Analizando la campaña de Trump y el “efecto Facebook”

IMAGE: Doddis - 123RF

Varios medios me llamaron para preguntarme sobre la campaña de Donald Trump y el llamado “efecto Facebook”, la manera en que la estrategia de publicar noticias falsas, incendiarias y sensacionalistas consiguió convertir la red social en una cámara de los espejos que no solo amplificó enormemente el mensaje de una manera completamente distinta a como lo hicieron los medios tradicionales, sino que además, generaron una “normalización” que permitió a personas que antes no habrían expresado sus opiniones debido al miedo a ser criticados o a la corrección política, lo hicieran sin reservas ante la apariencia de que todo su entorno en la red pensaba de la misma manera.

Puedes leer algunas de mis opiniones en este artículo de Javier Ricou en La Vanguardia, titulado “La tormenta perfecta de las mentiras” (pdf), o en este otro de Germán Aranda en Playground Magazine con el inverosímil título de “Trump violó a una yegua becaria“. Además, me cita también al hilo de otro tema Inés Gallastegui en los regionales de Vocento, en un artículo titulado “Doctor Facebook” (jpg).

Insisto en el mismo tema comentado en entradas anteriores: el problema de la campaña de Trump no es recurrir a Facebook, que no deja de ser una estrategia lógica dado el tratamiento que recibía en los medios tradicionales, sino hacerlo con una estrategia clara y marcada  de “envenenamiento” de la red: utilizar una dialéctica completamente anti-democrática (insultos, descalificaciones y barbaridades altisonantes) y la publicación de noticias completamente falsas y sensacionalistas para obtener un efecto burbuja que se desarrolla al margen de todo mecanismo de control. El análisis de la difusión de noticias completamente falsas, como esta que trataba de demostrar que las protestas contra Trump eran fruto de una organización que desplazaba a personas en flotas de autobuses (los autobuses eran de otro evento completamente al margen y sin relación alguna), y de cómo esas noticias calumniosas y sin fundamento alguno circularon por Facebook en los días anteriores a las elecciones demuestra que hubo una explotación consciente de las debilidades de Facebook – debilidades ampliamente conocidas por la compañía, pero gracias a las cuales consigue mejorar su cuenta de resultados – con el fin claro e inequívoco de distorsionar la campaña.

No, en la democracia no cabe ni debe caber todo. Nos hemos acostumbrado a que el insulto, la descalificación, el trazo grueso y la difamación se conviertan tristemente en armas habituales del debate político, y la campaña de Donald Trump es la hipérbole absoluta de todas esas técnicas, cuidadosamente ejecutadas. ¿Somos democráticos hasta que no nos gusta el resultado? No, somos democráticos hasta que alguien incumple claramente las reglas del juego democrático. A lo mejor, la respuesta a que los medios tradicionales o la prensa en internet estuviesen en contra de Trump no hay que buscarla en que forman todos sin excepción parte de un lobby encarnizado y empeñado en llevar a Hillary a la Casa Blanca, sino en que la candidatura de Trump era tan demencial, que prácticamente cualquiera mínimamente demócrata y con dos dedos de frente sabe que donde ese hombre tendría que estar no es en la Casa Blanca, sino en otro sitio mucho más sombrío. Nunca me gustó Hillary como candidata, mi candidato ideal de haber votado en los Estados Unidos habría sido Bernie Sanders, del que Hillary aparentemente se libró con jugadas subterráneas poco edificantes, pero la llegada al poder de Donald Trump puede ser lo peor que le ha ocurrido no a los Estados Unidos, sino al mundo, desde hace mucho, muchísimo tiempo.

 

 

25 comentarios

  • #001
    Donnierock - 21 noviembre 2016 - 16:32

    Para mi en todo esto hay un problema de fondo que siempre parece pasar por alto: el descrédito de la prensa en la actualidad. En otro momento puede que una noticia “sospechosa” y malintencionada de un blog o de un sitio web tendencioso podría ser rebatida apelando a la poca credibilidad del medio. Pero hoy por hoy la mayoría de medios de comunicación “profesionales” están totalmente minados porque han sido los primeros en publicar rumores, en sumarse a linchamientos contra personas, empresas o partidos o en aplicar sesgos a la información según su ideología o patrocinadores. En muchos casos es complicado discernir qué medio puede ser fiable y cual no.

    Responder
  • #002
    Adrián - 21 noviembre 2016 - 16:33

    Es una pena ver cada vez más política por aquí Enrique, pero bueno.

    Responder
    • Enrique Dans - 21 noviembre 2016 - 17:32

      Esto no es política, es tecnología. Es cómo las redes sociales han conseguido situarse en un punto tan prominente de nuestra sociedad como para jugar un papel fundamental en la elección del inquilino de la Casa Blanca. Que salga Trump en la foto – en la caricatura, mejor dicho (aunque bien mirado, ese hombre siempre es una caricatura) no quiere decir que se hable de política ni que la entrada sea comentario político, no te lleves a engaño. Comentario político es cuando se habla de sus políticas, de lo que este hombre planea hacer como gobernante, algo que no toco aquí. Aquí hablo de su campaña en Facebook, y eso sí es objeto habitual de mi página.

      Responder
      • Adrián - 21 noviembre 2016 - 18:47

        Te tengo en gran estima Enrique, pero noto un sesgo político bastante grande. Está bien el tratar de analizar las actuaciones y hechos, pero una vez se han realizado y de forma clara. Nadie te ha pedido que seas imparcial, puedes hacer lo que quieras, aquí nos tendrás a algunos visitándote de manera frecuente, pero estaría bien en ciertos temas ser algo más aséptico.

        De nuevo, eres libre de hacer y escribir lo que quieras, los que te seguimos, lo hacemos de manera voluntaria y en mi caso, porque concuerdo con gran parte de las maneras de ver el mundo, pero es una pena darle ese cariz político a un blog como este.

        Un saludo Enrique

        Responder
        • Enrique Dans - 21 noviembre 2016 - 18:57

          Repito, Adrián: que yo – como muchos otros – opine que lo de Trump es una verdadera catástrofe, no quita que esta entrada no sea política, sino tecnológica. Es un análisis de cómo Facebook ha influenciado la campaña de Trump. Esta sigue sin ser una página política, y yo sigo sin ser un analista político. Soy un investigador que estudia los efectos de la tecnología sobre la sociedad. Aunque, por supuesto, tenga ideas políticas.

          Responder
          • Juan Manuel - 22 noviembre 2016 - 10:39

            Siento discrepar con usted pero aquí veo un articulo político (De lo cual es usted totalmente libre de escribir, mi critica no va en ese sentido).

            Pero el tema de facebook, creo que no es mucho peor que los medios tradicionales. Hasta hace pocos años se usaban ambigüedades para no entrar en posibles demandas en ultima instancia pero se soltaba mierda con ventilador a espuertas. Ejemplos hay decenas sino cientos, de unos y otros colores según en que medios. Por decir uno, “Los etarras del 11 M” que surgían conspiraciones cada vez que se acercaba una campaña. Y que misteriosamente después no se seguía investigando ni mencionaba una vez terminada la campaña electoral.

            Normalmente se escribian o emitial articulos que daban pistas y se dejaban “la descalificacion y el insulto” para las columnas editoriales, las tertulias o los portavoces de partido.

            Tristemente, si uno va a la prensa y televisión tradicional se puede ver que ahora la información a desaparecido totalmente de la parrilla. Todo son columnas de tertulianos expertos-en-todo que hablan o despotrican, cuanto mas mejor.

            Y donde, a veces, el moderador les da un toque entre risas cuando se dice una burrada.

            Esa es la prensa tradicional de nuestros días, si el pecado principal de facebook es dar pábulo al sensacionalismo, creo que habría que descalificar mas de un medio de comunicación.

            Sobre el comentario de la democracia “en la democracia no cabe ni debe caber todo”. Estoy totalmente en desacuerdo con usted. Salvo casos en los que la justicia lo dictamine, un voto vale igual, tanto si soy intelectual, iletrado, vagabundo, reaccionario, radical, ladrón o payaso.

            Y un candidato vale igual en los mismos términos. Esa es la esencia de la democracia: todos caben en ella, todos aportan a ella y gana la mayoría. (“Mayoría” no tiene que ser sinónimo de “lo Mejor” ni de “lo más razonable”)

            Su voto vale igual que el voto del que opina diametralmente opuesto a usted.

            Además estamos en usa sociedad compleja, donde es dificil que haya una solucion simple y unica para un problema. Unos puede ver algo “cuadrado”, otros pueden ver algo “redondo”. Ambos defender sus ideas y estar todos en posesión de la verdad, dependiendo de las variables o el prisma que se use.

            https://autodescubriendome.files.wordpress.com/2015/08/la_verdad.jpg

  • #007
    Irma - 21 noviembre 2016 - 17:12

    Cuando toda la prensa se ha juntado para apoyar a Clinton se ha forzado al electorado que se oponía a ella a visitar otros medios. También fue mala jugada afirmar que votar a Trump era votar a Hitler. Eso ha quitado mucha veracidad al resto de argumentos contra él.

    A todo esto, estamos hablando de los mismos MSM que nos informaban sobre las armas de Sadam, el hombre de paz bin Laden, la democrática primavera árabe y otras tantas. Es un cuervo llamando negro al grajo.

    Responder
  • #008
    Rodrigo - 21 noviembre 2016 - 18:34

    ¿Has cambiado de opinion acerca de la libertad de expresion en internet? Este articulo parece bastante diferente a lo que decias en agosto en “Libertad de opinion e internet: una mezcla muy compleja”. Un extracto de tu articulo decia ” y las medidas para tratar de solucionarlo chocan con lo que para mí son interpretaciones completamente erróneas de lo que se considera libertad de expresión.”

    Responder
    • Enrique Dans - 21 noviembre 2016 - 18:43

      No, no he cambiado de opinión. Que sea muy complejo no quiere decir que no haya que hacer algo. Las redes sociales tienen importantes problemas actualmente, y tienen una importantísima necesidad de ponerles solución, aunque no sea para nada sencillo. Twitter necesita hacer algo serio de una vez por todas con su problema del trolling y de la agresividad, y tiene que hacerlo de manera que no lesione con ello la libertad de expresión, entendiendo que la libertad de expresión no es libertad para insultar, acosar o vituperar a quien te dé la gana. Facebook necesita poner coto a las noticias falsas, y hacerlo sin que ello suponga que The Onion o El Mundo Today dejen de ser virales, porque son claramente humor y no un intento de hacer circular una falsedad. De ahí que diga que no es en absoluto sencillo, que no se trata de llevárselo todo por delante sin miramientos, y que la cuestión tiene infinidad de matices complejos que hay que ajustar… pero que hay que hacer algo, me parece evidente.

      Responder
      • Goomer - 22 noviembre 2016 - 02:15

        Pero como decía ayer, las publicaciones falsas en FB, sean en el ámbito que sean, las comparten nuestros contactos, o páginas que seguimos. ¿Queremos que cuando por ejemplo un familiar comparta algo falso Facebook lo censure? ¿O si queremos seguir un medio de comunicación afín a nuestra ideología FB censure sus noticias según si puedan ser más o menos objetivas? ¿Qué hacemos con las columnas de opinión?

        Lo ideal sería que la gente fuese capaz de detectar fuentes fiables de las que no lo son, pero mientras llegamos a eso, se puede hablar de algún tipo de sistema mixto, automático y de karma para ofrecer un semáforo de credibilidad ante los enlaces. Es decir, ofrecer información a los usuarios para que estos tomen sus decisiones.

        Pero en ninguno de los mundos puede estar bien dejarle a FB la responsabilidad de que decida qué debemos leer o no. Esto no es un buscador al que le podemos pedir que nos ofrezca resultados de calidad, definido como sea, sino en teoría una plataforma que conecta a contactos y a páginas. Y si yo decido conscientemente seguir a un clickbait, a público, o a la razón, ¿quién es FB para censurar sus contenidos, y por qué debería hacerlo?

        En resumen, que la gente que comparte esas cosas, o lo hacen de forma consciente, o inconsciente, y en ambos casos, lo mismo lo harían en una tertulia de un bar, o en la máquina del café. ¿Le pedimos también a los bares y a las cafeterías que no dejen hablar a quien según ellos no digan la verdad?

        Responder
      • Victor - 24 noviembre 2016 - 10:12

        Desde luego Twitter tendria que hacer algo. Pero no con el trolling, sino con los comportamientos ilegales: apoyos a grupos terroristas (son muy flojos censurando esas cuentas), doxing, etc. Pero censurar como estan haciendo, a cuentas por apoyar a Trump o a la Alt-Right, es censura de libertad de expresion.

        Y por otro lado, si alguien no es capaz de gestionar al tipico idiota o trol, o la agresividad verbal de personas, quiza deberia dejar de salir al mundo real, en lugar de pretender que sea una plataforma quien censure por el.

        Y curiosamente, respecto a Twitter, si realmente censurase o bloquease la agresividad en los textos, lo mismo se quedaba sin la mitad de sus usuarios… y no necesariamente de derecha extrema.

        Responder
  • #012
    Garepubaro - 21 noviembre 2016 - 18:50

    Pues en eso si son extraordinarios los americanos; saben utilizar la tecnologia de manera superior y vencer …. y no hay otra, porque internet no tiene arreglo, no es un contexto válido y ya va a ser siempre asi …

    Y ya tiene el Trump contratado los cien expertos, comunity manager y de todo preparando las proximas elecciones, que seguramente inventaran otra estrategia que sera distinta a esta, pero mas tramposa aun seguramente

    El portal web de su jefe de campaña Stephen Bannon, http://www.breitbart.com/ era un cachondeo surrealista, decian cosas como lo de que las Torres Gemelas fue un atentado de bandera blanca, y todo ese tipo de historias … un disparate que le dio la victoria, esta gente conoce la tecnologia y el lenguaje de internet, estan siempre 10 años por delante

    Responder
  • #013
    Xaquín - 21 noviembre 2016 - 19:13

    Creo que hai tendencia a mezclar demasiado cosas inmiscibles. No por existir manifestaciones callejeras violentas podemos pensar en prohibir las manifestaciones… rizando el rizo (ahora se podrá decir en plan “trumpiano”), alguien llegará a pedir que se prohiban las calles… y resultará raro, pero internet es una calle más (más difícil de regular, eso si!).

    Responder
  • #014
    Gorki - 21 noviembre 2016 - 19:42

    Que conste, que si yo hubiera tenido voto votaria por Hillary, pero en una democracia hay que aceptar lo que sale en las urnas, aunque no te guste.

    Si la campaña de Trump consiguió que el mensaje de una manera completamente distinta a como lo hicieron los medios tradicionales, sino que además, generaron una “normalización” que permitió a personas que antes no habrían expresado sus opiniones debido al miedo a ser criticados o a la corrección política, lo hicieran sin reservas ante la apariencia de que todo su entorno en la red pensaba de la misma manera. Tiene mi bendición. Hay una forma de decir lo que piensas sin que lo “politicamente correcto” se te eche encima.

    ¿Es que acaso el seguidor de Trump no tiene derecho a decirlo?

    Si solamente Facebook vale para que cada cual se exprese como siente, ¡¡¡BIENEVINIDA SEA FACEBOOK!!!

    ¿Quiere esto decir que aplaudo la mentira? — NO, ¿pero de verdad me quieren decir que existen campañas, en que las oficinas de las campañas no digan mentiras?

    Lo que pienso es que la oficina de Hilary se preocupó en exceso en ganarse los periódicos y los medios tradicionales y el gol se lo metieron entre las piernas, como a los malos porteros. ¡¡¡ QUE APRENDAN PARA OTRA VEZ !!!

    Al fin y al cabo Obama ganó por que supo utilizar magistralmente la red y a nadie le pareció mal.

    Responder
    • Enrique Dans - 21 noviembre 2016 - 21:05

      Gorki… Obama utilizó la red magistralmente, porque hizo fantásticas segmentaciones para decidir en qué sitios ir a dar mítines, porque fue capaz de difundir mensajes positivos y recaudar dinero, porque generó una página con abundante feedback sobre su programa y un community management muy pionero en aquel momento, o porque obtuvo un montón de Likes que daban buena muestra de su apoyo. Todo eso representa un uso adecuado de la herramienta, y tiene mucho sentido en política. Lo que ha hecho Trump no tiene nada que ver: ha envenenado con insultos, descalificaciones y barbaridades provocadoras, y ha encargado la creación y difusión de noticias falsas. Eso no es un uso razonable, y de hecho, me parece abiertamente antidemocrático. Por mucho que el fin sea convertirse en el hombre más poderoso del mundo, el fin no debe justificar los medios.

      Responder
      • Gorki - 21 noviembre 2016 - 21:58

        Pensar que a Trump le han votado ciudadnos engañados es absolutamente cafkiano, supondria que la mitad de la poblacion de los Estados Unidos, son inmunes a la publicidad en periodicos, radio y televisión y que solo saben de la vida por Facebook cuando por ser quien les ha votado fundamentalmente granjeros son los que menos usan Internet.

        Convéncete, Trump ha ganado simplemente porque le han votado una gente que quería oír en boca del Presidente que tuvieran, los exabruptos, insultos, expresiones racistas y cosas como, “Hagamos nuevamente Grande a USA”.

        Para mi es lo típico del populismo, aplicar soluciones simples, “separo con un muro a Mexico”, “Pongo impuestos a las importaciones”, “Masacro a los mahometanos,” a problemas terriblemente complejos, que deseo (y espero) que acabada la campaña olvide, para hacer cosas mas realistas .

        Pese a todo, si somos demócratas, deberemos aceptar que ha ganado Trump, pues demócrata es aceptar lo que resulta en las urnas y no sólo si coincide con lo que tu piensas.

        Obama supo utilizar Internet a su favor y quizá por ello gano, y como era “nuestro candidato”, nos pareció muy bien. Trump ha conseguido en Internet lo que no conseguía en los periódicos y ha ganado, Pues bien nos ha metido un gol y lo mas que podemos es hacer, como hizo el del Atleti, es decir “maricón”, pero aceptar el resultado.

        Responder
      • Victor - 24 noviembre 2016 - 10:19

        “Lo que ha hecho Trump no tiene nada que ver: ha envenenado con insultos, descalificaciones y barbaridades provocadoras, y ha encargado la creación y difusión de noticias falsas”

        Todo esto no es mas que la excusa que esta poniendo el partido democrata. Ha hecho cosas de estas (lo de encargar noticias falsas… ahi me diras que Hillary no ha hecho juego sucio y nos reiremos todos juntos), porque es lo que se hace en politica. Por otro lado, Trump y su triunfo es mas una consecuencia que otra cosa. Consecuencia de, como decian antes, la correccion politica que impedia decir o estar en desacuerdo con muchas ideas, porque uno seria acusado de misogino, o racista o cualquier otra cosa. Esto se ve claro cuando uno se da cuenta de que los medios ya llamaban racistas a los otros candidatos republicanos, antes de llegar Trump. Y claro, de tanto usar las descalificaciones, pierden efectividad y la gente deja de prestar atencion. Esa es la consecuencia, y Trump ha sabido aprovecharla.

        Por otro lado, me resulta inquietante el concepto de “uso correcto de las herramientas de comunicacion”…

        Responder
  • #018
    Jose Antonio Garcia - 21 noviembre 2016 - 21:02

    La explicación no creo que esté sólo en FB simplemente, en EEUU leen muy poco, se informan con una TV ultra conservadora y sensacionalista

    No están en el TOP 20 mundial de lectura, España por ejemplo si.
    Si además lo que más leen es la Biblia, 75 % adultos vs. En España, el 20%, pues se empiezan a explicar las cosas,….

    Mal informados por internet, y FB.
    Ideologizados por creencias, que no son precisamente inspiradoras de una mente crítica,…

    Pues tienen lo lógico, una sociedad enferma, capaz de votar a Trump es el salpullido que se les ve… En sondeos en España. Trump hubiera sacado el 3% de los voros y Hillary hubiera arrasado, cerca del 75%

    FB es una pata más del problema…

    Responder
    • Victor - 24 noviembre 2016 - 10:25

      Cuando has dicho que se informan con una TV ultraconservadora ya me he dado cuenta que no has seguido la campanha ni sigues mucho la politica en EEUU. Incluso la Fox tenia reparos en apoyar a Trump. CNN, CBS, ABC… todas las cadenas grandes se mostraban contrarios a Trump, con lenguaje agresivo o despectivo. Asi que tu analisis flaquea un poco.

      El problema es otro y es la falta de autocritica y de imparcialidad de los medios masivos. La correccion politica llevada al extremo.

      Responder
      • Enrique Dans - 24 noviembre 2016 - 13:03

        Victor, Trump no es un político ni un hombre de negocios. Por mucha imagen que quiera proyectar, es un puñetero psicópata capaz de arruinar hasta un casino, que mira que es difícil. ¿Cómo no entender que incluso la Fox y su propio partido tuviesen reparos en apoyarle? ¡Cualquiera en su sano juicio y con una mentalidad mínimamente razonable los tendría!

        Responder
        • Victor - 24 noviembre 2016 - 13:15

          A eso me refiero cuando digo que Trump y su victoria es la consecuencia. Mucha gente le ha votado como una forma de decir “f*ck you” a lo politicamente correcto y la censura que ello ha provocado. La cuestion es que a Trump le han llamado racista y misogino, pero despues de haberselo llamado a casi cualquiera que mantuviese una posicion contraria a la “aceptada”. Es por eso que con el ya no ha funcionado (tambien porque, mas que un psicopata, creo que es un maestro de la persuasion y del juego de las apariencias).

          El que su propio partido no le apoyase tiene que ver tambien con que se han convertido en poco menos que democratas moderados, y este tipo les iba a levantar la liebre. Cosa que ha pasado, por cierto.

          Responder
  • #022
    DANN ELIO - 21 noviembre 2016 - 22:17

    Me alegro sinceramente de que en un blog de tecnología, como es éste, no se hable solamente de electrónica, de programación, o de características técnicas de los dispositivos, puesto que si no existiesen blogs de este tipo, que combinan de forma tan acertada..tecnología+actualidad+sociedad..habría que inventarlos..puesto que son muchas disciplinas del saber…las que pueden nutrir y nutren, aunque no seamos activamente conscientes de ello…la vida de cualquier persona.

    En cuanto al tema propuesto de la influencia de Facebook, pues a los datos me remito:
    Facebook, hoy por hoy, es la red de redes..es la más grande de todas por volumen de usuarios…aplasta por goleada su inmediata perseguidora. Si a esto le añades que Trump tiene perfiles (posiciones estratégicas) tanto en Facebook..con unos 28 millones de suscriptores, como en Twitter..con unos 16 millones de seguidores…

    Vamos, que Trump le ha a pegado un buen viaje a las redes sociales…es una sospecha…más que razonable. No contentos con esto..hemos podido comprobar que los del partido ganador han infiltrado sigilosamente en red un nada despreciable grupo de hackers..inyectando noticias unas cuantas falsas tendenciosas…

    En estas elecciones americanas se han mezclado muchos factores: populismo ( que te digan lo que quieres oír ), numerismo ( que 61 millones de votos “valgan” más que 62..) cosa curiosa del conteo “a la americana”.., déficit de criterio..( parece que no se evalúa la veracidad de la info que nos llega..no se contrastan fuentes..) , naturaleza humana..( no se apoyan valores sólidos..se encumbran excentricidades y extraños circos )…y dejémoslo ya aquí..porque la lista de factores que han sumado EL TODO..parece ser bastante larga.

    – En cuanto a que internet se lleva un “buen viaje” con las redes sociales..¿ quién lo puede dudar ?
    – Que las Redes sociales están dominadas por el monstruo “Face-Twitt”..está más que claro…
    – Y que en estos comicios, los de 1 partido NO le hayan dado 1 buen palo a los del otro partido, es una afirmación..a estas alturas..algo difícil de sostener.

    Pero bueno.. yo como soy democrático..que no demócrata ;-) yo respeto todas las opiniones.

    Por cierto, había más partidos a los que votar…y hasta la abstención..hubiera sido una opción muy respetable..y desde luego infinitamente más respetable que el HATE POLLING (el voto del odio)..deporte que, al parecer, han pranticado mucho los americanos: “le voto a este, que no lo trago…pero solo por que al otro lo odio con el alma” ( lo que pienso sobre esta manera tan SALUDABLE de votar..me lo guardo para mí…pero os lo podeis imaginar… )

    Responder
  • #023
    Julio2 - 22 noviembre 2016 - 09:21

    Es un fallo estructural. El propio diseño de Facebook conduce a eso:

    https://hapgood.us/2016/11/14/the-they-had-their-minds-made-up-anyway-excuse/

    Responder
  • #024
    rodrigo - 22 noviembre 2016 - 17:26

    Siempre ha existido manipulación. Siempre han existido campañas sucias y que alimentan el miedo y todo desde antes de los medios digitales y las redes sociales, sobran ejemplos de esto. La diferencia, radical, es que había otras voces que alertaban de esto, había otros medios que ponían a la luz esto y esos otros medios no pasaban por el filtro de un algoritmo de una red centralizada y monopólica llamada Facebook, ¿Podemos dar el nombre de alguna otra red social que compita con FB con las mismas prestaciones?. El punto es que una campaña sucia, manipuladora y propagadora del miedo tiene a su favor que un algoritmo decide sobre que exposición o no le da en Facebook, a usuarios que en general se reúnen y congregan para reafirmar sus supersticiones, creencias e ideas y no para debatirlas ademas de que FB gana más dinero cuando lo negativo se hace viral y no al contrario. Trump ganó por y gracias al miedo preexistente en la ignorancia reinante, en los EE.UU desde la última crisis económica del 2008, de que la culpa de todo la tiene el pobre, el extranjero y todo aquello que viene de un “afuera” y FB lo potenció. Por otro lado las élites tecnologícas y millonarias subestimaron al votante promedio de Trump estigmatizándolo con campañas tan sucias comolas de Trump emparentando al votante promedio de Trump con el atraso en zonas agrícolas, con los rubios, blancos y racistas que, por tro lado, tambˆén votaron a Clinton. La democracia no puede depender nunca de lo que un algoritmo privado determine en que forma se estructuran los debates de interés público y mucho menos que determine que ve o que no ve un usuario de esa red en relación a una votación, no hablamos de libertad de expresión hablamos de interés público y en esto todos los candidatos de una contienda electoral deben tener las mismas posibilidades de que su mensaje llegue a todos los usuairos de esa red (¿Por qué si me llegue publicidad que no autorice, no me llega el mensaje del candidato con el que no estoy de acuerdo?), hablamos de ideas políticas y hablamos de decisiones que influyen e impactan en todo un colectivo de gente y hablamos también que, más allá de la campaña del miedo y de la manipulación, si somos democráticos y aceptamos las reglas del juego, dentro de estas estaba que Trump ganara.Y el otro punto está que verdaderamente el Colegio Electoral es un sistema medieval y antidemocrático. FB es sólo una herramienta de masificación de mensajes, el problema es que no puede ser la única, y sobre todo el Colegio electoral es la negación del sistema democrático.

    Responder
  • #025
    Juan Pablo - 22 noviembre 2016 - 20:36

    Pues no sé si estar de acuerdo. Creo que decir que la responsabilidad de mostrar o no según qué noticias en las redes sociales corresponde a Facebook, Twitter, Google, etc, es como decir que la responsabilidad de mostrar o no ciertas noticias de los periódicos es de la empresa que los distribuye puerta a puerta o equivale a decir que las empresas que facilitan espacio satelital a los canales de tv es responsable de lo que las televisiones emiten a través de su ancho de banda. En todo caso el problema real de las redes sociales está en primar y premiar a ciertas publicaciones sobre otras. Tal vez eso es lo que deberían eliminar de sus espacios.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG