Planteando Internet of Things y M2M como ecosistemas de innovación

Sigfox logo

Otro de mis exámenes en el International MBA de IE Business School de este año toma el entorno definido por dos conjuntos de tecnologías, Internet of Things (IoT) y Machine-to-Machine communications (M2M), para plantear el caso de SIGFOX, la startup francesa que ha logrado un mayor volumen de financiación – más de 150 millones de dólares en cuatro rondas, procedentes de catorce inversores entre los que se encuentran compañías como Telefonica, Samsung, NTT o DoCoMo – y su alianza con Abertis (que gestiona la mayor red de antenas de telefonía en España tras haberlas adquirido a las principales operadoras del país).

La tecnología de SIGFOX es muy sencilla: dos bandas de uso libre a nivel mundial que permiten el envío de señales entre dispositivos, sin garantía de recepción, pero con persistencia. Un pequeño dispositivo alimentado con baterías AA puede durar unos diez años, y simplemente emite una señal que puede ser captada por receptores situados en antenas de telefonía a varias decenas de kilómetros de distancia, lo que ofrece unos niveles de cobertura muy elevados. Cada estación base en una antena puede gestionar hasta un millón de objetos, con mensajes muy limitados en su tamaño, pero con infinitas posibilidades. A partir de ahí, podemos situar este tipo de dispositivos en cualquier objeto: una alarma doméstica, una bicicleta, o cualquier aparato o cosa que queramos que envíe un mensaje en función de las mediciones de cualquier tipo de sensor.

Una red de comunicaciones de bajísimo coste, que ofrece el desarrollo de todo un ecosistema con infinitas posibilidades: SIGFOX cobra un euro por año y por dispositivo a empresas que posean redes con más de cincuenta mil dispositivos, y se encarga de su registro en la red y de la gestión de las señales enviadas por estos. El ingreso medio por usuario puede estar en torno a los dos euros, pero puede llegar a significar un gran negocio a medida que decidimos conectar más dispositivos a esa red: el volumen de negocio total generado por el IoT se cifra en torno a los $650.000 millones actuales, pero se estima que podría llegar a los $1.7 billones en el año 2020, con un crecimiento anual de un 16.9%. 

Un escenario con algunos posibles competidores de diversos tipos, como LoRa o como el Neul de Huawei, y como no podía ser de otra manera, una toma de decisiones: cuáles son los actores en un entorno en efervescencia como este (y cuál es su importancia potencial) y qué tipo de acciones debería plantearse llevar a cabo un operador de telecomunicaciones – en el caso del examen, Telefonica – si tiene interés en promover el desarrollo de este tipo de tecnologías.

Como en otras ocasiones, el ejercicio está diseñado para una sesión de hora y media de duración, con ordenador abierto, y una extensión máxima recomendada de unas dos páginas, diagramas aparte. Además de publicarlo para que sirva como muestra de las cosas que hacemos en mi curso de “Innovation in a digital world”, creo que ilustra un  caso sumamente interesante, y un ecosistema que, sin duda, vamos a ver desarrollarse pronto ante nuestros ojos con una gran velocidad.

 

ACTUALIZACIÓN (10/01/2017): buen artículo sobre la compañía en Venture Beat, French IoT unicorn Sigfox carries hopes of a nation hungry for a global startup hero.

 

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Some thoughts on the Internet of Things and M2M as innovation ecosystems

 

11 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 20 julio 2015 - 18:55

    Me interesan en este momento las tecnologías inalámricas para Internet de las cosas. No conocía SigFox. Actualmente mi proyecto CAO está en un proceso de redefinición (un fork del proyecto inicial). En lugar de un solo controlador monolítico capaz de controlar todos los parámetros de un acuario pensamos que sería mejor fraccionarlo en pequeños controladores independientes que puedan interactuar mediante un interfaz único. En principio vamos a usar la tecnología BlueTooth en base a modulito HC-05 (los venden a 3 euros) y Arduinos Pro Mini (los consigo por 2 euros). Para el interfaz usaría un terminal Android. Para necesidades caseras todo esto es suficiente y bastante sencillo y barato.

    El siguiente paso sería usar un modulito ESP8266 (solo unos 4 euros) en lugar del HC-05. Con él podría acceder a Internet de forma inalámbrica a un router WiFi y ofrecer un interfaz web para el control del controlador.

    En ambos casos son opciones baratas y los protocolos de comunicación serie para ambas estrategias inalámbricas serían casi idénticos.

    A simple vista, no veo de momento muchas posibilidades para usar SigFox en mi proyecto porque nosotros para el control usamos intercambios de información más amplios. Concretamente cada 2 segundos y los mensajes son de más de 12 bytes, (SiFox solo transmite hasta 12 bytes cada 10 segundos). Como comienzo para esta tecnología inalámbrica no está nada mal y que tendré que informarme más.

    Tanta potencia tecnologíca en manos de cualquiera por precios tan bajos es algo que me empieza a preocupar. Me he llegado a preguntar que tipo de consecuencias sociales tendrá todo esto porque el control de actividades criminales siempre gira en torno a las personas malvadas que los comenten, pero el control de la criminalidad parece que se podría complicar en un mundo donde además de vigilar a las personas, que cada vez estamos más vigiladas, tengamos que vigilar también a las cosas por si algún criminal las diseña con ideas malvadas. ¿Como vigilar a un aparato desconocido realizado por otro?

    Hoy en día el poder está desequilibrado en favor del poder establecido porque en Internet es fácil controlar a las personas desde el poder. Yo me temo que a las cosas no será trivial seguirlas la pista y eso podría trastocar todas las reglas de juego y eso podría ir más lejos de lo que nos conviene.

    Hoy en día con impresoras 3D cada vez más baratas y con las últimas novedades en electrónica, y un poco de programación, se puede montar cacharros muy sofisticados con muy poco dinero y algunos de ellos podrían ser peligrosos. En especial los drones y otros vehículos sin conductor.

    En especial me preocupa la combinación de este tipos de vehículos autónomos con tecnologías de impresión 3D, láser de potencia, visión artificial, GPS, inteligencia artificial y lo que venga. Internet de las cosas no me resulta preocupante, pero sí la autonomía de ciertos vehículos autónomos tales como drones u otros vehículos sin conductor.

    Los criminales no publicarán sus logros en Youtube como estos dos tipos:

    Un joven crea un rayo láser casero extremadamente peligroso

    Prototype Quadrotor with Machine Gun!

    Me divierte mucho diseñar cacharritos basados en Arduino, pero desde que he visto estos vídeos me ha dado por reflexionar sobre la dirección que podría tomar el Internet de las cosas y el tema de drones y vehículos autónomos.

    • Ignacio - 23 julio 2015 - 17:10

      No veo gran diferencia entre un dron con una metralleta programado por un loco y una bomba llena de clavos en medio de un centro comercial.

      Llevamos siglos donde ha habido usos perversos de todo tipo de tecnología y aquí seguimos, con nuestros conflictos, crímenes, guerras, pero también con nuestros proyectos llenos de esperanza, nuestra cultura, nuestro arte…

      No se si me sigues, que no hay nada nuevo bajo el sol

  • #003
    Gorki - 20 julio 2015 - 19:52

    A juzgar de lo aficionados que somos a utilizar telemandos y llamadas perdidas, a todas horas en los pocos aparatos que momento tenemos conectado, que en una primera lista son :
    Televisiones, cadenas de sonido aparatos de y los equipos de aire acondicionado, (telemandos)
    Móviles y smartphones , (llamadas perdidas, avisos y alarmas)
    Automóvil y garajes, (abrepuertas)
    A un precio de conexión de 2 € al año por aparato, hay muchas aplicaciones que pueden justificar ese pequeño gasto,

    Todos hacemos llamadas perdidas al móvil, por muchísimos motivos, y tenemos un uso constante de telemandos y abrepuertas pese a su cortísimo radio de acción .En mi opinión, pagaríamos con gusto 2€ al año,por servicios similares, o bien un fijo al contado por el uso durante la vida media útil del aparato, (24 € más por 12 años de uso de una cerradura a distancia del coche).

    Si pagamos por servicios que conocemos por el mismo motivo en servicios de control a distancia que se pueden inventar como la cerradura de nuestra casa, el control de la calefacción o aire acondicionado de la segunda vivienda, o un chip para saber donde están los niños pequeños, o ñ la bicicleta, donde esta nuestra cartera etc. etc.

    Yo creo que el secreto es cobrar la suscripción sin que se note, por ejemplo subir el permiso de circulación dos euros, pero darte un aparato que te informe de las plazas libres para aparcar en las proximidades donde estemos o aumentar el servicio de mantenimiento del Aire acondicionado 2 euros pero darte un telemando que te permita controlar la temperatura de tu segunda vivienda desde tu casa habitual, (o tu pecera si eres Antonio Castro).

    En mi oinión hay negocios multimillonarios en ese área. Los grandes negocios siempre consisten en cobrar muy poco a una base de clientes amplísima y muy fiel. (Modelo Coca Cola)

  • #004
    Cesar - 20 julio 2015 - 20:45

    pertenezco a SIGFOX y me encantaría ver las ideas aportadas por los alumnos. soy también exalumno del IE. si tenéis cuestiones o dudas y os puedo ayudar no dudéis en contactarme.

  • #005
    Paco Jariego - 21 julio 2015 - 08:23

    Interesante caso de estudio. Nos encantaría conocer y discutir las ideas si estáis interesados. Y si alguno de los alumnos quiere perseguir su idea más allá del examen, quizás le podamos echar una mano! Buena suerte a todos.

  • #006
    Mikel Meoki - 21 julio 2015 - 09:31

    Hace exáctamente un años que decidimos incorporar esta tecnología en nuestra empresa (Embeblue). La reducción de coste y tamaño de la electrónica, pero sobre todo el bajísimo consumo energético para generar comunicaciones nos fascinó y lo reconocimos como una de las tecnologías clave para el desarrollo del IoT y M2M. Cada vez más clientes nos solicitan desarrollar dispositivos con esta tecnología pero todavía no es muy conocida entre el público general por ser una infraestructura muy nueva. Lo mismo que Cesar, para cualquier duda o consulta sobre desarrollo de hardware que implique Sigfox, no dudéis en contactarnos.

  • #007
    Garepubaro - 21 julio 2015 - 11:58

    150 millones de dolares de inversion … “SIGFOX cobra un euro por año”, “El ingreso medio por usuario puede estar en torno a los dos euros, al año” … osea que tienen pensado que sea la nueva Coca-Cola, en todas partes a todas horas, vamos a tener SIGFOX hasta en la sopa, todos los miembros de la familia cada uno unos cuantos SIGFOX … porque sino … esto cada dia se parece mas al programa de Iker Jimenez

    • Enrique Dans - 21 julio 2015 - 12:42

      Yo diría que te fallan los cálculos. Un euro por dispositivo, con la cantidad de dispositivos que cada usuario puede querer conectar a la red en esas condiciones, con uno costes minúsculos, y multiplicado por una serie de años, yo la verdad es que no le veo ningún problema de sostenibilidad económica…

    • Gorki - 21 julio 2015 - 16:16

      Ya has demostrado varias veces que tu visión para los negocios es bastante limitada,

      Supón que se llega a sustituir la cerradura de las casas por un dispositivo eléctrico que permite que abras tu casa a distancia, por ejemplo para poder abrir la puerta a tu asistenta, o a tu hijo cuando estas en el trabajo, Cual es el número de llaves que se pueden llegar a sustituir en el mundo ¿1000 millones de llaves te parecen muchas?. En este momento esa cantidad es aproximadamente la mitad de lo abrepuertas automáticos de coches pese a que estos que solo tiene 30 metros de alcance. Aparte de los abrepuertas de coches, ¿cuantos abrepuertas de garajes crees que puede haber en el mundo?

      Supón que en cada coche se pone un dispositivo que te indica la plaza de parking libre más cercana a donde estás. De cuantos aparatos estamos hablando en el mundo, ¿de otros 500 millones más? Esos son la mitad de los coches en circulación en este momento.

      Sería cómodo poder leer los contadores de consumos domésticos, (agua, gas, electricidad), desde una oficina de a forma centralizada. ¿Cuantos contadores hay por vivienda ¿Más de dos y cuantas viviendas existen?

      No cabe duda que hay posibles, aunque a mi no se me ocurren en este momento, otro muchos servicios tan exitosos, como contadores de consumos a larga distancia, pueden ser loclizadores de montones de aparatos, (carritos de supermercado, o personas (niños y ancianos) etc etc. que añadiran millones de posibles usuarios a este servicio.
      .
      Pues esa son las utilidades masivas, que a bote pronto se me ocurren, que posiblemente haya muchas más. Un área de negocio que potencialmente mueve anualmente mas de 4.000.000.000 € no parece que sea despreciable.

  • #010
    José R. Novoa - 21 julio 2015 - 17:02

    Gracias por la difusión de esta tecnología. Desde hace tiempo se habla mucho de LoRa y Sigfox, pero parece que es ahora cuando empiezan a hacerse realidad.
    Tengo varias dudas con respecto a Sigfox, y me gustaría saber si alguien me las puede aclarar:
    ¿Pueden coexistir varios operadores en el mismo espacio geográfico?
    ¿Está contemplado el despliegue de redes privadas?
    ¿Hay algún lugar donde se puedan consultar la cobertura actual y las previsiones futuras de Sigfox?
    Muchas Gracias.

  • #011
    Alberto Torrón - 21 julio 2015 - 23:10

    La tecnología actual permite que el usuario no tenga apenas barreras de entrada. Que no existan barreras de entrada altas (costes de pilotos muy reducidos, restricciones técnicas bajas y sobre todo reducida complejidad para desarrollar nuevas capacidades a partir de que el dato está recopilado en los servidores de Sigfox) podría significar que o bien se trata de una tecnología incipiente que forzará a las ya existentes a ser más económicas y flexibles, o que podría ser una ruptura del modelo tal como lo conocemos.
    No podemos adivinar el futuro, pero podríamos estar hablando de una tecnología que por cobertura, duración de la batería e incluso por sus reducidas capacidades, puede ser muy útil para cosas que hasta ahora estaban fuera del radar de los planes de negocio al uso de los proyectos de IoT que vemos cada día.
    Sólo el tiempo dirá qué han sido capaces de ejecutar. Hasta aquí tiene muy buena apariencia.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados