Google: momento agridulce

Google GLos resultados que Google publicó ayer son, decididamente, motivo de celebración: a pesar de la multa récord de 2,700 millones de dólares impuesta por la Unión Europea, convertida en una nota al pie, la compañía sigue siendo una máquina de hacer dinero: un crecimiento de nada menos que el 21%, inusual en una empresa con un modelo considerado ya como razonablemente maduro, propulsado fundamentalmente por negocios como la movilidad, el vídeo y, sobre todo, la nube, que triplica el número de grandes clientes y parece empeñado en dejar claro que, aunque el dominio en publicidad en todas las plataformas digitales sea apabullante,  la clave del futuro de la compañía no está en la publicidad.

La compañía ha doblado su plantilla desde 2013 hasta alcanzar los 75,000 trabajadores, y su CEO, Sundar Pichai, ha sido recompensado con un puesto en el consejo de administración de Alphabet por los dos años de crecimiento obtenidos desde su nombramiento.

Hasta aquí, la parte dulce. En unos dieciocho años, Google se ha convertido, sin duda, una de las compañías más importantes del mundo: todos utilizamos alguno de sus productos, desde su navegador, que supera ya el 60% de cuota de mercado en ordenadores y el 47% en smartphones; su buscador, que llega hasta el 80% a nivel mundial; hasta su correo electrónico, que alcanza el 22% en un mercado de elevada fragmentación. Y el problema, precisamente, puede venir de ahí: de un posible cambio de opinión con respecto a las implicaciones de la dominación de los mercados.

Un grupo de parlamentarios demócratas estadounidenses parecen estar avanzando en el desarrollo de una idea hasta ahora considerada anatema: la posibilidad de forzar la división de los gigantes de la red como Google, Amazon y otros, como forma de señalar al electorado que están dispuestos a abogar por los intereses del usuario frente a los de las grandes corporaciones, uno de los elementos a los que parecen más sensible los electores que optaron por la candidatura de Donald Trump. Una iniciativa que perjudicaría también a las grandes compañías de televisión por cable, bestias negras del ciudadano medio por su reparto del mercado en función de criterios geográficos y por promover una situación de escasa competencia que termina por perjudicar a los usuarios.

Este tipo de medidas acercarían más la política anti-monopolio norteamericana a la de la Unión Europea, y ejercerían una acción de pinza sobre las grandes compañías tecnológicas en sus dos mercados más señalados. En realidad, se trata más bien de medidas de tipo populista: no existen pruebas de ningún tipo de que el crecimiento de las grandes compañías tecnológicas suponga un problema de cara a una competencia diversa – pocos mercados son tan vibrantes y generan tantas novedades como el de la tecnología – o sobre los intereses de los usuarios, y el criterio de la Unión Europea parece, cada día más, una serie de criterios erráticos pensados especialmente para perjudicar de todas las maneras posibles a los gigantes norteamericanos.

La última batalla en Europa parece ahora ser sobre el tema más absurdo del mundo: los términos de servicio. En efecto, esos textos que definen la mayor mentira de internet, que tiene lugar cada vez que alguien marca la casilla de “he leído y entendido los términos de servicio”, y que ahora parece que los burócratas de la Unión Europea, en ausencia de otros temas con los que meter el dedo en el ojo a las compañías tecnológicas, pretenden utilizar como pretexto para cobrarse la enésima multa.

¿Mejoraría algo el mundo si obligásemos a las grandes compañías tecnológicas a escindirse en compañías más pequeñas? Mi impresión es que no, y que, como he comentado anteriormente, se trata simplemente de una medida populista y absurda, que además dejaría aún más expedito el camino a las grandes compañías chinas, auspiciadas por un gobierno empeñado en un esfuerzo coordinado para convertirse en el gran dominador mundial en temas como la inteligencia artificial. Lo siento, pero me considero un demócrata convencido, y la idea de que países de gran tradición democrática adopten medidas que perjudiquen a sus compañías exitosas para beneficiar con ello indirectamente a empresas creadas en países abierta y orgullosamente no democráticos me resulta completamente absurda. Sinceramente, entre empresas como Google o Amazon, y sus equivalentes chinos con toda la interferencia y connivencia de su autocrático gobierno, me quedo claramente con las primeras. Pero a lo mejor es que me he perdido algo.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Google, the lesser of two evils?

 

16 comentarios

  • #001
    Miguel - 25 julio 2017 - 17:44

    No aprendieron nada con las BabyBell? Si Google está ahí es porque sus comsumidores y usuarios queremos. Que dejen los políticos de meter sus sucias y apestosas manos donde nadie les ha llamado!!!

  • #002
    Javier - 25 julio 2017 - 18:34

    Estoy de acuerdo en la idea general de lo que expones, pero, me sorprendo de lo que leo. Me explico:

    A riesgo de haber entendido mal el concepto de “compañía tecnológica” hay algo que no me cierra en lo que a Estados Unidos te refieres.

    Todo tu post, resume la frase “Más vale malo conocido que bueno por conocer” (Y no estoy diciendo que las empresas chinas y su orquestado avance desde el gobierno sean algo bueno, pero sí me parece que positivo, al final entenderás por qué)

    Tus posts sobre la neutralidad de la red y cómo las empresas de cable norteamericanas (Comcast + Time Warner) maltratan a su audiencia muestran, demuestran y dejan a las claras que ellos son los malos, los lobistas, a los que hay que temer y controlar. Ok

    Estas dos empresas (por poner un ejemplo) le han puesto palos en la rueda a proyectos cómo Google Wallet dentro de Estados Unidos, así que “nenes de pecho” no son precisamente…

    ¿Estaría mal que las controlaran de esta manera? “Justo”, lo que se dice “justo”, no se me hace, pero dejarlas actuar así cómo hasta ahora en plan Mafia, motivadas por su propia avaricia y lobismo, tampoco se me hace muy justo que digamos para con el cliente. Ya demandaron y le ganaron a la FCC. Y van por más…

    ¿Haría esto que abandonen sus planes de matar la neutralidad de la red? Pues, no lo creo, pero tampoco lo tengo tan claro.

    Tampoco se me hace justo que castiguen a Google por dar un servicio que muchos elegimos voluntariamente en utilizar (y en mi caso, siendo plenamente consciente de lo que Google hace con mis datos y aún así, elijo segui pagando con ellos los servicios que me ofrecen)

    ¿Pagan justos por pecadores? Puede ser.

    ¿Que yo dije que “¡Sí señor, que vengan las chinas a arrasar la tierra cómo Gengis Khan!”? Perdón, pero no.

    Quizás esto obligue a los actuales competidores a darse la mano momentáneamente y pelear contra algo mucho más grande y organizado y ganarse la moneda a base de verdadero servicio al cliente, y no a golpe de billetera y cabildeo.

    Y si en el futuro decidieran volver a tener intenciones de actuar contra los intereses de la gente, pues habrá un grupo de legisladores que tome el toro por las astas y les haga ver quien es el que manda.

    • Enrique Dans - 25 julio 2017 - 19:02

      Hay una enorme diferencia entre las compañías como Google o Amazon, y las cableras o empresas de telecomunicaciones. Mientras las primeras compiten libremente, las segundas simplemente explotan un recurso, una exclusividad geográfica, un oligopolio o una infraestructura. Mientras a las primeras les puede surgir un chaval en un garaje con una buena idea que se la líe parda, a las segundas eso no les podría pasar jamás, porque viven de explotar un simple privilegio, no tienen presión alguna por competir. Las primeras no perjudican al consumidor (o al menos, no parece que así sea y menos aún que se quejen), las primeras claramente l hacen, con políticas de precios abusivas y sin competencia. Por tanto, cualquier regulación anti-monopolio que intente aplicarse a los dos casos por igual resultará negativa. En cuanto a las empresas chinas, pues qué te voy a decir que no haya dicho ya…

  • #004
    Carlos Quintero - 25 julio 2017 - 19:55

    No creo que se pueda comparar a Amazon, Google, Facebook (WhatsApp, Instagram, etc.), Apple, etc. con el resto de compañías gigantes que conocemos:

    En las primeras, han llegado a posiciones dominantes partiendo de cero en muchos casos, y con la plena satisfacción de sus clientes, que “votan” todos los días y a todas horas con su tiempo y en muchos casos con el dinero de su cartera. Y donde la competencia está a un click de distancia (sin papeles, formularios, etc.) y en muchos casos los usuarios ya han hecho ese click y mantienen cuentas en servicios competidores simultáneamente..

    En las segundas, empresas de comunicaciones, electricidad, gas, seguros, banca, etc. muchas provienen de monopolios estatales, y la “satisfacción” de los clientes se mantiene en el aprobado mientras no tengan que interactuar con ellas. Pero en cuanto tienes un problema, o quieres hacer una gestión tan simple como cambiar de titular o cambiar un correo o cuenta bancaria, la experiencia es tan horrenda que te dan ganas de… Y aunque hay competencia, y podrías intentar cambiarte, incluso el alta (de la baja ni hablamos) suele ser un puñetero infierno de papeleo (lo del papel físico es literal), y sabes que la nueva compañía va a ser igual de mala.

    Yo, la única “protección” que espero de un gobierno, si no se pueden aguantar las ganas de protegerme, es que cuando las primeras se metan en los mercados de las segundas, no les pongan trabas. Ya votaremos los usuarios con nuestro bolsillo.

  • #005
    JJ - 25 julio 2017 - 20:05

    Es cierto que Europa tiene, en cuestiones empresariales, y mas cuando se habla de nuevas tecnologías, mucho que aprender de EEUU. Pero EEUU también tiene que aprender ciertas cosas de la muy civilizada Europa.

    Que los resultados de Google sean tan buenos puede que tenga que ver con un momento de “madurez” del mercado (con el tema de la publicidad, habría que ver cuanto ha bajado en medios tradicionales y ha sido captado por Google).

    Sobre China ocupando sitios o mercados que aún son de empresas occidentales, sobre todo americanas, hay teorías. Incluso se afirma que Trump, aunque se presente como protector de su país, en el fondo, está trabajando para intereses foráneos, rusos y chinos…

    Y es cierto que actúa favoreciendo intereses que no son los americanos.

    Hace unos días, leía en La Vanguardia que EEUU ha perdido el liderazgo moral en el mundo por negarse a luchar contra la contaminación, mientras China parece hacer ahora lo contrario. Pero el hecho de que Trump niegue este problema favorece también a los chinos, que se ven libres de una fuerte presión que les afectaba.

    También Trump ha ido contra el Tratado Asia-Pacífico, algo que favorece mucho a los chinos.

    Y, en general, la idea de retirarse de zonas de influencia, como por ejemplo Latinoamerica, etc. tambien favorece a los chinos.

    la salida de EEUU del TPP

  • #006
    Estados - 25 julio 2017 - 22:26

    Google es una máquina de hacer dinero increíble, y no deja de sorprendernos con nuevas funcionalidades.
    Excelente artículo Enrique.
    Saludos!

    • Garepubaro - 26 julio 2017 - 00:40

      A lo mejor China y otros se han quitado Google y su control de encima, creando sus propias empresas en el siglo XXI estatales que hoy si hacen falta, y no noten que se esten perdiendo absolutamente nada …

      • Gorki - 26 julio 2017 - 01:43

        Tiene toda la razón. Si en España fuéramos 1.500,000.000 de ciudadanos regidos por una dictadura, también lo podríamos hacer.

        • Garepubaro - 26 julio 2017 - 09:32

          Hombre ya que estas nuevas empresas son cosas tan extrañas y tan turbias, por muy bien que vayan , cada vez mejor y mejor, mientras el mundo no se aclara que vaya paralelo tan bien …

          pues a lo mejor si Europa tuviera su propio buscador estatal, igual que China o Rusia, que fomente las industrias, economia y cultura de Europa, y no tenga que ser lo de ahora que Google fomenta como es natural cada vez mas a Google

          • Gorki - 26 julio 2017 - 20:45

            si Europa tuviera su propio buscador estatal,
            Lo tenemos pero aun no funciona. Los europeos somos incapaces, ni conseguimos que las industrias socializadas funcionen, como en China, ni conseguimos que haya industrias europeas potentes como en USA.

            Aquí pretendimos tener nuestra propia wikipedia , se llemaba Europeana y nuestro propio GPS, Galileo, Se han gastado ingentes cantidades de dinero, Europeana, por ahí anda, sin que nadie la consulte y Galileo ídem de lienzo, No conozco ningún aparato que en vez de GPS utilice Galileo. En cuanto el buscador europeo, Quaero, después de miles de millones invertidos, ni se sabe ni se le espera. En cuanto a la industria espacial nos han adelantado hasta los indios.

            Pretender que los europeos hagamos lo que los chinos y americanos, es perder el tiempo y una ingente cantidad de dinero, no tenemos las estructuras políticas y territoriales de Chinos y americanos, nos pongamos como nos pongamos y la CE, que podía ser una solució, en vez de avanzar retrocede, (brexit), mientras que los micro nacionalismos se pultiplican (catalamnistas, valones, escoceses, corsos, padanos,…) .

  • #011
    Gorki - 26 julio 2017 - 00:57

    Este tipo de operaciones ni dio resultado en el pasado. ni creo que lo de en el presente.

    La mas conocida división de una empresa es la desmembración en 1911, obligada por los tribunales, de la Standard Oil, El gigantesco holding fue partido en 34 empresas independientes. Tres de estas compañías, la Jersey Standard, que se convirtió en la Exxon, y la Socony que se transformaría en la empresa Mobil.y la Standard Oil of California, conocida como Chevron. serian tres de las Siete hermanas, un oligopolio que siguió dominando con mano férrea el mercado del petróleo hasta la aparición de la OPEP. Dividir la Standard Oil no valió para nada.

    El segundo intento fue el de dividir otro coloso, IBM, también era como las actuales, un monopolio impuesto por los usuarios, todos preferíamos IBM y quien ha tenido la desgracia de vérselas con otras marcas, como NCR, BULL, NIXDORF, o aquí en España FUJITSU, hemos sido los mejores propagandistas de IBM.

    Lo cierto, es que la competencia es quejaba de monopolio y en un momento determinado la justicia amaricana, pensó en dividirla en dos empresas, una de Maiframe o ordenadores gigantes y otra de ordenadores departamentales, (aun los ordenadores personales era fundamentalmente para que cuatro niños ricos mataran marcianitos e IBM habia sacado el PC).

    Yo, que por aquel entonces lidiaba con un IBM 36, todas mis relaciones tecnológicas. las tenía en una oficina en Capitán Haya 69, porque allí se había desplazado desde El paseo de la Castellana, todo lo referente a ordenadores departamentales, a la espera de la inminente orden de división que ya se consideraba inevitable.

    Y la división no se llevó a cabo, porque las mismas empresas que la promovieron, se dieron cuenta de su tremendo error, pues la división departamental de IBM, que era la hermana pequeña de la compañía, superaba con mucho a todas las demás juntas, y si encima, tenían una dirección que se centraba en los problemas de los ordenadores departamentales, harían muchisimo mas daño a la competencia, que estando unida a la grande, donde por ser la hermana menor y la que menos beneficio dejaba, estaba bastante desatendida de los CEOs, cuya preocupación fundamental era ver como le vendían un ordenador mas a Hacienda y otro al banco de Bilbao..

    Imaginemos que Amazon se divide por paises. Amazon España sigue siendo un gigante comparado con todo lo demas, Corte inglés incluido. Y si tiene una dirección realmente independiente, que no tiene que preocuparse de dar dinero para mantener los viajes espaciales, ni los procesamientos en la nube, ni cubrir las pérdidas de The Washington Post, y se tiene por fuerza que centrar solo en vender en España lo mas que pueda, que se echen a temblar cualquiera que pretenda vender comida para periquitos por internet en España, porque van a barrer.

    Precisamente Alphabet, es el afán de dividir desde dentro un gigantesco conglomerado, que ya nadie puede dominar desde las alturas, en un hidra de nueve cabezas, en la que no importa que pierda una cabeza, porque de ella nacerán dos nuevas.

    Mira tu si le va asustar que les obliguen por ley, a hacer lo que quieren hacer por deseo propio.

    • JJ - 26 julio 2017 - 14:32

      Gorki; llamar a Alphabet “hidra de nueve cabezas” suena realmente apocalíptico…

      Sobre IBM recordar que se divide sola. En 2004 vendió su negocio de ordenadores personales a Lenovo. Y en 2014 el de servidores. Así que media IBM es china.

      Wanda and IBM

      • Gorki - 26 julio 2017 - 20:59

        Llamaremos a Alphabet como queramos, pero muchas de sus divisiones son mas grandes que el 95 % de cualquier otra empresa de Internet.

        IBM está en una grandÍsima decadencia y ya no es ni sombra de lo que fue, no impone ni sus sistemas operativos ni sus aparatos en ningún área, ni en superordenadores ni en informatica de oficina ni en informática de consumo, porque no supo entender el PC.

        Entro tarde y mal, fomentó la aparición de clónicos por no ser suyo ni es sistema operativo ni los componentes del PC, con lo que entrego el cetro a Microsoft y no supo competir y vendió la división.

        No es que se dividiera, ha ido vendiendo divisiones completas desde que yo la conozco, impresoras, discos duros, PCs, pero no se dividió, lo que hizo es soltar lastre que es otra cosa. Hoy IBM es grande, pero no tiene ningún peso en la industria informática. Incluso en los ordenadores cuánticos, le están adelantando por la derecha y por la izquierda.

        No es el primer gigante que cae, víctima de su propia ineptitud, en grandes almacenes tienes SEARS, en automóviles Chrisler y Fiat, en Aviones, Douglas, en electrodomésticos Philips, Telefunen, en informática Microsoft,… Pero la decadencia de los gigantes, es otro capítulo que nada tiene que ver con su división forzada o voluntaria.

        • gerardo - 2 agosto 2017 - 16:51

          Ese gorki siempre besandole las patas a google.

          ¿Los productos se usan por elecction propia y no hay interferencia del gobierno norteamericano?

          Me podria explicar el sr Dans o su compinche gorky ¿como es posible llegar 500 Millones de usarios (facebook) sin un modelo de negocios y sin haber ganado ni un solo dolar? ¿Saben los costos astronomicos que esto implica? ¿O tener perdidas por 500 millones de Dls el años pasado (snap chat)? y estar valorada en mas de 3000 millones sin un modelo de negocios o haber ganado un solo dolar? Eso no existe en la realidad del mundo en el que vivimos. La unica forma en la esto puede exitir es por financiamiento del gobierno llamese CIA, NSA o otras.
          ¿Alguien me podria explicar que gana Wattsapp? ¿Y porque la compraron en 1000 millones si no gana ni un solo dolar? Creo que la respuesta es obvia son puros mecanismo para espiar financiados por el gobierno.

          ¿Productos que usan por eleccion propia? No lo creo…

  • #015
    Alberto Guerrero - 29 julio 2017 - 19:27

    La verdad es que es bastante increíble que siga creciendo tanto a pesar de lo grande que ya es, tiene mucho mérito seguir innovando y creando.

  • #016
    Iglú Comunicacion - 9 agosto 2017 - 11:18

    Y por este motivo cada vez somos más las agencias que nos dedicamos a posicionar páginas en este buscador. Sin desmerecer otro tipo de buscadores.
    También hay que decir que google te obliga en muchas ocasiones a “pasar por el tubo” y utilizar sus extensiones para seguir creciendo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados