Facebook en su momento de la verdad

IMAGE: Modified from Alan Cotton - 123RF

La victoria de Donald Trump en las recientes elecciones norteamericanas está teniendo unas inesperadas consecuencias sobre Facebook, una compañía que se ha convertido, gracias a su ambiciosísima estrategia, en el mayor medio de comunicación del mundo, el único que puede presumir de alcanzar a casi 1,800 millones de personas en todo el mundo.

Las primeras respuestas de la compañía ante las acusaciones de haber sido un elemento fundamental en la victoria de Donald Trump no han dejado a nadie satisfecho: escurrir el bulto y decir que en realidad, las noticias falsas son muy pocas e influyen muy poquito es simplemente tratar de negar la mayor, además de cuestionar tu propio negocio. En realidad, la posición de Zuckerberg es tan débil que no convence ni a sus propios empleados, que han llegado incluso a montar una task force para luchar contra las noticias falsas y sensacionalistas, en contra de la opinión del fundador.

Que Facebook influye en sus usuarios resulta completamente innegable: lo demostró en 2012 con su polémico e inmoral experimento de modificación del estado de ánimo, y lo saben todos los anunciantes que gastan dinero en su plataforma. y hasta el propio Donald Trump ha dejado meridianamente claro no solo que Facebook y Twitter fueron elementos fundamentales que le ayudaron a ganar difundiendo sus mensajes, sino que además, las campañas en Facebook se convirtieron en su principal fuente de financiación directa.

No, Mark Zuckerberg ya no puede seguir jugando al “yo no fui”: si sacas pecho afirmando que has cambiado el mundo por tu papel durante la primavera árabe, no puedes después dedicarte a negar tu influencia en unas elecciones. Simplemente no es coherente. La gran realidad es que Facebook se ha convertido en una gran maquinaria fundamental en las campañas políticas, un lugar en el que el uso de noticias falsas, tendenciosas y sensacionalistas no solo se ha convertido en habitual, sino que incluso se ve incentivado. Cortar el acceso a los ingresos publicitarios de aquellas páginas que se dedican a fabricar y circular ese tipo de noticias, siguiendo los pasos de Google, supone un intento de desincentivar este tipo de comportamiento, pero tampoco es una acción inocua: ¿qué es verdad y qué es falso? ¿Quién lo va a decidir? No es lo mismo informar de adelantos de la ciencia, que aún así también pueden comunicarse de manera sensacionalista o tendenciosa, que hacerlo sobre política, ¿no? El gran peligro de pedir a las redes sociales y motores de búsqueda que eliminen las noticias falsas y sensacionalistas es precisamente ese: qué ocurrirá si efectivamente se ponen en esa posición, y cuáles serán los criterios para hacerlo. De hecho, si nos fijamos en el criterio de Snopes, sin duda los mayores expertos en noticias falsas de toda la web, el problema no está en las noticias, sino en los medios.

En este sentido, Google parece caminar unos cuantos metros por delante. La preocupación por los efectos de sus algoritmo sobre las características de la web y su impresión de que el excesivo peso de los elementos sociales estaban convirtiéndose en un incentivo al sensacionalismo llevó a la compañía a replantearse muchas cosas, y a iniciar toda una línea de desarrollo en torno al concepto del Knowledge-Based Trust, o KBT, la más ambiciosa modificación del PageRank desde sus inicios. Todo indica que Facebook está aún my lejos de este tipo de razonamientos: por el momento, sus intentos de detener la polémica en torno a la manipulación de sus trending topics se vieron detenidos por la posibilidad de que sus acciones resultasen ofensivas para los más conservadores.

Donald Trump, con sus ideas del siglo XIX, es un político del siglo XXI. Su campaña grandilocuente y exagerada que desprecia los hechos y resalta el sensacionalismo de las grandes afirmaciones destinadas a ser compartidas en las redes sociales es, en realidad, la responsable de que el término post-truth se haya convertido en la palabra del año para el diccionario Oxford. Ha sabido interpretar las debilidades de un ecosistema a medio hacer como el de las redes sociales, lleno de contradicciones y de protocolos a medio desarrollar, y lo ha convertido en una poderosísima arma electoral. Millones de personas se han adoctrinado voluntaria o involuntariamente en páginas repletas de noticias falsas que no resistirían una simple búsqueda, pero que han leído en un entorno, en una auténtica cámara de los espejos, que les hacía pensar que todos los que les rodeaban, los que les importan y los que siguen o les siguen pensaban igual. Un auténtico amplificador del sensacionalismo. Facebook tuvo su momento de la verdad, y no estuvo a la altura. Prefirió decidir que su verdad era que no había verdad, que cada uno debía tener la suya, o que la verdad era verdad por consenso. Quiso convertirse en el gran editor de noticias del mundo, pero es un editor con un inclasificable sistema de valores vago y amorfo, que responde únicamente a la idea de proporcionar a cada uno aquello con lo que se quiere identificar, con lo que quiere reforzar sus creencias. Una burbuja personalizada, a la medida de nuestras amistades, nuestro entorno y nuestras creencias que algunos han sabido explotar muy bien. Y el resultado de todo esto lo tendremos ahora durante cuatro años en la Casa Blanca.

 

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Facebook’s moment of truth

 

37 comentarios

  • #001
    Bertie - 17 noviembre 2016 - 09:34

    Ya, es que el poder político (de uno u otro signo) estaba acostumbrado a tener unos cuantos grupos de comunicación bien agarraditos por la correa a base de subvenciones y licencias, y eso era muy cómodo. Con las redes sociales ya no es tan fácil controlar el pensamiento de la población. Lo bueno de internet es que cualquiera puede publicar cualquier cosa, y está disponible instantáneamente para todo el mundo. Lo malo es exactamente lo mismo. Pero no podemos tirar al niño con el agua del baño.

    Responder
    • Enrique Dans - 17 noviembre 2016 - 09:45

      Ya no es tan fácil controlar el pensamiento de la población… ¿o se ha vuelto más fácil todavía para quien sabe cómo hacerlo? Esa es mi duda. Las personas con criterio pueden recibir información de más fuentes, más plural y con más facilidad, pero las que no lo tienen, y son muchas, pueden simplemente ir a lo fácil y encerrarse más en burbujas construidas a su medida, que es lo que no consigo quitarme de la cabeza que ha ocurrido en el caso de las últimas presidenciales en los Estados Unidos…

      Responder
      • Bertie - 17 noviembre 2016 - 10:31

        Fácil no es… Captar la atención en internet es toda una ciencia. Y una competencia salvaje. Mucho más complicada aún que en los medios tradicionales: métricas, KPIs, engagement, nurturing.. son los nuevos conceptos.
        Pero “cossi fan tutti”. No se puede decir que el partido demócrata tenga peores especialistas en ese terreno: más bien al contrario: la “cueva informática” de Obama es la que según muchos le ayudó a llegar a la Casa Blanca, monitorizando al segundo su ‘performance’ en redes sociales. En esta ocasión a Trump le ha salido mejor.
        Lo que sí se ve, sobre todo en España, es un ‘digital divide’ abismal entre los partidos incumbentes y los disruptores. Me atrevo a afirmar que el auge de Podemos y C’s se debe a que se mueven mucho mejor en internet que PP y PSOE. Estos últimos son torpes torpes en las RRSS, y las utilizan como si fueran el BOE.

        Responder
        • Enrique Dans - 17 noviembre 2016 - 10:39

          En efecto, Obama ganó en gran medida gracias al uso de las redes sociales, pero jugando al juego correcto, no al equivocado. Obama no generaba noticias falsas, no insultaba a nadie, no decía barbaridades para amplificarse, no tenía medios como Breitbart alimentando las redes con basura de manera reiterada, y menos aún premiaba a sus editores después de ser elegido con cargos de tanta relevancia. Lo de Trump no es política ni es democracia, es otra cosa muy distinta y no me gusta nada cómo huele. Es un error enorme del sistema, y lo vamos a pagar muy caro.

          Lo de España… puede ser, pero muchos dirían que que la diferencia, al menos en las primeras elecciones, tuvo casi más que ver con el uso de la televisión, con el hecho de estar mañana, tarde y noche en pantalla. Pero efectivamente, a los partidos tradicionales les queda un montón por aprender en esos temas. Y en el caso del PP, como no lo han entendido aún, pretenden legislar contra las redes y exagerar más aún el derecho al honor para intentar tener armas contra las redes sociales…

          Responder
          • Victor - 21 noviembre 2016 - 12:41

            El problema empieza cuando uno habla de “pero jugando al juego correcto, no al equivocado”. Esa superioridad moral que termina dando lugar a la idea de que el fin justifica todos los medios, puesto que uno tiene “la verdad”. Y con esta base de planteamiento que tu sostienes, Enrique, se justifican los disturbios y revueltas que estan produciendose despues de las elecciones por parte de supuestos democratas.

            Es decir, lo que no te gusta es jugar al juego equivocado, solo la parte republicana manipulaba e inundaba de basura las redes… en serio? Como dice Miguel un comentario despues, todos los medios masivos estaban en contra de Trump y aun asi gano’ usando las redes sociales para comunicar su mensaje. Eso es democracia, nos guste o no el resultado.

      • Miguel V. - 17 noviembre 2016 - 10:36

        El problema aqui es que Clinton era una muy mala candidata y nadie quiere reconocer esto y se buscan explicaciones acomodotacias, como el papel the facebook o la “post-verdad”

        – Practicamente todos los medios apoyaron a Clinton.
        – Practicamente todas las encuestadoras apoyaron a Clinton.
        – Practicamente todos los donadores corporativos
        – Practicamente todos los artistas y celebridades.
        – Wall Street, bancos y la comunidad internacional apoyo a Clinton
        – Clinton gasto casi tres veces mas en la campan~a.
        – Obama todavia tiene un apoyo publico envidiable

        Y aun asi logro perder!
        MV

        Responder
        • Krigan - 17 noviembre 2016 - 13:06

          ¿De verdad Hillary era tan mala candidata? Superó a todos los demás candidatos, salvo Obama, en las primarias demócratas de hace 8 años. Y en las de ahora, superó a todos, sin excepciones.

          Por otro lado, Trump superó a todos sus rivales en las primarias republicanas.

          Creo que deberíamos empezar a asumir la realidad, por desagradable que esta sea. Casi la mitad de los votantes USA han querido que Trump sea presidente. No les han engañado, sabían cómo es Trump, y es eso exactamente lo que han querido votar.

          Yo lo veo como una crisis en el sistema. Desde hace décadas gran parte de la población USA no ha mejorado, muchos incluso han visto severamente recortado su bienestar. Al final el electorado USA se ha rebelado.

          ¿Hará Trump que USA vuelva a ser grande? Con sus propuestas, lo dudo mucho. Pero si fracasa, la rebelión del electorado no disminuirá, sino que se acrecentará.

          Responder
          • Gorki - 17 noviembre 2016 - 20:26

            Estoy de acuerdo contigo, Trump gano porque dijo aquello que querían oír casi la mitad del electorado: frontera con Mexico, aranceles que defiendan la industria americana, y fuera los mahometanos.

            Que todo ello sean simplezas que no se tiene en pie, no cambia lo fundamental del asunto, ES LO QUE QUERIAN OIR DECIR A SU PRESIDENTE,

        • Mariola Anna - 18 noviembre 2016 - 13:57

          Miguel, excelente resumen, no podria ser mejor. Si resulta que yo puedo informar a miembros de mi grupo de fb ( mas de 3,000 ) de informacion que NO APARECE EN NINGUN MEDIO CONVENCIONAL (es decir todos los controlados por los Rotschild y redes de influencia ) es informacion veridica de blogs contrastados, y autores reconocidos…que generalmente no reciben ni una linea de informacion en los Medios Corporativos desinformativos. Mas que hablar contra de FACEBOOK, que tal de la gran pantalla de mentiras mediatica a que nos tiene sometido algunos poderosos con la fuerza de su dinero ( y quien lo desee averiguar, que no lo haga en los medios convencionales )

          Responder
  • #010
    Alfonso - 17 noviembre 2016 - 10:06

    Creo que nadie niega la influencia de las redes sociales en una campaña de este tipo pero como tu mismo comentas, que alguien(o un algoritmo controlado por alguien) decida qué es verdad o mentira sobre una noticia o la puntúe (KBT) siembra las bases para manipular y cometer errores masivamente.
    Prefiero una red que sea neutral. Si no te gusta la sociedad que refleja lo que debes hacer es mejorar esa sociedad.
    El fondo de la cuestión es lo que añades en tu primer comentario, la cantidad de personas sin criterio que son influidas y manipuladas fácilmente. Eso es lo que hay que corregir con educación y no poner guardia que decida ‘que deben leer y que no’.
    La dificultad es que sabiendo esto también los políticos no hacen más que perjudicar al sistema educativo porque una población sin criterio es mucho más manejable para ellos.
    Acusar a Facebook de tener parte de la culpa de que Trump sea Presidente es poner el foco lejos de la causa del problema.

    Responder
  • #011
    Miguel V. - 17 noviembre 2016 - 10:28

    Pero como se hace la distincion? Ya hemos visto como medios supuestamente confiables (El Pais, BBC, reuters y otros) mienten, ignoran noticias, publican articulos con tendencias particulares y discriminan otras opiniones. Google o Facebook seran capaces de supervisar esos medios, junto con el monton de paginas dedicadas a teorias conspirativas y rumors? Quien esta haciendo mas dan~o? A mi no me queda claro

    MV

    Responder
    • Bertie - 17 noviembre 2016 - 10:34

      Más aún, dada la naturaleza del medio, y dejando aparte la moralidad de censurar (sí, de eso se trataría) determinados contenidos, es algo que sólo se podría hacer por medios automatizados, dado el volumen de información que se mueve. ¿Y quién da con un algoritmo que valore las noticias según su posibilidad de ser ‘fake’, o simplemente una exageración o manipulación?

      Responder
      • Enrique Dans - 17 noviembre 2016 - 10:45

        Hay algoritmos que ya entienden el lenguaje natural mejor que un porcentaje muy elevado de personas, y si bien la clasificación de fake o not fake puede ser compleja, el patrón de reconocimiento que genera un fake sensacionalista sí es bastante reconocible, y puede ser utilizado como señal de alarma que demande una supervisión humana, que sin duda terminaría también siendo automatizada en no mucho tiempo. Piensa en Watson ganando a los mejores jugadores de la historia en el Jeopardy: consultar las fuentes autorizadas de conocimiento, reconocidas como no sesgadas, y verificar hechos expresados en lenguaje natural es algo que ya se ha conseguido, de manera que para el machine learning, el tema es un poco been there, done that”

        Responder
        • Jose Antonio Garcia - 17 noviembre 2016 - 12:24

          La AI no es magia, detrás de un algoritmo de análisis sentimental está un entrenamiento o un análisis no supervisado, que es aún más complej de calibrar. Si siendo optimista la fiabilidad del análisis es un 80% hoy en día como muybueno, y los datos de entrada están poco saturados de análisis tipo AI, imaginemos la situación de una noticia dada por buena por FB que se realimenta como buena por los demás motores de AI, que también la dan por buena, que a su vez la dan por buena,…. al final ¿quein mató a Manolete? mucho ruido, poca señal, y el algoritmo no vale para nada…

          Nada tiene que ver con la AI de Jeopardy, en el que no hay incertidumbre en las preguntas y en las respuestas,

          Es como querer aplicar la AI en saber el resultado de una apuesta deportiva, por mucha AI que añadas a tu análisis de probailidad, la Esperanza matemática, es la que es, y si hay por medio un margen de la casa de apuestas, siempre el resultado es desfavorable para el jugador, y en opinión de noticias, es lo mismo, no hay que ser PhDr… para saber el catón y por donde sale el Sol todos los días… que bien nos iría con más EGB espabilado…

          Responder
  • #015
    Esteban - 17 noviembre 2016 - 10:29

    Entrar en Facebook es muchas veces decepcionante. Aunque depende de las amistades que tengas, lo que resalta con rapidez es el modo en que las opiniones e ideas que algunos en una reunión de amigos se guardaban para si o las exponían con cautela, en esta red social parecen desaparecer todos los pudores, y te sorprendes de que realmente esos personas que conocías de hace tiempo pudieran tener esas ideas tan peregrinas.

    Pero no es sólo la falta de pudor, sino que encontrar unas frases escritas con gracia sobre una fotografía a juego cumple a la perfección el papel de respaldo de una autoridad: si alguien se ha tomado la molestia de “ponerla bonita” será que esa frase debe ser verdad. Y luego están las citas de blogs y publicaciones online de medio pelo: de nuevo, si está publicado, será cierto.

    No estoy muy seguro de que sea nueva la tendencia a tener en cuenta sólo aquello que corrobora nuestras ideas, porque siempre existieron esas personas que únicamente leían la prensa que defendía sus ideales políticos, pero sí me parece muy novedoso que el equivalente a una modesta imprenta de barrio, y clandestina, ahora tenga la misma “tirada nacional” tanto un periódico de prestigio.

    No, no es que la “obsoleta prensa tradicional del sigo XX” tenga la competencia de una nueva prensa online moderna y libre del siglo XXI, sino que la prensa amarillista y folletinesca del siglo XIX tiene más oportunidades que nunca.

    Responder
  • #016
    Jose Antonio Garcia - 17 noviembre 2016 - 10:46

    El gobierno americano está preocupado por el futuro inminente que tenemos con la proximidad de la AI…
    * Informe Casa Blanca
    Y debe estar preocupado, de hecho con maniobras por debajo de la alfombra (FBI, FB,…) se les ha colado The clockwork Orange , que si yo fuera la Recruiter Aguirre, diría aquello al estilo Granados de: “este chico tiene mucho potencial”

    Si este Informe, en el dominio público, con directrices muy generalistas, que no estará detrás en la estrategia de nuestros amigos de inteligencia, o los yellow ones, con la mayor flota de Superordenadores

    Aunque con distinta motivación y punto de vista coincido con Enrique en su cruzada contra esta remake del Gil,

    Yendo más al tema FB, lo que hay detrás es la ideología de “yo solo me informo de las fuentes afines a mi” lo haga un algoritmo o lo haga un señor de muchas primaveras , eso es lo erroneo. Pura estrategiade FB: pasa por mi catre 2.0, que yo te daré candela comercial y me pasaré tu privacidad por …

    Si leo en LaRazón, que el Papa apoya a Homer Simpson, pues me lo creo o no, pero si viene de una fuente afín de FB, ¿porque he de usarlo?, joer me voy a su site o me lo cuenta de viva voz.
    Cuando leemos Granma, Monedero, Enrique, COPE ¿lo tenemos que creer? Pues ni si, ni no, Pero son otro punto de vista, necesarias para tener toda la foto, y eso no lo hace un algoritmo, ni nuestro rebaño de fuentes fiables y afines, que siempre nos darán una visión en blanco y negro de la realidad sin matices. Cuanto gris hay por el mundo de la pseudo tecnología.

    Responder
  • #017
    Nostram - 17 noviembre 2016 - 10:56

    Soy anti-facebook, y de hecho jamás lo uso para informarme de nada, para eso, tengo un lector de feeds, conectado a diversas fuentes periodísticas de uno u otro color.
    Pero a veces, publico algo en mi muro, y pongo aquello que me gusta o me indigna, y veo que algunos de mis contactos lo repite a su vez, mi influencia es nula, pero si esto mismo lo hace alguien con miles de contactos y seguidores, no me cabe duda que opiniones descabelladas o torticeras acaban en los muros de millones de personas, y de ahí a que eso sea la verdad aceptada y aceptable, sólo hay un paso.
    Es lamentable que facebook o twitter, se hayan convertido en basureros intelectuales.

    Responder
  • #018
    jesus - 17 noviembre 2016 - 12:26

    Todo el diálogo acerca de la ética de la información, implicaciones sociales y políticas, sesudos comentarios morales, etc.etc. etc.
    Parole, parole, parole…
    Lo que importa es la PASTA y si el tráfico durante las elecciones le reporta a Facebook unos buenos dólares… primero trinquemos la pasta y luego entonaremos los mea culpas… con el bolsillo lleno.
    Hasta la siguiente.

    http://mashable.com/2016/09/23/facebook-overestimated-video/#HX2_1pYFVaq4

    Facebook ha demostrado tener tan pocos escrúpulos como muchas de las compañías tan denostadas aquí (muchas veces justamente) : electricas, petroleras, discográficas…

    Responder
  • #019
    Gorki - 17 noviembre 2016 - 12:30

    Creo que estamos confundido lo que es Facebook. Facebook es la version electrónica de los Mentideros del siglo XIX.

    Imaginemos el Café del Pombo, En una mesa se sientan los “inteectuales” modernistas con Ramon al frente y hablan de poesía y teatro y consideran horroroso el teatro de Echegaray , en otra hay una tertulia taurina, que opinan que El Guerra no sabe entrar a matar, mientras que en otras mesa se reúnen los seguidores de Cánovas que ponen a parir a Salmerón, como un pòco mas allá, hay un grupo de exaltados estudiantes, próximos al anarquismo, que preparan el acceso a Ingeniero de Caminos como forma de llegar a ser los futuros capataces de los obreros que dicen defender.

    Hacer responsable al dueño del Café del Pombo de las veracidad de las noticias que se dan allí, o de no frenar los bulos que parten de su local, es absolutamente ridículo. Es responsable de muchas cosas, de la educación y discreción de sus camareros, de la calidad del café, de que los azucarillos se disuelvan y e incluso que la mujer del guardadora y vendedora de tabaco, sea realmente atractiva.

    Es responasable de muichísimas cosas, pero no lo que hablan libremente los clientes en sus tertulias.

    Lo mismo pasa con Facebook. Doy fe que en mi “mesa” de Facebook se ha puesto a Trump como hoja de perejil y a nadie se le ha ocurrido hacer una colecta para recoger fondos para su compaña. ¿Quiere eso decir que Facebokk es anti Trump? — En absoluto, es mi mesa la que es, (entre otras muchas cosas), anti Trump , como hay otras pro Belén Esteban, y otra que son partidarios de la pintura hiperrealista,

    Fecebook es un espacio donde coexisten miles de células, grupos o círculos, practicamente independientes unos de otros, cada uno con características diferenciales, Hacer responsabole al dueño de Facebook de la noticias, pensamientos y acciones que nazcan en esas células independientes es una aberración.

    Al dueño de Facebook si son de su responsabilidad y se le pueden pedir cuentas, de las normas que impone a esas “mesas>”, por ejemplo que no se puede enseñar una teta, o que en cambio no haya objeción a que se indulte a ciertas minorías. Eso se es su responsabilidad, como era responsabilidad en el Cafe Ponbo el que no dejara cantar y quizá (no lo se) que se prohibieran las “blasfemias y juramentos” expresados en voz alta.

    También es su responsabilidad lo que se sirve en las mesas, la publicidad que hace llegar (o censura) , o los “filtros” y tendencias que imponga sobre las noticias que fluyen, podemos o pedir que tenga una actitud totalmente neutral, (que es para mi lo más conveniente), o que ponga algún filtro o tendencia de todos conocidos y ampliamente aceptados, como puede ser primar los contenidos en tu idioma habitual o próximos a tu residencia y cosas por el estilo.

    Pero de lo que no puede ser responsable nunca el dueño de Facebook, es de los despropósitos, mentiras y rumores que propaguemos en m nuestra mesa entre nuestros amigos. De eso son los responsables quienes los generan no la sala donde se dicen .

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 17 noviembre 2016 - 12:57

      No cuela

      Responder
    • xaquin - 17 noviembre 2016 - 14:53

      Como dicen que decía el otro: “ni quito ni pongo…”, pero me parece un apunte oportuno el comentario de Gorki. También considero que el usamericano medio no anda interactuando con la pantala táctil en plan vicioso. Puede que se entere de lo dicho en el mentidero virtual por los medios tradicionales: boca a boca, prensa o TV. Y desde luego es muy tradicional en la respuesta.

      Y siguiendo con la metáfora del café, no veo al votante Trump entrando de nuevo al café para quejarse interactuando con los camareros, más bien lo veo decidiendo (votando) cabreado y con los amigos que no pisa de nuevo el café.

      Así que yo creo que una cosa es lo que se cuece en internet (mucho) y otra los medios de interacción social. La primavera árabe, España… ahora USA… la fruta está madurando, pero no a punto de caer la breva…

      Responder
  • #022
    menestro - 17 noviembre 2016 - 12:41

    Es verdaderamente fascinante ver como se está intentando culpar a Facebook – o a Internet – de la victoria de Trump, cuando hace solo unos meses, y la misma articulista del NYTimes, acusaba a Facebook de ocultar noticias en detrimento de Trump, editando manualmente los titulares sobre su candidatura.

    Eso es lo que deberíamos preguntarnos todos. Por qué de repente, Google y Facebook son los grandes responsables del voto del medio oeste americano. O de la tirria a los Clinton.

    Desde luego, alguien está en fase de negación. De eso no hay duda.

    El negocio de la opinión pública está en disputa. Y el del miedo a Internet, en auge.

    “So, yes. Be scared. Be very worried. Software is eating the world, and it sucks.”

    Y no creo que las redes sociales puedan ser manipuladas por prescriptores políticos.

    Todos conocemos como funcionan las redes de información informales. La opinión y la decisión de voto es algo más elaborado, y los sesgos suelen de confirmación.

    No se puede pretender alterar la percepción de la opinión pública sobre los movimientos sociales que subyacen, atribuyendo a Internet su responsabilidad.

    No, no hay algoritmos con una postura política. Los algoritmos son los mismos que recomiendan música en Spotify y carecen de más sesgo que las preferencias personales o los filtros que establezcamos.

    Cualquier manipulación, sencillamente sería compensada por la misma abundancia de fuentes. El Spam politico ha provocado incluso la aparición de bloqueadores de publicidad política en Facebook.

    En todo caso, las redes sociales están sirviendo para restar protagonismo a los medios tradicionales. Y esa es la verdadera razón de una búsqueda de motivación política a algo tan heterogéneo como las redes sociales.

    ¿WhatsApp de qué partido es? ¿Telegram es republicano?

    El sesgo suele estar en los medios institucionalizados, y eso es algo que hemos visto todos recientemente.

    Simplemente, la información está abriendo nuevos cauces. Y eso nos hace más libres de votar sin temor. O incluso de manera políticamente incorrecta.

    (Aunque sea a Trump)

    Misperceptions in an Internet Era

    The Real Bias Built In at Facebook

    Informal Social Networks and Rational Voting

    Turkey’s Fiscal Policy is Threatened by Elite Informal Networks

    Responder
  • #023
    Miguelangel - 17 noviembre 2016 - 13:58

    Ostras!!!!!

    Pero….. ¿McLuhan no estaba ya muerto?

    Responder
  • #024
    Javier - 17 noviembre 2016 - 14:27

    Me sorprende y mucho ver a un defensor de la neutralidad de la red pretendiendo ni más ni menos que lo que (puedo equivocarme) pretende Enrique en este artículo, que no es ni más ni menos que que una plataforma censure los contenidos que aparecen en la misma, no vaya a ser que a raíz de los mismos a alguien le dé por votar equivocadamente.

    No, no creo que éste sea el momento de la verdad de Facebook. Más bien creo que es un punto de inflexión para los mass media que acaban de recibir una muy sonora bofetada de una sociedad entera a raíz de una manipulación real o no pero desde luego así percibida por gran parte del público.

    Facebook o Google censurando contenidos por “falsos” o “sensacionalistas” no diferirían en nada a si mañana cualquier ISP decide cortar el acceso a tal o cual web por motivos parecidos: Sería (será, pues al menos Google ha avanzado su intención de hacerlo) una cacicada sumamente grave.

    Responder
    • Enrique Dans - 17 noviembre 2016 - 15:38

      ¿??? ¿Dónde digo yo eso? Si hasta aviso de sus peligros!!!

      Responder
  • #026
    Garepubaro - 17 noviembre 2016 - 15:31

    Al tener norteamericanos en Facebook, lo que se vio son unos ciudadanos indigados con la situacion, por eso hay que votar a Clinton, y otros muchos menos ciudadanos indignados con la situacion por eso hay que votar a Trump pero muchos menos porque alli tambien ha llegado lo de “mostrarse politicamente correcto” no puede ir diciendo por ahi que estan hartos de algun tipo de mexicano, como aqui no se puede decir que se este harto de algun tipo de rumano que viene para lo que viene

    Responder
  • #027
    Diego Castrellon - 17 noviembre 2016 - 17:25

    En 2004 hablábamos de las bondades que Google y Facebook traerían a la publicación de información o noticias y recuerdo mencionarte el riesgo a futuro que el algoritmo sea usado para censura con fines politicos.

    En 2016 vemos como se implementa la censura a medios denominados “Alt-Right” o la derecha alternativa, solo porque buscan compartir información oficial ya sea desclasificada o hakeada, al igual que censurar a delatores o whistle blowers que comparten información sensitiva y comprometedora para gobiernos o empresas. Se alega que estas medidas también sirven para censurar a pequeños emprendedores y reporteros ciudadanos.

    Es difícil poder confiar en esta iniciativa de control de información cuando la noche de las elecciones de USA se vio al CEO de Google en el evento de Hillary con una identificación que decía miembro del Clinton Staff, o cuando se votaria por el Brexit el CEO de Facebook le prometio a Angela Merkel en un hot mic que el ayudaría a controlar la información anti-EU.

    El fenómeno Trump por mas que no les guste a algunos, no deja de ser un tema de tendencia humana e ideología política moderna, por ejemplo pregunte a la mayoría de continentales de America (de Alaska hasta la Patagonia) cual es su opinion que en España se siga sirviendo a una Realeza, y escuchara un rechazo total ante semejante aberración de ideología política del siglo XVI en el inicio del siglo XXI.

    Si Twitter, Facebook y Google van a censurar noticias falsas pues tendrán que empezar por el New York Times, Washington Post, CNN, NBC, DailyBeast, Huffington Post y tantos otros medios que se dedicaron a mentir constantemente por casi 2 años sobre acusaciones sin respaldo, confundiendo al electorado sobre el mensaje real de Trump al interpretar en lugar de reportar. El ejemplo mas contundente es el tema de la grabación en la que menciona como las mujeres se le tiran encima y se ofrecen ante el, respondiendo que le gusta agarrarlas por su parte mas intima. Hasta el día de hoy CNN y los otros siguen acusando que Trump es culpable de “acoso sexual” cuando esta claro en el audio que las mujeres se lo ofrecen voluntariamente. Hay muchos ejemplos mas, el mensaje final es que esta claro como el establishment esta perdiendo control de las masas y el efecto Trump, al igual que el Brexit o el No en Colombia, debe ser un claro respaldo para España que si es posible un mundo sin Realezas, tener un República y podría si es su voluntad soberana salirse de le UE.

    Trump podría ser el mejor presidente de USA en su historia moderna, en lugar de seguir llorando por su victoria, ya es hora que iniciemos a seguir su trayectoria para evaluar los hechos y sus actos, mas que lo que sea que diga algún politico resentido en CNN o France24 sobre lo que no le gusta de el.
    No ha entrado a la oficina y ya redujo el riesgo de guerra con Rusia, ese si ya se merece el premio nobel de la paz.

    Responder
  • #028
    DANN ELIO - 17 noviembre 2016 - 18:45

    Pues tengo que añadir que si todos las opiniones que se están exponiendo hoy sobre este asunto del País de las Barras y Estrellas…fuesen platos de cocina…Os anticipo que los estoy probando todos y me están gustando casi-todos…Pues todos tienen algún matiz exquisito para el paladar.. ;-) Y como veo que estamos todo el equipo de cocineros bastante “inspirados”…Me he venido arriba y os voy a sacar el postre..que no lo habíais puesto nadie aun sobre la mesa.
    Y este dulce pinta así:

    Ingrediente 1: – Demócrata-Clinton : 62.830.751 millones de votantes ciudadanos…

    Ingrediente 2: – Republicano-Trump: 61.496.079 millones de votantes ciudadanos…

    Ingrediente 3: – En las Barras y Estrellas..así como también en otros países del mundo tienen una fórmula..super-chunga ( en mi humilde opinión )..pero de “alta-cocina” según ellos….
    ….por la cual le añaden un saborizante magistral a este número de votos…los re-calientan…los recocinan..les hacen un…cómo os diría yo….un “pequeño aligerado” de volumen y los convierten en unos pocos cientos…de lo que ellos llaman VOTO DELEGADO…pero vamos..que si quieres impresionar al Chef..le puedes llamar también VOTO COMPROMISARIO..que así parece que sabes mogollón de cocina americana…;-)

    Consecuencia: En la receta original se preparó una paella “ciudadana-clintonera” que tenía más arroz que la paella de sus vecinos “trump-etistas”…no mucho mucho más granos es cierto…pero había más..en la paella de Clin…que en la de Trum…de una forma numéricamente visible…
    PERO…al final…como el plato lo terminan de reposar..antes de servirlo..en una olla a presión “COMPROMISARIA”..los millones ( de votos ) , fueron luego unos cientos ( de Delegados ) ….Hasta ahí…si quieres..todo “normal”…por la simplificación de cifras…todos los amantes de las matemáticas…estamos encantados..no…lo siguiente…
    Pero el “choteo” empieza cuando la paella AZUL, que era más grande..y daba de comer a más americanos…pues dicen que no..que el plato ROJO…es más grande..¡ Y que “representa” a más ciudadanos…!!!!!

    Bien pues esta mier** de…perdón..quise decir..este sistema de re-interpretación de los votos…es absolutamente demencial..!!! :-(
    Y colorín..colorado..al tío Trumpy nos han encasquetado..( y por ende al resto del mundo..que aun puede ser peor…Ya veremos lo que va haciendo por el mundo este persona-je…:-(

    NOTA: Lo peor de lo peor..es que esta forma de contabilidad electoral ES LEGAL :-( totalmente legal…Para contar de otra forma más racional..los americanos tendrían que cambiar su Normativa de Conteo Electoral, desde las tripas mismas del sistema…y no creo que lo vayan a hacer..porque el sistema americano está, por el momento, demasiado “establecido”…
    En esta película..a mí no me gustaría ser ciudadano americano…Tienen un buen marrón encima…

    Responder
    • Pedro - 17 noviembre 2016 - 23:44

      En España también el reparto de escaños en función de los votos resulta, cuando menos, extraño. Muchas voces se alzan para que se cambie.
      Sin embargo es posible que no se cambie jamás: lo de estos eternos meses de Gobierno en funciones no sería nada comparado con lo que pasaría si se repartiesen escaños de otra forma, posiblemente ningún partido llegase nunca a la mayoría suficiente para gobernar. Y de la mayoría absoluta habría que olvidarse por completo.
      Si se cambiase el reparto de escaños, a lo mejor estaríamos años y años con Gobiernos en funciones, y convocando elecciones, por no llegar a acuerdos para gobernar entre unos u otros.
      Porque en realidad, lo único que verdaderamente les importa es obtener “el sillón”.

      Responder
    • Bertie - 18 noviembre 2016 - 10:17

      Pues efectivamente, es como indica Pedro y no sólo en España. Muy pocos países tienen un sistema electoral proporcional puro.
      Pero lo que deja claro el triunfo de Trump es que cuando no gana el que nosotros queremos, es que el sistema está mal o que la gente es tonta. Si ganan los nuestros, todo está bien.

      Responder
      • Pedro - 18 noviembre 2016 - 21:25

        Ahí le has dado…

        Responder
  • #032
    Anon - 17 noviembre 2016 - 21:22

    No deja de ser simpático leer a los MSM hablando de noticias falsas usadas con fines electorales…

    Responder
  • #033
    Pedro - 17 noviembre 2016 - 23:32

    No hace falta ninguna red social para inclinar a un lado u otro tendencias de voto: algunos recordaréis, no recuerdo el año, que días antes de unas elecciones generales en España un Ministro del PSOE dijo a través de la televisión que “si gana el PP, perderéis la pensión”…
    Hasta aquel día, mi suegro -q. e. p. d.- decía que iba votar al PP “porque había que cambiar”, después de 4 años de mayoría absoluta del PSOE. Y las encuestas daban por ganador al PP.
    Pues bien, al día siguiente de esa “declaración” del Ministro del PSOE, mi suegro dijo que “hay que volver a votar al PSOE, porque ha dicho Fulanito que si gana el PP me quitarán la pensión”.
    Yo me quedé estupefacto, y no le dije nada a mi suegro… y el PSOE volvió a ganar en esas elecciones.
    ¿Cuántas personas cambiaron su intención de voto tras escuchar que si ganaba el PP perderían su pensión?
    No han cambiado las cosas desde entonces, solo ha cambiado el medio de difusión de las mentiras, y que ahora pueden influir sobre más personas a la vez que entonces.

    Responder
    • Garepubaro - 18 noviembre 2016 - 01:32

      Y lo malo que paulatinamente, a cada década que pasa, es mas que evidente, vivimos en un mundo cada vez mas y mas cutre, hoy estamos en la idea de que nadie apuesta por el futuro, eso lo de apostar por el futuro si fue en generaciones pasadas y trajo beneficios y avances, futuro hoy dia no es que sea una palabra que inspire, en fin …

      TERROR POR EL FUTURO a lo que hemos que llegado

      Responder
  • #035
    Pedro Trillo García - 18 noviembre 2016 - 10:12

    Overfitting, se llama al efecto burbuja, tanto Facebook como Twitter, se han convertido en grandes armas de comunicación y mensaje, si hubiera ganado Clinton hubiésemos dicho que no ha sido por culpa de Facebook.

    El que paga campaña, distribuye mensaje, el qué distribuyas, cómo lo distribuyas y a quien llegues es parte de tu estrategia, ya sea de derechas o de izquierdas, las funcionalidades son las mismas para todos.

    La cuestión está en platearnos ¿Qué es la democracia? y ¿Cómo se ganan elecciones? según los resultados que estamos viendo, el miedo gana siempre a la propuesta política, quien sepa generar, controlar, manipular y jugar con el miedo en masa, el que sepa saber infundirlo y manejarlo será quien gane las elecciones.

    No tenemos políticas de proyecto a largo plazo, de ilusión y de progreso, el mundo no funciona así, tenemos un corto plazo que para no perder el poder se debe manipular a través de miedo, es un arte, imperceptible por el 80% de las poblaciones.

    Sí somos así el conjunto en sociedad, si el mensaje de miedo es que te quitan la pensión y tienes un 40% del pais mirando a la pensión es imposible que gane una propuesta politica de cambio, por eso vivimos con la corrupción y hacemos ganadores a quienes la generan.

    Aunque sean canales extraordinariamente valiosos y nuevos los medios de Internet, no dejan de ser amplificadores del mensaje que se quiera propagar y cómo quieras manipularlo, con prensa mala, populismo y amarillismo puedes, éstos son plataformas por extensión a los medios tradicionales , no deben interferir en el mensaje.

    Que Google censure con su método KBT, podría ser calificado de censura, aunque compartar al 100% el fondo, es como si Telecinco, ellos mismos con responsabilidad se autocensurasen la programación basura, aún perdiendo audiencia.

    Si Facebook se usa para una primavera árabe, también puede servir para ensalzar una ultraderecha. Las reglas son las mismas, el cómo manejes el mensaje para llegar a masas, depende de cada uno, no creo ni de lejos que Facebook sea el culpable del triunfo de Trump, ni que fuera el instigador total de la primavera árabe, pueden ser argumentos muy simples, igual que los de Trump ha usado para ganar el poder.

    El problema ya no es mensaje, ni el overfitting, el problema es que no tenemos sociedades con capacidad crítica, que provoque cambios reales, tenemos democracias de marketing de comunicación, ganan las estrategias, gana el miedo, no la propuesta politica.

    Responder
  • #036
    Medios - 19 noviembre 2016 - 17:34

    Lo que hace Facebook es una imitación burda de lo que también muchos medios hacen y llevan haciendo desde hace mucho tiempo.

    Responder
  • #037
    Alejandro - 25 noviembre 2016 - 21:29

    Creo que en el fondo el perfil de lectores que tienen les da igual si es cierto o falso y otro sector simplemente son profundamente ignorantes para ver la diferencia.
    Y claro…tenmos pavor por lo que pueda venir.
    Buen post! Saludos

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG