Construcción y disrupción

IMAGE: Scanrail - 123RF

Luis Martín de Ciria me pidió una columna breve para El Mundo sobre la relación actual de las tecnología con el mercado inmobiliario y de la vivienda, sobre el papel que estaban jugando los avances tecnológicos en este sector, y ayer fue publicada bajo el título “Ladrillo y disrupción” (pdf).

En la columna traté de reflejar el impacto de las tres etapas del proceso de transformación digital que está viviendo una industria habitualmente identificada con la vieja economía, pero que como todas, también experimenta una serie de tendencias disruptivas en sus interfaces externas, en sus procesos internos y en su modelo de negocio. Cuestiones como la adopción de interfaces por parte de los clientes que permiten seleccionar, identificar o previsualizar propiedades; unidas al desarrollo y adopción progresiva de tecnologías como los BIM (Building Information Modeling) convertidos en el equivalente de los ERP en otras industrias, o el avance de la robótica y de la impresión tridimensional en las técnicas de construcción.

Finalmente, la lógica idea de evolucionar hacia negocios basados en modelo de plataforma, típicamente la tercera fase de la transformación digital, reflejada cada día más en compañías que se integran hacia delante y deciden gestionar un número creciente de servicios sobre las propiedades que construyen o sobre aquellas que deciden contratarlas: cuestiones como la limpieza, el mantenimiento, la gestión de infraestructuras, de la comunidad, etc. siguen el modelo de otras industrias y permiten pensar en prolongar la rentabilidad más allá de la entrega de la obra, o incluso en ofrecerse como alternativa eficiente en costes para infraestructuras o edificios ya construidos previamente.

Si creías que la construcción y la inmobiliaria estaban destinadas a quedarse de alguna manera al margen de la transformación digital, examina el tema de nuevo. En este tema, como en todos los demás, también hay mucho más de lo que parece.

 

15 comentarios

  • #001
    Garepubaro - 15 Abril 2017 - 16:44

    El hombre lleva miles, sino decenas de miles de años construyendo casas, su casa, y estamos en el XXI aun es el principal gasto en la vida de la mayoria de las personas, comprar un hogar, y de los principales motores “economicos” de todos los paises, que se lo digan a España y unos cuantos de magnates billonarios que genero el lustro pasado, de estos del ladrillo, poceros billonarios que nunca aprendieron ni leer ni escribir típico de tanto billonario en el mundo…

    Por supuesto que esta obsolescencia programada tambien tiene que acabar o nunca dejaremos de vivir mal, y generacion tras generacion, todos heredar las millones y millones de casas ya construidas en la Tierra, y para ello ha de contribuir sin duda las nuevas tecnicas de construccion, mejor sin emplear personas.

  • #002
    Xaquín - 15 Abril 2017 - 20:39

    Si algo tiene base tecnológica esa es la construcción. A pesar de que muchos la tienen tan asumida, que más les parece un asunto de “jugar con legos”.

    El problema de usar robots, como siempre, lo tendra el escenario social donde desenvolver la construcción. Los únicos robots usables actualmente, en los lugares habitados con chabolas o tiendas de campaña, son los drones espias o bombarderos.

    La tecnología (pensemos en Amazon y su logística, por ejemplo) lo tiene muy crudo en la brecha social… mientras no cambien las prioridades del poder establecido.

    • Garepubaro - 16 Abril 2017 - 00:49

      “…Los únicos robots usables actualmente, en los lugares habitados con chabolas o tiendas de campaña, son los drones espias o bombarderos….” … es asi, las casas y edificios se hacen hoy como hace mil años con ladrillo y durisimo trabajo de albañil, muy poca tecnologia, poco cambio desde hace miles de años hasta ahora pero dicen que …

  • #004
    Carlos Quintero - 15 Abril 2017 - 22:09

    En el lado del cliente, que es en el único en el que puedo opinar con algo de criterio, se me ocurren algunas mejoras interesantes:

    – Visitas a propiedades para compra / alquiler: las webs tipo Idealista, Fotocasa, etc. han mejorado mucho la experiencia, con abundantes fotos, vídeos 360, etc. pero aún mejorarían más si se pudieran realizar visitas “virtuales” desde tu casa mediante drones que pudieras controlar o indicarles por donde ir, ver detalles, etc. Obviamente al final para comprar o alquilar querrás una visita física, pero con las visitas virtuales tanto la propiedad como el cliente se podrían ahorrar algunas visitas físicas. En mi última experiencia, tardé 1h en llegar al sitio, 1h en ver la casa y 1h en volver a la mía, para volver desencantado porque la realidad no era tan bonita como las fotos.

    – Reformas: se podrían aprovechar las tecnologías de realidad virtual para visualizar distintas opciones de reforma, acabados, etc. Actualmente te tienes que imaginar cómo quedará lo que estás pidiendo. Por otro lado, durante el curso de la reforma, hay un constante trasiego de correos con adjuntos, fotos, presupuestos, indicaciones, etc. Supongo que habrá o debería haber plataformas donde te abran una cuenta de cliente y todo el intercambio de información para los interesados esté reflejado, con un control de cambios (en mi última reforma tuvimos que imprimir hasta 7 veces cambios en presupuestos y puntear apartado a apartado).

    El problema de las pymes es que son poco ágiles adoptando nuevas tecnologías. Cosas sencillas como correo electrónico, WhatsApp, etc. sí, pero herramientas más complejas ya no. Muchas no tienen ni un sitio web en condiciones, o con un dominio propio, etc. También es cierto la mayoría de usuarios tampoco quieren nada que les parezca complicado tecnológicamente.

  • #005
    Javier Lux - 16 Abril 2017 - 13:02

    Trisitísimo el papel de la innovación en españa durante el boom de la vivienda.

    Sabemos que en el periodo 2002 – 2006 se construian al año mas viviendas en el estado español que en Alemania y Francia juntas !!!!…… Si se hubiese incorporado un poco de la tecnologia que ya estaba disponible en 2002 con casas modulares-prefabricadas, hoy un porcentaje amplio de los puestos de trabajo de la construcción NO SE HUBIESEN PERDIDO, ya que continuarian exportando módulos y enviando trabajadores más cualificados a montar esos modulos al extranjero…..

    Hay gente que todavía cree que la innovación es cosa de electronica o avionica !!!!. Cuantos paneles modulares podriamos estar hoy exportando a Europa, LatinoAmerica o el norte de africa ? Y cuantas fabricas españolas se habrian implantado alli entre 2007 y 2016 ????

  • #006
    Miguel A. Ruano - 16 Abril 2017 - 13:44

    No tan rápido…

    Un problema común que leo en este blog es confiar que el avance técnico-mecánico va tan rápido como el electróncio-digital. Quitad a cualquier aparato lo electrónico y su evolución será muy pequeña: coches, aviones, etc. Un ejemplo muy claro es la aviación militar, cada vez cuesta más desarrollar un avión para evolucionar menos. Ahí tenéis el F-35. En tecnologías electrónicas e infórmaticas barre a cualquiera, pero en vuelo se ve superado por aviones de los 70′ (algunos empezados a diseñar en los 60′). Cuando lo técnica-mecánico alcanza una madurez, o se produce un cambio tecnológico (pasar de aspas a reacción) o un desarrollo muy novedoso (las toberas vectoriales) o su evolución va a ser muy lenta y costosa.

    Este es un tema que conozco y tengo bastante estudiado. La prefabricación y mecanización de la construcción data del S.XIX. El Movimiento Moderno (años 10-30) potenció la construcción “standar”, la prefabricación, la construcción en serie, paneles sandwich, etc. Sobre todo las vertientes norte europeas (alemanas, belgas, holandesas, etc.) con prototipos residenciales muy interesantes. Y desde entonces se han sucedido múltiples prototipos que intentan modernizar y mecanizar la construcción. Se han introducido algunos pequeños avances, pero poco más. No son viables más allá de los prototipos. o con la imposición de un modelo edificatorio en un parcelario ideal con una población de gustos y cultura idéntica, una climatología semejante, etc.

    ¿Y porqué no funcionan? Pues haría falta un blog para ir explicando con un post diario las razones. Fijaros en los videos que rondan de los robots que ponen ladrillos -esos robots los hay desde finales de los 80′-. Ponen ladrillos, el más avanzado cargaderos y… ya. El 10% de lo que supone una obra. ¿Y sus dimensiones? Salvo para urbanizaciones o grandes promociones, es inviable usar esa máquina. ¿Y la construcción en altura? Olvidaron de ella. los brazos robóticos no prodrían llegar a las plantas altas -menos a su interior-ni hacer distribuciones ni nada, por sistemas constructivos, abaratamiento impositivos, movilidad pública…

    Cargar un robot en un forjado, supondría meter un sobrepeso muy importante. Eso significaría tener que hacer lo forjados más resistentes -más caros- con vigas más gruesas sólo apra su construcción, no su uso. Y tened encuenta que el acero, lo que menos ocupa, está muy penalizado por incendio -pasa de estado plástico a eslástico en segundos produciéndose el colapso estructural inmediatamente a diferencia del hormigón y la madera- por lo que por seguridad se está obigado a sobredimensionarlas. A donde voy: pues que los cantos de los forjados serían más gruesos, menos altura edificable, menos aprovechamiento, etc.

    Lo más avanzado en desarrollo estandarizado de contrucción en particiones interiores residenciales es el cartón yeso (“pladur”).

    ¿Dónde se hace y triunfado estos sistemas? Naves industriales. El proceso está muy modularizado, prefabricado y estandarizado. Ahí sí se pueden mover grandes máquinas. Porque la mecánica tiene un problema: en una maqueta se sujeta todo, pero el volumen no se incrementa linealmente según hacemos el modelo más grande, sino logarítmicamente (al cubo) y las masas de forma similar. Ahí estamos hablando de resistencia de materiales, no de electrónica. La prefabricación como comento, se empezó a extender en los años 20. ¿Y porqué no se hace? por lo caro que es en construcción residencial por la cantidad de variables que hay en cada proyecto. desde el aprcelario hasta los gustos y viabilidad económica del cliente. Es más caro también para construcción industrial, pero ahí se trabaja con módulos que se pueden replicar muchas veces y el sobrecoste se compensa por una finalización en menor tiempo y una puesta en funcionamiento y generación de beneficios antes de la empresa.

    Cuando un robot ocupe una superficie máxima de 1×1 m. la robotización de la construcción será viable. Sino se seguirá quedando en prototipos, o para la construcción de industrias o grandes promociones residenciales.

    ¿Sabéis dónde sí ha evolucionado muchísimo la construcción? En la química. Los aditivos y desarrollos de compuestos han evolucionado muchísimo. Quizás eso dé una oportunidad a la impresión digital y salgamos de los moldes actuales, pero por el momento los compuestos no son viables salvo para elementos decorativos no portantes por problemas de resistencia de los compuestos, no sólo a compresión, sino a flexión (cargas del viento) o de momentos flectores.

    El BIM, sí, ahí se está avanzando mucho, pero no estamos hablando que se implique elementos mecánicos directamente, sino para el proyecto.

    Los robots… aún queda mucho para verlos en construcción residencial.

    • Krigan - 17 Abril 2017 - 02:22

      No voy a entrar en el tema de la construcción, que está claro que conoces muy bien. Pero sí que veo rebatible tu argumento sobre la lentitud del avance técnico-mecánico. La revolución de los coches no va a consistir en que estos vayan a ir al doble de velocidad en pocos años, nadie está diciendo que eso vaya a ocurrir.

      La revolución consistirá precisamente en aplicar el avance electrónico-digital a los coches para lograr eso que llamamos coche autónomo, y que es algo ya mayormente conseguido en pruebas (el año pasado el promedio de distancia de los coches de Google entre cada vez que el conductor de seguridad tomaba los mandos fue de 8.000 Km). Y va a ser la revolución más gorda en coches desde que Henry Ford sacó el Model T.

      Otro tanto cabe esperar de la aplicación del avance digital en otras áreas cuya tecnología principal avanza mucho más lentamente. Sí, eventualmente también podría ocurrir en la construcción (o no). La revolución está en lo digital, en su aplicación en esos otros campos.

      • Miguel Á. Ruano - 17 Abril 2017 - 09:52

        Quizás no me he explicado bien. Loa avances se consiguen por combinación de técnicas: mecánicas, electrónicas y digitales y, en el caso de la construcción, químicas.

        Pero leo a menudo confianza en el desarrollo de objetos que depende de la física -me remito a los comentarios sobre el último artículo de drones donde parece que se puede volar sólo mejorando la electrónica sin tener en cuenta que necesita al “aire” y la recirculación del mismo en sus aspas para volar…-. En el caso de los coches, por ejemplo, sin la electrónica no se podría entender los grandes avances en ahorro de combustible y mejora de la relación tamaño/peso/potencia, imposibles sólo con mejoras mecánicas.

        Otro ejemplo. Yo soy de la zona Renault (Valladolid/Palencia) y trato con ingenieros y aparejadores que trabajan en las factorías. Están adaptando una de las fábricas para un nuevo modelo que tiene previsto salir en 2020. Tienen que derribar parte de la fábrica. ya hacer otra parte nueva. Cada vez que se saca un modelo nuevo, especialmente plataformas, esto es lo común. Los pesos, cargas, espacios, etc., de cada uno son diferentes y los “robots” necesitan soportar los esfuerzos de sus movimientos y de su trabajo en el plano en el que se apoyan.. Aunque se intenta homogeneizar procesos de fabricación, por ejemplo el uso de mismas plataformas en diferentes modelos, al final hay componentes físicos que obligan a hacer obras mayores o menores con cada modelo. Preguntándoles sobre la robotización de la producción a “niveles Tesla” me responden que eso es inviable (comercialmente) hoy en día. los precios de los coches se dispararían. Eso es válido para pequeñas producciones o para coches con un amplio margen de beneficio y poca posibilidad de personalización por el usuario final. No para turismos accesibles económicamente -este no es el tema sobre compartir coche, sino coste de la robotización-

        La robotización aún tiene que reducir costes de mantenimiento, reprogramación y adaptación procesos de fabricación para dar un salto sobre su uso actual. Sí prevén un mayor grado de automatización y robotización, pero con un incremento lineal similar a lo que se va produciendo hasta ahora. No un salto grande. Las cadenas de montaje actuales están preparadas para una mayor automatización, pero no se llega a usar porque el precio subiría “considerablemente”.

        Así que tampoco. En la industria más robotizada, al de automóviles, la robotización a “niveles Tesla” aún no es viable para productos de consumo en masa. Aún es necesario una reducción de costes de compra/mantenimiento/readaptación para hacerlo viable. Llegará ese momento: Sí. Pero no tan rápido como creen muchos de los que aquí escriben.

        • Krigan - 17 Abril 2017 - 12:18

          Sin embargo, el coste de robotizar las fábricas ha estado bajando, hasta el punto de que incluso las fábricas chinas, que hasta hace pocos años tiraban siempre de su baratísima mano de obra, ahora se están robotizando. China se ha convertido en el mayor comprador de robots industriales del planeta.

          Cuando en Airbus anuncian que van a sacar un coche volador, ¿es por ignorancia de las realidades mecánicas del vuelo?

          En cuanto al dron de Amazon, que yo sepa mecánicamente no supone ningún avance respecto al dron de cualquier aficionado que lo vuela en sus ratos libres. La novedad es que el de Amazon vuela sin piloto. Es decir, el reparto del pedido es totalmente automatizado, sin que intervenga ninguna persona. ¿Repartos sin repartidores? Otra revolución en ciernes.

          De hecho, la historia Amazon es un buen ejemplo de cómo lo digital puede revolucionar un área incluso sin el más mínimo avance mecánico. Amazon empezó vendiendo libros de papel. Eran libros normales y corrientes, no aplicó ningún avance en su impresión. Más aún, ni siquiera los imprimía, eso lo hacían las editoriales.

          Pero los vendía por web. Tan solo eso le permitió ofrecer un catálogo mucho mayor que el de cualquier librería física, y a precios más reducidos. En solo 10 años Amazon se había convertido en el principal minorista de libros de Estados Unidos, superando a Barnes & Noble, fundada en 1886. En la actualidad Amazon vende de todo, y está tratando de desplazar incluso a los supermercados.

          El libro electrónico vino después (Amazon lanzó el Kindle y la Kindle Store en el 2007), no influyó en la superación de B&N (que fue en el 2004). Ahora bien, cuando llegó también fue otra revolución. Nuevamente, no hubo ninguna mejora mecánica en la impresión. Simplemente el producto fue convertido en digital, y la impresión fue abandonada. Nótese que la impresión bajo demanda, que era lo más novedoso de la impresión, es algo que nunca cuajó.

          También posterior fue la robotización de los almacenes de Amazon, proceso que incluso hoy día está a medio implantar, pero que le está suponiendo un tremendo ahorro y mejora de la eficiencia a la compañía. Lo que se robotiza es el almacén, no la tienda física, pero contribuye a la sustitución de esta.

          Menciono todo esto porque pareces tener tendencia a ver la digitalización sobre todo como ayuda a la tecnología principal en un campo (ayuda al motor en los coches), cuando las grandes revoluciones causadas por lo digital a menudo implican la sustitución de algo, más que su mejora. Es precisamente la sustitución del coche propio por baratos robotaxis lo que más va a revolucionar las fábricas de coches.

          Por poner un ejemplo que no concierna a Amazon ni a los coches, la actual revolución en curso en los bancos no consiste en mejorar las sucursales, sino en su sustitución por las apps móviles.

          • Miguel A. Ruano - 17 Abril 2017 - 18:18

            No veo la digitalización como ayuda. Depende del ámbito del que estemos hablando es más o menos importante. Claro que China es el mayor comprador de robots. Hay procesos que sí son muy robotizables. Por ejemplo la fabricación de componentes eléctricos. Un mismo brazo robot sin apenas modificación, sólo con reprogramación se puede usar para hacer varios tipos de placas base por ejemplo. Y su desgaste es mucho menor en soldaduras, por la baja tensión de las mismas, que las de un coche, en la que el cambio de modelo puede obligar a cambiar el cabezal para ajustar la rotación, potencia de soldadura, tipo de soldadura, etc., así como las cargas que debe soportar.

            O es muy robotizable la carga de camiones, donde en empresas de tamaño medio (100 trabajadores) ya usan robots aquí mismo, en España, para cubicar la caja del camión y redistribuir la carga. O también para un proceso similar en el almacenaje. y no hay que poner como ejemplo a Amazon: la propia Renault, galletas Gullón, Inditex… Y sé perfectamente que hay procesos de robotización industriales más complejos en marcha.

            Pero los procesos donde la física es muy importante -procesos que suelen estar vinculados a máquinas mecánicas- esa robotización, hoy, es mayormente compleja o no rentable.

            Sobre la robotización del empresa del automóvil. Busca lo que hizo GM a finales de los 80′ o principios de los 90´ robotizando casi al completo una línea y cómo renunció a ello tras la experiencia. La discusión y problemas son muy similares, incluido el argumento de que los costes se abaratan cada vez más para los robots. El problema es el que comentan los ingenieros de Renault: costes de mantenimiento, readaptación, personalización… Si todos comprásemos iPhones (o Teslas) la fabricación de coches estaría muy robotizada. Pero como la mayoría sólo se puede permitir Andoids (resto de marcas de masas), con la cantidad de madres y padres que hay, esa robotización total no es, hoy, tan viable.

            Lo del taxi aéreo: Airbus será la 10º empresa (por decir un número) que anuncia algo similar. Si en 10 años sale comercialmente uno, guárdate este post, que te pago unas cervezas ;-)

          • Krigan - 18 Abril 2017 - 02:54

            Miguel A. Ruano:

            Precisamente, si el robotaxi sustituye al coche propio, lo que cabe esperar es que solo se fabriquen un puñado de modelos, al dictado de las compañías de robotaxis, en lugar de la abrumadora abundancia de modelos que caracteriza al mercado del coche actual.

            Por lo demás, la importancia de lo mecánico tenderá a disminuir, dado que es mucho más caro y lento manipular y mover átomos que manipular y mover bits. Basta con ver lo que ha pasado con los periódicos, con los contenidos, y lo que está pasando ahora mismo con el dinero y los productos financieros.

            Pero es que además hay un vasto número de servicios de todo tipo que son perfectamente digitalizables, y de hecho su digitalización ya ha empezado. Las agencias de viajes, por ejemplo. En otros casos tardará más, como la asistencia médica, pero más por razones sicológicas que por lo que la tecnología permita hacer.

            En los restaurantes de comida rápida suele haber una persona tomando los pedidos y cobrándolos. En muchos McDonalds USA hay una máquina que hace esa función. Qué moderno, ¿verdad? Pues no, es una solución que nace obsoleta. Necesitas fabricar y mantener esa máquina, cuando todos los clientes llevan en su bolsillo un ordenador de mano llamado móvil, perfectamente capaz de hacer esa función.

            Así es que igual los robots no tienen que fabricar tantas cosas en el futuro. Seguro que no es fácil robotizar la fabricación de las rotativas de los periódicos, pero ¿qué pasa si esas rotativas ya no se usan?

            El soft es el nuevo robot.

        • Miguel A Ruano - 19 Abril 2017 - 15:01

          Voy a ir más lejos. El punto de disrupción en la que la automatización se dispare, no va a ser tanto por los fabricantes, sino cuando la robótica entren competidores que abaraten sus costes y dejen de estar dominado por 4 (KUKA, ABB, STAUBLI…).

          Es ahí donde debe producirse el cambio, en la herramienta.

      • Miguel A Ruano - 19 Abril 2017 - 14:51

        Leyendo los cambios en los modelos de Tesla, creo que ratifican la tesis de los ingenieros de Renault sobre los procesos de fabricación.

        Los cambios que hacen apenas influyen en la cadena de montaje, y los que afectan van dirigidos a simplificar la fabricación: que todos los Tesla S lleven techo panorámico, suprimiendo la opción de que no lo lleven. obviamente esto es una mejora pero va en la linea que decían de reducir las opciones de personalización.

  • #014
    Ángel - 17 Abril 2017 - 19:10

    Para nada se van a quedar fuera de la transformación digital, como todo sector grande, los cambios en Inmobiliario son mucho más progresivos, pero de mucho más calado.
    Lo que está claro es que ya se está moviendo, no hay más que ver las noticias de una de las principales asociaciones del sector http://www.asprima.es/noticias.php?cod=75
    El pistoletazo de salida está más que dado y, por lo que parece, no va a faltar retroalimentación por parte de los usuarios.
    Buscad #proptech en google por ejemplo :)
    Un abrazo.

  • #015
    Javier Lux - 17 Abril 2017 - 21:38

    He visto la construcion modular con paneles en chalets de lujo en USA, tanto individuales como pareados a base de paneles…. en el año 2000 !!!!!

    https://www.google.es/search?rlz=1C1SKPC_enES385ES386&espv=2&biw=1344&bih=711&tbm=isch&sa=1&q=real+state+golf+byron+minnesota&oq=real+state+golf+byron+minnesota&gs_l=img.3…7157.10273.0.10463.11.11.0.0.0.0.80.622.11.11.0….0…1c.1.64.img..0.0.0.scY05CGCTuc

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados