Maximalismo y pragmatismo

Apple PencilLa presentación de producto de Apple el pasado día 9 de septiembre dejó bastantes novedades, que han sido ya profusamente comentadas en todas las páginas del mundo dedicadas a ese tipo de análisis, y algunas observaciones interesantes.

La primera es clara: el halo de secretismo que tradicionalmente rodeaba este tipo de eventos de la compañía se desvanece cada vez más, hasta el punto de que los que la seguimos prácticamente podíamos ir anticipando qué iba a ser anunciado en cada momento en función de las numerosas filtraciones de las que se disponía procedentes de todo tipo de fuentes habitualmente bien informadas. En este sentido, la intriga parece dejar paso a un protagonismo mayor de la puesta en escena, cada vez más convertida en una especie de “liturgia” profundamente repetitiva, y a la que podría costarle cada vez más mantener el fuerte nivel de diferenciación del que disfruta (casi cualquier marca tiene que invitar a periodistas y analistas a sus eventos y esforzarse para que vayan, mientras que a Apple le basta con enviar unas invitaciones y todos se pelean por ir).

La segunda también parece evidente: los eventos de Apple se dividen en dos categorías: los que presentan verdaderas novedades y anuncian la entrada en nuevas categorías de productos, y los que son simplemente incrementales, y presentan nuevos modelos en esas categorías que pueden ser más grandes, más pequeños, de otros colores, etc. Claramente, este era un evento “clase B”: no deja de ser la presentación de la gama más importante de productos (el iPhone sigue siendo el verdadero motor de los beneficios) de la compañía más grande del mundo, pero no estaba destinado a provocar ningún sobresalto.

Mi tercera conclusión está relacionada con la discusión que mantengo en una de las sesiones de mis cursos de innovación: hasta qué punto Apple es, como tal, una compañía innovadora. Una discusión fundamental a la hora de definir el concepto de innovación dentro del continuo que va entre la invención radical y la simple mejora, a la que la compañía acaba de contribuir con dos nuevos accesorios: Apple Pencil, un stylus muy similar a muchos otros en una categoría que lleva desarrollándose desde que las pantallas se hicieron táctiles; y Smart Keyboard, un teclado para el iPad Pro que sirve también como funda y que es enormemente parecido al que Microsoft lanzó en su momento para su serie Surface.

El mejor artículo que he leído al respecto es el que le dedica Fast Company, Apple is a great copycat: did they improve anything?, que afirma que ni el Apple Pencil supera al conocido 53 lanzado en noviembre de 2013 (cuya carga dura noventa días en lugar de doce horas, y tiene además una goma de borrar en su otro extremo) ni el Smart Keyboard es mejor que el lanzado por Microsoft en junio de 2012 (que posee además un conveniente touchpad que evita tener que estar moviendo la mano entre teclado y pantalla). Por otro lado, el artículo recuerda muchísimo todo lo que hemos podido leer cada vez que Apple lanza un producto, y que hoy recordamos casi de manera cómica: que si el iPod no era el mejor reproductor MP3, que si los había con más prestaciones o con más capacidad, que si había muchos teléfonos que tenían más funciones que el iPhone y tenían 3G cuando este no la ofrecía, o que si hay infinitos smartwatches mejores que el lanzado por la marca de la manzana. Ya… ¿y? La frase que contesta a todas estas afirmaciones es muy sencilla: el mercado no es idiota, y al cabo del tiempo, parece escoger masivamente, en todos esos casos y algunos más, el dispositivo lanzado por Apple.

Ese pragmatismo es, claramente, el que hace que a la marca le dé absolutamente lo mismo que se plantee el dilema sobre su verdadero componente de innovación: puede tomar cualquier idea, reinterpretarla a su manera e integrarla en su gama, y el mercado la percibe como un producto aparentemente superior. Decididamente, no es una ventaja pequeña. Ejemplos como el del teclado de Microsoft, que un ilustrador pudo predecir nada menos que hace tres años, o el conocido anuncio de Samsung para su Galaxy Note 4 parodiando el lanzamiento del iPhone 6 Plus, quedan como simples demostraciones de impotencia ante una marca capaz de posicionar sus reinterpretaciones de los productos de otras como verdaderos hitos ante sus clientes que terminan coronadas por éxitos de una dimensión inmensamente superior a los obtenidos por aquellos.

Finalmente, me parece interesante hablar de James Bond y de su “Nunca digas nunca jamás“: el lanzamiento del Apple Pencil ha llevado a que muchos hablasen de un Steve Jobs que en su momento dijo que el mejor stylus era el dedo, revolviéndose en su tumba, una situación que ya vivimos cuando la marca lanzó el iPhone 6 Plus y superó las especificaciones de tamaño definidas por el fundador. La gran realidad es la que es: las afirmaciones maximalistas, en el mundo de la tecnología, son completamente absurdas, y Steve Jobs lo sabía perfectamente. Los “nunca haremos”, “jamás lanzaremos” o “en la vida nos verán con” son afirmaciones infantiles e inútiles en panoramas que cambian a la velocidad que lo hace la tecnología. Resulta banal pretender que una afirmación, en un terreno que se mueve como el de la electrónica de consumo, va a ser válida más allá de unos pocos años, y resultaría absurdo perder la oportunidad de poner en el mercado un producto potencialmente exitoso debido a que hace algunos años hice una afirmación en sentido contrario. En tecnología, grabar frases en piedra es poco recomendable.

Cuando Steve Jobs anunció que el tamaño de los smartphones debía ser el que cabía en la mano, el uso que dábamos a nuestros terminales no tenía nada que ver con el que le damos ahora. Del mismo modo, cuando dijo que un stylus era innecesario, los tablets no estaban pensados para muchos de los usos que tienen hoy. Las afirmaciones, por tanto, por maximalistas que puedan sonar, deben ser interpretadas a la luz de sus circunstancias, y esas circunstancias están definidas por el escenario tecnológico del momento. Apple, sencillamente, observa la evolución del uso de los dispositivos en cada momento, y lanza lo que cree adecuado a ese uso, haciendo caso omiso de cualquier afirmación anterior hecha en un escenario diferente. Pura lógica, sobre todo si además puede prescindir del hecho de no haber sido siquiera el primero que vio ese cambio. Si yo fuese Apple, me preocuparía más bien poco que alguien afirmase que copio o que traiciono la memoria del fundador. Puro pragmatismo. Al final, el mercado pone a cada uno en su sitio, y ahí hay poca magia. Simplemente, consumidores votando con sus bolsillos.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Absolutism vs. pragmatism

 

23 comentarios

  • #001
    Javier - 11 Septiembre 2015 - 12:14

    Lo de que “el mercado no es idiota” también es una afirmación bastante maximalista. Se me ocurren varios casos en los que el estándar que se impone no es ni el mejor, ni el más barato. Si los consumidores fuésemos muy inteligentes e hiciésemos honor a la autoetiqueta de “animales racionales” las marcas no se gastarían el dineral que se gastan en publicidad, que suele ser bastante más que el que se gastan en I+D+I. Ellas sí saben que para vender lo más importante es apelar a la pasión, no a la razón.

    • Francisco José - 14 Septiembre 2015 - 21:19

      Escrito de otro modo: “el mercado puede ser bastante idiota”.

  • #003
    Goomer - 11 Septiembre 2015 - 12:22

    En mi opinión, Apple es ahora mismo una compañía viviendo (muy bien) de las rentas. Estamos ahora en un momento en que tras el fin de los subsidios, y tras varias iteraciones, parece que el mercado empieza a saturarse de cambiar de gama alta con frecuencia, ahora que por fin tenemos gamas de acceso decentes, y medias competentes, y ahí tiene sentido el programa de suscripción de iPhone. Apple necesita que la rueda siga girando, veremos cuanto tiempo lo sigue haciendo…

  • #004
    Antonio Castro - 11 Septiembre 2015 - 12:59

    La gente espera novedades con cierta frecuencia pero lo realmente importante no es lo que se publica con periodicidad, sino el trabajo silencioso que hay detrás de cada nuevo lanzamiento y que no entiende de la urgencias de las ineludibles citas con los seguidores ávidos de novedades y que hay que intentar satisfacer con aperitivos.

    Lo que quiero decir es que no solo en Apple sino en cualquier trabajo que genere expectativas en multitud de seguidores hay que organizarse para poder saciar el hambre de novedad de los fans con lo que se pueda sin que eso te quite tanto tiempo que perjudique a tus actividades más productivas.

    Yo creo que es muy habitual que existan unas líneas de trabajo costosas a largo plazo cuyos frutos no tienen una fecha establecida y que se prestan a contratiempos, pero en paralelo hay otras cosillas de relleno que quedan en la reserva para proporcionarlas en los momentos de escasez de material y que muchos entusiastas consumirán como si fueran genialidades porque lo que sienten es veneracíón por la marca.

    Enrique ¿No tienes tú preparados y a buen recaudo material para alimentar tu Blog cuando la entrada de materia prima escasee? Conociéndote estoy seguro que tienes muchísimo mas material del que usas y alguno posiblemente termine en la papelera como nos pasa a todos.

    Apple es innovador, no me cabe la menor duda, pero tienen que administrarse y mantener cierta periodicidad en el anuncio de novedades porque petarla con periodicidad resulta complicado y es más fácil mantener el entusiasmo que crearlo cuando se ha perdido.

    La importancia de dosificar los tiempos es esencial para no aburrir con basura a los que te siguen y poder mantener la calidad dentro de unos mínimos.

    Tú publicas como mínimo un artículo diario en tu Blog.

    Yo lo que intento documentar en mi canal de Youtube son las historias que van ocurriendo en mis acuarios. Para que las historias tengan un mínimo de sustancia y calidad audiovisual, me autolimito a publicar un vídeo al mes en Youtube. Si lo hiciera con más frecuencia sería un error, sería un vídeo blog de mucho bla, bla, y poca sustancia.

    ¿Están perdiendo sustancia los anuncios innovadores de Apple?

    Bueno seguro que de eso sabes tú más que yo.

  • #005
    Carlos Navarro - 11 Septiembre 2015 - 13:11

    Estimado Enrique,

    En mi opinión, entre tanto anuncio meramente incremental, ha pasado bastante desapercibido el lanzamiento que puede ser verdaderamente disruptivo, el nuevo AppleTV.

    Hablamos de convertir la TV en lo que debían haber sido las fallidas smartTVs, con nuevo sistema nuevo operativo programable, con mando a distancia tremendamente sencillo y táctil – por fin un mando a distancia de tv bien pensado! -, un ecosistema de apps que ya es enorme de lanzamiento, y no solo apps de video, sino utilidades, servicios, juegos – ojo a las consolas! -, por no hablar del asistente de voz inteligente que, se prevee, será capaz de conocer tus gustos y puedes decirle algo como “ponme el siguiente capitulo de la serie [tal]”… no hay nada en el mercado ni remotamente parecido. Sea como sea la TV del futuro será algo parecido a eso.

    Como dijo Tim Cook: “Our vision for television is simple, and perhaps a bit provocative. The future for TV… is apps”

    Saludos!

  • #006
    Gorki - 11 Septiembre 2015 - 13:43

    Haga lo que haga y presente lo que presente Apple. a los fanboys os parecerá acertado y a los que no lo somos, un esfuerzo más de la marca por tratar de meternos dentro de su corral. En cada una de las ocasiones, uno de los dos grupos tenemos que estar confundidos, el problema es, quien conserva la suficiente sangre fría para dictaminar cual de los dos es el que se confunde. Desde luego yo no, pues sé que como dicen en Asturias, soy “pitu de calella” y odio los corrales, aunque den buen maíz.

    • Peter Sword - 11 Septiembre 2015 - 13:55

      No entiendo la manía de muchos de crear la ilusión de que en esto de la tecnología existen bandos.

      Los pro Apple y los pro Android son, esencialmente, gente sin ningún tipo de capacidad autónoma de decisión.

      Yo soy un consumidor de tecnología, tanto en lo personal como en lo profesional, y no me compro un teléfono por su marca, me lo compro por sus prestanciones. Lo mismo con cualquier otro hardware (tablets, portátiles, cámaras, etc, etc).

      Aquellos que dicen que Apple no innova están perdiendo su tiempo de una forma absurda. ¿Qué más da si innova o no? Yo no me paro a pensarlo, simplemente miro si su producto me merece la pena o no. Si alguien trata de decirme “no te compres eso porque no innova”, no me quedará más remedio que mostrar una sonrisa afable mientras internamente considero al sujeto poco más que una oveja.

      Sinceramente, a mi juicio Apple ha tenido (y tiene) productos fabulosos. Y Google-Android, a mi juicio, también. ¿Cuál es, entonces, vuestro problema?

      • Gorki - 11 Septiembre 2015 - 21:08

        Mo dudo que el maiz del corral sea excelente, Yo prefiero la libertad.

      • Francisco José - 14 Septiembre 2015 - 21:33

        No entiendes cómo funcionan muchas personas a la hora de comprar. Tan solo eso.
        ¡Ah! Y sí, existen bandos; otra cosa, es que tú consigas ir por libre -también discutible, por cierto :-)-.

  • #010
    Krigan - 11 Septiembre 2015 - 14:23

    Aunque el nuevo Apple TV no supone mucha novedad porque sigue las lineas marcadas previamente por Google con Android TV, es interesante repasar cuál es la apuesta de ambos gigantes.

    Tradicionalmente las apps para smartTV han sido html, pero Google y Apple están apostando por apps nativas, basadas en sus respectivas plataformas móviles (tvOS es una versión de iOS). Obviamente, ambos esperan que muchos desarrolladores hagan versiones de sus apps móviles para smartTV.

    Lo cual, a su vez, está relacionado con los juegos. Ambos están posicionando sus plataformas de TV en plan “y además es consola” (con soporte de mando de consola, y todo). Si tienen éxito, no solo se ganarían a los jugadores casuales, que son la mayoría, sino que podrían llegar a amenazar andando el tiempo a las PS y Xbox.

    Asimismo, ambos están apostando por el interfaz de voz como complemento al mando de TV. El tiempo dirá si tienen éxito, hasta la fecha los interfaces de voz se han caracterizado por su escasa aceptación.

    La guerra por el interfaz no es un movimiento trivial. Para ver una peli o serie que está en Netflix, ¿abriremos primero la app de Netflix o la buscaremos por voz con Siri/Now? ¿Qué sistema de recomendaciones usaremos?

    La amenaza de estas nuevas plataformas no es solo para PS y Xbox, sino también para Netflix, HBO Now, y ESPN. ¿Nos recordarán sus asistentes que ya empieza el partido de nuestro equipo favorito?

  • #011
    Luis J. Castañeda - 11 Septiembre 2015 - 14:51

    Tal vez las expectativas de todos estén puestas muy muy alto (y es razonable, sigue siendo Apple), y por lo tanto esperamos el efecto wow!! incluso en las presentaciones de Apple de clase B.
    Esta claro que iphone es el primer motor de negocio, pero Apple necesita también que el negocio del ipad funcione. Me ha sorprendido que no comentaras nada del ipad Pro, creo que la expectativa era alta por la convergencia portatil-tablet, el esfuerzo en el negocio corporativo de Apple con su alianza con IBM, el romper sus propias “reglas” incluyendo un stylus para el usuario profesional…

    Dejame que me extienda en el detalle del stylus. Mi expectativa desde luego era muy alta, llevo muchos años deseando poder integrar la escrituara manual en el entorno digital, desde el tiempo que compré un tablet-pc HP carísimo e inútil con un Vista recién estrenado, hasta el uso del JotScript de Evernote nada más salir en USA y que defrauda por la interferencia de la mano o comprar y devolver en 3 días un Sony Vaio con pantalla táctil y stylus.

    Y ahora llega Apple, y no sé que pensar. Por lo pronto le llama pencil (¿guiño a los diseñadores/artistas, base de los fan de Apple?), y si te fijas, en el video nadie posa ostensiblemente la mano en la pantalla, además de que la demo de productividad de Microsoft lo usaba más de puntero y anotaciones breves que para un uso intensivo de notas de escritura manual (ellos tienen OneNote…), conversión a texto, etc. No tengo clara mi opinión hasta que no lo vea, toque, pruebe.

    En cualquier caso, me gustaría conocer tu opinión de esas dos tendencias, convergencia laptop-tablet y la evolución de stylus (en el uso no para diseño).

  • #012
    Plasmalia - 11 Septiembre 2015 - 15:42

    Tengo diferentes dispositivos de Apple que me resultan maravillosos. Son duraderos, estables y fáciles de manejar. Eso sí últimamente no me llama la atención ninguno de sus productos, ni el reloj, ni el lápiz ni nada de nada. Parece que los chicos de la manzana no dan con la tecla para que los fans de apple se enamoren de nuevo.

  • #013
    acerswap - 11 Septiembre 2015 - 15:52

    Me estoy preguntando ahora mismo que habría pasado si la frase de “640 kb deberían ser suficientes para cualquier usuario” la hubiera dicho Jobs y no Gates.

    • Krigan - 11 Septiembre 2015 - 16:53

      Gates nunca dijo esa frase, y se le critica sin razón por decirla. Cook sí que dijo anteayer que el futuro de la TV son las apps (una obviedad que ha estado clara para todo el mundo menos para Apple durante años), y ahí tienes a un montón de gente aplaudiendo con las orejas.

      Que conste que no soy para nada fan de Gates, cuando dirigía MS le critiqué en innumerables ocasiones, pero el agravio comparativo es mayúsculo.

      • acerswap - 11 Septiembre 2015 - 17:48

        La dijera quien la dijera se le suele atribuir a el. Para el caso me vale la dijera quien la dijera.

        • Krigan - 12 Septiembre 2015 - 00:14

          El caso es que no la dijo nadie. La frase nació siendo un chiste, inicialmente era un tagline de las BBSs, lo que pasa es que luego hubo gente que se la tomó en serio.

          Aquí tienes un buen puñado de ejemplos de taglines:

          https://www.owlfish.com/taglines.html

          Por supuesto, todo mensaje sobre taglines debería acabar con un tagline.

          Hay 10 tipos de personas, las que entienden binario y las que no.

  • #017
    jamones de trevelez - 11 Septiembre 2015 - 17:48

    El consumidor es muy infuenciable por la publicidad de las grandes marcas. Ahora Apple posee tanto reconocimiento de marca que sería capaz de vender hasta reproductores de cintas VHS.

  • #018
    Raúl Clinent - 11 Septiembre 2015 - 18:50

    Enrique te leo con asiduidad, casi siempre estoy de acuerdo con tus post, pero en éste disiento. La Apple TV me parece totalmente disruptiva. La tecnología 3D Force va a cambiar la forma q se interactúa con el IPhone, en mi opinión no es una “mejora” por lo tanto también es disruptiva. De las últimas Keynotes es la q mas me ha impactado. Sin olvidar el iPad pro que probablemente sea el principio del fin de los pc portátiles…. Yo creo q Apple sí innova

  • #019
    Tros d'ase - 11 Septiembre 2015 - 21:20

    Power Balance: a largo plazo les fue mal, (en eso tienes razón), pero cuando fueron baneados del mercado ya habían hecho mucho daño (no digo que este sea el caso de Apple)

  • #020
    Alejandro - 12 Septiembre 2015 - 02:46

    “La frase que contesta a todas estas afirmaciones es muy sencilla: el mercado no es idiota, y al cabo del tiempo, parece escoger masivamente, en todos esos casos y algunos más, el dispositivo lanzado por Apple.” Teniendo en cuenta el porcentaje de mercado que poseen los iPhones en España frente a dispositivos Android, ¿debemos intuir que el Sr. Dans afirma que el mercado español es idiota?

    • Enrique Dans - 12 Septiembre 2015 - 14:45

      No, el mercado español tuvo en su momento una acogida muy buena al iPhone, que posteriormente se fue diluyendo con el avance de Android y el protagonismo de los terminales de gama baja a precios competitivos. ¿Actualmente? iPhone ha vuelto a subir, casi diez puntos en variación interanual, y podría subir algo más hasta capturar casi una cuarta parte del mercado, lo que supone una prueba muy buena de acogida.

      • Alejandro - 15 Septiembre 2015 - 07:23

        Buenos días Enrique, en los dos últimos “estudios” que miré no se reflejaba eso que dices:

        http://www.kantarworldpanel.com/global/News/Android-Switchers-Drive-iOS-Growth-in-Europes-Big-Five-Countries

        http://www.statista.com/statistics/260419/market-share-held-by-smartphone-operating-systems-in-spain/

  • #023
    Alejandro - 12 Septiembre 2015 - 02:50

    PS: En realidad los idiotas son los clientes de Apple, lo explica en el siguiente párrafo: “una marca capaz de posicionar sus reinterpretaciones de los productos de otras como verdaderos hitos ante sus clientes”

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados