Japón se compromete con el futuro del coche volador

IMAGE: UberJapón ha anunciado un acuerdo para invitar a veintiún compañías dedicadas a trabajar en la idea del futuro del transporte aéreo en las ciudades, incluyendo a sospechosos habituales como Airbus, Boeing, Geely o Uber de los que hemos hablado en algunas ocasiones en esta página, y facilitar todos los elementos necesarios para que puedan poner en práctica sus ideas, incluyendo el desarrollo de un entorno legal y regulatorio propicio para ello.

La idea del coche volador, entendido no como un avión o helicóptero actuales, sino como algo sencillo que cualquiera puede manejar, con un elevado nivel de autonomía o planteado como servicio a precios comparables con el transporte terrestre lleva tiempo llamando la atención de numerosas compañías y emprendedores, que han mostrado ya un buen número de prototipos, pero que, de manera rutinaria, permanecen en el capítulo de “interesante pero imposible”, fundamentalmente debido a temas relacionados con la seguridad y la regulación.

Obviamente, las intenciones de Japón no son provocar catástrofes aéreas, sino replantear el escenario regulatorio de acuerdo con lo que la tecnología actual puede hacer, redefiniendo los estándares de seguridad adecuados y planteando convertirse en el escenario de operaciones preferente de este tipo de compañías. Uber ha anunciado una iniciativa en París para su Uber Elevate en la que ha comprometido una inversión de veinte millones de euros en los próximos cinco años, Geely adquirió Terrafugia en 2017, Boeing también se hizo con Aurora Flight Sciences en ese mismo año, Airbus ha presentado conceptos en ese sentido, y hay además un cierto número de proyectos similares que están trabajando de forma más o menos pública o avanzada en el tema.

Cuando se habla del tema, una de las discusiones que suelo provocar en mis clases de innovación con el fin de trabajar conceptos relacionados con la adopción, pocos citan ya la tecnología como limitante, y las objeciones suelen provenir precisamente de los temas relacionados con el entorno legal y la regulación. ¿Qué puede ocurrir si surge un país dispuesto a replantear ese entorno y a buscar específicamente que sea propicio para el avance de este tipo de proyectos? Japón es uno de los países más importantes en la producción de automóviles, pero su industria no ha logrado posicionarse de manera especialmente buena en las dos grandes tendencias de la industria en este momento, los vehículos autónomos y la electrificación. En un escenario así, tratar de convertirse en líderes en una tecnología que, en principio, muchos aún asocian con la ciencia-ficción y pocos apostarían por llegar a utilizar de manera razonablemente habitual a lo largo de su vida es una apuesta sin duda arriesgada, pero también comprometida, que pocas compañías interesadas en el tema ignorarán.

¿Qué trascendencia podría tener para el futuro del transporte en todos los sentidos que pudiésemos comenzar a hacer un uso habitual y cotidiano de vehículos de este tipo? ¿Podemos imaginarnos, como aventura Uber en el evento que dedica al tema, moviéndonos en una ciudad en un vehículo volador a precios comparables con los vehículos que se desplazan por su superficie? Los plazos son, como siempre, la gran incógnita. Pero a partir de ahora, tanto desde el punto de vista tecnológico como desde el legislativo, es muy probable que haya muchas miradas puestas en Japón.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Japan is committed to the future of the flying car” 

 

15 comentarios

  • #001
    Jose Miguel - 25 agosto 2018 - 20:58

    Yo, antes de nada, voy a esperar a ver al coche autónomo arreglándoselas para entrar a una rotonda en Torrevieja en Agosto a las 8 de la tarde. Luego ya hablamos de que encima vuele.

    No creo que viva lo suficiente para ver lo primero siquiera. Pero sería cojonudo.

  • #002
    Gorki - 26 agosto 2018 - 00:09

    Lo extraño es que no hayan convocado a Aladino y su alfombra mágica..

    • Jose Miguel - 26 agosto 2018 - 00:26

      Muy bueno, Gorki. Aquí riendome un buen rato.

  • #004
    Gorki - 26 agosto 2018 - 00:26

    Hablando de tecnologías sostenibles y sustentables. Alguien ha calculado la energía que se precisa consumir para elevar un dron que digamos, pesa poco, 200 kg, con un señor encima de 70 kg, los 80 metros necesarios para poder pasar por encima de los edificios de 12 plantas

    Si solamente el 1% de los habitantes de Tokio, (35 682 460 habitantes). utiliza todos diariamente un solo viaje ¿Cuanta energía se necesita producir diariamente?

    • Jesús Sánchez - 26 agosto 2018 - 11:09

      El Phantom 2 Vision, de 1,2 Kg, necesita de una batería de 5.2 Ah para poder volar sólo 25 minutos. Si hacemos cálculos rápidos, para volar 300 Kg durante 30 minutos, haría falta una batería demasiado grande. Eso sí, podemos hacerlo con combustión fósil.
      El megadrone Griff 300 puede levantar 225 Kg, pero creo que está en pruebas.

    • Raul SB - 26 agosto 2018 - 15:35

      Nada hombre. Ya aparecerá Musk con un motor de fisión nuclear del tamaño de una caja de zapatos y la energía dejará de ser un problema…. qué cosas tienes…. ;)

  • #007
    joan - 26 agosto 2018 - 09:43

    Certero post que ya contempla aspectos de lo que hasta ahora era pura ciencia ficción. Para mi, al margen de la energía necesaria para elevar el ingenio, como se dice en un comentario anterior, y que en todo caso veo superable en una década, el problema fundamental sería la seguridad en la masificación. Una superficie plana definida en carriles dos D, como las actuales autovías, permite que la cosa funcione, pero un espacio tridimensional habitado por miles de vehículos sería un problema de caos casi insuperable. Pienso en Blade Runner; tanto en la originaria como en la secuela, aparecen unos pocos, poquísimo vehículos voladores circulando en el espacio tridimensional, en tanto la superficie hierve de gente. Sociedad de propiedad del vehículo y conducción censitaria, sólo taxis?? Uf. Es un buen desafío para la imaginación, tanto para las soluciones técnicas como para la regulación legal. Muy buen post, como siempre, al esbozar el problema en varios de sus aspectos generales.

  • #008
    marcelo - 26 agosto 2018 - 10:35

    LLegar llegarán, estos vehículos aéreos, aunque de momento no dejen de ser helicópteros pequeños, pero solo estarán al alcance de los pocos privilegiados que los puedan pagar… y seguro que lo harán, porque las ventajas del invento son evidentes. Al obvio alto coste de los vehículos en sí se ha de sumar que vencer a la fuerza de la gravedad requiere de mucha energía, levantar mantener y mover cientos de kilos por el aire para trasladar a una o dos personas resultaría carísimo, inviable a gran escala aunque sí asumible para una minoría selecta. La pregunta sería si es necesario o legítimo cambiar legislaciones y realizar cambios importantes que afectan a todo el mundo para un asunto del que solo se van a beneficiar unos pocos privilegiados, que verán como sus fantásticas vidas mejoran todavía más mientras los demás miran como vuelan los drones.

    Y después está el asunto de si realmente es buena idea mover a millones de personas por el aire en un espacio tan pequeños y complejo como una ciudad. Unos pocos miles de privilegiados volando sí que puedes gestionarlos, pero millones de personas se me antoja un auténtico infierno de organización, amén de carísimo y muy peligroso. Este tipo de transportes serán utilísimos no en entornos urbanos sino en los suburbios, en el campo, en terrenos salvajes o agrestes, se podrá vivir en sitios sin ninguna infrastructura e ir a la ciudad en un par de horas cuando te plazca.

    • Enrique Dans - 26 agosto 2018 - 11:29
      • marcelo - 26 agosto 2018 - 12:07

        Me resulta muy difícil creerlo, y al señor Thrun parece que un poco también, ya que lo plantea en términos de “sueño”, una bonita utopía para darle un poco de alma a la compañía:

        “Part of our dream at Kitty Hawk is to build a taxi system which could democratise this technology from day one so everybody gets to use it. We believe that the costs of the air taxi system would be even less than the cost of an Uber or a Lyft.”

        Si esto no es un brindis al sol y una declaración de buenas intenciones… el primero en saber que lo que pide es absolutamente imposible es el señor Thrun mismo, ya que tampoco se molesta lo más mínimo en decir como piensa conseguirlo. Un vehículo volador siempre será más complejo, caro y consumirá mas energía que uno terrestre, hacer creer a la gente que será más barato que un uber (algún día) no parece muy realista.

        • ALAN TURING - 26 agosto 2018 - 14:08

          Marcelo, entiendo tu postura pero me gustaría añadir está reflexión: ¿No se te ha ocurrido pensar que estos vehículos voladores podrían ser usados también por los servicios de emergencias (policía, bomberos, ambulancias, etc) para llegar al sitio del incidente en menos de un minuto?

    • Carlos Quintero - 26 agosto 2018 - 13:34

      El precio y la legislación son problemas resolubles. Los inventos tecnológicos son siempre caros inicialmente, al alcance solo de una minoría, pero a día de hoy prácticamente toda la clase media (al menos en España) tiene un coche o dos en propiedad, ha montado en avión, ha hecho un crucero por el Mediterráneo, tiene una tele plana, un portátil y un smartphone, etc. para todo lo cual hubo que cambiar legislaciones en su momento, y bajar precios.

      No, la cuestión importante, es la otra que apuntas, y que se menciona en otros comentarios: es si tiene sentido para transporte dentro de grandes ciudades de forma masificada. Doy por hecho que serán conducidos de forma autónoma sin riesgo de errores humanos pero aún así, un vehículo para transportar una o dos personas no es muy eficiente y lleva al colapso, así estamos ahora con los coches…

      Ciertamente para fuera de las ciudades, si el coste es asequible, sería la caña…

  • #013
    Gorki - 26 agosto 2018 - 12:07

    Por diferentes razones sigo de cerca las normativa para Drones. Algo que ya comienza a ser un tema superado porque los Drones son un “invento” de DJl de 2010 cundo sacó su primer modelo de ocio masivo, pero los vehículo aéreo no tripulado (Unmanned Aerial Vehicle, UAV) proceden de los años 90.

    Aparte de la industria militar. donde los avances son, (desgraciadamente), asombrosos, piensese por ejemplo en los misiles crucero. Hay una creciente industria al rededor tanto del dron convencional, como de los aviones UAV, fotografia aerea y periodismo, vigilancia de redes eléctricas, salvamento en playas, fumigación, ,,,, incluso transporte de Pizzas, pero es que además grandes cargueros UAV podrían colocar a precios reducidos mercancias del lejano oriente en Europa de forma competitiva, razón por la cual empresas como Zara o Amazón están seriamente interesadas en el tema. En España en Zaragoza hemos celebrado varias ferias llamadas Expodrónica, en el que se presentan tanto los drones comerciales que hay como empresas que se dedican al tema
    https://felixmaocho.wordpress.com/2015/09/15/expodronica-1a-feria-dedicada-a-drones-de-uso-civil-en-zaragoza-el-24-y-25-de-septiembre/

    Otro punto muy interesante a seguir quien le interese la industria del Dron es el aeropuerto de Teruel , un aeropuerto industrial muy inteligentemente dirigido, que esta tratando de llegar a ser base en el futuro de los vuelos UAV en el se celebraron ferias que luego les birló el aeropuerto de Zaragoza. Allí se celebro ya en el 2013 Primer Congreso Nacional de Aeronaves Ligeras No Tripuladas https://felixmaocho.wordpress.com/2013/11/19/el-aeropuerto-de-teruel-las-cosas-tambien-se-pueden-hacer-bien/

    En el aeropuerto de Leon, es alrededor del cual se concentra la incipiente industria militar del dron en españa, tanto para el ejercito, como lar la vigilancia de fronteras y otros usos estatales.

    Pues bien al dia de hoy no hay una reglamentación internacional para le vuelo de estas aeronaves ni se la espera , (como existe para la aviación civil) y las reglamentaciones nacionales, como la española, son terriblemente restrictivas de modo que el transporte por UAV sólo ha sido posible (de momento) montarlo una empresa llamada Afrotech en en Ruanda y creo que estaban a punto de montarlo en Tanzania, precisamente aprovechando la falta de normativa en aquellos países.

    https://felixmaocho.wordpress.com/2017/06/17/21465/

    En cuanto a la situación española, sólo hay normas restrictivas. Se esperaba que saliera una norma mas amplia pero el gran problema es que sacar una norma de este tipo existe las negociaciones coordinadas de CINCO MINISTERIOS, esto hace que antes de que lleguen a coordinarse entre ellos haya un cambio de gobierno y todo se paralice hasta que de nuevo llevan instrucciones “desde arriba”, por lo que nadie es capaz de vaticinar cuando llegará un gobierno que saque una legislación medianamente permisiva, y no absolutamente restrictiva.

    La gigante EADS (European Aeronautic Defence and Space Company) que fabrica el Airbus, en las instalaciones de Sevilla, y con pruebas de vuelo que se hacen en otro sitio mítico de la aviación española, en Arenosillo Huelva, la base de la coheteria partria. instalaciones que pasaron a AEDS cuando compro CASA. está desarrollando prototipos de aviones UAV comerciales, pero la inversión es pequeña, porque por un lado, le afectó la crisis como a todos, y por otra la legislación está tan atrasada, que de nada vale sacar un avión que no puede volar por culpa de normas.

    Igualmente se han hecho experimentos en un aeropuerto de Canarias de aterrizajes y despegues de aviones UAV conjuntamente con aviones comerciales, pues uno de los puntos que hay que solventar, es como coordinar las torres de control de los aeropuertos con los pilotos de los UAV que pueden estar a miles de kilómetros de distancia en un simulador de vuelo cundo hoy las comunicaciones torre/piloto son por radio con un alcance, de digamos de 100 Km.

    El otro gran problema es que muy posiblemente los cargueros UAV sean por economia gigantescos dirigibles que vuelen a velocidades de crucero muy moderadas comparadas con los aviones comerciales, por ejemplo a 150 KM/H. ¿Que ocurre cundo un avión que va a 800 Km/h cruza la estela de un dirigible que va a 150 Km, pero que es del tamaño de un petrolero ?- No se sabe y a la viceversa tampoco. Desgraciadamente un dirigible experimental de este tipo que hacían en Inglaterra, se estrello en los primeros vuelos experimentales.

    Bueno que la cosa esta como para tener 150.000 drones con un señor encima por los cielos de Tokio cada uno a su aire, digamos en un futuro de 15 años.

    • ElPardo - 4 septiembre 2018 - 17:12

      Muy buen comentario. Yo lo vendría a resumir como que:

      En países donde no hay burocracia se es capaz de anticiparse tecnológicamente a la demanda que se va a crear.

      Y en países con burocracia infinita la demanda no se va a cubrir hasta que el resto del mundo la tenga mas que cubierta y de vergüenza ajena. Posición conservadora que al final lo único que hace es castigar a la innovación y favorecer a los cuatro amiguetes de los que conceden las autorizaciones.

      Yo resumiendo intentaría acabar con la burocracia infinita de este país que va a acabar con nosotros…

  • #015
    Pedro Reyes - 27 agosto 2018 - 14:04

    Me parece una idea fantástica, pero creo que es algo precipitado y que da para largo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados