Renovables y futuro

IMAGE: Vaclav Volrab - 123RF

Mi columna de esta semana en El Español se titula “Renovables y visión de futuro“, y es el resultado de comprobar la tremenda paradoja entre los anuncios e inversiones llevados a cabo por empresas tecnológicas como Google, Apple, Facebook o Amazon para poner en marcha sus políticas de abastecimiento de energías renovables, y la realidad aún tristemente mayoritaria de una industria eléctrica tradicional o de países como España que se mantienen anclados en la generación sucia mediante combustibles fósiles a pesar de la progresiva ganancia en eficiencia de las renovables.

Monstruos del consumo energético que tienen que abastecer de energía de manera fiable gigantescos centros de datos consiguen asegurar que su energía proviene de fuentes renovables en porcentajes sorprendentes, y planifican un futuro en el que la totalidad de su consumo provendrá del viento o del sol. Google es ya la compañía que más energía renovable adquiere en el mundo, detalla uno a uno todos sus contratos, y apunta a que la totalidad de su consumo provenga pronto de fuentes renovables. Apple ya obtuvo un 93% de su consumo de estas fuentes en el año 2105, incluyendo la totalidad de la energía consumida por sus centros de datos. Facebook se acerca ya a la mitad de su consumo, Salesforce adquiere más energía renovable que la que consumen sus centros de datos, mientras Amazon, además de construir el parque eólico más grande del mundo, anuncia igualmente su compromiso para un abastecimiento íntegro de fuentes renovables. El empeño en construir o propiciar la construcción de granjas eólicas o solares por parte de estas compañías es tan relevante, que parece que producir energía fuese ya una parte central de su negocio, que fuesen empresas eléctricas en lugar de dedicarse a otros menesteres.

Las búsqueda de energía de fuentes renovables por parte de estas empresas es tan ávida, que las empresas eléctricas tradicionales no consiguen acceso a la producción de las granjas solares o eólicas recientemente creadas en los Estados Unidos, porque la totalidad de su producción está comprometida mediante contratos a largo plazo con empresas tecnológicas que han sabido entender el fenómeno a tiempo. Basta con que surja un número suficiente de compañías con esta actitud, para que resulte rentable construir granjas solares y eólicas en cada rincón, y mucho más si las características de determinados territorios, en función de sus condiciones naturales, lo propician. En el caso de una gran parte de España, que no haya paneles solares encima de cada tejado es un absoluto contrasentido, y que se haya intentado evitar mediante restricciones artificiales es una irresponsabilidad política de primera magnitud.

¿Qué han visto estas compañías en las energías renovables? ¿Simplemente una forma de maquillar sus memorias corporativas y “parecer buenos”? No parece muy lógico pensar que sea así, que todas estas grandes empresas hayan sido víctimas de algún tipo de epidemia de buenismo corporativo y de obsesión por la responsabilidad social. En realidad, se trata sencillamente de entender el progreso de la generación mediante métodos renovables, y cómo la progresiva ganancia en eficiencia hace ya posible imaginar un futuro en el que las energías limpias conformen un gran porcentaje de la generación total. No, no son simplemente buenos deseos: es que frente a la rancia actitud de “no puede ser y además es imposible” de muchas compañías eléctricas tradicionales, ha surgido la evidencia de que la aplicación de mejoras de eficiencia a los procesos de generación de energía eólica o solar hacen que esas perspectivas sean hoy en día muchísimo más realistas.

¿Para cuando una mentalidad en la totalidad de los ciudadanos o en los políticos mínimamente parecida a la que tienen estas compañías? ¿Cuándo dejaremos de intentar impedir el progreso mediante absurdos impuestos al sol y medidas abiertamente corruptas que plantean desincentivos a la generación limpia? ¿Cuántos años más de tópicos falsos de “es buenismo”, “no es suficiente” o “no es rentable si no se subvenciona” cuando la evidencia se acumula en las cuentas de resultados de cada vez más compañías? ¿Cuánto queda para que en lugar de empeñarnos en hacer lo más barato y rentable a corto plazo, exijamos que se haga lo más lógico y responsable?

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The future of renewables

 

13 comentarios

  • #001
    Luis Hernández - 30 septiembre 2016 - 10:43

    Este verano pasamos las vacaciones en la Selva Negra, al sudoeste de Alemania. En una zona rural donde prácticamente cada casa contaba con un tejado cubierto de paneles solares.
    Hasta que no los ves en tantos y tantos edificios, no eres realmente consciente del absurdo de lo que sucede en nuestro país.
    La esperanza es que cada día que pasa se hace más insostenible evitar que las cosas cambien.

    • MauriAriel - 30 septiembre 2016 - 13:36

      ¿Los paneles solares que viste en los tejados en Alemania eran fotovoltáicos o térmicos? Porque la gente tiende a pensar que sólo existen los primeros y resulta que los más usados son los segundos.

      Muy probablemente sean los segundos ya que en Alemania, por ser país “frío”, requieren de alta cantidad de energía para calefactar. Pues por estos en España aún no has de pagar ningún impuesto especial porque generas calor y no electricidad.

      Y por cierto, en Cataluña y por ley, es necesario la instalación de estas placas térmicas solares en las construcciones nuevas y esto no es ahora, diría que ya de hace unos 10 años o más. Sé que hay alguna comunidad autónoma más pero no recuerdo cual.

      • Manuel García Barbero - 1 octubre 2016 - 10:41

        Maurariel…son solares fotovoltaicas las que cubren los tejados alemanes. Las térmicas son muy efectivas en nuestras latitudes pero no en las suyas. En cuanto a la revolución solar, este artículo pone el dedo en la llaga de una forma espectacular. Existe un planteamiento reaccionario ante una tecnología fundamental para el futuro de nuestro país. Todo ello viene de los intereses anidados entre nuestros políticos y las eléctricas. La famosa puerta giratoria está detrás de todo esto. Nosotros en nuestra empresa ya estamos ofreciendo viviendas que se calientan y refrigeran y además tienen todo el agua caliente sanitaria necesaria utilizando un sistema de generación fotovoltaica para ellas. Es el fin de la pobreza energética puesto que nunca tendrás problemas para calentar y refrigerar o ducharte durante el resto de la vida útil del edificio independientemente del coste de la energía externa.

  • #004
    MauriAriel - 30 septiembre 2016 - 13:29

    Sería interesante aclarar que cuando uno piensa en paneles solares, el impuesto al sol únicamente va dirigido a los paneles solares que generan electricidad (fotovoltáicas) o en su defecto parques solares formados por paneles solares térmicos que por medio de turbinas (o lo que sea) acaban por generar electricidad.

    Lo comento, porque el impuesto al sol no penaliza el uso de placas solares térmicas para la producción de agua caliente corriente sanitaria, y que es el más usado en viviendas, y sucede que existe una graaaaaaaaaaaaan mayoría de gente que cree que sólo existen los fotovoltaicos.

    Me he encontrado con gente que les he explicado que instalandolos pueden tener un gran ahorro de energía (gas)/electricidad (si usan calderas eléctricas) y me han dicho que mejor no por el impuesto al sol, cuando resulta que esto no les afecta para nada.

  • #005
    Joseba Irazabal - 30 septiembre 2016 - 13:58

    Cualquiera que haya leído el libro “La tercera revolución Industrial” de Jeremy Rifkin conoce el papel crucial que jugaran las energía renovables durante las próximas décadas.

  • #006
    Álvaro Torre - 30 septiembre 2016 - 16:48

    Este artículo y dos de los cuatro comentarios que estaban aquí escritos cometen un gran error. Al principio del mismo señala a España como un país sucio y contaminante, y es el segundo país que más usa energías renovables, primero portugal (70% de su energia se produce renovablemente) después España con ya casi un 30% para 2020, además justo ayer mismo en las noticias se comentó la construcción de dos nuevas centrales electricas de este tipo.
    Descuidamos que en Alemania MÁS DEL 50% DE LA ENERGÍA SE PRODUCE CON CARBÓN, y este porcentaje hay que sumarle al del uso de E. Nuclear… Francia es el líder mundial de centrales de fisión nuclear, con unos residuos terriblemente contaminante…de igual forma EEUU, China…economías más potentes que durante el siglo XIX Y XX tuvieron una gran industria y ahora no pueden desacerse de ella de golpe, porque son países enormes y muy poblados, con mucho consumo energético.

    Después está el tema del “impuesto al sol” que sí, es ridículo y lo que quieras, pero si no se cobrase y todos usasemos estas fuentes de energía, en el mundo habría una crisis terrible si no se hiciese una reforma económica completa basada en la solidaridad de todos, y no por esto el descontento de alguien, pues el ser humano no consume todo a lo que se dedican a crear las empresas y paises si restamos nuestras necesidades básicas y nuestro consumo de energía.

  • #007
    Mesosoma - 30 septiembre 2016 - 18:19

    No soy de España, pero el mundo fuera de Estados Unidos los gobiernos tiene el monopolio de la generación eléctrica (y petrolera en su caso), no puedes instalar paneles de un (1) metro de largo ni en tu propia casa pues requerí toda una maraña de burocracia, trámites e impuestos. Vario países se han abocado a reformas energéticas, pero cuando sean ratificadas como una década después a partir de hoy, será otro monopolio exclusivo de Los de Siempre.

    En USA con maravillas del libre mercado cualquier empresa privada puede instalar granjas solares, impensable aquí.

    • Manuel García Barbero - 1 octubre 2016 - 10:53

      Mesosoma… no sé exactamente de qué país estás hablando. En España puedes instalar hasta 10 kilovatios hora pico sin tener que pagar el peaje al sol. 10 kilovatios es más que suficiente para producir lo que necesita una casa si lo dotas de las baterías correspondientes. Esto es especialmente cierto si utilizas electrodomésticos y demás sistemas eléctricos de alta eficiencia como los que existen hoy en día a un precio razonable. Por otra parte deberías estudiar el caso del estado de Nevada en los Estados Unidos de América en los que los políticos al igual que en España han intervenido de urgencia para frenar el desarrollo de la tecnología de generación solar fotovoltaica para que los intereses anidados en los productores industriales eléctricos del Estado puedan seguir cobrando lo que quieren a los ciudadanos. Al igual que en España en Nevada se produce un fenómeno que es el de ralentizar la explosión tecnológica para evitar pérdidas millonarias al statu quo. Al final, da igual, esta es una tecnología imparable y pasados los años todo va a cambiar … prepararos porque estáis viviendo una enorme revolución, la de una energía cada vez más barata y de una pobreza energética cada vez más difícil de ver. En cuanto a la burocracia cada día será más grande en todas las facetas de nuestra vida pero eso no tiene nada que ver con la energía fotovoltaica y eólica, simplemente, es el espíritu de nuestro tiempo.

  • #009
    Raul SB - 30 septiembre 2016 - 21:24

    El concepo renovables es muy amplio. No abarca solo fotovoltaica, sino también hidráulica, biomasa, geotermia, eólica, y últimamente hasta bombas de calor de alto rendimiento conocidas como “aerotermia” (se consideran renovables porque en unas condiciones determinadas de trabajo su rendimiento hace que compensen la energía producida en distribución con la generada).

    Todo esto está muy bien, pero el problema viene cuando se le intenta vender a un usuario una fotovoltaica con una bomba de calor aerotermica, y luego le plantan dos ofertas encima de la mesa, una con caldera de gasóleo y otra con caldera de propano (y aquí la gasista en algunos sitios hasta te pone el deposito “gratis”), y el usuario altamente comprometido con el mantenimiento de nuestra sociedad decide por las opciones más baratas.

    Da igual que le expliques que lo amortiza en menos de tres años. Te dice que “para que hasta entonces lo tengas tu majo mejor lo tengo yo”.

    El problema no son las compañías energeticas, el problema es el ciudadano de a pie. Si éste reclamase eficiencia y renovables, las tendríamos. Oferta-demanda

    • Gorki - 30 septiembre 2016 - 23:58

      Vaya, por fin alguien que dice algo sensato.

      La calefacción solar de agua caliente sanitaria, ni es compleja, ni es muy cara, sin embargo, es muy raro el hogar que voluntariamente ha pasado a producir agua caliente solar. Hay casa con placas solares, pero es ahí donde la normativa obliga en las viviendas de NUEVA CONSTRUCCIÓN, pero voluntariamente, son escasísimos quienes lo hace.

      ¿Por quá razón? — Porque como hay días nublados, tienes que tener la posibilidad de producir agua caliente por un sistema alternativo, razón por la cual, la inversión en el sisitema solar, es 100% adicional a la inversión habitual, y nadie se decide por mucho que le cuenten que la amortiza en N años.

      • Manuel García Barbero - 1 octubre 2016 - 11:01

        Es completamente cierto. La gente piensa siempre a corto plazo, cuando nuestros clientes nos pregunta cuál es el plazo de amortización de la instalación fotovoltaica con aerotermia, les pregunto cuál es el plazo de amortización de su Cayenne en base a su uso. Suelen contestarme con que un coche tan seguro es una garantía en caso de accidente. Yo le digo que genera su propia energía es una garantía en caso de inestabilidad sociopolítica en un futuro que puede ser dentro de 5 o de 10 años. No solo es el confort de la fotovoltaica con la aerotermia lo que nosotros vendemos a nuestros clientes. Fundamentalmente nos gustaría pensar que les dotamos de una independencia energética que haga que su futuro esté más seguro incluso en su vejez. De todas formas nos quejamos porque estamos en un periodo de transición y siempre es difícil hacer estas cosas contra la dinámica existente pero en unos pocos años todo cambiará, ánimo chicos.

  • #012
    Quiropractico Madrid Quiroptimo - 10 octubre 2016 - 10:55

    En primer lugar le doy las gracias por este artículo tan interesante. El futuro de nuestro mundo pasa por el uso de las energías renovables. Porque este tipo de energía permite al ser humano vivir mas en armonéa con su entorno y con el mismo. Necesitamos un cambio de actitud importante para lograr esta meta porque como dijo Eisntein: “Los problemas no se pueden solucionar en el mismo nivel de conciencia en el que fueron creados”.

  • #013
    Juan Pablo García - 14 octubre 2016 - 10:02

    Es loable que en la prensa se encuentren artículos de este tipo, pero caen en una confusión que nos lleva a la catástrofe: la electricidad significa aproximadamente solo el 20% de la energía total que consumimos. El resto, el 80%, depende de fósiles que gastamos principalmente en transporte. Cuando uno habla de “biomasa” “biodiesel” y este tipo de cosas, no debe olvidar que toda la maquinaria existente actualmente para la agricultura, usa diesel (fósil). Cuando vemos aerogeneradores encadenados en la cima de las colinas, no debemos olvidar que los han instalado allí con vehículos y máquinas que usan diesel. Cuando alguno de estos equipos necesita mantenimiento, los van a reparar en vehículos (terrestres o aéreos) que usan fósiles. Cuando Amazon nos envía un libro en 24 hs desde Atlanta (USA) pasando por Frankfurt (Alemania) y llegando a Barcelona (España), lo envía en un avión que quema… fósiles. El 100% del negocio de Amazon depende del transporte (excepto los ebooks, aunque los leemos en gadgets que de alguna forma llegan a nuestro poder… transportados por fósiles). Absolutamente la única forma de aspirar a evitar un crash de proporciones dinosáuricas (¿alguien ha visto un brontosaurio en la esquina últimamente?) es reducir el consumo total de energía. Si no lo hacemos, estamos intentando salvar al feto (la economía) matando a la madre (el planeta tierra). Las empresas debieran reformular lo que es la economía, la competitividad y el trabajo teniendo esto en cuenta por mero egoísmo inteligente. Si no hay mercado, ¿qué harán?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados