Smartphones y factor forma

IMAGE: Samsung

A punto de salir hacia mi cita con el Mobile World Congress de Barcelona, invitado por Huawei como parte de su Key Opinion Leaders (KOL) Program, leo en TNW una crónica del hands-on del nuevo modelo plegable de Samsung, el Galaxy Fold, que me ha parecido interesante por el balance adecuado que hace de las ventajas e inconvenientes que plantea un factor forma semejante.

Esta edición del MWC va a tener, sin duda, un gran protagonismo del factor forma. Si el año pasado vimos fundamentalmente copycats más o menos afortunados del iPhone X y la obsesión fue tener un modelo con pantalla infinita, con notch o con reconocimiento facial, este año se ve claramente como, ante la práctica ausencia de cambios de la compañía de la manzana, otros fabricantes pretenden tomar el liderazgo lanzando novedades que trabajen sobre todo tipo de elementos del diseño y funcionales, a la espera de convertirse en favoritos del mercado. Así, veremos modelos plegables, con notch de diversas formas, con un agujero mínimo para la cámara, o por el contrario, holeless y utilizando la pantalla como amplificador de sonido.

Las variaciones del factor forma son, indudablemente, buenas para todos. Sin embargo, en algunos casos, como el de este Galaxy Fold, pueden resultar tan drásticas que prácticamente redefinan lo que es o lo que esperamos de un smartphone, y lo conviertan en un producto diferente. El modelo, según sus primeras críticas, en un monstruo con tres pantallas (una para el uso con el terminal cerrado, y otras dos cuando se despliega) que condicionan claramente tanto su elevadísimo precio, próximo a los 2,000 dólares, como sus dimensiones y peso. Obviamente, contar con dos cuerpos posibilita automáticamente incorporar una batería mucho más grande, así como contar con mucho más espacio para otros componentes. Así, llegamos a un dispositivo que no hay forma de guardar en un bolsillo, con tres pantallas, y con nada menos que una cámara en la cubierta, dos en el frontal y tres en la parte posterior, en lo que resulta difícil no calificar como de verdadera exageración a todos los niveles.

Por supuesto, una pantalla desplegada de 7.3″ permite una experiencia que prácticamente pasa a rivalizar con la de un tablet, y a posibilitar la apertura de múltiples ventanas como si estuviéramos en un ordenador. La pregunta es… ¿queremos hacer algo así cuando la gran mayoría de usuarios con un cierto nivel de sofisticación ya se ha acostumbrado a simplemente alternar en el uso de sus apps manteniéndolas siempre a pantalla completa? ¿Logrará una interfaz de este tipo cambiar la forma que tenemos de enfocar el trabajo en un dispositivo móvil? ¿Se convertirá de alguna manera en norma y se consolidará un factor forma así en el mercado, o quedará como una rareza más? ¿Lograrán este tipo de teléfonos plegables un nivel de ventas reseñable?

Un dispositivo con esas características empieza a salirse de los límites que planteamos en su momento para esa categoría a la que denominamos smartphone y a invadir otras como el tablet, y ese tipo de ejercicios mentales no siempre son sencillos en un mercado como el de la electrónica de consumo. Sin duda, veremos más modelos de más fabricantes, pero quedará la duda de si Apple, que pasa por ser quien realmente marca y decide las dinámicas de adopción en este entorno, se decide a incorporarse a esa tendencia o permanece refractaria a ella. Cuando algunas marcas comenzaron a lanzar terminales de grandes dimensiones, en su momento llamados phablets, su penetración en el mercado fue relativamente modesta – en su mejor momento, lograron pasar de un 2% a un 10% – y, sin embargo, se convirtieron en tendencia masiva cuando Apple lanzó su iPhone 6 Plus. ¿Podríamos ver un fenómeno similar en el caso de los smartphones plegables, o decidirá Apple ignorar esta tendencia de diseño y optar por otro tipo de novedades? Es probable que la acogida que otras marcas encuentren en el mercado sirva para que Apple, aunque afirme no mirar a la competencia, tome una decisión al respecto.

Por el momento, lo razonable parece ser optar por un cierto escepticismo. No sé si me veo llevando un monstruo como ese en el bolsillo, ni si realmente me aportaría tanto en términos de productividad o de experiencia, pero eso puede derivarse de mi patrón de uso, que no tiene por qué ser representativo. ¿Qué impresiones os genera un dispositivo así?


This post is also available in English in my Medium page, “Has the shape of smartphones just changed? (probably not, or not yet)


13 comentarios

  • #001
    Gorki - 23 febrero 2019 - 14:48

    Al leer leer tu escéptico pòst sobre el Huawei desplegable, he pensado. ¿Que diría Dans si el mismo aparato lo presentara Apple?. Ser fanboy tiene estas cosas.

    Responder
  • #002
    ALAN TURING - 23 febrero 2019 - 17:50

    Por casualidad he ido a descargarme la aplicación oficial del MWC que aparece en su web y me he quedado alucinado con la cantidad de comentarios negativos que tiene, al menos en la App Store. Increíble que el mayor evento mundial de telefonía móvil tenga una aplicación para móviles tan mediocre.

    Responder
    • Manel - 24 febrero 2019 - 09:04

      Si, puedo certificar por los dos últimos años que he asistido al Móbile, que la app oficial deja mucho que desear. No es nada ágil y poco intuitiva, realmente sorprende viniendo como aquel que dice de la “madre del cordero”…

      Responder
  • #004
    Rafael Espejo - 23 febrero 2019 - 21:13

    Hola, para mi uso me parece demasiado grande y por supuesto, caro, ni se me pasaría por la cabeza comprarlo pero, claro, siempre dependerá de las funciones que necesites, por ejemplo, si necesitas un tablet, con este dispositivo puedes eliminarlo y aunar el smartphone y el tablet, menos espacio y más opciones ;) Cuestión de puntos de vista.

    Responder
  • #005
    Manel - 24 febrero 2019 - 09:09

    Como con cualquier otra cosa, habrá usuarios para todo… personalmente, como usuario intensivo de tablet, las 7,3” las veo justas frente a las 11” del dispositivo que uso actualmente. Y por otro lado, ya se me hacen un pelin grande la tendencia a pantallas mayores de todos los nuevos smartphones, dado que a este le doy un uso más secundario y puntual.
    Saludos

    Responder
  • #006
    Juan - 24 febrero 2019 - 11:24

    Una lástima que los fabricantes para innovar se centren en el “factor forma” y tengan muy olvidado el “factor integración”.

    Considero que un smartphone de mas de 5 pulgadas ya es un problema, aparte de trabajar, la gente tiene mas vida, o ¿acaso me tendré que acabar llevando un maletín o superfunda para el movil cuando salga una noche a cenar?….o el verano, ¿que hacemos en verano, sin un bolsillo grande o abrigo donde guardar semejante artilugio…?

    Señores, yo no quiero un todo en uno, prefiero un todo con y para todo.

    (“con y para”=integración)

    Responder
  • #007
    Miguel A. Tovar - 24 febrero 2019 - 12:19

    Como he leído en Engadget, ese teléfono es más bien ‘doblable’ que ‘plegable’ (un pliegue en el centro de la pantalla no quedaría muy estético). Según han observado, cuando el teléfono está doblado, en el lado de la bisagra queda un hueco entre las dos partes, de forma que el perfil que queda no es rectangular, sino triangular. Si se abre y se coloca sobre una superficie, la pantalla no queda plana, como en una tablet, sino que queda inclinada unos 10 grados. Otra razón más para no desear ese producto. Prefiero smartphone y tablet por separado.

    Responder
  • #008
    Angel - 24 febrero 2019 - 16:32

    A mi el Galaxy Fold no me convence. La pantalla flexible en vez de cerrarse, debería abrirse (como lo hace el flexible de Xiaomi). Eso evita la tercer pantalla y lo haría más fino, que es la gran decepción.
    Además hay algo que no me cierra: ¿cómo es que un dispositivo que se va a vender dentro de 2 meses, no tenga un prototipo que se pueda ver en el evento de presentación? Solo mostraron un video. Me temo que cuando se pueda ver y tocar, va ser una decepción: ya dicen que no se abre completamente (no llega a 180 grados). Se lo imaginan sobre una mesa, Lo que sería escribir un mail…

    Responder
  • #009
    Mezo - 25 febrero 2019 - 07:48

    Dispositivos plegables se han presentado en MWC desde hace años, pero siempre totalmente ignorados. En el caso actual los mismos son relevantes por su elevado precio 1,000 USD practicamente la unicar forma de llamar atencion es colocarlos en una (inexistente ) gama super-alta.
    Si esos dispositivos plegables fracasan en ventas los unico que tienen las compañías es retirarlos como en años pasados.

    Responder
  • #010
    Pablo Langa - 25 febrero 2019 - 09:45

    Echo de menos mi Nokia 8210, que junto a una tablet pen no muy grande conectable a Whatsapp, etc., me serían suficientes.
    Claro que no soy el usuario típico, ni el target de todos los nuevos productos.

    Responder
  • #011
    Paco - 26 febrero 2019 - 12:24

    Creo que el mercado debería evolucionar hacia un punto en el que en lugar de llevar como dispositivo base un móvil del tamaño de una tablet, y adicionalmente un smartwatch u otros complementos, sea el reloj, un objeto compacto y que prácticamente no estorba, que es más difícil de perder, el que integre las funciones básicas de telefonía y transmisión de datos, y que lo que hoy día es el móvil se convierta en una especie de pantalla-altavoz-cámara-capacidad_de_proceso adicional para el uso extendido de quien lo necesite.
    De modo que sea posible salir sólo con un reloj y estar comunicado y operativo, y si deseas más pantalla engancharse a una propia, o incluso a una prestada.

    Responder
  • #012
    majarete.com - 27 febrero 2019 - 02:42

    A los que nos gusta y consumimos los productos de Apple, a veces nos llaman fanboy, pero lo que lo dicen le cuesta entender las razones por las cuales lo usamos.

    Dudo mucho que ese tipo haga una tendencia. Una por el precio y otra por el tamaño. Cuando salga el celular y se vea el rechazo de la gente, dudo mucho que Apple quiera seguir esa tendencia.

    El exito de Apple es que sabe hacer lo que le gusta a la gente. Esperemos a ver que haran los fanboy de Samsung

    Responder
  • #013
    Pedro Torres Asdrubal - 4 marzo 2019 - 14:53

    Hoy el teléfono mas caro y novedoso no es de Apple.

    La caída de clientes es la antesala a la caída de ingresos por software y accesorios.

    Son el Hollywood de los teléfonos enfrentándose a Netflix (Android).

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG