La evolución de Facebook

Napalm girl censorshipLos hechos tuvieron lugar, en rapidísima sucesión, entre el miércoles 7 y el viernes 9 de septiembre: el escritor noruego Tom Egeland publica, en el curso de una discusión en Facebook sobre fotografías que habían cambiado la historia de la guerra, la icónica imagen de Kim Phuc, la niña del napalm, tomada en 1972 en plena guerra del Vietnam por el fotógrafo Nick Ut y premiada con el premio Pulitzer. La fotografía era una entre siete, y pocos negarían su relevancia en el contexto señalado.

Relevante o no, Facebook decide eliminar la imagen alegando que infringe sus políticas: “any photographs of people displaying fully nude genitalia or buttocks, or fully nude female breast, will be removed”. Cuando el autor noruego protesta la decisión publicando de nuevo la imagen y acusando a Mark Zuckerberg de abuso de poder y de atacar la democracia, ve cómo su cuenta es suspendida. El diario noruego Aftenposten, el mayor del país, entra en la discusión apoyando a Egeland, publica igualmente la fotografía junto con una carta de protesta del escritor, e igualmente ve su publicación eliminada de Facebook. Y a la primera ministra noruega, Erna Solberg, que publica igualmente la imagen. El diario noruego decide llevar el asunto a su portada y publica un editorial en el que su editor, Espen Egil Hansen, escribe:

“Even though I am editor-in-chief of Norway’s largest newspaper, I have to realize that you are restricting my room for exercising my editorial responsibility. I think you are abusing your power, and I find it hard to believe that you have thought it through thoroughly.”

(“A pesar de ser editor en jefe del periódico más grande de Noruega, está usted restringiendo mi espacio para el ejercicio de mi responsabilidad editorial. Creo que está usted abusando de su poder, y me resulta difícil creer que haya meditado su decisión en profundidad.”)

Finalmente, Facebook decide dar marcha atrás, y restaura la fotografía y la cuenta de Egeland afirmando que están “ajustando sus políticas de revisión”, no sin haber visto una fortísima escalada de críticas y cómo la fotografía era publicada y comentada por infinidad de cuentas en todo el mundo.

El asunto, recurrente ya para la compañía, muestra en qué se ha convertido Facebook: sencillamente, en el mayor editor de noticias del mundo, en el sitio en el que se informa una mayor cantidad de personas, y en el que puede generar más polémica en casos así. Lo que originalmente era una simple red social en la que mantenerte informado de lo que habían hecho o dicho tus amigos o tu familia, ahora es el mayor medio de comunicación del mundo. La métrica de impacto de cualquier noticia ya no es que la publique tal o cual periódico o revista, sino que circule abundantemente en Facebook. Se ponga como se ponga, Mark Zuckerberg es ahora el director del mayor medio de comunicación del mundo: no una “simple plataforma”, ni una “red social”. Para cualquier medio, desde esta modesta página que tienes delante hasta los mayores periódicos del mundo, Facebook se está convirtiendo en la mayor fuente de tráfico, en el ser o no ser – y si no lo es, es seguramente porque estén haciendo algo mal.

En el haber de Facebook, su capacidad para tomar este tipo de decisiones de manera rápida y ágil: si una compañía con una estructura directiva muy plana y que tiene la posibilidad de monitorizar lo que hacen, dicen y piensan en tiempo real 1,700 millones de personas en todo el mundo no fuese capaz de ver una bola de nieve bajando por una ladera y haciéndose cada vez más grande y poderosa, tendría realmente un serio problema. Pero en su debe, la aparente incapacidad para darse cuenta de su evolución, en lo que se ha convertido, y lo que ello requiere. El número de veces en que Facebook se ha visto implicada en cuestiones de este tipo a lo largo del último año ha ido creciendo progresivamente, sea por asuntos relacionados con la política, con la elección de sus trending topics o con su nivel de automatización, y dadas las circunstancias, el problema no puede hacer más que seguir creciendo. Tres o cuatro normas con supuestas pretensiones de aplicabilidad universal no van a servir a Facebook para nada. Un algoritmo, por el momento, tampoco. Hablamos de decisiones enormemente delicadas, complejas, con muchísimos matices y elementos implicados, y en un entorno completamente multicultural. O la compañía comienza a ser consciente de lo que es y se dota de estructuras similares a las que tienen los medios de comunicación serios – algún tipo de consejo editorial o de organismo rápidamente operativo que cuente con un respeto global y generalizado en la comunidad para tomar este tipo de decisiones – o podrá encontrarse con serios daños en su imagen y reputación, o con acusaciones constantes de parcialidad.

Un problema sin duda complejo: administrar no lo que creías o pretendías ser, sino aquello en lo que te has convertido. Te guste o no.

 

ACTUALIZACION: con respecto a la decisión de Facebook y a su excusa principal, “que resulta demasiado complejo y caro hacer distinciones entre distintos matices de fotografías conteniendo desnudos infantiles”, me parece sumamente recomendable leer las fantásticas respuestas de Dan Hon y de Cory Doctorow.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The evolution of Facebook

 

36 comentarios

  • #001
    Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 11:00

    No voy a repetir todo lo escrito en contra de FB . Y las honestidades, la ética y la manipulación de noticias. Imponer una visión sesgada de la realidad es peor que la censura puntual por su falta de democracia interna o apternalismo infantil.

    Recomiendo leer los enlaces de la Teoría dl Setting en wikipedia

    https://es.m.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_establecimiento_period%C3%ADstico_de_temas

    Las principales consideraciones de esta teoría son la capacidad de los mass-media para graduar la importancia de la información que se va a difundir, dándole un orden de prioridad para obtener mayor audiencia, impacto y una determinada conciencia sobre la noticia, y la inclusión o exclusión de determinados temas. Es decir, los temas que son relevantes para los medios se convierten en temas importantes para el público

    Responder
  • #002
    Jump - 11 septiembre 2016 - 11:07

    Os recomiendo el documental “Facebookistan” disponible en Movistar TV y Netflix. Es tremendo.

    Responder
  • #003
    Jump - 11 septiembre 2016 - 11:14

    Dejo enlace https://youtu.be/JCyO5uT9XfU
    Buen domingo.

    Responder
  • #004
    Gorki - 11 septiembre 2016 - 11:15

    Indudablemente todo parte de aplicar normas existentes en la compañía. Hay unas norma que indica que deben eliminarse todos los desnudos, (algo que en principio parece sensato para evitar que FB se transforme en una segundo YouPorn), pero claro quien escribió esa norma no pensaba en un desnudo como el que comentamos,

    Luego viene quien aplica la norma, Si es un bot, pues este es el resultado y si es un censor humano, si es un cabeza cuadrada, la quita, y si es alguien normal la deja, pero entonces el problema se traslada a una fotografía, situada más en la frontera entre la noticia y el erotismo, y el problema saltaría en otro momento por otra foto.

    Segunda norma, “Quien nos critique , le cerramos la cuenta”, Norma también lógica, nadie permite que un invitado le critique en su casa, Tampoco se pensó en que la critica fuera de un filósofo, que critica porque le han censurado absurdamente una fotografía. Volvemos a ver quien aplica la norma. Un bot, pues este es el resultado, Un censor, pues ha metido la pata, aunque siga las normas, pero si lo hubiera permitido, el problema se trasladaría a la censura de una crítica algo menos justificada.

    Como vemos no es fácil resolver el problema. Mi opinión es que una compañía de este tipo debe tener unas normas conocidas de lo que deja y no deja hacer dentro de su web y que algo lo mas parecido a un bot, las aplique y que cuando se protesta por ello, simplemente diga que “la máquina” no lo permite, porque el caso infringe la norma número X.

    Esto es lo que la gente comprende mejor, porque ya está acostumbrada que “la maquina” se niegue a algo contra una norma, aunque sea lógico, Se te olvida el PIN y el cajero no te da TU dinero y a nadie le parece mal, aunque sea evidente que es TU dinero el que pides.

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 11:32

      Has definido muy bien alguna de las razones por la que no usar FB, y menos como medio de información.

      Muy bien explicado: estupidez, censura y prepotencia.

      Gracias

      Responder
      • Gorki - 11 septiembre 2016 - 12:34

        Algo que tienes muy facil NO LO USES. Los que lo usamos, aun considerando que tienes razón en lo que dices, mass que fijarnos en sus defectos nos fijamos en sus virtudes, A través de el sabemos de la vida de los que nos importan. Claro está que podíamos utilizar otro sistema cono el teléfono pero si de algo le sobra a Telefonica, es estupidez, censura y prepotencia.

        Responder
        • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 14:21

          Gracias de nuevo por darme la razón. No es lo habitual.

          Responder
          • Gorki - 11 septiembre 2016 - 17:34

            Tu tienes la razones y yo tengo la razones, pero ninguno tiene TODA la razón.

  • #009
    Carlos Quintero - 11 septiembre 2016 - 12:21

    Para estar bien informado es mejor no seguir las noticias en un único sitio, por muy grande que sea o por muchas horas que pases en él (Facebook, Twitter, etc. o la barra del bar…). Tan malo era comprar un único periódico en papel antes de Internet, como lo es ahora ver noticias únicamente o mayoritariamente en Facebook. Internet ha traído dos cosas buenas al respecto: acceso gratis (a cambio de publicidad) a casi todos los periódicos, para los que son tradicionales y prefieren periódicos, y una inmensa diversidad de fuentes de información más pequeñas e independientes (en forma de blogs) que no solo te informan sino que también te forman con análisis, etc. (este blog, por ejemplo). Decía mi profesor de lengua que las funciones de los medios de comunicación eran informar, formar y entretener. Yo uso Facebook solamente para lo último.

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 15:21

      Completamente de acuerdo con su comentario.

      Lo que no va acabo de comprender es como alguien defiende los resumenes sesgados de ntoticias, a hacer cuatro clicks en sus favoritos y hacerse una idea de por donde va la historia que te quieren contar

      Cuando leo elpais , elmundo, publico, elconfidencial, se de que pie cojea cada uno, y ya me hago yo la idea de que va la historia. Pero si lo hace FB ¿a quien beneficia?

      Responder
      • Gorki - 11 septiembre 2016 - 17:49

        O bien tu lista de seguidos está hecha con los pies., o no tienes ni idea como funciona FB.

        Aparte de la pubicidad, en donde FB elige y que mete la que quiere, (como cualquier medio que vive de la publicidad), en mi TL, entran solo las opiniones de las personas que previamente he aprobado como “amigos” y que con su nombre, (o seudonimo), amparan el contenido que meten, Por tanto, cundo me llega una opinión, como conozco quien la manda ya se de que pie cojean, no son las opiniones de FB.

        Responder
        • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 18:09

          Si es feliz así, piense lo que quiera o le diga FB.

          Responder
        • menestro - 11 septiembre 2016 - 18:40
          • Jose Antonio Garcai - 11 septiembre 2016 - 18:54

            Que nivel…

            «No aceptes lo habitual como cosa natural, porque en tiempo de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar.»
            Brecht

          • Gorki - 11 septiembre 2016 - 19:24

            Realmente tienes toda la razón. Si a él le apetece seguir manteniendo la prensa escrita, está en su derecho.

          • menestro - 11 septiembre 2016 - 19:33

            Gorki, yo no he dicho nada sobre su opinión. Estoy diciéndote que está llenando de comentarios el post de forma deliberada.

          • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 20:11

            Enrique, Gorki
            No mantengo de manera deliberada una discusión. Zanjo aqui el tema.
            Os pido disculpas si a vosotros si alguna vez os lo ha parecido.
            No tengo nada en contra de los medios digitales, redes sociales o medios en papel. FB prefiero no usarlo por las razones expuestas en entorno de lector de noticias.

            El otro, ya es la segunda vez que intenta insultar del mismo modo. Que siga, yo no lo voy a alimentar, es fácil darte cuenta e identificar que él que no es un troll.

  • #018
    menestro - 11 septiembre 2016 - 12:41

    Facebook es un medio de comunicación, como cualquier red social en la que se difunden información, contenidos, o textos en tiempo real.

    Facebook, no es una publicación. Y no hace de editorial. simplemente tiene unas normas sobre los contenidos, en base al mismo criterio con el que se califican las películas por edades.

    Deberíamos usar las hipérboles con mesura, porque ir de un lado para otro con una antorcha puede ser divertido cada cuatro años, pero todos los días apedreando a las compañías de Internet y demonizando cualquier incidente es un poco rutinario.

    ¿De verdad es tan difícil entender la naturaleza propia e independiente de una red social?

    ¿Vamos a ver confabulaciones de la compañías de internet detrás de cada esquina?

    Insisto, para divulgar, no es necesario meter miedo.

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 16:48

      “Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
      Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
      Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
      Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
      Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”.

      Por mucho que se vomite, Facebook nunca será como Bertolt Brecht

      Responder
      • Gorki - 11 septiembre 2016 - 17:40

        Por mucho que se vomite, no lo dijo Bertol Brecht, lo dijo Martin Niemöller.

        Responder
        • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 17:59

          Correcto. Nunca afirme que la poesía fuera de Brecht. Yo mismo cito al autor desnazificado 40min. Antes de su post. Lea mi link en el post de las 16:59. Martin supo salir y muchos le llegan a confundir, con él. Exactamente.

          El que quiera entender que entienda. Como dijo Max Aub: “Llegará la libertad”

          Responder
          • Gorki - 11 septiembre 2016 - 19:27

            Cuando se ha metido la pata, seguir vomitando no ayuda a sacar la pata

          • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 20:12

            Ok. Mira las horas.

  • #024
    menestro - 11 septiembre 2016 - 14:03

    He tenido un Déjà Vu, así que pongo aquí los enlaces;

    “AEDE advierte de que, con esta justificación, la CEOE niega a los editores el derecho a la libertad de expresión recogido en el artículo 20 de la Constitución, que sí concede a los agregadores de contenidos. “El reconocimiento de los derechos que amparan a los editores sobre los contenidos que elaboran sus medios resulta hoy esencial”, añade.”

    ‘Google News se erige como “supraeditor, ya que selecciona noticias y las ordena y las jerarquiza con criterios desconocidos”.’ – AEDE sobre la Tasa Google

    La evolución de las noticias en la red (o diez razones por las que el canon AEDE es una barbaridad)

    Y no creerás lo que sucedió a continuación.

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 11 septiembre 2016 - 16:59

      El que quiera entender que entienda

      Hasta un anticomunista antisemita se puede desnazificar y ser confundido su poesía con la de Brecht

      https://es.m.wikipedia.org/wiki/Martin_Niemöller

      Responder
  • #026
    Xaquín - 11 septiembre 2016 - 19:54

    Red social 1 : Mass media tradicionalibus 0

    Me gustaría resaltar el hecho de que el NYT (por ejemplo) tendría más dificultades operativas (y de interés) para interactuar como lo ha hecho FB. Las cartas al director no pueden presumir mucho de interacción social.

    Creo que ilustra perfectamente esa obsesión de algunos como EDans por la bidireccionalidad del medio tecnológico.

    Sin duda que la “calidad” del protestón resulta significativa, pero por primera vez la cantidad de protestas (elemento democrático de por si, y más si son razonadas para evitar linchamientos) puede valer para algo.

    Responder
  • #027
    Jose Enrique - 12 septiembre 2016 - 00:19

    Facebook no es un agregador. Nunca lo fue. La prensa trata de aprovecharse de facebook por su penetración pero facebook siempre orientará la información al perfil de su usuario.

    Se puede plantear una agregador. Tecnológicamente es una chorrada. Pero es que no interesa.

    El negocio de la información está en dividir… en segmentar; no en informar.

    Responder
  • #028
    Michel Henric-Coll - 12 septiembre 2016 - 10:55

    Se me plantea una pregunta: puesto que Facebook es el lugar de mayor intercambio entre internautas ¿dónde narices puedo poner un enlace a tu importantísimo artículo? puesto que, al hacerlo, me arriesgo a que Facebook tome medidas contra mi cuenta.

    A ver si explico mejor mis dudas: ¿cómo es posible que la mayor plataforma de infomaciones libres sea precisamente la menos libre de todas las plataformas?

    Responder
    • Enrique Dans - 12 septiembre 2016 - 11:21

      Confieso que me pensé si incluir o no la famosa fotografía, pensando que Facebook podría tomar medidas, aunque conociéndome como me conozco, seguramente habría terminado incluyéndola aunque solo fuese por provocar. Mi visión del tema: no es que Facebook sea “más libre” o “menos libre”. No creo que se pueda definir la libertad como “libertad para publicar una fotografía con un pezón en ella”, o como “libertad para publicar una foto de una mujer amamantando”, que son dos de los temas que se han hecho conocidos en este contexto. Todos los sitios tienen reglas, yo nunca he visto mi libertad conculcada por el hecho de no poder entrar en una mezquita calzado, por no poder acceder a un pub con calcetines blancos, a una fiesta con pantalones vaqueros, o al desayuno de un hotel vestido con un albornoz. Son reglas, te pueden molestar en ocasiones o parecer completamente ridículas, pero no me parece que estén especialmente pensadas como elementos para coartar la libertad de nadie, ni me parecería adecuado emprender una causa general contra los lugares que adoptan esas medidas. En el caso de Facebook, lo que vengo a comentar en la entrada es que posiblemente haya rebasado la idea de “sitio que pone unas reglas de admisión” y haya pasado a ser un medio de comunicación, y además, el más grande del mundo, lo que hace que tenga que tener mucho más cuidado con ellas y con su interpretación.

      Responder
      • Michel Henric-Coll - 12 septiembre 2016 - 13:21

        La libertad no se define como la ausencia de reglas, y menos de reglas sociales, sino en su forma de aplicación.
        Imponer reglas leoninas en base a un poder no es lo mismo que el tener reglas de convivencia social (piénsese aquí en la diferencia entre no tener policía y permitirle cualquier abuso por parte de la misma).
        Así, un sitio – tangible o virtual – en el que las reglas sociales están controladas por la sociedad es un sitio libre. Uno en el que un organismo de poder se auto-otorga a la vez el poder de dictar las leyes y hacerlas aplicar exclusivamente a su manera no es un sitio libre.
        El argumento de “decido lo que quiero en mi casa y si no te gusta, eres libre de quedarte fuera” es un sofisma cuando se trata de una red social, cuya justificación de existencia es el compartir entre usuarios.
        Por lo que coincido contigo cuando escribes “En el caso de Facebook, lo que vengo a comentar en la entrada es que posiblemente haya rebasado la idea de “sitio que pone unas reglas de admisión” y haya pasado a ser un medio de comunicación, y además, el más grande del mundo”.
        Pero voy más allá: al convertirse en lo que es, un sitio como Facebook ha perdido el derecho a imponer a la sociedad humana su propia definición de la libertad.

        Responder
      • José Enrique - 12 septiembre 2016 - 16:05

        No confundamos “medio de comunicación” con aquello a lo que usualmente aplicamos el término: Medios de comunicación de masas -> corporaciones (ahora) multimedia en las que nacen, crecen, se reproducen y mueren las noticias.

        Un medio de comunicación de masas es un agente multicasting: un único emisor y una multiplicidad de receptores (audiencia) para un único mensaje. Este grupo de receptores tiene, además que cumplir una serie de condiciones: ser grande, ser diverso (heterogéneo) y ser anónimo (o, al menos, no poder ser “identificable”)

        Facebook es un medio de comunicación como dispositivo que interviene en la comunicación entre las personas. Y no aspira a ser nada más.

        Facebook SIEMPRE orientará los contenidos que aparecen en tu muro a lo que cree que te gustaría ver en él. Es un P2P puro y eso le da derecho a que la comunicación (uno a uno) esté sometida a reglas estrictas. Como el morse…

        Son los otros medios (los de comunicación de masas) los que están obligados a ser garante de los Derechos de Información y de Libertad de Expresión; que yo sepa, no se ha modificado la carta de los Derechos Humanos para incluir en ella a Facebook y a Twitter.

        Otra cosa es que los medios de comunicación de masas utilicen (o, al menos, lo intenten) Facebook para ampliar esa audiencia; buscando que sus actualizaciones salgan el los muros de la mayor cantidad de gente posible.

        Pero eso hace que facebook sea un agente “imparcial” (aunque parezca una paradoja)

        Responder
    • Javier Cuchí - 12 septiembre 2016 - 11:49

      El problema de estas mega-plataformas es que tienen que intentar contentar a todo el mundo o, cuando menos, no provocar a alguien que en un momento dado -y quizá hasta sin saberlo- te puede estropear la cuenta de resultados de un ejercicio.

      Imagino que a Facebook y a sus gestores, como a tales, les importa un ardite si sale o no un desnudo (más allá de evitar que, efectivamente, se les convierta el invento en un site porno), pero en los Estados Unidos -que es el primer lugar al que miran- hay montones de sectas (secta en sentido técnico, no peyorativo) de fundamentalismo cristiano que con una palabra o un simple artículo en una revista editada en Salt Lake City, pongo por caso, te pueden fundir de golpe cien o doscientos mil usuarios. Añade sectas similares en otras religiones. Continúa con ideologías políticas. Y así hasta el infinito. Cuando hayas tapado todos estos agujeros, sal de los Estados Unidos y ve a las disctaduras asiáticas (empezando por China y su mercado de cuatro gatos). Y así sucesivamente.

      Facebook no es, en absoluto, un espacio de libertad; y, desde mi personal (repito: personal) punto de vista, por mejor que selecciones a la gente a la que sigues y por más que priorices determinados temas en detrimento de otros, formando parte de esa red social te obligas, quieras que no, a ocupar una excesiva cuota de tu tiempo en frivolidades y gilipolleces. Esto dicho, procede entonces seguir el consejo de Gorki y lo que yo hago: no lo uses.

      Yo siempre digo que si quieres decir algo, dilo, pero sin comprometer al propietario del recurso. Si quieres insultar, insulta, pero ábrete para ello tu propio blog, no lo hagas en los comentarios del blog de otro, poniéndolo, quizá en un aprieto.

      Y cuidado: todos los recursos que uses en la red llevan condiciones de uso restrictivas, en mayor o menor medida, de tu completa libertad de expresión. No está el campo tan libre de puertas como a menudo nos hacemos creer a nosotros mismos.

      Responder
      • Gorki - 12 septiembre 2016 - 13:20

        Yo siempre digo que si quieres decir algo, dilo, pero sin comprometer al propietario del recurso. Si quieres insultar, insulta, pero ábrete para ello tu propio blog, no lo hagas en los comentarios del blog de otro, poniéndolo, quizá en un aprieto.

        Es dificil decirlo de forma más clara.

        Responder
      • Michel Henric-Coll - 12 septiembre 2016 - 13:28

        Dices: “Yo siempre digo que si quieres decir algo, dilo, pero sin comprometer al propietario del recurso. Si quieres insultar, insulta, pero ábrete para ello tu propio blog, no lo hagas en los comentarios del blog de otro”.

        Hay algo que se llama “derecho de respuesta”, y contempla que la respuesta debe poder expresarse con las mismas posibilidades de acceso que aquello a lo que contesta.

        Así, por ejemplo, responder a un medio de difusión masivo haciendo una comunicación en el patio de tu casa no es beneficiarse del derecho de respuesta.

        Y puede que una respuesta en tu blog, tampoco lo sea.

        Responder
        • Javier Cuchí - 12 septiembre 2016 - 13:49

          Cierto: pero el derecho de respuesta te obliga a expresarte en el mismo tono que aquello a lo que respondes. Pero no debo haberme explicado bien: no se trata de responder, me refiero a que un recurso determinado (red social, blog… lo que sea) tiene unas normas. Si tú entiendes que esas normas son opresivas (u opresoras), te vas a otra parte a decir lo que tienes que decir, pero lo que no puedes hacer es vulnerar esas normas.

          Si Facebook dice «No quiero desnudos aquí» no pongas desnudos ahí. Si quieres poner desnudos a toda costa, ve a otra parte donde te los admitan o crea tú tu propio espacio. Ah, que esa alternativa no te da tanta visibilidad como Facebook: pues será (quizá) que Facebook ha llegado a ser tan masivo precisamente porque ha impuesto esas determinadas normas que a ti no te gustan.

          Facebook no es un recurso público, es privado. Un periódico tradicional tampoco lo es y allí sólo se publican las caretas que al director le da la gana, cumplan o no con las normas de estilo que se exigen. No te gusta: no compres (ni escribas, obviamente)

          Responder
  • #036
    Gorki - 12 septiembre 2016 - 13:15

    Por comodidad , lo hago con un solo clik, generalmente accedo desde el Blogrol de mi blog.
    Vuelvo al dia dos o tres veces porque me interesa tanto el post como los comentarios.
    Si se puede mejorar:

    La numeración, sobre todo el numero de comentarios, que aparece el la HOME, me seria muy util para saber si ha habido nuevos comentarios o no, pero la cifra que aparece ahí es totalmente caótica.

    Sigue quedándose colgada la página si escribes dos veces seguidas el caracter de abrir un mandato HTLM, (el que esta a la izquieda de la Z)

    .

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG