La importancia del plan de acción medioambiental

IMAGE: Innov8social - CC BY

Una larga lista de empleados de Amazon – 5,237 y subiendo – firman públicamente una carta abierta dirigida a Jeff Bezos y a su consejo de administración, reclamando el desarrollo de un plan de actuación medioambiental corporativo que incorpore la lucha contra el cambio climático. El documento, que incluye una recomendable lista de referencias bibliográficas, afirma que “Amazon tiene los recursos y la escala para despertar la imaginación del mundo y redefinir lo que es posible y necesario llevar a cabo para enfrentar la crisis climática”, y califica el momento como una oportunidad histórica para que Amazon se alinee con sus empleados y señale al mundo que está preparada para ser un líder en este ámbito.

El documento es una muestra de activismo muy poco habitual en una compañía caracterizada generalmente por la discreción, y supone una medida de presión que conmina a la compañía a poner en marcha una serie de medidas urgentes de descarbonización, tales como el uso de energías renovables, el no quedarse simplemente en propósitos de reducción de emisiones que con el fuerte crecimiento de la compañía implican en realidad incrementos, la interrupción de la colaboración con empresas de extracción de hidrocarburos, o el evitar las donaciones a campañas de políticos que no apoyen la lucha contra el cambio climático.

Además, trata de separar duramente las acciones de greenwashing de las realidades, poniendo en contexto algunas de las iniciativas anteriormente publicitadas por la compañía como supuestos logros: la meta de desplegar cincuenta instalaciones de generación de energía solar en almacenes de la compañía en 2020 afecta, en realidad, a tan solo un 6% de los edificios corporativos de la compañía, y supone una reducción minúscula de su huella total de carbono, y la reciente adquisición de 20,000 furgonetas diesel de reparto implica que su impacto tendrá que ser balanceado mediante la adquisición de créditos de emisiones. La política de Shipment Zero, anunciada como un logro por Amazon, no se compromete, en realidad, a disminuir las emisiones en comparación con los niveles actuales, porque dada la tasa de crecimiento de las actividades de la compañía, lograr que el 50% de los envíos netos tengan cero emisiones en 2030 aún podría significar un incremento de las emisiones en comparación con las actuales.

Otras compañías relevantes, como Apple, están avanzando también metas en este sentido: tanto sus instalaciones propias como sus tiendas están ya alimentadas al 100% con energías renovables (eso implica adquirir suficiente cantidad de energía de fuentes sostenibles como para equilibrar su consumo total), y sus productos incluyen un porcentaje cada vez mayor de materiales reciclados de aluminio y plástico. Pero en realidad, las instalaciones de la compañía suponen tan solo un 26% de su huella total de carbono. Para actuar sobre el 74% restante, que se origina en sus proveedores, la empresa ha presionado ya a 44 de ellos, incluidos los más representativos, Foxconn y TSMC para que produzcan igualmente con energías renovables. Apple ha definido el cambio climático como una de las amenazas más importantes para su actividad, y Tim Cook ha llegado a decir a sus accionistas que si son negacionistas del cambio climático, no están dispuestos a tomarse en serio las iniciativas de la compañía o van a cuestionar las inversiones realizadas en este sentido, deberían vender sus acciones.

La conciencia sobre la realidad del cambio climático está creciendo cada vez más, se está convirtiendo en el elemento más importante de la responsabilidad social corporativa, y vamos a encontrarnos movimientos de este tipo en cada vez más compañías. Tener un plan de acción medioambiental corporativo es una necesidad cada día más fundamental. Esto ya no es simplemente marketing, es otra cosa mucho más importante, y requiere directivos preparados para entenderlo adecuadamente, darle la relevancia que realmente tiene, y tomar decisiones adecuadas en ese sentido. Proporcionar información correcta y objetiva que contrarreste los años de desinformación generados por las empresas de hidrocarburos es cada día más importante, como lo es el liderazgo que las empresas y los políticos puedan desarrollar en ese sentido con arreglo a criterios de información que sean de verdad rigurosos y correctos.

No tengas ninguna duda en este sentido: el consenso científico es total, la lista de organizaciones científicas a nivel mundial que afirma que el cambio climático es una realidad y que ha sido provocado por la acción del hombre es interminable, y los negacionistas son, cada vez más, calificados como auténticos magufos irresponsables que citan absurdas teorías conspiratorias o supuestos factores totalmente irrelevantes y no relacionados, como supuestos efectos de los ciclos geológicos o de la actividad de las manchas solares. Simplemente, excusas absurdas para pretender ponerse de perfil, sacar de la chistera una supuesta explicación alternativa y mirar hacia otro lado. No te dejes engañar, por mucho que afirmen saber más que toda la comunidad científica: el cambio climático es la mayor amenaza que la humanidad en su conjunto afronta en este momento, el reto más complejo que tiene que superar en el espacio de pocas décadas, y no admite discusión ni teorías peregrinas de ningún tipo. Quien diga lo contrario es un ignorante y un irresponsable.


This post is also available in English in my Medium page, “Amazon employees signal the way forward with call for corporate environmental action plan


10 comentarios

  • #001
    Gorki - 11 abril 2019 - 14:57

    Difícilmente una compañía que tiene por objeto hacer llegar los productos en un lugar de la Tierra, a clientes que habitan en el punto opuesto, puede tener realmente como objetivo “un plan de actuación medioambiental corporativo que incorpore la lucha contra el cambio climático”, pues ello le llevaría a esforzarse por cerrar la compañía como primera medida.

    Sin llegar a tal objetivo suicida, puede ser un objetivo real reducir en la medida de lo posible el gasto energético que utiliza en su trabajo. Yo les doy dos pistas::

    1) Hacer una sola entrega por cada pedido. Fraccionar los pedidos en múltiples envíos, es claramente un despilfarro energético y no mejora la calidad del servicio, sino más bien todo lo contrario. Crear en los almacenes un “pulmón” robotizado de envío, donde agrupar las distintas partidas que componen un pedido, es técnicamente posible y muy posiblemente rentable.

    2) Reducir los embalajes mediante el reciclado . Los embalajes son imprescindible para proteger la mercancía pero cabe guardarla en ligeras bolsas de papel y poner una caja exterior que el mensajero retorna al almacén una vez ha entregado la mercancía para su posterior utilización.

    Si además ponen en el techo de sus almacenes paneles solares y auto consumen al menos en parte su propia energía, mejor que mejor, pero nunca producirán con medidas de ese tipo, tanta energía como pueden ahorrar con las dos medidas que indico.

    Responder
  • #002
    Jaír Amores Laporta - 11 abril 2019 - 15:03

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.

    Lo más increíble de todo es que todavía haya personas que duden del impacto humano en el ecosistema.

    Mira que es difícil que los científicos se pongan de acuerdo (siempre encontrarás un experto que apoye cierta teoría en concreto). El simple hecho de que piensen igual da que pensar (valga la redundancia). Pero es que, para más maravilla, hasta la religión y la ciencia están de acuerdo en el impacto medioambiental.

    Por otro lado, es solo cuestión de lógica. Si talas árboles, llenas de basura el mar, agujeras la tierra, echas gases nocivos por todos sitios, etc, etc, no puedes pretender que no suceda nada.

    Me recuerda a una película en la que se inventó un spray que hacía desaparecer la caca de los perros. Claro! Al final, toda la mierda (perdón por la expresión), acabó apareciendo.

    Efectivamente, negar la realidad solo puede venir del lado de la ignorancia. Por cierto, ignorancia no es desconocimiento. Un niño pequeño desconoce muchas cosas, pero no le decimos ignorante. Más bien, ignorancia es no querer aceptar la verdad.

    Un saludo desde Las Palmas!

    Responder
  • #003
    Jesús Sánchez - 12 abril 2019 - 09:25

    Haciendo un poco de abogado del diablo, Jeff Bezos y el consejo de administración podrían preguntarle a esos 4000 empleados cuántos contribuyen, en la lucha contra el cambio. Cuántos usan patinete o bici para desplazarse, cuántos reciclan todo los envases, cuántos no usan fibras textiles derivadas del petróleo, y un sin fin de pequeñas acciones que cada uno podemos realizar.

    Yo mismo reconozco que no contribuyo todo lo que podría, aunque voy en bici o caminando al trabajo, reciclo plástico, cartón y orgánico, y alguna que otra como mantener las mínimas luces encendidas (LEDs), pero es que muchos gritamos “…vamos a la guerra…”, pero a la hora de repartir los fusiles, a mi no me des ninguno que me salen llagas en las manos.

    Responder
  • #004
    Garepubaro - 12 abril 2019 - 12:59

    A si si, y como reaccionan los billonarios ante estos sabios consejos contra el cambio climatico ? … toma toma come de esta bolsa de cacahuetes asi te callas un rato de las obviedades que ya sabia, si llego a poner en practica politicas anticambio climatico ni seria billonario ni estarias ahora mascullando …

    Responder
  • #005
    LEON - 12 abril 2019 - 14:37

    La incredulidad hácia el cambio climático es la consecuencia natural de la cantidad de hechos cientificamente demostrados que han resultado falsos a la larga. La credibilidad de los científicos ha perdido muchos enteros debido a la manipulación interesada de muchas investigaciones.En la actualidad poca gente cree que cualquier afirmación incluso unánime de la comunidad científica tenga un 100% de credibilidad.

    Digamos que el cambio climático tenga un 99,9% de probabilidad de ser cierto. Que esté causado por la actividad humana, ya no está tan claro, quizá un 98%, ya que han habido cambios anteriores en los que los humanos no intervinieron y ni siquiera hay actualmente, un consenso absoluto entre los científicos, sobre cual es la importancia de nuestra intervención en el cambio.

    Sobre las consecuencias del cambio, todavía existe menos consenso, de hecho hay consecuencias positivas, regiones del planeta muy extensas pero estériles, debido al intenso frio actual como Sibería, van a tener nueva vida vegetal y animal, e incluso podran volver a ser cultivadas, la subida de la proporción de CO2 y temperatura está teniendo consecuencias positivas para las plantas que ahora crecen mas rápido.

    El tan denostado enfecto invernadero no ha sido bien explicado, si no fuera por el efecto invernadero, la temperatura media en la Tierra sería de -15ºC, en lugar de los +15ºC actuales, algo incompatible con la vida en el planeta, lo único que hemos hecho los humanos es incrementar mínimamente ese efecto, que ya estaba aqui cuando llegamos ¿quien dice que un pequeño incremento en ese efecto no pueda ser positivo?

    Si la vida en la Tierra sobrevivió a cambios mucho mas drásticos, ¿No sería lógico dedicar nuestros recursos a intentar adaptarnos nosotros a los cambios,? quizá sería mas eficaz que intentar mantener todo el planeta inalterado.

    Responder
  • #006
    Pedro Torres Asdrubal - 12 abril 2019 - 15:23

    El problema es de TODOS, y me refiero a la humanidad.

    Ni lo han creado los empleados de Amazon, ni Bezos, no en solitario, ni lo van a solucionar en solitario.

    Me recuerda a los modelos de solidaridad del S.XIX, que dieron pie a que unos se montaran el comunismo, y otros, científicos, la economía del bienestar.

    Mientras Ecoembes aplique el lucro al reciclaje, conmigo que no cuente la industria. Han hecho de reciclar un negocio que lava conciencias, la de las empresas y los ciudadanos.

    Responder
  • #007
    Gorki - 12 abril 2019 - 15:47

    “Los unos por los otros y la casa sin barrer”
    Significado:

    Alude a la situación en la que ninguno asume el trabajo y achaca su incumplimiento a otro, de modo que algo queda sin hacer porque uno pensó que lo hacía otro o que no era cosa suya.

    Responder
  • #008
    Sergi - 14 abril 2019 - 09:22

    “No tengas ninguna duda en este sentido: el consenso científico es total,”

    Jajaja, no sabía que la VERDAD científica era una cuestión democrática (consenso). Si fuera por eso, ¿no seguiríamos creyendo que la tierra es plana?

    Ni consensos ni correlaciones fáciles. Además, el clima es algo que nadie ha comprendido todavía enteramente ni se ha sido capaz de modelar -científicamente hablando- de forma predictivamente satisfactoria, pero muchos no se cansan de hablar del SUPUESTO cambio climático… jajajaja.

    El único hecho irrefutable que hay es que al ritmo actual de contaminación en pocos años nos habremos quedado sin agua -ni acuíferos- potables, y con un aire irrespirable en la mayor parte de la biosfera. ¿A quien le importa que en Siberia le toque una primavera mediterránea si no tendremos agua para beber o aire que respirar?

    Ya dejen por favor de dar lata con el cambio climático y centrémonos por favor en la contaminación. Son dos fenómenos independientes. Y lo de la contaminación es URGENTE de verdad.

    Responder
    • Pedro Torres Asdruba - 15 abril 2019 - 14:20

      Menudo cacao mental que tiene encima. Le sugiero que lo solucione antes de criticar el de los demás.

      Responder
      • Sergi - 16 abril 2019 - 00:27

        Qué amable por su sugerencia. Aunque le sugiero que cuando quiera intervenir en una conversación responda a algo de lo que se dice, en lugar de psicoanalizar a los contertulios.

        Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG