De máquinas y hombres

IMAGE: lkeskinen - 123RFGoogle, acosada por las marcas que planteaban retirar su publicidad de YouTube debido a los escándalos que rodeaban los vídeos de contenido supuestamente infantil, anuncia que se dispone a llevar a cabo un nivel de moderación mucho más agresivo para evitar que malos actores se aprovechen de la apertura de su plataforma, y que contratará hasta diez mil personas durante 2018 para llevar a cabo procesos de inspección manual de contenidos.

En las pasadas semanas, YouTube ha suspendido 270 cuentas y ha eliminado unos 150,000 vídeos considerados ofensivos o desaconsejables para niños, en un esfuerzo por normalizar y reconducir la situación. Además, la compañía planea seguir utilizando machine learning para ayudar a esos supervisores a eliminar casi cinco veces más videos de los que serían capaces de revisar de manera puramente manual. Según los datos manejados por YouTube, los contenidos revisados e identificados de manera algorítmica habrían requerido la supervisión de 180,000 personas trabajando 40 horas a la semana. Además de llevar a cabo la citada supervisión, la compañía difundirá un reporte regular sobre los avances en la ejecución de este plan, y adoptará un nuevo enfoque en publicidad con criterios más estrictos y más procesos de curación manual. 

Los esfuerzos de YouTube evocan los de otra compañía de su misma industria, Facebook, que el pasado mayo anunció la contratación de tres mil personas más para unirlas a las 4,500 que ya tiene en todo el mundo trabajando en supervisión de contenidos, y que en octubre, coincidiendo con la revelación de las inversiones de capital ruso en campañas publicitarias destinadas a sesgar la campaña electoral de las pasadas elecciones presidenciales, anunció la contratación de mil personas más para la supervisión de esos anuncios.

¿Cuántas personas en el mundo trabajarán en un futuro en la supervisión de contenidos? ¿Estamos hablando de una de esas “nuevas profesiones” que podrían definir las sociedades del futuro, o de un trabajo de los de la llamada gig economy, desempeñado a tiempo parcial y que termina por generar empleo de baja calidad que lleva a los que lo desempeñan a no sentirse humanos? Según algunos estudios, la carga psicológica que supone pasarse horas inspeccionando contenidos entre los que aparecen todo lo peor del ser humano puede generar problemas psicológicos de diversos tipos y síndrome de estrés post-traumático, lo que lleva a que la necesidad de adiestrar algoritmos para una supervisión precisa y adecuada que libre a los trabajadores humanos de los contenidos de naturaleza más gruesa sea todavía más acuciante.

¿De qué estamos hablando? Las compañías que ahora anuncian importantes contrataciones de miles de personas para esta función parecen asumir que, en el futuro, esos trabajos serán desempeñados por algoritmos, no por personas, y que esas contrataciones, por tanto, tendrán únicamente una naturaleza temporal. Esas personas están siendo contratadas porque las máquinas no llevan aún a cabo ese trabajo con el nivel adecuado, pero a su vez, sus acciones están siendo empleadas para adiestrarlas y que lo hagan mejor en el futuro, eliminando la necesidad de esos empleos humanos. La paradoja persiste: por mucho que Amazon contrate a muchísimas personas, se convierta en uno de los generadores de empleo más importantes de los Estados Unidos, y sus trabajadores se reciclen en otras funciones a medida que su trabajo es llevado a cabo por robots, la realidad es que a medida que el ejército de robots crece, el empleo total generado por la industria disminuye, y que en el futuro, hay muchos trabajos que nos resultará raro imaginar desempeñados por personas.

¿Se limita la sustitución a los trabajos de las denominadas 4D, Dull (aburridos), Demeaning (degradantes), Dirty (sucios) o Dangerous (peligrosos), o hablamos de un proceso sensiblemente más complicado y con más matices? ¿Veremos en el futuro a miles de personas contratadas como “content inspectors”, supervisores de contenido y sometidos a enfermedades laborales derivadas de ello, o hablamos de empleos temporales hasta que un algoritmo sea capaz de llevar a cabo esa tarea al nivel adecuado? ¿Tiene sentido tener a un ser humano corriendo en un almacén mientras recibe órdenes por un pinganillo, sentado en una línea de cajas moviendo y escaneando artículos, conduciendo en medio del infernal tráfico de una gran ciudad o enfrentándose a horas de contenidos que reflejan lo peor del ser humano? Y tenga o no sentido, ¿qué pasa con las personas que hoy viven de llevar a cabo esos trabajos?

Cada día que pasa, surgen nuevos trabajos temporales de escasa calidad en logística, conduciendo, en tareas repetitivas o en otras que escasamente podrían considerarse enriquecedoras o esencialmente adecuadas para las habilidades de un ser humano… ¿hablamos de un fenómeno de ajuste, o de una perversión de un capitalismo que va eliminando los controles y los logros que llevó muchos años conseguir? ¿Cuál es el futuro de la relación del reparto de tareas entre máquinas y hombres?

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Of machines and men” 

 

13 comentarios

  • #001
    Pit - 5 diciembre 2017 - 15:43

    Igual no va a ser muy popular esto que digo, pero este es tema para ser tratado desde la Política.

    No puede quedar en manos de empresas, y no porque sean malvadas, sino porque son solo uno de los stakeholders y su visión es reducida.

    El problema es que en occidente, no hay incentivo a que los gobiernos y parlamentos se dediquen a tratar estos temas porque son áridos y poco electorales. Así que o modificamos los incentivos perversos que hacen que los temas importantes queden enterrados por los el cortoplacismo, o la tendencia ya sabemos dónde se va a definir. En esa potencia económica que se permite hacer planes a 25 años porque no hay riesgo de cambio político.

    En resumen, no es como dijo Sartre, el infierno no son los otros, somos nosotros aupando a quienes nos dicen lo que queremos oír.

    Responder
    • Enrique Dans - 5 diciembre 2017 - 16:18

      Totalmente de acuerdo contigo: muchos de estos temas deberían ser abordados desde la política. El problema, desgraciadamente, es que la política no está a la altura :-(

      Responder
      • Pit - 5 diciembre 2017 - 16:33

        Enrique, es cierto, pero somo todos nosotros los que no estamos a la altura.
        Primero porque los políticos no nos los lanzan desde naves alienígenas (aunque desde luego si así fuera habrían hecho un gran trabajo para debilitarnos ). Los políticos, como los carniceros o los abogados, somos nosotros.
        Y segundo porque los animamos a que desprecien estos temas.

        En todo caso, yendo al fondo del tema, creo que hay que la sociedad en su conjunto debe asumir es que la velocidad del cambio es tan grande que la inestabilidad es la nueva normalidad, y no hay leyes laborales o comerciales que puedan pararla, porque la propia existencia de empresas o sectores enteros está continuamente discutida.
        De modo que hay que conversar acerca de métodos de compensación social, reparto del trabajo, y además hacer ver que si lo hacemos bien, podemos conseguir que la gente tenga vidas más plenas, eliminando tareas que en muchas ocasiones son alienantes.
        En resumen, soy un optimista cauteloso, creo que el siglo XXI puede ser bastante mejor que el XX a nada que en Europa despertemos.

        Responder
  • #004
    marcelo - 5 diciembre 2017 - 16:47

    http://www.lavanguardia.com/economia/20171204/433418487230/daniel-lacalle-digitalizacion-empleo.html

    esto es lo que piensa al respecto el prestigiosísimo economista español Daniel Lacalle, faro y brillante estrella de la derecha liberal patria. Da vergüenza leerlo, un auténtico vendedor de ilusión, básicamente se dedica a negar no lo que va a pasar, sino lo que ya está pasando, y sin perder la sonrisa de la cara. Y todo esto en un foro empresarial patrocinado por la UE. Si esta es la élite de España, que se prepare el país para la próxima crisis económica.

    Responder
  • #005
    Gorki - 5 diciembre 2017 - 17:52

    Lo he repetido varias veces. Consideramos un avance la falta de necesidad del”Nihil Obstat” de la Autoridad Ecaesiástica y del pase por la “Censura Previa” de la Autoridad Civil. y cuando habíamos mandado a la hemeroteca, los rombos de “la tele”. (Y de paso a todos los censores),….. todos comenzamos por clamar un control de contenidos de las “Autoridad Digital”…..

    Nunca aprenderemos, somos como niños

    Un recado de parte de la Tele ” Hale, Vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos trabajar…. ” . .

    Responder
  • #006
    JJ - 5 diciembre 2017 - 18:30

    Me parece muy bien que Google contrate hasta diez mil personas para revisar lo que allí se publica, pero si solo actúan por el acoso de las marcas ante la amenaza de retirada de la publicidad ya no me parece tan bien pues solo lo hacen para no perder dinero y lo cierto es que tienen una responsabilidad, una responsabilidad proporcional a su tamaño.

    Y lo mismo para Facebook, que ahora esta haciendo la campaña Consejos para identificar noticias falsas con el fin de dar a entender que el problema no es realmente su responsabilidad, cuando no es así.

    Son muy grandes, tienen una gran responsabilidad, y tienen que asumirla, aunque eso pueda implicar, en el caso de Facebook, tener que contratar a veinte mil personas mas para ello.

    Además, en su caso, los consejos que dan para evitar la propagación de noticias falsas no tienen mucho sentido cuando son cosas que pueden ser resueltas mediante algoritmos que, al parecer, tienen pereza en implementar (para examinar las Url de cerca, investigar la fuente, fijarse en el formato, prestar atención a las fotos, revisar las fechas, verificar los hechos, consultar otras noticias, ver si la historia es broma, mantener una actitud crítica…). Todo esto deberían hacerlo ellos automáticamente y avisar al usuario acerca de la naturaleza de la noticia en el momento en que comienza a viralizarse.

    Creo que todos tenemos que aprender a ser mucho mas exigentes con estas empresas que se crean muy rápidamente, se hacen muy grandes y globales y tienen una enorme capacidad de influir en la sociedad.

    Y quizás también tenemos que aprender a ser críticos con los nuevos mega millonarios, personas demasiado poderosas, con enorme influencia para cambiar la sociedad. Tenemos que ser muy críticos con ellos, y exigirles que asuman la responsabilidad social que implica tener tanto poder.

    Hasta ahora hemos tenido suerte, porque estos mega millonarios no han resultado ser personas malvadas o fanáticos, pero podría ocurrir en cualquier momento que surgiera alguna de estas mega empresas pero de la mano de algún loco (en este sentido, ya asusta un poco Trump al haberse hecho con el poder político de la primera potencia mundial).

    Por eso, tenemos que ser mas exigentes con las mega empresas y los mega millonarios. Porque esta muy bien , por ejemplo, la obra filantrópica de Bill Gates (aunque la malaria en el mundo siga creciendo) pero no todo el mundo tiene tan buenas intenciones.

    Responder
  • #007
    Xaquín - 5 diciembre 2017 - 18:40

    Con el problema de máquina quita-trabajo y la persona trabajo-quitado, pasa en cierto modo, como persona y policía, niño hambriento y ayuda humanitaria… en fin, siempre queda “fuera” el causante del problema : gente “que se pasa”, gente criminal, gente que acapara la riqueza… y los “adyacentes morales”!

    Como bien decís es un problema de política de altura (y de bajura!)… pero no es de responsables anónimos, todos tienen nombres : Trump, Putin, Xi Jinping… entre los grandes… y Fulanito, Menganita… entre el personal de a pie. Todo ese personal (seres humanos) que ocupan el tercer vértice del sistema sociorreproductivo. Seres humanos más o menos normales, que intentan “vivir como dios” mientras el resto de la humanidad padece miseria. Y que no están tan lejos!

    No recarguemos a la ayuda humanitaria, a la policía o a empresas no especulativas con responsabilidades que no son estrictamente suyas.

    Responder
  • #008
    Ernesto Cardenas - 5 diciembre 2017 - 19:40

    Puede que el ejemplo no sea 100% mapeable, pero va por el lado de lo que comenta PIT, que esto ya es un tema politico, pero es lo mas cercano que se me ocurre.

    Cuando una mina se asienta en una zona, se le exige el cumplimiento de estandares ambientales (que las mineras tratan de que sean los minimos, pero esa es otra historia) el pago de un canon a la región afectada, contratar a personal de la zona, efectuar amortiguamiento, construir infraestructura.

    Como en todo, hay casos y casos, algunos buscan sacarle la vuelta a la ley, los empleos generados no van a la población sino a foraneos.. etc, pero en otros casos si se logra un buen efecto en el area de influencia.

    Ahora bien… ¿esos casos positivos se hubieran logrado unicamente por la buena voluntad de los concesionarios? Lo dudo mucho, así que corresponderá evolucionar a reglamentaciones que impulsen la generación (si, obligatoria) de empleo de valor, lo cual se tendrá que ver así como vemos ahora el cumplimiento de las leyes tributarias, no se como sera la formula, seguro que sera resistida, pero como ya se menciono anteriormente… la capacidad de generar nuevos puestos de trabajo tiende a ser inferior a la de destruir los existentes.

    Responder
  • #009
    Gorki - 5 diciembre 2017 - 22:40

    Para mi el problema reside en encontrar la forma de controlar al controlador y luego, ver la forma de controlar el controlador del controlador., y así indefinidamente. Porque para discernir entre lo aceptable y no aceptable, no hay fórmula mágica y todos los intentos que se ha hecho de este estilo como cotrolar paabras como “puta” o que no se vea una teta a llenado Interet de acusaciones de “pacatas” (afectan de un excesivo pudor)

    Yo he leído cosas contra Facebook porque censuraba que se vieran “tetas”. y nada menos que García Marquez se quejaba de las dificultades de divulgar su libro porque se llamaba “Memoria de mis putas tristes.”

    Claro para discernir entre “el polvo y la paja” (nunca mejor utilizado el símil), se necesita algo muy sencillo “sentido común” algo que no tiene la IA porque tampoco lo tiene en abundancia la IN, y pesar que alguien con un trabajo GIG la malgaste es pedir demasiado.

    Pero en cambio y a la sombra de ello, hay señores con capacidad de decir esto se ve y esto no, tienen posibilidad de meter matute, istrucciones que digan algo así como “eliminar las citas a Trump” o “a Putin” o “a Mercadona” le estamos dando el arma perfecta para que extorsione a quien tenga a bien.

    Responder
  • #010
    VIRGINIA TOVAR - 6 diciembre 2017 - 10:42

    Le agradecería para próximos artículos en los que Ud se refiera al ser humano enfrentado a las máquinas o la robotización de la sociedad, utilizara expresiones más inclusivas, donde el 51% de la población estemos representadas. El lenguaje español es muy rico. Además, Ud es padre de una mujer y quizás tenga aún más responsabilidad por ello en no olvidar a las mujeres en sus artículos. El masculino como genérico neutro debería pasar a la historia de una sociedad patriarcal, estructurada en torno al hombre como medida central y omnipresente de todas las cosas. Quizás a estas alturas ya haya Ud resoplado con expresión de resignación diciendo:” Vaya, ya se me coló la feminista”. Con todo mi respeto hacia sus artículos que leo a diario y siendo consciente del gran número de seguidores y seguidoras que tiene, le agradeceré de corazón su contribución a un mundo más igualitario con títulos como: “De máquinas y seres humanos” Saludos

    Responder
  • #011
    Eva - 6 diciembre 2017 - 22:16

    Soy licenciada trilingüe y vivo gracias a Google.

    En Uk puedo trabajar como ejecutiva trilingüe, pero en España lo máximo a lo que puedo acceder es a un trabajo parcial y temporal que penaliza mis futuras prestaciones. Esto lo sé porque lo hice me seleccionaron entre 150 candidatos en una empresa en Londres, hasta que mi expareja me denunció a servicios sociales y le hicieron la ola.

    En España me encontré en 2014 con 70% de penalización en 2013 es decir prestación de 132, 91 euros debido a la supresión de la ley de Igualdad a pesar de venir de un trabajo de ocho horas.

    No sólo vivo yo gracias a Google, mi hijo también se sostiene gracias al gigante…yo no bendigo la mesa con Dios, la bendigo con Google.
    Con 132,91 euros e impago pensión del 85% de expareja, casado con pediatra, que decidió trabajar en negro, sin estress y dejar de pagar al notificarle la audiencia provincial que tenía que pagar, condenado por no visitas y en penal sobre impago pensión, no sólo lo absuelven en la sentencia si no que la jueza lo anima a seguir incumpliendo y modificar medidas por tercera vez.

    Con 232 euros nadie nos ayudó…ayuntamiento, comunidad autónoma.

    Tuve que ir a un contencioso para que se nos reconociera algún derecho económico basado en nuestra situación y con hambre lo conseguimos 2 años despues.

    Ahora..aprendida la lección sobre el país en el que vivo..sinceramente me da igual si me dura o no, si me afecta o no…vivo el presente.

    Este trabajo me proporcionó la estabilidad, fairplay, flexibilidad, conciliación y recursos que nadie antes me ofreció.

    Este es un país de mierda, con un Estado, derecho y justicia que es para otros. Las mujeres somos perfíl idóneo para este trabajo….Google lo sabe…x eso bajan salarios a tope..y aprietan condiciones..aún así son paraíso si lo comparamos con la hambre, violencia estructural y económica a la que nos vemos sometidas las mujeres y pobres en general que en gran porcentaje somos madres monomarentales y viudas en España.

    Este trabajo no es fácil, no es fácil que te contraten..me siento afortunada por no tener que soportar lo insoportable….mis condiciones de trabajo son mucho mejores que nunca..curiosamente. Ojalá me dure..llevo dos años y sigo encantada. Sólo pueden ganar…xq aquí lo único que hay es violencia estructural, desigualdad y condiciones anti humanas..así que mejor ver cómo se llega hasta aquí o pasar palabra…

    Hay muchos perfiles, estudiantes etc pero yo os cuento mi situación

    Saludos

    Responder
  • #012
    Eva - 6 diciembre 2017 - 22:26

    Y por cierto…no sólo Google respeta mi contrato económico con ellos..También respetan mi opinión….

    No me echan…del trabajo por expresarme…todo lo contrario…me beneficia.

    Responder
  • #013
    Marta - 8 diciembre 2017 - 14:05

    Gracias Enrique, por otro articulo de calidad

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG