oficio si las ofensas son de homofobía, xenofobía o de odio a los independentistas catalanes.

    Hay que andarse con mucho ojo, que éste es un terreno farragoso.

    Responder
  • #026
    Luis - 4 mayo 2019 - 07:11

    ¿Lo aplicamos a quien no cumple la constitución en este país llamado España?……. ¿por ejemplo a los indepes de alguna que otra comunidad autónoma?. Me responden que son suficiente mayoría como para que no se les trate como frikis politicamente incorrectos….ah! ya!

    Responder
    • Gorki - 4 mayo 2019 - 11:46

      Una cosa es la libertad de opinión y otra muy diferente la libertad de acción, Una cosa es opinar como independentista y otra organizar referendums por libre.

      Responder
  • #028
    Bakya - 4 mayo 2019 - 09:25

    Pues a ver cuando se le pone coto al intolerante feminismo radical que campa a sus anchas limitando las libertades, no ya del sexo masculino, sino de una gran parte del propio femenino y campa sus anchas por el nefasto mundo de la progresía más recalcitrante. ¡Ah no, que eso no! , usted perdone repartidor de carnets.

    Responder
    • Dante - 5 mayo 2019 - 04:49

      Cuando leo comentarios que usan palabras como politicamente correcto, progresia, progre y demas tonterias que se han puesto de moda a 4 chan en el hilo de pol/ o mejor conocido como politicamente incorrrecto donde se ve un claro apoyo a los nazis y al nacionalismo blanco y de forma ironica usan el termino femeninazi y se odia el femenismo en general

      El adjetivo progresista, su síncopa coloquial progre, o el sustantivo colectivo progresía,

      no es que tenga algo malo en la ideologia del progresismo dado que defiende los derechos de los homosexuales, derechos de la mujer, el ecologismo, laicismo todos estos ejemplos anteriores no tienen nada de malo lo nefasto es que repitan como pericos todo lo que sale de 4 chan donde se defiende el nazismo libremente

      si hay extremistas femenistas si hay fanaticos religiosos en grupos extremistas de catolicos o cristianos y si hay extremistas derecha e izquierda pero no representan a todo el mundo muchos campa a sus anchas

      Responder
  • #030
    xaquin - 4 mayo 2019 - 19:34

    «La tolerancia ilimitada conduce a la intolerancia». Una frase que no se aguanta por mucho santón sabiondo la diga.Con todo respeto a los que llamo santones.

    A la gente no le gusta investigar el lenguaje, incluso el cotidiano. Y tolerar tiene varias acepciones (que parece no saben usar los «santones»). Tolerar es soportar lo que hagan (acción) contigo. Solo los masocas practican este arte. pero también es aceptar (transigir) que otros expresen (acción oral exclusivamente) alguna idea u opinión.

    Me gustaría saber que tiene de malo ser ilimitado en la aceptación de una opinión, te guste o no, te moleste o no, incluso te «hiera» (espiritualmente) o no… y aquí aceptar ( una opinión) no es sinónimo de estar de acuerdo con ella. Ni siquiera de respetarla!

    El ser humano es sapiens por tener el privilegio natural de la expresión oral y escrita. Y de razonar (racional y emocionalmente) el formato de las frases usadas en cada caso. Por muy hirientes que sean, dudo que la madre naturaleza (no los «santones») tuviera en sus previsones coartar cualquier tipo de comunicación oral o escrita que se pueda dar entre seres humanos. ¿O alguien es más sabio que la madre naturaleza?

    Ahora resulta que,entre las muchas imbecilidades que expresa el ser humano , tengo que dar por correcta que hay un límte (frontera) donde se puede poner un ser humano a decir lo que es tolerable y lo que no es. ¿Dónde está escrito ese dogma a defender? ¿Allí donde están escritos los derechos humanos, que día a día se pasan por el forro millones de humanos, por ejemplo?

    ¿Quién va a impedir que la corrupción campe por los campos de concentración estipulados para los que tienen la lengua «demasiado suelta»?

    ¿No será más indicado acabar con la corrupción que está impidiendo que la evolución del homo sapiens pueda avanzar de una puta vez?

    El que grita Heil Hitler no tiene por que ser censurado, ya bastante problema tiene con mantener a sus neuronas en estado de excepción. La obligación de una sociedda democrática no es callar las palabras nazistas, es evitar que se lleven a la acción y que todo nazista ponga a sus neuronas atrabajar. Y solo uso el nazismo como ejemplo claro de fanatismo ideológico.

    Y paro, pero quedaría comentar un poco la tremenda diferencia entre respetar y tolerar.

    Responder
  • #031
    Dante - 5 mayo 2019 - 05:56

    Todo tiene límites, también la tolerancia, pues no todo vale en este mundo. Los profetas de ayer y de hoy hay que reivindicar la tolerancia dentro de un conjunto de valores que consideremos dignos de respeto

    Sigmund Freud relata un excelente ejemplo en su célebre obra, La interpretación de los sueños. Ahí refiere la ocasión en la que, a sus diez años de edad, iba caminando por la calle en compañía de su padre, quien trataba de mostrar a su hijo el cambio de estatus de los judíos y lo agradable que era vivir en una Viena ya tolerante (estamos por 1866); entonces, le cuenta una vieja historia: cierto día iba bien vestido, con un gorro de piel nuevecito, y se encuentra de frente con un cristiano quien, con un golpe, le quita el gorro y lo tira al lodo diciéndole: “Judío, bájate de la banqueta”. Con mucha curiosidad por conocer la reacción de su padre, Freud le pregunta: “¿Y qué hiciste?” El niño se lleva una terrible desilusión cuando su padre le contesta en tono resignado: “Me bajé a la calle y recogí el gorro”. Más de treinta años después, Freud aún recordaba el suceso y comentó: “Eso no me pareció heroico de parte del hombre grande que me llevaba a mí, pequeño, de la mano”. Hay ocasiones en que las personas esperan de nosotros una respuesta convincente ante las injurias.

    la verdad es que puedes ser tolerante no supone aceptar aquellos que se ponen sobre los derechos de los demás, por ejemplo, si un sujeto convencido defiende el racismo y busca eliminar a todos aquellos que son diferentes a él, de ninguna manera significa que haya que tolerar su postura.

    la tolerancia solo se invento solo para un fin para garantizar la convivencia social de grupos diferentes solo tiene ese fin que inventaron los progresistas que ahora usan a su favor los que promueven sus discursos de odio para descriminar ciertos grupos humanos hasta en ee.uu una cosa es tolerar un grupo que propone matar a toda la gente negra y otra cosa es diferente aceptar su matanza

    Responder
  • #032
    LEON - 5 mayo 2019 - 11:59

    No es nueva la expresión «Es mas poderosa la pluma que la espada», algo que en nuestra sociedad tiende a ignorarse hasta que es demasiado tarde.

    Cuando se produce un acto terrorista se les da una exagerada publicidad y se toman medidas extremas para evitarlos, mientras que actos mucho mas dañinos se aceptan como normales y no se toman medidas de protección especial contra ellos.

    No parece que estemos en la sociedad de la información sino al contrario en la de la desinformación. La manifiesta parcialidad de los medios de comunicación es cada vez mas dañina y mas difícil de contrarrestar. Los propios medios que pretenden luchar contra las mentiras y falsedades acaban cayendo en lo mismo.

    Es posible que sea una consecuencia indeseada del mercantilismo imperante, en donde los valores se han tergiversado hasta límites impensables.

    Quizá está llegando el momento de replantearse la actual organización social.

    Responder
  • #033
    Antonio - 6 mayo 2019 - 16:17

    … debemos inmediatamente pensar en Benjamin Franklin, que con tan buen juicio aseveraba que “aquellos que renuncian a una libertad esencial para comprar un poco de seguridad momentánea, no merecen ni libertad ni seguridad”.

    Responder
  • #034
    Isangi - 6 mayo 2019 - 17:56

    «aprende a definir bien los límites de lo que se puede hablar y lo que no»

    A mi entender o no te has expresado bien o yo entiendo esta frase diferente o es erronea:

    Poderse hablar se debe poder hablar de cualquier tema(OjO en el lugar adecuado, no vas a hablar de peliculas de terror en un chat para niños de 4 años), es el como y/o las intenciones y/o los objetivos lo que si debe provocar censura.

    Es decir, hablar de como eran las torturas de «colectivoX» no tiene nada de censurable, promover que se torture a la gente si.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG