Restringir la oferta en un mundo en el que todo está al alcance de un clic

Life of Pablo - Kanye WestMás de medio millón de descargas irregulares (y contando… ) del nuevo disco de Kanye West, The life of Pablo en todo tipo de páginas marcan una clarísima evidencia: poner un disco en el mercado y pretender que tus fans lo descarguen única y exclusivamente del servicio que tú has decidido es una soberana estupidez que solo sirve para volver a reactivar un hábito que ya muchos consideraban pasado de moda.

En efecto, Kanye West decide sacar un nuevo disco, y se le ocurre firmar un acuerdo exclusivo de distribución con Tidal, la plataforma creada por su buen amigo Jay Z. No solo eso, sino que se dedica a promocionar su nuevo disco en su cuenta de Twitter al tiempo que cuenta que “nunca, nunca, nunca estará disponible en Apple y nunca estará a la venta, que solo se va a poder conseguir en Tidal“. La maniobra genera no solo innumerables tweets de respuesta con capturas de pantalla que le muestran cómo ya tienen el album en su iTunes, en directorios de su disco duro, en su smartphone y en otros servicios, y además sitúa el disco en los primeros puestos de The Pirate Bay, entre otras muchas páginas.

Kanye West (@kanyewest) status update #699376240709402624 - Twitter

A los usuarios, hoy, no puedes pretender dictarles cómo tienen que hacer las cosas. Cada uno las hace como buenamente le da la gana. Si lo que les ofreces les conviene, posiblemente lo hagan. Si no, se buscarán otras maneras, o se las inventarán. Es lo que hay. En este caso, Tidal no solo no es un servicio popular, sino que tiene todo el aspecto de ser la creación de alguien muy rico que se aburre mucho o a quien convencieron para meterse en ese lío y que prácticamente ya ni lo tiene en la cabeza. Para la mayoría de los usuarios, conseguir escuchar el nuevo disco de Kanye West suponía no solo darse de alta en el nuevo servicio, sino además pagar el disco y pasar a pagar la suscripción mensual… únicamente por un disco! Lógicamente, la inmensa mayoría de los usuarios le han dicho a West que sí, que podía esperarse sentado, y simplemente han desempolvado la que era su página favorita de descargas, mientras la RIAA trabajaba afanosamente en la inútil tarea de enviar peticiones de eliminación a páginas que eran rápidamente reemplazadas por otras nuevas.

No puede excluirse la posibilidad de que, en realidad, Kanye West esté poniendo en práctica simplemente una estrategia para llamar la atención sobre su nuevo disco (es una especie de “adicto permanente a la polémica” en Twitter), pero mas bien tiendo a inclinarme a pensar que simplemente es torpe y realmente ha creído que iba a ser capaz de provocar toda una oleada de altas en Tidal. gracias al tirón de su disco. A algunos, vivir consigo mismos les trastorna lo suficiente como para que lleguen a pensar que todos en el mundo son como ellos o como los fans que tienen cerca.

Por el momento, lo único que ha conseguido el bueno de West es llevar de vuelta a un buen montón de usuarios a las páginas de descargas que solían frecuentar antes de que servicios de streaming como Spotify o Apple Music empezasen a ofrecer un acceso fácil a la oferta, perder el  dinero que esos servicio podrían haberle pagado por ese pico de descargas, y fastidiar a los pocos usuarios que se dieron de alta en Tidal y vieron que en el servicio ni siquiera podían adquirir el album, sino que simplemente podían escucharlo en streaming. Todo un crack, este West. Eso sí, siempre puede tranquilamente decirle a sus fans que shut the fuck up and enjoy the greatness. Es lo que tiene la fama.

Kanye West (@kanyewest) status update #699376240709402624 - Twitter

Ahora que las descargas irregulares ya empiezan a dejar de ser un problema, y (casi) todo el mundo ha entendido que se trata simplemente de un problema de disponibilidad de oferta, viene Kanye West y…

 

This article is also available in English in my Medium page, “Kanye West’s unexpected tidal wave of downloads

 

10 comentarios

  • #001
    Joaqib - 17 febrero 2016 - 17:28

    Completamente de acuerdo pero se tendría que citar la subida de posiciones de Tidal dentro de las app stores, una pena que no tengamos datos fiables del aumento en suscriptores

  • #002
    Domi Maniega - 17 febrero 2016 - 17:33

    Qué te puedes esperar de una persona que se compara con: Dios, La vasija de Dios, Axl Rose, Jim Morrison, Jimi Hendrix, Una burbujeante fuente de creatividad, Steve Jobs, Un enigma, Un genio, La fábrica de Hermès, Andy Warhol, Shakespeare, Walt Disney, Nike, Google…
    Despertará algún día de su egocéntrico sueño y se dará cuenta de que es un idiota.

  • #003
    Ibai - 17 febrero 2016 - 18:14

    A Adele y Taylor Swift la jugada les salió perfecta así que hasta cierto punto las ventanas de explotación funcionan. Que no nos gusten, es otra cosa. Cada persona que se da de alta en Tidal o se compra el disco físico, es una pequeña victoria. Hay que recordar que los ingresos por Spotify son una miseria hasta el punto que las descargas ilegales como alternativa al streaming no suenan tan mal cuando por el otro lado están favoreciendo modelos de negocio mucho más lucrativos.

    • Krigan - 18 febrero 2016 - 02:13

      Ni de coña. Ha perdido un porrón de ventas por no ponerlo en iTunes. La miseria adicional que consiga en Tidal o en CD no compensa ni de lejos las ventas perdidas en iTunes.

  • #005
    Gorki - 17 febrero 2016 - 20:06

    A estas alturas todos deberían saber, que quien pone un fichero en Internet no tiene ningún control sobre su reproducción. Tratar de impedir la copia de algo tan sencillo, como hacer un click sobre un fichero, es una perdida de tiempo.

    Busca que tu beneficio dependa del número de copias circulando, de modo que cuanto mayor número de copias circulen más ganes y no trates de cobrar por copia, porque estás abocado al fracaso.

    Basar tu negocio en provocar la escasez de copias, que no tienen coste duplicar, es absurdo, en la Red lo que hay que buscar es negocio en la economía de la atención, pues ese si es un bien escaso.

  • #006
    Oscar - 17 febrero 2016 - 20:13

    Kanye West es un ególatra. Con mucho talento, pero con ideas de bombero. Hace años que lo sigo y como individuo deja bastante que desear, pero sus álbumes son de lo mejor, te guste o no el Hip Hop. Su decisión de poner el disco sólo en Tidal es la misma de Rihanna hace unos meses con ANTI, su último disco, y con otros más. Cuando ven la caida de ventas, se apresuran a sacarlo en CD y vinilo.

    ¿Es idiota? Lo parece, y mucho. pero yo me inclino por lo de “adicto a la polémica”. Es un experto en eso. De hecho, el disco ni siquiera está disponible en Tidal: todavía lo está retocando (poniendo y quitando canciones, re-secuenciándolo…), así que el embrollo sigue aumentado: personas que han pagado por el disco (después de suscribirse a Tidal) no lo han conseguido descargar y el servicio les ha enviado e-mails diciéndoles que estará disponible en los próximos días o les devolverán el importe abonado. Es parte de la ceremonia de la confusión que ha rodeado este disco en los últimos meses: (tres) cambios de título (The Life of Pablo apareció como título definitivo la semana pasada), rants contra otros rappers, etc.

    Creo que le está funcionando. No te veo muy adicto a la música de Kanye West, Enrique, pero aquí estás escribiendo sobre su nuevo disco.

    • acerswap - 18 febrero 2016 - 00:11

      Esta hablando de un modelo de negocio. Del disco no hace valoraciones.

      • Garepubaro - 18 febrero 2016 - 09:37

        si si, que un músico no se de a conocer por su obra, hoy eso es imposible, sino porque lia un viral … el próximo tendra que inventarse otra “detienen al rapero Triki porque colgaba videos en youtube de como construirse una pistola en casa” y hala otro rapero se ha hecho famosete, modelo de negocio ni modelo de negocio, completa basura de mundo y cultura mas bien

        • Gorki - 18 febrero 2016 - 11:26

          Dudo que llegues a comprenderlo estando como estás, lleno de prejuicios. pero las cosas son como son, no como a tí te gustaría que fueran.

          Como siempre sigues siendo “Nodoyuna”. De lo que se trata precisamente, ese que un músico se de a conocer por su obra, facilitando de todas las formas a su alcance, que su obra llegue al conocimiento de la gente, no poniendo, (entre otras cosas), barreras artificiales e inútiles para la difusión de la misma.

  • #010
    Pedro Torres Asdrubal - 18 febrero 2016 - 12:26

    ¡¡Here we go again!!

    Ya se están peleando, y esta vez por lo menos no es con los fans, con los ciudadanos los consumidores.

    La pelea es la constante, y mientras no insulten a los consumidores, todo quedará en el ámbito de la competencia empresarial, como siempre ha sido.

    P.D. Aceptadlo, ya no somos ciudadanos europeos, nuestros derechos son de CONSUMIDORES.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados