Con China como bola de cristal

IMAGE: Rudall30 - 123RFWeChat, una de las aplicaciones de mensajería instantánea más populares en China, decide eliminar las cuentas de Uber en su servicio, debido sencillamente a que Tencent, la empresa propietaria de WeChat, es uno de los principales inversores en Didi Kuaidi, empresa que surge de la fusión de otras dos, que ofrece en China un servicio idéntico al de Uber, y que afirma tener una cuota de mercado del 83%.

La medida, que había tenido un precedente con un bloqueo temporal el pasado marzo que Uber definió como un intento de distorsionar el panorama competitivo, supone el bloqueo arbitrario de las cuentas de un competidor en una guerra comercial, y tiene otros precedentes en el país: el mayor sitio de comercio electrónico, Taobao, propiedad de Alibaba, bloqueó las visitas procedentes de WeChat en el año 2013, para encontrarse posteriormente con un bloqueo de Tencent a Xiami Music, un servicio de streaming adquirido por la Alibaba hacía poco tiempo, o con su ubicuo servicio de pago Alipay también bloqueado por JD.com, una de las páginas más importantes de comercio electrónico, e igualmente propiedad de Tencent.

Medidas de este tipo, bloqueos artificiales y arbitrarios de servicios en función de posiciones o guerras comerciales, son lo más opuesto a la idea de una internet abierta que existe. Internet triunfó precisamente por su neutralidad, por su capacidad de llevar bits de un sitio a otro independientemente de su naturaleza, procedencia o significado. Obviamente, hablar de una internet abierta y libre en China, país que gestiona el mayor y más restrictivo firewall del mundo para bloquear el acceso a determinada información, resulta completamente absurdo, por mucho que a la inmensa mayoría de los ciudadanos chinos parezca no preocuparles.

Pero el problema no es el Great Firewall of China o las desmesuradas prácticas comerciales de los gigantes de la internet de ese país. El verdadero problema es la tendencia que vivimos, en la que China no se convierte en un país reaccionario, sino en uno visionario. El verdadero problema es que China está funcionando como una verdadera bola de cristal en la que aparece premonitoriamente nuestro futuro. Que evolucionamos hacia una internet cada vez menos abierta y menos libre, en la que nuestra capacidad de acceder a determinados servicios dependerá de qué empresa nos proporciona el acceso y qué acuerdos comerciales tiene.

No lo olvidemos: hace años, hablar de grandes sistemas de bloqueo de contenidos a nivel nacional era sinónimo de una barbaridad liberticida y algo que solo ocurría en países de baja o nula calidad democrática, como es el caso de China. Ahora, pocos años después, tenemos sistemas de bloqueo de contenidos de ese tipo en cada vez más países, con el fin de evitar el acceso de sus ciudadanos a determinados contenidos por cuestiones que van desde la supuesta protección de los niños hasta cuestiones comerciales relacionadas con el copyright y las restricciones territoriales. Si estás en Alemania, te encontrarás con que hay infinidad de vídeos que no podrás ver en YouTube. Si intentas entrar en determinadas páginas para adultos en el Reino Unido, o en The Pirate Bay en una amplia variedad de países, no podrás hacerlo, porque el proveedor de turno ha sido obligado por medidas gubernamentales para participar en un esquema que recuerda sospechosamente al que antes tanto criticábamos en China. Oficialmente, internet está sometida a censura en el Reino Unido. Que Turquía bloquee YouTube, Twitter u otros servicios ya es considerado algo habitual, sea porque aparecen algunos vídeos en los que supuestamente se insulta a Atatürk o porque se comentan las acusaciones al primer ministro de corrupción, y que el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos declare varios años después que esos bloqueos fueron ilegales no parece que vaya a tener absolutamente ningún efecto. Igualmente, la reciente aprobación de un paquete legislativo en el Parlamento Europeo que hace que desaparezca de facto la neutralidad de la red posibilita que, en breve, empecemos a encontrarnos cómo la empresa que nos proporciona el acceso pueda decidir que determinados servicios que compiten con los suyos se vean mal o no se vean, o que no tenemos derecho a entrar en según qué páginas.

Sea por cuestiones comerciales, por restricciones gubernamentales o por intereses de otro tipo, lo cierto es que cada vez nos alejamos más de lo que internet un día fue: una red abierta, en la que los bits circulaban libres y podíamos acceder a toda la información del mundo. Ahora, que idiotas como Donald Trump quieran “llamar a Bill Gates para que cierre internet” nos hace gracia. Pero dentro de no mucho tiempo, escenarios como el descrito en China, con bloqueos de determinadas páginas y servicios por parte de proveedores de acceso o de otros medios de comunicación entre usuarios serán normales, y empezaremos a ver cómo aquellos hogares que tienen contratado el acceso con una compañía no pueden acceder a páginas de otras. Y lo peor es que lo veremos como algo normal.

Cada día, sencillamente, nos parecemos más a China, convertida ya en un auténtico entorno visionario, en la bola de cristal en la que parece que tenemos que mirar nuestro futuro. ¿Pesimista? Sí, pero me temo que muy real. Qué triste es todo. Qué jodidamente triste.

 

This article is also available in English in my Medium page, “China, our crystal ball

 

13 comentarios

  • #001
    Miguel Vallejo - 8 diciembre 2015 - 16:35

    Buen artículo como es acostumbrado. Con lo del laboratorio chino y la creciente censura de la Red no me he sorprendido, pero me he quedado a cuadros con la censura en el U. K. siguiendo el enlace que proporcionas. Voy camino de Gatwick de pasar este puente en Londres y adquirí una sim Giffgaff para tener datos por un precio módico. El caso es que he tenido problemas para acceder a algunas páginas (iPhone y IPad) y mi inglés es penoso, pero entre lo que entendí y lo que he leído ahora, entiendo todo. Mejor dicho, cada día entiendo menos, y da todo como más miedito.

  • #002
    Gorki - 8 diciembre 2015 - 17:06

    Se te ha olvidado hablar de la Ley del Olvido, que mos afecta a nosotros, que hace que Internet tenga que reinterpretar la historia. Considero con más lógica “capitalista”, que WeChat, acalle a UBER, que es su competencia, a que un señor particular consiga que Google no le “busque” porque a él le molesta.

    La internet que hemos conocido ya está muerta, pues ha pasado de ser una asunto donde escribíamos cuatro amigos y nos leían cinco, a un lugar donde escriben 1.000.000.000 de personas sobre todos los temas y en todos los idiomas y al que leen 3.000.000.000 de personas, los suficientes para hacer que cambie un gobierno se tambalee, o que alguien haga un monumental ridículo por no saber decir PriceWaterhouseCoopers.

  • #003
    ed - 8 diciembre 2015 - 18:46

    Esos son los bloqueos de los que se sabe algo oficialmente, pero no me extrañaría que actualmente ya haya arreglos similares “por debajo del agua” (si no de bloqueo, por lo menos de entorpecimiento en la red) entre compañías aliadas. A veces lo tachan a uno de conspiranoico, pero entre foreros es sabido que cuando algo no funciona bien, a veces la respuesta está directamente en el proveedor de servicios. En lugar de plantear leyes para proteger al usuario y la libertad de comunicación, estamos yendo en sentido contrario.

  • #004
    Angel - 8 diciembre 2015 - 19:37

    Este usuario que escribe, ya sabia que tarde o temprano una herramienta que sirve para enviar, registrar, catalogar y intercambiar datos, ideas, opiniones, en definitiva conocimiento y información, acabaría padeciendo la censura y los embargos por parte del control y del poder.
    Si bien se teme que un uso indebido sea peligroso por falta de educación, simple maldad, fanatismo o rancia codicia y malas praxis; deberíamos preguntarnos, si no es más peligroso trasladar al “terreno virtual”, todos los errores y malas costumbres que a lo largo de la historia, ha cometido la humanidad o falta de humanidad con sus experimentos de institucionalizar y socializar el mundo, pero sobre todo controlarlo por parte de un poder que sigue aún pecando de sabio.
    No es de entrañar que las sucias practicas comerciales se trasladen a ese terreno, pero no deberíamos culpar a China por actuar de ese modo. En definitiva del mismo modo que occidente actúo con ella en el pasado, esta ultima actúa embargando o bloqueando aquello que considera competir en contra de su interés. Y no digo que ello este bien. Pero y no obstante encuentro mucho más cínico y poco ético, criticar desde un punto de vista occidental y de supuesto libre mercado, acciones que gobiernos, en connivencia con grandes corporaciones a través de leyes “democráticas”, imponen al resto de los mortales, simplemente porque ellos son los buenos.
    Tampoco olvidar cual fue el origen y propósito de internet, y si de guerra virtual se trata, pues tarde o temprano acabaremos notando los efectos de las simulaciones en tiempo real y abajo sobre tierra en su cruda realidad.

    Teníamos al alcance la herramienta más potente que jamas vio la humanidad para garantizar la transmisión del conocimiento y del saber, para poder compartir con elegancia nuestros anhelos y mejores logros, crear y mejorar nuestro cotidiano con a nuestra disposición la mayor biblioteca, universidad, centro de estudios, mundo de investigación publica, que como decía y me repito, jamás en sus manos, y al alcance de un click, tuvo o soñó la humanidad.

  • #005
    Krigan - 8 diciembre 2015 - 20:58

    Dentro de nada, al precio de la conexión a Internet habrá que añadirle una pequeña cantidad adicional para el proxy que nos permita conectar con todos los servicios prohibidos. O bien usar Tor.

    Pero claro, el siguiente paso será que empezarán a decir que los proxies y Tor son algo malo, malísimo, y que hay que impedir el acceso a los mismos.

    • Angel - 8 diciembre 2015 - 21:15

      Se rumorea en Francia la posibilidad de restringir el uso de tor y la wifi.
      Viva la amenaza terrorista !!!

  • #007
    Xaquín - 8 diciembre 2015 - 21:09

    Leído el acertado comentario de Angel solo me queda patalear…
    Ni existen las inmaculadas ni existen los muros totalmente libres (hay propietarios, usuarios ilegales, policía que vigila…), pero nada evita que aprovechemos cada cm3 de aire(incluso pagando!) ni cada cm2 de muro (incluso si debes escribir con sangre!!)… acabaremos mutando, pero no tiene porque ser en lamedor del culo mandarín!
    Sigamos aprovechando que el muro de internet es infinito!!!

    • Angel - 8 diciembre 2015 - 21:23

      Los bits son los ladrillos de la información y los muros sirven tanto para impedir como para construir.
      Eso si nos queda aire que respirar.

  • #009
    Luis - 9 diciembre 2015 - 00:47

    Sin duda, el gobierno chino está marcando el paso en cuanto a normativa de Internet, en general a nivel mundial.

    Un área increíble desarollándose ahora mismo, en tiempo real, es el cross-border ecommerce. Apuesto a que en un par de años les copiaremos también en eso.

    Y, efectivamente, cada vez más lejos de la idea de una Red abierta y neutral.

  • #010
    Alex - 9 diciembre 2015 - 01:03

    Y lo peor de todo es que ésto no afecta a internet solamente.
    Estamos viviendo una época profundamente reaccionaria en la que vamos retrocediendo en libertades constantemente ante la tremenda pasividad, ignorancia y en muchos casos, el aplauso de una sociedad (también) cada vez más aborregada, manipulada y reaccionaria.

  • #011
    Julio2 - 9 diciembre 2015 - 04:34

    Del bloqueo de WhatsApp a Telegram, o de Facebook a otras redes sociales competidoras, no recuerdo haber escuchado nada.

    De todas formas, formulo una pregunta a los entusiastas de la neutralidad de la Red. Y no es una pregunta retórica, sino que realmente me gustaría conocer su postura. ¿Los bits de propaganda del Estado Islámico también deben circular libremente?

    • Dani - 9 diciembre 2015 - 19:34

      JULIO2 Con tu pregunta demuestras que no tienes ni idea de lo que es la neutralidad de la red.
      Mírate como mínimo la wikipedia y no preguntes estupideces.

  • #013
    Luis - 10 diciembre 2015 - 16:26

    La red, Internet, www, es un medio de comunicación o un medio de intercambio de información, una herramienta ideada por humanos que evoluciona hacia donde queramos los humanos.
    Mi pregunta desde la ignorancia de un simple usuario es ¿Existe alguna alternativa actualmente a la www? Si la respuesta es no habrá que luchar también en ese medio por la Libertad, sean chinos, coreanos, japoneses o los de la inteligencia artificial.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados