China, Estados Unidos… y el 5G

IMAGE: Believeinme33 - 123RFTras la reciente decisión de una compañía norteamericana, AT&T de, presionada por su gobierno, echarse atrás en sus planes de distribuir terminales de una compañía china, Huawei, y dejarla colgada con un anuncio en el CES de una familia de smartphones que los norteamericanos solo podrán obtener si los compran libres (casi el 90% de los smartphones en los Estados Unidos se venden aún a través de las operadoras) debido a los temores sobre un posible uso como herramientas de espionaje, llega ahora la segunda parte de la maniobra: el gobierno norteamericano podría estar pensando en construir una red nacional de 5G como infraestructura pública financiada por el gobierno, que abriría a los operadores para su explotación.

La razón para semejante decisión sería de nuevo el fantasma del espionaje chino, y la negativa a aceptar que una infraestructura del calado del 5G, fundamental de cara al futuro para el despliegue de todo tipo de tecnologías, esté en manos de una potencia extranjera. La propuesta, en forma de una presentación en PowerPoint y un informe de treinta páginas que aún se encontraría en fases iniciales de su circulación en ámbitos gubernamentales, da cuenta de lo estratégica que resultan las redes 5G, que compara con la construcción del sistema nacional de autopistas llevado a cabo por Eisenhower, y de lo que los Estados Unidos podrían perder en términos políticos, económicos y militares si esa transición de 4G a 5G se lleva a cabo de forma predominante con tecnología china. De hecho, el informe define a china como el líder en la fabricación y operación de infraestructuras de red, y también como el “dominant malicious actor in the Information Domain”.

Los operadores norteamericanos ya tienen relativamente avanzados sus desarrollos de 5G, pero en la mayoría de los casos, esos desarrollos se asientan sobre componentes fabricados por compañías como chinas como Huawei o ZTE, convertidas desde hace tiempo en líderes gracias al soporte de su gobierno y al hecho de que el despliegue de 5G se encuentra más desarrollado precisamente en el gigante asiático. La decisión sería indudablemente una bendición para el resto de competidores de infraestructura 5G, compañías como Qualcomm, Cisco, Juniper, Nokia, Samsung o Ericsson, que en algunos casos estaban perdiendo contratos de suministro de componentes frente a la competitividad y empuje de las compañías chinas.

Estamos ante una guerra comercial de esas que parecen dar poco miedo a la administración Trump, pero en realidad, estamos ante algo más: la toma de conciencia de que una gran parte del futuro se construye sobre redes 5G, y que el hecho de permitir que ese futuro esté dominado por compañías de un país diferente escenifica algo que los Estados Unidos no están, todavía, dispuestos a aceptar. Frente al expansionismo chino expresado en el XIX Congreso del Partido Comunista en ese “el mundo necesita a China para dibujar su futuro“, la reacción norteamericana sería cerrarse en banda y vetar a China y a sus empresas en la construcción de la infraestructura de 5G, hasta el punto de convertir esa iniciativa en estratégica e, incluso, construirla en un plazo de tres años y hacerlo además como infraestructura pública para asegurar su control.

Por el momento, la información es aún escasa. Informes como el obtenido por Axios pueden evolucionar para terminar convirtiéndose en planes gubernamentales, o bien ser abandonados en muchas fases previas, y la idea de comprometer miles de millones de dólares en la construcción de una infraestructura pública, a pesar de ser una de esas ideas faraónicas que gustan a Donald Trump, no deja de ir en contra de lo que ha sido la estrategia de dar protagonismo a la iniciativa privada que tanto los Estados Unidos como la mayoría de los países han llevado a cabo desde hace muchos años. Por otro lado, una infraestructura de titularidad pública permitiría un nivel de control de la actividad posiblemente muy superior, igualmente acorde con la mentalidad de vigilancia de esta administración.

Infraestructuras nacionalizadas, proteccionismo para mantener a las empresas chinas fuera del mercado estadounidense, y preocupación por el espionaje. Estamos ante un evidente cambio en el liderazgo mundial: independientemente de lo que termine pasando, que cada uno juzgue quién es el fuerte y quién el débil en esta historia.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “China, the United States… and the war to control 5G

 

15 comentarios

  • #001
    Daniel Terán - 29 enero 2018 - 13:05

    “Los operadores norteamericanos ya tienen relativamente avanzados sus desarrollos de 5G, pero en la mayoría de los casos, esos desarrollos se asientan sobre componentes fabricados por compañías como chinas como Huawei o ZTE.”

    ¿Estamos seguros de esa información? Yo pensaba que los equipos de telecomunicación de Huawei ya estaban vetados en USA para las redes actuales, por ejemplo. Que igual eso se refiere a pruebas de concepto, no digo que no.

    Responder
  • #002
    Gorki - 29 enero 2018 - 14:02

    Quizá ha llegado el momento de devolverles la pelota y que los occidentemos copiemos/plagiemos las patentes chinas. y de paso cerremos las puetrtas a sus productos como ellos las cierran a los nuestros..

    Responder
    • Daniel Terán - 29 enero 2018 - 14:50

      Seguramente eso ya lo han pensado muchos pero no creo que suceda porque:

      a) Su conocimiento no lo sueltan,

      b) Como todo se fabrica allí, tienen cogida la sartén por el mango.

      Responder
  • #004
    Jesus - 29 enero 2018 - 14:57

    Interesante.

    Hace meses (bastantes) se especulaba de la compra de Ericsson por parte de Cisco. Algunos columnistas hablaban de que sería una buena idea para meterse en el tema del 5G (EEUU en esos temas, es un desastre)

    Podría volver el rumor.

    Responder
  • #005
    Óscar - 29 enero 2018 - 18:19

    Creo que los EE.UU. se han dado cuenta muy tarde que dejar en manos chinas la fabricación y desarrollo de todo lo relacionado con IT iba a ser un auténtico desastre para la implementación de los futuros y no tan futuros nuevos modelos de negocio.

    Europa y los EE.UU. ahora van a remolque y casi todo “tiene” que pasar necesariamente por las manos chinas. Ellos han hecho de sus defectos de hace 20-25 años, en un potente virtuosismo tecnológico. El futuro se escribirá, sobre todo, con alfabeto mandarín.

    Responder
  • #006
    Xaquín - 29 enero 2018 - 18:20

    Se introducen en las lavanderias, en la manufacturación a tope… y ahora en el mundo tecnológico “de altura”… cuando reconeceremos que levantarse a las cinco de la madrugada para empezar jornadas laborables (incluido estudio!) no es ya costumbre europea o rusa. Y en USA los pocos años que van desde su fundación, aún no forjaron auténticos seres humanos “a por todo”… el espíritu colonizador se fue evaporando y lo que resiste actualmente es el espíritu “del inmigrante”… curiosamente despreciado por un tal Trump.

    Seguimos viéndolos con la mentalidad típica del imperialismo británico, ¿o no? Gran Bretaña dio grandes científicos, pero su política imperial nunca se correspondió precisamente con un proyecto de evolución humana progresista.

    Y, para colmo, no es muy comparable ese tal Trump con la reina Victoria, por ejemplo.

    Responder
  • #007
    Cristina - 29 enero 2018 - 19:00

    Me resulta bien curioso: Hacer pública una estructura de telecomunicaciones, eliminando la competencia, convierte un avance tecnológico en un monopolio estatal. Si cuentas con profesionales que estimulen su desarrollo, y es eficiente, por primera vez consigues que este esquema funcione. Sin embargo, si lo complementas con empresas privadas, sin realizar competencia desleal y/o dumpin, quizás la fórmula de la “expropiacion”-“comunista” se flexibilice. Entonces, tu esquema de eliminar al sector privado, no se basa en una ideología que elimina los privilegios “burgueses”, sino mas bien, re configuras tu esquema de negocios a escala estatal. porque un hombre de negocios, es quien gobierna, con fondos de inversion que te financiaron, con grandes intereses economicos. (Tus nuevos amigos o viejos amigos). La ideología es el vehículo. El interés economico es el fin. Y por encima de estratos políticos, cuidado con sumergirse, pues ya integran el día a día. hasta qué punto es útil la ideología para conseguir el poder? La informacion es poder. Y el comunismo sigue siendo la ideología contraria. Esa es mi tesis…

    Responder
  • #009
    Gorki - 29 enero 2018 - 20:49

    Parece ser que el que el gobierno USA fuese el que hiciera la red %G era un Fake News, como es lógico, Trump opta por que la monten las empresas privadas, pero eso si. sin dispositivos chinos capaces de espiar lo que circule por ahí.

    Responder
    • Enrique Dans - 29 enero 2018 - 23:36

      No, no es fake news. Las fake news no reciben contestación del mismísimo chairman de la FCC, que aunque sea un imbécil, algo tendrá que decir del tema… Eso sí, como a Trump se encapriche con la idea de pasar a la historia como el presidente que hizo la red 5G, ya puede Pai decir misa en gregoriano, que le va a dar igual :-)

      Responder
  • #011
    Alvaro Torres - 31 enero 2018 - 20:45

    El mundo ideal para las TELCOS. Una red 5G financiada y construida con recurso$ del gobierno pero explotada por ellos. EL favorecimiento de Trump con estas industrias no tiene vergüenza.

    Responder
    • Pedro Torres Asdrubal - 5 febrero 2018 - 12:45

      Es un monopolio natural, como la red de carreteras o el suministro de agua. No tiene sentido que haya varias instalaciones dando el mismo servicio cuando puedes aprovechar las economía de escala al tener solo una.

      Otro tema es la corrupción, y partimos de que cada uno vota a “los suyos”, es decir, la corrupción va de abajo a arriba, de los millones de votantes a la cúpula política.

      Me recuerdas a un carpintero que vino a salvar al mundo… Acabo mal.

      Responder
  • #013
    Nick - 2 febrero 2018 - 13:02

    No parece mala cosa hacer lo posible para que dejen de robar conocimiento sin vergüenza y sin consecuencias.

    Responder
    • Pedro Torres Asdrubal - 5 febrero 2018 - 12:50

      A los yankis les ha salido competencia y ya no les gusta tanto el libre mercado.

      Para ladrón Edison que robó a los hermanos Lumiere.

      La ley de patentes yanki está hecha para que te roben y no puedas reclamar.

      Responder
  • #015
    Pedro Torres Asdrubal - 5 febrero 2018 - 12:39

    Los sistemas de la NSA también se construyen con componentes chinos…

    Cree el ladrón que todos son de su condición. Pobres yankis.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG