La “nueva” discusión sobre la naturaleza de internet

Pandora music free - T-Mobile

Unos días en los Estados Unidos me están sirviendo para comprobar la dialéctica de la nueva discusión sobre la naturaleza de internet, y me resulta bastante preocupante. En realidad, no tendría por qué haberme venido hasta aquí para ello, porque está ocurriendo en casi todas partes: una forma mucho más sibilina, casi “populista” de acabar con la red tal y como la conocemos, otorgándole un aspecto de amigabilidad, de ventaja para el cliente, de “detalle que tu operadora tiene contigo para que disfrutes mejor de tu contrato”, casi una “oferta que no se puede rechazar”.

En el contrato de la operadora con la que estoy disfrutando de conectividad ahora mismo en los Estados Unidos se incluye el servicio ilimitado de Pandora, de manera que los bits que consuma de esa aplicación para escuchar música no cuentan de cara a los límites de mi contrato. Básicamente, puedo dedicarme a escuchar música todo el tiempo, sin tener miedo a consumir mi tarifa contratada. Contratos de este tipo están cada vez más extendidos, mediante fórmulas de todo tipo que incluyen desde redes sociales hasta otros servicios de marcada popularidad. En chile ese vivió esta discusión con la oferta de “redes sociales gratuitas” de algunas operadoras, en España la hemos visto con Zerolímites, la oferta de Tuenti que permitía seguir usando la red social incluso cuando los límites del contrato se habían superado. Sin duda, un tema que se está generalizando a gran velocidad.

Resulta difícil pensar que un cliente diga que no a algo así, y más aún que lo haga pretendiendo con ello defender un concepto aparentemente “abstracto” o “amplio” como el de la neutralidad de la red. Prohibir este tipo de contratos “bonificados” sería algo complicado, que posiblemente provocaría las quejas de los usuarios. En algunos casos, como el de servicios de ofrecen gratuidad o una tarifa especialmente accesible, la discusión podría incluso ser del tipo “mejor que esos usuarios tengan acceso a algo, aunque ello restrinja su capacidad de elegir, porque eso al menos los cambia de lado en el llamado digital divide“.

Cuando los conceptos generales o colectivos son enfrentados con el disfrute individual cortoplacista, parece que la naturaleza de las discusiones cambia. Pero no, no es así. La naturaleza de la discusión sigue siendo la misma: operadoras que se sienten con libertad para cerrar contratos con determinadas empresas que proveen servicios en internet, para ofrecerles una vía privilegiada, ya no en términos de velocidad de acceso – ya pocos parecen discutir aquello de “los bits son creados iguales” – sino en términos de coste. Si consumes de aquí, no lo tendré en cuenta en los límites de tu contrato.

Una posición que, de nuevo, permite a las operadoras situarse como auténticos “guardianes de internet”: si quieres que tu servicio llegue a muchos clientes, pacta unas condiciones conmigo y lo incluiré en mis contratos. A medio y largo plazo, el resultado es el mismo: la operadora privilegia un servicio frente a otros a cambio de un dinero. Si quieres competir con ese servicio, lo vas a tener complicado, porque carecerás completamente de margen para ello. No imposible, podrías crear un servicio que los usuarios percibiesen como mejor, pero tendría que competir con algo que ya viene incluido en el contrato y no te lleva a temer quedarte sin ancho de banda a mediados de mes si lo consumes.

El problema está en el cambio de papel de la operadora: este tipo de contratos son de nuevo el intento de las operadoras de aspirar a un papel que vaya más allá de ser una dumb pipe, una “tubería tonta” que simplemente transmite lo que alguien contrata. Por supuesto, la posición de “dumb pipe”, de servicio completamente comoditizado, no es apetecible para las operadoras, porque reduce su capacidad competitiva. Ellas prefieren poder sentarse en un lugar que les permita repartir privilegios, credenciales de acceso a sus cables, y cobrar convenientemente por ellos. Llevado el símil al sector eléctrico, sería como que si te compras una lavadora de marca X, su consumo de electricidad no estará incluido en la factura: de entrada, pocos dirían que no. Pero a medio plazo, no es difícil ver a dónde lleva esto: al distorsionar la competencia, el resto de los fabricantes de lavadoras no podrían competir con X, terminaríamos en un escenario de menor competencia, y los consumidores acabarían por tener menos opciones (podemos incluso especular con que la compañía eléctrica promocionase su propio modelo de lavadora y terminase por controlar también el negocio de los electrodomésticos).

No es la única amenaza. Ahora, las operadoras amenazan con filtrar la publicidad en sus contratos móviles, para aparente regocijo de unos usuarios que sueñan con conexiones no interrumpidas por molestos formatos intrusivos. Genial, suena de maravilla. Pero una vez que autorizamos a la operadora a eliminar determinados bits de lo que circula entre una página y nuestro terminal, ¿quién va a evitar que no se dediquen a filtrar otros bits, en función de sus intereses comerciales o de otros incluso más siniestros? En el momento en que la operadora pasa de ser una “tubería tonta” y pretende hacerse más lista, la naturaleza de internet sufre, la libertad competitiva que lo llevó a convertirse en lo que hoy tenemos desaparece, y las operadoras se ponen en la posición de repartir licencias a quienes ellas estimen oportuno. Un peligro mucho más real y más directo que la vieja discusión sobre si podían o no privilegiar la velocidad de determinados servicios ( o mejor, penalizar la de otros).

La nueva discusión sobre la neutralidad de la red viene expresada en otros términos, pero es esencialmente lo mismo. El mismo peligro, la misma amenaza. Vestida de seda, pero amenaza al fin y al cabo. Y va a ser mucho más difícil de detener.

 

This article is also available in English in my Medium page, “The ‘latest’ debate about the nature of the internet

26 comentarios

  • #001
    Carlos - 17 mayo 2015 - 15:59

    Wikilengua
    A menudo se confunden palabras accesible y asequible que, como se puede observar, tienen significados muy diferentes. Según el DRAE:
    Accesible (Del lat. accesibĭlis).
    1. adj. Que tiene acceso.
    2. adj. De fácil acceso o trato.
    3. adj. De fácil comprensión, inteligible.
    Asequible (Del lat. assĕqui, conseguir, obtener).
    1. adj. Que puede conseguirse o alcanzarse.
    En el Diccionario manual e ilustrado de la lengua española de la Real Academia, después de la definición deasequible, se incluye la siguiente explicación: «‘No se aplica a personas’; y así, en vez de Fulano no es asequible, dígase accesible, tratable.»
    En parecidos términos nos advierte al respecto el Manual de Español Urgente de la Fundéu:
    ASEQUIBLE. Significa ‘que puede conseguirse o adquirirse’: «Nos resulta asequible aumentar los clientes o comprar determinado coche». Es grave error confundir este adjetivo con accesible. Una persona será accesible, pero, de ordinario, no será asequible, aunque su trato sea llano.
    Por lo tanto, decir de alguien que es una persona muy asequible, significa que es fácil de comprar, y cuando en las noticias de deportes se dice que al Real Madrid le ha tocado jugar contra un rival muy asequible, lo que se está diciendo es que se puede comprar la victoria con dinero. En esos casos, el término apropiado es accesible.

  • #002
    Gorki - 17 mayo 2015 - 17:06

    Pero vamos a ver, si una operadora que solo me da un giga de descarga en el movil, de repente me quiere regalar la descarga de Pandor. No llego a encontrar ninguna razón para que se lo prohíban. Antes me han regalado un determinado teléfono y nadie se ha quejado, aunque eso haya costado la muerte de Nokia .

    ¿Qué que Spotify se queja? – Que espabile y acuerde lo que sea con las operadoras

    • Ignacio - 18 mayo 2015 - 12:40

      Que parte del articulo no has leido? No entiendes que ese regalo es un caballo de Troya?

  • #004
    Jose Rodriguez - 17 mayo 2015 - 17:48

    Hace ya años que te sigo y recuerdo tus artículos sobre que los gobiernos y grandes corporaciones, no podrían controlar Internet, por su propia naturaleza, tu mismo te estas dando cuenta de que no es así…Internet en 10 años será la nueva “caja tonta”, si, la gente será la que escoja las tonterías que quiere ver, pero tonterías a fin de cuentas.
    La web está muriendo poco a poco, hace un año casi podía vivir de mis proyectos, hoy, 3 de cada 5 usuarios utilizan bloqueadores de publicidad (ojo, están en su derecho), pero esto hace que muchos de los que nos ganábamos la vida y, al mismo tiempo, ofrecíamos contenido útil, tengamos que cerrar.
    Lo que quedará, serán canales donde el usuarios podrá consumir sus series y películas, canales de Youtube donde ver como la gente se mata o hace tonterías, los Vines y productos de fácil consumo, en definitiva, material fácil de digerir para las masas aborregadas.
    Después tendremos la otra web, la de los activistas, pero de la que se aprovechan los criminales, la Deep Web, esa web donde encontrar y traficar con literalmente cualquier cosa que se te pueda ocurrir.
    En el fondo, lo que está pasando es que se está creando otra web, pero de las corporaciones y empresas, se trata de tener atrapado al usuario, en su canal favorito, en su red favorita, con sus juegos, crear perfiles, conocerlo, manejar sus datos, venderlos a gobiernos y vete tu a saber que…nada nuevo por otra parte, el que tiene el poder quiere el control.
    En estos años he aprendido, cuando tienes 4 proyectos y mueves mas de 300.000 usuarios únicos mensuales (personas leñe…!!!), aprendes que son 4 los que quieren aprender y se implican, la mayoría busca entretenerse, pasar el rato…algunos de mis proyectos son tutoriales de producción musical y DJ, tengo tambien la mayor base del mundo de librerías de sonidos y recursos libres de derechos, pero cuando publico una noticia de humor o chorradas, te das cuenta de que se comparte 10 veces mas y ese artículo tiene muchas mas visitas…al final, mi ultimo proyecto es precisamente una web de humor, renovarse o morir que se dice, si los ingresos de esa página me permiten mantener las otras, bien venido sea, pero la lección es clara…borregos, borregos everywhere.

    • Gorki - 17 mayo 2015 - 19:04

      Debes tener muy buena opinión sobre tus tutoriales con publicidad, si opinas que por ser gratuitos y sin publicidad, los miles de MOOC hechos por todo tipo de universidades sobre todas las materias, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, la Wikipedia, ,,,, son para borregos.

  • #006
    Krigan - 17 mayo 2015 - 18:01

    Lo de filtrar los anuncios puede ser un poco peligroso para el ISP que lo haga. Tan pronto empiece, la reacción de muchas punto-com, con Google a la cabeza, puede ser banear el rango entero de IPs de ese proveedor. A ver cuánto tarda en ir a la quiebra si pretende vender un acceso a una red en la que no hay ni Facebook, ni Twitter, ni Youtube, ni Gmail, etc, etc.

    • David Rieri - 18 mayo 2015 - 14:21

      Cuanta razón!!! no duraría nada

  • #008
    Julio2 - 17 mayo 2015 - 19:27

    Exigís a las operadoras tradicionales una “neutralidad” que nunca le exigís a Google y Facebook.

    Como es habitual, Krigan amenaza con que si eliminamos la publicidad, Google nos va cortar el acceso a sus “servicios” (como se ve, la “neutralidad” es un arma arrojadiza que sólo les exijo a mis competidores y el bien del usuario nos importa un pimiento). Perfecto, entonces utilizaremos otros servicios y así nos libraremos de esa pestilente compañía que es Google.

    • Krigan - 17 mayo 2015 - 20:52

      Por algo se le llama neutralidad de red. Consiste en que la red (esa cosa que transporta los bits) debe ser neutral. Si quieres hablar de otras posibles neutralidades, adelante, pero no mezcles uvas con peras.

      Nadie te obliga a usar los servicios de Google, no necesitas esperar a que baneen tu IP para irte a la competencia.

      El problema lo tienes en que, si tu ISP filtra los anuncios, no será solo Google la que banee las IPs de ese ISP, lo harán todas las punto-com cuyos ingresos vengan de la publicidad, incluidos los competidores de Google. A ver si te crees que van a trabajar gratis para ti y tu ISP.

      Me parece que, cegado por tu rabia anti-Google, no eres consciente de lo que implica esto. ¿Acaso crees que los periódicos no iban a poner el grito en el cielo? Todo el que viva de la publicidad en Internet se opondrá con todas tu fuerzas a una cosa así.

    • Antonio Castro - 17 mayo 2015 - 21:03

      “Resulta difícil pensar que un cliente diga que no a algo así, y más aún que lo haga pretendiendo con ello defender un concepto aparentemente “abstracto” o “amplio” como el de la neutralidad de la red.”

      Enrique, acabas de poner el dedo en la llaga. Un gobierno que no se limite a su función de representación, puede estupidizar y manipular a sus ciudadanos hasta límites aún no conocidos. Tenemos algunas pistas de sesos límites porque ciudadanos de otros países han sido convencidos para autoinmolarse por razones ideológicas y aspirar así a premios postmortem estupendos. Somos capaces de tales hazañas. Basta nacer en un País determinado y nada más.

      Internet es el enemigo natural de una clase social que se ha salido de madre y que en lugar de representarnos se dedica a construir su paradisiaco ecosistema compartido con poderosos lobbies. Todo ello a costa de esquilmar el ecosistema de los ciudadanitos. Un ecosistema que se convertirá en una especie de jaula para monos a poco que nos descuidemos.

      • Gorki - 17 mayo 2015 - 21:59

        Pues sigo sin entender por qué es malo que las operadoras puedan ofrecer a sus clientes, oír música en los móviles sin contabilizar los bites descargados. Será que no soy masoquista

        • Krigan - 17 mayo 2015 - 23:08

          No es “oír música”, es ” usar Pandora”. Se le da una ventaja artificial a Pandora, colocando en desventaja a los demás.

          Ideal para eliminar competidores, y también para que los que queden le tengan que pagar el diezmo a los mafiosos.

          • Gorki - 17 mayo 2015 - 23:39

            Te repito oír música de Pandora no, de los músicos que la hayan grabado, Pandora es un intermediario como Spotify o Youtube que buscan distribuir los contenidos, pues ese es su trabajo. A mi me es lo mismo el intermediario, lo que se es que teniendo contratado un giga , no puedo oír música cuando voy en un transportepúblico, salvo que no me cuenten los bites de descarga. Que los demás busquen como llegar a mi sin que me cueste bites, como lo ha hecho Pandora.

            Repito, ¿Te parece mal que Telefonica te regale un smartphone Sony?, – Pues eso fastidia a todos los demás fabricantes de smertphone.

            Si que hilais fino. ¿Que diferencia hay entre regalar Hard, Soft (que también regalan en cantidad), o contenidos?. Son acciones promocionales del operador que benefician al usuario.

          • Krigan - 18 mayo 2015 - 00:16

            Las operadoras no “regalan” móviles de una marca concreta, sino de diversas marcas. Sony no tiene ninguna ventaja frente a Samsung, LG, o Apple. T-Mobile, por el contrario, sí que está dando ventaja a Pandora frente a otros distribuidores de música.

            Esto de promoción tiene poco. Promoción sería si te dieran algo a precio reducido. Esto no es sino el enésimo ejemplo de cómo esclavizar un mercado cuando a los abusones se les deja libertad para cometer fechorías.

            Dime, ¿cuál es la justificación técnica de esto? ¿Los bits de Pandora ocupan menos que los de Spotify?

  • #015
    Gorki - 18 mayo 2015 - 08:07

    Krigan ya se que las operadoras no regalan nada, son solo promociones para captar más clientes, Pero tampoco tienes tu razon al decir que una campaña de smartphone no desiguala la oferta de esto aparatos, quiza tienen una docena de marcas pero hay otras que no tienen con lo que priman
    a unas mientras dificultan el acceso a las otras.
    Se te ha olvidado hablar de todo el software que regalanm con ello impiden la igualdad de mercado a software que hace lo mismo pero que venden o regalan en las tiendas de App. Otra clara ayuda de unos en contra de otros.
    Los bites de Pandora son (supongo) igual de gordos que los de Spotify, si los dan es porque Pandora ha llegado a un acuerdo con Telefónica, Supongo que Pandora noo regala nada, por tanto pensará resarcirse con publicidad. ¿Que razon hay para que Spotify llegue a acuerdos similares con Telefonica, Si telefonica “regala” smartphone de Sony y de Samsung, LG, o Apple. T-Mobile etc. será , no me cabe la menor duda por que habra llegado a acuerdos económicos con ella. ¿Acaso Spotify no puede llegar a acuerdos con Telefónica porque ya está Pàndora?

    No entiendo vuestra resistencia a los acuerdos que entre compañías que benefician al consumidor final.

    • Krigan - 18 mayo 2015 - 09:46

      Aquí no están regalando ninguna suscripción premium a Pandora, ni ninguna otra cosa. Están rompiendo la neutralidad de red, que es diferente. Con Pandora, música ilimitada, no te tienes que preocupar del límite de tráfico. Con todos los demás, cuidado con no pasarse.

      Creo que es evidente que esto le da un poder tremendo a la teleco a la hora de decidir qué servicio de música tendrá éxito. No el mejor servicio, no el que le dé más ventajas a los usuarios, sino el que la teleco decida.

      ¿Por qué en Internet se ha de permitir cualquier fechoría que no se permite en las redes telefónicas? A las compañías telefónicas no se les permite decidir qué negocios pueden usar el teléfono y cuáles no. Han de prestar el servicio telefónico por igual para todos.

      ¿Te imaginas que solo puedas llamar a Mapfre pero no al resto de las compañías de seguros?

      • Gorki - 18 mayo 2015 - 10:34

        A las compañías telefónicas no se les permite decidir qué negocios pueden usar el teléfono y cuáles no
        ¿Donde se dice que por el acuerdo con Pandora, te prohiban contactar con Spotify?, Lo que afirmas es falso

        Lo único que observo que es algo que beneficia al consumidor, final y como tal, me alegro que se haga. No me cabe la menor duda d que Vodafone responderá con una ofertas parecida, por ejemplo no cobrando los bites de Spotify

        La neutralidad en la red no se rompe, la velocidad es la misma para Spotify que para Pandora,, El ejemplo que pones de Mapre es un engaño , pues nadie pone obstáculos si te conectas con la competencia. Lo más parecido, seria decir que puedes llamar a Mapre sin que te cobren la llamada, pero eso existe y se llaman números 900. Nadie ha dicho que contratar números 900, sea romper la neutralidad de la red telefónica.

        Hazte a la idea que Pandora ha contratado un número 900 con la operadora. Los demás si quieren pueden igualmente hacerlo.

        Si crees que es algo que perjudica a los usuarios, la existencia de los números 900, explícalo.

        • Ignacio - 18 mayo 2015 - 12:44

          En la situacion que mencionas Spotify ira mas lento o tendra un sobrecargo una vez superados los datos de la tarifa. Pandora no.

          Con lo cual los bits son iguales dentro de la tarifa, pero fuera de ella ya no.

          Ahora piensa una situacion en la que tu tarifa de datos es muy barata pero solo incluye 100Mb… usarias Spotify?

          • Gorki - 18 mayo 2015 - 14:17

            Cada vez os inventais mas condiciones ¿quien ha dicho Spotify ira mas lento o tendra un sobrecargo una vez superados los datos de la tarifa. Pandora no. ?. ¿Lo indica Dans en su post?.

            Imaginemos que mi tarifa es muy barata pero solo incluye 100M. Por supuesto no usaria Spotify in de pendiente de lo que g haga pandora, Tampoco usaria Pandora si me cobraran ¿Que ganaria Spotify, con ello? – Nada, ¿Que perderia el usuario final? La posibilidad de oir música.

            ¿Debemos fastidiar al usuario final, para favorecer, (no se como), a un intermediario?

            Por cierto último comentario mio sobre el tema, ya me ha aburrido

        • neoludita - 18 mayo 2015 - 13:46

          Gorki, no se sabe si el acuerdo de T-mobile es exclusivo o no. Por tanto no puedes hacer las afirmaciones que haces.

          Es probable creo yo que dicho contrato sí tenga alguna clausula de exclusividad, al menos temporal.

          Ahora bien, no me parece que esto sea un ataque a la neutralidad de la red tan grave como del que comúnmente se habla, de cobrar a los servicios por el tráfico que generan. Esto simplemente es un acuerdo comercial entre dos empresas, que, a priori no tiene por qué ser malo, pero podría serlo si T-Mobile fuera un operador más grande y más monopolista y si el contrato tuviese cláusulas de exclusividad abusivas frente a la competencia. Esto ya sería revisable por los reguladores.

      • Pedro Torres - 19 mayo 2015 - 11:34

        Hola krigan,

        Hay teléfonos de llamada gratuita, los 900.

        Un centro comercial te pone parking y si voy al centro lo pago yo.

        ¿Porque no dejar a las empresas que paguen internet?

        Internet, como la red de carreteras, sanidad o educación, es un bien de naturaleza pública, pues no es exclusivo, es decir, que el que yo entre en Internet no le impide a nadie entrar también.

        Esto acaba con un internet público de acceso libre y gratuito, que pagaremos a través de los impuestos.

        Un saludo!

        • Krigan - 20 mayo 2015 - 06:36

          Más abajo ya he dicho que no estamos hablando de un caso real. Aún así, por continuar con el argumento, a nadie se le obliga a poner un 900. Más aún, hoy día hay muchos millones de personas que tienen gratis las llamadas a fijos.

          Una cosa es dejar que las empresas paguen Internet, y otra muy distinta es dejar que unas empresas (las telecos) extorsionen a otras (las punto-com).

          La mayor parte de la Red ya no es de las telecos, es de empresas con su propia red mundial, que llega hasta Madrid, como Google, Facebook, Twitter, Amazon, Microsoft, Akamai, y Cogent.

          Empresas como Telefónica y Vodafone se ocupan de la última milla y poco más. ¿Por qué permitir que los dueños de las carreteras comarcales se apoderen de todo Internet?

  • #023
    David el Bueno - 18 mayo 2015 - 14:11

    ¡Hombre! Cuando le pasó lo mismo a la Prensa, la web era la buena, los periódicos los malos. Ahora le pasa exactamente lo mismo a la web (alguien se la merienda por la cara de manera canalla) ¡y nos alborota!
    JA, JA, JA!!!

  • #024
    Manuel - 18 mayo 2015 - 16:39

    Yo hace años, que observo en silencio y perplejo el asunto de la regulación de internet, los intentos de no-neutralidad, etc, como si la conexión de mi ordenador con el del sr X, con todas las garantías de tráfico, privacidad etc, no debieran estar ya de por si en la cuota por tráfico que pago, porque si el operador me vende una cuota con velocidad hasta 20mbits, se supone que me está garantizando en su contrato que 20mbits * 24x7x30 de transferencia que puedo alcanzar, es un acuerdo económico satisfactorio para ambos, acceda a dónde acceda.

    Pues que pongan cuotas de 80€ por adsl y viva el libre mercado, sin remilgos por su parte.

    velocidad (máxima) contratata x 24x7x30 de 0110101010, que sea música, facebook o vpn nacional o internacional, que negocien mejor con sus carriers o que trasladen el que consideren precio correcto, pero se dejen de lloreras.

    Es como si pretendieran cobrarme más por hablar con mi cuñado o dijeran que no les sale a cuenta que llame a extraños.

  • #025
    Krigan - 18 mayo 2015 - 20:14

    Tras leer las condiciones de T-Mobile, no sé yo si hemos estado hablando de un caso real. Resulta que no solo no cuentan para el límite la música de Pandora, sino la de un montón de servicios de streaming competidores, y ellos mismos sugieren a sus clientes que les indiquen más para añadirlos.

    Estarían discriminando entre bits de música y “otros bits”, y técnicamente eso es una violación de la neutralidad de red, pero no privilegian a Pandora frente a otros, a todos los proveedores de música los tratan por igual.

  • #026
    Pedro Torres - 19 mayo 2015 - 11:42

    Estimado Enrique,

    Todavía me acuerdo del post de 1GB que valia lo mismo que un apartamento, 200,000€. Era la época del roaming y los SMS a 1€.

    Internet es un servicio de naturaleza pública y un monopolio natural, como la red de carreteras.

    ¿La red de carreteras es neutral? Ello no quita que la mayoría sea gratis y una pequeña parte la paguemos por triplicado: el peaje, el rescate y el reflote.

    Mal lo lleva la industria de la distribución de contenidos cuando distribuir contenidos se convierte en cuestión de estado.

    Un cordial saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados