Cuando tienes que defenderte de tu propio gobierno

@realDonaldTrump status update #897763049226084352 - Twitter Un tweet del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, provocó una pérdida de valor de más de cinco mil millones de dólares en las acciones de Amazon.com, obviamente no un daño irreparable para una compañía con una marcha absolutamente insuperable en bolsa – nada menos que un 56,524% de revalorización desde su salida – pero un impacto sensible, al fin y al cabo, mucho más reseñable aún por el hecho de estar basado en una premisa falsa.

El “presidente incontinente” se despachó con una acusación de irregularidades fiscales contra una compañía que ya hace mucho tiempo que paga sus impuestos en todos los estados en los que genera sus ventas, demostrando no solo su temeridad y su total falta de criterio, sino además, su nivel de desinformación. Hace ya mucho tiempo que, como respuesta al incremento de la presión de la Unión Europea, la compañía tomó la decisión de adoptar tácticas de optimización fiscal menos agresivas, reportar las operaciones en cada estado y someterlas a los impuestos correspondientes, aunque la acusación de “no pagar impuestos” sigan apareciendo como un tópico habitual cada vez que se habla de la compañía en foros de personas desinformadas. Por otro lado, la acusación de esquivar impuestos, viniendo del único presidente que, en las últimas décadas ha rechazado hacer públicas sus declaraciones de impuestos, no deja de ser de una doble moral que asusta.

Con respecto a la acusación de provocar pérdida de puestos de trabajo, es posible que el presidente Trump no haya leído las noticias recientemente, pero Amazon se ha convertido en una de las compañías norteamericanas que más empleos genera, hasta cincuenta mil puestos en un solo día, algo que es extraño que el presidente no sepa considerando que fue recogido incluso por Fox News

¿Cuál es el problema de Donald Trump con respecto a Amazon? Por un lado, sus evidentes desavenencias con su fundador, Jeff Bezos, que en un momento dado llegó incluso a ofrecer un sitio en uno de sus cohetes para enviarlo al espacio, y que, por otro, adquirió el diario The Washington Post, combativo con las decisiones de Trump como no podría ser de otra manera en un medio de comunicación con criterio. El presidente parece tener con Jeff Bezos una de sus obsesiones seniles delirantes, y periódicamente dispara desde su cuenta de Twitter a sus iniciativas.

En esta ocasión, no obstante, es diferente. Aunque la cotización de Amazon obviamente recuperará lo perdido, estamos hablando del presidente de los Estados Unidos utilizando su cuenta de Twitter para provocar un daño a la cotización de una empresa estadounidense, haciendo pensar a los analistas y al mercado que podrían esperarse de su administración algún tipo de medidas específicas en contra de la compañía. No puedo imaginar ni por un momento cuál sería mi impresión si, como español, me encontrase al presidente del gobierno atacando en Twitter a una de las principales compañías españolas… me parecería sencillamente demencial e irresponsable. Esto va mucho más allá del supuesto papel de un presidente que no debería interferir con el funcionamiento de los mercados de una manera tan específica salvo que se estuviese produciendo algún tipo de irregularidad, problema o emergencia nacional, pero encaja perfectamente con la forma de actuar de un irresponsable que lanza declaraciones como quien escribe mensajitos irrelevantes, y que todo indica que pretende ignorar todas las reglas de la política y gobernar a golpe de tweet, como si eso fuera de alguna manera posible.

Nada que no supiéramos cuando resultó elegido. Pero que sin duda, se convierte en más inquietante con cada día que pasa en la Casa Blanca…

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “When a company has to defend itself from its own government…” 

 

11 comentarios

  • #001
    Ángel Gavín - 17 agosto 2017 - 16:40

    No hay nada más peligroso que un tonto motivado (y, añado, con una cuenta de Twitter).

    Saludos,
    Ángel

  • #002
    Galactus - 17 agosto 2017 - 16:43

    A este señor lo que le pasa es que todavia no ha cambiado el chip. Actua como el empresario que es, pero ahora representa a los intereses de todos sus conciudadanos y no a los de sus empresas. Espero q dure poco en el puesto.

  • #003
    JJ - 17 agosto 2017 - 16:48

    De las empresas tecnológicas grandes, Amazon es de las (pocas) que crea empleo y paga impuestos.

    Lo que habría que hacer es investigar los casinos de Trump.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Trump_Entertainment_Resorts

    Off Topic: “Atomian no procesa el lenguaje natural: lo entiende”. Es el título de una entrevista a Miquel Montero, ingeniero que lleva 17 años estudiando las posibilidades de la IA.

  • #004
    Garepubaro - 17 agosto 2017 - 16:54

    Hombre, que ya estamos en un 2017 ya se sabe que la “Nueva Economia” es que paguen el pato los de siempre … que es un fracaso a estas alturas de la pelicula … pues cuando los trabajadores ven que empeoran sus condiciones de trabajo, gracias a la Nueva Economia, los Amazon los del taxi esto lo otro … no quieren pasarse los trabajadores al “nuevo sistema” … las empresas, tampoco, tantos minoristas o medianos, que no quieren pasarse, porque no tienen nada que hacer contra el coloso Amazon … y ya hasta los gobiernos, tampoco ven clara “la evolucion” ni que en realidad sea tal… pues que queda, los usuarios, los consumidores, que sabiendo que por ahorrar unos euros, esto va camino de petar sin remedio, habra que seguir empeorando por narices porque no hay otra … y ahi esta China, primera potencia mundial de aqui a nada con sus 700 millones de precarios, sin ninguna seguridad social ni cobertura ni nada, y aqui a Europa tambien ira llegando el empeoramiento los lideres populistas y el desastre, es solo ya cuestion de poco tiempo

    • Yoyano - 18 agosto 2017 - 17:59

      Son muchos más los que han mejorado que los que han empeorado sus condiciones de trabajo, “gracias a las Nueva Economía”.

      Aunque esta mejora no fue intencional. Fue impulsada por un desarrollo evolutivo que empujamos todos al intentar mejorar nuestra situación personal. La Nueva Economía es simplemente trabajar con mayor eficiencia.

      ¿Acaso hay alguien que compre a sabiendas el producto más caro que haya entre los que tiene que comprar?

      ¿No es una reacción humana normal, comprar hasta donde sea posible los bienes o servicios más baratos?

      ¿Qué hace esto sino promover el aumento de la eficiencia?

      ¿Quien se queja cuando algún producto está más barato?

      Y si no se queja y lo compra, está provocando que una parte de la cadena de intermediación de ese producto desaparezca.

      Porque el que lo vende más barato, es porque ha podido mejorar la eficiencia de una cadena de valor.

      Nadie puede dudar que esto provoca dolores a quienes no pudieron, o no quisieron producir, cuando aún había tiempo para cambiar, con esos mecanismos más eficientes que permitían menores costos.

      Pero aun los que están siendo acorralados por la mayor eficiencia de otros, e incluso con más necesidad que los otros que no están siendo acorralados, no vacila en comprar los productos que hacen otros también con menor costo, y en consecuencia con mayor eficiencia.

      Y el que más esfuerzo hace para comprar esos productos, es precisamente el que más dolores está teniendo porque su empresa está desapareciendo en manos de otras más eficientes.

      Y esa forma de actuar, que responde a nuestros instintos, ya que la usamos todos los habitantes de la tierra, es la que provoca el desarrollo de formas más eficientes, y en su expresión máxima, el desarrollo de la llamada Nueva Economía. No es más que el camino de desarrollo que siguió la economía siempre.

      El término Nueva Economía, parecería decir que estamos hablando de algo diferente a lo que hicimos siempre.

      A partir de la revolución industrial hemos ido mejorando las formas de producir. Eso aumentó la eficiencia. En ciertos momentos se produjeron cambios tecnológicos que hizo que ese aumento de eficiencia se acelere. A ese cambio tecnológico en este momento le llamamos Nueva Economía.

      También fue Nueva Economía la máquina de vapor, el motor eléctrico, el desarrollo de la electricidad, el desarrollo de las comunicaciones.

      Digamos que no deberíamos quejarnos de lo que nosotros mismos impulsamos.

      Aunque quizás no seamos conscientes de que nosotros mismos impulsamos lo que nos provoca la queja.

      • Garepubaro - 18 agosto 2017 - 22:42

        Pero Trump dijo “traere los trabajos de vuelta a America” los que hacen ahora los chinos, y salio votado ante tal promesa … es la realidad de lo que pasa alli, que estan siempre 5, 10 años de anticipacion, y eso viene para Europa como siempre … no esta tan claro por tanto que ponerse a desmontar, arrasar, TAN FACILMENTE las estructuras que se crearon en el siglo XX tan trabajosamente y les dio algun nivel de bienestar, este siendo tan ventajoso

        • Yoyano - 19 agosto 2017 - 02:19

          Es cierto que Trump lo dijo. Y cuesta creer que además de decirlo lo creyera. Pero aunque así fuera, no es posible volver atrás.

          Hoy en día el que hace una planta nueva, intentará hacerla con la última tecnología.

          Y esa última tecnología utiliza menos gente y con más capacitación. El votante de Trump, en general estaba constituido por gente que quería que la historia vuelva atrás.

          Quería que volviera a ser posible que gente con una preparación básica pudiera tener buenos puestos de trabajo. Ese mundo desapareció. Esa exigencia la tenemos todos.

          Esos puestos de trabajo que desaparecieron, fueron sustituidos por otros en los que el trabajo está poco relacionado con las máquinas de producción.

          Los nuevos trabajos tienen que ver con el desarrollo de nuevas máquinas, de nuevas tecnologías, de nuevas formas de hacer negocios, de nuevos mecanismos de gestión.

          Son trabajos diferentes que requieren una preparación diferente. Y también es cierto que habrá quienes pueden, y habrá quienes no pueden adaptarse, por edad, preparación o lo que fuera. Y que estos últimos tendrán que buscar trabajos tal vez peor pagos, o tal vez tengan que crear su propio trabajo. O tendrán que recibir ayuda del Estado.

          Lamentablemente nadie tiene asegurado su futuro. Las cosas cambian, y la adaptación es difícil.

          También, la salud de las personas y la edad de la muerte son diferentes. Pero en eso tenemos una sensación más clara de que no hay nada que se pueda hacer. Es una cuestión de la naturaleza.

          Esto es igual. Tiene que ver con la naturaleza humana, con la evolución.

          Quizás los problemas que estos cambios generan, algún día podamos resolverlos.

          La seguridad económica tal vez con un sueldo básico universal que algunos países están por probar, y lo otro simplemente porque la medicina está alargando de a poco la vida.

          Como dijo alguien en el comienzo de una presentación en La Bolsa de Comercio de Buenos Aires hace muchos años.

          “Si en el siglo XVIII hubiéramos protegido las fábricas de carretas….., hoy tendríamos las mejores carretas del mundo”.

          No pienso que esto sea lindo. No puede serlo para quien lo sufre. Creo que es inevitable.

          De la misma forma, algunas personas tienen mayores posibilidades de contraer tumores.

          Cuando eso ocurre la mayoría trata de esquivar la cirugía. Pero en general genera más daño evitarla.

  • #008
    Gorki - 17 agosto 2017 - 17:33

    Hay una diferencia esencial entre ESpaña y USA., allí la separacion de poderes que caracteriza una democracia se conserva, Aqui en 1985 el PSOE mato a Montesquié y luego nadie se ha preocupado de resucitarlo.

    Así ocurre que una melonada en forma de ley dicha por el Jefe de Gobierno, se aprueba si9 o si en el Parlamento y una insinuación dicha por el Ejecutivo, se acata en la Judicatura.

    En USA, una idiotez en forma de ley firmada por Trump, se para en el Senado y un desconocido Juez puede paralizar la orden de deportar a los indocumentados firmadqa por Trump. Sólo hay una cosa, (y es para estremecer), que escape al control de Senadores y jueces, el botón rojo de inicio de la guerra nuclear.

    Por ello si Bezos en nombre de Amazon va a los tribunales acusando a Trump de haber difamado a sus compañía y como consecuencia haberlos hecho perder valor en Bolsa tiene muchas probabilidades que a Trump le cueste su idiotez más de un casino. Yo en Norte América y millonario no dudaría en llevar al mismisimo Trump a los tribunales por algo así.,

  • #009
    Pedro - 17 agosto 2017 - 23:17

    Es lo que tiene haber sentado en ese sillón a un impresentable como Trump.

    De todos modos, el presidente es elegido, sí… sin embargo el padre, hermano, tío… no puede elegirse, es el que te toca. Si es así públicamente, no quiero ni pensar cómo puede ser en privado.

    Nota: a estas horas ya hay algún titular diciendo que Amazon está subiendo en bolsa, como si nada.

  • #010
    majarete.com - 19 agosto 2017 - 03:41

    Desde su campaña electoral se podía percibir como seria Trump si ganara la presidencia.

    Pero lo que he notado es que en la bolsa de valores hay tanta gente insegura, nerviosa y hasta de cierto modo caprichosa a la hora de invertir en la bolsa.

    Yo compro mucho en Amazon por los precios y la calidad del servicio que ofrece al cliente. A mi no me interesa lo que opine Trump sobre Amazon,; no voy a dejar de comprar por un simple comentario capricho de este señor.

    Y creo que la mayoría de los que utilizan a Amazon tampoco dejaran de usar este servicio. Pero por un estúpido comentario, muchos inversionistas reaccionan afectando las acciones de Amazon en la bolsa.

    Esta mañana por igual vi que los números estaban rojos en la bolsa por lo sucedido en Barcelona. En la tarde no sé si se recuperó al cerrar. Es decir que cualquier movimiento que pase a nivel mundial que no tienen efectos inmediatos en la bolsa, pues muchos inversionistas empiezan a vender y a comprar, haciendo que el mercado cierre en perdida.

    Quizás un día Enrique pueda analizar este tema , analizando de lo inestable que es la bolsa de valores y por qué ciertos sucesos de poca importancia hagan que muchos inversionistas se pongan nerviosos y hagan unas “jugadas” económicas que hacen peligrar su propio negocios de inversión. Eso es algo que me cuesta entender del mundo de al bolsa

  • #011
    majarete.com - 19 agosto 2017 - 05:43

    El ejemplo que puse sobre el caso de Barcelona, no es el mejor ejemplo para citar, porque el todo el mundo lamenta lo sucedo, aunque no sea español.

    Lo quiero decir que cualquier escándalo político que muchas veces no pasa de ser un show de tv y al final no nos afecta, pues los inversionistas hacen que la bolsa cierre en baja etc. En fin no sé cómo se da ese fenómeno.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados