Open Banking: ¿qué cambió el 13 de enero?

Open Banking APIx

En octubre de 2015, el Parlamento Europeo adoptó una versión revisada de la Payment Services Directive, PSD2, destinada a promover el uso y desarrollo de servicios de pagos innovadores y móviles a través de la apertura de los servicios bancarios. Contrariamente a lo que suele ocurrir con las directivas comunitarias, que suelen dejar un amplio espacio a los países miembros para su implementación, PSD2 no lo hace: es sumamente estricta en su hoja de ruta, y ahora es cuando empezamos a ver sus primeros frutos.

El Reino Unido fue uno de los países que, de una manera más clara, vio en PSD2 una mayor fuente de oportunidades. Con numerosas compañías en vanguardia del fintech desde sus inicios, las autoridades del país vieron la posibilidad de utilizar la regulación como una fuente de dinamismo para el mercado: en agosto de 2016, la Competitions and Market Authority (CMA) del Reino Unido publicó una directiva en la que requería a los nueve bancos más grandes del Reino Unido que permitieran que las startups con licencia accedieran directamente a sus datos si el usuario así lo requería, hasta el nivel de transacciones en cuenta, y estableció la fecha del 13 de enero de 2018 como límite para su aplicación, convirtiéndose así en el primer país en llevar a la práctica este concepto. De hecho, el interés del país es suficientemente importante como para mantener sus planes de manera completamente independiente al desarrollo del Brexit.

Podemos ver explicaciones sobre Open Banking en diversos formatos, desde manejables infografías, hasta completos artículos al respecto o informes de consultoras. Lo que tenemos que saber, básicamente, es que la nueva directiva cambia el modelo de actuación de la banca tradicional y la obliga a presentar sus datos en forma de APIs (interfaces de programación de aplicaciones) estandarizadas y accesibles para cualquier actor aprobado para ello que lo demande en virtud de una petición de sus clientes. Como tal, Open Banking no es una aplicación, ni un servicio como tal, sino una forma de facilitar el intercambio de datos a requerimiento del usuario. proporcionando a este un nivel completo de control sobre esos datos: los bancos dejan de tener esa gestión como un derecho exclusivo, y se ven obligados a incorporar APIs para permitir que cualquier actor autorizado como tal pueda acceder a los datos de sus usuarios. A partir de aquí, lo que queramos.

¿Qué ha ocurrido a partir del día 13 con la llegada de la fecha límite y la aplicación de Open Banking en el Reino Unido? De buenas a primeras, prácticamente nada. El regulador ha emitido cartas a los principales bancos con instrucciones al respecto, algunos han pedido prórrogas para terminar de adaptarse, y por el momento, no se ha visto mucho más. Sin embargo, aunque los comienzos sean lentos, haya pocas noticias al respecto, muchos usuarios no tengan ni idea de qué estamos hablando, y las compañías que quieran participar deban registrarse y ser homologadas para ello, un proceso no especialmente sencillo, estamos hablando del mayor cambio que hemos presenciado en la actividad bancaria desde prácticamente el inicio de los tiempos, y de algo que dará lugar a un ecosistema completamente diferente.

De entrada, la idea es dar entrada en la gestión de nuestro dinero y nuestra actividad económica a un número de actores mucho más elevado siempre que cumplan unos requisitos determinados y que exista un control del usuario. Esto puede ser una vía de entrada, obviamente, para muchas nuevas compañías dentro del mundo fintech, pero también para los grandes actores del mundo online, como Google o Facebook, con todo lo que ello conlleva. Con las nuevas reglas, cualquier entidad aprobada podrá no solo gestionar pagos o transacciones sin necesidad de llegar a acuerdos con los bancos o sin hacer scrapping de los datos del usuario a partir de su usuario y contraseña, como ocurría hasta el momento. La fase inicial tiene un ámbito limitado e incorpora únicamente datos de la cuenta corriente: las tarjetas de crédito y otras cuentas de pagos serán agregadas a lo largo de los próximos dos años, en una fase compleja en la que se prevén problemas de diversos tipos, mala prensa, artículos interesados hablando de terribles peligros, bancos tradicionales intentando convencernos de que “eso ya lo hacían ellos”, o incluso posibles ofuscaciones interesadas para intentar evitar la percepción de una transición sencilla.

Pese a la escasa publicidad y la aún relativamente baja incidencia de la llegada de la fecha límite, no nos confundamos: estamos ante la innovación que dará forma al nuevo ecosistema bancario, a la posibilidad de que confiemos en otros actores innovadores o en software inteligente para administrar nuestro dinero. Si los bancos tradicionales quieren ser algo más que simples contenedores comoditizados, tendrán que mejorar su propuesta de valor y, sobre todo, convertirse en atractivos para unos clientes que, a día de hoy, por lo general, no los tienen en la mejor de sus estimas. A todos los efectos, en banca, estamos comenzando una nueva era.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Open Banking: what changed on January 13?” 

 

21 comentarios

  • #001
    Gorki - 16 enero 2018 - 17:00

    Pongo un ejemplo para aclarar, (si lo he entendido bien)

    Cualquier organización a la que nosotros demos permiso, por decir una posible, PAYPAL, podrá acceder al estado de nuestra cuenta bancaria y si hay saldo suficiente, solicitar un pago de un servicio/producto que hayamos adquirido.

    Como consecuencia, por ejemplo, la tarjeta VISA, no sera emitida por un, (nuestro), banco, sino que, (con nuestro permiso), podrá directamente VISA explorar nuestras cuentas corrientes en todos los bancos y pagar a partir de la cuenta en que tengamos saldo suficiente sean la cuenta del banco que sea,

    Con ello, en principio los bancos tradicionales, salvo que den adicionalmente otros servicios financieros, como prestamos, seguros, etc,, quedan como los lugares donde se depositan los ahorros hasta su utilización y la única arma que tienen, es tener gastos bancarios más pequeños y los intereses más grandes, pues el tener muchos cajeros, sucursales o tarjetas expedidas no les produce la menor ventaja competitiva.

    Tu puedes tener la cuenta en la Banco Herrero, (como ejemplo de Banco pequeño) y mediante un acuerdo con Mercadona, (como ejemplo organizacion intermediaria grande), tener a tu disposión saldo en cualquier cajero de Mercadona, porque Mercadona te da dinero que directamente saca de tu cuenta en el Herrero

    Si es así, (que no estoy seguro de haberlo entendido), menuda faena para los bancos grandes que jugaban a ser como Dios y estar en todas partes.

    • Alqvimista - 16 enero 2018 - 17:34

      Entonces, si no he entendido mal, cualquier tienda asociada -como el Mercadona de tu ejemplo- se convierte de facto en un cajero del Banco Herrero, ¿no?
      Y un fabricante de software podría crear una aplicación que manejara las operaciones bancarias de varios bancos, permitiendo al cliente optar por tener una sola aplicación bancaria universal.
      Esto me parece bien, lo que ya no sé si me convence es que Mercadona o PayPal puedan conocer mi saldo -¿y mis operaciones?- más allá del hecho de tener que cobrar una compra… ¿o lo estoy entendiendo mal?

      • Javier Cuchí - 17 enero 2018 - 09:17

        De hecho, ya hace algún tiempo que ING lo viene haciendo con varias cadenas comerciales (así, de memoria, recuerdo DIA y Clairel que, además, me parece que pertenecen al mismo grupo) en cuyas cajas puedes sacar dinero en efectivo con la aplicación TWYP

        • Gorki - 17 enero 2018 - 11:03

          La diferencia, es que ahora sacan dinero de un solo banco con el que tiene un acuerdo previo, mientras que con el nuevo sistema cualquier sitio autorizado a hacer este tipo de transacciones, puede hacerlo de la cuenta corriente de cualquier banco.sin haber llegado previamente a acuerdo con ellos

    • Pepe Pérez - 16 enero 2018 - 18:14

      Y aún sin dárselo Cesión de datos a terceros de formas diversas con amparo legal de curiosas maneras.

      • Gorki - 16 enero 2018 - 20:25

        Cesión VOLUNTARIA de datos, nadie que tu no hayas autorizado previamente, (no se por que medio), podrá obtenerlos.

        • Pepe Pérez - 16 enero 2018 - 21:52

          Son descuideros como los ladrones de mercadillo y actuán a nuestras espaldas. Y en ocasiones colaboramos voluntariamente.

          • Gorki - 17 enero 2018 - 11:05

            Igual que descuideros que tu actual banco, que también sabe el saldo que tienes.

          • Pepe Pérez - 17 enero 2018 - 17:41

            Si, pero además de seguir haciéndolo ellos ahora abren las puertas y dejan entrar a cualquiera. Lo hacen bancos, compañías telefónicas…

  • #010
    Luis Íñigo Gimeno - 16 enero 2018 - 17:09

    En España, BBVA hace ya tiempo que ha abierto sus APIs. Tenemos algún dato acerca de la experiencia?

    • Enrique Dans - 16 enero 2018 - 17:19

      Sí, lo presentaron a mediados del año pasado, pero no tengo mucha más información sobre desarrollo…

  • #012
    Roberto - 16 enero 2018 - 17:47

    Entonces ya se pondrá implementar un servicio como mint.com en europa?

  • #013
    Pepe Pérez - 16 enero 2018 - 18:18

    A veces pienso que cada día somos más tontos.

  • #014
    JJ - 16 enero 2018 - 19:01

    Me gustaría saber cuál es el alcance de todo esto y de que forma beneficiará o podrá perjudicar al ciudadano consumidor.

    Tengo claro que los bancos tradicionales son muchas veces intermediarios innecesarios, incluso parasitarios, cobrando comisiones abusivas o por servicios que no existen.

    Sin embargo, hay todavía una cierta cantidad de bancos privados diferentes, en cada país, y hasta cierto punto puedes elegir (aunque cada vez menos).

    En Internet, en cambio, prácticamente no se puede elegir. Se van creando monopolios de hecho, sin competencia posible, como Google, YouTube, Facebook, Amazon, etc. y esto puede dar lugar a que los bancos tradicionales sean reemplazados por una empresa monopólica, o por un oligopolio. Y puede que esto finalmente no sea positivo para el consumidor.

    Si los monopolios deben ser evitados, por los problemas que generan en el mundo real, entiendo que no debería ser diferente en el mundo virtual.

    Hoy, ya existen empresas importantes en Internet en las que ni siquiera te puedes registrar si no tienes una cuenta en Facebook, por ejemplo Tinder (y no tienen excusa, porque existen otras como la alemana Jaumo que sí dan opciones).

    No sé si Facebook tiene, en este caso, un acuerdo con Tinder, pero esto ya está pasando. Mañana, bien podría ocurrirnos que para obtener cierto servicio bancario, crédito, etc. nos veamos obligados a estar registrados en Facebook, por poner a esta Red Social monopólica como ejemplo. Pero lo mismo si se tratase de Google, Amazon, etc.

    • Javier Cuchí - 17 enero 2018 - 09:23

      De hecho, llevamos muchísimos años siendo prisioneros de Microsoft en el PC. Aunque Mac siempre ha llevado una vida aparte y Linux ha progresado muchísimo y la prisión ya apenas se nota (a lo que ha ayudado mucho, además, que Microsoft haya sido prácticamente barrida del mundo del móvil y la tableta), aún de vez en cuando se da uno un tropezón con algún periférico incompatible o con proveedores negligentes que implementan mal sus productos para SO no Microsoft.

      Y muy poca gente se queja. Si no ha habido acción contra un monopolio (impuesto, además y con frecuencia, de manera fraudulenta y tramposa) no veo por qué hay que esperarla contra otros.

      • Pedro Torres Asdrubal - 18 enero 2018 - 14:09

        Soy un Android. ¿Es que un Android no tiene procesador? ¿Es que un Android no tiene RAM, placa madre, unidad lógica, fuente de alimentación, pantalla? ¿Es que no se alimenta de la misma electricidad, dañado por los mismo usuarios, sujeto a los mismos hackeos, curado por los mismos, parches, calentado y enfriado por el mismo uso y por el mismo desuso que un clónico? Si nos llenáis de pestañas, ¿no nos ralentizamos? Si nos llenáis de programas, ¿no nos quedamos sin RAM? Y si nos apagáis, ¿no nos reiniciaremos?”

        Fuentes: Shylock, El mercader de Venecia, William Shakespeare.

  • #017
    Victor - 16 enero 2018 - 19:07

    Muchas gracias por el artículo. Sabes que me hacia ilusión aprender más sobre ello. Leyendo más veo que muchas cosas van a tardar al menos hasta finales de año hasta que pueda haber cambios reales.

    Igualmente me hace mucha ilusión. Va a ser un cambio que va a forzar mucha competencia. Yo a día de hoy ya uso una fintech como si fuera mi banco principal y no podría estar más contento. La comparación entre un servicio como N26, Monese o Revolut (mi favorita) y el banco clásico más avanzado es enorme. En ellas sientes que de verdad controlas el dinero, las demás frustración y miedo a ser “robado” es un sentimiento más común cuando las comparas.

    Por favor escribe más sobre el tema a medida que los cambios reales comiencen.

    • JJ - 16 enero 2018 - 23:18

      Estaba leyendo sobre la compra-venta de Bitcoins usando Revolut sin necesidad de salir de la App y con un 1,5% de comisión. La verdad es que no está mal.

      El joven fundador de la empresa, que trabaja con MasterCard, está seguro de que el Bitcoin no es un fraude. Y conoce bien el mercado. Supongo que la App cumplirá con todos los requisitos de seguridad.

      Comprar Bitcoin sin salir de la app

  • #019
    Anon - 16 enero 2018 - 23:12

    Hola Enrique:
    ¿Vas a tratar la polémica que ha salido con las acusaciones a twitter de estar discriminando a los republicanos?
    Un saludo y gracias por el blog.

  • #020
    JJ - 16 enero 2018 - 23:23

    Estaba leyendo sobre la compra-venta de Bitcoins usando Revolut sin necesidad de salir de la App y con un 1,5% de comisión. La verdad es que no está mal.

    El joven fundador de la empresa, que trabaja con MasterCard, está seguro de que el Bitcoin no es un fraude. Y conoce bien el mercado. Supongo que la App cumplirá con todos los requisitos de seguridad.

    Comprar Bitcoin sin salir de la app

    PD Perdón, últimamente estoy cometiendo errores con los enlaces

  • #021
    Pedro Torres Asdrubal - 18 enero 2018 - 13:54

    Hace meses que saco dinero cuando echo gasolina y los cajeros empiezan a darme la misma sensación que la prensa en papel: nostalgia.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados