La muerte del buzón de voz

Panasonic Easa-phone (circa 1994)Un buen artículo en The Guardian, titulado Don’t leave a message after the beep: why voicemail deserves to die, destaca un hecho que lleva bastante tiempo teniendo lugar, pero que posiblemente te haya pasado relativamente inadvertido: la muerte del contestador automático, buzón de voz o voice mail a manos de herramientas como el correo electrónico o la mensajería instantánea.

En la imagen, el contestador automático que tuve en mi casa entre aproximadamente 1992 y 1996. Un aparato fiable, razonablemente popular (recuerdo habérmelo encontrado en casa de bastantes amigos), con dos cintas de cassette, una para el mensaje saliente y otra para los mensajes entrantes. Formaba parte de la rutina hogareña: comprobar si el piloto rojo estaba intermitente al llegar a casa, y escuchar los mensajes antes siquiera de quitarse los zapatos. Hoy, un buen número de jóvenes ni siquiera reconocerían o sabrían para qué sirve ese aparato: para ellos tiene tan poco sentido como un fax.

Al llegar a los Estados Unidos en 1996, nos encontramos con un uso completamente generalizado del contestador automático: ante la enorme profusión de llamadas de telemarketing, lo habitual era el call screening, dejar sistemáticamente que fuese el contestador quien descolgase todas llamada no identificada, y terminar descolgando personalmente únicamente si se deseaba. Al volver a España en el año 2000, ya no volvimos a necesitar el contestador, que ni siquiera llegó a ser desembalado en la mudanza: ese servicio se había desplazado a la nube, había cambiado su nombre por el de buzón de voz, y era ya una función desempeñada por la compañía de telecomunicaciones correspondiente que venía incluida con la línea de teléfono, tanto fija como móvil. Además de prestar un servicio útil al usuario, hacía que disminuyese el porcentaje de llamadas no contestadas, lo que redundaba en un número mayor de ocasiones en los que la compañía obtenía un ingreso por la llamada. Actualmente, con unas comunicaciones de voz en evolución decreciente y la mayoría de las llamadas incluidas en tarifas planas y que, por tanto, ya no generan un ingreso incremental, ya ni siquiera eso tiene demasiado sentido.

Con el tiempo, la mayoría de las personas que conozco, incluyéndome a mí mismo, hemos ido abandonando progresivamente el uso del buzón de voz: simplemente, no es escalable. Cualquier día muy ocupado en el que te encuentres con un cierto número de mensajes en el buzón de voz, sabes que vas a tardar más en escucharlo que en contestar directamente las llamadas perdidas o contactar a los que conoces mediante mensajería instantánea. Ponerte a escuchar el buzón de voz para encontrarte con que, en un buen número de ocasiones, lo único que aparece es el sonido del teléfono al colgar o un mensaje interminable de alguien que olvidó hacerlo es algo que, simplemente, ya no compensa las molestias.

Llámame si quieres, pero si no contesto, acabarás mucho antes diciéndome lo que sea en un correo electrónico, mediante mensaje directo en Twitter o por mensajería instantánea que dejándome un mensaje de voz. El único sitio donde aún recibo mensajes de voz es en el buzón asociado al teléfono de mi despacho, y claramente, cada vez son menos: algunas compañías, como Coca-ColaJP Morgan, han anunciado ya la cancelación de los buzones de voz de sus empleados, y animan a los que llaman y no obtienen respuesta inmediata a contactar con los empleados a través de teléfono móvil o de correo electrónico, encuadrando la medida no solo como ahorro de costes, sino también como una ganancia de eficiencia.

Una dinámica de media choice behavior que, simplemente, ha cambiado con el paso de los años y la popularización de nuevas formas de comunicación. No sé si el vídeo mató a la estrella de la radio, pero el correo electrónico y la mensajería instantánea si mataron al buzón de voz.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Voicemail is dead, pass the message on

22 comentarios

  • #001
    Ani - 13 junio 2015 - 19:16

    No podría estar más de acuerdo contigo, el buzón de voz tendría que desaparecer
    Trabajo dando soporte informático para una gran empresa y cuando están todos los agentes ocupados los usuarios pueden dejar mensaje el un buzón de voz…la mayoría de las veces tienes que perder el tiempo escuchando el mensaje para llamarlos mas tarde porque faltan datos o no sabes lo que les pasa, eso en el mejor de los casos porque aveces no dejan teléfono de contacto para devolver la llamada.
    Y menos mal que se eliminaron todos los mensajes vacíos, eran la inmensa mayoría
    Una perdida de tiempo porque se tiene que dejar registrada la llamada en la herramienta de tikets

  • #002
    Gorki - 13 junio 2015 - 19:35

    El otro dia hablabamos en casa del contestador como uno de los muchos aparatos que habían pasado al inventario de objetos inútiles que tenemos arrumbados en mi casa, A ver si recuerdo los aparatos que salieron:

    La máquina de coser
    La caja de los botones e hilos
    El sacapuntas
    Los diccionarios
    Los atlas
    Las enciclopedias
    La máquina de escribir
    El molinillo de café
    La picadora de carne
    La yogurtera
    Las cámaras fotográficas de carrete
    El despertador
    El reproductor de vídeos
    las guías y agendas de teléfonos
    El fax
    El contestador automático

    • Krigan - 13 junio 2015 - 20:19

      ¿Sigues usando la impresora?

      • Enrique Dans - 13 junio 2015 - 20:42

        Yo dejé de usarla cuando empezaron a poderse usar las tarjetas de embarque electrónicas, y de eso ya ha llovido… Susana aún la usa a veces para imprimir facturas cuando alguna empresa las solicita en papel, pero eso es prácticamente todo.

      • Gorki - 13 junio 2015 - 22:43

        Cierto me olvidaba, yo no la utilizo nunca, pero mi mujer tiene una multifuncional y de vez en cuando la utiliza como scanner y a veces imprime algo.

    • Mauricio - 14 junio 2015 - 16:58

      Gorki, estoy de acuerdo con tu lista, pero me he quedado con la curiosidad de saber qué es lo que ha sustituido a la máquina de coser, la caja de los botones e hilos y el sacapuntas, pues no me viene a la mente algo que los haya reemplazado realmente. ¿Estás pensando en la ropa barata de China, la grapadora de botones y el hecho de que algunos niños dibujen y pinten en una tablet y, por lo tanto, ya no necesiten de un sacapuntas o hay por ahí algunos inventos relacionados con dichos tres puntos de tu lista que todavía no han llegado a mis oídos?

      • Gorki - 14 junio 2015 - 18:36

        No los hemos sustituidos, igual que el fax, simplemente no los utilizamos. No usamos lápices de madera (mis “niños” tienen 35 años el que menos) y tampoco se cose en casa, Actualmente y desde hace muchos años, todo lo compramos confeccionado, (ropa china claro, comprada en un chino o en una tienda de marca, pero hecha en china), y en los raros casos que hay que acortar una falda, o reponer una cremallera, lo llevamos a tiendas que hacen arreglos. Ya nadie sabe manejar la máquina de coser en casa.

        Otra cosa que se me había olvidado apuntar que ya no utilizamos, los sobres de correos. hace años que no escribo una carta.

  • #008
    Krigan - 13 junio 2015 - 20:17

    Más aún, ¿tiene sentido tener hoy día línea fija en casa? Hasta el tráfico de voz móvil se resiente con el Whatsapp.

    • Enrique Dans - 13 junio 2015 - 20:44

      En mi casa si suena el fijo, sabemos automáticamente que son o mis padres, o mi suegra, o telemarketing. Y mi padre empieza a llamar más a menudo al móvil que al fijo. Aunque yo lo sigo usando para llamadas de periodistas, sobre todo cuando quieren grabar. Da mejor calidad de sonido que el móvil…

    • Konamiman - 15 junio 2015 - 10:47

      Muchas operadoras ofrecen paquetes que incluyen las llamadas entre fijos nacionales completamente gratis, cosa que yo aprovecho para llamar a familiares o amigos cercanos cuando no es algo urgente y puedo esperar a la hora en la que sé que están en casa. Si no fuera por eso haría años que no toco el teléfono fijo.

  • #011
    acerswap - 13 junio 2015 - 20:37

    Casualmente el otro dia leia que varias empresas habian hecho algo opuesto. Promover las llamadas telefonicas sobre los correos electronicos porque se perdia demasiado tiempo leyendo los mensajes, o se posponia de manera indefinida el leerlos, con lo que consideraban una llamada mucho mas eficiente.

    Lamentablemente no recuerdo donde lo lei, ni lo encuentro ahora mismo.

    • Enrique Dans - 13 junio 2015 - 20:39

      Es que eso es lo siguiente: si tu empresa está aún en la era del correo electrónico a nivel interno (a nivel externo hay que contestar lo que venga, claro), está claramente anticuada. Cada vez más lo suyo es moverse a Slack, Trello, Asana y compañía, a la traslación de la mensajería instantánea a los entornos corporativos…

  • #013
    Julio - 13 junio 2015 - 21:20

    Buenas
    las llamadas de fijo a fijo son gratis con ADSL, a quien tengas que llamar que no tengas prisa, lo llamas por la noche cuando llegues a casa, el fin de semana y ya esta, hablas lo que quieras sin coste

    Si todos llaman al móvil, al no tener fijo tienes que cogerlo, pero si llaman al fijo, tu ves si lo coges o no o si devuelves la llamada. Todos los pesados al fijo

    Los del contestador yo no lo veo útil ya, y siempre lo desactivo

  • #014
    Juan lloret - 13 junio 2015 - 23:16

    Yo atiendo un número de teléfono fijo, cuando está ocupado y me llaman el contestador les informa que les llamo yo enseguida ya que se queda su número memorizado y no tienen que dejar un mensaje explicativo. Es muy útil. El cliente no tiene que hacer nada más.

  • #015
    Ricardo Martínez - 13 junio 2015 - 23:47

    Sí que es verdad que el fijo lo uso cada vez menos, sí que es verdad que cuando suena, o es mi madre, o es telemarketing, pero la verdad, no me molesta. Yo creo que todo estriba en tener la elección: por eso no quiero que supriman el contedtador, ni el teléfono fijo. Por eso y porque tengo llamadas gratis a unos 130 países, pero a fijos. Y si alguien deja un mensaje, recibo un correo con el fichero audio adjunto, lo que no está nada mal. Y no, yo no he tirado mi molinillo eléctrico de café, porque lo compro en granos, y no, no creo que tiremos los diccionarios bilingües antes de … un cierto tiempo. Lo dicho, poder elegir, francamente me parece que no está tan mal

    • Mauricio - 14 junio 2015 - 19:05

      Los diccionarios bilingües son los primeros libros que uno reemplaza en cuanto conoce sus versiones electrónicas. Prueba, por ejemplo, pons.com o wordreference.com y verás que ya no vuelves al diccionario en papel. Tengo en casa el diccionario alemán-español de Pons de más de 1750 páginas y que debe pesar como 2 kilos, pero hace bastante tiempo que no lo uso pues lo encuentro íntegro en Internet en la ya mencionada página de la propia editorial.

  • #017
    Jose Luis Portela - 14 junio 2015 - 00:33

    Las tecnologías se parecen mucho a los seres vivos, un día nacen y con el tiempo terminan muriendo.

  • #018
    gon - 14 junio 2015 - 07:40

    En españa el buzon de voz siempre lo desactivé..
    Aqui en francia la gente lo sugue usando…es una pesadilla pq no me acostumbro a consultarlo.
    Pasa lo mismo con los Sms… Aqui siguen vivos pq son gratis desde hace años.

  • #019
    Michel Henric-Coll - 14 junio 2015 - 19:25

    Lo peor de todo, y totalmente insufrible, es que el buzón de voz se ha convertido en un llamador automático.
    ¡Estás en reunión, o en formación, y no contestas una llamada? Pues el buzón de voz generará nuevas llamadas de aviso, insistiendo hasta que termines descolgando.

    Y no hay forma de desactivar esta función, así que terminé desactivando mi buzón de voz.

  • #020
    Félix Abalde - 14 junio 2015 - 20:32

    Últimamente no paro de repetir lo que uno de mis clientes me dijo como inicio de una conversación telefónica.
    -¿Puedes hablar ahora? Es que las llamadas son muy “indiscretas”.
    Totalmente de acuerdo, la comunicación personal es superior a la comunicación oral y esta a la comunicación escrita. Sin embargo, la gran mayoría de los asuntos de cada día se pueden contestar por escrito y realizar cuando se disponga de tiempo.

  • #021
    Constestimeitor - 16 junio 2015 - 17:48

    A mí me la trae floja: yo usé, uso y seguiré usando hasta que se rompa a cachos, exactamente ese mismo contestador de la foto desde hace ya ni me acuerdo: Lo único que hay que hacer es abrirlo cambiarle una de las correas de arrastre (con los años patina), y asunto arreglado.

    Uno de los más fiables y longevos aparatos que he comprado en mi vida.

    Todo lo demás, son tonterías.

    Saludos.

  • #022
    Daniel Pérez - 17 junio 2015 - 15:29

    Estimados Srs,

    El contestador automático como tal es evidente que ha pasado a ser una tecnología obsoleta, pero no el Buzón de Voz.

    Un gran problema es que tanto en las pequeñas empresas como en las grandes, en la mayoría de ocasiones no se utiliza correctamente la tecnología.
    Cuando alguien nos llama por teléfono y por el motivo que corresponda acaba en el buzón de voz, es otra opción para facilitarle la comunicación a la persona que intenta contactar, ¿Por qué cerrar esta puerta?

    El usuario de cualquier sistema telefónico que tiene habilitada la facilidad de buzón de voz, ya sea un terminal fijo, móvil o un buzón de voz corporativo, está ofreciendo una opción muy válida al llamante, pero tiene que ser responsable del uso de esta tecnología, es decir, hay que atender los mensajes.

    La tecnología de los buzones de voz hoy ha mejorado muchísimo, en las empresas que consideran valida esta opción y que además la utilizan correctamente, el buzón de voz es una opción más para la persona que se comunica, se ofrece la posibilidad de finalizar o no la comunicación en un buzón de voz para que el usuario sea el que elije y además se integra con el correo electrónico de manera que la recepción es inmediata y muy flexible.

    Daniel Pérez.

    https://es.linkedin.com/in/danielperezbarcelonabusiness

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados