Movilidad, ciudades y futuro

IMAGE: Scanrail - 123RFDesde Voces Económicas, el blog de MoraBanc, me pidieron un artículo acerca del futuro de las ciudades, que titulé “Repensando las ciudades“, y trata de plantear algunas reflexiones concretamente en torno a la movilidad y la evolución del concepto, toda vez que los hechos nos demuestran claramente que podemos considerar el modelo tradicional de organización de las ciudades como obsoleto e insostenible. El artículo está también disponible en catalán.

En efecto, circunstancias como las vividas recientemente en ciudades como Madrid, Oviedo o Beijing reflejan, obviamente con diferentes niveles de severidad, hasta qué punto un modelo basado en el uso de vehículos con motores de combustión interna y propiedad individual nos han llevado hasta un momento en el que la única tregua a unos niveles de contaminación insoportables proviene de la evolución de la temperie. Ciudades que esperan la llegada de la lluvia o del viento como única manera de librarlas temporalmente de unos niveles de contaminación que, siguiendo una dinámica semanal en función de hábitos de desplazamiento completamente rígidos, se ha convertido en sostenida y en profundamente insalubre.

Nuevas alternativas de transporte basadas en esquemas de mayor aprovechamiento de los recursos, nuevos esquemas de planificación de los desplazamientos basados en la capa de coordinación que ofrece la tecnología (car-sharingride-sharingcar-pooling), nuevos métodos de organización y replanteamiento del trabajo para ofrecer una mayor flexibilidad, transporte como servicio, oferta variada y líquidas que combinan servicios de diversos tipos, desplazamientos multimodales y toda una serie de escenarios que algunos considerarán futuristas, pero con los que creo que nos vamos a encontrar más pronto que tarde.

 

14 comentarios

  • #001
    Raul SB - 10 Diciembre 2015 - 09:16

    Estando de acuerdo en lo general, creo firmemente que el desarrollo de una cultura REAL de teletrabajo es lo que, a corto plazo, más ayudará a mejorar los problemas comentados.

    Lo que no termino de ver es la parte en la que dices: “…todo parece indicar que en un plazo no superior a los cinco años, la mayor parte de los desplazamientos en las ciudades se desarrollarán mediante vehículos conducidos de manera autónoma que solicitaremos mediante aplicaciones…”.

    Cinco años me parece muy poco tiempo aunque he estado siguiendo todo lo que has publicado sobre el tema. Sin duda hay alguna fuente que o me he saltado o no he leído. Te agradecería si puedes darnos una orientación de donde podemos leer articulos/estudios que sustenten esa opinión .

  • #002
    Pit - 10 Diciembre 2015 - 11:32

    A mí 5 años también me parece un escenario muy optimista, pero Enrique seguro que tiene mejor información. En todo caso lo importante es que no cabe duda de que este camino ya no tiene marcha atrás.

    Colateralmente, creo que falta tomar conciencia de los costes ambientales que rodean a los vehiculos electricos (metales pesados, consumo de agua). No deberíamos cometer de nuevo error de no enfrentar estos problemas ambientales desde el principio.

    Sin reducir de manera drástica los km de transporte de personas y mercancías no vamos a reducir la huella ecológica del transporte en la medida que de verdad se requiere.

    • Enrique Dans - 11 Diciembre 2015 - 07:46

      ¿Dije cinco años? Vaya, a lo mejor debería haber dicho tres… :-)

      “Baidu joins race to build autonomous cars”.

      • Raul SB - 12 Diciembre 2015 - 19:25

        Interesante, incluso el link que hay a esta otra noticia: http://www.wsj.com/articles/samsung-electronics-team-to-focus-on-parts-for-self-driving-cars-1449648196

        Que haya más actores sin duda mejorará la parte de la oferta, pero lo que yo no término de ver es que la parte de la demanda e infraestructuras necesarias vaya a ir tan rápido. No porque no exista la tecnología, es que lo que no existe es la financiación, y hasta que no la haya o alguien esté dispuesto a apalancarse mucho me siguen pareciendo demasiados 5 años.

  • #005
    Anonimo - 10 Diciembre 2015 - 12:08

    Muchos temas en un único post, y demasiado mezclados, y a veces sin mucho sentido.

    Por partes, el tema de la generación distribuida si tiene un entorno en el que no tiene sentido es en una gran ciudad. Sencillamente no hay tejados suficientes para proporcionar energía a la gente que vive en las ciudades. Y pensar que con esa generación se van a poder cargar los coches eléctricos de sus habitantes, pues también me parece bastante irreal.

    Tendría más sentido en pensar en instalaciones termosolares para reducir la factura de gas para agua caliente sanitaria o calefacción. Y los “tejados” son limitados y no sirven para las dos cosas.

    Sobre la posibilidad de que como dices “la mayoría de los trayectos en las ciudades sean de coches autónomos” me parece directamente un brindis al sol.. Si hay un entorno donde es más difícil el uso del coche autónomo es en una ciudad, a no ser que estemos pensando en eliminar completamente otro tipo de tráfico. Pero si no, me parece un poco “boutade”.

    Con relación al transporte público si hay un entorno en el que tenga suficiente capilaridad es precisamente en el centro de las ciudades. Y en concreto en Madrid, creo que no está nada mal. Otro problema es el transporte público para llegar desde la periferia al centro, y son esos desplazamientos en coche los que generan los atascos de los que hablas.

    Vale, estamos de acuerdo que usar un coche un 5% del tiempo es una pérdida de dinero ¿y que?.Si he decidido tener un coche propio, a pesar de lo que cuesta y de lo que se deprecia, no entiendo donde está el problema. Si me dijeras que por el mero hecho de tenerlo parado estuviera generando contaminación y afectando a los demás te podría dar la razón, pero si no es así ¿que mas te da?. La decisión de tener coche propio o no tendrá que ser algo que cada uno elija en función de muchos factores (donde vive, donde trabaja, que tipo de actividades realiza en su tiempo libre). Seguro que si hay una oferta alternativa suficiente habrá gente que lo haga, pero si no cada uno es libre de hacer lo que quiera.

    Algunas veces has comentado que vives fuera de Madrid (Pozuelo o Majadahonda no?).Seguro que cuando tomaste esa decisión tenías en cuenta donde trabajabas, donde trabajaba tu mujer , si teníais coche (o coches) y conducíais los dos, el tipo de casa u tamaño o muchos otros factores.Y al final te decidiste por Majadahonda. ¿porque no decidiste vivir en María de Molina en un apartamento para poder ir andando a trabajar?. Pues sencillamente porque las decisiones son mucho mas complejas que pensar únicamente en la movilidad.

    Es verdad que el teletrabajo, en muchos sectores puede ser una solución a los probelmas de movilidad, pero no es la panacea. Todo el mundo tendemos a pensar que el 100% de la gente que trabaja lo hace igual que nosotros (detrás de un ordenador o con un teléfono), pero esa no es la realidad. Comercio, industria, atención presencial, restauración, hospitales, y muchos mas no permiten ese teletrabajo.

    Y por úlitmo, sobre los niveles de contaminación, mi opinión es que el decir que hemos “llegado a unos niveles de contaminación inaceptables”, me parece una exageración, si pensamos en ciudades como las europeas que no han crecido de forma exagerada en los últimos 30 años.

    Por mucho escándalo VWG que queramos, la realidad es que cualquier coche con menos de 5 años, contamina la décima parte que un coche mas antiguo, las calefacciones de carbón han dejado de existir prácticamente, el número de coches que circulan por una ciudad no se ha multiplicado por 10, así que la contaminación es ahora mismo menor que hace 10 o 15 años nos pongamos como nos pongamos. Por supuesto que habrá que reducirla todavía más, pero hacer demagogia sobre si el aire de Madrid es irrespirable (yo vivo en el centro y no me lo parece- ya se que hay mediciones para ello) añadiéndo un punto de “reivindicación” política no creo que ayude.

    • Enrique Dans - 10 Diciembre 2015 - 12:39

      Déjame que te corrija respetuosamente algunos errores e imprecisiones, propios sobre todo de las métricas antiguas que se utilizaban en este tipo de análisis hace años. El mundo ha cambiado mucho. A ver, por partes:

      – La generación distribuida, en virtud de la ley de Moore, ya tiene sentido en todas partes. Las placas han mejorado mucho su eficiencia y disminuido mucho su precio. Las termosolares son ahora las que no tienen casi nunca sentido. Ya es más eficiente generar electricidad con placas fotovoltaicas y calentar agua con ella que calentar agua directamente con una placa termosolar.
      – El vehículo autónomo: echa un ojo a los planes de Google, que funcionará como plataforma para otros fabricantes (tal y como hace con Android), y hablamos de plazos. Google no es ni mucho menos infalible, pero tampoco es el único que trabaja con esos plazos. Hablamos de vehículos autónomos, no necesariamente de que pertenezcan a los usuarios.
      – El vehículo autónomo donde funciona precisamente bien es en ciudades, con mapas bien dimensionados y circunstancias de tráfico en las que puede ofrecer el máximo de su precisión, su sensorización y su más rápida capacidad de reacción con respecto al conductor humano. La realidad es que una ciudad es mucho más eficiente con conducción autónoma, y el hecho de que la sustitución ocurra de manera gradual no es un problema.
      – El transporte público en Madrid es muy bueno, basta viajar un poco para verlo. Pero hace falta que conviva con otro tipo de opciones para convertirse en verdaderamente disuasorio. Hay veces que me sirve el metro o el bus, pero otras que quiero que me lleve un coche de lujo, otras un coche grande porque voy con cuatro amigos, otras que quiero un vehículo barato, y otras que quiero un Smart pequeñito eléctrico que conduzco yo y dejo aparcado en cualquier plaza verde o azul. Lo que funciona a la hora de disuadir el uso del vehículo propio es la abundancia de opciones. Y en la movilidad desde periferia es donde también hay que ver especialmente opciones como carpooling y ridesharing. Nadie se opone a que tengas tu propio coche, pero hay que intentar que sencillamente, no tenga sentido económico, porque la ineficiencia del modelo no la pagan solo los usuarios, sino que la pagamos todos. Hay que cambiar el modelo, por mucho que te parezca imposible. A los más jóvenes, la idea de tener coche propio ya no les resulta especialmente atractiva.
      – El teletrabajo también es otro tema que ha cambiado muchísimo. Hoy no se habla casi nunca de teletrabajo como tal, sino de acuerdos flexibles en los que te quedas en casa cuando quiere y para determinadas cosas, pero vas a tu trabajo para otras, sin un número de horas prefijado, buscando otro tipo de cosas, y tienes infraestructuras flexibles capaces de acomodar que unas veces estés y otras no. No es tan simple como “trabajo desde casa”.
      – Niveles de contaminación: lo que hay es lo que sale en los instrumentos de medida. Que a ti “no te lo parezca” no es científico, lo siento :-) Hay que quedarse con lo que los sensores miden. Y sí, la contaminación es la peor de los últimos años, se incrementa porque ahora tiene coche todo hijo de vecino y circulamos en ellos con ratios de ocupación impresentables. No hay demagogia, la había antes cuando los sensores daban lecturas malas y no se tenían en cuenta, se ocultaban, o se cambiaban de sitio para que diesen resultados mejores. Aquello sí era demagogia. Ahora hay lectura de sensor y protocolo, eso es todo.
      – ¿Política?… a mí en política no se me ha perdido nada. No he hablado de política para nada en esta entrada, son solo análisis y hechos.

      • Anonimo - 10 Diciembre 2015 - 12:58

        Lo primero de todo es decir que no te estaba achacando a ti la reivindicación política en el tema de la contaminación.

        Se perfectamente que el teletrabajo no es solo “quedarte” en casa, pero los ejemplos que doy no creo que permitan esa flexibilidad a la que te refieres.

        El que ahora todo el mundo tenga coche y lo use con niveles de ocupación ridículos no creo que haya cambiado lo mas mínimo en los últimos años. No hay mas coches en las calles ahora de forma significativa que hace 10 años, y si ademásestos coches contaminan menos, no vamos a peor.

        Y sobre los coches autónomos en ciudad sigo discrepando. Los fabricantes van ncluyendo cada vez mas funciones autónomas (que no conducción autónoma) precisamente para entornos extra-urbanos (control de velocidad adaptativo, mantenimiento de carril…) En ciudad incluyen funciones como frenada de emergencia y ya está, pero desde luego no conducción autónoma.

        Y sobre la relevancia de la generación distribuida es una cuestión de metros cuadrados. Mientras que las placas y las baterías no permitan con una superficie de 200 metros cuadrados generar energía para 10 familias, en las ciudades no serán algo relevante. Como se ha comentado antes, si lo fueran (con o sin impuesto al sol), las verías aparecer de forma signficativa y no es así.

        • Krigan - 10 Diciembre 2015 - 19:50

          El impuesto al Sol está pensado precisamente para disuadir la auto-generación, y por tanto no puedes argüir que es irrelevante. Lo cierto es que la auto-generación se está extendiendo cada vez más en otros países.

          Con 60 m2 ya tienes para una familia, por lo que con 200 daría para cubrir un tercio de las necesidades de 10 familias. Es una proporción nada desdeñable. Pero es que además una parte de esas 10 familias tienen una segunda residencia, lo cual añadiría otro tercio si esa segunda residencia es un piso.

          El que viva en chalet o casa de campo (o lo tenga como segunda residencia) tiene mucho más de 60 m2, por lo que una parte de la electricidad que generase sería para consumo de terceros.

          ¿Y el resto? Por Dios, pero si en el campo hay pedregales de sobra, que no tienen ningún valor. Eso sin contar que la hidráulica y la eólica también ayudan, y que los pedregales que ahora mismo se están usando para la eólica también valdrían para la fotovoltaica, por la poca sombra que causan los aerogeneradores.

        • Krigan - 10 Diciembre 2015 - 20:11

          Un detalle más. Lo que puede hacer una familia en materia de ahorro energético es increíble a nada que te pongas a pensar en ello. No es lo mismo una familia que el 100% de la electricidad que consume viene “de fuera”, y tiene que pagar hasta el último kWh, que una familia que un tercio de lo que consume actualmente le sale “gratis” porque se lo genera ella misma.

          Sostengo que una familia en esa situación procurará ajustar su consumo a lo que genera, y tiene infinidad de posibilidades de hacerlo: usar luces led, frigoríficos de bajo consumo, ver una peli o serie en el tablet en lugar de en la tele, etc, etc.

          En la situación actual, te enteras a mes vencido de lo que has consumido, sin discriminar ni por días, ni por horas, ni por aparatos. Sencillamente no es lo mismo que tener unas placas solares y una batería conectadas a tu red wifi, informándote en todo momento de lo que generas y lo que consumes.

      • Gorki - 10 Diciembre 2015 - 16:54

        Ya es más eficiente generar electricidad con placas fotovoltaicas y calentar agua con ella que calentar agua directamente con una placa termosolar.
        Jamás he leido esa afirmacion a los expertos y dado las perdidas que se producen en las transferencias de energía, lo creo poco probable.

        • Raul SB - 10 Diciembre 2015 - 20:43

          Estoy de acuerdo. Esa afirmación desgraciadamente no es cierta.

          De hecho, para calentar agua caliente para consumo en una vivienda (que no calefacción) lo más eficiente en tecnologia solar sigue siendo el captador solar plano de baja temperatura, y a día de hoy una buena bomba de calor (eléctrica) ya es globalmente hablando (calefacción + ACS) más eficiente.

  • #012
    Perico Palotes - 10 Diciembre 2015 - 20:27

    Movilidad, ciudades, contaminación y futuro? Sin entrar a discutir (otra vez!) lo relativo al car-sharing, ride-sharing o car-pooling (o los ‘uberes’ del mundo mundial), está claro que para que las ciudades sean vivibles no hay más remedio que:

    1) Priorizar el uso peatonal de las ciudades, reservando zonas para uso exclusivo de peatones (logicamente, permitiendo a determinadas horas y/o en determinadas condiciones el tránsito de determinados vehículos), dando mayor espacio a las aceras en las calles (reduciendo la superficie de rodamiento y aparcamiento de vehículos), acondicionando jardines, zonas verdes, asientos, zonas cubiertas para protección de lluvia, sol, granizo, nieve, etc, preferencia de paso para peatones frente a vehículos privados, y otras medidas de ese tipo.

    2) Sustancial ampliacion y mejora de carriles bici, para fomentar el uso de ese transporte alternativo, nada contaminante y que ayudará a mantener la forma física a sus usuarios. Preferencia de paso frente a vehículos privados.

    3) Sustancial mejora y ampliacion de redes y medios de transporte público, preferiblemente electricos o movidos por energía solar. Se incluyen los medios de trasnporte de las afueras de las ciudades a sus centros y viceversa.

    4) Desincentivación del uso de vehículos privados en el centro de las ciudades: reducción de espacios de rodamiento y aparcamiento (en beneficio de peatones, ciclistas y vias especiales para transporte público), prohibicion de entrada en ciertas zonas y/o en ciertos horarios, peajes especiales por circular en ciertas zonas (incrementando los de los vehículos más contaminantes y/o los que no superen un mínimo de pasajeros), y cualquier otra medida razonablemente desincentivadora del uso de coches privados en las ciudades.

    Para todo lo anterior no hace falta esperar al futuro, solo hace falta QUERER, y con relativamente poco dinero y amuy corto plazo, las ciudades serían mucho más habitables, para todos, incluso para los que en un principio protestarían….

  • #013
    Miguel Ángel - 11 Diciembre 2015 - 15:21

    Existen alternativas como la propuesta de Francia al uso de la bicicleta. El cambio de mentalidad debe apuntar en varias direcciones, no solo la del uso (y abuso) de medios de transporte de tracción mecánica. http://www.ballenablanca.es/francia-convierte-en-ley-pagar-por-ir-en-bici-al-trabajo/?fb_action_ids=1186931191322459&fb_action_types=og.likes&fb_ref=.VmoUsZyAVaM.like

    • Perico Palotes - 11 Diciembre 2015 - 16:46

      Favorecer y premiar el uso de la bici para desplazarse al curro es una alternativa interesante, sin duda.

      Y mejor todavía si esa alternativa va acompañada de la mejora y ampliación de carriles bici, aparcamientos gratis para bicis, al aire libre o protegidos, preferencia real de paso frente a vehículos motorizados o cualquier otra medida que fomente su uso como alternativa real al automovil.

      Y dejemos también espacio, mucho y cómodo, para los peatones.

      Son alternativas buenas y baratas para ayudar a combatir la contaminacion galopante de las grandes ciudades, junto con una oferta de transporte público que haga atractivo su uso frente al de vehículos motorizados privados, que ocupan mucho espacio y contaminan mucho más.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados