Repensando Facebook

IMAGE: inbj - 123RFLa carta de Mark Zuckerberg, titulada Building global communities, deja claro el proceso mental del fundador de Facebook tras lo que ha supuesto la primera toma seria de conciencia de su nivel de responsabilidad: la de haber servido como colaborador necesario para abocar a su país a cuatro años oscuros bajo el mando de un imbécil como Donald Trump. No, la idea de que Facebook contribuyó a que Trump llegase a la Casa Blanca ya no es “una locura“, sino una desgraciada evidencia.

La carta parece reescribir la misión de Facebook, “dar a la gente el poder de compartir y hacer el mundo más abierto y conectado”, tras las evidencias de que ha sido precisamente esa capacidad la que ha generado que muchos grupos en la sociedad se encerrasen en sí mismos y comenzasen a expresar en sus cámaras de eco ideas calificables como antisociales, alimentadas por torrentes cuidadosamente administrados de noticias falsas y odio. La nueva misión, (aún) extraoficialmente definida como “desarrollar la infraestructura social para dar a la gente el poder de construir una comunidad global que funcione para todos”, deja clara la necesidad de redefinir Facebook como una herramienta de cohesión, no de división.

Comunidades que sirvan como apoyo a las personas, que sean seguras, correctamente informadas , cívicamente implicadas, e inclusivas. Aquella red social que nació en un campus universitario y que creció con sus usuarios para convertirse en una herramienta de conexión para sus amigos y familias, toma ahora esa base como cimiento y pretende desarrollar la infraestructura social para el desarrollo de la comunidad. De hecho, la idea de “infraestructura social” se convierte en la más repetida de toda la carta: a lo largo de las 5,800 palabras, se repite hasta catorce veces. 

Para construir esa infraestructura social, Facebook se encomienda al gran oráculo del futuro: la inteligencia artificial. A punto de alcanzar los dos mil millones de usuarios, Facebook quiere dejar claro que si tu idea es cometer un atentado, acosar a otros, incitar al odio o suicidarte, la red se encargará de detectarlo y actuar en consecuencia. La eliminación de una frase tras la primer publicación de la carta que hacía referencia a la monitorización de mensajes privados no oculta que la intención de la compañía es aplicar la inteligencia artificial a la detección de comportamientos antisociales o peligrosos, y proceder a la monitorización personalizada de aquellas circunstancias que puedan merecerlo. Facebook va a seguir siendo una compañia y como tal tiene como fin ganar dinero, pero parece comenzar a aceptar la responsabilidad por la influencia que ejerce sobre las personas, tras constatar mediante experimentos poco éticos que podia influir en el estado mental de sus usuarios.

Una lectura crítica de la carta de Zuckerberg revela claramente una intención política, un intento de sustituir a esos periódicos a los que ya ha privado de una sustanciosa cantidad de ingresos, y una reflexión crítica sobre el papel que su red ha podido llegar a jugar en las últimas elecciones norteamericanas. Como elemento de reflexión, decididamente muy necesario: la próxima vez que, en el país que sea, un político pretenda pervertir la influencia de Facebook inyectando odio y noticias falsas, debe ser neutralizado utilizando todos los medios posibles. El efecto de Facebook está alimentando todo tipo de reflexiones, que van desde las dudas sobre el verdadero valor de las elecciones, hasta las tentaciones epistocráticas o de voto cualificado. Si algo tiene claro el fundador de la red social más exitosa de la historia es que tiene que poner determinados temas bajo control, evitar la perversión de la herramienta y sus usos malintencionados, y que eso lo va a llevar a cabo mediante la tecnología que tiene a su alcance, la inteligencia artificial. Y en ese sentido, creo sinceramente que acierta: dejemos que la inteligencia artificial suplemente la desgraciada escasez de inteligencia natural de muchos.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Rethinking Facebook

 

18 comentarios

  • #001
    Garepubaro - 18 Febrero 2017 - 19:48

    Ja ja, desde luego es raro como un caranchoa con una cosa amarilla en lo alto que seguramente es el aceitito que trae la anchoa haya llegado a presidente de EEUU con un discurso superficial, pero no tiene remedio, ya la gente se informa por dos frases sacadas de Google o Twitter no tiene nada que ver sino es Facebook sera otra peor … por otro lado si al final el proteccionismo de Trump va en serio, EEUU tiene mucho que ganar, o dejar todo de perder … desde luego que las grandes empresas chinas sean esas que hacen coches con robots, precisamente llevadas alli por los americanos y que en EEUU se queden las Facebook como tipo de gran empresa, que es la que va a sostener el pais, no era nada tranquilizadora. EEUU debe proteger su tecnologia, procesos industriales, obra intelectual etc si quiere sobrevivir

  • #002
    marcelo - 18 Febrero 2017 - 20:24

    espía, monitoriza, controla y corrige a tu usuarios para que se porten bien y te abandonarán en masa, la gracia de internet es que puedes hacer (casi) lo que te venga en gana sin la supervisión condescendiente de nadie. Si facebook es como es es porque no puede ser de otra manera, es un reflejo fiel de lo que son sus usuarios, e intentar moldearlo o cambiarlo porque no te gusta es, aparte de estúpido, unútil. Y si una gran parte de ellos se creen cualquier basura que alguien les pase, pues su problema es, antes esa basura les llegaban por la tele-radio-prensa o en el bar mientras se tomaban un café. Qué hace más daño, FB o la Fox o la COPE?

    Y que sea un sujeto tan inmoral y falto de escrúpulos como Zuckerberg el que decida lo que es aceptable y lo que no como mínimo es divertido.

  • #003
    Mauricio - 19 Febrero 2017 - 00:52

    El largo escrito de Mark Zuckerberg al que Enrique hace referencia es, ciertamente, digno de ser leído y analizado. Tiene varias ideas interesantes sobre los diferentes tipos de comunidades y sus potencialidades. Lo que no me gusta es que Facebook quiera ahora que su misión sea la que muchos consideramos que debía ser una de las grandes misiones de Internet y que busque transformarse cada vez más en un monopolio que ahora pretende ser el sustrato de todas las redes.

    Más allá de lo anterior, la idea de que Facebook contribuyó decididamente a que Donald Trump llegara a la Casa Blanca es esencialmente absurda. Eso significaría que si Facebook u otra red de tamaño similar no hubieran existido, Hillary Clinton estaría en la presidencia. Tal afirmación olvida que:

    1) Una gran parte de los votantes norteamericanos se consideran a sí mismos como demócratas o republicanos y, por lo tanto, votan por el candidato de su partido, sea quien sea el nominado.

    2) La mayoría de los votantes indecisos suelen verse afectados por la denominada ley del péndulo, efecto muy usual en países donde impera el bipartidismo y que suele beneficiar más aún a los candidatos con un discurso de ruptura con respecto a las políticas del gobierno que todavía está al mando. Luego de ocho años en el poder es claro que el péndulo estaba más cerca del lado republicano que del demócrata.

    3) Aún así, es claro que Trump era menos popular de lo que se piensa. Hillary Clinton lo superó en el voto popular por 2,8 millones de votos, lo que muestra que Trump era muchísimo más impopular que George Bush cuando en el año 2000 fue superado en el voto popular por Al Gore por 500 mil votos. La victoria de Trump se debe a sus triunfos por menos del 1% en tres estados en donde tradicionalmente ganaban los demócratas: Wisconsin (10 votos electorales), Michigan (16 votos electorales) y Pensilvania (20 votos electorales). Las promesas de Donald Trump a los obreros del denominado cinturón de óxido (rust belt), donde quedan estos tres estados, ya se veían, desde antes de las elecciones, como el factor que decidiría las elecciones.

    4) Los intentos de Zuckerberg de vendernos la idea de que Facebook determinó el rumbo de las elecciones norteamericanas no son más que una hábil estrategia para que todos asumamos que dicha red social es muy poderosa y que su director la va a encaminar ahora para que trabaje por el bien de todos. La idea de que Mark Zuckerberg se presente como candidato a las elecciones norteamericanas no es de estas últimas semanas, solo basta ver que Forbes ya hablaba de dicha posibilidad desde abril de 2016. Él también tiene sus propios intereses y un buen análisis no puede dejar dicha realidad de lado.

    • Daniel - 19 Febrero 2017 - 14:07

      Coincido con Mauricio: el enfoque de Enrique Dans da por sentado que Fb contribuyó decisivamente al triunfo de Trump y eso no es evidente. Pero sobre todo abre la esperanza de que la solución al problema de la circulación de textos sea meramente tecnológica. Si esta es una crisis del ecosistema de medios occidental, no lo resuelve una compañía aunque tenga casi 2 mil millones de usuarios. He escrito sobre esto y si lo desean, mis argumentos están en el artículo “Lo falso es que estemos en la era de las noticias falsas” , en este link: http://bit.ly/2hHF81a y en este otro: http://bit.ly/2iX6TQH

  • #005
    Alfonso - 19 Febrero 2017 - 10:48

    Estoy con Mauricio, cargar en FB parte de la responsabilidad de la victoria de Trump es un absurdo. A lo que ya comenta él yo añadiría:
    – que el equipo de Trump sepa manipular mejor que el de Hilary utilizando los medios actuales no convierte a esos medios en cómplices salvo que hayan participado activa y voluntariamente, sobre esto no se ha aportado ninguna prueba. (En comparación podemos decir que la Fox si lo ha hecho p.e.)
    – culpar a FB o a quien sea de que tus hijos no tienen educación ni criterio para saber dónde pueden informarse es eludir tu responsabilidad

    Por otro lado parece que la I.A. de FB lo arreglará todo decidiendo por ti lo que es verdadero o falso…. qué simplismo! ¿Realmente quieres que FB se erija en juez de lo que es verdadero o falso ? ¿todavía quieres darle más poder para manejar a los ‘rebaños’?¿es que no entendéis que su único objetivo es ganar dinero y cuando esto entre en conflicto con la verdad ni se lo van a pensar?

    En vez de pedirles que filtren contenidos yo investigaría si FB realmente apoyó a Trump a pesar de que digan justo lo contrario. Porque tanto a nivel económico como mediático ¿alguien duda que se están beneficiendo de que saliera elegido….?

  • #006
    Gorki - 19 Febrero 2017 - 11:21

    Creo que atribuir el éxito de Trump a Facebook es una tontería, Nos guste o no, (y a mi no me gusta un pelo), lo cierto es que Trump, conectó con los miedos de una gran parte de la población americana, asustada de perder su actual nivel de vida, debido a efectos combinados de la llegada de inmigrantes y la globalización, asi como el terror patológico de los americanos a todo lo que huela a terrorismo.

    Trump encandiló a la facción mas políticamente miope de los americanos, pero lo cierto es que Hilary Clinton no enamoró absolutamente a nadie, no consiguió despertar el menor entusiasmo en ninguna de las facciones de la sociedad americana, incluida entre las mujeres puestas en ridículo por sus maridos. No es que ganó Trump, es que perdió Clinton.

    Trump es un popùlista, cuya versión española es actualmente Iglesias, y antes Gil y Gil, personas que tiene especial habilidad para excitar los mas bajos instintos y ancestral temores de la sociedad, a este tipo de gente, no se les vence ofreciendo vida placida y trabajo estable, sino unos ideales de vida que hoy están muy alejados de los idearios políticas al uso, por eso son peligrosos. Ellos ofrecen respuesta falsa, pero respuesta, a tus miedos y deseos de revancha, mientras que sus oponentes, siguen ofreciendo, pan y circo,. cuando todos estamos al cabo de la calle, que el pan es escaso y el circo aburrido.

    • Goomer - 19 Febrero 2017 - 12:48

      Me he autocensurado varias veces porque decir ciertas cosas parece que despierta la ira de alguna gente, pero aunque políticamente estén en distintos extremos, a quiénes veo constantemente compartir noticias falsas y apelando al odio al menos entre mis contactos en FB es al entorno más cercano a Podemos. Ojo, no digo que los de los demás partidos no lo hagan, puede que si, y que solo sea el sesgo de mis contactos, pero es lo que percibo. Con el mayor de los respetos me da la sensación que Enrique, y otros muchos igualan las noticias falsas con el populismo de derechas, para entendernos (Trump, Le Pen, Wilders…), y puede ser cierto, solo que yo no debo tener gente de ese palo entre mis contactos, pero como digo, a quien veo recurrir constante y machaconamente son a los populistas de izquierdas, además de a los seguidores de las terapias naturales y alternativas, quienes a veces coinciden. Y no veo a nadie decir que Podemos sea el tercer partido gracias a las noticias falsas de FB, a intentar crear una realidad alternativa, o a despertar el odio y apelar a la visceralidad como acabo de ver decir a Gorki y me he animado a comentar. Y ojo, que igual otros en nuestro país también lo hacen, tipo Vox o similares, pero desde luego el efecto y éxito es bastante menor. Creo.

      • Asier - 19 Febrero 2017 - 14:10

        a quiénes veo constantemente compartir noticias falsas y apelando al odio al menos entre mis contactos en FB es al entorno más cercano a Podemos

        Pon ejemplos reales y concretos por favor, si no tu propio comentario será un perfecto ejemplo de información falsa.

        • Goomer - 19 Febrero 2017 - 16:00

          Asier, te comento lo que veo entre mis contactos. ¿Cómo quieres que te demuestre que la mayoría de los que comparten contenidos políticos en mi FB son del ámbito de Podemos y que apelan a estos famoso post facts? Si quieres ejemplos de fuentes, echando ahora un vistazo rápido, aún en temporada baja política, te puedo citar RT, Ecorepublicano que cita “noticias” de RT, Hartos.org, Indígnate.es, Rebeldía, y otros grupos y páginas de FB donde se mezclan los clic baits y las “interpretaciones” sesgadas cuando no falsedades que definen los post fact, con memes haciendo apología de la violencia en el nombre de la justicia social. Pero yo no soy nadie, solo uno más que comenta aquí de vez en cuando y que obviamente no tiene tiempo para demostrar en que manipula cada uno de esos medios o a aportar capturas de pantalla de cada uno. Si no estás de acuerdo, o en tu FB ves justo lo contrario, no pasa nada. Yo no tengo la verdad absoluta, solo te digo lo que veo. En resumen, lo que quería aportar es que los post fact están mal los hagan quien lo hagan y aunque pensemos que tienen razón y lo hacen con buena intención porque coincida con nuestra forma de ver el mundo, reflejan pereza mental. Si crees tener razón dame argumentos que pueda contrastar, no apeles de forma facilona a sentimientos bajos, porque lo primero que pienso es que me faltas al respeto y me quieres llevar a tu huerto. Como dice Gorki, ya seas Trump o Iglesias, debate de ideas, no de eslóganes y memes.

      • Matt - 19 Febrero 2017 - 21:10

        Pues yo en foros y redes sociales, percibo bastante más odio de los que odian a Podemos que del enterno más cercano a Podemos. Y ni qué decir de las barbaridades que la prensa más afín a la derecha ha soltado sobre miembros de Podemos, porque entonces no acabamos hoy.

        • Goomer - 20 Febrero 2017 - 20:53

          No te quito razón, solo que yo no debo tener de esos entre mis contactos. En cualquier caso, lo haga quien lo haga, mal hecho.

  • #012
    Catalina Teresa Espino Valerón - 19 Febrero 2017 - 13:06

    La realidad virtual está aquí para quedarse. Todos estos análisis parecen obviar lo que realmente sucede en el mundo, los que no necesitan o no sabe (brecha digital) de las redes para relacionarse con los demás. La crisis de la prensa es una consecuencia más del fracaso educativo a nivel mundial. La gente no lee y si no tiene interés en leer, menos en comprar periódicos o pagar por suscripciones on line. La prensa es el Promoteo de nuestros tiempos.

    • Goomer - 19 Febrero 2017 - 16:09

      Catalina, vivimos en tiempos en que ciertas ideas son repetidas una y otra vez y parece que son verdad. Pero no lo son. En estos tiempos se lee más que nunca. No sé de dónde eres, pero las estadísticas de alfabetización en general han mejorado en todo el mundo en los últimos 50 años, la cuestión es que ahora hay más alternativas, y cuando sigues el blog de Enrique, también lees, pero no un periódico o un libro. En Internet la información fluye de forma bastante libre, y ante eso, las opciones de pago pierden atractivo. Compara en el país que quieras el número de personas que compraban un periódico a diario hace 20 años con el número de usuarios de internet hoy en día. Casi todas esas personas leen noticias por un lado u otro, ya sea porque sigan medios, o porque las noticias sean compartidas en redes sociales.

      • Catalina Espino - 20 Febrero 2017 - 12:08

        Yo no creo que la gente lea lo que debe leer. Si nos vamos a la lectura de libros, tiene los datos del CIS, de julio de 2016, para ver cuáles son los hábitos de lectura de los españoles. La prensa diaria cae en picado porque nadie la compra, es decir, no tiene interés en leerla o no pueden pagarla. A día de hoy, los editores no han sabido o no han querido repercutir los avances tecnológicos en un abaratamiento del producto impreso o partir de un producto barato en el entorno digital. En el entorno digital una cosa son los usuarios y otra, los lectores. En la actualidad, el gran drama de los medios es que no tienen la capacidad de influir en la toma de decisiones del poder político como ocurría antiguamente porque es muy difícil medir el impacto sobre las audiencias. Estas dos realidades, falta de lectores jóvenes y de capacidad de influencia, por ejemplo, lo comienzan a tener claro algunas cabeceras, que buscan fórmulas para atraer y retener a sus lectores (insisto que no son usuarios) y por supuesto, construir sus comunidades. Sobre el papel de las redes sociales, creo que sí es importante, pero menos de lo que nos quieren hacer creer. En el mundo real falta mucha, mucha pedagogía en las escuelas sobre cómo leer y por qué leer. El uso torticero que se hace de las redes, también se ha hecho de otros medios en otras épocas. Condición humana. Sin más.

        • Goomer - 20 Febrero 2017 - 21:15

          En primer lugar habría que definir que es lo que se debe leer y quien lo tiene que decidir. Me parece un concepto peligroso. Lo que quiero decirte, es que quien lee a Enrique en un medio físico, en uno de internet, o en su blog, lo que hace es leer a Enrique, da igual donde. Sobre lo del CIS, en primer lugar, basado en 2.484 entrevistas, luego solamente el 19% de la gente supuestamente no lee libros. Teniendo en cuenta niños pequeños, enfermos, personas muy mayores que igual no ven bien… estamos hablando que la mayoría de la gente si lee libros. Pero es que además leer no es solo leer libros. ¿Es menos leer una entrada de blog de Enrique que si las compila en un libro y las leo ahí? Que los medios en papel han caído en picado es un hecho, las razones que tu das son tus suposiciones. Ya te di la mía, habiendo multitud de medios en internet, y estando acostumbrados a leer en pantallas, la gente prefiere informarse por ahí. Yo no sé si es un drama que los medios no influyan en el poder político, una cosa es que lo controlen, y que influyan en la opinión pública, ¿pero queremos que sean los directores de medios los que presionen a los políticos según sus intereses? Yo creo que no. Y hoy en día es más fácil que nunca medir las audiencias. Queda en un log quien entra, desde donde, a qué hora, lo que consulta, etc.

          El barómetro del CIS tampoco dice nada de que haya más o menos lectores jóvenes, lo cual tampoco tiene por qué ser un problema. Supongo que ciertos medios no buscan tener lectores jóvenes.

          Y la pedagogía siempre es buena cuando se trata de hacer a la gente crítica y responsable de sus elecciones.

  • #016
    Gus - 20 Febrero 2017 - 09:26

    Enrique, con todos mis respetos y admiración que va por delante… deja este tema. La política juega muy malas pasadas. Una de ellas, es que seas de la ideología que seas, aunque no seas “forofo” y quieras analizar todo de manera objetiva, siempre, cada uno tiene un poquito de ideología de base. Lo que no queremos ver en la derecha o conservadurismo, no lo queremos ver tampoco en la izquierda. Para uno que esté alarmado ante el desastre que supone Podemos, su uso de las redes sociales nos puede parecer igual o peor (peor por sibilino, sutil, etc…) que el que hace Trump. Y no por ello hay que caer en ir contra ellas. O para que no te culpen del lío Trump, ser tú (por Mark), como dueño (ojo, dueño, no es una ONG) el que quiera cambiar algo. Lo siento pero lo mismo con Trump. Si vamos por esa vía pecaremos del mismo error que puede cometer la derecha viendo lo abierto e Internet como una amenaza.
    Opino lo mismo que varios comentarios. Dudo mucho que FB haya sito tan relevante. Y si lo ha sido es porque muchos periodistas hoy día tiran de red social a diestro y siniestro. Lo publican sin contrastar y ahí viene el gran problema. Los “consumidores” de medios más tradicionales tienen a un intermediario por medio que puede estar dando veracidad incluso sin quererlo… o queriendo, medios tradicionales. ¿queremos que las redes sociales acaben siendo un medio tradicional? ¿qué es cierto y qué es falso en política? Por favor, no vayamos por este camino.

  • #017
    CRISTINA - 20 Febrero 2017 - 15:14

    El hecho de que Facebook como medio digital, tenga tanta capacidad para circular información de manera tan ágil, le da automáticamente una influencia mayor que otros medios, y cuando decimos ganar elecciones gracias a un medio, hay que diferenciarlo de su intervención activa. Concuerdo con la propuesta de Microsoft cuando indica que va a prevenir y minimizar los efectos de un ataque en su propuesta de Convención digital, pero cuando se produce una intervención no defensiva, queda demasiado evidente que la red social pueda intervenir y modificar resultados. Yo no tengo constancia de que haya cruzado esa línea, pero si así hubiera sido, sería un medio más parcializado y ya no hablaríamos de comunidades sino de miembros…

  • #018
    ALLAN VEGA - 23 Febrero 2017 - 23:26

    En estos tiempos se lee más que nunca. No sé de dónde eres, pero las estadísticas de alfabetización en general han mejorado en todo el mundo en los últimos 50 años, la cuestión es que ahora hay más alternativas, y cuando sigues el blog de Enrique, también lees, pero no un periódico o un libro. En Internet la información fluye de forma bastante libre, y ante eso, las opciones de pago pierden atractivo. Compara en el país que quieras el número de personas que compraban un periódico a diario hace 20 años con el número de usuarios de internet hoy en día. Casi todas esas personas leen noticias por un lado u otro, ya sea porque sigan medios, o porque las noticias sean compartidas en redes sociales.

    responder

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados