La compañía más valiosa del mundo

Apple

Ana P. Alarcos, de Idealista News, me llamó para hablar sobre la estrategia de Apple y sobre los principios que han conseguido que se convirtiese en la compañía más valiosa del mundo, con el fin de documentar un reportaje publicado hace un par de días y titulado “Apple: la historia de la empresa más valiosa del mundo explicada a través de su cotización en bolsa” (pdf).

Hablamos de los elementos diferenciales de la estrategia de Apple: una concepción de la innovación inequívocamente centrada en la investigación aplicada, en la que todo se centra en la reinvención y racionalización de una categoría de producto, independientemente de los movimientos de la competencia. Apple es Apple cuando reinventa, cuando redefine y transforma categorías que llevaban inventadas generalmente largo tiempo, pero que nunca habían llegado a despegar en su adopción, generalmente porque los productos existentes no estaban suficientemente bien desarrollados.

Antes de Apple ya había ordenadores, por supuesto. Pero nadie, salvo una minoría de geeks fervientes, veía un ordenador como algo que apeteciese comprar y tener en casa. Era, simplemente, un producto para satisfacer una necesidad muy específica. Tras el lanzamiento del ordenador de la compañía, la categoría se había redefinido, el concepto de ordenador había cambiado de manera esencial y se llamaba ordenador personal, y prácticamente cualquier persona podía aspirar a tener uno en su casa y encontrarle usos que resultaban completamente lógicos y racionales, aunque antes ya hubiese ordenadores y no fuese así. Ese cambio de concepto ha tenido lugar en muchas ocasiones en la historia de la compañía: antes del iPod había miles de reproductores MP3, pero ninguno destacaba especialmente ni tenía el más mínimo componente de radicalidad. Tras el iPod, todos queríamos tener toda nuestra música en un dispositivo, y tenía que ser ese, no otro. Los demás ya carecían de toda relevancia.

Con el iPhone no solo se produjo una redefinición brutal, sino que además, se creó el concepto de smartphone, que ha cambiado el mundo tanto como el de ordenador personal. Muchos críticos discutirán hasta la extenuación si esos concepto fueron o no creados por la compañía, pero los hechos lo prueban ampliamente: antes de Apple, la categoría no existía, era meramente testimonial y propia de usuarios especializados. El iPhone se convirtió en la base de la rentabilidad de la compañía, y después de él, aún hemos visto reinventar la tablet con el iPad, inasequible al hecho de que ya existiesen tablet computers desde muchos años antes, y unas cuantas categorías más.

Ojo con los tópicos y con achacar a la compañía un debilitamiento desde la muerte del fundador: Steve Jobs era indudablemente un genio, pero desde la llegada a la dirección de Tim Cook, Apple ha sido capaz de mantener una progresión razonable en sus productos principales, de entrar en una nueva categoría, de consolidar de manera brillantísima su red de distribución propia, de entrar y liderar una nueva categoría (el smartwatch) y de desarrollar un proceso de orientación a servicios (Apple Music, servicios de almacenamiento, etc.) que se ha convertido en una línea de negocio fundamental. Además, se rumorea que la compañía está preparando importantes lanzamientos al menos en dos áreas prometedoras, la de la realidad virtual o aumentada, y la automoción. Para quienes dicen que la compañía no es lo mismo sin Jobs, los hechos prueban que con Cook no está para nada en malas manos.

¿Sombras? Indudablemente las hay, y para mí, fundamentalmente dos: el acortamiento de las ventanas de explotación debido a la copia cada vez más rápida y competitiva de las ventajas diferenciales de Apple, y la cada vez más compleja tarea de atraer y retener talento en un área como machine learning e IA en la que la dificultad es ofrecer a los expertos un ambiente abierto en el que puedan trabajar con datos de usuarios y compartir su aprendizaje con el resto de la comunidad científica. Una incógnita compleja, que tiene que ver con una cultura basada en el secretismo, y que pronto sabremos hasta qué punto llega a resultar una limitación de cara a su desarrollo.

El reportaje de Idealista News me pareció brillante y bien medido, verdaderamente una lectura recomendable y una imagen muy ajustada de una de las compañías más interesantes y únicas dentro de las que la tecnología ha posibilitado.

 

8 comentarios

  • #001
    Krigan - 21 Mayo 2017 - 12:11

    De acuerdo en lo referente al iPod, iPhone, y iPad, pero muy en desacuerdo respecto a los orígenes de los ordenadores personales, y tampoco creo que se pueda descartar un debilitamiento de Apple tras el fallecimiento de Steve Jobs.

    Empezando por el propio término “ordenador personal”. Apple lanzó el Mac en 1984, mientras que es obvio que el término ya existía antes, dado que el IBM PC (que PC significa precisamente Personal Computer) fue lanzado en 1981. Y ni siquiera IBM inventó el término, ya existía previamente.

    Antes del Mac lo que Apple produjo fue el Apple II, que no tenía nada de especial, fue uno de tantos en aquella época, y el Lisa, que fue su primer ordenador con interfaz gráfico, pero que fue un fracaso. Es indudable la importancia del Mac en la comercialización del interfaz gráfico (desarrollado en el Centro de Investigación Palo Alto de Xerox), pero una cosa es decir el interfaz gráfico y otra decir el ordenador personal.

    Se puede categorizar a los micros de 8 bits como cosa de geeks, pero los “compatibles IBM PC” ya alcanzaron una implantación masiva en los tiempos del DOS, sin ningún interfaz gráfico, mientras que el Mac no pasó de ser un producto minoritario. En contraste, los móviles y tablets Android sí que deben su existencia al iPhone y el iPad.

    Respecto al fallecimiento de Jobs, lo que ha hecho Apple desde entonces es intentar revolucionar el smartwatch… una categoría de producto que no se vende. Hasta los early adopters lo están abandonando.

    La nueva revolución que ya se ha iniciado, con la consiguiente explosión en ventas, se llama Echo y es de Amazon, no de Apple. A día de hoy, Apple sigue viviendo de las rentas de la era Jobs, sobre todo por el iPhone.

    • Alqvimista - 22 Mayo 2017 - 08:24

      Hombre Krigan, no sé en qué te basas para decir que los smartwatch no se venden… Está claro que no es lo mismo vender 3 millones de smartwatch que 300 millones de iPhones, pero es un mercado que ha vuelto a crecer y en el que Apple ha conseguido quedarse en el número uno.

      https://hipertextual.com/2016/09/smartwatches

      https://www.strategyanalytics.com/strategy-analytics/news/strategy-analytics-press-releases/strategy-analytics-press-release/2017/05/04/strategy-analytics-apple-becomes-world’s-no.1-wearables-vendor-in-q1-2017#.WQwphcklHBI

  • #003
    Gorki - 21 Mayo 2017 - 12:33

    Vaya por delante que Apple no me gusta y que es mas, rehuyo comprar sus productos aunque, (algunos), me parezcan excelentes, por un único motivo, Intentan introducirte en su cercado y no dejarte salir- Si compras algo Apple , todo lo demás que compres habrá de ser Apple.

    A pesar de ello, creo que Steve Jobs, tuvo algo de lo que ayer hablábamos, “liderazgo”. Nos convenció que un mundo tecnológico es mejor y nos condujo hacia ese paraíso. Con elolo consiguió hacer de su quebrada compañía una de las más rentables del mundo y por ello de las mas valoradas.

    ¿Sabrán sus sucesores mantener ese liderazgo? – Lo dudo mucho

    Pese a todo. lo peor para Apple es que sus accionistas esperan un crecimiento al menos del 8% en un mundo que crece al 1% y eso no es posible cuando se tiene tal tamaño, No es que Apple pase a ser. de repente una mala compañía, es que no va poder cumplir las expectativas que de ella tienen los inversores. inversores.

  • #004
    Carlos Quintero - 21 Mayo 2017 - 16:09

    Ya he mencionado en otros comentarios que desde hace años uso casi todos los productos de Apple, con un índice de satisfacción muy alto, pero no me considero fanboy, también uso y pago por productos de Google, Amazon, Microsoft, Samsung, Sony y otras marcas. Si fuera accionista sería otra cosa, pero como consumidor, me da igual si innova o no, su cuota de mercado o su tasa de crecimiento. Sólo miro la relación satisfacción/precio para mis gustos y necesidades.

    Para mi Apple tiene una ventaja sobre el resto: sus productos son más simples, más bellos y están más centrados en la experiencia de usuario (algo que Jobs perseguía de forma enfermiza). En otras marcas de electrónica de consumo, parece como si sus ingenieros no se hubieran leído los clásicos de usabilidad de Alan Cooper o Jakob Nielsen de hace 20 años.

    Respecto a los smartwatch, creo que hay que diferenciar la satisfacción con el Apple Watch y con el resto. Respecto al modelo original de Apple Watch, hay al menos un estudio que habla del 97% de satisfacción. Con al Apple Watch 2, que es el que tengo, creo que no hay estudios aún, pero me resulta difícil pensar que haya alguien tan insatisfecho como para “guardarlo en un cajón”, a no ser que le sobre el dinero. Y si así fuera, como mínimo lo intentaría vender o regalárselo a otra persona. Aunque no es un dispositivo imprescindible, tiene unas cuantas funcionalidades cómodas, que irán mejorando con el tiempo. También tiene “glitches”, tanto en sus apps como en las de terceros. Sí creo que Apple sacó el Apple Watch antes de tiempo, sin haber conseguido eliminar la dependencia del iPhone, y sólo en la versión 2 lo han hecho sumergible y con GPS. Lo mismo con los Airpods, un dispositivo que no es indispensable pero es tremendamente cómodo y que mejorará cuando Siri sea más útil como asistente.

    Alan Cooper
    Jakob Nielsen

  • #005
    JJ - 21 Mayo 2017 - 16:38

    Apple es única y siempre lo ha sido (lástima que sus productos sean algo caros, elitistas).

    No me extraña que sea la compañía mas valiosa por capitalización bursátil y me alegra, aunque también Bill Gates ha sido el empresario mas rico del mundo sin hacer nunca las cosas muy bien, pero en el caso de Apple creo que sí es merecido su éxito.

    Mi primer ordenador fue un Macintosh SE que me regalaron a finales del 87. Y después me fui haciendo con un montón de software pirata de gran calidad (para la época). No había nada comparable.

    Ahora mismo, todavía tengo en uso un iMac de 2001, que va super rápido (con Mac OS 9.1) con la cache ampliada, pero con solo 500 Mb de Ram y otro tanto de memoria virtual que, al estar bien gestionada, no trae problemas. Y abro muy tranquilo archivos bastante grandes de Photoshop.

    Apple ha sido genial. Una empresa inteligente, estética, respetuosa con el usuario. Que tiene muchas virtudes y que, es cierto, ha sido capaz de reinventar todo o casi todo lo que se ha propuesto. (una pena que Jobs se haya dejado morir tan joven).

    • Xaquín - 21 Mayo 2017 - 19:03

      Es impresión mía o resulta que los tecnólogos entienden la muerte de una forma más natural que el resto de seres humanos? Incluso los filósofos no tienen tan asumida la fecha de caducidad en su ADN.

      En este sentido Apple parece seguir un sentido evolutivo muy “natural” con sus productos… me imagino a la madre naturaleza con un cierto espíritu jobsiano…

  • #007
    Juan Navidad - 21 Mayo 2017 - 20:44

    Mi segundo ordenador -el primero de verdad- fue un Classic II. Me gustó en aquel momento (principio de los 90) su facilidad de uso, así como la dureza y fiabilidad de sus componentes. Lo que me disgustaba era sus formatos propietarios y el precio tanto de equipos como de programas.

    Después, he preferido Windows en mis ordenadores (lo que me permite utilizar programas gratuitos) y Android en mi móvil, que es mucho más asequible y abierto.

    Hay varios elementos que juegan en contra de Apple. El primero es que siempre ha aprovechado bien los huecos del mercado: ¿la competencia en informática es pésima? No hay problema, hago ordenadores que sean intuitivos y listo. ¿Los Blackberry tienen muchas posibilidades? Creo algo que es infinitamente mejor y listo… Así lo han ido haciendo en muchas gamas de productos, con la calidad, estilo y línea alta y por tanto precios altos.

    El problema sucede si se acaban los productos a mejorar porque ya estén haciéndose bien. Ese va a ser el gran talón de aquiles de la compañía si los chinos, Google, Amazon, etc. comienzan a adelantarse con formatos propietarios o Android en muchos de los próximos productos que la empresa desee crear y llegue tarde o su ventaja competitiva no sea suficiente para justificar el precio más elevado.

    Veremos si siguen sabiendo rentabilizar los caminos abiertos por Jobs o si al final las empresas de la competencia tienen por fin el talento y la audacia para hacer las cosas mejor que Apple.

  • #008
    netbulb - 22 Mayo 2017 - 22:49

    Hay que decir que Apple desde el 2005 no ha parado de crecer en valor y ha sido espectacular; pero hoy en día hay que decir que Google ha ganado poco a poco terreno y ha desbancado a Apple como la marca más valiosa del mundo, al disponer de un valor estimado de 109.500 millones de dólares (102.300 millones de euros), según la clasificación internacional Brand Finance’s Global 500, en la que se tienen en cuenta aspectos económicos y empresariales.

    Aquí os dejo el enlace: http://brandfinance.com/images/upload/global_500_2017_locked_website.pdf

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados