Vehículo autónomo: un juego de plataformas

ApolloEl gigante chino Baidu presenta en el CES 2018 la segunda versión de su software para vehículos autónomos, Apollo, lanzado originalmente en abril del pasado año como plataforma abierta y gratuita disponible para toda la industria, en lo que ya comentamos en su momento que suponía un intento de hacer una jugada a Google siguiendo el mejor estilo Google, emulando la estrategia que la empresa de Mountain View utilizó con Android frente a Apple en el entorno smartphone.

En el ámbito del vehículo autónomo, la iniciativa de Google, Waymo, es en este momento la única que puede presumir de tener, desde noviembre del pasado año, una flota de vehículos sin conductor de seguridad transportando personas en Phoenix, Arizona, que a partir de febrero se supone que terminará su fase de pruebas y se transformará en un servicio de taxis completamente autónomos. En ese sentido, la iniciativa de Google siempre fue muy clara: no pretendían construir un vehículo, sino un conductor. Que el vehículo sobre el que se ha instalado su plataforma de software haya sido el Chrysler Pacífica ha sido simplemente una cuestión de oportunidad: Fiat Chrysler se encontraba enormemente retrasada en ese ámbito con respecto a sus competidores, y vio la posibilidad de trabajar con Google como un proyecto de bajo riesgo y muchas posibilidades de capitalización en términos de imagen.

Mientras tanto, el resto de las marcas de automoción, incapaces de seguir la ruta que conduce al vehículo autónomo solas, han ido buscando socios tecnológicos, protagonizando un auténtico juego de silla musicales: las últimas en hacer anuncios en ese sentido han sido Volkswagen y Hyundai, que han cerrado un acuerdo con Aurora, la plataforma creada por nada menos que Chris Urmson, anteriormente director del proyecto de vehículo autónomo de Google; Sterling Anderson, antes en el proyecto de Tesla Autopilot; y Drew Bagnell, profesor del Instituto de Robótica de Carnegie Mellon y fundador del Uber Advanced Technologies Group. Pero en realidad, toda la industria de automoción ha llegado a acuerdos de este tipo: Toyota acaba de anunciar en CES su e-Palette junto con Uber y Amazon, una visión de plataforma rodante autónoma con la que puedes crear desde un servicio de transporte, hasta un servicio de reparto de pizzas que llegan al usuario perfectamente calientes (mientras pone de manifiesto la visionaria imaginación de Charlie Brooker en uno de los episodios de la última temporada de Black Mirror :-)

Anteriormente, hemos visto operaciones como la adquisición de Cruise por GM (que pretende fichar a 1,100 personas con salarios medios de $116,000 en los próximos años), la inversión de mil millones de Ford en ArgoAI, y a muchos otros jugadores, como la startup del MIT nuTonomy, llegar a acuerdos con todo tipo de fabricantes de automóviles o de componentes, y a compañías tecnológicas seguir elevando el nivel de la innovación con nuevos componentes. Está claro: el vehículo autónomo es ya la gran fiebre de la industria, el punto en el que todo fabricante tiene que estar, razón por la que, como muchos habíamos previsto, será una realidad completamente cotidiana mucho antes de lo que se esperaba.

Es en este panorama donde Baidu pretende marcarse una jugada espectacular con Apollo. De entrada, su condición de plataforma abierta ha posibilitado un dinamismo espectacular: en su página aparecen nada menos que ochenta y ocho logotipos de socios. Pero además, una rápida inspección permite comprobar la gran abundancia de compañías chinas, un ecosistema especialmente cohesionado y que, a pesar de contar en muchos casos con escasa proyección fuera del país, está jugando un papel fundamental como ecosistema que soporta procesos de innovación. Es en este ecosistema privilegiado donde, en práctica ausencia de empresas extranjeras, las compañías chinas ruedan los productos y servicios que, posteriormente, lanzan para su expansión en el resto del mundo. Si Apollo consigue convertirse en la plataforma elegida por algunos fabricantes de automoción chinos, podríamos estar hablando fácilmente de un reposicionamiento de las marcas chinas de cara al nuevo panorama configurado por el vehículo autónomo.

En este momento, pese a su impresionante éxito, Waymo trabaja tan solo con una marca de automoción, Fiat-Chrysler, y en lo que parece más bien un acuerdo puntual que una verdadera alianza estratégica. Apollo, a pesar de estar aparentemente en un nivel inferior de desarrollo y prever su capacidad para circular en tráfico real para diciembre de 2020, cuenta con una amplísima plataforma de fabricantes de automóviles, fabricantes de componentes, universidades, institutos de investigación y empresas tecnológicas interesadas en el avance del proyecto. Como tantos otros ámbitos, el desarrollo del vehículo autónomo va a depender fundamentalmente de lo que ocurra en estas estrategias de plataforma.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “How platforms are going to shape the future of autonomous vehicles

 

19 comentarios

  • #001
    marcelo - 9 enero 2018 - 17:05

    El problema de los chinos es que su plan es ponerse de aquí a tres años al nivel que tiene Google hoy… por muchos recursos que le metan, les llevan una distancia sideral. Tal vez lo más sensato que podrían hacer las marcas es quedarse quietos y ver qué es lo que propone Waymo, que será tecnología para todo el mundo (que pague la licencia, claro). Para qué liarse con alianzas de rezagados y enormes gastos en i+d cuando hay una compañía gigantesca que te lleva años de ventaja, ya tiene la tecnología a punto y te va a dejar ser su amigo?

    • Gorki - 9 enero 2018 - 18:38

      No estoy totalmente de acuerdo, Esto de la investigación, se asemeja a abrir nuevas vías de escalada por la montaña, quien lo hace tiene el mérito y el honor de ser el primero, pero quien le sigue, recorre lo que a ellos le costó sudor y lágrimas, velozmente porque ya se encuentra la senda abierta y marcada, evitando recorrer los senderos que no llevaron a ninguna parte, y con los clavos colocados en la roca.

      Hace poco no había nada mas que un loco, Google, que pensaba que la conducción autónoma era posible. Hoy son multitud quienes tiene un proyecto más o menos avanzado, pese a que muchos solo empezaron hace unos meses.

      Se corre mucho cunado fichas a Chris Urmson, anteriormente director del proyecto de vehículo autónomo de Google;

      Cuando llegue Google al éxito, aun tendrá que ganar la batalla de obtener la autorización de circulación de los coches autóno,mos, algo nada sencillo.

      Los otros puede llegar entre seis meses y un año más tarde y encontrarse así ya una serie de lugares por donde sus coches puedan andar sin problemas porque Google ha conseguido que se modifiquen las leyes..

      Pongo un ejemplo, los Drones tiene aparentemente más fácil el poder circular, entre 100 y 300 metros de altura casi no hay obstáculos.a su paso, el riesgo de chocar es mucho más bajo, pero sólo están funcionando regularmente para el reparto de mercancías en Ruanda, en ningún país occidental les dejan aun circular libremente.

      • Carlos Quintero - 9 enero 2018 - 20:52

        Buena observación: no es una distancia sideral, son pocos años (menos de 5), una vez que se sabe que es posible. Por poner un ejemplo tecnológico real, la historia de la carrera nuclear cuanta cómo los soviéticos tardaron solo 4 años desde que se pudieron poner a ello (1945-1949) en conseguir su bomba nuclear, y lo hicieron de una forma muy inteligente: por un lado, disponían de mucha información técnica sobre la bomba de EE.UU. conseguida mediante espionaje durante la guerra, del proyecto Manhattan. Por otro, pusieron a equipos independientes de sus científicos a trabajar en el tema, sin conocer la existencia de los otros equipos. Si los equipos discrepaban en el diseño, se les revelaba la existencia de los otros equipos y se confrontaban sus diseños para que se pusieran de acuerdo. Y cuando estaban de acuerdo en un diseño, se confrontaba con el diseño obtenido por espionaje, y se adoptaba este (que se sabía que funcionaba) aunque hubieran llegado a un diseño técnico en teoría más eficiente (sobre el papel, porque nadie lo había probado aún).

        La innovación tecnológica no consiste solamente en ser el primero en hacer algo. También es importante que los competidores no te lo puedan copiar en mucho tiempo.

        La otra observación sobre la autorización legal es también muy oportuna.

        • Krigan - 10 enero 2018 - 02:03

          En efecto, son pocos años de ventaja. La propia Google tardó solo 8 años, dado que empezó en el 2009, y en noviembre del año pasado ya tenía circulando a sus coches sin conductor de seguridad. En estos años se ha producido un salto de gigante en el desarrollo de la IA, algo vital para la conducción autónoma, y además muchos competidores llevan ya un par de años con sus propios proyectos.

          Mientras que la bomba atómica era un secreto militar celosamente guardado (lo cual no le sirvió de mucho a los gringos), cualquiera puede contratar a los ingenieros de Google Car, o comprar las empresas fundadas por ellos. O bien ingenieros de los proyectos competidores, y que muchos han estado trabajando con antiguos ingenieros de Google, aprendiendo de ellos. El conocimiento tiende a difundirse.

          Pero sigue siendo una ventaja de años, y en la cosa tecnológica eso es mucha ventaja. Está el freno regulatorio, mientras cambian la regulación, pero es que la regulación ya ha estado cambiando en diversos sitios, Google en eso tampoco parte de cero.

          No obstante, la jugada de Baidu es muy interesante. Baidu (como cualquier otro) está en desventaja frente a Google. ¿Puede un ecosistema abierto superar la ventaja de ser el primero? Ya pasó con Android. Pero el valor de esta propuesta consiste precisamente en el hecho de que sí hay una importante ventaja en ser el primero.

          A Google no se la va a ganar montando tu propio proyecto “estilo Google Car” y pensando “nos lleva solo 3-5 años de ventaja”. Si alguien consigue ganarla, será a base de seguir una estrategia alternativa, una que le dé un vuelco a la situación. Por ahí va la jugada de Baidu.

          • JJ - 10 enero 2018 - 16:05

            En este caso no creo que la ventaja de años sea tan importante. Se trata sobre todo de software, que se copia fácilmente (espionaje, ingeniería inversa, etc.). Y si hay alguien que sepa espiar y que pueda copiar bien y rápido son los chinos.

            Luego está el desarrollo del hardware, y allí los chinos ganan por goleada.

            Pocos países tienen su propio buscador, su propia Red Social, su propio WhatsApp… (también su Uber y compitiendo). Y es que los chinos todo lo copian y bien.

            Mucha gente cree que Google es una empresa inmensa e insuperable pero, lamentablemente, está muy sobrevalorada (y no me refiero solo a su valor en bolsa). En realidad es una empresa, un grupo, no tan grande con varios negocios grandes pero poco rentables. Es mas bien un gran fondo de inversión sobre el que no se sabe que pasará (ya sé que tienen Android, Google Play, etc.).

            China, en comparación, es un país enorme donde sus grandes empresas tienen relación directa con el gobierno. Quiero decir que si en China deciden a nivel político ir adelante con el coche autónomo las empresas tendrán todas las facilidades para desarrollarse (dentro y fuera de su mercado) y, rápidamente se convertirán en los número 1.

            Además, las empresas chinas en este campo podrían adelantarse y ofrecer un producto mas barato o incluso evolucionado (pienso en la IA de los smartphone de Huawei).

            Y otra cosa, una vez Yahoo (creación de un chino, hoy accionista de Alibaba) fue el principal buscador, llevaban años de ventaja sobre cualquiera que quisiera hacerles sombra. Pero apareció Google (que antes intentó venderles su invento a Yahoo) y se quedó con todo.

            Y es que este mundo es así. Google o Facebook también serán superados algún día. Mientras que China seguirá avanzando durante mucho tiempo. Tienen las ideas claras, los medios y la ambición. Y van a por todas, incluído el coche autónomo.

  • #006
    Pepe Pérez - 9 enero 2018 - 18:39

    Cada vez estoy más convencido de que va a haber mucha, mucha sangre. El darwinismo atacará de nuevo y sólo triunfarán los que mejor se adapten una vez más, no los más grandes. Sobrevivirán como mucho cuatro, quizás sólo dos.

    La historia de Blackberry o Nokia serán una anécdonta comparada con la matanza que va a haber entre los dinosauros de la industria pesada del automóvil.

    • Gorki - 9 enero 2018 - 21:30

      “La historia de Blackberry o Nokia serán una anécdonta comparada con la matanza que va a haber entre los dinosauros de la industria pesada del automóvil “.

      De acuerdo, pero por que no entre los dinosaurios tecnológicos-

      Por ejemplo, parece que Apple y su coche autónomo, se está quedando descolgada en esta guerra, por no hablar de Intel a la que veo alejada de la fabricación del LIDAR, que es al coche autónomo como el procesador al PC-

      La generalización del vehiculo autónomo. (sea cuando sea que se produzca, lo que no tengo claro, porque desconozco a que velocidad va a sustituir al coche con conductor), va a suponer como todas las rupturas la aparición de nuevas empresas y el naufragio de otras antiguas muy consolidadas.

      • Krigan - 10 enero 2018 - 00:34

        No es simétrico. La disrupción del coche autónomo afecta al negocio de Ford, no al de Apple. Lo peor que le puede pasar a Apple es que no llegue a vender (o alquilar) muchos coches, pero seguiría llenándose los bolsillos con los iPhones.

        • Gorki - 10 enero 2018 - 08:48

          pero seguiría llenándose los bolsillos con los iPhones.

          ¿Seguro? Nokia debía pensar igual .

          • Luis - 10 enero 2018 - 13:40

            Si, seguro. que no le pasará nada a Apple si no está en el mercado de los coches autónomos.

            Los smartphones sustituyeron a los Nokia y BlackBerry.

            El coche autónomo no sustituye al iPhone. ´

      • Pepe Pérez - 10 enero 2018 - 20:49

        No es descartable, de hecho unos ya van de la mano de otros y por tanto correrán la misma suerte para bien o para mal, pero el problema principal es el monocultivo. Los fabricantes de vehículos sólo hacen eso. Los gigantes tecnológicos suelen hacer alguna cosa más

      • HastaDNDvamosAllegar - 12 enero 2018 - 15:56

        Si se generaliza el vehículo autónomo en China, cosa que podría ocurrir y que el gobierno chino buscará (por lo mismo que tiene su propio sistema operativo Dragón, su red social y chat propios, su gran Firewall…etc) vamos a tirar en Occidente todas las barreras legales que hay sobre el coche autónomo, al no poder competir con casi un continente coordinado, con el vehículo autónomo implantado con gran industria y todo el secretismo y control unificado.

        Sería cómo la invención de Internet o la llegada del hombre a la luna, un hito inolvidable que al hombre le va a cambiar (al pobre para peor) la vida.
        Sería un trauma para miles y miles de Pymes de Occidente.

        La cuestión a largo plazo es si el planeta puede soportar vehículos autónomos funcionando 24 horas.
        No nos vamos a conformar con menos coches cuando recibamos el mensaje en el móvil:”Su vehículo autónomo está solicitado. Llegará a la ubicación convenida en quince minutos”.

  • #013
    JJ - 9 enero 2018 - 18:40

    Supongo que pronto los chinos lo harán mejor y más barato. Lo que no sepan lo aprenderán o harán alianzas.

    Estaba leyendo sobre Didi con Taxify, un ejemplo.

    http://www.businessinsider.com/didi-chuxing-taxify-uber-europe-africa-2017-8

    La idea de Uber está muy bien, pero los chinos son muy listos. Todo lo copian y lo hacen mas barato (también siguen teniendo una gran industria de falsificaciones).

    Al notar que los de Uber no son tan listos pues cobran demasiado al conductor y dueño del coche, se han apropiado de la idea, pero donde Uber les pretendía cobrar el 25 ellos comienzan por bajar la comisión exigida al 15%, y seguro que están dispuestos a bajar hasta donde sea necesario para hacerse con los mercados.

    Google tiene que pensar si podrá competir con los chinos cuando estos ofrezcan lo mismo, una solución para el coche autónomo, pero más barata, a la industria automotriz. Se aliarán con los chinos?

    Creo que quizás pronto los que hoy compran iPhone de gama alta preferirán un Huawei con inteligencia artificial incorporada.

    • HastaDNDvamosAllegar - 12 enero 2018 - 16:23

      No creo que intenten exportar la tecnología del coche autónomo, de la misma manera que no exportan su red social ni su sistema operativo Dragón, quizá sólo a Corea del norte y Vietnam. Será una tecnología estratégica para el país.

      La mentalidad china será implementarlo a lo bestia, guardándose sus secretos y ver cómo el resto de países no pueden ser competitivos ante una sociedad sin conductores, ni siquiera USA podrá reaccionar su pierde el liderazgo ya que en cada estado federal tendrán una ley distinta.

      • JJ - 12 enero 2018 - 21:20

        Sin embargo, si te fijas, con Didi Chuxing han salido también a competir por el mundo contra Uber. Y ofrecen un servicio similar pero más barato.

        Supongo que con el coche autónomo harán lo mismo en cuanto puedan. Y habrá sinergia con Didi.

  • #016
    Xaquín - 9 enero 2018 - 19:30

    Puede ser off, pero me quedo con el atropello de la pizzera autónoma de Black Mirror. Para indicar que muchos “machitos humanos” empezarán a denunciar a los vehículos autónomos como responsables del accidente. Y nueva rama de la abogacía…

    • Pepe Pérez - 9 enero 2018 - 20:47

      Siempre ha habido gente que se tira a los coches, pero me parece que no es buena idea denunciar a un vehículo que va atiborrado de cámaras y sensores.

    • Carlos Quintero - 9 enero 2018 - 21:27

      No le veo mucho recorrido a esa “práctica”: el coche autónomo lo ve y lo graba todo. Buena suerte en el juicio para los falsos denunciantes ;-). Con el primero que pierda, pague las costas del juicio y salga en las noticias se acaba el tema…

      • curso de manipulador de alimentos - 12 enero 2018 - 10:25

        La verdad es que ya hay muchos paises que las aseguradoras obligan a los conductores poner camaras en sus coches. Es algo muy curioso :)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados