Apple lo hace otra vez

Apple Watch 42mm stainless steel case with link braceletApple lo ha vuelto a hacer: ha tomado una categoría de producto, en este caso una tan incipiente y tan llena de incógnitas como la del smartwatch, y la ha reinventado con un éxito total y sin paliativos. Las cifras hablan por sí mismas: TODOS los modelos del Apple Watch están completamente agotados en TODAS las tiendas de los Estados Unidos, y los tiempos de espera están ya entre las cuatro y las seis semanas.

Si quieres adquirir un Apple Watch hoy y te vas a una tienda o a la página web para escogerlo, hacer tu pedido y tenerlo en tu muñeca el 24 de abril, día del lanzamiento oficial, olvídate: no podrás tenerlo hasta aproximadamente junio. Si vives en Suiza, olvídate: tardarás más tiempo. Y eso sí, si eres empleado de Apple, podrás tenerlo a mitad de precio.

El optimismo de Tim Cook estaba más que justificado. Ninguna de las explicaciones habituales vale para tratar de minimizar estas cifras: la marca ha fabricado entre cinco y seis millones de unidades de relojes para el lanzamiento inicial, de un total encargado a fabricación de sesenta y cinco millones.

Muchos millones de relojes para el debut de un producto en una categoría que resultaba una completa incógnita, donde el competidor que dio el primer empujón mediante un proyecto de crowdfunding que rompió todos los récords, Pebble, había logrado vender en total un millón de unidades a lo largo de los algo más de dos años que han pasado desde que comenzó los envíos a clientes.

Para cualquier marca, decisiones de fabricación de decenas de millones de unidades en una categoría en la que han lanzado modelos más de cuarenta marcas y se esperan bastantes nuevos entrantes más serían una auténtica locura. Para Apple, con la experiencia que suponen los lanzamientos anteriores de productos como el iPod, el iPhone o el iPad, supone simplemente “business as usual”.

¿Cómo va a cambiar el enorme éxito del Apple Watch el ecosistema que conocemos? Sin duda, de muchas maneras. A continuación, los cinco cambios fundamentales que posiblemente veamos suceder:

  1. El reloj de muñeca era una categoría sujeta a tendencias complejas, con dinámicas de sustitución por parte del smartphone y usos múltiples (cuantificación de actividad, monitorización de parámetros de salud, etc.) en el horizonte. Una previsión de entre treinta y sesenta millones de Apple Watch vendidos tan solo durante el año 2015 dan para anticipar que nos disponemos a verlo en las muñecas de mucha gente. La amplísima gama de modelos que la marca pone en el mercado está destinada precisamente para evitar una percepción del tipo “otro más”.
  2. Preparémonos para ver cómo un gesto tan natural y asumido como el de mirar el reloj cambia su significado. Con más de mil apps aprobadas por la compañía para el Apple Watch, el gesto de echar la vista a nuestra muñeca va a dejar de significar “estoy mirando la hora” o incluso “abrevia que tengo prisa”, y pasará a ser lo que sea dentro de una amplísima variabilidad que ya no tendrá connotaciones de ningún tipo, desde consultar una notificación o recibir un mensaje, a prácticamente cualquier cosa que la creatividad de los desarrolladores de apps quieran traernos.
  3. El posicionamiento del Apple Watch tiene mucho que ver con la monitorización del ejercicio y la salud, y de hecho, un elevado número de clientes de Apple han dado el sí a la opción que la compañía ofrece de compartir sus parámetros de salud con equipos de investigación médica. No sería descabellado pensar que el hecho de que varias decenas de millones de personas llevando un control de parámetros como su nivel de actividad física o su ritmo cardíaco de manera permanente mediante un dispositivo en su muñeca pudiese suponer notables avances en la ciencia médica.
  4. Parece racional pensar que el producto seguirá la evolución habitual en la marca: en alrededor de un año, veremos una segunda edición con modificaciones que muy posiblemente afecten a su aspecto externo – es importante diferenciar visualmente a los compradores del nuevo modelo – y una gama de prestaciones nuevas y revisadas.
  5. En un plazo de en torno a dos años veremos cómo el crecimiento de las ventas se estabiliza y alcanza un plateau, mientras las ventas de otros competidores de la categoría, muy posiblemente centrados en el uso de Android, van empezando a crecer. La historia habitual en la marca de la manzana: redefinir una categoría, explotarla con notable éxito unos años, y ceder el crecimiento con bajos márgenes a otros competidores para consolidarse en un segmento alto con márgenes consistentes.

Una vez más, una compañía de electrónica de consumo se convierte, gracias al éxito radical de sus productos, en un auténtico redefinidor de tendencias, ya no en tecnología, sino en la sociedad. Mientras tratas de encontrarle explicaciones y te desgañitas pensando que “en realidad no lo quiero”, que “no es para tanto” o que “no es el mejor producto”, como posiblemente ya hiciste en su momento con el iPod, el iPhone o el iPad, puedes ir leyéndote la crítica imaginaria que Patrick Bateman, protagonista del genial “American Psycho” de Bret Easton Ellis, habría hecho del Apple Watch

 

ACTUALIZACIÓN (16/04/2015): siguen llegando datos sobre las ventas mediante el sistema de reserva. Por el momento, 2.3 millones de relojes, de los cuales el 85% pertenecen a la serie Sport y 15% a la serie Apple Watch, mientras que el exclusivo y carísimo Edition se queda por debajo de un 1%. Apple parece estar produciendo a un ritmo de entre dos y tres millones de unidades al mes. Las ventas directas en las tiendas, sin pasar por pre-reserva, no llegarán hasta el mes de junio.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Apple does it again

41 comentarios

  • #001
    jose luis portela - 12 abril 2015 - 15:28

    Si hay algo que me apasiona es la capacidad de cambiar de opinión. Yo soy de los que pensaba, que el producto no iba a tener éxito, simplemente por un tema de uso, similar a lo pasado por las google glass. Después de leer tu post, pienso que mis pensamientos pueden estar equivocados, ya que los números cantan y esta claro que esta comenzando muy bien, y también porque se que SIEMPRE hay una pequeña resistencia al cambio del cerebro que piensa con patrones pasados.

    Los motivos por los que pienso que no funcionarían son los siguientes:

    1. El reloj a día de hoy, que la hora la puedes ver en tantos sitios, se ha convertido en un complemento de moda, relativo a la forma de vestir. Hace muchos años, alrededor de 30 comenzaron los primeros relojes digitales que arrasaron, y hoy en día casi todos los relojes que veo en las muñecas son mecánicos que solo dan la hora y el día del mes. El Apple Watch, a pesar que lo han hecho elegante, creo que no compite en moda para vestir con otras marcas actuales. Dudo mucho que los que llevamos relojes elegantes los cambiemos por un reloj de estos.

    2. Estoy de acuerdo, puedes ver en la pantalla aplicaciones, pero al final las mismas que puedo ver en mi iphone y mucho mas grande y claro. No le veo la ventaja de mirar a la muñeca, vs mirar el movil. Es más creo que al final terminarán mirando el móvil de nuevo.

    En mi caso concreto, si le veo una ventaja increíble la monitorización de tu cuerpo y estoy convencido sin duda que ayudará muchísimo a la medicina. Por este motivo en mi caso continuaré con mi reloj mecánico, mi iphone y una pequeña pulsera que me mide mis pulsaciones. Estoy esperando a que algún proveedor saque una pequeña que mida pulsaciones, porque actualmente las que hay son muy grandes para lo que yo quiero llevar en la otra mano.

  • #002
    Goomer - 12 abril 2015 - 15:55

    Yo soy un convencido de las posibilidades de los smartwatches, pero a mi, que se me caía la baba con los vídeos de presentación del primer iPhone, sigue sin parecerme bonito ni llamarme la atención este iWatch. A ver qué queda después de este buzz inicial, y cuando lleguen las primeras críticas de uso…

  • #003
    Dasoman - 12 abril 2015 - 16:04

    La diferencia entre el Watch y el iPod, iPhone e iPad es que en los casos anteriores Apple realmente innovó, ofreciendo algo distinto a lo que había en el mercado. Con el Watch básicamente ha cogido la base de un Android Wear y lo ha “hecho bonito”, pero la funcionalidad es la misma (o inferior, en algunos casos).

    Mientras el éxito de los productos anteriores era innovación y marketing al 50%, en este caso es 100% marketing, porque el Watch no innova en prácticamente nada. Y recordemos que es totalmente inútil sin un iPhone, por lo que Apple sigue cerrando su ecosistema.

    Ah, y Enrique, otra de tus comparaciones me resulta difícil de digerir. Un iPod en su día era el mejor MP3 que podías encontrar, fue un paso adelante. Más aún lo fue el iPhone, cuando los smartphones estaban en pañales. Todo el mundo lo quería, yo lo tuve, de hecho. Y el iPad inventó una categoría que hasta el momento era impensable. ¿El Watch? No es un paso adelante, es un paso a un lado. No ha inventado nada, no hace prácticamente nada que no hicieran los Android Wear (salvo funcionar con un iPhone, claro). No es nada especial, como sí lo fueron sus anteriores productos. Lo único especial que tiene… es que es Apple y venderá como churros.

  • #004
    Trimeo - 12 abril 2015 - 16:42

    Como ya comentan por arriba, con el Watch, Apple concluye un viraje de estrategia que lleva varios años fraguando: de la innovación al lujo. Y a corto plazo le va a salir muy rentable sin duda.

  • #005
    Enrique Dans - 12 abril 2015 - 16:58

    #003: con todo el respeto, tu memoria se conserva muy mal. El iPod precisamente recibió todo tipo de quejas porque no era el reproductor MP3 con más capacidad de almacenamiento, ni el que ofrecía más controles, ni el que tenía mejor precio, ni al que le duraba más la batería. No tenía nada que permitiese calificarlo como “el mejor MP3”. Nada. La innovación estaba en la rueda (de la que finalmente prescindió en los últimos modelos) y en el planteamiento de sincronización con una tienda de música, el “llévate TODA tu música”, pero no era ni con mucho el de más prestaciones.

    El iPhone… mucho menos aún. ¿No recuerdas las quejas porque ni siquiera era 3G? No, no era ni el que tenía mejor procesador, ni el de mayor almacenamiento, ni el que tuviese mejor batería. La novedad era otra cosa, lo que hizo que todas las marcas intentasen lanzar su “iPhone killer”, sin éxito: un concepto de usabilidad, de tienda de apps, de metáfora de manejo, etc.

    ¿El iPad? Entre 2001 y 2004, un tablet (concretamente un Compaq) fue mi ordenador habitual. ¿Y? El iPad fue criticadísimo por no tener un teclado “como dios manda”, por no tener conexión USB… pero se convirtió en superventas durante varios años.

    El Apple Watch es idéntico. Es el primer smartwatch con orientación directa al tema salud – hasta el punto de lanzar Apple HealthKit y Apple Research para acompañarlo – y tiene cambios de usabilidad importantes. Escucharemos a cienes y cienes de personas decir que es “una cuestión de lujo”, o que “no es el mejor”, o lo que sea. Pero de nuevo se equivocarán. De parte a parte. Nos guste o no, estos tipos de la manzana mordida son MUY buenos. A lo mejor por eso son la compañía más valiosa del mundo, y la siguiente, Shell, solo tiene un tercio de su valor…

  • #006
    Alfonso - 12 abril 2015 - 17:39

    Enmi caso estoymuy de acuerdo con la entrada, han vuelto a hacerlo.
    Aunque estaré 100% seguro si triunfa la usabilidad y experiencia de usuario tanto como con los otros productos. En mi opinión es en esto en lo que realmente Apple marca la diferencia. Y para constatarlo tendré que ver a la gente usándolo yenganchándose a ello, recomendándolo, etc.

  • #007
    Ale - 12 abril 2015 - 17:50

    FACT 1: El Apple Watch está por detrás en hardware y funcionalidad (OS) que prácticamente cualquier otro reloj con Android Wear.

    FACT 2: Apple le pone el cult a cultura.

  • #008
    faregran - 12 abril 2015 - 18:37

    Leí (no encuentro la referencia. pongo las referencias de memoria) que el Samsung Gear, el smartwatch más usado del año pasado, tenía una tasa de uso continuado por debajo del 20%, muchos acaban en el cajón tras la novedad. De todos los smartwatches del mercado, sólo el Pebble parecía mostrar una verdadera utilidad, con más del 70% de usuarios manteniéndolo en la muñeca. Evidentemente, estos datos no se publicitan porque no interesan, a todos los competidores les interesa que crezca el mercado de los smartwatches, pero también es indicativo de que, como muchos analistas indican, el smartwatch es un producto cuya utilidad aún está por demostrar. Pero me interesa saber dónde cae el Apple Watch (más cercano a Android Wear que a Pebble) como indicador de mercado.

    A pesar de todo eso, no dudo que el Apple Watch se vende y se seguirá vendiendo como churros, y los competidores lo imitarán en todo. Y no dudo de que, gracias al giro a producto de lujo que está dando, muchos lo seguirán llevando aunque sea sólo como reloj no inteligente (leí que la batería en ese caso duraba hasta 3 días). Y, evidentemente, dentro de 1 año Apple sacará la segunda versión de su producto mucho más madura que la actual, como ha ocurrido con el iPod, el iPhone y el iPad.

  • #009
    astur - 12 abril 2015 - 19:05

    Perdona Enrique pero creo que hablar de Apple es algo que ya no deberías hacer en este blog, hace tiempo que pasó de ser un asunto de tecnología a ser un tema religioso. No importa lo que venda Apple, que va a tener éxito, tiene a su legión de fanáticos irracionales (no existe otro nombre) dispuestos a comprarlo y lucirlo ante el resto de fieles los primeros, y pagar cualquier cifra que pidan por desorbitada o ridicula que sea, incluso por una especie de reloj que tengan que cargar a diario en pleno siglo 2015.

    He visto gente que estan cobrando apenas el SMI, sacarse un credito confidis o similares, con intereses leonios para comprarse el iphone 6 y ahora sin duda estan buscando organizar un viaje a Burdeos organizado con varios fieles mas compartiendo gastos para poder comprarse un apple watch. Gente que no tiene ni para pagarse la calefacción (porque con 600 euros al mes en una cárnica informática, da para lo más basico de la vida), con lo poquisimo que puedan arañar va destinado a productos de Apple que sin duda no se pueden permitir y saben que tendran que sacrificar muchisimo para pagarlo, ya lo han hecho más veces y aún asi lo seguirán haciendo.

    Otros sin ni siquiera saber nada, solo por saber que es de Apple ya lo estan deseando comprar. No saben una sola feature del producto.

    Perdona que te diga y con todo el respeto del mundo, por mucho que afecte al mercado tecnológico no estás hablando de tecnología, estas hablando de otra cosa diferente, no se exactamente qué, religión, idiotez humana, borreguismo, fanatismo, moda, necesidad de reconocimiento ante la manada, algun estudio antropológico habrá al respecto con los usuarios de Apple. Pero desde luego esto no es un asunto tecnológico y creo que poca gente duda eso ya.

  • #010
    JM Robles - 12 abril 2015 - 19:13

    Por algún lado leí una definición que me gustó mucho => Apple no ha lanzado un smartwatch, Apple ha lanzado un reloj.

    Saludos

  • #011
    Gorki - 12 abril 2015 - 19:42

    El problema es, que aun sin vender los i-Watch previstos ya son historia, una etapa más superada con sobresaliente, (casi con toda probabilidad), pero ya quemada. Lo que me gustaría saber, es qué prepara Apple para cuando se estabilice, (a la baja), la venta de i-watch, pues para mantener su cotización, está obligada a dar otra campanada de marketing como han sido, (nos caiga bien o mal Apple), el iPod, el iPhone o el iPad, y ahora el Watch, o a cerrar el chiringuito, en esta desbocadaa huida hacia adelante no tien otra opción.

    Y uno en su, (corta), imaginación, no se le ocurre que pueden vendernos más gadget, salvo, (y esa es mi apuesta), los sensores y dispositivos que se necesitan para la definitiva popularizacion del internet de las cosas.

    Voto porque el próximo “gadget” que saque Apple a l mercado sea una colección de sensores y actuadores, para de una vez por todas impulsar el “Internet de las cosas”, un mercado en el que ya hay pioneros, pero nadie como Apple, capaz con su peso de redefinir la categoría y explotarla con notable éxito unos años, hasta que ceda ante la competencia que trabaja con márgenes de beneficios inferiores.

    El producto que vislumbro que va a sacar, estará muy inspirado en los smartthings http://www.smartthings.com/ , pero entendidos con la óptica Apple, mejor diseño, usabilidad, fiabilidad, abierto a una red de desarrolladores que le nusquen más utilidad en la vida practica, desdeluego dentro de su “corralito”, se necesitara un iPhone o in i Pad para coordinarlo, y por supuesto con un “precio acorde a su calidad”, o sea caro. Supongo que darán grandes pegatinas para pegar en la puerta que informen “This home is protected for i-Things of Apple” , que aleje a os posibles ladrones y que por otra parte de el “cache” que se merece un consumidor de Apple que paga más que nadie por tener seis meses antesque nadie un producto que se quedará obsoleto en dos años.

    El siguiente producto ya mi acudiendo a mi bola de cristal lo consigo mi vislumbrar.

  • #012
    Alex Bolea - 12 abril 2015 - 22:15

    Si a estas alturas alguien necesita pagar un pastón por un reloj de pulsera que vas a tener que cargar cada día y que te cuesta cinco pulsómetros de los mejores del mercado y algún teléfono incluso es que no nos hemos dado cuenta que estos de Apple no son una empresa.

    ¡Son una secta!

    Ahora al ignorar a la gente en la mesa de un restaurante dejaremos de parecer tontos todos con el teléfono. Ahora seremos tontos hablando con el relojito…

    —¡Kit, te necesito!—
    —¡No, no me necesitas!—
    —¡Que te ha fabricado Apple!—
    —Ah, entonces sí me necesitas. NO sé para qué… pero me necesitas.—

  • #013
    Daniel - 12 abril 2015 - 22:23

    Pues sí, lo ha vuelto a hacer, es lo que tiene llamarse Apple… Sus productos no son los mejores pero eso es lo que menos importa cuando se trata de tener un “reloj Apple” más que un smartwatch.

  • #014
    Mauricio - 13 abril 2015 - 00:34

    Creo que los lectores de este blog deberíamos leer detenidamente el artículo de Tim Maughan titulado ¿Qué hicimos para crear un tenebroso lago tóxico?, publicado en BBC Mundo. En dicho escrito, luego de hablar sobre el tema del impacto de la minería de las denominadas tierras raras, se hace una breve conclusión que incluye una interesante observación sobre el reloj de Apple.

    Dice Maughan:

    “Tras ser testigo del impacto de la minería de tierras raras, me es imposible ver los aparatos que uso todos los días de la misma manera.”

    “Al observar cómo Apple anunciaba su reloj inteligente recientemente, un pensamiento cruzó mi mente: antes hacíamos relojes con minerales extraídos de la tierra y los tratabamos como reliquias preciosas; ahora usamos minerales aún más raros y queremos cambiarlos anualmente.”

    “Las empresas de tecnología continuamente nos instan a comprar la nueva tableta o teléfono. Pero no puedo olvidar que todo comienza en un lugar como Bautou y en un lago tóxico terrible, que se extiende hasta el horizonte.”

  • #015
    RK - 13 abril 2015 - 08:09

    Sí, lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a sacar un producto espantoso que será comprado por el grupo de gente (tecnológicamente ignorante) responsable de que la informática se haya convertido en una cultura de postureo, de usar y tirar.

  • #016
    Antonio Castro - 13 abril 2015 - 11:27

    Estoy totalmente de acuerdo en que el éxito comercial está siendo brutal y puede ir a más durante un tiempo, pero tampoco hay que exagerar ni mostrarse demasiado eufóricos en lo que que a tecnología se refiere.

    Los cambios en el ecosistema tecnológico puede que sean muchos, pero de una trascendencia social y tecnológica mucho menor que el de los cambios que se originaron con el iPhone, o con las Tablets, porque sigue siendo un dispositivo con un montón de Apps bajo un S.O. (iOS) y todo ello con una filosofía muy similar a lo anterior, pero con un interfaz táctil de superficie muy limitada.

    Habrá Apps que solo tendrán sentido para el watch, pero este cambio lo considero como un subcambio dentro del cambio provocado por los productos anteriores no lo veo como una revolución tecnológica, sino más bien, como una gama nueva con muchas novedades.

    De momento arranca muy fuerte y la continuidad parece asegurada, pero yo dudo que su nivel de popularización se acerque al de los iPhone. Creo que hablamos de cosas con similitudes tecnológicas, pero con repercusiones sociales que yo creo serán mucho menores.

  • #017
    David - 13 abril 2015 - 11:45

    Eso, dadle a Apple vuestros datos médicos… y encima pagando. De traca.

  • #018
    Antonio Castro - 13 abril 2015 - 11:47

    #014 Tus reflexiones sobre la sostenibilidad me parecen muy acertadas, pero por desgracia a los consumidores compulsivos de innovación tecnológica no les vas a hacer cambiar de opinión en plena fiesta de euforia tecnológica. Es imposible. Me encantaría que Enrique hablara más de estos temas, pero soy muy consciente de que eso estropearía su celebración festiva por el gran logro de Apple.

    Debería imponerse un sobrecoste a modo de fianza en el consumo de estos productos, y que el usuario pudiera recuperarla al entregar el producto obsoleto para su reciclaje porque de una forma u otra, los costes causados por políticas insostenibles, siempre terminan pagándose y pueden terminar afectando a todos.

    Cuando digo a todos me viene a la cabeza las restricciones de consumo de agua que puede que tengan que imponer en Beverly Hills. Hay que aclara que no todo es por la brutal sequía. En Beverly Hills la media de gasto de agua al día por persona en septiembre de 2014 fue de 817 litros. En cualquier caso, la pertinaz sequía afecta la economía de California que es una de las principales economías agrícolas del mundo.

    En lo relativo a la sostenibilidad, estamos postergando el pago de ciertas facturas que tarde o temprano se tendrán que pagar todas juntas y con intereses.

  • #019
    Pedro - 13 abril 2015 - 12:35

    ¡¿Apple ha reinventado la pulsera imantada?!… Je je je…

    Ya me imagino lo que va a pasar… Dentro de un par de años el médico me va a recomendar un apple watch para monitorizar mi ritmo cardíaco y me voy a enamorar del susodicho. Entonces me tragaré mis palabras y reconoceré abiertamente que soy medio cyborg, como Enrique ;)

  • #020
    Mauricio - 13 abril 2015 - 15:00

    Antonio (#018), efectivamente una posibilidad sería que el comprador haga un depósito que sería devuelto cuando entregue el producto para ser reciclado al final de su vida útil. En Alemania, por ejemplo, te devuelven 0,25 euros cada vez que retornas una botella de plástico. La pregunta de fondo es en qué porcentaje pueden ser reciclados los diversos aparatos electrónicos que utilizamos actualmente y cuál sería el costo de ellos si fueran totalmente reciclables. Algunas pistas sobre esta problemática se encuentran en el conocido video titulado La historia de las cosas.

  • #021
    Alex - 13 abril 2015 - 15:01

    Por algo Apple es la empresa más grande del mundo!

    Aún no has visto nuestra guía de compras de Smartwatches?
    http://whimed.com/trends/tecnologia/smartwatches/

  • #022
    Maestre Patarran - 13 abril 2015 - 15:08

    Jajaja…
    Que buen artículo y que buenas opiniones, Maestros.
    Todas ellas.
    ;-)
    Y QUE BUENOS LOS DE APPLE.
    El viejo Steve debe de estar a carcajada limpia en su tumba:

    WHEN YOU WAS MAC… YOU NEVER BACK…!
    ;-))))

  • #023
    Krigan - 13 abril 2015 - 15:22

    Vaya por delante que en su día ya me equivoqué, y no le di al iPad la importancia que merecía, pero sigo pensando que esto de los smartwatches va a tener un éxito limitado, básicamente gente que hace alguna clase de deporte o ejercicio.

    Si de todas formas vas a tener que llevar el móvil encima, ¿para qué un smartwatch?

  • #024
    Manuel Matos - 13 abril 2015 - 15:30

    Una pregunta Sr. Dans: Usted se va a comprar el reloj ? Saludos,

  • #025
    Enrique Dans - 13 abril 2015 - 15:58

    #024: ¿Yo? No creo… piensa que llevo muchos años sin iPhone, usando un Android tras otro, de manera que cambiarme ahora supondría entrar en una tienda Apple y dejarme, entre el iPhone y el Apple Watch que me gustarían por configuración, alrededor de unos dos mil euros. Gastarme dos mil euros en una tienda y salir sin un ordenador bajo el brazo… ¡qué quieres que te diga, me cuesta imaginar que mi directora financiera particular me lo apruebe!!! :-)

  • #026
    Fernando G-Q - 13 abril 2015 - 16:06

    Me parece curioso que nadie haya mencionado aún la que posiblemente será una característica fundamental en la expansión de su uso: el poder realizar un PAGO directamente en un TPV (vía ApplePay) sin necesidad de sacar la cartera ni tan siquiera el iPhone, simplemente acercando el reloj al lector NFC.

  • #027
    Martin - 13 abril 2015 - 16:16

    Es verdaderamente bueno y útil para los que usamos el iPhone. Y creo que me estoy haciendo iPhone-dependiente, pero bueno el día que saquen el A-Watch no solo con lector de pulso sino del azúcar entonces no dudare en comprarlo.

  • #028
    Inzitan blog - 13 abril 2015 - 16:45

    Apple basa todo su éxito en la experiencia del usuario. Cualquier que haya usado uno de sus productos se da cuenta que nunca ha experimentado esa agria sensación de que le han vuelto a “vender la moto” (otra vez). Apple no redefine un producto, lo hace tal y como haberse hecho desde un principio y nadie supo, quiso o pudo hacerlo antes. Así de simple.

  • #029
    Mantish - 13 abril 2015 - 17:53

    Creo que los productos de Apple se han convertido en un símbolo de estatus. Tal vez siempre lo han sido, pero en los últimos años está ha sido su principal cualidad.
    La principal razón de compra de cualquier cosa Apple es poder mostrarla.
    Los relojes y los carros son los productos perfectos para Apple y serán un éxito en ventas.

  • #030
    Alfonso - 13 abril 2015 - 18:56

    Acaba de salir un estudio que se me antoja bastante fiable y estima las pre-orders totales en cerca de 1 millón

    http://techcrunch.com/2015/04/13/apple-watch-u-s-pre-orders-hit-1m-on-launch-day-says-data-firm/?ncid=rss&utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+Techcrunch+%28TechCrunch%29&utm_content=FaceBook#.dvdhxq:G3SS

    No es una cifra nada envidiable (casi igualaría las ventas de Pebble en 2 años sin haber aún salido), pero se aleja mucho de los 4 o 5 millones, que sí me resulta algo más disparatado, no habiendo aún un caso de uso claro para el dispositivo (aunque, en su esencia, creo que los SmartWatches sí tienen sentido y tarde o temprano habrán apps buenas que los exploten y la gente los comprará).

  • #031
    Mauricio - 13 abril 2015 - 21:31

    Krigan (#023), yo también era escéptico con respecto al iPad, pero cada vez me queda más claro que las brillantes estrategias de mercadeo utilizadas por Apple a lo largo de varios años han logrado convencer a un grupo suficientemente amplio de gente como para crear un efecto cardumen que es capaz de poner de moda cualquier dispositivo que fabrique dicha empresa. Sony Vaio TX, Microsoft Surface, Samsung Gear S son ejemplos de productos mejores que sus equivalentes de Apple pero que no recibieron el favor del mercado sencillamente porque no fueron fabricados por la empresa de Cupertino.

  • #032
    Felix Abalde - 13 abril 2015 - 21:39

    Tecnológicamente no es superior, tal como tu, Enrique, dices en #03, sin embargo, la orientación a cuantificación me parece fundamental. Quizá Apple sabe encontrar el “foco” que realmente interesa al gran publico. Y no tanto ofrecer mil posibilidades.
    Como deportista se cuanto interesan las estadísticas a los amateur.

  • #033
    Sergio - 14 abril 2015 - 00:02

    A mi me encanta todo de Apple sus diseños son hermosos y la funcionalidad me basta

  • #034
    Krigan - 14 abril 2015 - 03:20

    #31 Mauricio:

    Se tiende a poner mucho énfasis en lo bueno que es el marketing de Apple, y verdaderamente lo es, pero por sí solo no explica la realidad. Lo cierto es que la mayor parte de la gente nunca o casi nunca hemos comprado un producto de Apple, y sin embargo usamos PCs con interface gráfico, móviles táctiles, y tablets.

    Apple sí es una compañía innovadora, y muy enfocada a la experiencia del usuario. Y además tiene un marketing muy bueno. Esos son sus grandes valores, los 3. Son necesarios los 3 para entender lo que ha sido la historia de Apple.

    ¿Popularizará Apple el smartwatch? Ya se verá. Sus grandes éxitos del pasado están ahí, pero también sus relativos fracasos, esos productos que tal vez se vendieron bien, pero que no revolucionaron el mercado, como el Apple TV.

    Entretanto, sigo sin ver para qué quiero yo un smartwatch. Pero claro, escribo esto desde un tablet, y lo del iPad tampoco lo vi :-)

  • #035
    yolanda cediel cattoni - 14 abril 2015 - 07:07

    Yo creo que ha llegado un momento que los árboles no nos dejan ver el bosque. Saludos.

  • #036
    Santiago Tazon - 14 abril 2015 - 07:27

    Estimado Enrique, muy interesante tu análisis sobre la incipiente llegada del nuevo producto Apple que revolucionará lo cotidiano. Sólo comentar que me hice demasiadas ilusiones con tu promesa final de una review a cargo de Patrick Bateman. Yo que devoré el libro de Easton Ellis en su día recuerdo lo innovador que suponían sus descripciones obsesivas de productos de consumo: la ropa, los complementos o incluso las bebidas hasta el último detalle para que nunca desentonaran con el nivel de sofisticación de Patrick y su entorno. ( dedicaba un capítulo completo a describir un disco de Genesis) Pero el link no cumplia tan abultadas espectativas. En todo caso mi satisfacción por mencionar una novela que fue en cierto modo precusora de lo que vino a llamarse ” blank fiction” por presentar anti-heroes extremos carentes (blank en el sentido de void) por completo de valores hasta lo inverosimil.

  • #037
    Pablo Roca - 14 abril 2015 - 16:30

    Es un éxito sin paliativos, le duela a quien le duela o quiera hablar de religion, fanatismos o lo que le venga en gana.

    El tiempo dirá si la categoría se consolida. Y los demás fabricantes? .. a remar detrás de Apple, como han hecho casi siempre.

    Yo a pesar de ser desarrollador de iOS no me lo voy a comprar, como tampoco tengo un iPad que no me hace falta. Prefiero esperar a la segunda generación de Apple Watches que espero que sean autónomos del smartphone.

    Si tengo que hacer un proyecto en Apple Watch? . pues que lo compre mi empresa o el cliente que quiera dicha App, así de simple.

  • #038
    Luis - 14 abril 2015 - 18:08

    El producto hoy en día no aporta valor propio alguno. Es un mero intermediario. Un producto de moda que se pinchaara tan rápido como se ha inflado por el “efeto” Apple. Espero que esto sea así a no ser que cambie la naturaleza con la que ha sido planteado.

  • #039
    majarete.com - 15 abril 2015 - 05:40

    En muchos de los comentarios se nota cierta rabia o molestia porque Apple haya lanzado un reloj. Incluso llegan a llamar tontos e ignorantes a los que podemos y pensamos comprarnos el reloj. Ese tipo de personas a todo lo que hace Apple le buscan diez mil errores y fallas. Pero con todo, Apple siempre se abre campo. Y aunque duela reconocerlo, casi todo lo que hace la empresa se vende y la gente le gusta. Y es que definitivamente hay personas que quieren ir en contra de la tendencia.

    El reloj está caro, pero nadie está obligado a comprarlo. Es solamente para aquellos que quieren y pueden comprarlo. No es una necesidad tenerlo. De tal manera, dejemos que cada quien haga su decision sin entrar en juicios personales, ni catalogarnos como gente no pensante. Pero una cosa sí que es cierta:Apple marca tendencia. Desde que esta empresa dejara entrever hace años que lanzaría un reloj, ya otras empresas se le adelantaron y han tirado diferentes versiones de estos relojes, pero todo ha pasado sin pena ni gloria. Ahora Apple saca su reloj y el mundo está arrodillado esperando que esté disponible. Es como la canción de Ricardo Arjona:”Hay…como duele, como duele.”

  • #040
    Mauricio - 15 abril 2015 - 11:25

    Majarete (#039), estoy de acuerdo en que no caben generalizaciones injustas sobre la gente que compra tal o cual producto, pero mantener una actitud crítica ante las empresas siempre es importante. Por ejemplo, mucha de la ropa que nos ponemos o de los alimentos que comemos son fruto del trabajo de gente pobre que recibe sueldos miserables y a casi nadie le importa saber quiénes están detrás de esa explotación.

    Apple es una empresa que cautivó a la gente con su lema “Think different” y se convirtió en una alternativa para aquellos que rechazaban las prácticas monopolísticas de Microsoft. En los últimos años, sin embargo, Apple ha dejado de tener ese espíritu alternativo y se parece cada vez más y más a aquello que originalmente rechazaba. En realidad, quienes veían con cierto aire de superioridad a los demás eran los que estaban dentro del universo Apple. Lo contrario es relativamente reciente y empezó con la progresiva pérdida de relevancia de Microsoft y la consolidación del sistema operativo Android en un mundo donde los teléfonos inteligentes y las tabletas empezaban a ser cada vez más importantes.

  • #041
    julen - 16 abril 2015 - 09:48

    Hola Enrique. La frase “sin paliativos” está mal usada cuando va acompañado de un sustantivo de connotación positiva (típicamente “éxito”). Los paliativos se aplican a lo doloroso (en periodismo deportivo es típica la “derrota sin paliativos”).
    Un saludo

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados