Sobre el valor de los datos del usuario

Extracting value from dataLlevaba tiempo dándole vueltas al tema de la extracción de valor de los datos del usuario, así que aproveche que me tocaba columna en El Español para darle una primera reflexión al tema, y provocar un poco con la idea de que, eventualmente, las empresas podrían o bien terminar por pagar a los usuarios en función de los datos que generan, o al revés, aceptar dinero a cambio de no utilizar esos datos.

La columna se titula “¿Cuánto valen tus datos?”, y dadas las limitaciones de espacio, simplemente insinúa algunos de los posibles temas que pueden salir de esa reflexión. Resulta interesante plantearse, por ejemplo, cómo calcular el hipotético precio a pagar por los datos de un cliente: aplicando un criterio financiero, por ejemplo, podríamos pensar en un valor actual neto de los flujos de caja que la explotación de esos datos es susceptible de generar, que dependería de factores tan variados como el estatus socioeconómico o la capacidad de difusión. O podríamos calcularlo a la inversa, en función de lo que decide cobrar un sitio como YouTube, que ya tiene servicios en los que acepta un pago a cambio de no castigar al usuario con su publicidad – aunque lógicamente en ese caso está mediatizado por el planteamiento comercial y el límite del sentido común, pero puede valer como aproximación. YouTube te elimina la publicidad por $10/mes, de los que un 55% está destinado a los propietarios de los canales que el usuario decida ver.

En cualquier caso, la discusión empieza a estar encima de la mesa: las compañías generan un valor a partir de nuestros datos, y empezamos a plantearnos que habría que hacer algunas cuentas para ver cuál es la parte de esa generación de valor que, de forma razonable, debería tocarnos directamente. La compañía pone los servicios cuyo uso nos atrae, pero sin nuestros datos, no hay negocio. ¿Resulta este camino una alternativa posible a seguir para las compañías? O, de lo contrario, ¿existe un hueco en el mercado para que propuestas de generación de valor similares se hagan hueco en función de ideas como esa? ¿Cuánto valen mis datos? ¿Puedo pagar por excluirlos de tu tratamiento? ¿Puedes pagarme una parte justa de lo que generas con ellos?

 

21 comentarios

  • #001
    Perico Palotes - 16 octubre 2015 - 17:28

    Se trata de una buena reflexión. LLevo ya años preguntándome CUAL es el valor de los datos de un usuario y la verdad es que no llegué a ninguna conclusión.

    Valer, valen, eso está clarísimo, pero… ¿cuanto? ¿que criterios hay o habría que tener en cuenta para tasar el valor de los usuarios de una web o portal que facilitan, entre otros datos, su correo electrónico y su autorización para envío de comunicaciones comerciales?

    Para mí, un verdadero misterio…. ¡Ojalá alguien pueda arrojar algo de luz al respecto!

    • Garepubaro - 16 octubre 2015 - 18:14

      asi a grandes rasgos, o para tener una idea turbia … a Facebook cada cuenta le cuesta mantenerla, servidores y demas, como 2 euros al mes, unos 20 euros al año … pero dice que Facebook obtendria ( que fuerte, como lo haran ) unos 25 euros al año por cada cuenta, investigue la suya o de familiares y vea si los datos personales y de navegacion, da para poder hacer eso, multipliquese estos 5 euros anuales de beneficio por miles de millones de usuarios, pero todo muy de misterio, para llevarlo a Iker Jimenez cualquiera sabe ni como …. esto no es nada nada exacto pero es un estilo a esto …

  • #003
    menestro - 16 octubre 2015 - 17:30

    La minería de datos de usuarios es un mito (Data mining y Big Data son cosas diferentes). No tiene ningún sentido almacenar datos cuando no se pueden correlacionar, ni comercializar, ya que están protegidos por la ley.

    Son las grandes compañías de analíticas las que están rentabilizando esos datos, de forma anónima y en base a su uso estadístico.

    Hay que evitar en lo posible alimentar y difundir esa creencia sobre el respeto a la privacidad de los datos de uso de un servicio.

    No, el producto no es la persona que usa un servicio. Es solo un temor difundido para provocar FUD.

    Pruebe suerte y siga participando.

  • #004
    Juan Carlos - 16 octubre 2015 - 17:40

    Limitación de espacio en un medio digital? WTF?

    • Enrique Dans - 16 octubre 2015 - 18:05

      Sí, sí la hay. No es una cuestión de espacio como tal, es simplemente mantener un formato un poco coherente entre las diferentes columnas. En cualquier caso, es mil veces mejor que cuando escribo en papel, porque el límite al menos es razonablemente flexible (de hecho, en la primera columna me pasé tres pueblos y no hubo problema). Pero eso, que os esperéis columnas de alrededor de cuatrocientas diez palabras…

      • Jaime Vázquez - 16 octubre 2015 - 21:25

        A esto yo lo título desde abril de este año -podéis seguirlo en @jvazman- como ROMD (Return of my data): los datos de los usuarios como centro del negocio digital.
        Yo usuario, soy el centro de tu negocio digital y el propietario de mi información.
        Si os autorizo a utilizar mis datos, compartidlos, explotadlos, generad por mi activo servicio, riqueza, valor.
        Servicio orientado al usuario; sus datos, su asset más valioso y para monetizarlo ROMD.
        Si género riqueza con la información de los usuarios lo lógico es que comparta con ellos los beneficios.
        Y ya son algunos los modelos de negocio que este año he asesorado en esa línea.

  • #007
    RevolucionPC - 16 octubre 2015 - 19:02

    A mi que me expliquen como es posible que me llamen al fijo (que lo tengo porque Movistar me obliga a tenerlo ya que no le doy absolutamente ningún uso) compañias de las que no he oido jamás para ofrecerme productos y contando con toda mi información personal incluyendo mi Nº de móvil. Porque que llamen al fijo al azar vale, pero que tengan mi dirección e incluso mi Nº móvil pues ya me dirán en que queda lo de la privacidad de los datos personales, y estoy de acuerdo con el valor de los datos porque si por una de esas llamadas en un supuesto caso alguién me convence y contrato/compro algún producto, quién se lleva la comisión por la venta ? Porque me imagino que alguién le paga a “alguién” por la base de datos que incluyen los míos. Un saludo.

    • menestro - 16 octubre 2015 - 19:19

      Es algo diferente a la información de uso de una página web. En tu caso, tu operadora ha vendido tu información de contratación a una tercera compañía, cediendo tu datos personales. No tiene que ver con el uso que haces del teléfono. Por decirlo así,. imaginate que una muñeca llama a otra muñeca y hablan un rato. Eso no quiere decir que el teléfono guarde la conversación y sepa de lo que han hablado. Es la compañía telefónica quien ha comercializado sus datos. Más o menos.

    • Garepubaro - 17 octubre 2015 - 01:08

      es un pelin intimidatorio; usted se llama tal, , esta en tal compañia, y paga tanto,vive en la calle tal y piso tal a donde ya le mandamos el tecnico para que haga el cambio de proveedor yo le ofrezco pasarse a esta compañia y mejorar el precio …

      a partir de ahi la conversacion de besugos, y las ganas de borrarse de todo internet, cosa que muchos van teniendo, darse de baja y pasarse una serie de años sin internet se ve que su vida sigue sin novedad, bueno un buen ahorro mensual eso es verdad

  • #010
    Perico Palotes - 16 octubre 2015 - 19:34

    Sí, si, todos estamos de acuerdo en que los datos de usuarios (y su autorización para enviarles comunicaciones comerciales, promocionales o ‘informativas’, tanto dá…) tienen un valor, pero… ¿cual es ese valor? ¿que criterios se deben utilizar para valorar el coste, precio o valor de esos datos?

    Confieso que no sabría decir por donde empezar o que criterios tomar como base para determinar el valor de un ‘usuario’ y sus datos….. ¿alguien puede arrojar algo de luz sobre esta cuestión?

  • #011
    José Antonio Gaes - 16 octubre 2015 - 21:16

    La extracción de valor que realizan esas dos grandes cajas negras no es un asunto tan trivial como picar piedra. El valor es lo que ellas generan, no extraen.

    La materia prima la aportamos, yo al menos, de forma voluntaria. Es mi valoración personal la que hace que utilice unos servicios y otros no. De forma subjetiva entran en juego factores como el efecto red, la facilidad de uso, el riesgo y la utilidad que percibo y sobre todo el coste de cambiar.

    La asimetría de información hace que todo este proceso sea muy difuso y se vaya necesariamente a los extremos. En este sentido, la publicidad que recibo me parece irrelevante en comparación con la seguridad de mis datos y la información que expongo. Finalmente y de forma mayormente espontánea un par de empresas tienen todos mis datos expuestos y el resto prácticamente ninguno (o eso creo).

    En cuanto a sistemas de pago para no ver publicidad o por aumentar nuestro nivel de privacidad/control del uso de nuestros datos, preferiría que fuese realizado por nuevos actores. Creo que los actuales se encontrarían con conflictos difíciles de superar.

  • #012
    Domi Maniega - 17 octubre 2015 - 00:19

    Enrique felicidades por tu artículo!!.
    Este artículo es uno de los más provechosos que he leído a lo largo del mes, y no porque hayas dado tu explicación/opinión sobre el asunto, sino porque me has dejado un tanto fuera de juego, y lo que es peor, me has obligado a reflexionar sobre un hecho que aunque resulta evidente (algo valdrán nuestros datos) muy pocas veces me he parado a pensar con frialdad al respecto.
    Te animo a que sigas publicando en este formato, porque parece que 410 palabras dan para más de lo que creemos.

  • #013
    Gorki - 17 octubre 2015 - 01:00

    ¿Al quien tiene idea de lo que se paga por los datos de 1.000.000 de personas debidamente contrastados y clasificados?

    • Perico Palotes - 17 octubre 2015 - 01:48

      Una buena pregunta que probablemente tendrá un millón de respuestas con sus correspondientes variables.

      Supongo que alguien dirá, y dirá bien, a la gallega, que el valor de los datos de los ususarios, ‘depende’. ¿Y de que depende? Creo que de muchísimos factores tales como el tipo o perfil de usuarios de que se trate, la cantidad, la calidad y la actualización de los datos, el uso más o menos sabio que se haga de ellos, la potencialidad que tengan para ser tratados junto con otros datos disponibles en el mercado o que pertenezcan a otra empresa, etc. etc. etc.

      Lo que ya dije antes: supongo que la respuesta respecto a los criterios de valoración de datos de usuarios no será unívoca, al menos para mí es todo un misterio….

      Aunque en algunos casos pueda resultar una tarea ardua, me parece más fácil de valorar el COSTE de adquisición de datos de usuarios de un determinado portal o empresa. Alguien tiene idea del coste de ‘adquisición’ de los datos de los usuarios de facebook o de un periódico como EL PAIS, o de una empresa más modesta con un ‘target’ más específico, como podria ser, por poner un par de ejmplos, eltenedor o un portal jurídico?

  • #015
    Krigan - 17 octubre 2015 - 02:03

    Dado que los costes de procesador, disco duro, y ancho de banda están siempre en caída libre, las reglas que rigen la economía de los bits acaban por ser un tanto diferentes de las que gobiernan la economía de los átomos.

    Pongamos que prestar un determinado servicio en Internet cuesta un euro al mes. 10 años después el coste será de solo un céntimo, y otros 10 años más tarde será de una centésima de céntimo. Así se hace difícil adoptar un modelo de pago por uso. Por barato que lo des ahora, tu precio será carísimo unos pocos años después.

    Claro está que puedes adoptar un modelo freemium. El 90% de los usuarios no pagan nada, una pequeña minoría acepta pagar por una cuenta premium. Ese 10% paga por el coste de todos, y genera el beneficio. Pero también en los servicios freemium hay caída de costes. A los usuarios, tanto gratuitos como de pago, les tienes que dar cada vez más para mantenerlos, y si les das demasiado a los gratuitos puede ocurrir que no merezca la pena ser de pago.

    También puedes financiarte con publicidad. En este modelo de negocio da lo mismo si los costes caen, lo que importa es cuánto están dispuestos a pagar los anunciantes. Algo parecido pasa con los datos de los usuarios, da lo mismo si los costes caen, lo que importa es cuánto valen los datos.

    Si esto lo combinamos con la creciente popularidad de los bloqueadores de anuncios, y las herramientas anti-tracking, nos encontramos con una interesante mescolanza. Usuarios que aportan pocos datos y no ven anuncios, otros que dan muchos datos pero no ven anuncios, otros que sí los ven, e incluso una pequeña minoría que pagan algo de dinero.

    No importa si evitas al máximo darles datos, y no ves ningún anuncio. Si no les eres rentable ya, lo serás dentro de 10 años. Y ellos lo saben.

    • José Antonio Gaes - 17 octubre 2015 - 16:42

      Pienso que la economía de los átomos también está siempre en caída libre si, como ocurre, no se tienen en cuenta de forma eficiente sus externalidades.

      Supongo que la “economía de los datos personales” tiene la misma tendencia, pero de forma mucho más rápida y acusada, y por tanto su hipotética retribución seria rápidamente cero, máxime teniendo en cuenta el sesgo que introduciría.

      • Krigan - 18 octubre 2015 - 13:44

        Si hablamos de costes, no veo por ningún lado la caída libre de la economía de los átomos. Aunque tal vez estabas hablando de otra cosa.

        • José Antonio Gaes - 18 octubre 2015 - 16:50

          De Henry Ford, por ejemplo.

  • #019
    jose luis portela - 18 octubre 2015 - 00:35

    Yo la pregunta que le lanzo a las empresas con esta moda actual del big data sería la siguiente

    1. ¿Me aporta realmente valor, es decir me impacta en la cuenta de resultados?
    2. ¿Soy capaz de aterrizar esta información nueva que voy a tener en una propuesta comercial para mis clientes?
    3. ¿Cuanto me cuesta realmente tener un big data en mi compañía? Es decir ¿cual es el TCO del sistema?
    4. ¿Me resuelve realmente algún problema?

  • #020
    Detective privado - 20 octubre 2015 - 12:25

    A tenor de lo que se informa en este artículo, los datos tienen un innegable valor que algunas empresas parecen convertir en cash con facilidad:

    http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/65192-seis-euros-por-numero-de-movil-1-5-por-e-mail-el-lucrativo-negocio-de-change-org

  • #021
    MM - 21 octubre 2015 - 12:12

    Eliminemos la capacidad analítica que tienen las empresas para tratar los datos. Eliminemos los avances tecnológicos que han hecho posible el almacenamiento masivo de datos y su cruce. Es decir, retrocedamos en el tiempo a aquélla época (no tan lejana, por cierto) cuando los datos no tenían mayor función que la de poder contactarnos-identificarnos. Entonces, no tenían ningún valor económico.
    Traslademos a las empresas a ese contexto y veamos cuál es el resultado. Qué parte de los ingresos que están ahora recibiendo recibirían si no tuviesen esa capacidad de tratar los datos de los usuarios. Más aún, cuántas empresas reciben sus ingresos solo en base al tratamiento de datos como su modelo de negocio. Sí, nuestros datos son muy valiosos. Tanto, que sin ellos algunas empresas ni existirían.

    La necesidad de anonimizar los datos para su posterior uso no es más que la consecuencia necesaria que deriva del avance tecnológico en el tratamiento de los mismos para poder establecer correlaciones, llegar a conclusiones y comercializarlos. Es decir, para poder tratarlos buscando una rentabilidad. Pero esto es como se debiera hacer el tratamiento de los datos y el problema viene cuando los datos no han sido correctamente anonimizados y nos coarta nuestra privacidad.

    Entonces sí me planteo que lleguemos a pagar por utilizar servicios de mayor calidad cuando busquemos determinados productos con un alto nivel de personalización. Pero no me puedo imaginar que las empresas nos paguen una cantidad por los ingresos que reciben gracias al procesamiento de nuestros datos. Sería un retroceso, salvo que por imposición legal se les obligue a compartir con los usuarios los ingresos que obtienen del uso de nuestros datos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados