Crowdfunding, en La Noche en 24 horas

IMAGE: Le Moal Olivier - 123RFAyer por la noche estuve en la barra tecnológica de La Noche en 24 horas hablando sobre crowdfunding, un tema que no es ya especialmente novedoso pero en el que me pareció que se podía hacer cierta labor de divulgación sencilla, centrada fundamentalmente en que se entienda que no hablamos simplemente de una forma de conseguir dinero, sino que va mucho más allá.

En efecto, muchos de los proyectos de crowdfunding que estamos viendo se centran no tanto en el dinero, que obviamente es el resultado final, como en la posibilidad de alcanzar visibilidad, retroalimentación, desarrollo de comunidad, engagement o nivel de compromiso, etc. Lo que originalmente fue una forma de decir “necesito recursos y sin ellos no podré llevar a cabo este proyecto” es ahora más un “presento mi proyecto así porque sin una comunidad de backers alrededor no tendría sentido”, o porque “quiero que el mundo sepa lo que estoy proponiendo”, o “necesito saber qué demanda potencial podría haber en torno a una idea como la mía”. Visto así, que alguien con recursos suficientes para emprender un proyecto opte por el crowdfunding pasa a tener bastante más sentido, porque muchos de los beneficios potenciales simplemente no están en venta, sino que se han convertido en recursos escasos por los que los proyectos compiten. Utilizar una plataforma de crowdfunding a modo de tienda, por ejemplo, que fue objeto de polémica en su día, parece ya una estrategia relativamente asentada y en la que algunos han obtenido réditos impresionantes (el récord actual en recaudación de Kickstarter, sin ir más lejos).

Además, quise comentar, aunque me temo que no tenía una noche especialmente inspirada, bastantes más temas, como los factores críticos para llevar a cabo una buena campaña, la diferencia entre el award crowdfunding y el equity crowdfunding, los controles para evitar el fraude o el nivel de control que debe establecerse sobre estas actividades para proteger al usuario pero no ahogarlas en un marasmo legislativo. Si te interesa el tema, puedes encontrar muchos más recursos al respecto en las entradas que le he dedicado anteriormente.

El vídeo con la pieza preparada por Silvia Sánchez y con mi intervención está disponible en esta página.

11 comentarios

  • #001
    Observador - 25 junio 2015 - 14:10

    Ayer por la noche estuve en la barra tecnológica […]

    ¿Barra (de bar) tecnológica? Suena muy descriptivo. “Ayer por la noche” se puede y debe cambiar por “anoche”.

    […] se entienda que no hablamos simplemente de una forma de conseguir dinero, sino que va mucho más allá.

    Esto dependerá de para quién, no seas (o te hagas) tan (el) inocente. Ni el crowdfunding es siempre lo mismo, ni siempre funcionará, ni por supuesto se puede extrapolar a todo.

  • #002
    Gorki - 25 junio 2015 - 14:27

    Los 20 millones de dólares de Kickstarter no son nada comparado con los 720 millones de euros, conseguidos en sólo 3 días, del grupo chino Wanda, (propietario del edificio España y del 20% del Atlético de Madrid), para construir en la burbuja inmobiliaria china.

    Sospecho que en el futuro, se va a financiar por este sistema cualquier proyecto que pueda llegar a hacerse popular y este respaldado por alguien que se suponga responsable.
    Faltan mecanismos de ahorro para pequeños inversionistas. ¿Qué puedes hacer con unos ahorros de 2000 €?.

    Y si el banco te ofrece el 0,50% anual una vez descontados gastos, tiene su sentido que te embarques con pequeñas sumas, en cosas que te ofrece una buena rentabilidad en dinero, como en el caso chino, o en especie como suele ser en Kirstarter. Aunque, ya se sabe, a mayor rentabilidad, mayor riesgo.

  • #003
    Miguel - 25 junio 2015 - 18:01

    Estoy justo ahora en medio de una campaña de crowdfunding y en linkedin he contado mi experiencia hasta la fecha. Copio y pego mi reflexión sobre una ventaja clave del crowdfunding

    “2. Recibir información de usuarios (“feedback”): sin ni siquiera haber lanzado el producto o servicio ya tienes usuarios dándote opiniones. En Internet se habla mucho de la metodología “lean” o MVP (Minimum Viable Product) cuya filosofía es la de sacar el producto a la luz cuanto antes. También estamos en la era de “pivotar”, es decir, ser lo más flexible posible para poder adaptarte cuanto antes a lo que demanda el mercado. La información que recibes durante la campaña de crowdfunding te permite utilizar la metodología lean y de pivotar incluso antes de lanzar”.

    En resumen, PIVOTAR incluso ANTES de lanzar es, como concepto teórico, fascinante.

  • #004
    Garepubaro - 25 junio 2015 - 21:39

    Con el exceso de líquidez que hay en el mundo, muchisimo muchisimo dinero, eso si en forma de montañas Everest de unos cuantos, abundantes y colosales concentraciones de capital, a nadie extraña que aparezca un garabato de Picasso y se lo quiten de las manos en instantes ya por mil millones de euros … y no tienen ganas de invertir, no invierten un pimiento, no merece la pena, a no ser un eurovegas un futbolista o algo asi … la aparicion de esto del “crowfunding” habla de nuevo del oligopolio global en que se ha convertido el mundo … ahi tenemos ya los oligopolios de los grandes; Google con su Youtube y demas, Facebook, el oligopolio que es ya internet de facto …en fin cada dia un mundo mas basura, un pasito mas …

  • #005
    Antonio Castro - 26 junio 2015 - 07:24

    Existe una enorme cantidad de proyectos de Crowdfunding que fracasan.muchos de ellos consiguen unas aportaciones pequeñas que se limitan a las aportaciones de los conocidos más directos. Esto puede pasar incluso con los proyectos que gozan de un trabajo de promoción serio.

    Yo creo que es importante darse cuenta de que un Crowdfunding ha de ofrecer algo, porque nadie da algo por nada. El Crowdfunding está especialmente indicado para propuestas que a mucha gente le puede apetecer aportar su granito de arena para verlas convertidas en realidad y hacerlas suyas con todo lo que ello conlleva. Es en esas condiciones cuando no solo fluye el dinero sino que la visibilidad del proyecto aumenta y se consiguen grandes logros. En este sentido los proyectos originales, e innovadores tienen muchas más posibilidades.

    Hay una gran cantidad de propuestas de Crowdfunding que no son demasiado originales y que no ofrecen el interés del que hablo. En mi humilde opinión, el Crowdfunding no es una herramienta adecuada para todo tipo de proyectos. La originalidad del mismo es un factor determinante.

    • Peter Sword - 26 junio 2015 - 08:55

      Hola, Antonio.

      Yo creo que sí que hay muchas propuestas originales de productos/servicios atractivos. Lo que pasa es que también hay muchas que no son así y te obliga a “rebuscar” para encontrar esas pequeñas joyas.

      También te digo que (y lo he vivido a modo personal) hay un factor muy importante que es el que más afecta a una campaña de crowdfunding, y ese factor es el marketing.

      Hay proyectos fantásticos que no triunfan porque nadie sabe que están ahí, porque quedan hundidos entre tanto proyecto mediocre o de calidad media.

      En mi caso, cuando lancé mi campaña, no pude crear una campaña de marketing porque no tenía dinero. El resultado fué que nadie vio mi campaña, por mucho esfuerzo que le quisiera poner yo a mis métodos gratuitos (redes sociales, por ejemplo).

      Si tienes una buena idea, y tienes algunos fondos detrás para difundir la campaña, es probable que llegues a buen puerto. Pero si no puedes hacer marketing, lo único que te puede salvar es una carambola del destino (algo parecido a lo que le pasó a Rovio con su Angry Birds).

      Saludos.

      • Antonio Castro - 27 junio 2015 - 08:46

        Yo no he dicho que el marketing no sea importante. Es evidente su importancia. De hecho, la empresa de Crowdfunding no te va a dar visibilidad, eso tienes que lograrlo tú, pero aunque lo consigas, eso no basta.

        Si tu proyecto es para financiar algo que solo te interesa a ti, la gente no se asociará contigo.

        Yo te desafió a montar una campaña de Crowdfunding muy bien promocionada, para comprarte un buen coche.

  • #008
    Peter Sword - 26 junio 2015 - 08:48

    Interesante artículo, Enrique. Aunque te leo asiduamente no intervengo hasta hoy porque has comentado algo que hace poco me ha tocado padecer.

    Hace menos de un mes dos amigos/socios y yo lanzamos una campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter. El hecho es que fué un fracaso ya que no conseguimos más que trescientas visitas a la misma (con ese dato, puedes imaginar que no recaudamos prácticamente nada). Del poco feedback que obtuvimos, mucha gente nos decía “Pedís mucho dinero”. Yo les contestaba que el dinero que pedíamos era el estrictamente necesario para montar el negocio y toda su infraestructura, además de recordarles que entre la propia Kickstarter y los impuestos en España, el 50% de lo pedido no era para nosotros.

    Pero, aún así, me decían “pues móntalo por tu cuenta,. busca inversores privados y usa Kickstarter para darle la puntilla. Es así como se ha de usar”.

    Bien, me parece una respuesta lícita, pero entonces Kickstarter no es un “starter”, es otra cosa, tal cual comentas tú en tu artículo. Y no se trata de una crítica al sistema de crowdfunding, ni mucho menos. Ahí está y, como todo en la vida, el tiempo dicta cuál es su uso real.

    No olvido, por supuesto, el hecho de que el crowdfunding ha ayudado y ayuda a muchos emprendedores, pero es cierto que ha perdido un poco de ese objetivo inicial que tenía.

  • #009
    Enrique A - 26 junio 2015 - 09:46

    Enrique, me gustaria saber tu opinion sobre la formula peer to peer lending como desintermediacion de los prestamos desde los bancos a las empresas o particulares. Hay un menor componente social que cuando buscas financiación a traves de un modelo de recompensa o cuando buscas equity donde cuentas tu proyecto. Crees que este segmento tendrá relevancia en los proximos 24 meses por ejemplo? Gracias

  • #010
    Francesc - 26 junio 2015 - 10:11

    Hola, hablando de Crowdfounding aplicado al castigado sector de la generación de energia renovable en España, la Cooperativa Som Energia acaba de sacar esta semana la “Generación kWh”, para dar paso a una generación de gente que quiera generar de forma colectiva sus kwh de energía verde. Si los borradores de reales decretos nos quieren disuadir de autoproducir individualmente, juntándonos podremos autoproducir más y mejor. En 2 dias se han recibido ya más de 200.000€ en aportaciones. Más info en su web: http://www.generationkwh.org. Salud y buena energía.

  • #011
    Luis Miguel - 29 junio 2015 - 12:46

    Luego esta la otra parte. Entrar en un mecenazgo participar en él y que finalmente nunca vaya a ninguna parte, no se lance el producto y tu dinero quede perdido en quien sabe donde.

    Ya se ha hecho mucho ruido con estos temas en campañas concretas donde la ética se diluye en el aire. Casos donde con esos capitales se hacen proyectos que son comprados por multinacionles pagando cifras que asustan y todos los inversores no reciben mas que unas gracias, y el señor que lanzo la campaña no tendrá que volver a trabajar en su vida sin haber invertido absolutamente ni un euro, ni un riesgo, nada.

    Herramienta para emprendedores? Si. Herramienta para “espabilaos? Tambien

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados