Las paredes tienen oídos

IMAGE: Andrea Danti - 123RF

Una tendencia preocupante en los Estados Unidos que sin duda comenzaremos a ver en no mucho tiempo en otros países: la instalación de sistemas de grabación de audio en espacios públicos y medios de transporte colectivos como autobuses, trenes y metros en los que se busca capturar evidencias de actividades terroristas o delictivas.  La iniciativa supone una extension de las ya habituales cámaras de vigilancia que tapizan casi de manera completa algunas ciudades, de manera que sean capaces de capturar mediante los dispositivos adecuados toda una dimensión adicional de la actividad de los ciudadanos: sus conversaciones.

El Senado del estado de Maryland, por ejemplo, acaba de legislar limitaciones a estos programas de grabación de conversaciones, que hasta el momento se estaban desarrollando de manera completamente indiscriminada como es el caso en otros estados. Tras la promulgación de la ley, las escuchas solo pueden ser llevadas a cabo en la zona próxima al conductor, cuando el conductor active el sistema ante un incidente, o por activación automática tras un frenazo brusco o un impacto, además de imponer límites a la posible difusión de las conversaciones recogidas. En este estado, las actividades de grabación venían desarrollándose desde el año 2012 sin ningún tipo de restricción, y en la actualidad, el 65% de los autobuses y el 82% de los vagones de metro poseían la infraestructura para llevarlas a cabo, aunque en muchos casos no estaba en uso.

La idea se asemeja enormemente a los escenarios distópicos recogidos en esa gran novela de George Orwell escrita en 1949 que cada día parece más premonitoria, 1984, en la que el protagonista, Winston Smith, solo contaba con un pequeño rincón en su casa que quedaba fuera del ángulo cubierto por las cámaras y en el que podía aspirar a que, si susurraba de manera muy tenue, no le captasen los micrófonos colocados estratégicamente por el estado. Unos micrófonos cuyo poder no solo está en la capacidad de grabar, sino también el que el ciudadano sepa que existen y no sea capaz de saber cuándo están o no están en uso, dando lugar a una sensación de vigilancia permanente y ubicua.

Las legislaciones restrictivas de este tipo de actividades de vigilancia o la cancelación completa de las mismas está teniendo lugar únicamente en aquellos estados en los que surge un activismo ciudadano o protestas reclamando su control. En aquellos estados donde no son controladas, las autoridades saben que cuentan con la posibilidad de reclamar, además de las ya habituales grabaciones de cámaras de seguridad, las grabaciones de audio de momentos concretos en los que un sospechoso pudiese estar utilizando el espacio público.

La próxima vez que subas a un medio de transporte público y vayas hablando con alguien, plantéate lo que podría ser que, del mismo modo que hemos ya pasado a considerar las cámaras de grabación de vídeo como una parte habitual del paisaje, comencemos a aceptar como normal que las paredes tengan oídos y nuestras conversaciones estén siendo grabadas de manera sistemática como parte de un programa que pretende incrementar nuestra seguridad. Simplemente plantéatelo, a ver cómo te sientes. ¿Pronto, en un vagón o autobús cercano?…

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Walls have ears

 

21 comentarios

  • #001
    Angel - 3 julio 2016 - 18:20

    Jose Mota tenia razón con la Patricia de “la Vida el visillo”.
    Se acabaron las libertades, no???

  • #002
    Jose - 3 julio 2016 - 18:52

    Hay que plantearse que la grabación en masa de audio llegará, como llegó la de vídeo, y a mayor escala que ésta si cabe, debido al menor coste de la tecnología necesaria para ello.
    Debemos asumirlo, y acotar su uso exclusivamente a lugares públicos, permitiendo su almacenamiento durante un tiempo limitado, como lo está la grabación de imágenes.

  • #003
    Jose Antonio Garcia - 3 julio 2016 - 18:56

    Buen post. Para debatir. Os aconsejo cualquier video del maligno para ver lo facil que es hackear un dispositivo.

    Cuando una empresa te da un Pc para trabajar nadie te dice que el micro no esté realmente abierto y enviando tus quejas… Luego claro porque Gutierrez no sube en el escalafón, o es ese compañero que le cuentas todo y lo cuenta a tu amado jefe.

    En el autobús o metro no os precupeis que con el ruido que hay no se entiende nada…

    Idea de negocio:pequeños artefactos que hagan barridos de frecuencia e impidan la grabación en un radio de 2 metros de donde estés

  • #004
    Javier - 3 julio 2016 - 19:05

    Yo me siento en manos de la policía. Cosa que me intranquiliza bastante.
    A la vista está su afición al cotilleo (su obsesión con perseguir supuestos delitos de opinión en Twitter mientras pasan por alto auténticas estafas masivas -tipo ofertas fraudulentas de trabajo con números de tarificación adicional).
    Por no hablar -esto ya son suposiciones, pero con indicios públicos- de la posibilidad que brinda a los elementos más mafiosos de chantajear a diestro y siniestro.
    Por otro lado, su utilidad para interceptar o prevenir elementos terroristas (la eterna justificación) tiende más bien a cero, como también hemos tenido y tendremos ocasión de comprobar numerosas veces.

  • #005
    Jorge Juan - 3 julio 2016 - 19:50

    Hay cámaras por todos los sitios. Los troyanos llevan años almacenando nuestro rastro digital. Los smart phones son grabadoras en remoto, y combinan rasto digital con posicionamiento. Ahora llegan las grabaciones en espacios públicos. La Sociedad de Control está aquí.

  • #006
    xaquin - 3 julio 2016 - 20:10

    Sin olvidar el avance tecnológico, quiero resaltar que lo más grave de este tipo de premonición no es tanto el sistema de gravación como el llegar a desconfiar de un amigo porque puede ser delator. Y eso por desgracia ya está en marcha…
    Mientras no tengamos el robot sapiens antidelación (cuarta regla?) la esencia del problema sigue sin ser tecnológica : más bien un simple problema de responsabilidad (combinado claro está con otro de resistencia a la tortura!).

  • #007
    Matt - 3 julio 2016 - 20:17

    Es curioso que Orwell escribió 1984 como denuncia de los sistemas totalitarios (el soviético principalmente) y finalmente, los que han recreado 1984 han sido las “democracias” capitalistas occidentales.

    • Mauricio - 3 julio 2016 - 22:03

      El opuesto del comunismo (economía totalmente planificada por el estado) es el capitalismo neoliberal (economía con la mínima regulación posible) y el contrario del totalitarismo (el estado prevalece sobre el individuo) es el anarquismo (el individuo prevalece y el estado desaparece). Eso significa que tanto comunistas como capitalistas, según la concepción que tengan del individuo y la sociedad, pueden orientarse hacia el totalitarismo o hacia el anarquismo. Stalin y Pol Pot eran comunistas y totalitarios mientras que Hitler y Pinochet eran capitalistas y totalitarios. Puedes encontrar un poco más desarrolladas estas ideas en The Political Compass. Así que los escenarios orwellianos podrían darse tanto con gobiernos de izquierda como de derecha.

  • #009
    Gorki - 3 julio 2016 - 20:32

    Creo que es preocuparse demasiado, una cosa es que “graben” las conversaciones y otra cosa es que alguien “escuche”, Por poner un ejemplo, las cajas negras de todos los aviones “graban” las conversaciones de los pilotos entre ellos y con las torres de control, pero solo a posteriori de un accidente, alguien “escucha” esas grabaciones, Si ademas, (y no estoy seguro que no se haga), crabaran lo que dice el pasaje), ¿A ti te parecería mal que alguien “escuchara” lo que ahí se ha hablado, para esclarecer las causas de un accidente?

    Demos un paso más, todos sabemos que en las grandes superficies hay diseminadas cámaras automáticas que se ven en una zona de control por vigilantes jurados, ¿canbiarría allo si esas cámaras tuvieran, (alg que es posible que tengan), micrófonos direccionales?

  • #010
    menestro - 3 julio 2016 - 21:03

    Por San Ignucio, Enrique.

    En la mayoría de los países existe una legislación clara al respecto, y es válida en cualquier espacio en el que se dé el ámbito de lo privado.

    Se llama intrusión en la intimidad, y es un derecho garantizado por el artículo 18 de la constitución en nuestro país; es un derecho fundamental protegido en todos los países bajo la carta internacional de los derechos humanos.*

    Ese respeto a la intimidad, se refiere tanto a los espacios privados, cómo públicos, ya que se le da protección a cualquier manifestación de esa intimidad, no a un espacio determinado.

    Supongo, que tú teoría es, que esa información recabada, además ha de ser procesada por un sistema de tratamiento digital, ya sea basado en Machine Learning o de procesamiento de lenguaje natural, para poder identificar información de alguna utilidad en ese piélago de entropía que es el ruido urbano.

    Con lo que, además, cae directamente bajo la cobertura legal de las leyes de protección de datos.

    Eso, desde ámbito legal, y sin entrar en la carencia de utilidad de ese tipo de recolección indiscriminada, que ya no practica ninguna agencia de seguridad nacional, salvo las dictaduras bananeras del boca-oreja.

    No existe Echelon, por la sencilla razón de que es ineficaz. Por esa noble y simple razón.

    Hace ya mucho tiempo, que se considera ese tipo de vigilancia como ineficiente y costosa en medios e inversión económica para prevenir delitos, por no hablar de imagen pública e impacto social. Una vez más, la democracia ha sido salvada por el presupuesto.

    Enrique, en lo humano, yo soy consciente de que la fantasía de control es una imaginería recurrente ante la inseguridad y la incertidumbre.

    De hecho, el chascarrillo es, que las dos primeras cosas que hace un palurdo cuando consigue cierta solvencia económica son, invertir en inmuebles y contratar a un detective que le informe sobre cualquier cosa (o un centro de ciberseguridad, si tienes un cargo público)

    Es casi característico de personas expansivas e inseguras. Y no sirve para nada. Es una fantasía de control, no una distopía.

    Solo satisface una necesidad de seguridad psicológica, pero la información en sí, no tiene ninguna utilidad real. Salvo la intimidatoria, en ciertos regímenes políticos, o sectas. Esa necesidad, solo dice algo de quien recaba esa información sin utilidad, no de quien es vigilado.

    • Gorki - 3 julio 2016 - 22:23

      No existe Echelon, por la sencilla razón de que es ineficaz. Por esa noble y simple razón.

      Absolutamente de acuerdo. La vigilancia indiscriminada, es una paranoia de políticos de bajo perfil, (no de la policía), que no funciona. Por eso yo creo que lo importante, es mantenerte fuera del foco de la vigilancia, Si caes en el foco, hay sobrados medios y poderosisimos de seguir tus pasos, hagas lo que hagas, pero si estás fuera de foco, la masa informe te protege, Eres una punto gris sobre un fondo de puntos grises, invisible.

      • menestro - 3 julio 2016 - 23:35

        Lo siento Gorki, pero te aseguro que el único foco de vigilancia en el que puede caer cualquiera en la actualidad, es en de las porteras.

        Si preguntas a un detective, te dirá que la mayor parte de las veces solo tratan de complacer a sus clientes diciéndoles lo que quieren oír.

        A no ser que seas un ‘asesino internacional’ o un yihadista conocido, nadie sensato se tomará la molestia y la inversión de vigilarte.

        Y si lo hacen es ignorancia, e inseguridad. O una fantasía de control. Y existe también un mercado de los chismes políticos y esas cosas.

        (cónyuges celosos y padres de hijas ‘únicas’ aparte, claro)

        Pero hay gente que paga porque le echen el Tarot, o juega en las tragaperras, oye.

        The Conversation

        • Gorki - 4 julio 2016 - 10:37

          Venimos a decir lo mismo, a no ser que seas un ‘asesino internacional’ o un yihadista conocido, nadie sensato se tomará la molestia y la inversión de vigilarte y tu privacidad está a cubierrto. Pero si caes en el foco del interés de los vigilantes, por algún motivo, sea el que sea, que eres primo de alguien que fue vountario a Sirria o eres activista político o sindical, y cáes en el foco, bien de la policía, o de una agencia de detectives privados, sobran medios tecnológicos para vigilarte, De ponerte un grabador GPS en el coche, a colocar un programita en tu PC, (no se si existen para nóviles), que interceptan el teclado y graban absolutamente todas las acciones que realices.

          Por ello. lo único que practico que puedes hacer, es pasar desapercibido.

  • #014
    Jose Antonio Garcia - 4 julio 2016 - 10:35

    A ver , las porteras cotillean está claro. Pero negar que USA no es un patio de porteras con sus aliados es negar la evidencia. Estoy de acuerdo que no te van a escuchar salvo que no sea estrictamente necesario( más que anda porque es caro e ineficaz). Pero hay más medios. P.ej.

    Malware ( Flame: autor no directamente US, se cita a un país en el artículo, https://es.wikipedia.org/wiki/Flame_(malware)) Solamente se detectó porque expiró el certificado de seguridad que habían reventado a Microsoft. Por cierto técnicamente una maravilla, capturaba audio, pantallas. Si esto lo hace una empresa en sus cargas de IT, nadie se da cuenta.
    Y enlazo con mi primer Post, ¿Es ilegal? ¿También lo sería que leyeran tus correos y fijaros en las sentencias al respecto?

  • #015
    Blas - 4 julio 2016 - 12:13

    ¿Alguien se ha planteado que cualquiera puede grabar cualquier conversación tan solo pulsando un botón en el smartphone? ¿Por qué los gobiernos iban a ser menos que cualquier ciudadano de a pie?
    La privaciadad empieza a ser cosa del pasado. el que no lo asuma, mal va

  • #016
    Jose Antonio Garcia - 4 julio 2016 - 15:41

    En mi opinión espiarán a quien tenga algo interesante
    P.ej.

    * Directivos de tecnológicas, en donde se fragüen decisiones estratégicas sobre I+D+i o planes comerciales. ( Espionaje Industrial)
    * Espionaje para conseguir que la gente que tenga un puesto interesante (p.ej. interior, defensa) colaboren con otros paises (Espionaje Militar)
    * Espionaje para descubrir fraudes, corrupciones, narcos, etc
    * Espionaje personal ( infidelidades)

    Por el primero no os preocupeis que últimamente solo se reduce el paro por trabajos temporales de hostelería (camareros)

  • #017
    Dedoenlallaga - 5 julio 2016 - 16:53

    Es la “gobernanza” en base al miedo, única y exclusivamente: los dispositivos no son sino la añagaza para imponer miedo, en todo lo demás, no sirven para nada, pero para nada.

    http://ampblog2006.blogspot.com.es/2016/07/lacan-cotidiano-open-borders-el.html

  • #018
    Miguel Ángel - 6 julio 2016 - 10:04

    Como he leído en un comentario, comenzarán espiando a quienes puedan sacar una gran tajada. El paso siguiente será el espionaje indiscriminado para engrosar su big data y poder sacarle partido a todo.

    Del ciudadano, al igual que del cerdo se aprovecha todo…

  • #019
    Luis - 15 julio 2016 - 14:08

    Yo propondría que todo cargo público para poder serlo renunciara a su privacidad y fuera grabado permanentemente audio y video las 24 horas al día y fuera de acceso publico via web.
    No veais que alto grado de transparencia lograríamos.

    • Enrique Dans - 15 julio 2016 - 14:56

      ¿Has leído “The Circle“? O en español, “El círculo“? Te lo recomiendo…

      • Luis - 15 julio 2016 - 16:04

        Aja!…..voy a ello.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados