La web en construcción

IMAGE: Maxim Kazmin - 123RFLectura obligada de hoy es la carta que el creador de la web, Tim Berners-Lee, escribe con motivo del vigésimo noveno aniversario de su creación, titulada The web is under threat. Join us and fight for it, publicada simultáneamente en inglés, español, francés y portugués: un alegato que denuncia el asfixiante control de la web por parte de unas pocas compañías y que condiciona, tristemente, el que los próximos veinte años vayan a ser mucho menos innovadores que los veinte anteriores.

En este momento, innovar en la web se ha vuelto enormemente difícil: si no tienes sobre ti el paraguas de unas pocas compañías, tus posibilidades se limitan prácticamente a que te compre alguna de ellas: esas compañías controlan no solo los recursos disponibles y adquieren cualquier proyecto mínimamente innovador que consideren que pueden aprovechar, sino que, además, controlan la difusión de las ideas en la web, con consecuencias por todos conocidas.

Los problemas actuales de la web, el haber contribuido a la expansión de ideas radicales o haber manipulado la democracia condicionando el voto de muchas personas en función de falsos escenarios de confrontación, tienen que ver, además de con una ausencia de educación y de preparación para este tipo de situaciones en los usuarios, con los intereses económicos de estas compañías.

En este sentido, resulta interesantísimo leer, también hoy, a Zeynep Tufekci, profesora en la University of North Carolina y en Harvard, en su artículo en The New York Times titulado YouTube, the great radicalizer, en el que detalla un fenómeno que seguramente muchos hemos podido comprobar cuando entramos en el gran repositorio de vídeos y, tras terminar de ver aquello que acudimos a ver, nos encontramos con esas recomendaciones algorítmicas que pretenden que nos pasemos el resto del día en la plataforma, con recomendaciones que, aparentemente, no podemos dejar de ver. Según experimentos de la autora, esas recomendaciones, destinadas por supuesto a incrementar nuestro tiempo de consumo, tienden a ofrecernos contenido cada vez más radicalizado con respecto al que vimos anteriormente, lo que puede hacer que, durante las pasadas elecciones, si comenzabas viendo un vídeo de un discurso de Trump, terminases recibiendo recomendaciones de supremacistas blancos, de negacionistas del holocausto o de racismo exacerbado. Si por el contrario, comenzando desde una cuenta recién creada, entrabas para ver vídeos de Hillary Clinton o de Bernie Sanders, las recomendaciones de la plataforma te llevaban a ver vídeos conspiranoicos de agencias secretas del gobierno o de supuestas tramas gubernamentales tras el 11S. El fenómeno no se limitaba a la política: si entrabas a ver un vídeo sobre fitness, terminabas viendo contenido sobre ultramaratones. Si consumías vídeos sobre vegetarianismo, rápidamente pasabas al veganismo.

Presumiblemente, no se trata de intereses de Google o de YouTube, más allá del propio interés por que pases más tiempo con los ojos pegados a su plataforma. Si diseñas un algoritmo para incrementar a toda costa el tiempo que una persona pasa en YouTube, ¿cuál es el camino fácil para ese algoritmo? Escoger, de entre todo el contenido disponible, aquel que le ofrece contenidos similares a aquellos por los que demostró interés, pero cada vez más radicales, más exagerados, más extremos. El caso ilustra perfectamente el tema sobre el que Berners-Lee alerta en su carta: los intereses comerciales de unas pocas compañías están jugando un papel tan importante en la evolución y destino de la web, que se han convertido en un serio problema, dado que en muchas ocasiones, esas mismas compañías no entienden lo que tienen entre manos y sus posibles efectos secundarios. Con la excusa de hacer crecer los beneficios de unas pocas compañías, estamos llevando a cabo la radicalización de toda la sociedad, y generando problemas que la propia sociedad va a tener que solucionar.

Según Berners-Lee, la solución está en la regulación. Sinceramente, no lo tengo claro. La regulación, en este mundo compartimentado en el que cada país defiende sus propios intereses, se somete a la soberanía de cada territorio, y resulta completamente inútil en la mayoría de los casos, cuando no abiertamente perversa. La regulación de internet en determinados países persigue criterios abiertamente políticos como privar a sus ciudadanos de determinados contenidos o de la exposición a ciertas fuentes y perspectivas. Buena suerte intentando influir en la regulación de países como Irán, Turquía… o por supuesto China: que el papel de las Google, Apple, Facebook y Amazon en China lo jueguen Baidu, Alibaba y Tencent no es fruto de la mayor brillantez de estas compañías ni de su mejor conocimiento del entorno, sino de una regulación que sistemáticamente ha excluido a otras compañías extranjeras, del mismo modo que los Estados Unidos pretenden ahora hacer con compañías chinas como Huawei o con ZTE. La regulación, en un mundo en el que hemos superpuesto una red global a una regulación parcelada, tiene ahora pocas posibilidades de enderezar las cosas, me temo.

La web es un proyecto en construcción, y nadie dijo que fuese a ser sencillo. Es, seguramente, uno de los proyectos más ambiciosos que hemos visto en la historia, y como tal, está sometido a enormes intereses de cara a su control. En cualquier caso, lecturas muy interesantes, fundamentales, y de fuentes más que autorizadas para decir las cosas que dicen. Si nos lleva a pensar un poco sobre estos temas y a ser un poco más conscientes de determinados fenómenos, ya habremos conseguido un buen objetivo.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “The internet, a work in progress” 

 

14 comentarios

  • #001
    JJ - 12 marzo 2018 - 13:56

    “Reunamos a las mentes más brillantes del ámbito de los negocios, la tecnología, el gobierno, la sociedad civil, las artes y el mundo académico para afrontar las amenazas al futuro de la web. “

    Estoy totalmente de acuerdo con lo expresado en la carta de Sir Tim Berners-Lee. Excepto en la solución que propone para el problema.

    Aquí tenemos a algunos de los dueños de Internet (before and after)

    Internet, tal como lo conocíamos, ha desaparecido al caer en las manos de unas pocas personas que, aparentememte, quieren dominarlo todo, controlarlo todo y ser cada vez mas y más ricas. Pero Internet no se ha enriquecido simo todo lo contrario.

    Mientras tanto, los chinos, con su Chinternet, controlado por el estado, parece que, aunque imitando a Occidente hasta lo están haciendo mejor al evitar ciertas cosas y ciertos problemas.

    Este hecho, en la era digital, puede que termine por hacernos pensar que la democracia es un sistema que no funciona. Y que lo mejor aquí sería imitar a los chinos.

    Todo el mundo sabe que en China existe un sistema político autoritario que a veces se califica como dictadura.

    Rusia, tampoco es un ejemplo de democracia. Recordemos lo que le ocurrió a Pável Dúrov el fundador de VKontakte, el Facebook ruso. Simplemente, se mostró crítico con el poder político y Putin le quitó su Red Social, le obligó a venderla y a abandonar su país.

    En Occidente, somos en apariencia mas civilizados, somos demócratas, pero un Internet en manos de unos pocos millonarios es muy vulnerable, porque controlando a esos pocos millonarios se puede controlar todo Internet. Y controlando Internet…

    Y la única forma que tienen estos millonarios de asegurarse que seguirán siendo los dueños de Internet es asegurándose el poder político.

    “En la actualidad las amenazas a la web son muchas y reales, incluidas las que describí en mi última carta: desde la desinformación y el uso de propaganda política cuestionable hasta la pérdida de control sobre nuestros datos personales.”

    Quizás, deberiamos comenzar por explicar a la gente que los datos que hay en la Red sí tienen dueño, que nos pertenecen a todos y a cada uno los suyos. Y que quien se ha apropiado de ellos simplememte los ha robado.

    Y es posible que estos ladrones no sean siquiera concientes de haberlos robado porque han creído que estaban “minando”, como si los datos fuesen minerales a extraer y no la informacion de personas, de seres humanos.

  • #002
    menestro - 12 marzo 2018 - 14:14

    Los algoritmos no tienen nada ver con las elecciones que realizamos. De hecho, en general incluyen un buen número de alternativas cuando se introduce lo que se denomina “entropía”.

    Los contenidos en general los suben personas que buscan ubicarlos en el entorno de otras corrientes mainstream. Ya sea mediante marcadores o Tags para así obtener mayor visibilidad. Lo que afecta al posicionamiento de los algoritmos. (SEO)

    Los algoritmos no son las nuevas vacunas y, en cuanto a la web, creo nunca se ha innovado de forma tan profusa y en tecnologías tan diversas como actualmente.

    Es impresionante la diversidad de compañías emergentes y tecnologías que se utilizan ahora en el diseño web. Pero claro, siempre serán más visibles las compañías lideres o más representativas, porque es más fácil situarlas en el escenario.

    Toda gran farsa pasa por la simplificación del escenario y el maniqueísmo.

    Parece, que ahora todo consiste en demonizar todo lo que proviene de dos compañías destacadas, mientras todo lo demás queda en la penumbra.

    Esa forma de focalizar la atención en dos únicas compañías sin la capacidad de tomar una mínima perspectiva o contraste, solo es producto de las filias y fobias de cada cual, no de que sea real, igual que en los años 90 se demonizaba a Microsoft y Windows.

    O como hace 100 años, se censuraba la enorme velocidad de las locomotoras de vapor, y el ludismo, como los modernos taxistas, nos prevenían del daño que producía al empleo de las costureras la industrialización “salvaje” del telar.

    Jacquard, ese Amazon de la urdimbre.

    Nadie está a salvo de proyectar esos miedos sobre la tecnología y las máquinas. Ni iluminando las ciudades.

    Cualquiera, puede pasar a ser un neoludita o un fanático “anti-algoritmos” si no mantiene una mínima higiene mental y capacidad de auto-reflexión sobre sus propias inseguridades.

    Pero sí, debo preveniros desde mi exhaustivo conocimiento del tema y los textos fundacionales:

    Estoy seguro de que cualquier día de estos, no sé cual, alguien acierta con la fecha del apocalipsis.

    Comparación de tecnologías Web

  • #003
    Gorki - 12 marzo 2018 - 16:22

    ¿Hablas de la RED o de las Redes Sociales?

    Yo en la RED veo innovaciones todos los días, Basta entrar en el mundo do de los videojuegos para encontrar asombrosas innovaciones ,tanto utilizando lo que ya existe de forma totalmente nueva como encontrando nuevas soluciones técnicas, basta comparar los juegos de los marcianitos u otros que en su vida fueron totalmente innovadores, como el DOOM, la Liga de fútbol, o Civilization y compararlos con lo que hay en la actualidad para ver el tremendo avance, juegos en red, posibilidad que tu crees un avatar e incluso decorados,…

    Y lo más asombroso, no todos proceden de grandes compañías sino que muchos nacen en compañías-garaje como en los viejos tiempos..

    Y fuera de los videojuegos, (que para mi son los que se llevan el primer puesto en innovar, también la encuentro ¿No es Netflix innovador,? No lo han sido Blablacar, Uber, y AirBnb innovadores? ¿No es innovador que Hacienda te mande su declaración y que tu puedas liquidar los impuestos por Internet?

    Indudablemente muchos avances los hacen las grandes compañías, Google Facebook Twittert,… y tambien es verdad que muchas veces compran a quien empieza aveces simplemente para que no se desarrollen. Sin embargo eso se refiere a temas muy concretos, relacionados con Redes Sociales, pero el HTML5 te permite desarrollar cualquier idea que se te ocurra con necesidad de pocos medios. Todo el IoT esta por desarrollar, Si no se ha hecho. no culpemos de ello a las grandes corporaciones.

    Creo que lo que falta hoy es gente con ingenio , mas que gente con recursos para hacer las cosas, Hacer una red que arrase como puede ser WallaPop o TripAdvisor está al alcance de cualquiera. Lo difícil es que se te ocurra.

  • #004
    Gorki - 12 marzo 2018 - 22:32

    He vuelto a leer el post, y la conclusión a la que llego, es que debo ser de otro planeta, porque a mi no me salen “recomendaciones de supremacistas blancos, de negacionistas del holocausto o de racismo exacerbado” ni me salen “recomendaciones de la plataforma te llevaban a ver vídeos conspiranoicos de agencias secretas del gobierno o de supuestas tramas gubernamentales tras el 11S. ”

    He hecho la prueba. He puesto en Google “Discurso de Trump” y el 1º resultado es “El discurso íntegro de Donald Trump, en español | Internacional – El País https://elpais.com › Internacional
    31 ene. 2018 – Con una hora y 20 minutos, el discurso sobre el Estado de la Unión de Trump es el tercero más largo después de los que pronunció Bill Clinton en 2000 y 1995.”
    Al final del articulo El Pais aconseja
    Las frases clave del discurso del estado de la Unión de Donald Trump
    Sigo este y me4 recomiendan
    “Medias verdades en el discurso del estado de la Unión de Trump”

    Vamos que por más que lo intento no llego a un discurso negacionista del Holocausto ni de broma. Pues bien o la .señora Zeynep Tufekci, profesora en la University of North Carolina y en Harvard o se ha confundido, o ha generalizado una casualidad o simplemente nos esta colocando una postverdad

    Me gustaria que hicierais lo mismo con la Clinton o con el video de Fitness para ver lo que resulta.

    Lo que pùedo garantizar, es que en Youtube, pongo por la mañana un tipo de música que me apetece. Creo que esta mañana empece con TOM JOBIN y a estas hora unos 19 horas después estoy oyendo Habaneras y no soflamas de los revolucioarios brasileños y puedo asegurar, que eso más o menos, me pasa todos los días.

    • Mauricio - 13 marzo 2018 - 00:45

      Tu has hecho el experimento sobre Trump en Google y luego en El País, pero Zeynep Tufekci se refiere específicamente a You Tube.

      • Gorki - 13 marzo 2018 - 15:03

        En youtube en mi ordenador
        Introduzco Discurso de Trump
        EN VIVO: Estado de la Unión de presidente Donald Trump en español https://www.youtube.com/watch?v=PqD6Mi43qX8
        1ª recomendacion EN VIVO: Discurso de Donald Trump al congreso (español) –> La America de Trump, DOCUMENTALES
        –> Poder, dinero, y felicidad – CODICIA | DW Documental –> El tejido del cosmos – El túnel del tiempo – Documental
        –> Los descifradores – Documental
        –> El Lado Oscuro del Imperio Romano – Documental
        –> HISPANIA (Trajano: De Turdetania a Roma)
        –> Expedición de Fernando de Magallanes
        Tampoc en Yputube llego a los negacionista del Holocausto-

        Haz la prueba tu mismo y dime a que llegas..

  • #007
    Pablo Castro - 13 marzo 2018 - 11:29

    No creo que haya argumentos para ser más catastrofista que en cualquier otra condición del ser humano.

    El no-sistema del capitalismo ha llegado a Internet por fin, aunque bastante más tarde de lo que se pensaba. Y lo ha hecho como hace en cualquier ámbito: unos pocos se reparten casi todo y dejan poco espacio para que otros crezcan. Nada nuevo en el cibermundo que no fuera ya un hecho mundano.

    El reto de ponerle reglas al capitalismo, que el más grande no pueda abusar de su posición y se perpetúe en el poder, continuará en Internet. Y como siempre ha sucedido, hará falta un nuevo colapso o la colonización de un nuevo espacio para que surjan nuevos repartos de poder. Quién sabe si la partición nacional del ciberespacio, quizá inevitable para frenar las criptomonedas.

    Interesante ver grande cambios en camino, pero difícil vaticinar nada.

  • #008
    Guillermo Comí - 13 marzo 2018 - 13:14

    Los videos que te recomienda youtube es un algoritmo que va en función de su relación con el video anterior, el CTR (ratio de las veces que aparece en la sección de recomendados y los clicks que recibe -aquí influye el nombre del video y su carátula-) y la media del porcentaje del video consumido (si lo ven hasta el final o no).

    Con lo cual, lo que te recomienda Youtube es, básicamente, de media, lo que se supone que quieres ver. Si cada vez queremos cosas más radicales no es culpa de Youtube, es culpa de la idiosincrasia del ser humano.

    A partir de aquí, siempre sale el mismo debate: regulación vs. educación. Muchas veces pienso en la fábula del escorpión y la tortuga. Siguiendo el símil, se podría prohibir que las tortugas ayuden a cruzar el río a los escorpiones. El problema está en que nosotros no somos la tortuga, somos el escorpión. ¿Tendría sentido una prohibición a los escorpiones, impuesta por ellos mismos, de no picar a la tortuga? En el coaching ya lo dicen: el cambio solo es efectivo si sale desde uno mismo. Con lo cuál, aquí la obligación no interviene para nada, sino que es a partir de la comprensión propia de cada uno, basado básicamente en la educación.

    • JJ - 13 marzo 2018 - 18:37

      Conocía la fábula del escorpión y la rana. Y sabía que existe la tortuga escorpión. Pero no había oído nada sobre la fábula del escorpión y la tortuga.

      Ahora veo que existe, y que es una variante de la anterior.

      Lo que no entiendo es porqué dices que nosotros (nosotros, quienes?) somos el escorpión…

      Los psicópatas son solo el 1% de la humanidad.

      • Guillermo Comí - 14 marzo 2018 - 09:57

        No entiendo pq nombras a los psicópatas. No influyen en la media de internet (que es una muestra estadística de la humanidad), porque como bien dices, serán un 1% aprox.

        Youtube, el clickbait, el algorismo de facebook, etc. si lo que te acaban dando es contenido de mierda, es porque el humano, de media, quiere dicho contenido. Solo hace falta ver como han subido las audiencias de todos los programas que han desmenuzado el caso del niño Gabriel Cruz. Más claro aun, empieza a escribir “Gabriel” en el Google y este te mostrará las diferentes búsquedas de Gabriel Cruz muy por encima de Gabriel García Marquez.

        Con ello, lo que quiero decir, es que el ser humano construye un mundo que es el reflejo de lo que es él en general. Igual pasa con los políticos, son un reflejo perfecto de lo que somos. Nos guste o no, somos como el escorpión de la fábula, no podemos dejar de ser un escorpión, aunque al final nos perjudique y muramos a causa de ello (como en la fábula).

        Enrique suele recurrir a la tragedia de los comunes para explicar las desdichas que nosotros mismos nos causamos, pero yo soy más partidario de la fábula del escorpión. Hay que entender, que toda la historia está marcada de tragedias (fíjate en las tragedias griegas) que explican perfectamente nuestro modus operandi como especie.

        De todos estos “escorpiones”, hay unos pocos que permiten que avancemos y progresemos (Stephen Hawking D.E.P) como especie, pero la gran mayoría, por desgracia, mueren cruzando el río.

    • Xaquín - 13 marzo 2018 - 19:57

      Me gusta el enfoque. A los humanos nos gusta a veces ir contra natura, para resolver los problemas artificialmente creados.

      La educación del ser humano es muy compleja e interminable. Pero hay gente empeñada en reducirla a títulos y obediencia.

  • #012
    Ivan Rosas - 15 marzo 2018 - 16:40

    Este articulo nos deberia poner a pensar que es lo que estas grandes empresas estan tratando de mostrarnos y cuidado porque lo que ellos quieran puede cambiar bruscamente y al final lo que nos presenten sus algoritmos puede llegar a ser muy extremo. Reflexionar como la regulacion que se le piensan implementar es algo mas que descabellado porque concuerto que cada pais tienes sus propios intereses.

    Sera que alguna dia sean las maquinas quienes evolucionen y generen sus propios algoritmos o sera el humano el que evolucione mas rapido, la verdad sera un misterio que tal vez no llegue a ver y no se si estoy alegre de que sea asi, saludos.

  • #013
    Pedro Torres Asdrubal - 19 marzo 2018 - 12:28

    “¡Hay que luchar por las pensiones!” Decían…

    Si hay que “luchar” por algo me temo que lo hemos perdido y no lo sabemos todavía.

    “¡Guerra a la piratería, las drogas y la prostitución!” Decían…. y hoy somo el paraíso de las tres…

  • #014
    visitalascatedrales - 2 abril 2018 - 16:53

    Cuanta razón.
    saludos desde el norte

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados