Un pequeño panorama de los medios audiovisuales

Old TVKohei Okusa, Rob Knook y Juan Felipe Heredia, tres de mis alumnos de este año en el Master in Visual and Digital Media de la IE School of Communication, crearon este breve documental, titulado “Off The Record” como ejercicio para una de sus asignaturas del módulo de Brand Journalism, e incluyeron en él varios fragmentos de una pequeña entrevista que me hicieron específicamente para ello. Aparecen también las opiniones de varios de sus compañeros de clase, y de otros dos profesores, Begoña González-Cuesta, decana de la School of Communication, y de Javier Palomo, responsable de Business & Legal Affairs para MTV, Paramount, Nickelodeon y Comedy Central en España y Portugal. 

Específicamente, es un ejercicio que consiste en la creación de una pieza de branded content para Netflix, pero es simplemente un trabajo de clase, no relacionado ni coordinado en absoluto con Netflix como tal. El formato fue simplemente pregunta y respuesta espontánea, sin preparación de ningún tipo. 

Me pareció interesante como contenido porque, además de ser un buen trabajo, ofrece un panorama muy completo sobre la evolución y el futuro de los medios audiovisuales: mi preocupación sobre la lentitud de la evolución de la industria, que aparentemente pretende ignorar el desarrollo tecnológico y las posibilidades que la tecnología ofrece y que resulta absurdo obviar, así como el hecho de que la oferta irregular termine representando una propuesta de valor muchísimo mejor que la que ofrece la propia industria, cuando en realidad no tendría que ser así (por mucho que algunos se empeñen en ello, sigue sin ser una cuestión de precio, sino mucho más de ser capaz de proveer una buena experiencia de usuario), y las opiniones de otras personas, incluidos creadores audiovisuales y usuarios.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The big picture in a short film on where the audiovisual industry is going

7 comentarios

  • #001
    Berto Gonzalez - 22 julio 2015 - 16:37

    Y qué te parecen empresas como Red Points que reciben un ENISA por valor de 300.000€ por crear un negocio que dice eliminar “hasta el 99%” de los archivos que corren por la red protegidos por la PI de sus clientes? Emprender para fomentar el involucionismo, para reafirmar las convicciones desfasadas de tus clientes. Eso sí que es ser un parásito de la PI y no la piratería…

  • #002
    Gorki - 22 julio 2015 - 19:49

    Hace años que no se pone la televisión en mi casa,. ver la televisión de forma colectiva teniendo otro el telemando se transformó en una experiencia insoportable para mí. Como a mi le pasó a todos los de la casa y nos acostumbramos a ver los contenidos audiovisuales en el portátil. Mis hijos cuando se fueron de casa, siguieron con la costumbre y en sus casas si se ve la televisión, son contados programas.Creo que soy, (somos mi familia y yo), un caso raro, o al menos en casa de mis amigos, aun se hace mucho consumo de televisión, aunque menos que en el pasado.

    Lo que si creo es que marco tendencia de futuro, en el futuro el consumo de audiovisuales se hará en un portátil o similar. El problema, es que el canal condiciona mucho los contenidos, en un PC haces cosas que distan mucho de una programación tradicional televisiva, a lo mejor ves seguidos tres capítulos de una serie, pero no sigues una programación determinada, alternas el consumo de contenidos con contenidos interactivos.

    No tengo ni idea de como la televisión tradicional, va a asimilar el paso al PC, ni sabría darles consejos, pero me temo que lo van a hacer tan catastróficamente mal, como han hecho las dicográficas, los periódicos, y las editoriales, tratando de hacer lo mismo que han hecho siempre, en otro soporte, sin darse cuenta que lo digital es un soporte que nada tiene que ver con los viejos. Aunque tenga pantalla y altavoces, sólo hay que observar que también hay teclado, cámara de vídeo y todo lo que aporta Internet el olvidarse de ello suele llevar a las empresas a darse de bofetadas con la realidad. Generalmente no saben entender la bideracionalidad del medio ni la dura competencia por la atención.

  • #003
    Antonio Castro - 23 julio 2015 - 08:31

    Distribuir un contenido audiovisual a una cierta hora es algo que no tiene sentido. Por lo menos en el cine puedes elegir el día. Ya sé que se puede grabar y es lo que se suele hacer, pero entonces qué sentido tiene llenar la televisión con anuncios si luego los espectadores se los van a saltar. La tecnología ha puesto en problemas tanto a la idea del cine como de la televisión. Son medios poco flexibles. Mucha gente se descarga las series que más le interesan completas, para verlas cuando y como les apetezca, y la gente pagaría por poder disfrutar los contenidos de esa forma y muy en especial las series.

  • #004
    Julio - 23 julio 2015 - 11:40

    Particularmente estoy agostado de leer cosas como “distribuir un contenido audiovisual a una cierta hora es algo que no tiene sentido”.

    Preguntadle a los jóvenes que siguen MYHYV, a las amas de casa que lo hacen con Sálvame, a los millones de personas que ven a Wyoming o Motos mientras cenan, a los que siguen las series españoles de gran factura en el PT de las generalistas, o a los que ven la Champions, la Copa del Rey, la liga ACB, el Tour o la F1. Decidles que lo vean plácidamente horas después, cuando no puedan comentarlo con nadie, a ver qué opinan.. El consumo diferido representa el 0,01% del consumo de TV. En las web, se comercializa por esos mismos medios…
    .
    Otra cosa es el DÓNDE, y la adecuación de esos contenidos a esos nuevos formatos. Y ahí se está invirtiendo desde los medios, tanto en TV, como en periódicos on-line. Que la transición sea lenta no implica que no es esté produciendo

    Por otro lado, la publicidad molesta IGUAL sea en Interstitial, un spot, una cuña de radio o un pre-roll. Si la quieres saltar, lo harás sea cual sea el formato. Bloqueala en tu navegador, en tu movil, o sátltala en tu grabación de TV

    ¿ PAGAR por ver series – pelis. En España? ¿Pudiendo tenerlas gratis? Ahí se ha visto el gran éxito de Filmin, Nubeox, Wuaki, Yonvi.. Seamos serios: ésto se hará (se haría) cuando no quede otra alternativa. Qué nos suscribiremos, a MOVISTAR SERIES para her HOC, a Netflix para ver DAREDEVIL, a la HBO online para ver GOT? .

  • #005
    DigitalDynamics - 23 julio 2015 - 16:25

    Retomar hoy en dia la discusion entre one-to-many vs. one-to-one no es un anacronsimo en si mismo?

  • #006
    mhyst - 24 julio 2015 - 02:58

    Creo que cometemos todos un error muy grande al usar las palabras CONTENIDO y CONSUMIR. La palabra contenido para referirse a obras o publicaciones es parcial y sesgado. Convierte a esa obra o publicación en un producto que tiene un precio que hay que pagar. En realidad el copyright no funciona así, sino que es un conjunto de poderes especiales que la sociedad otorga a los autores para favorecer que se escriban obras, música, películas, etc. Los sectores que nos empujan a usar ese tipo de retórica lo hacen con un interés en que se favorezca su punto de vista tendencioso. La palabra consumo, consumidor o consumir trae en su significado el hecho de que una vez consumido, el producto desaparece, lo que no ocurre con las obras y mucho menos si están digitalizadas. Esta terminología ha sido inducida de forma muy artera por la industria para mover la balanza a su favor en las conversaciones con los gobiernos. Incluso está teniendo éxito en convencer a los jóvenes de que experimentar una obra del tipo que sea sin pagar está mal.

    La realidad es que los autores son el último mono a la hora de recibir beneficios y son las productoras, distribuidoras, etcétera; meros intermediarios; los que se llevan el gato al agua. Siendo ese el caso, me planteo que se ha pervertido el contrato social del copyright y que quizá debamos despertar y plantearnos de nuevo la conveniencia de su continuidad.

    Otro concepto del estilo de los dos mencionados es PROPIEDAD INTELECTUAL. Con sutilezas como esa pretenden hacer creer a la gente que las obras se tienen en propiedad como una casa y que por tanto tienen el derecho de recibir un pago, como si se tratase de un alquiler. Nada más lejos de la verdad. La propiedad privada es un derecho natural reconocido. El copyright no lo es. Además, con ese término pretenden confundirnos puesto que aluden a leyes muy distintas, como la ley de patentes, la ley de marcas industriales, el propio copyright, y otras, todas ellas muy diferentes entre sí y con poco en común.

    A los pobres no nos enseñan los clásicos grecoromanos, como no nos enseñan oratoria o retórica. Deberíamos plantearnos si para sobrevivir en este mundo donde las corporaciones transnacinales gozan cada vez de más poder, no necesitamos de esas herramientas como armas.

  • #007
    Gonzalo Martín - 8 agosto 2015 - 20:15

    Caramba: qué vídeo tannnnn 2006. Los abogados siguen contando sus mentiras sobre la creación, compensación y equilibrios que no lo son; los consumidores siguen saber qué hacen desde un punto de vista ético y parece que tampoco hay mucha innovación en la descripción de lo que decimos. Y lo cierto es que la tesis pirata ha ganado ya: las ventanas se estrechan a toda velocidad, el soporte físico se ignora, el talento se filtra por YouTube, nadie discute el futuro de la distribución online, se terminó el monopolio de los titulares de licencias para crear contenido original, se rompió el tabú de emitir series separadas por espacios temporales y las televisiones en abierto invierten profundamente en contenidos cuya experiencia más importante sólo tenga sentido en el directo para después ofrecerla online con toneladas de fragmentos de contenido que extienden la narrativa más allá de la tele y con el público interactuando.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados